Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Eros Mornigstar, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1936)
 
Roku Ginshô (1051)
 
Fuji Raikomaru (1023)
 
Sigrun Vinter (917)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Elith (546)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Lun Ago 25, 2014 4:05 pm

Esa maldita… esa… tsk… ¡ESA DESGRACIADA HORRIBLE ESPANTOSA CARA DE EXCREMENTO DE RAREMON TRASERO GORDO PATADAS DE MAMUT TABLA DE PLANCHAR OJOS DE MADERA PUTREFACTA INUTIL Y ESTUPIDA ARAÑA YA COLMO LO QUE ME QUEDABA DE PACIENCIA! –Fue lo que grite a todo pulmon apenas esa estúpida araña se atrevió a quitarme mi Digivice- ¡AAAHHHH!

Pude sentir como mi garganta se desgarraba con mis gritos de rabia; pude sentir como mi mente se nublaba con todos mis pensamientos caóticos y sádicos sobre como matar a Arukerimon de formas lentas y dolorosas; pude ver en mi mente todo mi pasado, no mi vida… mi pasado… mis momentos de asesinato… momentos de los que no me enorgullezco pero que extrañamente me causaron una gran felicidad… je… era divertido… ver las caras de sufrimiento de mis victimas y de las victimas de Cerberusmon. Era extraño… momentos así que no recordaba… pero que eran dignos de recordar… como cuando conocí a el verdadero lado de Cerberusmon… una bestia sedienta de sangre que me causo mi cicatriz… así como el momento en que asesine a mis padres para poder vivir la libertad… si… esos momentos son bellos pero no los recuerdo… ¿Por qué será?... ¿acaso me estoy dejando guiar por una luz que no me deja ver mi pasado oscuro?... quizás sea así pero… ¿Por qué no puedo desatar mi oscuridad?... ¿Por qué justamente ahora tengo que sufrir este castigo por parte de la luz?... acaso… ¿acaso tengo que morir encerrado por que así estaba escrito?... je… si fuese así… no me sorprendería.
Aun así, no quería morir… simplemente no iba a morir de este modo… por lo que cerré los ojos y tome otra piedra del suelo… esta vez no iba a molestarme en lanzarla para evitar a los Dokugumons… simplemente iba a golpearme con la piedra hasta quedar totalmente inmóvil… después sería cuestión de pedirle a Cerberusmon que me asesinara… je… no pienso morir en manos de una araña que no sabe lo que es la siesta de belleza… no… simplemente… quiero desafiar al destino y moriré en manos de mi amigo y de nadie más… no me importa que tenga que hacer… no dejare que esta luz me mate en manos de gente como esta.

(¿Estás conforme con morir?) –escuche una extraña voz y después abrí los ojos, para verme a mí mismo de niño… pero cuando aún no había escapado- (¿quieres morir así?... ¿en manos de una araña vil y cruel?... ¿te sientes feliz de ver a Cerberusmon sufrir?... el jamás querría hacerte daño… y lo sabes…)
(Pero… ¿Qué opción queda?... simplemente no se qué hacer… con esta estúpida luz que me guía por la senda de la muerte… ¿realmente puedo escapar?) –caí arrodillado con la mirada baja mientras que sentía mi cuerpo petrificarse por la indecisión de si morir o no…- (¿Por qué estás aquí?)
(No has sido guiado por una luz... fuiste guiado por un camino iluminado… no es lo mismo que la luz real… escúchame… somos la misma persona y los dos sabemos que la oscuridad es nuestro camino… nos movemos sin ver… somos seres nocturnos) –abrí los ojos levemente al escuchar eso ultimo… ¿seres nocturnos?- (Cerberusmon es un digimon nocturno… un demonio… así como nosotros… ahora enséñale a esa araña que nadie se mete con un demonio y sale vivo para contarlo)
… (Gracias…) –Me levante lentamente y me acerque a Cerberusmon, sin dignarme a voltear para ver si algún Dokogumon estaba por atacarme- Cerberusmon… -me acerque y le sujete un cuerno, acercándome a su oído- ¿recuerdas… que siempre te digo que jamás nos conectemos más de lo que el digivice permite?...
Si… ¿Por qué? –Cerberusmon pareció sonreír internamente y me observo- ¿Qué planeas?...
Lo de siempre amigo mío… lo de siempre –sonreí levemente, con total expresión de confianza en mí mismo, después acaricie la cabeza y me voltee hacia el lugar donde mi digivice hacia sido arrojado, seguramente con Arukerimon escondida en esa dirección- escúchame vieja estúpida… ¿sabes porque se me considera un demonio?... –sonreí con total maldad mientras apretaba mis puños- ¡POR QUE SOY EL UNICO HUMANO QUE FUE AL INFIERNO SIN TENER UN COMPAÑERO DIGIMON Y VOLVIO DEL MISMO! ¡CON LA SANGRE DEL REY Y REINA! –me rei casi maniáticamente mientras enseñaba mis colmillos- ¡Y DE ESE VIAJE OBTUBE UNA CONEXIÓN TOTAL CON LOS DEMONIOS! ¡Y ESO TE LO DEMOSTRARE CON EL GUARDIAN DEL TARTARO! ¡CERBERUSMON…! –pude sentir los gruñidos de Cerberusmon, y no hiso falta que me volteara para saber que sus ojos, los de todas sus cabezas, se habían agudizado de tal modo en que se notaba su salvajismo; entonces murmure de forma audible…- Inferno Gate… ¡JULITO! ¡TORITO! ¡SUJETENSE!

Dicho eso, Cerberusmon sujeto con la cola a Wizardmon, así como yo salte y sujete a Farah; mientras que los ojos de Cerberusmon se volvían aun más agudos, a tal punto en que lanzo un gran rugido al cielo mientras sus cabezas se abrían como si también estuvieran rugiendo con fuerza. En ese instante sentí la mente de Cerberusmon conectada a la mía… nuestros pensamientos se mesclaron los unos con los otros… nuestras ideas chocaron borrándose pero al final… quedo un solo pensamiento entre los dos… algo que ambos deseábamos con toda nuestra alma en ese preciso instante: matar a Arukerimon. Una vez que nuestros sentimientos se conectaron, pude sentir como en el suelo a nuestro alrededor se abría un gigantesco agujero negro que comenzó a absorber absolutamente todo a nuestro alrededor; desde la neblina que nos impedía ver hasta las rocas que estaba cerca del lugar, así como un par de telarañas; seguramente con sus arañas confusas de saber lo que ocurría

¡ARUKERIMON! ¡DEJAME DECIRTE QUE SI LLEGAMOS A DEJARTE VIVA! ¡ACOSTUMBRATE A LA IDEA DE SER USADA POR ESAS OTRAS ARAÑAS PARA REPRODUCIRTE POR QUE CUANDO ENTRES AL DARK AREA CON CERBERUSMON! –sonreí con maldad mientras todo a mi alrededor se aclaraba- ¡NO PODRAS ESCAPAR NI EN UN MILLON DE AÑOS!

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Sáb Sep 13, 2014 3:11 pm

La Arukerimon miró con miedo la puerta que se abría en el suelo. Sin duda estaba asustada, pero se calmó lo suficiente como para lanzar telarañas hacia lo más alto de las palmeras y sujetarse con esfuerzo. Pudiste ver que un montón de Dokogumon eran absorbidos por la puerta sin remedio, pero Arukerimon se había cerciorado de sujetarse bien con las telarañas. Vuestros compañeros se sujetaron todo lo posible para evitar caer a la puerta a los infiernos, que se llevó la neblina y de la cual salían lamentos: no se sabía si provenientes del infierno o de los DoKogumon que habían caído allí. De nuevo el lugar se quedó despejado y ya no podía atacaros por sorpresa, así que Arukerimon esbozó una expresión de sumo enfado. Aún así, estaba vencida y escogió la opción más inteligente en su situación; usar sus telarañas para huir de allí lo más rápido posible.

-¡Eso, vete, vieja decrépita!-exclamó Farah, que aún estaba siendo sujetada por ti. Cuando la dejaste en el suelo, comenzó a hacer un bailecito por la (tu) victoria.

Julito y Torito ayudaron al Wizardmon a quitarse la telaraña. El mago hizo un gesto de asco supremo por haber tenido esa apestosa telaraña cerca de su cara.

-Deberíamos ir a ver a Togemon, y decirle que el peligro ha pasado-se limitó a decir, con voz desganada.

-¡Siiiiiiiiiiiiii!¡A lo mejor nos da algo como recompensa!¡Alguna hermosa joya quizás!-exclamó Farah.

Julito fue el primero en ponerse a caminar y añadió:

-Con que nos permita descansar, está bien-notabas que hacía un rictus de dolor. Sin duda lo necesitaba. Torito se acercó y le preguntó si estaba bien. “Torito puede llevarte” añadió. Pero Julito hizo un gesto que parecía decir que ni de broma accedería a eso, y siguió caminando. Pudiste oír que entre gruñidos te agradeció.

