Conectarse

Recuperar mi contraseña



Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Hibiki Sanjō, Lena Stevens, Roku Ginshô, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2065)
 
Scott Desaster (1919)
 
Roku Ginshô (915)
 
Kurai (914)
 
Sigrun Vinter (869)
 
Rena Ryuugu (850)
 
Fuji Raikomaru (840)
 
Ed Elric (649)
 
Ralian (638)
 
Elith (554)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Mar Ago 13, 2013 12:46 am

Gaomon se quitó de encima una falda, completamente ruborizado al sentir el olor a suavizante de todas las prendas. Era un agradable olor a flores frescas que hacía tiempo que no había sentido, y que le recordó al olor de los mismísimos prados. Pero sentía que de alguna manera estaba cometiendo una indiscreción; ya le parecía maleducado rebuscar entre las pertenencias de una mujer, así que estar dentro de ellas y aspirar el aroma de éstas, hizo que brotara un fuerte rubor en sus mejillas que la penumbra del armario pudo disimular. Además, tenía el peso de alguien encima, y por la posición de las piernas cruzadas elegantemente intuyó que era la digimon flor. Se preguntó porqué le habían seguido.

-¿Po...podrías apartarte...? - preguntó, conteniendo el impulso de levantarse y hacerla caer bruscamente hacia atrás.

-Por supuesto
-respondió ella, notando la incomodidad de Gaomon -Mis disculpas.

-Ouch
– se quejó Luna, mientras se frotaba la cabeza. Se había dado un buen cabezazo, y aquella caída no había venido especialmente bien para su tobillo - ¿Por qué a un armario?Es como si estuviera en Narnia... - dijo Luna, observando a su alrededor toda la ropa. Alguna prenda que otra le resultaba familiar, pero con la presión de tener lo que era una manita peluda encima de la cara no se pudo fijar demasiado bien. Pensó en Gaomon aunque recordaba que éste llevaba guantes de boxeo - Estoy segura de que esta zarpa no es mía...

-Tampoco es mía
-dijo Gaomon.

Luna se percató entonces de que sólo podía ser Labramon. Se preguntó si habían sido arrastrados al portal involuntariamente o se habían lanzado a él... a fin de cuentas, Luna había salido tras Gaomon, que al ver que el enemigo se llevaba el digi-vice, le había dado un codazo y había corrido derecho al portal, lanzándose a éste sin rastro de duda a pesar de su estado.

-¡Oh, Labramon, lo siento! ¿Te...hice daño? ¡Scott!
- Luna buscó con la mirada a Scott. Un leve gruñido le hizo sabes que debía andar ahí, entre la ropa - ¿Es...estais todos bien...?

-¿Sería posible salir de éste habitáculo tan oscuro, por favor?
- pidió Floramon.

-Sí, empieza a ser claustrofóbico. Aunque no podemos salir así como así... podría haber alguien fuera.


-Si no se ha enterado con el escándalo...
- dijo Luna. De todas formas Gaomon acercó la oreja a la puerta, y tras unos segundos, hizo un gesto y musitó que parecía despejado.

Al salir, suspiró.

-Menos mal, no querría haber asustado a la niña a la que le pertenezca este cuarto
– Floramon sonrió por lo bajo, tapándose la boca con la mano y Gaomon arqueó una ceja.

-Se trata de la habitación de Luna
-explicó; al ver la turbación de Gaomon no pudo evitar reír levemente. El lobo se limitó a cruzarse de brazos y musitar que no comprendía qué hacían esos peluches en la habitación de una mujercita.

La habitación, que tenía las paredes pintadas de un color vainilla, estaba infestada de peluches, no sólo sobre el alegre y colorido edredón de la cama; sobre el escritorio infestado de lo que parecían dibujos, lápices había pequeños peluches que sonreían a la silla, junto con una foto. La habitación era luminosa gracias a una ventana en cuyo alféizar estaban las plantas de Luna, a las que cuidaba con mucho mimo. Para terminar un gran mueble, en cuyos estantes se apretujaban muchísimos libros, aunque también podía verse una gran colección de videojuegos.
Luna saltó de alegría, completamente eufórica sin pensar en nada más que en lo contenta que estaba de haber vuelto a su habitación que la recibía con los brazos abiertos...incluso le parecía que los peluches tenían una sonrisa más amplia. Floramon la ayudó a tomar asiento en la cama y dejó ambas mochilas sobre la cama. Luna se dejó caer hacia atrás, con una exclamación de alegría:

-¡Pues bienvenidos a mi casa!
- Luna comenzó a agitar los brazos y las piernas como una niñita contenta, escena con la que Floramon no pudo evitar poner un gesto muy risueño. Hacía tiempo que no la veía así de contenta.

-Gaomon, ella es Luna, mi mejor amiga y yo soy Floramon. Ellos son Scott y Labramon
-Floramon sabía que, con todo aquello, Gaomon no conocía siquiera sus nombres, hizo una ligera reverencia y le sonrió – Estoy encantada de conocerte.

-Yo soy Gaomon
– se limitó a decir. No era muy dado a hablar.

-Creo que una taza de algo caliente nos vendrá bien a todos
-dijo mirando a todos. Lo cierto es que Gaomon y Luna tenían un aspecto horrible y Scott y Labramon parecían cansados – Scott, Labramon, dejadme conduciros hasta el sofá, allí podréis sentaros; supongo que después de la lucha, necesitáis tomar aliento. Mientras, traeré pastas, para hacer tiempo mientras preparo las bebidas.

Floramon parecía llena de energía. Corrió hasta la cocina, y utilizó sus estambres para coger una fuente y buscar las pastas que servir como aperitivo antes de tomar las bebidas. Se sentía mucho más cómoda ahora que era una Floramon y no una pequeña Yokomon. Se dispuso incluso a tararear.

Gaomon seguía en la habitación, algo había captado su atención y había decidido dejar que el resto excepto Luna, que aún seguía encima de la cama, mirando al techo. Pensaba en cómo su padre no había notado su ausencia, y eso había eclipsado la alegría de regresar...incluso se le escapó una lágrima. “Es como si no tuviera familia...” pensó. La voz de Gaomon preguntándole algo la sacó de sus pensamientos e hizo que se reincorporada haciendo un gesto disimulado para secarse la lágrima.

-Luna, esta eres tú de hace unos cuantos años. ¿Ése que está a tu lado es tu padre?


-Sí
– respondió escuetamente.

-Ya veo
-dijo Gaomon, sin querer ahondar más al ver algo de desánimo en ella. La dejó donde estaba, preguntándose si era el destino – Gracias por lo de antes. Quisiera que se lo dijeras a esos amigos tuyos y a tu digimon, pero la razón por la que te lo estoy diciendo a ti es porque aunque no recuerdo con claridad lo ocurrido, sé que te interpusiste en el camino de los Demidevimon y sé que ése tobillo lastimado es mi responsabilidad.

-Oh, da igual. Sólo estabas en peligro y me salió solo
– dijo Luna, algo sorprendida por el tono franco pero sincero de Gaomon – No fue inteligente, tampoco lo mejor. Otros quedaron heridos por eso, así que no quiero que me lo agradezcas.

-No fue inteligente, y estaba tremendamente lejos de ser lo mejor, de hecho, pienso que fue un acto idiota; pero fue... amable por tu parte, al menos. Deberíamos ir con el resto
– se limitó a decir; no había sonado como un cumplido precisamente- ¿Puedes levantarte?

Aunque asintió, Gaomon se acercó y la ayudó.

-Haz algo con eso enseguida
– Luna rió nerviosamente. Lo dijo con tal seriedad que parecía una orden.

Al llegar al salón vio a Scott y a Labramon, y les preguntó con una amplia sonrisa:
“¿Qué tal?”. Gaomon la ayudó a sentarse, y Luna se permitió bromear con Scott.

-Je, parece que al final Scott, hemos acabado en mi casa a pesar de lo que dijiste.

En ese momento Floramon trajo las pastas, y una tetera llena de té de color rojizo.

-Floramon, no he visto un té de ese color en mi vida...
-dijo Luna.

-Oh, son las infusiones que Babamon nos obsequió, junto con una explicación escrita sobre su preparación; utilizar leche en lugar de agua y agregarle miel si fuera posible
– comenzó a servirlo en tazas. El líquido rojo humeaba – Esta infusión, según Babamon, una amiga nuestra, despeja la mente y el cuerpo de cualquier tipo de molestia, ya sean pesadillas o dolores. Después de todo – Floramon ya había serivdo a Scott y Labramon, y ahora, servía a Luna y Gaomon dejando por último su propia taza. Gaomon se fijó en ello – os lo merecéis. Habéis luchado valientemente. Después de esto, podremos decidir tranquilamente qué hacer a partir de éste punto.

Gaomon olió el pequeño rastro de aroma a miel, y a pesar de que estaba acostumbrado al café decidió no decir nada. Luna lo bebió en silencio, disfrutando de él.

-Antes de nada, creo que tenemos que curarnos las heridas, estamos en un estado lamentable
– cuando Luna dijo esto, Floramon sonrió y sacó tres pequeños botes de ungüento que Babamon les había regalado. Le dio uno a Luna, otro a Scott y Labramon y uno a Gaomon – Scott, si te lo echas en el tobillo debería curarlo, y también debería poder hacer algo con las heridas de Labramon-añadió con una risita hacia Gaomon - Espero que tenga el mismo resultado con nosotros.

-Me pondré bien, de algún modo
– se limitó a decir. La risita de Luna se tornó a nerviosa. Aquel Gaomon era horriblemente serio; esperaba que fuera por las heridas – Debemos pensar qué hacer. Por mi parte, iré a buscar el Digivice que Gulfmon se ha llevado, tanto sólo como acompañado, en cuanto me recupere un poco. En un par de horas estaría bien – Gaomon miró hacia el balcón, estaba atardeciendo –así, aprovecharía la noche.

-Pienso que es demasiado pronto para ello, podría suponer meterte en un peligro innecesario; tus heridas, no se han recuperado
– le advirtió Floramon. Al ver que Gaomon negó con la cabeza, añadió – Al menos, toma un descanso aquí, un descanso más largo que un par de horas puesto que lo necesitarás si planeas recuperarte para luchar. Una noche tranquila podría hacerte sentir muchísimo mejor. Y dudo que Duftmon tenga la energía suficiente como para dar señales por lo que tu búsqueda podría ser en vano.

-Es una buena idea
– opinó Gaomon tras pensarlo – En el estado en el que Scott y Labramon dejaron a Guftmon, necesitará tiempo para poder causar problemas, así que debo aprovechar; él descansará, y si la búsqueda fuera infructuosa sólo estaré más cansado. Si Luna está conforme y hay espacio, pasaré la noche y luego, me encargaré de recuperar lo que es mío.

-¿Irás tú sólo?
-preguntó Luna, sorprendiéndose del valor de Gaomon.

-Supongo que sí
-dijo, mirando a Floramon y a Luna-No quiero involucrar a personas que no quieran saber del asunto.

-Es una buena idea. Creo que deberíais considerarlo, Scott, Labramon... no sé qué tenéis pensado hacer, pero sea lo que sea, puede esperar a que os relajéis un poco, ¿verdad? El cuarto de mi padre está libre siempre, así que podéis dormir allí
– a Luna le hacía incluso cierta ilusión; no era una fiesta de pijamas precisamente, o si lo era sería extraña, pero Scott y Labramon se merecían descansar. Sobre todo por Scott. Luna no estaba segura, pero quizás querría poner en claro sus ideas, después de haber estado ausente de aquel mundo tanto tiempo. Y eso se hacía mejor siempre en un lugar tranquilo - ¿Qué opinas, Labramon? ¿Te apetece? ¿Scott? No es ningún tipo de molestia para mí, de veras. Ah, por cierto, ¿qué era eso de las cartas? ¡Parecía todo perdido cuando...! - Luna empezó a entiusiasmarse al recordar aquella manera de luchar de Cerberusmon."¡Si sólo yo tuviera la mitad del poder!", pensaba, "¡Si lo tuviera, me plantearía ser una justiciera en el digi-mundo!¡Sí, como si fuera un videojuego, Floramon y yo, procurando el bien!"

Floramon se levantó, sonriente.

-Os iré preparando un baño y los pijamas. Luego, prepararé una rica cena para que comamos todos juntos
-Floramon corrió para preparar el baño y la ropa. A Gaomon se le hizo la boca agua, sentía que necesitaba comer, puesto que en su digievolución había perdido mucha energía – Incluso si no quedéis quedaros, podríais tomar el baño y cenar al menos...

-¡Lo de quedarse a dormir sería genial!
-se entusiasmó Luna-¡Podríamos jugar a videojuegos! ¡O ver alguna película, o algo así!

-Luna, ¿podría tener acceso a esa pequeña biblioteca de tu habitación? He visto títulos muy interesantes que siempre quise leer y otros que ya son mis favoritos
– intentó bromear, pero le salió bastante forzado, aún así Luna sonrió – De ninguna manera aceptaría si no me dejas.

-Claro. Cógelos y curiosea todo lo que quieras. Aunque...¿sabes leer?
- Luna se extrañó de ésto. Ella había enseñado a Floramon a leer, pero aún así no sabía cómo Gaomon podría haberlo aprendido.
Éasintió y fue al cuarto de Luna, que se quedó a solas con Scott y Labramon;

-Gaomon me pidió que os diera las gracias. Ehm, yo también lo diría pero sé que a Scott no le gusta demasiado...je,je,je
- dijo, riendo nerviosamente.

-Scott, Labramon, su baño ya está preparado
- dijo Floramon, volviendo al salón con un delantal puesto – Pueden ir cuando terminen de charlar.

Ahora se podía oír el sonido de los platos y las ollas desde la cocina.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Ago 13, 2013 6:37 pm

¿Qué paso?, ¿Dónde estoy?, ¿Qué tengo encima de mi espalda?, esas eran las tres preguntas más importantes y que con mayor urgencia quería responder, aunque claro, las respuestas llegaron a mi por sí mismas, aunque me hubiera gustado que fuera de una mejor manera. ¿Qué paso?, simple, termine optando por seguir a un par de novatas que seguían a un Gaomon que seguía a una cabra mutante con boca en la pansa, bien, una menos de tres. ¿Dónde estoy?, no lo sé, pero sé que algo callo en mi cara, y al tocarlo, sentí una especie de suave tela, entonces vi un rayo de luz y lo aproveche, ¿Qué era lo que cayó en mi cara?, para mi desgracia, una falda, que al instante lance hacia otro lado mientras un escalofrió profundo recorrió mi cuerpo en un solo y mísero segundo.
Finalmente descubrí donde nos encontrábamos, en un armario, solo faltaba saber de quién, ¿y que tenia sobre mi?, aparentemente eran la mismísima Luna con Floramon, Gaomon y Labramon, no sé porque pero ahora me siento un colchón. Luego de un momento, escuche como Floramon pedía salir del armario, sinceramente somos dos, entonces Gaomon salió, dejándonos salir a todos, y al abrir mis ojos, otro escalofrió recorrió mi cuerpo, pero más rápido aun, mientras que mis ojos se abrían impactados ante la escena, que sin duda alguna, debe ser lo más horrible que haya visto en toda mi corta vida.
Era la habitación de… de… ¡Una niña de 7 años! ¡Por el amor al infierno! ¡Además Floramon dijo que era la habitación de Luna! ¡¿De Luna?! ¡¿Cómo rayos eso puede ser posible?! Dios, debemos estar en otra dimensión, eso sí, pero… ¡¿Cómo es que terminamos aquí?! Dios, ahora sí quiero volver al armario lleno de ropa de chica, preferiría eso a tener que ver esta habitación tan infantil, tan… tan… ¡Tan de niña de 6 años!

Labramon… esto… es lo más horrible que eh visto desde que te conozco… -dije frotándome los ojos con fuerza tratando de borrar la imagen de mi cerebro- peor que una película de terror…
Haaa… no entiendo porque lo dices… esta habitación… si es extraña pero… no da miedo –dijo mi compañero estirándose como si fuera un perro normal- wow… solo estuvimos unos minutos dentro pero mi cuerpo siente que fueron horas
Labramon… -lo observe levemente- tú tienes tu definición de “terror” y yo tengo la mía… -al decir eso, seguí a Floramon que nos estaba guiando al comedor donde nos sentamos en el sofá-

Al sentarme, di un gran suspiro, en serio necesitaba descansar un poco, pero lo que sentí como una bendición de los dioses, fue el sonido de mi cuello crujir con un simple movimiento, igual que mi tobillo, una vez que crují los huesos de mi cuerpo, todo rastro de dolor se había ido de mi cuerpo, como si no me hubiera pasado nada, je, a veces me alegra haber entrenado con digimons versátiles como Labramon, que deben estirarse de forma constante.
Pronto llego Floramon con unas tazas con bebidas, yo quería un simple te, el cual me trajo sin problemas, me sorprende que sea tan amable cuando sabe que soy un peligro refiriéndose a poder oscuro y energía maligna, aunque qué más da, ella es ella y nunca cambiara, pero espero que deje de tratarme como si fuera un caballero, soy un mercenario, lo que hago lo hago porque si, no existe otra razón, asique espero un cambio de actitud en cuando a su modo de hablarme. Después de un momento, Floramon le hecho algo a mi te, también al de Labramon, después escuche que era una especie de “infusión” que serbia para despejar el cuerpo y la mente de cualquier tipo de molestias y pesadillas, y aunque Labramon se lo bebió sin protestar porque no haría efecto en el, yo tome la taza y me levante, me dirija a la cocina y vacié el liquido en las cañerías, vaciando la taza, yo no necesito de la ayuda de Floramon, ni de Luna ni de nadie que no sea Labramon para tratar mi mente, porque mi mente es mi mente y no dejare que nadie trate de meterse en ella para cambiarla.
Después Luna me dio un pequeño frasco con ungüento que supuestamente me ayudaría en cuanto a mis heridas, aunque realmente no lo necesitaba, con crujir mis huesos ya me sentía mejor, y Labramon podía usar su técnica curativa en todos los demás, pero supongo que es mejor no ser groseros, al menos no Labramon, ¿para qué aceptar algo que me ayudaría si ya me sentía mejor?, realmente no le veo el sentido a mentir.

No gracias Luna, yo no lo requiero pero agradezco tus intenciones –dije devolviéndole el frasco mientras me sentaba, dando un pequeño suspiro de agotamiento, en serio necesitaba respirar un momento, pasaron muchas cosas en poco tiempo- y Luna… no creo que me guste quedarme en la habitación de otra persona… que Gaomon y Labramon se queden allí… con dormir en el sillón o en el techo me basta
Haaa… discúlpenlo… realmente le molesta que sean tan amables o que traten de ponerlo muy cómodo si no son sus jefes –dijo Labramon riéndose mientras se untaba el ungüento en sus heridas- el sigue firmemente su papel de mercenario
Ya lo sabemos Labramon… -volví a suspirar y observe a Luna, me había hecho una pregunta interesante- y eso de las cartas Luna… no sé cómo explicarlo… son cartas especiales que pueden usare con nuestros digivice… pero solo con nuestro tipo de digivice… y las cartas sirven para ayudar a nuestros digimons… permitirles usar ataques diferentes o darles armamento… -suspire y me estire un poco- realmente son importantes para los Tamers con D-arc…
Es verdad, sinceramente esas cartas nos han ayudado en muchas ocasiones diferentes –dijo Labramon quien después comenzó a babear al escuchar la palabra “rica cena” de parte de Floramon- haaa… ya me dio hambre… -se limpio la baba- Floramon, te prometo que si me gusta la cena me caso contigo –al decir eso se sonrojo de vergüenza y se rio de su propio y pésimo chiste, sinceramente eso me pareció ridículo pero bueno, es Labramon-

Después de ese pésimo chiste, Gaomon se fue a leer los libros de Luna, vaya, pocos digimons saben leer el idioma humano, y sin duda el debe ser uno de los tan pocos digimons con esa capacidad, ni siquiera Labramon lee, puede hacerlo pero prefiere jugar como todo perro, je, no me sorprendería en lo absoluto si huele el trasero de algún perro en la calle, en fin, mientras quedamos solos recordé un par de bromitas que Luna hiso, como la de que al final acabamos en su hogar después de que ella me invito a venir, realmente nunca le respondió, pero era obvio que diría que no, je, me perjudique a mi mismo por así decirlo, a bueno, ¿Qué se le hará?.

Realmente… tengo mala suerte Luna… -suspire y me levante, entonces saque un pequeño libro de mi cintura que estaba cubierta por un protector especial de mi atuendo de guerrero- pero bueno, no me quejare ahora, estoy aquí… asique si quieres que juegue contigo dímelo, intentare hacer el esfuerzo para divertirme –al decir eso abrí el libro que tenia la portada algo vieja y desgastada, creo que apenas si se podía leer el titulo-
Je, eso quiere decir “Luna, me gustaría jugar contigo cuando quieras, solo ten compasión, no sé que es “videojuegos” asique tienes ventaja –dijo Labramon acomodándose mientras yo lo empuje al suelo con mi pie, esa broma si no me gusto- perdón… no pude evitarlo
Tranquilo, solo no me provoques más de la cuenta –dije sin apartar la mirada del libro-

Al cabo de unos minutos, volvió Floramon para dar el aviso de que el baño estaba listo, realmente no quería bañarme, pero si Labramon, Gaomon, Luna y Floramon se bañaban, solo quedaría mi peste sin poder disimular por ningún lado y comenzarían a quejarse, asique no tenia mas remedio, por lo que cerré el libro sin marcar la pagina, porque ya sabía dónde me había quedado, y lo deje en la pequeña mesa que se encontraba frente al sillón. Observe a Luna, creo que ese libro le llamo la atención, entonces le dije que si quería podía leer, después de todo, yo ya lo sé de memoria, solo lo releo porque no tengo nada mejor que hacer.
Luego de un rato, Labramon y yo nos encontrábamos en el baño, y se sentía bien tomar un baño con agua caliente después de unos años, ¿Cuántos años pasaron desde mi último baño caliente?, ¿4… 6… 8 años tal vez?... no… fue hace mas… el único momento de mi vida donde si fui querido… mi último baño caliente… fue cuando tenía solo 3 años de edad… y era un bebe que debía ser atendido… después… no recuerdo nada más.

Labramon… ¿recuerdas ese sentimiento que tuve cuando nos conocimos? –Dije observando el techo del baño mientras veía escapar el vapor por la ventana-
Si… lo recuerdo bien –dijo vagamente con los ojos cerrados disfrutando del baño reconfortante que había sido preparado por Floramon, quien seguía hablándome de forma rara- ¿Por qué lo preguntas viejo amigo?... ¿acaso algo te molesta de todo esto? –Abrió los ojos y me observo levemente como si quisiera decirme “no lo arruines para mí por favor”-
No… solo sentí algo raro… como es escalofrió… pero no como antes –dije bostezando y saliendo del baño- tu termina de bañarte si quieres… yo iré a beber algo de te

Al decir eso, me seque con una toalla y me puse por lo menos mis pantalones y mi remera, el resto de mi traje de guerrero lo deje en el baño para que despejara un poco su olor, y aunque no me gustaba tener solo la remera y pantalones, era mas cómodo y me movía con mayor facilidad.

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Miér Ago 14, 2013 4:33 am

Luna comenzó a hacer pompitas en la bañera. Había decidido ser la última en tomar el baño, y había dejado a Scott y Labramon jugando, después de enseñarles. Scott había aprendido rápido y Labramon también, así que no había hecho falta demasiada compasión. Gaomon estaba leyendo ávidamente, era como si supiera que jamás volvería a leer aquellos libros, así que estaba concentrado y tan metido en la lectura, que ni el escándalo que Luna y Labramon estaban montando mientras jugaban lo apartaban.
Luna ladeó la cabeza, había muchas cosas que Scott se había perdido; ¿parque de atracciones? ¿una película en el cine? Suspiró, era demasiado terco como para permitirse una semana de turismo, así que tendría que dejarlo para otra ocasión. Decidió no darle aún más vueltas; al fin de al cabo, no serviría de nada.

-Se está tan bien en casa...
-pensaba, sin dejar de hacer burbujitas-Un baño caliente y un pijama cómdo... ¡qué lujo!

Apoyó los brazos en los bordes de la bañera, mirando hacia el techo.

-Hmpf, sé que suena estúpido y que podría haberse armado un buen follón, pero me hubiera gustado ver a mi padre aquí y tener que explicarle qué hacía un portal, tres monstruos y un chico conmigo dentro del armario...aunque es más estúpido que esté hablando para mi misma en voz alta
- musitó. Siempre había tenido mucha libertad porque nadie la vigilaba puesto que aparte de su padre, no tenía más familia.

También tenía más cosas que pensar. Eso era el asunto de Mephistomon...no quería tener que enfrertarse a ése maldito bicho de nuevo, pero ahora estaba en su mundo, y sabía que en cuanto pudiera, comenzaría a hacer de las suyas... era su responsabilidad detenerlo, pero aún así, le asustaba mucho. Floramon y ella eran mosquitos comparados con él.

-Quiero huir de todas mis responsabilidades... mi futuro... esto... todo. Irme y olvidarme, haciendo lo que yo quiera. Si sólo hubiera podido despegarme de mi maldito sentido de la responsabilidad Floramon y yo podríamos haber recorrido por y para siempre ése mundo y ¡quién sabe! - rió al pensarlo - ¡Podría haberme hecho una justiciera u algo así! ¡Quizás como en un juego, todo un grupo de tamers, todos juntos, uno de aquí otro de allá y viajando para un objtivo común: librar al digimundo de la injusticia! ¡O sólo con algún loco que comparta mi sueño, ambos unidos contra los malos, y él haciéndome sentir valiente!

Se imaginó a un tamer misterioso que hiciera dueto con ella. Alegre y simpático y con gafas... Luna se sonrojó de imaginarlo y comenzó a patalear dentro de la bañera, por lo que comenzó a caer agua fuera. Pero instantes después se hundió en el agua, como chafada por la realidad.

-Pero la realidad es que tengo que hacer una buena vida de estudiante universitaria primeriza, detener a ése Mephistomon y hacer que Floramon acceda a irse a un lugar donde no tenga que vivir escondida... una planta necesita sol, al fin de al cabo
- repentinamente sintió peso sobre los hombros. Trató de animarse a sí misma diciendo que por esa noche, cenaría, jugaría a la consola y dormiría.
***
Cuando Luna salió ya con el pijama puesto, encontró a Gaomon en la mesa esperando. Gaomon parecía que se iba a caer encima del plato. Floramon había preparado comida para parar un tren, todo servido en fuentes para que cada cual se apartase lo que quisiera.

-¿Te ha dado tiempo a hacer TODO eso?
- preguntó Luna.

-Si sabes cómo hacerlo, se prepara en poco tiempo, además Gaomon me ayudó a poner la mesa - dijo Floramon alegremente. Gaomon musitó que sólo había puesto un par de vasos y el mantel.

-Parece ser que, les ha gustado eso de los videojuegos
-dijo Luna al ver que Scott y Labramon aún no estaban en la mesa-Eso, o están teniendo una charla larga. Voy a llamarles... - Luna fue a levantarse pero en ese momento Scott y Labramon aparecieron. Al parecer Labramon había olido la comida; eso, o eran muy oportunos.

-¿Qué pasaba ahí dentro? Parecía que estabas luchando por no ahogarte
-preguntó Gaomon. Luna rió, diciendo que era prácticamente imposible ahogarse en aquella bañera pero Floramon dijo algo que hizo que Luna quisiera meterse dentro de una bandeja y ser comida.

-He visto a Luna haciendo hazañas de misma índole.


-¡Exagerada, sólo soy algo torpe!


-¿Acaso dije algo malo? Has hecho muchas cosas de las que yo pensaba que resultaban imposibles para ti y para mi
- Luna se olvidaba de lo ingenua que era Floramon y la poca agudeza que tenía a veces para distinguir la ironía y sus bromas. Hizo un gesto de disculpa hacia todos - Disculpen que la comida sea tan poco abundante, debido a nuestra larga ausencia muchos de nuestros alimentos han quedado inservibles sobre todo la carne y el pescado.

Luna miró las fuentes, llenas de una comida de aspecto exquisito y una presentación de concurso de cocina. La vajilla era muy elegante junto con el mantel. A Floramon le chiflaba hacer que cada comida pareciera una cena elegante o al menos, algo especial por eso Luna tenía como platos vajillas más propias de restaurantes de lujo que de una casa normal. Había una ensalada muy colorida, pasta al ajillo, pimientos rellenos de carne y una fuente de solomillos junto con una guarnición de champiñones con huevos revueltos y patatas fritas, además de varios cuencos con distintos tipos de salsa para la carne. A Gaomon se le iba la mirada hacia el solomillo, a pesar de su habitual careta de impertubabilidad. Para beber había agua, refresco y té helado, todos servidos en jarras de cristal. Incluso las servilletas estaban dobladas en forma de flor concretamente en rosas blanquísimas e impolutas.