-Buuu, Julito es muy serio-dijo Farah algo fastidiada. Torito rió. Viste que el musculado digimon lloraba también. Sin duda había sido demasiadas emociones para ellos. Habían perdido a un compañero, pero al menos, su último deseo estaba cumplido porque Torito estaba a salvo.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Dom Sep 14, 2014 6:44 pm

Suspire de alivio una vez que todo el peligro había pasado… sin duda fue una situación muy tensa la que ocurrió… para comenzar; lo primero que hice fue detener a Farah con su baile… sinceramente; el que este cansado y tenso no significa que me voy a relajar con un baile… menos si es Farah quien lo hace. No digo que ella baile mal, pero creo que hay cosas más apropiadas para estos momentos… en especial con el tipo de persona que soy. Lo segundo que hice, fue acercarme hasta donde vi volar mi digivice para verlo pegado en una telaraña; la cual destruí para recuperar lo que es mío, además del bastón de Wizardmon de paso. Realmente me da algo de asco pensar que mi digivice estuvo en contacto con esa telaraña pero… bueno, en el fondo me da igual; después de todo, yo eh sido bañado en sangre de gente peor que yo asique no le veo muchos problemas. Lo siguiente que hice fue respirar tranquilamente… observando como Cerberusmon volvía a su forma Rookie, Labramon. Realmente fue un momento muy agitado… y perdimos tiempo… demasiado tiempo para mi gusto pero supongo que ahora que Arukerimon sabe a lo que tendrá que enfrentarse si llega a molestarnos de nuevo… supongo que puedo mantenerme tranquilo al menos por unas horas.
Lo bueno de todo esto fue que… en sí, conseguimos aliados nuevos… si es que Julito y Torito pueden considerarse aliados… porque yo los veo más como… “amigos”. Claro que no diré esto en voz alta… no tengo tiempo para amistades cuando estoy en medio del trabajo; y hablando de trabajo… debería de enseñarle otra lección a Farah con respecto a ser un mercenario más o menos decente. Apenas pude, me acerque a Farah mientras íbamos de regreso al oasis con Togemon, y entonces le sujete una de sus colas y la jale con toda la fuerza que pudiera tener; ignorando cualquier intento de calma que me dijera Labramon, y realmente no puedo decir que no intento calmarme verbal y físicamente; je, creo que se olvido que cuando es Labramon no tiene tanta fuerza como cuando es Cerberusmon.

Nueva lección del mercenario, Farah –la observe mientras le jalaba la cola y caminaba; casi “arrastrándola”- los mercenarios no hacemos NADA gratis a menos que salga de nuestra buena voluntad; asique esto que hicimos… ayudar a Togemon, a Torito y Julito, no amerita ninguna recompensa… si nos hubieran contratado para hacerlo, no tengo quejas; pero algo que vino de buena fe no tiene por que pedir algo a cambio
Haaa… ¿en serio hay que ser tan violento para enseñarle eso? –La verdad no, pero nunca desaprovecho una oportunidad para agredir a un felino-
Eso no importa Labramon… la idea es que Farah aprenda… y ella está muy cerca de ser un caso perdido… si no aplico la rudeza extrema, no aprenderá al fin y al cabo –dicho eso, solté a Farah y continúe caminando hasta llegar al oasis de Togemon- buenas noticias Togemon… Torito no destruirá el oasis; y esa araña decrepita se largo y dudo que tenga la tan mala idea de volver para enfrentarnos de nuevo
Por cierto… ¿podrían quedarse Torito y Julito?... están muy heridos y no tienen un hogar… vamos… ellos podrían cuidarlos… Torito es un digimon bastante fuerte, y Julito muy inteligente… podrían ser los guardianes del oasis y ustedes a cambio pueden tratarlos como a una familia… -Labramon sin duda es bastante compasivo- al menos… hasta que Julito se recupere, no creo que Torito tenga muchos problemas para descansar
… en el fondo… saben que los necesitaran para el futuro y que no pueden enojarse con ellos… solo eran digimons confundidos y solitarios que buscaban un hogar… y aunque no lo encontraron del buen modo… todos merecen una oportunidad de tener un hogar y una familia –observe a Torito y Julito unos momentos- y ellos estarán bien aquí… solo necesitan la ayuda y cariño apropiado… ellos son buenos; pero si los tratan de forma agresiva… ellos responderán del mismo modo

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Dom Dic 21, 2014 4:51 pm

Farah emitió un maullido cuando la agarraste de las colas, e hizo un gesto de disgusto al oír que no tendría joyas como recompensa. Sin duda era una gatita algo codiciosa, pero aún así se limitó a obedecer, aunque con gesto de resignación. El Wizardmon te susurró: "Gracias" cuando le devolviste el bastón.

Togemon os esperaba andando de allá para acá, bastante preocupado, al parecer. Su gesto se tornó alegre al oírte decir las buenas noticias, aunque Farah protestó porque esa sonrisa no hubiera surgido de veros sanos y salvos. Además, el rostro de Togemon era un poema al oír que pretendíais que se quedasen, y por un instante parecía que iba a deciros que no, que no tenían lugar, pero una de las Palmon se adelantó y añadió que tenías razón al decir que sin ellos no podrían sobrevivir. Un oasis, al fin de al cabo, es la joya más preciada de un desierto. Togemon finalmente accedió y os invitó a pasar la noche en el oasis para que recuperaseis fuerzas. Inclusive las Palmon hicieron una fogata con ayuda de Torito y bailaron para vosotros, a lo cual se unió Farah. Notaste que Julito la miraba mucho. Lo cierto es que os trataron como a héroes y fueron muy serviciales, incluso Togemon parecía de buen humor.

-¡Bien está lo que bien acaba!¡Aunque nosotros no hemos acabado, precisamente!-exclamó Farah, meintras salíais del oasis a la mañana siguiente-¿¡Cuando se supone que veremos todas esas riquezas!?¡Eh, Wizardmon, tienes que llevarnos!

Wizardmon os miró y preguntó si de veras queríais entrar ahí. Sin embargo no hizo falta ni que respondieras porque el digimon respondió:

-Yo no me hago responsable de lo que os pueda ocurrir allí dentro.

Caminando os percatasteis de algo alarmante. Wizardmon, aunque iba marcando en la arena el lugar por el que habíais caminado, parecía confuso. No podíais culparle de que simplemente se hubiera perdido porque, repentinamente notasteis que el desierto se volvía oscuro y que la arena se ennegrecía, además de que olía a azufre y la temperatura empezó a subir alarmantemente. La arena parecía cemento fresco y os sentíais repentinamente cansados. A lo lejos, visteis un grupo de caminantes que se balanceaban cansados como vosotros.

-¡No me lo puedo creer!-exclamó Farah. Al parecer ella acababa de verlos. Tú también pudiste ver algo más que sus siluetas y te percataste de que esas personas érais vosotros. Tú y Labramon caminábais hacia vosotros-¿¡Tienes hermanos gemelos!?

Off:Puedes describir cómo pasaste la noche en el oasis, cómo fue la fiesta y tal si te falta material :3
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Dom Dic 21, 2014 7:51 pm

Por un lado me sentí bastante feliz al saber que Torito y Julito fueron aceptados en el oasis como sus nuevos protectores… realmente no sé qué me pasa pero cuando veo a alguien sin hogar siento la necesidad de ayudarlo a como dé lugar; al menos por un tiempo. Aunque por otro lado; volví a mi actitud de siempre cuando Farah comenzó a hablar… realmente esa gata no parece aprender; pero a la vez sí lo está haciendo… aun no sé cómo logra hacer algo como eso. En fin; en agradecimiento a que salváramos el oasis; los residentes nos invitaron a pasar la noche, lo cual implico una sola cosa: fiesta. La fiesta estuvo bien… eso creo, la verdad es que yo salí del oasis un poco para apartarme de todo ese ruido molesto que hacían todos con la música. Pero mientras salía pude ver como Julito observaba a Farah mientras esta acompañaba a las Palmons y a Torito en su baile… quizás lo pico la mosca del amor o alguna tontería como esa. En fin, cuando salí del oasis; Labramon me acompaño, el estaba unido a la fiesta pero quería saber si yo me encontraba bien… la verdad es que no se si estoy bien o mal. Yo simplemente me quede observando el cielo un momento esperando a que me dieran ganas de levantarme.

Oye Scott… ¿no quieres unirte a la fiesta?... no tienes que bailar; quizás solo comer algo… -Labramon me puso una pata en el hombro esperando animarme- se que las fiestas no son lo tuyo pero al menos come algo y has acto de presencia; si no podrían ofenderse o algo… y no queremos eso ahora
Lo se Labramon pero la verdad es que no tengo humor de fingir que me divierto… solo… quiero sentarme aquí y sentir que hice lo correcto con el sentimiento de que me preocupe realmente por mi vida –cerré los ojos y respire profundamente mientras que Labramon se retiraba- por cierto… si ves a Julito; dile que se dé prisa en invitar a Farah porque si no se le ira el tren –comente con cierta ironía y gracia-

El resto de la noche fue como lo supuse; mucho baile, música, comida y mas baile todavía… si no fuera porque no había alcohol; creo que nadie habría pasado más de las 2 de la madrugada. Fuese como fuese, me desperté tan pronto como comenzó a amanecer; asique me di prisa y Salí de mi tienda de campaña; para ver sorpresivamente a Labramon despierto junto con Wizardmon. Me gustaría decir que Farah se encontraba con ellos pero la cruda realidad es que esa gata mimada estaba más dormida que un oso en invierno. Afortunadamente no “parrandeo” lo suficiente como para no levantarse.

Salimos pronto del oasis; sin despedirnos ni nada, otra cosa que los mercenarios hacemos es no despedirnos. Decir “adiós” suele ser doloroso y emotivo; y ya que somos gente que trabaja por dinero, no tenemos mucho tiempo para sentimentalismos innecesarios. Fuese como fuese, a medida que avanzamos por las arenas del desierto; Farah comenzó a hablar, a lo que le tuve que jalar de las colas, pero igualmente Wizardmon se digno a responderle a la gata mimada. Evidentemente él no se haría responsable de cualquier cosa que pudiese ocurrirnos dentro del campo por el que estábamos por entrar. Yo no le di importancia; comparado con mi vida, entrar a un desierto sería lo más seguro y con más probabilidades de supervivencia que podría hacer en mi existencia; pero pronto me di cuenta de que este desierto tenía algo muy diferente.

De pronto las arenas se volvieron oscuras y el calor comenzó a ser más y más sofocante que antes. Con cada paso que dábamos sentía como más me pesaba el cuerpo como para seguir avanzando; pero teníamos un trabajo que hacer y simplemente no dejaría que una pequeña ola de calor nos detuviera. Fue así como nuevamente Farah abrió la boca… pero esta vez para hacer un comentario más o menos decente. De una colina aparecieron varias siluetas extrañas que imitaban nuestros cansados pasos a un ritmo muy similar… casi exactamente el mismo diría yo. No sé si era una broma pesada o no; pero era claro que algo estaba ocurriendo, y todo quedo más claro cuando vi como una especie de clon mío y de Labramon comenzaban a caminar hacia nosotros. Realmente no estoy seguro de que estaba ocurriendo en este desierto, pero seguramente a esto se refería Wizardmon… je… curioso… muy curioso.