-Creo que tendremos que pedir pizza, de hecho
- ironizó Luna. Al ver que Floramon se iba a levantar la agarró y aclaró-Floramon, cariño, era una broma. Espero que Scott, Labramon y Gaomon tengan hambre, comerse todo esto que será una hazaña. Por cierto, muy bonita la forma de las servilltas.

A Gaomon le entró un ligero ataque de tos, pero no conocía las "bofetadas de sinceridad"  de Floramon tal y como Luna las llamaba hasta que sufrió una.

-Vi a Gaomon hacerlo con un papel del suelo, y se me ocurrió que podía pedirle que lo hiciera también con las servilletas. Gaomon puede parecer serio pero tiene la sensibilidad de un artista y por eso probablemente sea una persona tan leal...- Gaomon estuvo a punto de regar a Floramon con el vaso de agua que se había servido, para aliviar que le había entrado al sonrojarse.

-Ah... ehm... - Floramon le advertía a Gaomon que tuviera cuidado de no ahogarse, ajena a la verdadera razón, así que Luna decidió desviar la conversación antes de que al lobo azulado le diera un ataque - ¡Scott, Labramon! ¿Cómo acabó vuestro enfrentamiento?  ¡Quiero echar una partida, para ver si superasteis a la sensei! Y Scott, ¿qué opinas de los videojuegos? Bueno, en realidad, quisiera saber qué opinas en general. Hace tiempo que no estabas por aquí... y... ¿qué planeas hacer mañana? Espero que no te importe el aluvión de preguntas, pueden simplemenrse comer y callar si es lo que prefieren - Luna no había perdido el tiempo mientras tanto y ya se había servido de las fuentes, y probado un poco -¡Está riquísimo, Floramon!¡Es como tener a un gourmet en casa!¡Ojalá yo fuera tan perfecta, eres odiosamente perfecta, cariño!

-Yo también...
- Luna miró a Gaomon, por supuesto, estaba bromeando debido a que estaba de buen humor, y aunque Gaomon entendió que era una broma, se puso igual de nervioso-Cr-creo que está delicioso.

-No lo soy, Luna. Pero gracias, Luna, Gaomon, me siento muy honrada porque les haya gustado
-Floramon, como siempre no parecía percatarse de que la broma iba a su costa- Veamos qué opinan Scott y Labramon.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Miér Ago 14, 2013 9:50 pm

Luego de darnos el baño, Luna nos enseño a mí y a labramon a jugar esos “videojuegos”, aunque aprendí rápido, porque con solo ver los controles ya puede arreglármelas, preferí dejar a labramon jugando mientras yo me ocupaba de cosas de mayor importancia a mi parecer, como en este caso, meditar y tratar de calmar mi mente agitada por el extraño sentimiento que tuve antes, aunque sinceramente, no creo poder calmarlo porque cuanto más trato de calmarlo, mas pierdo la cabeza por las voces que comenzaron a resonar en la misma.
Luego de eso, labramon se quedo jugando contra la maquina, y perdía mucho, realmente solo gano dos partidas, de las cuales tuve que jugar yo o si no, no habría ganado nada, je, creo que es típico de él, pero después de un rato, labramon olfateo comida y por tanto, tuvimos que salir, y si no detengo a labramon, se habría tropezado con Luna haciendo que se cayera al suelo. En fin, después de eso, nos sentamos en la mesa, ¿y que encontramos?, un festín de reyes como suelo decirle a las grandes cantidades de comida elegante, algo que para mi gusto, detesto, con un simple te y algo de pan puedo subsistir entre 2 y 3 semanas, aunque no estoy acostumbrado a comer desde mi infancia.
Al sentarnos a comer, tome un plato y solo le puse unos trozos de zanahoria de la ensalada “multi vegetales” preparada por Floramon, con eso me basta, aunque pareció que labramon no vio suficiente lo que podía ser su porción por lo que tomo la mía, no me queje en ningún momento, puesto odio las comodidades, lujos y comidas finas como estas, yo me considero algo simple, normalmente a mi forma de ser le digo “adaptista”, lo que como dice la palabra, me adapto a lo que me rodea, y mi ambiente básico es el “escases de recursos”. Luego de terminar mis trozos de vegetales, escuche las preguntas de Luna, y como prefiero evitar groserías, le respondí.

Veamos… no hubo ningún enfrentamiento… yo me senté a meditar apenas te fuiste de la habitación –dije vagamente mientras me balanceaba en la silla, algo que hacia cuando era niño y vivía en encierro, hasta que me quitaron la silla-
Es verdad… el jugo dos veces para ayudarme a pasar de nivel… -dijo labramon sonrojado de vergüenza al sentirse patético- en fin, tu comida esta increíble floramon, créeme, si llegara a casarme contigo seria el digimon más afortunado –nuevamente se rio de su pésimo chiste, aunque creo que debo enseñarle a dejar las bromas-
… en fin… los videojuegos se ven bien… aunque… parecen una distracción… -suspire mientras inclinaba aun más la silla hacia atrás- y bueno… el resto de las cosas se ven… bien supongo… aunque yo soy del estilo de vida simple… si viviera con este tipo de… lujos y cosas… seguro moriría de aburrimiento… no soy de usar cosas así… -después de eso escuche otra pregunta, pero no la entendí, algo comenzó a hablarme, algo extraño- ¿ah? –levante la mirada al techo mientras sentía que mi respiración se cortaba- haaa… hack… (¡¿Qué demonios?! ¡No puedo…! ¡No puedo hablar!) –me sujete el pecho, mi corazón latia muy rápido, algo no andaba bien, algo me estaba sucediendo, incluso sentí como mis ojos se fijaban en un solo punto del techo dividiendo mi visión haciendo que todo se viera confuso- haaa… a… ayuda…

Cuando pedí ayuda, sentí como algo extraño recorría mi rostro, creo que se llamaban “lagrimas”, aunque no lo recuerdo, una vez derrame un… pero no recuerdo cuando… no sé por qué… pero… una lagrima rozo mi mejilla, mientras mas y mas le seguían, fue entonces cuando creí que iba a morir o algo parecido, cuando la silla se fue tan hacia atrás que termine cayéndome, y para i suerte tengo reflejos medianamente desarrollados, por lo que tuve que salir de ese “transe” y concentrarme para evitar darme un fuerte golpe.
Cuando me levante, observe el techo rápidamente, para encontrar el porqué reaccione así, pero no encontré absolutamente nada, entonces labramon se levanto, obviamente estaba preocupado, aunque esto era un asunto mío, y no quiero que nadie ajeno se meta, esto ni siquiera es algo que deba saber labramon, por lo que apenas me calme, me largue de la casa. Vi un árbol fuera de modo que lo trepe y me subí al techo, sinceramente, era mejor que me quedara allí un rato, no estoy de humor para estar cerca de alguien, y no es seguro para nadie estar cerca de mi ahora.

Desde el punto de vista de Labramon

Fue extraño, Scott pareció haber entrado en un estado de ataque al corazón, porque en un momento dejo de mecerse en la silla donde se encontraba sentado y, comenzó a respirar extraño, parecía que no tomaba aire, después se sujeto el pecho, eso si no me gustaba, por lo que deje de comer y quise preguntarle que sucedía, pero antes de que pudiera preguntárselo siquiera, vi algo que jamás había visto en todo mi vida, al menos no de parte de Scott. El estaba… el estaba… ¡el estaba llorando! ¡El gran demonio de mi compañero estaba llorando! ¡Eso si no me gusto, porque conozco a Scott! ¡Lo eh visto saltar edificios, parar mis tacleadas como cerberusmon e incluso sentir mis garras en su cara tratando de matarlo y nunca derramo una sola lagrima!
Antes de que quisiera hacerlo reaccionar, se cayó de la silla, bueno, no se cayó realmente, reacciono en el momento justo, y después pareció calmarse, aunque eso no me importaba, quería asegurarme de que estuviera bien, pero antes de que pudiera hablar, se fue corriendo hacia afuera, creo que era lo mejor, en este estado es mejor dejarlo solo.

Scott… -suspire y me acerque a la mesa de vidrio donde seguía el libro de Scott- discúlpenlo… no se que le haya sucedido… pero tengo que darle esto… es uno de los pocos recuerdos que Scott tiene de su familia… o al menos de lo que creía su familia –suspire y los observe, entonces me senté en la silla y deje el libro en la mesa- Scott tiene muchas posiciones valoradas… su bufanda… su espada… su digivice… y este libro… nunca lo leí… pero sé que es algo de interés para Scott…

Al decir eso, di un suspiro, lo que era una buena noche para mi, una noche tranquila, para pasar el tiempo con nuevos amigos, se había vuelto algo peligroso para todos, en especial para floramon, si le tiene miedo a la energía demoniaca de Scott, dudo que olvide lo que pueda suceder esta noche.

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Jue Ago 15, 2013 4:03 am

Floramon logró intuir que algo iba mal desde la frase: “Los videojuegos se ven bien… aunque… parecen una distracción...”. Incluso se había reído y sonrojado del chiste del Labramon, pero esa frase hizo que se pusiera alerta.
No sabía porqué, pero sentía que las distracciones eran algo que Scott no se permitía, o mas bien que ansiaba pero que por alguna razón alguien se las había prohibido. Para no saber nada, la intuición de Floramon había sido bastante acertada. Por supuesto, no pensaba que la cosa se empeoraría tanto.

Y cuando lo vio lo supo. Recordó el ordenador de Luna. Error 404, ése pantallazo siempre hacía que Luna gritase y maldiciera, diciendo que “su ordenador tenía serios problemas de lógica, no era normal que fuera de lo mejor del mercado”

-Ya ves Floramon, es como si no pudiera asimilar que voy a arrancar este juego y decidiera apagarse antes...
- era lo que había dicho una vez. Floramon se puso pálida al pensar que a Scott se le ocurriera “apagarse” y tal y como estaban sucediendo los acontecimientos la analogía era horriblemente real y cercana.

-¡Scott!¡SCOTT!
- Luna se estaba temiendo que se hubiera atragantado, o peor, que le hubiera dado un infarto. Sabía que era muy joven y estaba en demasiada buena forma como para tenerlo, pero verle llevarse la mano al pecho fue alarmante, e incluso estaba llorando. Tanto Gaomon como Luna se levantaron de la silla, para evitar que se cayera hacia atrás. Luna temblaba tanto que no habría conseguido impedirlo. Pero Scott reaccionó rápido, y tras tomarse unos segundos se fue.

-Oh, Dios mío...
- fue lo único que pudo decir Floramon.

-¡Voy con él!
-Luna cogió una chaqueta, y salió corriendo hacia la puerta, pero alguien la agarró.

-No. Déjale sólo por ahora.


Labramon suspiró y se acercó a la mesa de vidrio donde aún estaba el libro. Luna fue junto a él, y se sentó a su lado en el sofá.

-No tienes porqué disculparte, Labramon. Tampoco debe hacerlo Scott, debí... haber tenido más cabeza... ser más responsable, imaginar que algo así podía suceder después de todo lo que me dijo... -
Luna dejó caer la cabeza hacia delante, suspirando – Debí haberme comportado como alguien responsable.

Luna miró el libro, al oír que era importante para Scott. Se sintió afortunada de que alguien tan cerrado como Scott le hubiera dado permiso para leer algo que le importase.

-Si es importante, deberías llevárselo
-Luna le tendió el libro a Labramon-A mí leer me anima mucho.

Luna inspeccionó la tapa del libro con detenimiento al dárselo.

-Yo diría que está escrito en griego
– dijo Luna. Ella se había especializado en los dos últimos cursos de instituto en la rama de humanidades que tenía entre filosofía, dos años de griego y latín obligatorios en los que tenía que traducirlo. Sin embargo, se trataban de una serie de textos adaptados, no tenían nada que ver con un libro antiguo de veras-Dudo que éste tipo de palabras puedan venir en mi diccionario de griego.

-¿Griego?
-Gaomon, que estaba en la cocina, apoyado sobre una pared, se acercó, interesado al oír parte de la conversación entre Labramon y Luna. Le causó mucha curiosidad aquel libro tan antiguo.

-Sí. Durante dos años di griego y latín, pero esto es demasiado difícil
-dijo Luna, que apenas había distinguido el determinante “el” - Y dudo que las palabras puedan venir en el diccionario que tengo...

-Permíteme
-Luna dejó un hueco en el sofá para Gaomon, pero él se sentó de rodillas, sobre un cojín. Luna vio un brillo de curiosidad intelectual en los ojos de Gaomon.

Rió levemente: “Está disfrutándolo como un niñito”

-O fýlakas tou Káto̱ Kósmou....
-pronunció Gaomon, entrecerrando los ojos. Luna se sorprendió de que había hecho incluso acentuación... a ella no le habían explicado jamás cómo sonaba el griego clásico, y si sonaba de veras como Gaomon lo estaba pronunciando, era hermoso. El lobo azul se quedó pensando unos instantes – El guardián del Inframundo, traducido.

-¡Eso es impresionante!¡Sabes hacer de todo!
-Luna sabía que sería inútil preguntarle a Gaomon dónde había aprendido todo aquello, porque el mercenario le daría una corta respuesta.

-No lo es
– se limitó a decir, mientras pasaba con mucho cuidado la página. A Luna le marearon todos los caracteres -Quizás podría traducirlo, con esfuerzo, un diccionario y mucho tiempo, así que creo que es lo único que sabremos del libro.

Luna suspiró y miró a Labramon.

-Labramon, realmente quisiera ir junto con Scott a preguntarle qué le ocurre, pero sólo le molestaría aún más. Tú eres quien mejor le entiende, así que deberías subir ahora que ha tenido unos momentos para pensar
-dijo Luna. Se levantó y trajo uno de sus folios en blanco y un bolígrafo. En el folio dibujó una cara sonriente y tras doblarlo lo metió en el libro, haciendo que sobresaliera para que Scott lo viera – Pero dale el libro, y asegúrate que encuentre el mensaje. Al fin de al cabo, lo peor que puede pasar es que lo haga una bola y lo tire, y lo mejor, que se sienta algo más animado.

Labramon asintió y salió del salón. Parecía preocupado por su compañero.
Luna se dejó caer en el sofá. El ungüento había surtido efecto, y aunque le dolía, había estado andando por casa sin problemas. Estaba demasiado preocupada como para irse a dormir, prefería comprobar que Scott al menos, se echaría en el sofá.

-Además, tengo que preguntarle si es capaz de dormir como un murciélago
-pensó. Cerró los ojos y se preguntó qué estaba haciendo Floramon tan callada. Finalmente, acabó durmiéndose.
***
-En cuanto al ungüento...
-se limitó a decir Gaomon, con el pequeño bote en la mano. Floramon abrió la puerta del cuarto de baño, y lo dejó pasar. Luego cerró. Gaomon se extrañó, era como si se estuviera escondiendo de algo.

-¿Necesitas ayuda con ello?
-preguntó amablemente. Gaomon negó enérgicamente y completamente sonrojado y tartamudeando. Aún así, observó que la digimon estaba como ida.

-Sólo quería devolvértelo. Por el bien de tu tamer, no debes dejar que se desprenda de cosas útiles para dárselo a un desconocido
– dijo, tendiéndole el botecito.

-Esas heridas no se tratarán solas
-Floramon paseó la mirada por el maltrecho cuerpo de Gaomon - Se podía apreciar que aún no te habías decidido a curarlas.

-Ni tú las tuyas. Las que te hice
-Floramon rió, haciendo ver que lo había olvidado. Gaomon seguía serio-Si alguna vez, en algún punto de mi vida me entero de que os ocurrió algo, sentiré que quizás, eso que gastáteis en alguien que no lo merec...

-¿Que no lo merece? ¿Porqué dices eso? Defendías la ciudad de inicio
– Floramon dijo esto inmediatamente al saber que el Gaomon se iba a autocorregir rápidamente para que no lo notase. La digimon flor frunció el ceño, en principio sin comprender.

-...que no conocíais, al que jamás volveréis a ver, sentiré que he sido yo el culpable
-terminó de decir Gaomon, dándose cuenta de que Floramon comenzaba a sospechar. Pidió a lo que fuera que guiase los destinos que no acabasen poniéndose en su contra. No podría pelear contra ellas.

-Entiendo tus razones. De acuerdo
– Floramon le tendió la mano, como para darle un apretón. Lo miró fíjamente a los ojos y por primera vez Gaomon pensó que aquella digimon estaba lejos de ser una frágil flor – Haré que eso jamás ocurra. Nunca te enterarás de que algo nos pasó, nunca cargarás con esa culpabilidad.

-Eso tiene trampa. Te encargarás de que no me entere...
-dijo Gaomon.

-No puedo prometerte algo que no sé con certeza que ocurrirá, así que no puedo decir que jamás me pasará nada, porque estoy dispuesta a morir si hace falta para que Luna viva
-la voz de Floramon se tornó más adulta, y menos aniñada, aunque igual de aterciopelada, así que Gaomon supo que hablaba con total sinceridad.

Gaomon apretó la mano de Floramon con suavidad, para no hacerle daño.  


Última edición por YatterwaAgain el Miér Ago 21, 2013 8:38 pm, editado 1 vez

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Lun Ago 19, 2013 6:48 am

¿Qué me sucedió? ... ¿Por qué? ... ¿Por qué me sucedió a mi? ... ¿Qué eran esas voces? ... ¿Por qué odio tanto este mundo? … ojala obtuviera las respuestas… ojala pudiera encontrar alguna respuesta… quisiera… quisiera poder abandonar mis odios… mis sentimientos de ira… abrirme y dejar cualquier rastro de mi… quisiera… volver a ser una “marioneta”.
Esas voces… “hacemos todo por tu bien”… “te queremos y siempre lo haremos”… “te prometemos que iremos a comer una hamburguesa pronto”… esas palabras de esas voces… son mentiras… son ruidos vacios… pero… estas si son voces reales… “¡¿qué haces?! ¡Por favor no! ¡Detente!”… “¡¿Por qué nos haces esto?!”… “Scott… no lo hagas…”… recuerdo lo que dije ante eso… recuerdo mis palabras exactas… el arma… la hora… “papa… mama… no seré su marioneta… ni un simple animal… me canse de escuchar sus promesas vacías… ahora… les prometo que no los matare… ¿pero qué pasa?... dije una promesa vacía… como ustedes”… después de eso… mi vida es borrosa hasta que llegue al digimundo… el mejor día de mi vida.
¿Acaso mis padres me quieren torturar ahora que regrese?... ¿me ah tocado un destino maldecido donde debo sufrir para vivir?... si fuera así… no me sorprendería… no soy alguien que merezca vivir… no sin sufrir… tal vez de allí viene mi energía demoniaca… aunque no entiendo… ¿Por qué me toco esa vida?... ¿Por qué ese destino?.

… ¿realmente… merezco vivir? –Baje levemente la mirada bajando la cabeza y apoyándola en mis piernas para cubrir mi rostro- ¿realmente vale la pena que siga vivo?... tal vez… debería –tome una piedra no muy grande pero filosa- terminar esto…
¿Y dejarme como un perro abandonado? –escuche la voz de Labramon subiendo al techo- Scott… ¿Qué sucedió?... sabes que puedes decírmelo todo… somos… amigos… no… más que eso… somos familia… -me observo deprimido- intentan leer tu libro… les preocupas… y sinceramente… si te lastimas… Luna se culpara… ella es la mayor y quiere asumir el cargo… jamás entenderá que puedes cuidarte solo… no la hagas preocuparse más de lo que ya debe estar… ni a mi…
-di un buen suspiro y observe la luna y di un pequeño silbido- bien… no hare nada… solo intentare despejar mi mente… -tire la piedra contra el árbol frente a la casa de Luna y me recosté en el techo- este mundo… me causa muchos escalofríos y pensamientos raros… ahora vete a dentro, estaré bien
¿Me lo prometes?... ¿por el colmillo de la garra roja? –me dijo mi compañero serio, esta vez como yo pero conservando su tono de bromista-
Je… por supuesto que lo prometo por el colmillo de la garra roja –al decir eso le estreche la mano o pata, aprovechando que estaba cerca de mi- solo ve a dormir, esta noche mis pesadillas serán consumidas… estoy seguro

Al decir eso, mi compañero sonrió cálidamente como siempre, él sabía que yo cumplo mis promesas, por tanto se fue caminando hacia el árbol, y al bajar se cayó pero bueno, Labramon es como los gatos, subir le resulta fácil, bajar, no tanto.

Escuche algo… seguramente han pasado cerca de 2 o 3 horas, hacia mas frio que antes asique debía haber pasado un rato largo, aunque había muchos cambios, como la posición de la luna, estaba un poco mas caída, es decir que estaba a unas horas de ponerse y darle paso al sol, tsk, odio el sol, es molesto, e irrita mis ojos cuando intento ver hacia algún lugar.
En fin, lo único que sé es que escuche una voz… esta vez no en mi cabeza… si no en la zona… ¿Cómo lo sé?, bueno, ser el mejor amigo y compañero de un digimon canino ayuda a desarrollar los sentidos, como el oído cuando tengo que escuchar los aullidos de Labramon, y el olfato, como cuando come de mas y hecha gases al dormir. Quitando el tema de mis sentidos fuera, lo que escuche fue una voz familiar, una voz como la de… ¿Luna?, ¿Qué hace ella levantada a esta hora y paseando por la noche?, sinceramente no lo sé pero tengo que averiguarlo pero… ella no huele a la Luna normal… tiene un olor extra.

(¿Luna?) –La observe fijamente desde el techo y me oculte detrás del cuerpo del árbol que gracias a la distancia impedía que me vieran, al menos desde donde estaba Luna- (¿Qué hace levantada?... ¿y cuando se cambio de ropa?)

Algo no cuadra… lo único que se, es que parece no venir a su casa… no… siguió de largo y se dirige a una… a una… … … a una vieja casa con rejas oxidadas… ventanas rotas… y con la puerta manchada con sangre en el picaporte… y marcas de pisadas… hechas con sangre desde la misma puerta… hasta las rejas… no puede ser.

Es mi… casa… -dije con un tono vacio mientras sin darme cuenta ya estaba dentro de la casa, corriendo hacia donde estuvieran todas mis cosas que era la cocina- ¡Tengo que impedir que entre! –grite sin importar si despertaba a alguien o no, solo tome mi ropa, me la puse y salí corriendo lo más rápido que pude-

Mi casa… mi vieja casa… esta por ser… ¡ESTA POR SER ALLANADA POR ALGUIEN QUE QUIERE HACERSE PASAR POR LUNA!

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Miér Ago 28, 2013 1:43 am

Gaomon se sorprendió al ver que al levantarse tenía una taza de café en la mesa junto con un croissant. Apenas estaba amaneciendo. Luna seguía durmiendo en el sofá, y Floramon se había ido a la cama... él por su parte se había acomodado unos cojines en el suelo y había dormido unas cuantas horas, antes de partir tras Gulfmon, bien temprano apenas amaneciera.  
Se encogió de hombros y supuso que rechazarlo sería de mala educación, aunque se agradecía con aquel calor una taza de café helado, la cual estaba incluso húmeda del frío. Una vez tomado, suspiró pensando en que pronto aquel día sería un lejano recuerdo, un descanso para su mente que sólo pensaba en una cosa. Sin embargo, durante su estancia se sorprendió de redescubrirse a sí mismo; se obsesionaba tanto con entrenar que había olvidado lo que le gustaba leer, por ejemplo. De todas formas, en cuanto se alejara, tendría que volver a sus asuntos, que era uno y muy sencillo; fortalecerse. Si las alianzas que había formado bien no eran las más honorables eran las que más cuotas de poder le daban. Sólo esperaba que no volviera a tener que hacer un trabajo tan...

-Por todos los santos, ¿qué me iba reportar matar a esos críos?
-pensó, enfadado consigo mismo por haber puesto en peligro su "trato" con todo aquello.

Bajó por las escaleras del bloque de apartamentos, tratando de no hacer ruido; sin embargo no se encontró con nadie. La calle estaba desierta también por las horas en las que todo el mundo estaba dormido. Se paró en la entrada de un parque, donde había arbustos y vallas pintadas de colores. Gaomon no sabía por dónde buscar así que llegó a la conclusión de que debería peinar toda la ciudad.

-Supe que te irías así
-la voz de Floramon lo sorprendió. Antes de poder preguntarle qué hacía allí, ella se explicó-Con mi ayuda, podremos investigar en más lugares y la búsqueda no te será tan ardua.

-¿Por qué ibas a ayudarme?


Ella se limitó a sonreír.

-¿Y por qué no, pudiéndote prestar mi ayuda no lo iba a hacer?
-Gaomon suspiró. Sí que era una digimon bienintencionada. Sin embargo por desgracia sabía que eso se pagaba caro en el mundo en el que vivían. Gaomon lo había descubierto de una manera poco agradable, y como aquellas niñas le habían caído bien, prefería que le odiaranpor esas palabras, antes de tener que pasar por algo parecido.

-Eres demasiado ingenua para tu propio bien y el de tu tamer. ¿Y si todo esto fuera una trampa de Gulfmon y yo os estuviera engañando?


-Disculpa, pero eso es demasiado disparatado
-dijo Floramon, riendo levemente-Confío en ti porque sé que no tienes mal corazón. Lo noto.

Unos pasos interrumpieron la conversación. Gaomon arrastró a Floramon entre los arbustos. Ambos se sorprendieron al ver a Luna, vestida de manera completamente diferente, que se acercaba a un contenedor y agarraba una bolsa de basura. Salió corriendo, con mucha prisa, como si temiera que alguien la descubriera.

-¿Luna?
-Gaomon agarró a Floramon-¿Qué...?

-Su comportamiento es extraño. La dejamos durmiendo hace cinco minutos, esto no es normal
-dijo Gaomon, recordando que la había visto - Vamos a seguirla, a ver qué es lo que trama.

-¡No hables de Luna como un enemigo...! ¡Ella es mi amiga...!¡No, es más que eso!
-Gaomon agarró a Floramon del hombro-¡Gaomon por favor...!

-¡Confía en mí!¡No le haría nada malo a Luna, después de que se interpusiera para que no me matasen!
-Floramon negó con la cabeza, no quería acechar a su propia tamer. Gaomon la agarró de ambos hombros e hizo que le mirase a los ojos- ¡Confías en mi!¡Lo dijiste!¿¡Tengo que pensar que mentías!?

-No... de veras confío en ti...y es cierto que su comportamiento es extraño, no parece ella, pero seguro que es porque algo la preocupa y soy incapaz de saberlo
-trató de explicar.

-Es imposible que no hayas notado que está decaida por algo
- Floramon acabó asintiendo y ambos siguieron a "Luna" por las calles. Parecía apurada y parecía que la bolsa pesaba porque le costaba andar con ella-Creo que podría ser... debería observarla más pero creo saber qué le ocurre. No te lo voy a decir, cuando dudo prefiero corroborarlo - a Floramon esto le hizo fruncir un poco el ceño.Estuvieron varios minutos siguiéndola y llegado un punto, Floramon se quedó parada.

-Gaomon, no pienso seguirla más si no me dices qué es lo que crees. Es tu turno de confiar en mí
- al ver que Floramon parecía hablar bastante en serio sobre esto, Gaomon suspiró, y llevó a Floramon tras una farola, para evitar cualquier riesgo de ser descubiertos.

-¿Has oído hablar de los Dopplegangers? Traducido del alemán, es literalmente "aquel que camina al lado". Se supone que, en otro lugar, existe alguien exactamente igual a nosotros. Algunos explican que son dobles y otros que son proyecciones nuestras en otros lugares. La cuestión es que normalmente se los decribe como seres que no tienen buenas intenciones con su otro yo y si te lo encuentras se supone que es el presagio de tu muerte o un problema grave de salud
-explicó Gaomon.

-¿No se supone que todos somos especiales y únicos? Entonces... crees que ése es el doppleganger de Luna
-Floramon se quedó pensativa y Gaomon se sorprendió de que hubieran llegado a la misma conclusión-Pero no entiendo... un doppleganger es un doble exacto, ¿por qué actúa como si temiese que alguien le descubriera? Quiero decir... su comportamiento debería ser igual al de Luna sin ningún tipo de fingimiento...

-Es la razón por la que nadie quiere reconocer su existencia. Si realmente fueran de verdad, se pondría el conflicto lo más básico; el concepto del yo. Y sí, es en eso en lo que el asunto me deja intrigado. Creo que se trata más bien de alguien haciéndose pasar por Luna, simple y llanamente... sin embargo, son calcos, dudo que nadie puede disfrazarse tan bien...
- Gaomon hizo un gesto a Floramon para continuar - Debemos averigüar lo que ocurre y si no la seguimos, dudo que hallemos respuesa a todo esto.