Hermanos tengo Farah, pero gemelos no –comente mientras seguía avanzando lentamente junto con Labramon- y Labramon es único; asique el tampoco tiene hermanos gemelos… y de tenerlos, estaría con ellos y no conmigo
Señor Wizardmon… ¿usted sabe que está ocurriendo? –Labramon observo a Wizardmon algo confundido- ¿esto es una prueba o algo por el estilo?
Sea lo que sea Labramon… te aseguro que si intentan algo extraño; los destruiremos sin el menor de los problemas

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Vie Feb 20, 2015 7:08 pm

-Probablemente uno de los guardianes de la pirámide quiera ponernos a prueba. Lo bueno del asunto es que estamos cerca, muy cerca, de llegar a este destino-el Wizardmon se puso en guardia-Quizás se trata de un hechizo creado por un digimon... o quizás simplemente estamos desmayados en el suelo, presas de una insolación, y todo esto sea imaginación tuya.

Ahora que lo decía no veías a Farah por ninguna parte. Y para colmo, las figuras se quemaron hasta formar una especie de león brillante de fuego que corría a vuestro alrededor. Cuando volviste a mirar, Wizardmon no estaba, pero su voz se deshizo y se escapó de tus oídos como la arena de las manos.

-Quizás debas hacer que este calor pare... aunque dudo que puedas hacer nada. Pronto este golpe de calor os matará.

Las llamas que os rodeaban, formaron a un Flaremon.

-Si no podéis sobrevivir a mi calor, no merecéis siquiera ver la pirámide. ¡Luchad, o más bien intentadlo!

Ciertamente, notabas que tu mente estaba llena de humo, y aunque podías pensar, tus sentidos, reflejos y pensamientos, iban lentos debido al yunque que aquel calor se cernía sobre tus hombros.

De alguna forma sabías que si no vencías a Flaremon, o hacías parar el calor, moriríais.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Sáb Feb 21, 2015 11:59 pm

Fue extraño el pasar junto a un par de copias mías… pero mucho más extraño fue escuchar el comentario de Wizardmon antes de seguir avanzando. Me agrado escuchar que estábamos cerca de nuestro destino; que finalmente podría completar este trabajo para regresar a mi hogar y poder tomarme un merecido descanso… aunque también tendría que supervisar el entrenamiento de Farah si me dispongo a aceptarla como una mercenaria. Fuese como fuese; fue el segundo comentario de Wizardmon lo que me preocupo… ¿un hechizo de un guardián o digimon salvaje?... ¿desmayado y muriendo por la insolación?... tsk… ruego por todo lo bueno que sea un simple hechizo… caer tan bajo como para dejar que un simple golpe de calor me deje desmayado es algo que no podría aceptar jamás de mi mismo, y cuando no acepto algo de mí mismo… bueno… supongo que es peor que el ser odiado por todo el mundo o algo peor; al menos así lo siento. Aun así; no me dispuse a creer que fuera un golpe de calor, por lo que comencé a buscar a Farah rápidamente pero… no aparecía por ninguna parte… inclusive las huellas que ella había dejado; desaparecieron y en ningún momento apareció algún viento del desierto que pudiera borrarlas… sin duda alguna esto es malo; demasiado malo. Me di vuelta rápidamente para preguntarle cómo solucionar este problema a Wizardmon pero él también se desvaneció así como sus huellas… el único que seguía a mi lado era Labramon… quien se mantenía detrás de mí, manteniendo contacto en todo momento para asegurarse de que no fuera a desaparecer igual que nuestros 2 compañeros de viaje. Comenzamos a observar en todas direcciones; intentando creer que esto no era más que una broma pesada y que ellos se fueron con ayuda de otros digimons pero… todo lo que se veía a la distancia no eran más que kilómetros y kilómetros de desierto cruel y caluroso… mientras que sentía como si mis pies se hundieran en la arena. Para cuando me di cuenta de la situación, me percate completamente de una extraña voz que azoto el lugar como una ráfaga de viento; apareciendo repentinamente al igual que el círculo de fuego que nos rodeo a mí y a Labramon en un posible intento de mantenernos acorralados mientras que algún enemigo nos atacara sin piedad alguna. Pasaron unos instantes tras escuchar esa voz tan extraña y apareció un digimon frente a nosotros; formado por el círculo ígneo que antes nos había encerrado. Este digimon tenía todo el aspecto de ser un guardián o algo similar; siendo principalmente una especie de león humanoide cuya melena era similar al fuego y utilizaba una armadura roja, con gemas que parecían expulsar fuego.

No se que digimon era ese león y no me apetecía saberlo con claridad… pero si se que; nos estaba retando a una pelea… una pelea en la cual tenemos que ganar si o si; usando los recursos correctos… no puedo simplemente mandarme como un suicida; tengo que pensar bien… tengo cargas suficientes para ganar la pelea; pero necesito usarlas en el momento adecuado si no quiero morir más rápido de lo que ya debo estar haciéndolo. Respire profundamente, mientras que todo el lugar parecía llenarse de humo… un humo demasiado denso que me estaba nublando la visión… además de que parecía hacerme caer en la arena; al punto en que ya no parecía encontrarme en arena… si no arena movediza; y el intentar salir de esa arena solo me hacia hundirme más rápido. Por fortuna logre apartar a Labramon antes de que él se hundiera… si queremos salir de aquí; el tendrá que pelear y ganar… aunque no estoy tan seguro de que podamos hacer. Lo primero que deberíamos hacer es acabar con el calor pero ese digimon león es quien lo crea con esa tonta armadura suya… y la verdad no se que tanto pueda hacer; Cerberusmon podría acercarse rápidamente y romper las gemas pero eso llevaría bastante tiempo de preparación… las Styx Killer son más poderosas de noche y en pleno día… no creo que tengamos mucha oportunidad a menos que usemos el Inferno Gate pero esa maniobra es suicida… porque si yo caigo y Cerberusmon no me atrapa a tiempo… podría quedar atrapado en la Dark Área por siempre. Tantas opciones y tan poco tiempo… tantas posibilidades y tanto riesgo me impedían pensar… este humo estaba, no solo impidiendo que mi instinto natural de supervivencia me fuera engañoso… si no que ya comenzaba a desconfiar de mis propias habilidades como compañero. Finalmente deje caer mi digivice en la arena; junto con mis cartas, dispuesto a hundirme con ellos… por lo menos Labramon siendo antes un residente del desierto podría aguantar el calor pero… aun así no se qué sería peor… verlo pelear sin tener la menor oportunidad o forzarlo a pelear y que termináramos en un problema mayor a este… ciertamente no se que podría ser peor.

Estamos perdidos… simplemente estamos perdidos… no veo la forma en que podamos apagar este calor infernal o destruirlo a él… mucho menos ambas opciones juntas… simplemente… ya no tenemos oportunidad contra esto Labramon–Sujete mi cabeza y rogué que todo acabara pero Labramon me hiso reaccionar con un Retri Bark, acercando mi digivice a mi- ¿pero qué…?... Labramon… ya no tiene caso… estamos perdidos… ¿Qué podemos hacer?... Cerberusmon no nos salvara y mucho menos Seasarmon… simplemente… no lograremos nada…
No sé quien seas o que hayas hecho con mi Tamer pero te sugiero que tomes bien su lugar –Abrí los ojos como platos al escuchar eso- mi compañero nunca se rendiría tan fácil… ¿golpe de calor?, por favor… mi compañero salto a un muro de fuego ida y vuelta… sintió las garras de Cerberusmon en su ojo y ah hecho lo imposible para educar a una bailarina como mercenaria… grrr… ¡Si quieres hacerte pasar por mi compañero lo acepto pero al menos intenta que yo me lo crea! –Observe a Labramon que estaba gruñendo- hay una solución para todo… y yo se que la encontraras… tu solo dime que hacer; quizás la situación se vea mal pero podemos lograrlo… ¡Ahora toma el digivice y las cartas! ¡Tenemos un león que vencer!

Realmente Labramon tenía razón… yo no me rindo tan fácil… tiene que hacer una solución… ¿pero cuál?... no hay forma en que el fuego infernal de Cerberusmon pueda ayudar… y romper esas gemas de la armadura detendrían el flujo de fuego pero no el calor completamente… tsk… este problema si es difícil y pensar se hace muy complicado… mas cuando el ardor de la arena quema mis piernas a tal punto en que pensar se hace todo un reto. Pero aun así; por casi un “milagro”, la respuesta apareció frente a mis ojos. Era una de las tantas cartas que tenia… y esta no la había utilizado desde hacía ya varios meses… inclusive me había olvidado que la tenia. “SkullBaluchimon”; una carta que tiene un ataque muy interesante… congelar al enemigo; y para completar el juego, la carta azul. Respire profundamente, aunque eso me hiso inhalar parte del humo y por consecuencia… comencé a sentirme bastante débil… pero aun no debía ceder al calor infernal… tenía que por lo menos dejar la llave de la victoria. Tan pronto como pude; pase ambas cartas por el lector del digivice; permitiéndole a Labramon transformarse una vez más en Cerberusmon… aunque la verdad es que estaba muy cansado como para poder mantenerme mucho tiempo consiente… por lo que cerré los ojos y espere a que Cerberusmon pudiera encargarse del león… o por lo menos; realizar la estrategia que podría ser bien o no, la llave de nuestra salvación en estos instantes… je… realmente espero que funcione; y si no… pues solo puedo lamentarme el resto de mi vida en el otro mundo.