***

Luna se desperezó en el sofá, y tanteó en busca de sus gafas cuando oyó griterío. Reconoció la voz de Scoot auqnue le tomó unos segundos acordarse que se había quedado dormida esperando a Scott a pesar de que Labramon les había dicho que estaba bien y que él bajaría... probablemente Floramon le había pasado una sábana por encima que ahora estaba tirada por los suelos. Se veía que había intentado deslizarle una almohada para ahorrarle la horrible tortículis con la que se había levantado, pero Luna era un tronco cuando dormía.

-¿Pero qué...?
-no le dio tiempo a preguntarle a Labramon, que corría tras Scott. Él había recogido todo de la cocina rápidament diciendo que tenía que impedir que alguien entrase en algún lugar.

Luna los siguió como pudo. Estaba en peor forma que Scott, pero se obligó a correr para al menos, no perderlo de vista. Mientras corría, se percató de dónde iba a volver. Su casa. A pesar de que ia resollando apretó aún más el ritmo. Ni siquiera le había dado tiempo a avisar a Floramon, pero en ese momento sólo tenía en mente una cosa; "Scott no debe volver. Sólo servirá para hacerle más daño, y mientras que esté a mi cargo y conmigo, no voy a permitirlo. Ni a Labramon, nia Floramon, ni a Gaomon...¡les protegeré, como sea!"
Era una de los momentos donde Luna estaba completamente decidida. No había duda en sí misma en esos momentos.

***
Siguieron a la que sospechaban doble de Luna hasta lo que parecía una casa abandonada donde entró, arrastrando la bolsa de basura. Hacía tiempo debió hacer sido muy bonita, con aquellos grandes ventanales ahora tapiados. La reja de diseño moderno estaba carcomida por el óxido y se quejó cuando Gaomon la abrió dejando paso a Floramon, como todo un caballero. Ella no dijo nada, sólo sonrió.

-Dicen que la casa está embrujada, puede que nos topemos con alguna aparición
-advirtió Floramon. Luna le había contado historias sobre el lugar, y incluso si estaba poblada de espíritus pacíficos, no quería perturbar a los caídos.

-No me dan miedo los fantasmas. Témele a los vivos son mucho más peligrosos, por lo que hay que tener más cuidado con ellos que con cualquier aparición
-atajó mientras observaba con el ceño fruncido las manchas de sangre en el picaporte. Parecían antiguas. En eso se hallaba quedando cuando la atiplada voz de Floramon dijo.

-¿Qué te ocurrió?
-Gaomon se quedó quieto por la pregunta de Floramon, que lo había pillado completamente de improvisto pero que era muy acertada. Finjió no comprender y respondió que no sabía a qué se refería pero aquella digimon tenía un sexto sentido muy fino que ni Luna (siempre había supuesto que todas las mujeres lo tenían) tenía.  Floramon explicó calmadamente-Tal y como has dicho eso, parece que te ves capaz de enfrentarte a lo desconocido sin dudar, pero que sientes desconfianza hacia las personas. No puedo saber si te asusta pensar en lo que las personas son capaces de llegar a hacer, o te decepciona, pero te provoca algún sentimiento.

-Sólo... no le busques cinco pies al gato
-se limitó a decir. Al ver que Floramon susurró algo confundida que los gatos tienen patas y además sólo tienen cuatro Gaomon intentó explicarse mejor-Yo... no dije aquello con intenciones, sólo quería dejar claro que los fantasmas no me dan miedo.

-Mientes
-Floramon dijo esto tranquilamente, sin ningún matiz de acusación y sonriendo. Gaomon se ponía nervioso por momentos no le gustaba pensar que aquella Floramon sabía lo que pensaba ni lo que sentía... esa sonrisa lo hacía sentir nervioso, pero algo dentro de sí mismo se alegrase de que alguien pudiera comprender sus razones y palabras-Sé distinguir cuando una persona habla sin sentir, lo cual sucede la mayoría de los casos y se acaban diciendo cosas que no son las que relevan la verdad de nuestra persona. Pero eso lo ha dicho tu corazón.

-Para ser tan ingenua...
- se paró a mitad de la frase, no sabía porqué, no era capaz de decirlo. No era nada especial, sólo iba a decirle lo intuitiva que era en contraste a su ingenuidad pero aún así acabó atajando-No importa. Entremos.

Se giró. No le pareció educado ignorar la pregunta y sentía que tenía que decir algo de aquello para sentirse mejor consigo mismo.

-De todas maneras fue hace mucho.


Floramon asintió, y Gaomon supo que con ese asentimiento había aceptado sin resentimientos que no quería hablar de ello, y que realmente no le daba vueltas para buscar su culpabilidad sino más bien en buscar una manera de que se sintiera reconfortado. Gaomon se dijo a sí mismo que quizás se estaba engañando, que quizás simplemente ese asentimiento decía lo que él necesitaba que dijera, pero lo descartó al recordar que estaba hablando con ella que parecía saber leer cada punto de su mente.

-¿Vamos?
-Gaomon abrió la puerta de la vieja mansión, y pasó primero, tratando de adivinar cualquier amenaza. Todo estaba sumido en la penumbra debido a la poca luz que entraba en la casa debido a las ventanas tapiadas... la puerta se cerró con un chirrido tras ellos-Detrás de mí. Sin duda ha debido oírnos entrar. Si algo sale mal, corre y avisa a Luna... pensándolo bien no la avises, sería preocuparla inútilmente, sólo corre sin mirar atrás.

-Pero, ¡no debo dejarte...!
-Gaomon hizo un gesto para que Floramon se callase.

-Sé valerme por mi mismo, si es lo que te preocupa...llevo años sólo sobreviviendo. ¿Por qué me iba a dejar morir ahora?
-susurró.

Gaomon y Floramon caminaron medio a tientas y vieron cómo "Luna" abría una bolsa de basura. Primero Floramon y Gaomon pudieron ver un cuchillo de carnicero, y temiendo que fuera para lo que pensaba Gaomon le hizo un gesto a la flor para que no mirase.  Sacó un cuerpo de lo que parecía una anciana que había sido golpeada fuertemente en la cabeza.

-Ju. Estúpida anciana, no debió haber sido tan metiche ni cotilla
-la voz de "Luna" tenía el mismo timbre pero una tonalidad burlona que Luna jamás habría usado. Cogió un cuchillo de la bolsa.

-¿La...ha...mata...?
-Gaomon le tapó la boca de Floramon porque sabía que iba a gritar. "¡Demonios, le dije que no mirase!" pensó,

La risa de Luna inundó los chirridos de la vieja mansión.

-Y ustedes dos... sé que están ahí
-Gaomon distinguió la silueta y unos pasos pausados. Era una copia casi perfecta de Luna, si se le quitaban los instintos asesinos.

-¡Corre!
-Gaomon emitió un gritó y empujó a Floramon, que corrió escaleras arriba. Gaomon sintió un dolor fuerte en el costado y vio que "Luna", le había clavafo el cuchillo de carnicero. Sonreía ampliamente, trazando arcos con él.

-¡Te apuñalaré hasta que mueras, sabandija!


Gaomon se levantó como pudo. No moriría sin pelear. Pero entonces se oyeron gritos desde fuera de la casa y aquella falsa "Luna" se giró, iracunda.

-¿¡Qué!?¿¡Alguien más me ha seguido!?
-preguntó mostrando un poco de nerviosismo. Realmente podía matarles, pero no sería algo inteligente puesto que revelaría su posición y llamaría demasiado la atención. Desvió la atención de Gaomon, y cuando se giró vio que Floramon lo llevaba a cuestas hacia el sótano - Bah, no importa, os atraparé más tarde, insectos.

Floramon bajó las escaleras, viendo preocupada el corte. Realmente no era demasiado importante, aunque se pudiera intuir la data del digimon, pero ambos se miraron preocupados porque sabían que si morían en el mundo humano, no habría nuevo comienzo en Ciudad de Inicio. Bajaron por una escalera, esperando poder esconderse en el sótano.

-Y...yo... lo siento, fue mi...
-dijo Floramon al borde de las lágrimas.

-No te va a servir de nada. Tranquila, puedo caminar por mí mismo, no ha sido grave. Parece que algo lo entretuvo.


Floramon y Gaomon se quedaron pálidos al ver que en el sótano había una gran puerta de acero de bobina. Gaomon se acercó y la golpeó con el puño maldiciendo su suerte, tenía código... sólo podían esconderse bajo el hueco de la escalera y esperar tener suerte. Gaomon se sorprendió de que Floramon no se echase a llorar, sólo estaba preocupada y estaba guardando mejor la compostura de lo que él pensaba en un principio. Ambos se sentaron en el hueco de la escalera, procurando encojerse todo lo que pudieran.

-¿Crees que nos encontrará?
-preguntó abrazándose las rodillas-Ése... clon de Luna es peligroso. Probablemente intente hacerle algo a ella también.

-Cuando salgamos de aquí, la avisaremos...

-¿Tenemos oportunidades?
-Gaomon suspiró. Realmente creía que todo dependía del factor suerte.

-Tú sí. Le daré entretenimiento para que alguno de los dos salga de esta
-Floramon sólo se limitó a mirar al suelo, y musitar que no quería que nadie muriera-La gente muere, no tiene sentido pensar en que no es así-luego, trató de desviar la conversación hacia otro lado, para que se sintiera algo mejor-¿Cómo lo supiste?Lo del café...

-Supuse que alguien tan diligente como tú, probablemente tendría como bebida favorita el café
-respondió ella. Gaomon sonrió, y Floramon también, agradeciéndole el gesto. La sonrisa se desvaneció cuando creyeron oír algo. En ese punto tan delicado, incluso podría ser su imaginación.

***
Scott estaba ante una casa de aspecto abandonado. Luna se sorprendió. Sobre esa casa había muchas leyendas urbanas y especulaciones sobre su estado y lo que aconteció con sus dueños; algunso decían que seguían dentro pero como espíritus al haberse suicidad, otros que tenían encerrado a una especie de demonio y veinte mil cosas más. Luna sintió un escalofrío.  Era el hogar de Scott. Aquella casa de aspecto destartalado y derruible, que antes debió ser hermosa pero que el abandono envejeció.

Luna corrió hasta Scott, y lo agarró por debajo de los brazos, intentando detenerlo con todas sus fuerzas, pero él comenzó a forcejear. Luna intentaba plantarse y permanecer firme para no dejarle entrar ahí mientras le gritaba para que entrase en razón porque el mercenario estaba en mucha mejor:

-¡Para Scott!¡No debes entrar, sólo te harás más daño!¡No puedo dejarte hacerlo, Scott, así que no lo hagas más difícil!¿Es que quieres que te de algo ahí dentro?


Scott consiguió apartar a Luna y hacerla desequilibrar, por lo que cayó al suelo. Desde allí, Luna empezó a gritar aún más, completamente desesperada al sentirse fustrada por no poder hacer nada:

-¿¡ES QUE NO VES QUE LO QUE HAGO POR TU BIEN!?


Labramon utilizó su ataque retri bark para que ambos parasen. Luna se quedó callada, tapándose los oídos y luego sólo pudo mirar al suelo, sin saber qué hacer y diciéndose que al menos, lo había intentado.  [/color][/color]

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Miér Ago 28, 2013 3:29 am

Esa bruja… esa copia barata… esa doble mal pagada… esa desgraciada maldita endemoniada y estúpida Luna falsa había pisado mi casa… había pisado el único lugar que me mantiene feliz… esa casa… puede ser la cuna de mi corazón putrefacto… esa vieja casa horrible puede ser un criadero de odio y dolor para mi… pero es mi criadero de dolor… es mi cuna de odio… y la defenderé como sea posible… no me importa que tanto Luna quiera detenerme… ¡Nadie se mete con un Musahrahjy!
¡DIOS! ¡¿POR QUE LUNA INSISTE EN QUE NO ENTRE?! ¡¿A ELLA QUE LE IMPORTA MI BIENESTAR?! ¡¿A QUIEN ADEMAS DE LABRAMON LE IMPORTA COMO ME SIENTO?! ¡¿QUIEN DEMONIOS PODRIA SENTIR ALGO POR MI ADEMAS DE INDIFERENCIA?! ¡NADIE! ¡NADIE PUEDE Y NADIE JAMAS ME QUERRA! ¡SOLO SOY UN OBJETO! ¡UN ARTICULO! ¡UN FANTASMA QUE DEBE SEGUIR LAS ORDENES DEL EXORSISTA SI NO QUIERE DESAPARECER EN LA NADA!

¡CALLATE LUNA! ¡TU NO QUIERES MI BIEN! ¡NADIE QUIERE MI BIEN! ¡SOY SOLO UN MALDITO OBJETO QUE TODOS USAN PARA SU PROPIO BENEFICIO! –le grite por mas que se pusiera a llorar, no dejare que nadie me impida defender mi origen- ¡MIS PADRES SOLO ME USARON COMO OBJETO! ¡ME DIJERON QUE ME QUERIAN! ¡QUE ME DARIAN COSAS DELICIOSAS! ¡QUE JUGARIA CON OTROS NIÑOS! ¡PERO LO UNICO QUE RECIVI FUE PAN, AGUA Y UN LIBRO QUE YA SE DE MEMORIA AL DERECHO Y AL REVES! ¡¿EN SERIO CREES QUE ME TRAGARE TAN FACIL QUE TU ME QUIERES?! –Genere mi aura oscura en cantidades alarmantes, incluso para mí- ¡DIME POR QUE TE IMPORTO TANTO! ¡DIMELO! ¡DIME 3 MALDITAS RAZONES POR LAS QUE NO TENGA QUE ENTRAR A DEFENDER LA CUNA DE MI EXISTENCIA!
¡RETRI BARK! –Grito Labramon separando a Luna de mí y haciendo que se tapara los oídos, yo sinceramente ya estoy acostumbrado- ¡¿QUIERES CALMARTE SCOTT?! ¡¿POR QUE PIENSAS QUE TODOS QUEREMOS LASTIMARTE?! ¡¿POR QUE NO TE ABRES POR UNA VEZ EN LA VIDA Y ACEPTAS LA BONDAD DE LOS DEMAS?! ¡¿POR QUE NO ERES CON LOS DEMAS LO QUE ERES CONMIGO?! –fue en ese momento en que vi las lagrimas de mi compañero, en el llorar si es algo más o menos normal- por favor… sniff… Scott… sniff… ya detente…
… perdóname Labramon… pero yo… por más egoísta que suene… es asunto mío… -en ese momento volví a sujetarme la cabeza y después el pecho, esas voces volvían a hablarme pero con más fuerza- [color:65f6=#darkred](¡¿QUE DEMONIOS QUIEREN DE MI?!) –Grite en mi mente intentando que hablaran de una vez-
Queremos… que… sufras por… todo lo que… nos… hiciste pasar… maldito demonio… -dijo una voz femenina adulta, la voz de mi madre-
Tanto te gusta el infierno… te arrastraremos a él… para que sufras… serás castigado por todo… lo que has hecho… -dijo lo que sería la voz de mi padre-
-apreté los puños y comencé a gruñir- (¡CON GUSTO ME LARGO AL INFIERNO! ¡PERO ANTES DEFENDERE LO QUE ALGUNA VEZ FUE MI HOGAR!) Labramon… perdóname pero… nadie se mete con un Musahrahjy… y cuando digo nadie… es nadie –abrí el libro que había tomado de la cocina- el dolor de mi cuerpo es algo que puedo soportar… pero mi alma llena de sufrimiento en la eternidad sufrirá… asique simplemente… digo adiós… a mi amado infierno… y a mis amadas amistades –al decir eso deje el libro en el suelo y comencé a correr-
Scott… -fue lo último que escuche decir a mi compañero antes de entrar en la casa-

Cuando entre, lo único que vi fueron huecos de luz por donde la única luz que tenia era la de la luna, que estaba iluminando el dentro de la casa, en donde se encontraba la maldita impostora y allanadora, parecía feliz y molesta, supongo que algo andaba mal, para su desgracia, las cosas iban peor que mal, estaban por ponerse horribles las cosas. Esta impostora tenía un cuchillo de carnicero, pfs, novata, si cree que eso servirá para matarme, evidentemente no sabe nada, aunque si sabe golpear ancianas, porque había una mujer mayor en el suelo, la pobre se encontraba muerta, o eso creo, no me importa en lo mas mínimo, esta copia barata de Luna está en mi casa y eso es más que suficiente para matarla.
Cuando la vi, sentí como los recuerdos venían a mi mente, aquel día donde mi libertad fue obtenida finalmente… a un precio “alto” según mucho… pero realmente… el precio fue algo que me alegro como nunca… el hecho de quitarle la vida a las personas que me hicieron sufrir tanto tiempo fue como un premio extra… como un 2 al precio de 1. Y ahora estoy de nuevo en casa… con más odio… más fuerza… resistencia y mayor habilidad para matar… no me importa si es un asesino profesional… lo matare… aun si es un travesti acosador que estudio y espió a Luna por quien sabe cuánto.

Escúchame bien… estúpido travesti acosa chicas… si crees poder matar a este demonio –sonreí como un maniaco y genere mi aura oscura en la misma cantidad alarmante de antes- te advierto que se matar desde mucho antes de que te volvieras travesti… ¡y eso es un hecho irrefutable! –al gritar eso tome una de las muchas espadas que coleccionaba y exhibía mi padre por toda la casa- prepárate para morir… engendro –rodee mis brazos con mi aura oscura y me puse en posición para un “duelo de espadas”-

Desde el punto de vista de Labramon

Oh dios… oh dios… ¡OH DIOS! ¡NO IMPORTA QUE TANTO HAGA SCOTT ESTA MAS QUE DECIDIDO A ENTRAR A ESA CASA Y HACER QUIEN SABE QUE! ¡¿POR QUE ESTO ME PASA A MI?! ¡EH HECHO MILES DE COSAS PARA HACER QUE SAQUE UNA SONRISA SINCERA Y NO UNA DE ESAS TANTAS SONRISAS FALSAS QUE SUELE DARME CON TANTA SINCERIDAD! ¡DIOS! ¡LO UNICO QUE QUERIA ES QUE MI MEJOR AMIGO, MI HERMANO, MI COMPAÑERO, MI UNICA FAMILIA ESTUBIERA FELIZ! ¡Y AHORA TENDRE QUE BUSCAR A OTRO POR QUE A ESTE RITMO MORIRA!

Scott… sniff… -golpee el suelo intentando abrir un cráter, algo que haría fácilmente Scott en estas condiciones- sniff… ¡¿POR QUE SOY UN PERRO INUTIL?! Sniff… ¡SE SUPONIA QUE DEBERIA SER UN PERRO FUERTE PARA QUE TODOS CERRARAN SUS BOCAS! Sniff… pero… pero Scott… -seguí llorando sin miedo de que la gente me viera, tenía que desahogarme- ¡PERO NO PUEDO SER FUERTE SIN SCOTT A MI LADO!

Al decir eso, sentí la mano de Luna que acariciaba mi cabeza, ella al igual que yo se preocupa por mi amigo, y al igual que yo desea que el sea feliz… pero nunca será feliz si muere… el… él no tiene que morir… es mi amigo… mi compañero… mi familia… y no se puede abandonar a la familia, no en un momento así, ¡YO TENGO QUE AYUDAR A SCOTT ME CUESTE LA VIDA O NO!

Desde mi punto de vista

¡PELEAS BIEN BASURA! –Grite bloqueando un cuchillazo de parte de este travesti- ¡PERO NO SABES NADA! ¡MI HERMANO SABE MAS DE ESTO QUE TU! –Grite dándole un gran ataque directo seguido de un giro y estocada- ¡JAJAJAJA! ¡MUERE! ¡MUERE!

Mientras este duelo de armas blancas se libraba, pude ver como Labramon y Luna entraban, que bueno, porque siento más presencias además de la mía y la de este travesti, y son presencias digitales, por lo que son digimons, lo curioso es que son presencias conocidas. Apenas los vi les grite que bajaran al sótano y que buscaran por todas partes, porque no quiero que nadie me vea cometer un asesinato, aunque me importa poco… solo quiero ver correr la sangre de este travesti.

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Miér Ago 28, 2013 5:38 pm

Después de que Scott le respondiera hecho una furia, Luna iba a seguir gritándole a Scott. Se percató de que era la primera vez que discutía así de fuerte con alguien. Pero al ver a Labramon así  tuvo que parar, por decencia y para no hacer que se sintiera mal. No quería verlo así, por mucho que también quisiera seguirle gritando a Scott así que se quedó callada, miró hacia el suelo y trató de tranquilizarse poco a poco. Scott hizo lo mismo, pero de nuevo se llevó la mano al pecho, como aquella vez. Luna se levantó, pero Scott parecía estar bien, y decidido a hacer algo; se disculpó con Labramon, y dejó la que era su posesión más preciada en el suelo antes de entrar en la casa.

Luna lo recogió suspirando. Labramon parecía enfadado consigo mismo, sentimiento que Luna había sentido alguna vez, así que se agachó a su lado, y tras dejar que desahogase todo lo que tenía que desahogar y le acarició la cabeza:

-No eres inútil, Labramon. De hecho, si no fuera por ti, Scott no estaría aquí. Devolverle aunque sea un ápice de esperanza a alguien es realmente loable
-le dijo, tratando de tranquilizarlo. Ella estaba llorando silenciosamente porque se sentía responsable de todo aquello, y tenía miedo a no cumplir su responsabilidad. Se secó las lágrimas, y trató de sonar medianamente segura para transmitirle seguridad a Labramon-Ahora, vamos a entrar, vamos a ayudar a Scott aunque sea un gruñón y diga que es su asunto y entonces verás que te sentirás más tranquilo. Estoy segura de que Scott no se irá de tu lado, incluso si no está presente, así que anímate. Igual que yo no dejaré que os pase nada, por mucho que él diga.

Luna estaba temblando. Había sido difícil decirlo sin sonar al borde del llanto, pero más difícil le fue encaminarse a la casa y abrir la puerta. Aún así lo hizo y se encontró una escena que la dejó helada. Era alguien extrañamente parecido a ella, peleando a cuchillazo limpio con Scott. ¿Qué hacía ahí esa persona? Y sobre todo, ¿quién era? ¿Por qué se le parecía tantísimo? Era una copia perfecta de Luna, ¿y qué pintaba aquella bolsa de basura? Luna no entendía nada.

-¡Qué interesante que intentes algo así! ¿Crees que unas simples palabras me ofenderán? Bien, bien dejémos que nuestros actos hablen-dijo el clon sonriendo ampliamente mientras lanzaba un cuchillazo que Scott paró. Parecía estar disfrutando de todo aquello.

"¿Qué, cuándo, cómo, dónde...?"
y aunque no todas las interrogantes tenían sentido Luna se sentía más que confusa. Estaba viéndose a sí misma pelear con Scott, y aunque se dijo que debía ser un doble era calcado, exactamente igual. Por supuesto esa mueca demencial no era común en ella y jamás la había esbozado pero sabía que de hacerlo sería así. Sintió un escalofrío horrible al ver que llevaba un maldito cuchillo y que había un cadáver de alguien que conocía. Una anciana del edificio.

-Yo...yo no la he...matado...
-se dijo, temiéndose lo peor. El doble se había traído a la anciana en una bolsa de basura, lo cual no presagiaba nada bueno. Sentía que había sido ella, que la había matado, que era una asesina...ya no sabía si aquel doble era ella o no.

"¿Acaso no lo deseé alguna vez?¿Entrar a esa maldita empresa y matarlos a todos para que ya no haya empresa y papá pueda estar algún tiempo conmigo?"
Luna sabía que alguna vez lo había deseado pero nunca se había planteado que fuera a suceder de verdad, jamás había planeado ni imaginado el cómo... no era una asesina, se repitió por centésima vez, ni tampoco estaba lo suficientemente loca como para matar a alguien, no al menos si tomaba su medicación en esos periodos donde su mente estaba más presionada. "Sólo has pasado por depresiones derivadas del estrés, nada más, no eres una esquizofrénica ni una psicópata. Y todo comenzó a ir bien cuando Floramon llegó" se dijo. Ella era una depresiva, no una psicópata, pero tenía miedo de cruzar ésa línea, y se estaba viendo a sí misma, armada con un cuhillo, pelear con alguien a quien consideraba su amigo. Era suficiene como para asustarse. Luna era de esas personas que para que una persona empezara a hacer algo primero lo dijera, luego lo visionara y finalmente... era como si verlo le diera la sensación de que realmente podía coger un cuchillo, que nada se lo impediría. Para Luna que cosas que por no hacerlas en la vida diaria uno llega a pensar que de alguna manera si lo intentaba alguna fuerza superior lo iba a impedir, como por ejemplo empuñar un arma pero ahora se estaba viendo a sí misma hacerlo.

-Yo no puedo... matar a nadie...aunque para mis adentros piense que quiero vengarme de la gente que me hizo daño...probablemente yo les dejaría ir por  piedad si algo malo les ocurriese...
-musitó, temblorosa.

-¡Bajad al sótano y buscad por todas partes!


-¡Os mataré a todos!


El grito de Scott la sacó de su estado de shock, al menos, parcialmente. Recuperó la movilidad, al menos. Asintió temblorosa, y corrieron hacia la escalera que conducían hacia el sótano. No sabían qué iban a buscar, pero debía ser importante... esperaba que fueran personas a las que evitarles el destino de la anciana.

Pasaron muy cerca del cadáver, y Luna abrió muchos los ojos al mirarlo. Pensó en lo afortunada que había sido al no traer a Floramon consigo, aquello la espantaría. Todo le pareció ir a cámara lenta al pensar que aquella mujer no volvería a dar de comer a las palomas, como le gustaba, al pensar que su familia la buscaría preocupada para encontrarla así, al pensar que jamás volvería a abrazar a sus nietos...era un abismo demasiado grande pensar que ella había tenido algo que ver en todo eso, sintió un mareo, como si estuviera subida en una montaña rusa sin ningún tipo de agarre, y no pudo evitar caer hacia un lado, extendiendo el brazo como si pretendiera que algo la volviera a levantar.
Cayó al suelo de golpe, se acababa de desmayar. En el último segundo se odió a sí misma por haber tenido que escoger ése momento para desmayarse, pero el abismo era demasiado grande y profundo para alguien que hasta hace poco, el mayor peligro que había vivido era quedarse en blanco ante un examen.

***
-Hay alguien arriba... se escuchan gritos, parece que envueltos en una pelea
-dijo Floramon alzando la vista-¡Debemos ayudar!

-No podemos hacer nada, Floramon...
-Gaomon sabía cómo podía terminar aquello.

-¡De alguna manera podremos! No puedo quedarme sentada mientras alguien está peleando contra eso, ¿y si también lo... lo acaba...?
-Floramon apenas pudo pronunciarlo y quiso ponerse a llorar. Aquella mujer había muerto y ya todos los que la querían la extrañarían a pesar de que ella estuviera en un lugar mejor. Incluso si se renacía como ocurría en el mundo digimon, ya no recordaría esas cosas preciadas para ella-No puedo pensar que nadie pase por lo mismo.

- La única manera de hacer algo es que estés dispuesta a salir tras esa copia de Luna, sorprendrerla y ahorcarla
-dijo Gaomon señalando sus estambres. Pero quería encontrar otra solución... no se perdonaría que alguien como Floramon se manchase las manos de sangre-¡Si tu decides que estás dispuesta a eso, adelante, sube!

-¡Yo...! ¿¡Cómo piensas...!?


-¡Despierta!¡Si tanto te preocupa esa persona de ahí arriba, deberás hacerlo!
-tal y como creía, Gaomon sabía que ella era incapaz de algo así pero era un problema que fuera incapaz de pensar teniendo eso en cuenta y lo peligroso era que podía acabar haciéndolo por pura necesidad. Eso sólo le reportaría dolor-¿¡Vas a hacerlo por un desconocido!?

-Podría ser Luna. ¿Y si fuera Luna y nos hubiéramos estado ocultando mientras ella nos busca?¡Sabes tan bien como yo que seríamos despreciables desde ése instante en que la dejamos!
-Gaomon se levantó y suspiró. Ése era el problema de los lazos. Era justo lo que no había querido que pasase; ahora se daba cuenta de que si tenía ese corte era por los lazos... sólo le distraían. Si no tenía el digivice aún en sus manos era porque se había encariñado de la ingenua digimon y su tamer insegura. Le estaban distrayendo de lo que tenía que hacer, no le impedían pensar y calcular con la mente fría, le impedían centrar su concentración en su objetivo y no podía lograrlo si no vivía; no le tenía miedo a morir, tenía miedo a hacerlo sin cumplir lo que llevaba buscando.

-Por eso no quiero crear lazos con nadie. Fue un error
-musitó Gaomon visiblemente enfadado-¡Si simplemente no tuviera que preocuparme por vuestro destino, yo  sabría qué hacer, podría irme sin que me matasen, necesito vivir para hacer lo que tengo que hacer!¡Sin embargo ahora tengo que quedarme, porque el corazón me dice que me quede y os ayude!¡Pero no puedo cumplir ambos deseos, yo no...!

Floramon tocó el hombro de Gaomon, que se quedó callado.