Desde el punto de vista de Labramon

No se que le ocurrió a Scott pero el que pasara ambas cartas fue más que suficiente para hacerme digievolucionar a Cerberusmon. No tenía mucho tiempo, la mitad del cuerpo de Scott estaba hundido en la arena y yo debía derrotar a este digimon… pero afortunadamente; aun tenía el poder de la segunda carta que Scott paso. Tan pronto como el poder de la carta se activo; observe al digimon león con furia y abrí la boca junto con mis demás cabezas; haciendo aparecer una luz brillante de color azul, y antes de hacer cualquier otra cosa, utilice el ataque “Deadly Fear” de SkullBaluchimon; aprisionando al enemigo en una dimensión congelante. No sé si haya funcionado; pero sentía el ambiente más frio; gracias al bloque de hielo que era ahora el enemigo, aunque no debía perder ni un solo momento; no con mi Tamer en peligro. Con el enemigo congelado; estire la cola hasta sujetar el brazo de Scott, luego comencé a tirar de él para sacarlo de la arena; cosa que logre, aunque no era una victoria completa ya que el parecía estar inconsciente… de modo que yo era el único que podía hacer algo en ese momento. Observe al enemigo; aun congelado… aunque el hielo comenzó a resquebrajarse… seguramente no duraría mucho; y no creo que mis Styx Killer fueran a funcionar a menos que… los utilizara de una forma diferente a la que suelo usarlos. Definitivamente tendría que usar el Nightshade pero… no es de noche para usarlo aunque… tengo el humo que impedía pensar a Scott… tsk… quizás pueda usarlo unos momentos para camuflarme y poder usar el Nightshade lo suficiente como para debilitar a ese león y poder salvarme a mí y a Scott.

Respire profundamente y comencé a correr a toda la velocidad que podía; aprovechando el humo para acelerar, hasta que finalmente pude alcanzar la velocidad suficiente para embestir al león; liberándolo de su prisión helada; pero continuando con el ataque rápidamente; resguardándome en la densidad del humo para volver a atacar por una dirección diferente hasta matarlo, atacando rápida y certeramente.

(Voy a proteger a Scott… el Tamer y el compañero siempre están para apoyarse… no importa nada mas mientras que nosotros nos encontremos a salvo y podamos superar esta prueba) –Continúe atacando lo más rápido que mi cuerpo me lo permitía- ¡Desaparece!

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Dom Mayo 10, 2015 11:50 pm


Tu jugada fue tremendamente efectiva contra el Flaremon. Notaste cómo el calor ambiental bajaba, lo cual era un alivio. Flaremon gritaba a cada golpe tras haber sido congelado, completamente indefenso. Su expresión de dolor te decía que bajar la temperatura había tenido su efecto. Recibió varios de tus golpes, sin embargo, apenas encontró un segundo, sus patas traseras se clavaron al suelo, y dio un salto hacia atrás para zafarse de que siguieras atacándolo para evitar un daño aún mayor. Se llevó el brazo bajo el morro, mirándoos fijamente, ahora, como si fuérais enemigos a los que respetar.

Aunque la oscuridad seguía allí, el humo se fue como un sinuoso fantasma. El paisaje era el desierto, aunque sumido en esa extraña semioscuridad que se te antojaba extraña. El pelo de Flaremon era lo único que iluminaba la zona, y si mirabas al horizonte, te topabas con oscuridad. El león se llevó el brazo bajo el morro, mirándoos fijamente, ahora, como si fuérais enemigos a los que respetar. El golpe había sido fuerte y él había recibido muchos daños por ello, y ahora mismo, el león ígneo se encontraba en desventaja, pero aún así, os miró con decisión, dispuesto a intentar voltear el combate.

-Pero, aún así, un gran poder conlleva grandes responsabilidades, así que no puedo dejarte así como así, ¡no al menos sin luchar!-al ver que su cuerpo se tensaba, supiste que atacaría, sin embargo, no esperabas que lo hiciera tan rápido. Un golpe de la palma de la mano golpeó lo que vendría a ser la "barbilla" de la cabeza central de Cerberusmon, mientras que con la otra, golpeó con el puño cerrado el cráneo de Cerberusmon. El siguiento golpe de la mano extendida, fue a la nuca de la cabeza ya castigada, cortando por unos instantes la respiración de Cerberusmon. Supiste que aquello había sido un golpe de artes marciales-¿Estás dispuesto a seguir?
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Lun Mayo 11, 2015 1:36 am

Desde el punto de vista de Cerberusmon

Funciono… no puedo creerlo… funciono… conseguí dañar irremediablemente a ese león lo suficiente como para que sus movimientos no fueran tan rápidos… estaba a medio camino… je… Scott lo consiguió… logro abrir las puertas de la victoria; al menos lo suficiente para que yo pudiese terminar de abrirlas sin su ayuda. Pero claro; no todo es tan sencillo… como dije; el león fue herido de forma irremediable, pero no derrotado… ya que el desgraciado aprovecho uno de los ínfimos intervalos de mis ataques para escapar; dando un gran salto y al aterrizar, dispersar un poco el humo que nos cubría a mí y a Scott por completo… en sí, eso tenía 2 puntos: uno bueno y uno malo. El punto bueno de eso, seria que Scott respiraría menos de ese humo y podría despertarse más pronto, además de que al momento de congelar a ese león, enfrié gran parte del ambiente asique el calor que se siente ahora es menor… pero como dije; también tiene su punto malo, el cual es impedirme volver a usar el Nightshade al máximo de su capacidad… y en estos momentos; es el mejor ataque que puedo utilizar además de las Styx Killer… las cuales requieren acercarse bastante y… no sé si tendré la velocidad suficiente como para acercarme a ese sujeto y poder golpear con toda la potencia posible.

El león tomo distancia y pareció sonreírme… ¿Por qué?... ¿realmente tenía ganas de sonreír en un momento así?... en serio, ¿Qué le sucede a este sujeto?... aunque bueno, quizás sea de esos guardianes raros que prefieren pelear antes que realizar su trabajo pero… no, si fuera de esa clase de digimons; entonces no nos habría intentado sermonear antes o habría preparado tan bien esta trampa.

¿Gran poder?... no sé a qué te refieras… ¿de qué estás hablando?... –realmente no comprendía nada de lo que dijo este tipo- tsk… ¡¿Qué no sabes que mas allá de aquí hay digimons que usaran un verdadero poder de forma incorrecta?! ¡¿Por qué nos pruebas a nosotros y no a ellos?! –desgraciadamente, para cuando termine de hablar; pareció tensarse y finalmente dispararse contra mi; realizando un movimiento digno de Nova o inclusive BR en mi cabeza central- hack… (e-eso fue un golpe a traición…)

Sentí como por unos instantes; mi vista se nublo completamente, así como era levantado del suelo apenas unos centímetros; como si apenas hubiera aplicado fuerza real en el golpe… si no potencia de impacto a su objetivo real: mi cabeza. Mis pensamientos se nublaron como mi vista… mis sentidos comenzaron a fallarme como si no los tuviera… ¿realmente era posible recibir un golpe de esta magnitud en ese estado físico?... quiero decir… BR y Nova podrían hacerlo pero… en esas condiciones sería prácticamente imposible. Finalmente caí al suelo; con la respiración cortada momentáneamente y con Scott en mi espalda… además de que las arenas volvían a tomarnos como prisioneros, comenzando a hundirnos nuevamente; aunque esta vez, quizás terminarían el trabajo si no era capaz de levantarme pero… ¿Qué puedo hacer en una situación así?... nada… eso es lo que puedo hacer: nada.

Me sentí patético unos instantes… pero bueno; el sentimiento no duro mucho… si debo morir, no lo hare sintiéndome patético… no, eso jamás… aunque… ¿Qué puedo hacer ahora?... ya quedo claro que moverme no es una opción; consumiría oxigeno y eso no sería bueno si no soy capaz de respirar… debo de ahorrar todo el oxigeno que pueda… pero tampoco puedo quedarme donde estoy, siendo tragado por estas arenas desérticas y esperar pacientemente a que Scott y yo falleciéramos. Luego apareció un pequeño destello de luz en mis esperanzas… fue algo momentáneo; casi fugaz… sentí las palabras “Dark Área”… aunque no sé de dónde; pero sé que una de mis cabezas, escucho esas palabras a modo de susurro… algo que pude escuchar perfectamente gracias al silencio del momento… ni el viento ni ese león hicieron ruido… tsk… ¿tengo que usar el Dark Área?... ¿pero cómo?... entonces recordé que, yo soy el guardián del Dark Área.

Tsk… ¿q-que s-si estoy d-dispuesto a se-seguir?... –enseñe mis colmillos y comencé a gruñir; para luego dar lugar a una muy leve sonrisa- d-dímelo t-tu mismo… i-idiota… -Los ojos de mi cabeza derecha, la cual se encontraba fuera de la arena, comenzaron a brillar- inferno… ¡Gate! –con solo pronunciar esas dos palabras; un gran agujero negro comenzó a formarse en la arena… no solo tragándose la arena; si no que también a mí y a Scott- ah… (Aquí podre respirar tranquilamente y además…) GRRRRR… (Podre utilizar todo mi poder sin que nada me lo impida… ni siquiera ese fuego suyo)

Desde mi punto de vista

Egh… apenas tengo energía pero… espero que mis palabras alcanzaran los oídos de Cerberusmon… jeje… apenas si tengo energías para mantenerme medianamente consciente… no sé cuando tiempo llevo inconsciente pero… al menos ya no hace tanto calor como antes… por suerte.

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Mar Mayo 12, 2015 12:05 am

El cambio de escenario os liberó de las arenas. Por unos instantes el Flaremon se quedó confuso, mirando a su alrededor.

-¿Esto...? ¿Es el Dark Área?-dijo, jadeando-Sí, tiene que serlo. Mis energías... comienzan a irse pero...no importa qué, ¡no me rendiré! ¡No importa dónde me llevéis!¡Lo daré todo en este ataque!¡Onda del Rey Bestia Carmesí!-de entre el cabello de Flaremon, un fuego se arremolinó en torno a él, y esta vez, su velocidad se incrementó más debido a que se puso a cuatro patas. Una columna de llamas en forma de león explotó, y una onda que se asemejaba a un león avanzaba hacia vosotros. Sabíais que Flaremon lo había dejado todo en ese golpe, pero ahora vuestra preocupación era salvar éste.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Mayo 12, 2015 1:21 am

Desde el punto de vista de Cerberusmon

Al final, conseguí transportarnos al Dark Área… no fue algo fácil; realmente me quede sin energías suficientes para hacer nada después de eso… je… aunque estando en mi territorio; pude sentir como la fuerza de mi nuevo entorno comenzaba a llenarme. Es bastante interesante el hecho de que casi ningún digimon pueda recibir la energía del Dark Área, mientras que casi todos los demás pierdan sus fuerzas en esta… aunque bueno, este entorno no es para cualquiera… y quizás esa sea la razón por la que los Cerberusmon sobrevivimos aquí… porque somos lo bastante fuertes para tratar con quien se nos interponga. Fuese como fuese, poco a poco recupere energía; mientras que mi oponente parecía perderla… aunque eso no lo detuvo para realizar un último ataque; un ataque desesperado y cargado con sus últimas fuerzas… supongo que es algo dramático el pensar que este león utilizaría toda su fuerza restante en un ataque pero… je, hay que darle puntos por el esfuerzo. Y tan pronto como vi ese ataque; me quede incrédulo… ¿realmente pensaba usar tanto poder para obtener la victoria aun si yo no recupere toda mi fuerza?... je… realmente este león es un dramático pero se entiende a la perfección… aunque… no es momento para bromas… si ese golpe me alcanza; quizás pueda resistirlo con mi armadura pero… Scott es una historia muy diferente… el es un humano y no creo que pueda resistir un ataque de tal magnitud.

Grrrr… ¡¿A estos extremos hemos tenido que llegar?! –Gruñí con furia mientras enseñaba mis colmillos; observando la onda ígnea en forma de león acercarse a toda velocidad- (Si no defiendo a Scott de esto… tsk… no sobrevira pero tampoco puedo arriesgarme…)
Hack… Cerberusmon… -Abrí mis ojos impactado y note como Scott parecía hacer un esfuerzo para mover sus brazos- tengo la… solución… tu solo… recupérate…
¡¿Cómo que me recupere?! ¡¿Qué puedes hacer ahora?! –Sinceramente, no puedo encontrar una solución a este problema, solo… puedo ver nuestro fracaso- ¡Scott!
Je… cambio de carta… -mi compañero tomo una carta a duras penas junto con su digivice; pasándola casi agonizante- Machinedramon… acción C… protección… -luego de esas palabras, la carta cayó hacia el suelo, perdiéndose en el vacio mientras que el digivice reaccionaba-
(Scott…) tsk… ¡GRRRRAAAARRR! –Rugí con furia; mientras sentía como mi armadura orgánica se volvía una armadura metálica- GRRRRR… -me di la vuelta rápidamente y cubrí a Scott, poniendo el lado de mi lomo como escudo-



El resultado fue… duro… el ataque impacto con toda su furia… la resistencia extra de la carta me permitió sufrir todo el daño sin que Scott saliese ileso… aunque mi armadura; quedo bastante maltratada… casi hasta el punto en que solo mis cabezas extra parecían ilesas… el resto; pues dejaba ver mi cuerpo carnoso y desgarrado, así como ensangrentado. Respire de forma agitada; para luego darme la vuelta, observando a Flaremon con furia, mientras que Scott seguía inconsciente, presa de su golpe de calor de antes… por lo que tuve que dejarlo en mi lomo, pese a lo desagradable que pudiera sentirse. Tan pronto como Scott se encontrara a salvo; observe a Flaremon fijamente para después preparar mis garras… ahora es momento de terminar con ese león tan irritante.

… lo siento pero no puedo perder más tiempo contra ti… mi compañero necesita atención medica y ni tu ni nadie me impedirá lograrlo… -respire profundamente- ¡Night… Shade! –comencé a correr a toda velocidad; comenzando a desaparecer junto con Scott en las sombras del lugar, hasta finalmente aparecer frente a Flaremon con una de mis zarpas levantadas- good night… -realice un único corte; cargado de toda la energía posible justamente en su pecho- (Que tengas horribles pesadillas…)

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Lun Mayo 18, 2015 6:07 pm


El golpe final hizo que Flaremon se deshiciera en datos, y con él, el paisaje onírico y el dark área desaparecieron. Estábais de nuevo en el suelo, echados en el suelo y con el cuerpo completamente sudado. Cerca estaban tanto Farah como Wizardmon, que comenzaron a recobrar el conocimiento poco a poco. En cuanto pudo quejarse, supiste que Farah estaba bien. En cuanto a Wizardmon, tomó un trago de agua de su cantimplora, repuesto.

-Uf, ¿qué ha pasado?-se quejó la gata- ¡Me duele la cabeza un montón! ¡El calor del desierto es horrible! ¡Si no fuera por mis amadas joyas, os dejaría esto a vosotros!

Wizardmon parecía haberse dado cuenta en gran medida de que había pasado algo, aunque parecía no saber qué, y decidió no preguntar. Repentinamente, miró al horizonte en una decisión; parecía que se había conseguido oriental de nuevo, aunque a decir verdad a tus ojos todo  el paisaje era igual que cuando estábais perdidos. Caminasteis por horas, pero finalmente, disteis con la pirámide, la cual se alzaba entre las dunas. Era bastante normal, parecida a las del mundo humano, y de hecho no parecía una pirámide resaltable sino más bien una de las muchas que enterraban a faraones, aunque en cierto modo era entendible; hacerla muy lujosa sólo atraería ladrones. Wizardmon sonrió, como orgulloso de contemplar su obra.

-Bienvenidos.

-¿No es de oro?-se desilusionó Farah- ¿Y tampoco tiene joyas incustradas? ¡Qué desilusión! ¡No se ve para nada impresionante!

-No está hecha para eso-reconoció Wizardmon, que comenzó a caminar.  

El viaje por dentro de la pirámide hubiera sido mortal sin la guía de Wizardmon, o al menos, tremendamente más difícil. La red de túneles era tremendamente liosa y no había decoraciones apenas para guiarse. Pequeñas marcas casi inaudibles eran las que usaba Wizardmon para ubicarse y para accionar mecanismos que evitaban una trampa mortal en el siguiente paso. Farah estuvo a punto de perder una cola por adelantarse debido a la impaciencia que le producía que el digimon mago tuviera que pararse cada diez segundos a mirar las paredes. No la culpabas: lo normal era esperar un periplo de acrobacias, carreras y saltos. Finalmente, llegasteis a lo que parecía un vestíbulo.

-¡OOOOOOHHHH!-el grito de Farah era un precedente a lo que encontrasteis dentro. Montañas de oro, joyas, sarcófagos... la gata no tardó en lanzarse a una de estas montañas, con lágrimas en los ojos-¡Libertad! ¡Mi amada libertad! ¡Podré comprarla, al fin!

Wizardmon no parecía acorde con la idea, pero no se limitó a preguntar a Farah si ella era una esclava. Farah asintió, y Wizardmon suspiró con resignación, pero te dijo:

-Vigila que se lleve sólo lo que necesite.

Iba a ser difícil porque Farah ya estaba mirando anillos y podras preciosas, preguntándole a Labramon cuál le quedaba mejor, tan rápida y entusiasmada que apenas le daba tiempo a responder. Wizardmon miraba las estatuas de la sala, que representaban a Loewëmons. Encima de una maciza puerta de pomos de piedra, había una especie de esfinge aunque no podías asegurarlo debido a lo desgastada que estaba la estatua. Wizardmon te hizo un gesto, y posó las manos enguantadas sobre los tiradores de la pierta de piedra, que tenían forma de leones rugientes.

-Ahí dentro está lo que viniste a buscar. No he visto a nadie salir, y he venido muchas veces-te advirtió-Ni siquiera yo sé que hay dentro, ya que de esa cámara se encargó mi maestro AncientWisemon. No sé qué maleficio te aguarda si fallas.

Los grititos de Farah se interrumpieron y se puso en guardia, a lo cual Wizardmon se giró. Observasteis a dos Nefertimon junto a un Mummymon, en actitud hostil.

-Je,je,je. Gracias por guiarnos. El rey se pondrá muy contento de poder venir a por lo que le pertenece sin que nada le haga daño en su camino hasta aquí.

-¡Eh, se supone que...!-protestó Farah. El Mummymon le interrumpió.

-¿De veras crees que dejaría a un cualquiera quedarse con algo tan importante? Todo era una gran excusa para que viniérais hasta aquí y nos despejaseis el peligro. ¡Habéis resultado muy útiles, incluso encontrasteis al constructor de la pirámide! Pero aquí se acaba todo. El rey mantendrá su palabras; si conseguís salir vivos, os quedáis con lo que queráis... ¡lástima que no vayais a vivir! Y aunque vivieras... nadie te creería. Un ladrón de tumbas cualquiera podría intentar usar el nombre del rey en vano.

-Maldito...-susurró Wizardmon, al parecer enfadado-El rey sólo nos utilizó y lo ha hecho de manera que no podemos siquiera quejarnos...

-Técnicamente no ha fallado a su promesa-se burló Mummymon. Y técnicamente era cierto. No podíais siquiera decir nada y contar con credibilidad si salíais de ahí. Así era como se las gastaban los reyes déspotas.

-Ve adentro. Nosotros los pararemos. Cuando tengas el orbe, comienza pronunciando: Oh, poder del desierto, te dejo entrar en mi alma... el resto del conjuro debería simplemente salir de tus labios si realmente mereces el orbe...si no...bueno, no importa-te explicó escuetamente Wizardmon. Eran bastante digimon y la cosa se podía poner peliaguda, pero Farah insistó también guiñándote el ojo.

-¡Tranquilo! ¡Confía en Farah, ellos no podrán seguirme el ritmo!-dijo la gata, que se lanzó enseguida contra las nefertimon mientras era ayudada por el rayo que lanzó Wizardmon.