-Vamos
-acabó diciendo.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Miér Ago 28, 2013 11:40 pm

¡DE TODOS LOS MOMENTOS! ¡DE TODAS LAS SITUACIONES! ¡DE TODO EL TIEMPO! ¡DE TODOS LOS LUGARES! ¡DE TODO ESTE DESGRACIADO MUNDO! ¡¿POR QUE LUNA ELIGIO ESTE PARA PERDER LA CONSIENCIA?! ¡JURO QUE LE DARE OTRA BOFETADA DESPUES DE ESTO! ¡Y SI SALGO DE ESTA VIVO! ¡PERSONALMENTE ME ROMPERE EL CRANEO CONTRA UN ESPEJO MASIZO!

Dios… ¿en qué estoy pensando?... yo no me dejo controlar por mi rabia… nunca lo eh hecho… el odio siempre fue mi guía y la rabia mi fuerza… pero… esta vez es al revés… Luna tenía razón… entrar en esta casa me está afectando… pero voy a escuchar a mi rabia… y hare que mi odio tenga el control… pero con el pensamiento de que tengo que salvar a Luna… a Labramon… y a Gaomon y Floramon que están en el sótano… no sé cómo llegaron aquí… pero luego los voy a interrogar… al menos a Floramon… ella se quiebra fácil como una vara seca.

Tsk… je… peleas bien para ser un simple travesti… -dije sonriendo, no como un maniaco, pero si como lo que soy, un demonio- ¡Lástima que no es suficiente para matarme! –grite devolviéndole su ataque y poniéndome en posición- je… ahora que mi mente está centrada… hare que tu sangre corra por el suelo…
Jeje… pfs… ¡JAJAJA! ¡Te voy a matar y eso me hará tan fácil! ¡Nada me saca más una sonrisa que un idiota que cree que me lastimara con una simple espada débil! –Al gritarme eso, el travesti que copiaba a Luna se acerco corriendo y trato de darme un corte al cuello y otro al pecho, algo que esquive por poco- ¡Oh! ¡Eres rápido! ¡Eso no te salvara! –trato de clavarme el cuchillo al corazón, justo como quería-
¡Pero si me da tiempo! –Le sujete el brazo y le puse el filo de la espada al cuello, menos mal que la detuve, 2 centímetros mas y me habría apuñalado el corazón sin dificultad- tsk… te voy a rebanar el cuello… -al decir eso intente cortarle el cuello pero ella se soltó y se alejo dando una voltereta hacia atrás- ¿acaso de una pelea pasamos a gimnasia rítmica o algo así? –dije con un tono burlón mientras sonreía ligeramente-
(Scott… ¿ya no estás… rabioso?...) –Escuche a mi compañero en mis pensamientos- ¡Scott! ¡Apresúrate a matarla! ¡Definitivamente no quiero que esa Luna siga actuando como Luna! ¡Yo tratare de despertarla! –ahora si nos entendemos bien Labramon-
Je… ¡NO NECESITAS DECIRME ALGO QUE YA SE LABRAMON! –Corrí hacia el farsante y di un salto para darle una patada en la cara- ¡TOMA! –cuando aterrice, mientras estaba afectado por el golpe, aproveche para hacer un ataque directo, aunque para mi mala suerte, lo esquivo, aunque no del todo, je- jeje… sabes que no falle… -sonreí como un verdadero demonio, como dicta mi naturaleza cruel-
Je… ¿a qué te refieres?... –sonrió de forma nerviosa ante mi comentario y después abrió los ojos como platos- hack… ¿q… qué demonios?... –se miro la mano derecha y pronto vio como esta comenzaba a deslizarse y finalmente caer al suelo- haaa… haaa… ¡¿Qué me hiciste?! –Me grito impactado el bastardo-
Simple… te corte la mano –sonreí y limpie la sangre que tenía el filo de mi espada con mi ropa- je… tengo experiencia con el tema de matar… después de todo yo mate a mi familia aquí… supongo que sus espíritus me van a perseguir por siempre pero me importa un demonio eso... –me puse en posición- te voy a matar antes
Je… no me importa… jeje… -se rio nervioso y se preparo- te voy a acuchillar hasta hacerte picadillo… bastardo mal nacido –comenzó a correr para atacarme nuevamente-

Luego de unos segundos, el travesti volvió a su postura de “te matare”, por que comenzó a pelear como antes, no mejor, pero al menos podía hacer algo para defenderse y atacar, aunque es raro, parece que es mejor con una sola mano que con dos… bueno, tal vez si le corto la otra mano sea realmente mejor, aunque eso está por verse, porque primero quiero cortarle el cuello. Aunque este travesti era realmente bueno, no alcanzaba a perforar mi piel con el filo de su arma, si lograba rasgar mi ropa, aunque no son muchos rasgados, solo el frente de mi bufanda, mi cinturón, parte de mi remera y mis guantes, no es mucho, aunque realmente es hábil, o yo estoy perdiendo la carga de odio, bueno, solo es cuestión de que recuerde algo que me haga enojar, y para mi suerte, tengo el recuerdo perfecto, pero tengo que usarlo a discreción, es una gran carga que tengo que usar para emergencias.
Aunque creo que este es el momento de usarlo, no sé cómo, pero me tropecé con algo, ¿Qué fue?, simple, el fémur de mi madre, tsk, realmente quieren que me largue al infierno si hasta en la actualidad mi madre intenta hacer que muera. En fin, cuando estaba en el suelo, el travesti no lo pensó dos veces y intento apuñalarme, claro que solo rasgo mi remera si no fuera por que bloqueaba como podía, pero como la suerte me acompaña pocas veces, sucedió algo que realmente me dio ganas de gritar a todo volumen de dolor.

¡AAAAAHHHHH! –Escupí algo de sangre y comencé a temblar de dolor- tsk… hack… bas… bastardo… -comencé a gruñir generando mi aura oscura-
Jeje… ¿ya no eres tan… rudo verdad…? –Me pregunto con una voz de psicópata y algo burlona mientras se levantaba y comenzaba a reírse- ¡JAJAJA! ¡¿QUE HARAS AHORA?! ¡JAJAJA! ¡CON UN CUCHILLO EN EL HOMBRO CLAVADO EN EL SUELO ES DIFICIL HACER ALGO!
Hack… je –sonreí y sujete el cuchillo- hack… ¿me crees tan… patético como… para dejar que esto me derrote? –lo observe y vi como observaba impactado lo que hacía- ¡Esto no es nada para mí! –Me quite el cuchillo del hombro y me levante- te voy a matar… eso es un hecho irrefutable

Al decir eso, sujete el cuchillo con una mano y la espada con la otra, y comencé a correr, y del miedo, el travesti se tropezó con el fémur de mi madre y cayó al suelo, y para evitar que se levantara, le clave el cuchillo en la pierna y después di un pequeño salto para finalmente, clavarle la espada al cuello, atravesando el suelo. Finalmente… caí al suelo agotado… aunque comencé a arrastrarme como pude para llegar con luna, quien parecía despertar… aunque no tengo idea… perdí la conciencia antes de poder verla.

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Vie Ago 30, 2013 2:05 am

Gaomon y Floramon subieron rápidamente, y se encontraron una situación poco propicia, Floramon se llevó las manos a los labios: Scott estaba con un cuchillo en el suelo clavado en el hombro, y Luna estaba tirada, con Labramon a su lado intentando que despertase. Gaomon miraba al chico en el suelo, y musitó que no estaba acabado ni muchísimo menos así que no se sorprendió tanto como Floramon que incluso gritó al ver cómo Scott se arrancaba el cuchillo.

-Vamos, hay que hacer que tu tamer se levante...
-le dijo Gaomon agarrándola del brazo.

-¿Pero es... correcto dejar que él lo haga sólo?
-preguntó Floramon muy nerviosa. No quería ni pensar que nadie más muriera. No quería ver más cadáveres.

-Si Labramon no ha intervenido, quiere decir que esa lucha es suya por alguna razón
-Floramon acabó por asintir y corrió junto a Luna. Se agachó, tratando de no mirar mucho el cadáver de la anciana.

-Gaomon...¿puedes comprobarlo...?


-Floramon, mires por donde lo mires, está muerta
-dijo Gaomon. Sin embargo, suspiró y se acercó, sabía que Floramon se negaría a irse si no lo hacía. Examinó el cuerpo de la mujer, y vio una herida en la cabeza; parecía que la habían golpeado con algo contundente por detrás, por lo que supuso que ese doble de Luna había aprovechado algún momento de distracción. Probablemente la mujer había notado algo extraño en la que creía Luna y al ver amenazada su tapadera, había decidido eliminarla. Miró al doble. Debía ser un cambiaformas. Se acercó a Floramon para confirmárselo y le costó decirlo cuando vio cómo lo miraba; parecía realmente preocupada.

-Luna...tampoco despierta
-dijo, luego, le preugntó a Labramon-¿Ella...le hizo algo esa...cosa, persona o lo que sea?

La lucha, había finalizado por el momento, Scott había dejado al doble de Luna fuera de combate. Se arrastró, completamente agotado por el esfuerzo y se quedó inconsciente. Si la situación no hubiera sido tan extrema, podría haberse pensado que ambos se habían puesto de acuerdo. Floramon se acercó a Scott, para revisar si tenía heridas...aunque no sabía exactamente cómo tratar una herida con sangre ni realmente grave. Antes miró a Gaomon que supo que le estaba dejando al cargo a Luna.

-No...no...lo he hecho...
-musitaba Luna. Gaomon se agachó a su lado, comprendiendo que la chica se hubiera desmayado. Incluso él habría reaccionado mal si algo tomase su aspecto, aunque por razones menos altruistas que Luna; su cuerpo era suyo y de nadie más. Le alzó un poco la cabeza para que pudiera verlo.

-Lo sabemos. Levántate
-dijo Gaomon. Bueno, su tono serio parecía más bien que se lo ordenase. Él sabía tratar con otros mercenarios y no con niñas así que no estaba seguro de cómo decirle a Luna que se levantase. Lo mismo le ocurría con Floramon, aunque con ella era mucho peor; no sabía cómo dirigirse a ella, ls respetaba y mucho por ser tan intuitiva. Sabía que cuando se volviera más fuerte, sería una persona bastante digna.

-No...tiene que ser... una pesadilla
-musitó Luna, abriendo los ojos. Miró para todos lados, se sentía extrañada de no estar en su casa, con Floramon al lado y teniéndose que preparar para ir al instituto. Pasaron unos buenos cinco segundos hasta que más o menos, se ubicó y reconoció a Gaomon-¿Dónde está...Floramon?¿Y...Scott? ¿Qué era esa... persona, que se parecía a mí?

-Sea lo que sea, está...
-Gaomon se giró, y vio que se levantaba, arrastrando una pierna y escupiendo sangre. Consiguió agarrar la cabeza de Luna y hacer que no lo viera. Quién sabe cómo reaccionaría si se veía a sí misma agonizar y morir... algo de sí mismo le dijo que era idiota, ella tenía que acostumbrarse a la vida y la vida robaba la inocencia de las personas; no había sentido en proteger algo que le sería arrebatado antes o después.

Sin embargo se quedó sorprendido al ver cómo el doble simplemente, salía huyendo.

"Esto es malo. Si escapa, intentará matar a Luna"
, pensó. Iba a correr tras el, pero Luna lo agarró de la mano, al parecer muerta de miedo... prefirió no dejarla sola. No cuando las cosas estaban tan peligrosas, con Scott fuera de combate.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Vie Ago 30, 2013 3:27 am

Desde el punto de vista de Labramon

Dios… dios… ¡DIOS! ¡¿Por qué Scott siempre me hace esto?! ¡Hace que me preocupe! ¡Después me calma para que deje de preocuparme! ¡Y después vuelve a preocuparme! ¡No se que quiera lograr pero me está comenzando a molestar este circulo vicioso!
Para mi suerte aparecieron Gaomon y Floramon… que alivio… al menos podrán darnos una mano pero… ¿Cuándo llegaron exactamente?... nunca los vi entrar a menos que… a menos que… ¡¿ELLOS YA ESTABAN AQUÍ ANTES DE QUE SCOTT SE ENFRENTARA A ESA CLON?! ¡¿QUE DEMONIOS ESTABAN HACIENDO AQUÍ?! ¡¿Y POR QUE SIENTO QUE NO ES ALGO DE LO QUE QUIERA SABER?!

Haaa… Floramon… no se casi nada de medicina humana… por lo general usaba mi Cure Liqueur para curar las heridas superficiales de Scott en el digimundo pero… aquí solo sirve con digimons aliados… -baje las orejas y le tome las manos- por favor ayúdame… seguramente nunca has visto sangre pero… si no hacemos algo para cerrar la herida... seguro sabes que pasara...
Haaa… pe… pero y… yo nunca e… eh tra… tratado con he… heridas tan grandes –dijo observando a Scott quien seguía inconsciente, bien, al menos vendarlo sería fácil mientras estuviera noqueado- yo no… yo no puedo con algo así…
Floramon, escúchame –le tome las manos y las junte para que se concentrada- eres una digimon habilidosa, aunque no seas diestra para el combate, si lo eres para cosas como cocina y seguramente en medicina… solo tenemos que cerrar su herida… cuando esté cerrada Scott se despertara y arreglara el resto del problema
Pe… pero… -me seguía respondiendo, ¡DIOS!, tengo que hacer que entre en razón-
Por favor… de digimon a digimon… tampoco quiero que Scott muera… y a este paso lo hará si dejamos que siga desangrándose así…

Luego de decir eso, Floramon asintió con la cabeza nerviosa y algo asustada, bueno, supongo que Scott le da miedo como a muchos digimons, lo que sucede es que nadie se centra en su lado amable, je… es divertido… cuando intenta ser amable… se ve como un niño orgulloso… ya que se traba con algunas palabras y suele dar regalos caseros… jeje… son esos los momentos que mas disfruto con el… por que se que aunque odie que lo abrasen… no se resiste a nada… supongo que debe ser por su lado inocente… el que aun no murió y lucha por seguir vivo.
En fin, luego de un rato, Floramon uso sus tallos y la bufanda de Scott para improvisar un vendaje, que aunque no duraría mucho, le ayudaría a Scott a evitar perder más sangre de la que estaba perdiendo, y para evitar aun mas desastre, me acerque y le dije que todo estaba bien… obviamente omití la parte en la que el clon de Luna escapaba… pero no podía decirlo… si fuera así Scott se habría levantado y lo habría perseguido arruinando aun mas su condición… para mi suerte Floramon se mantuvo callada por qué sabia que algo así pasaría si tocaban el tema.