Apenas pusiste un pie en la cámara, la puerta se cerró. Unas antorchas alrededor de lo que parecía un pasillo largo que parecía una pasarela iluminaban una pared sobria. Sobria hasta que uno se percataba de que estaba hecha de oro, y no de piedra. Finalmente, desembocada en una sala circular con columnas altas que se perdían en la oscuridad. No podías divisar el techo, sólo un rayo de luz que iluminaba una especie de atril de rocas doradas. Aunque te asaltó la alerta al ver siluetas alrededor del atril, te percataste de que eran otros que habían fallado y que ahora, perecían convertidos en estatuas de oro. Los rictus de sorpresa mezclada con horror los hacía escalofriantes, y reconociste a un Gaomon que debía ser otro de los tantos desgraciados que habían ido a buscar aquel poder y habían fallado. Sobre el pequeño atril, un poco de telo de tercipelo rojo acunaba un orbe de piedra con incrustaciones, realmente poco llamtivo si comparabas todo el oro de la habitación. De hecho el orbe parecían arena endurecida por millares de años. Las grietas que los recorrían dejaban salir una pequeña iluminación dorada.

Ahí estaba.

Ese orbe con un trozo del poder del desierto.

* * *

Mientras tanto...

Sólo quedaba Mummymon. Farah presentaba algunos rasguños, peor nada grave, sin embargo la situación era bastante peliaguda. Mummymon resultó ser rápido y  ser capaz de seguirle el ritmo a Farah, por lo que la gata comió algo de plomo. Los hechizos ofensivos de Wizardmon no parecían funcionar. Otro rayo de manera insistente golpeó a Mummymon para entretenerlo de disparar a la gata, que trataba de corre y saltar aprovechando los distintos montículos de oro y joyas del lugar.

-¡Ya te dije que eso no funcionaría!-exclamó, riéndose. Wizardmon volvió a pronunciar otras palabras mágicas, peor esta vez ni siquiera tuvieron efecto aparentemente por lo que las vendas de Mummymon le alcanzaron, tanto a él como a Farah, que se había lanzado a defenderlo-¡Mueran!

Tiró del vendaje de Farah para romperle el cuello. Wizardmon se iba asfixiando poco a poco. Sin embargo, la sonrisa triunfal de Mummymon murió cuando la digimon a la que supuestamente le había roto el cuello se desvaneció ya que era una ilusión que Wizardmon había creado antes de que las vendas le alcanzasen. La verdadera Farah, que había aguardado pacientemente como una tigresa, se abalanzó sobre Mummymon, que cayó preso de los desgarros que la digimon le hacía. Farah terminó por darle un manotazo que lo lanzó varios metros lejos, perdonándole la vida pero dejándolo tan maltrechos que bajo los cortes se le podía ver tejido digital.

-¡Desgraciados!

-Mira que intenté ser buena a pesar de lo mal que se ha portado con nosotros el rey...-antes de que la gata pudiera lanzarse de nuevo, algo ocurrió.

Repentinamente, la figura de una esfinge cobró vida, tiñéndose de arena negra y dorado. Saltó sorprendiendo a todos los combatientes, y dirigió una mirada altiva hacia todos ellos. Unos ojos rojos aparecieron y otras estatuas cobraron vida; una legión de cinco Loewemon, que caminaban tras el AncientSphinxmon. El mummymon se asustó tanto que intentó disparar a la bestia. Su hueste de Loewemon respondió con un rayo desde la boca de león de sus armaduras que mató a mummumon. Farah al ver esto levantó las manos, como si la estuvieran atracando y  trató de explicarse:

-¡No somos los chicos malos!

-Bondad o maldad. Hace tiempo que dejé escapar esos conceptos-dijo la bestia con voz potente, una voz que parecía venir del Inframundo. Farah no se había percatado, pero los cuerpos d ellos digimon eran translúcidos, lo cual hizo pensar a Wizardmon que se hallaban ante espectros-No moriréis por vuestra bondad o vuestra maldad, sino por nuestra ira.

- ¡Espera! ¿Vamos a morir sin saber porqué siquiera? ¿Y quienes sois, para empezar? ¡Habéis salido de la nada!

- ¿Acaso estais molestos porque hemos venido aquí?

- No. El mercenario derrotó al Flaremon. Si seguimos vivos tras la muerte es por la ira, la ira de ser reyes caídos en guerras en busca de fuentes de poder parecidas a ésta. Hace muchos años ya, y no podemos ni perecer ni renacer.

- ¡No quiero quedarme aquí para siempre!¡Hay mucho por lo que vivir! ¡Sigo sin entender todo esto!-gimoteaba Farah.

- Los enterramientos de los reyes con sus pertenencias se realizan para que llegado el renacimiento en Ciudad de Inicio, los sentimientos apegados a esos objetos se hereden como rasgos de personalidad en la siguiente vida. Un recuerdo de lo que fueron. Pero al haber muerto en guerra, nadie les hizo una pirámide y  por eso son “almas en pena” que se nutren del sentimiento de ira.

- Has comprendido, mago. Lástima que tu conocimiento vaya a perecer con tu cuerpo-el AncientSphinxmoncomenzó a acercarse como un tigre a punto de atacar.

- ¿Y no podemos hacer nada?-dijo Farah, mirando a Wizardmon.

- ¿Acaso tenéis una manera de intervenir entre la vida y la muerte?-esta pregunta estaba llena de sorna por parte de la bestia espectral.  

- Sólo podemos confiar en que el mercenario sea el adecuado... ese poder está en el orbe.

- ¡Entonces nos salvamos!

- No necesariamente. El poder necesita del canalizador correcto, y si él no es el correcto catalizador, será víctima del maleficio que mi maestro puso allí. Sólo puedes confiar en el mercenario y en que todo salga bien...

Off:Tienes libertad para hacer la aparicion como quieras y enviar a esos espectros a la muerte :3


Última edición por Yatterwa el Mar Mayo 19, 2015 1:40 am, editado 1 vez
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Lun Mayo 18, 2015 10:29 pm

No sé qué ocurrió… todo pareció ser un mal sueño pero en el fondo… estoy seguro de que todo fue tremendamente real; no sé porque pero… solo lo sé. Observe a mi alrededor; Labramon estaba respirando de forma agitada, se le veía agotado y lleno de sudor… mientras que Farah, bueno, el escuchar sus irremediables quejas era señal suficiente de que estaba bien; Wizardmon por su parte parecía simplemente intentar entender lo que ocurrió a su alrededor… je… supongo que seguimos vivos. Llegue a sonreír por unos instantes; aunque mi sonrisa se borro al ver que algunas de mis cartas habían desparecido… sin duda alguna; esa batalla contra Flaremon fue real… pero, ¿en qué plano de la realidad tuvo lugar esa batalla?... ¿en esta realidad o quizás en nuestros sueños?... ¿en alguna realidad causada por el calor de nuestro alrededor?... seguramente eso, y Flaremon la aprovecho para atacarnos y tratar de asesinarnos… cosa que no consiguió; pero por poco lo logra. Fuese como fuese; me levante del suelo lentamente, intentando mantener el equilibrio, aunque la verdad es que mis fuerzas se recobraron muy rápidamente… como si me las hubiesen robado y ahora estuviera recuperándolas del mismo ladrón… ¿no será que con la muerte de Flaremon nuestra energía regreso al ya no ser retenida por ese león?... ciertamente es una posibilidad bastante grande, aunque no la contare… prefiero que sigan creyendo que fue un mal sueño causado por una insistente caminata sin parar; sería mejor que viesen el paisaje que teníamos a nuestro alrededor… algo similar al ocaso; quizás el momento previo al mismo… aunque siendo sincero; en estos momentos todo se ve exactamente igual que antes, la única diferencia es que ahora estamos mucho más cerca de nuestro objetivo final, o eso creo.

Labramon se despertó poco después de mi; algo confundido y muy cansado… seguramente el también soñó lo de Flaremon… o más bien, el también debe de saber qué es lo que ocurrió realmente; aunque en lo personal, creo que sería mejor no tocar el tema… inclusive él puede darse cuenta de que Farah y Wizardmon no saben que ocurrió del todo; y que cuanto menos se toque el tema, menos problemas causara este. Finalmente cuando todos nos despertamos y nos recuperamos un poco de nuestra pequeña “siesta” solar, comenzamos a caminar nuevamente; retomando el camino rápidamente, y debido al tiempo que perdimos en esa pelea que parece no haber sucedido realmente; tuvimos que caminar por varias horas sin descansar para recuperar el tiempo perdido, pero bueno; al menos el cielo comenzó a teñirse de rojo, disminuyendo la temperatura a un punto en que todo se hiso más tolerable… pero igualmente si uno no se encontraba bien abrigado, podría sentir bastante frio… y debo admitirlo; de no ser por mi bufanda mis brazos se habrían congelado.

Finalmente llegamos hacia lo que parecía ser la pirámide que buscábamos; y aun cuando Farah comenzó a quejarse, yo me quede apreciando la estructura pese a su simpleza. Bueno, eso dicen: las cosas más bellas son las simples. Pero bueno, Farah aun tiene que aprenderlo… por lo que le pise la cola para que se quedase callada y evitar escuchar tantas quejas; realmente es molesto tener que escuchar sus quejas, aun cuando Wizardmon no dice nada y pasa de ello, o Labramon que intenta verle el lado positivo… sé que es mejor callarla. En fin, una vez que terminamos de apreciar el trabajo de la torre; avanzamos hacia la misma, manteniendo un ritmo constante y no muy apresurado; ya habíamos llegado a este lugar, solo hacía falta entrar, y dado que Wizardmon parecía conocer el lugar mejor que nadie, él sería el guía perfecto.

… Farah, aprenderás un día que lo simple puede ser lo mejor de todo… -comencé a caminar junto a Wizardmon, quien parecía feliz de estar frente al edificio- (La recta final… ya casi acaba este horrible trabajo)
¡Vamos a terminar! ¡Ya puedo ver el olor de la victoria! –Labramon se veía entusiasmado, por lo que no tardo mucho en seguirnos hacia la pirámide mientras movía la cola con total tranquilidad-

Luego de entrar en la torre; comencé a comprender mas y mas el por qué habíamos traído a Wizardmon con nosotros… de no hacerlo, no habríamos sobrevivido los primeros 40 segundos dentro de este lugar. Me resulto bastante sorprendente el que el mago pudiese recordar con exactitud cada trampa que nos aguardaba a cada paso; pudiendo desactivarlas para que pudiéramos cruzar sin problemas… o casi sin ningún problema; ya que Farah aprendió que por apresurada puede perder una cola… jeje, nunca olvidare esa expresión de pánico en su rostro al ver que los muros se cerraban o que de las paredes salían cuchillas listas para rebanarla en dos… la verdad es que esta pirámide podría ser una buena base para los mercenarios; pero para eso necesito el permiso de Wizardmon y no quiero hacer acuerdos de propiedad… al menos no hoy. Pero bueno, al final, conseguimos llegar a nuestro objetivo, el cual era una cámara ubicada en lo más profundo de la pirámide… aunque con solo llegar a esa cámara; sentí un escalofrió… esas estatuas… ¿realmente serian eso?... se veían demasiado realistas como para ser simples objetos decorativos pero… bueno, Cerberusmon podría enviarlas al Dark Area de ser necesario… aunque no lo sé realmente.

Observe a Farah quien parecía estar más que emocionada por estar rodeada de tesoros; mientras que Wizardmon me pidió que la vigilara… aunque, vigilándola o no; se llevara algo a escondidas y eso nos traerá problemas, asique lo mejor sería que no la molestáramos en ese momento… además; que viva este momento de alegría extrema. Pero bueno, mientras que Farah atacaba a Labramon con un mar de preguntas que el pobre no podía responder; Wizardmon me indico una puerta que guiaba hacia lo que parecía un pasillo, en el cual, al fondo habría una cámara que contenía lo que vine a buscar; bueno, al final después de tantos problemas este trabajo está ofreciendo ganancias. Aunque antes de dirigirme hacia la cámara para terminar con esto; los gritos de alegría de Farah se silenciaron repentinamente, lo que me forzó a sujetar mi digivice y darme la vuelta para ver que ocurría. Hay que ser sincero, si esa gata se queda callada mientras está en una habitación llena de tesoros, no es buena señal por nada del mundo; y esta no fue la excepción. Repentinamente, llegaron un Mummymon junto con 2 Nefertimon, las mismas Nefertimons que vinieron a buscarme cuando Pharaonmon me ofreció este trabajo… y tras darme cuenta de eso; el Mummymon confesó que todo fue una simple treta para llegar hasta aquí sin problemas mayores… tsk… eso no solo va contra el contrato; si no que me hace enojar en serio.

… ¿y que me importa si tu inútil rey nos utilizo?... de eso se trata ser un mercenario… un “rey” nos llama y nos usa del modo que quiere; y nosotros a cambio recibimos una recompensa… esto no se diferencia de eso… ¿Por qué querria arruinar la reputación de un rey si puedo asesinarlo directamente? –sonreí de forma macabra, mientras que Labramon me observo algo confundido- tu rey acaba de quebrar la regla numero 1 de nuestro contrato… confianza… y ahora que tu rey no tiene mi confianza; ya no merece vivir a mi vista… -me cruce de brazos- significa que Farah ya es oficialmente de mi propiedad, así como tu… y adivina que… ¡No necesito de una inútil momia ni 2 gatas de color blanco con alas!
¡Así es! –Se ve que Labramon está al tanto de lo que ocurre- ¡Quizás no podamos descubrir el verdadero rostro de Pharaonmon! ¡Pero te aseguro que le haremos pasar muy mal por todo esto!
Je… bueno… creo que ustedes 2 pueden encargarse… y descuida Farah, Wizardmon –sonreí y apreté los puños- ¡Nosotros nos encargaremos de esto! –Dicho eso, me di la vuelta y comencé a correr junto con Labramon hacia ese pasadizo; cuya puerta se cerró apenas la cruzamos, dejándonos únicamente avanzar- bien… hora de terminar con esto Labramon…

Luego de un momento; avanzamos hacia una cámara mucho más pequeña que la anterior, minúscula si la comparamos realmente… pero algo si la hacía ser considerara mas “pequeña” que la anterior; y eso era que parecía ser un pozo sin fondo. Un altar ubicado en el centro de un pozo sin fondo donde solo las antorchas de fuego carmesí iluminan el lugar además de un pequeño fragmento de luz provocado por un agujero en el techo; con la única función de iluminar totalmente un pequeño orbe sobre una especie de estantería con un pañuelo rojizo que evitaría el que juntase polvo o que se cayera al suelo por cualquier situación. Fuese como fuese; en esa habitación había algo extraño… y no me tarde en descubrir el que era. Fantasmas… espíritus… todos los que parecían haber sufrido la maldición del orbe al no ser dignos del poder del desierto… espíritus viles y crueles de saqueadores de tumbas o ladrones de tesoros; los cuales parecían intentar desalentarme a intentar hacerme con el orbe, después de todo… un mercenario no se diferencia tanto de ellos. Pero aun con esos intentos de evitar que lo intentara, no me detendrían… tengo que terminar con esto si quiero poder darle una paliza a Pharaonmon.

Me acerque hacia el orbe y lo observe dudoso unos momentos; Labramon se encontraba a mi lado y tenía su vista en mi, seguramente no me había visto dudar de si completar un trabajo o no hasta ahora… quiero decir; nunca me eh arrepentido de nada… mucho menos dudar de si hacer algo o no cuando estamos por terminar pero… ahora era diferente. Por un lado, podría intentarlo y arriesgarme fracasar tanto como a conseguirlo y poder irnos pero… por el otro lado estaba simplemente el irnos de aquí; dejarlo todo atrás pero eso significaría defraudar lo único que aprecio más que a Labramon: mi titulo de mercenario infernal. Se supone que no debo echarme para atrás; que todo lo hecho, hecho esta y que nada puede cambiarlo pero en esta situación, esa regla comienza a verse como un ancla en vez de una simple brisa de viento; ya que usualmente no tengo que pensar en esa regla, debido a lo que hago… pero esta vez; realmente debía seguir esa regla o perder lo poco que tengo.

… ¿estás preparado Labramon?... luego de hacer esto no habrá marcha atrás –Labramon me observo y asintió sonriendo, como si nada malo llegase a ocurrir- muy bien… entonces –extendí la mano y tome el orbe; el cual comenzó a brillar levemente- … oh, poder del desierto… te dejo entrar en mi alma… -observe el orbe que parecía responder a esas palabras- permite que mi cuerpo resguarde el ardor de las arenas del desierto… así como permite que mi cuerpo despliegue todo su poder con el sol… -el orbe finalmente, quedo totalmente apagado; y varios de los espíritus comenzaron a rodearme- (¡demonios! ¡¿Entonces que se supone que hay que hacer?!)
… ¡ya se! –Labramon dio un salto y tomo el orbe entre sus zarpas, entonces cerró los ojos- oh, poder del desierto, permíteme ser tu representante… -al decir eso; el orbe comenzó a brillar nuevamente- parece que somos uno solo Scott… tu serás el recipiente y yo quien use el poder… jeje, supongo que no hace falta solo un recipiente para el poder real
Bien pensado amigo… muy bien pensado –extendí la mano y toque el orbe; el cual comenzó a expulsar aun más brillo que lo usual- bien… ahora tenemos que usar este poder para irnos de aquí pero… ¿Cómo?
Creo que el orbe tiene la solución –Labramon sonrió tranquilamente y entonces note que mi digivice brillaba con bastante fuerza- creo que el recipiente no solo es tu alma, parece que también es tu digivice… ¿sabes qué significa?
Je… lo sé –sonreí levemente y saca una carta; la cual se volvió azul en un momento- ¡Card… Slash! –Pase la carta por el lector rápidamente- ¡Blue Card!
¡Labramon Warp Shinka…!

Tras deslizar la carta; tanto mi digivice como Labramon comenzaron a brillar con mucha fuerza, deshaciendo varios de los espíritus que nos rodeaban, así como iluminando completamente la habitación. En ese momento, realmente sentí como la pirámide recibía el poder del orbe a través de Labramon, quien estaba tomando una forma totalmente diferente; casi humanoide, aunque con un par de alas brillantes.


La puerta se abrió poco a poco… dejando salir toda la luz que contenía en su interior; apagando todas las antorchas de la habitación donde se encontraban ya no solo Farah, Wizardmon y Mummymon, si no también lo que parecían ser fantasmas de digimons antiguos que vivieron en la torre y posiblemente actuaron como ejecutores o guardianes. Finalmente cuando la puerta se abrió completamente; la luz comenzó a cesar para permitir ver al nuevo Labramon… o quizás sería mejor decir: dios del desierto.

¡Ah! ¡Anubismon! –Anubismon extendió sus alas volviendo a encender las antorchas- je… ¿eh? –mi compañero levanto la mirada unos instantes y observo a los fantasmas- … ¿ustedes son almas vagantes o almas perdidas verdad?... una vez escuche de ustedes pero jamás las vi… mmm –se llevo el brazo a la barbilla y sonrió lleno de la misma alegría que siempre- voy a asegurarme de que sus datos vayan a alguna parte ahora mismo; ya sea a mi cuerpo o al Dark Área –frunció el seño y sonrió casi imitándome- nadie amenaza a mis amigos y vive para contarlo
Exacto… y ten en cuenta eso Mummymon –le observe sonriendo- porque apenas terminemos con estos sujetos, tu serás el próximo en sentir la ira de un digimon de clase dios… y no un dios cualquiera…
Si no el mismo dios de la muerte

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Mar Mayo 19, 2015 1:35 am

Al ver a Anubismon surgir, todos los Loewemon depusieron sus armas. Incluso la esfinge hizo una inclinación profunda. Parecían saber lo que ibas a hacer, pero no les importaba.

-Es nuestro deseo. No le tememos al resultado del juicio de la muerte, sino a no poder alcanzarla. Pero tu presencia ha conseguido abrir la puerta...-comenzaron a deshacerse en arena oscura y espectral que desapareció como volutas de aire-Gracias...

-¿¡EHH!? ¿¡QUÉ ES ESTO!?-exclamaba el Mummymon, que desaparecía sin remedio. Parecía que los espíritus se lo llevaban también con ellos, y frente a la tranquilidad de los espectros, el Mummymon gritó asustado hasta el último momento en el que su boca se deshizo en arena. Wizardmon obserbaba, imparcial. Farah abría los ojos del asombro y miraba alternativamente tanto a Anubismon como a los espectros. Como una sentencia, cuando ya el último grano de arena oscura fue llevado por el aire, Wizardmon sentenció:

-El desierto es lo único que queda.

Cuando se fueron, el ambiente se quedó relajado. Fuera al lugar al que fueran aquellos espíritus estaban alegres de un merecidos tras milenios de vigilia en la muerte. Todo se quedó callado y en un silencio sepulcral por unos instantes, un silencio sorprendentemente lejos de ser incómodo. Finalente, fue Farah quien lo rompió; nadie más se habría atrevido, pero tanto por suerte como por desgracia, la gata era impulsiva y poco sensitiva.

-¡Eso es tan genial! ¡Ya soy libre! ¿Sig...significa que soy parte de la familia?-preguntó Farah, con lagrimones en los ojos, y estrechándote entre sus brazos. Parecía alegría verdadera. Realmente la fijación de Farah por las joyas y riquezas había empezado porque ansiaba deshacerse de las cadenas que la mantenían en la corte de Pharaonmon, cosa bastante lógica. Comenzó a preguntar con rapidez sin dar espacio a respuestas-¿O sólo seré sólo una bailarina? ¿Y hay otros mercenarios? ¿Crees que nos llevaremos bien?

Sin duda, Farah parecía muy emocionada. Un carraspeo de Wizardmon hizo que la digimon gato parase su retahíla.

-Por mi parte, me voy. Me alegro de que este poder se aleje. Os deseo suerte en todo lo que emprendais-se despidió. Trazó un arco con el bastón, y os dijo-Esto os llevará al límite del desierto para que una vez allí toméis rumbo al lugar donde vivais. Sin duda Pharaonmon no querrá veros en su ciudad, aunque no pondrá precio a vuestras cabezas: sería exponer su culpabilidad. Antes de iros, llevaos algo que os guste, sólo una pieza. Como recuerdo, pues, no volveréis a ver este lugar.

Un portal se abrió en la pared del vestíbulo. Parecía que Wizardmon estaba dispuesto a quedarse allí, en paz. Y no parecía infeliz por la decisión. Farah, tras selecionar un collar en el que una gran gema azul estaba engarzada por alas de un dios egipcio, preguntó si estaba seguro de que quería quedarse allí solo:

-Para un arquitecto, el mejor lugar en el que estar es en su obra cumbre, y tras esto no hay mucho que hacer. No os preocupéis por mí y marchad.

-¡Adiós, maguito!-se despidió Farah inocentemente, agitando la mano, y al fin apartándose de ti. Miró el portal con decisión, y se lanzó a él después de decir esto-Bueno, ¡a conocer a la familia! ¿Tendremos que andar mucho para llegar?

Antes de emprender el camino, supiste que de alguna manera, Wizardmon hablaba en serio. Notaste cómo las recias y fuertes paredes comenzaban a perder arena, de manera tan sauve y tan poco a poco, que era difícil percatarse. Supiste que Wizardmon volvería a las dunas, junto con su creación, pero nada podías hacer. Parecía feliz. Probablemente tenía algo que ver con el maestro que había mencionado, pero ya no había vuelta atrás, y el hogar te esperaba. Tal y como él dijo: el desierto es lo único que queda. Ni el oro, ni las joyas, ni siquiera el cuerpo permanecería, tan sólo el desierto.

Off:Último post! Pensamientos sobre la misión, el viaje de vuelta a casa, tus sentimientos por la nueva mercenaria, cómo fue recibida... lo que se te ocurra. :P
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Mayo 19, 2015 11:52 am

Todo termino… realmente rápido a mi parecer pero bueno; yo soy quien prefiere que las cosas terminen rápido para poder cobrar en muchos de los aspectos; aunque sinceramente, ya no tengo ningún jefe debido a que Pharaonmon rompió el contrato… je… ya verá cuando regresemos a la base; quizás esa momia no quiera verme a mí y quizás tampoco a Anubismon por obvias razones, pero seguro que querrá hacerlo luego de que un Machinedramon y un BlackWarGreymon lo ataquen sin una pisca de piedad. Jeje… ya de pensarlo comienzo a sonreír por la calma… la cual me llamo mucho la atención; todo estaba muy alborotado hace rato pero… ahora inclusive la brisa típica del desierto nocturno estaba callada… solo se escuchaban nuestros pasos y posiblemente nuestras respiraciones en cualquier caso pero… seguro que solo Farah y Anubismon se daban cuenta de eso al tener un oído más agudo que el mío o el de Wizardmon. Y hablando de Farah, pude notar que de verdad quería ser una mercería… dejo su actitud de gata mimada para dejar aflorar una felicidad que hasta ahora, creía que solo las joyas podrían provocar. Pero pensándolo bien… ella solo quería joyas y tesoros para comprar su libertad; y es verdad que ella no es mercenaria mía aun… ciertamente solo lo dije para darle algo de emoción al momento en que llego Mummymon.

Aunque no fue hasta salir hasta que se me ocurrió algo para tratar ese punto. Wizardmon dijo que se quedaría en la pirámide… o en los restos de ella; mientras que nos abrió un portal de camino a casa. Ciertamente no me gustaría que ese mago se quedase aquí pero… bueno, el ya hiso su trabajo; y creo que es lo que de verdad quiere, no es ninguna obligación asique… no puedo hacer nada para remediar su decisión. Igualmente, Wizardmon nos dijo que podíamos llevarnos cualquier cosa de este lugar como recuerdo o como recompensa por este trabajo, ya que Pharaonmon no pagaría nunca… y en eso, Farah se apresuro a llevarse una especie de collar. Anubismon por su parte solo observo el orbe y sonrió levemente; avanzando hacia el portal… supongo que el solo quiere eso, aunque ya es nuestro de todas formas; creo que solo quiere reclamarlo legalmente a los ojos del arquitecto. Pero yo por otro lado… no sabía que llevarme; no me interesan las joyas y esto de aquí técnicamente es propiedad de un espíritu antiguo… aunque.

… ¿sabes algo Wizardmon?... me llevare a Farah… quizás ella ya se fue pero… técnicamente; sigue perteneciéndole a Pharaonmon, el contrato se rompió pero… bueno, la llevare para que sea libre de una buena vez… yo sé lo que es estar atado a algo que odias… -respire profundamente y comencé a caminar- adiós Wizardmon, que tengas una buena eternidad en este lugar, y recuerda: si tienes problemas llama a mi Anubismon, el te ayudara, créeme…

Luego de eso; atravesé el portal y allí estaban tanto Farah como Anubismon, hablando entre ellos hasta que yo llegara. Observe a Farah unos momentos y sonreí levemente, mientras comenzaba a caminar. Me resultaba extraño haber pedido a una persona como recompensa tras un trabajo pero es la única forma… aunque bueno, Farah más que recompensa la veo como una carga con esa actitud tan extraña que tiene… jeje; seguro que le cae bien a Spike, aunque no sé si a ella le caiga bien ese borracho. Fuese como fuese, mientras caminaba, tanto Anubismon como Farah me seguían, algo callados, puesto que si yo no dije nada en todo el camino; deberían de creer que no estaba de humor para platicar. Pero nuevamente; fue Farah quien corto el silencio, preguntándome si de verdad ella sería una buena mercenaria, y creo que ya era momento de cortar el silencio para responderle.

Farah… quizás no hayas terminado de ser entrenada y seas bastante cargosa con respecto a tus joyas pero… -la observe y esboce una media sonrisa- has probado que mereces ser una mercenaria; y no una cualquiera, una mercenaria de nuestra familia… asique sí; serás parte de la familia, no una bailarina; si quisiera una, habría ido a cualquier lugar del digimundo y la habría comprado
Je, se nota que te gusta poner a los nuevos en tensión, Scott –Anubismon se rio levemente, extendiendo sus alas un poco para estirarse- pero bueno, bienvenida a la familia Farah, nos alegra tener a una mercenaria que además podría ser una perfecta espía en trabajos de recuperación o reconocimiento
Anubismon, no le cuentes para que la entrenaremos; es más divertido que lo descubran solos –reí levemente y continúe caminando- sea como sea Farah… nos alegra tenerte en la familia, solo te pediré que cuando lleguemos… si ves a un Machinedramon, te alejes de el, odia el contacto físico… y a los gatos

El resto del camino fue bastante normal a mi parecer… tan pronto como llegamos; todos se presentaron ante Farah y la recibieron apropiadamente; bueno, Giga no salió de su laboratorio pero envió a su representante Andromon para presentarse en su lugar, aunque eso confundió un poco a Farah aparentemente… bueno, si alguien viniera y se presentara por si mismo y en nombre de otra persona; la verdad sí que sería confuso. Pero al final, todo termino bien… nueva familia, nueva mercenaria y nuevo poder… además de un nuevo objetivo: castigar a Pharaonmon. Realmente, yo nunca… nunca dejo ese tipo de decisiones de lado; jeje… le hare pagar cuando termine de llenar mi papeleo. El resto del día, ¿Qué tal fue?... pues nada que resaltar además de que Anubismon volvió a ser Labramon al paso de unas horas… pero bueno; es natural si no peleo ni nada.

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.