Tranquilo Scott… pronto despertaras… y veras que todo está bien… -dije moviendo la cola mientras mis lagrimas comenzaban a caer- sniff… Scott… amigo… sniff… compañero… -vi como una de mis lágrimas le caía en la cara y entonces comenzó a quejarse-
Labramon… deja de llorarme encima… hack… es molesto –me respondió con una voz débil pero oíble, dios, realmente hace que me preocupe- ¿escapo verdad?... el travesti… logro huir…
Haaa… ¿cómo lo sabes? –pregunte algo nervioso porque en serio era raro que supiera eso si apenas despertaba-
Simple… puedo sentir tu respirar… el de Luna… Gaomon y Floramon… pero no el agonizar del travesti… -en serio, el parece más perro que yo- no importa… gracias por cuidarme… y Floramon –la observo y genero su aura alejándola- deja de preocuparte por mi… solo soy un mercenario… no valgo la pena de tanta piedad…

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Dom Sep 01, 2013 1:38 am

Floramon suspiró al ver que Scott despertaba. Aún seguía nerviosa, y aunque sus flores se habían manchado de sangre, valía la pena con tal de ver a Labramon contento de nuevo y a Scott vivo, que dijo que no lo merecía. Floramon se limitó a sonreírle, aguantando sus ganas de alejarse ante esa aura que por alguna razón involuntaria le despertaba, pero aún así, sus palabras fueron sinceras:

-La piedad no distingue merecimientos, Scott.


Luna parecía haberse despertado. Aunque se tambaleaba y tenía un aspecto demacrado por el shock, se mantenía en pie sin la ayuda de Gaomon.

-Scott...
-Luna dejó caer la cabeza hacia delante, y comenzó a sollozar. La persona que le había salvado la vida, había recibido una horrible herida en el hombro...y esa herida, de una manera u otra era responsabilidad suya por lo que pensó que quizás era cierto que todo a su alrededor era un desastre y era mejor estar sola-Lo siento... siento que...ese...doble, lo que sea te haya apuñalado... todo es mi culpa... él es mi responsabilidad-Luna se dejó caer en el suelo, y Lloró más fuerte... no sabía cómo cargar con aquellas responsabilidades y se sentía impotente porque tenía encargarlas aunque ella no hubiera sido exactamente la ejecutora...no sabía cómo hacerlo sin su padre, él le había enseñado una y otra vez que tenía que cumplir pero jamás le había dado la fortaleza ni le había explicado el cómo hacerlo. Se encontraba en la extrema situación de tener que hacerlo, pero sin saber cómo, aprendiendo sola a hacerlo como mejor podía-¿¡Porqué a mi!? ¿¡PORQUÉ YO, MALDITA SEA!?

Comenzó a golpear el suelo con los puños de rabia, y al hacerse daño se vio patética y se sintió como si sólo fuera una débil asustadiza inmadura con problemas relativamente sencillos si se comparaba con cualquier persona... pero aún así, conseguían martirizarla. Y aunque Floramon le estaba tratando de pedir que se tranquilizase, Luna no podía. Gaomon la miró, y se acordó de cómo a veces, cuando tenía un mal día lo descargaba todo en los sacos de boxeo. Al ver que Floramon comenzaba a asustarse, se acercó y la agarró de las muñecas bruscamente. Sus palabras no fueron menos bruscas:

-¡Gaomon no seas tan duro con ella!
-le gritó Floramon, temblando al verlo. Era como si estuviera tratando con un soldado en pánico en lugar de con una niña derrumbada.

-¡Ella ya no es una niña, es una mujer y se va a comportar como tal!¡Luna, levántate!
-al ver que Luna seguía llorando, le apretó más las muñecas hasta el punto que Floramon temió que le estuviera haciendo daño-¡AHORA!¡Y sécate las lágrimas!

Luna se asustó. Aunque seguía temblando trató de controlar el llanto, y Gaomon la ayudó a ponerse en pie. Luna se secó las lágrimas, algo más tranquila, aunque se le escapó un susurro.

-Pero, ¿por qué yo...?


-Supongo que para le es más fácil suplantar a alguien que no tengo un amplio círculo familiar ni de amigos
-dijo Gaomon, encogiéndose de hombros. Él sería una pieza perfecta, al fin de al cabo la poca “familia” que tenía creía que estaba muerto y siempre había procurado evitar las amistades. Justo como en ese momento, le distraían y le hacían débil. Se sorprendió al ver que Luna agachaba de la cabeza, como si fuera algo malo... a él no se lo parecía, de hecho para él era la mejor situación así que se sorprendió y susurró-Lo siento, Luna por esto último que dije.

-No importa, es la verdad
-dijo amargamente, apretando los puños. Pensó en su padre, y trató de apartarlo de su cabeza... era estúpido lamentarse y llorar, eso nunca había conmovido a su padre. Sorprendentemente, esto sólo duró un segundo y al instante tomó la iniciativa para evitar pensarlo- Deprisa, hay que buscarlo y obligarlo a que deje mi apariencia...antes de que cause más daño... ésa pobre anciana...

-Luna, puede que Scott no esté en condiciones
-la adviritió Floramon, observando a Scott-Mis vendajes no son profesionales y podría ser peligroso para él. Y no debes ir sola – negó enérgicamente con la cabeza, al pensar cómo aquel doble de Luna había empuñado el cuchillo y en lo que le había hecho a Scott. A Luna la mataría sin problemas.

-Separarnos es una locura
-dijo Gaomon-Podría comenzar a jugar con nuestras apariencias y como esto os afecta a un nivel emocional llegaríamos a matarnos entre nosotros por la presión de no saber si ha tomado nuestras apariencias.

-Podríamos distinguirlos perfectamente. Quiero decir...
-pateó la mano cortada del clon, con un leve gesto de asco antes de continuar-supongo que no puede regenerar esa mano-sin embargo, se fiaba del buen juicio de Gaomon más que de sus posiciones, así que decidió preguntarle a otra persona que tuviera el mismo buen juicio-¿Scott, tú que opinas?

-Luna, Scott, opine lo que opine no se haya en condiciones. Te lo dije antes y te lo repirto ahora
-por un momento Floramon sonó como una madre riñendo a Luna que se encogió de hombros y sonrió. Trató de transmitirle seguridad, sabía que Floramon sólo quería evitar heridos. Pero Luna estaba segura de que para Scott aquello era una afrenta personal y comprendía que no quisiera dejarlo pasar...aunque en parte ya se hubiera desquitado. Sin embargo no pensaba detenerlo, sería inútil teniendo en cuenta lo sucedido anteriormente.

-Floramon,debemos reconocer que los que están en mejor condición de aconsejarnos son Scott,Labramon y Gaomon. Ellos han visto más mundo que nosotras, y además parecen ser capaces de apañárselas para seguir vivos
-Floramon suspiró, temerosa porque creía saber la respuesta de Scott y Labramon. Los tres pensaban como si su vida no valiera nada, y a Floramon eso la entristecía; sí, puede que volvieran vivos de aquello que emprendían, pero estaba segura que muchas de esas decisiones que eran “razonables” implicaba un dolor no tan razonable-Así que no es tan malo dejarnos aconsejar por ellos.

Floramon asintió.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Dom Sep 01, 2013 3:10 am

Luna… ¿Por qué lloras?... ¿Por qué tanto empeño en sacarme de mi mente para actuar como un demonio salvaje?... tsk… debo agradecer que Gaomon la tranquilizo… y aunque no fue de la mejor manera, lo hiso… igual, no es algo que daba importarme ahora… yo solo me voy a desquitar hasta que mi alma putrefacta este satisfecha… siempre eh tenido un deseo de sangre… que tengo que reprimir cuando tengo una vida más o menos normal… pero ahora… sea un clon de Luna o no… sea una proyección de ella o no… la matare y hare que su sangre corra aun mas por el suelo… je… luego se lo diré a Luna para asustarla… se me haría gracioso y me sacaría un poco de buen humor, claro que intentare controlarme… reírme me hace expulsar energía demoniaca inestable, mala para todos, menos para mí.
Cuando escuche que Floramon dijo que no estaba en condiciones, decidí… ¿”sorprenderla”?, si… la voy a sorprender… solo tengo que hacer un rápido movimiento… ¿y desde cuando importa la seguridad?... soy un mercenario con el demonio de Lucifer… yo trato con heridas más serias que esta… el día de mi cicatriz es el mejor ejemplo que puede existir en todo aquel mar de recuerdos donde la sangre que corre por mis venas escapa al exterior.

Jeje… cállate Floramon… estoy más que harto… hack… de escuchar como… hack… te preocupas por mi cuando… hack… deberías saber que me importa un… hack… bledo lo que piensas –al decir eso me levante y me quite los vendajes mientras me ponía mi bufanda en su lugar- jeje… ¡A MI NADIE ME CLAVA UN CUCHILLO Y SIGUE VIVO PARA CONTARLO! ¡PERSONALMENTE LE ROMPERE LA QUIJADA A ESE TRAVESTI CUANDO LO VEA! –Escupí la sangre de mi boca en el cráneo de mi padre, je, como extrañaba poder escupirle o lanzarle algo a la cara-
Haaa… Scott ya volvió en si… y esta mas macabro que antes… -dijo Labramon algo nervioso pero moviendo la cola feliz- pero bueno… es bueno verte de pie de nuevo Scott
Gracias Labramon… y en cuanto a tu pregunta Luna… es más que obvio que ese travesti no podrá regenerar su mano –apreté el puño y agarre el cuchillo que me clavo, ya que se encontraba en el suelo, igual que mi espada- pero Gaomon tiene razón… ese travesti sabe jugar sucio… si nos separamos tranquilamente podría tomar la forma de cualquiera para engañarnos y hacer que nos asesinemos como animales salvajes
Eso me ofende pero es cierto –dijo Labramon riéndose ligeramente, je, parece un niño pero siempre sabré que solo es un perro que busca ver las cosas del lado positivo- bueno, si Scott quiere jugar como un animal… simplemente tenemos que comenzar a olfatear cuales lobos en plena caza de alimento
Bien dicho Labramon –sonreí como un verdadero demonio, y después me limpie la sangre de mi boca con el brazo- jeje… ahora si estoy cargado de odio… y nada me detendrá… -saque un par de cartas de mi bolsillo- toma Luna, estas no me sirven, pero tal vez a ti si, mas cuando tengamos que matar a ese travesti

Luego de eso, en di las cartas a Luna y me dispuse a sacar una, aunque Labramon sabia cual era, me dijo que esperara, parece que aun no se siente bien para que lo cargue con odio, a bueno, entonces esperare, pero hay algo que no puedo esperar, y eso es ir a ver una última vez mi habitación, por lo que le dije a Labramon que me siguiera, también le dije a Luna, Gaomon y Floramon que podían hacerlo si querían, pero que tuviera cuidado.
Cuando me acerque a las escaleras observe fijamente el fondo, entonces encendí la lámpara, je, sigue titilando los primeros segundos… con todo el dinero que gane para mis padres cuando era un niño… ¿nunca se molestaron en arreglar esta luz?... dios… realmente hice bien al matarlos… pero bueno, eso no es algo que deba importarme ahora. Luego de bajar las escaleras vi la gran puerta de metal… realmente es más pequeña de lo que recuerdo… aunque yo era un simple niño cuando la vi… después vi el tablero digital para insertar la contraseña… je… yo sé perfectamente que numero usaban mis padres… 0… 1… 0… 1… 0… 0… 1… 1… “S” en código binario… “S” por Scott… je… debieron pensar en algo mejor… pero bueno, son mis padres… y ellos siempre fueron tontos… separar a sus 3 hijos es la mayor tontería que hicieron… pero bueno, ellos ya pagaron por sus acciones.
Luego de abrir la puerta, vi que la habitación seguía igual… sin polvo… sin ventanas… sin nada más que algunas gotas de sangre que perdió mi padre cuando le lance ese libro… je… como me hubiera gustado más sacarle mucha más sangre… pero bueno, así es la vida… injusta.

Dime algo Labramon… ¿ya tienes ganas de perseguir a ese bastardo imitador?... –dije vagamente mientras observaba las paredes blancas de la habitación- porque sinceramente… tengo ganas de que evoluciones no solo para perseguir a ese monstruo… si no para otro cosa
… claro… dame la carga… estoy listo para incinerar lo que te moleste… -sonrió levemente y movió la cola- solo prométeme darme mucha carga… ese travesti me las pagara por haberte lastimado
Je… cada día nos parecemos mas en cuanto a venganza viejo amigo –una vez dicho eso pase mi carta por el lector y genere mi aura oscura- carta azul…

Luego de un momento, Labramon ya era Cerberusmon y estaba más que preparado para hacer lo que estaba por pedir, de hecho, ni siquiera fue necesario pedir nada, porque apenas Cerberusmon abrió los ojos, lanzo sus llamas verdes dentro de la habitación, después de eso cerré lance los cadáveres de mis padres dentro y cerré la puerta para que se quemaran, finalmente salí de la casa con Luna, Gaomon y Floramon, después me estire y escupí un poco mas de sangre. Finalmente me subí al lomo de Cerberusmon, también subí a Gaomon y a Luna, Floramon tuvo que conformarse con estar en los brazos de Luna. Después de subir a todos a la espalda de Cerberusmon, sonreí macabramente y con esa sonrisa, Cerberusmon comenzó a correr a toda velocidad, después escuche una explosión, no me di vuelta porque sabía que era mi casa, seguramente el fuego ya había hecho combustión, je, ahora cuando lleguen los que apaguen el fuego, sabré que mi vieja casa seguirá existiendo, pero con el sentimiento de que solo un loco entrara, porque realmente, ¿Quién tiene el valor para entrar a mi casa y arruinar la obra de arte con visualización hacia la muerte que hice cuando era un niño?.

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Mar Sep 03, 2013 1:33 am

Luna cogió las cartas temblorosa... se preguntaba si sabría usarlas, si funcionarían, realmente quería ayudar a Floramon de alguna manera a la hora de pelear y no darle le presión de depender única y exclusivamente de ella.

-In...tentaré darles un buen uso
-prometió Luna, bastante emocionada-¡Gracias, Scott! Yo... quizás pueda demostrar que después de todo puedo ser útil y ayudar a Floramon si debemos pelear.

-Si Floramon no tiene espíritu combativo no importa cuántas cartas uses, Luna.


-Si hiciera falta, si es por algo realmente importante, soy capaz de luchar. Como por ejemplo por defender y salvar una vida
-dijo Floramon firmemente. Aunque prefería no verse en esa situación, más que por miedo a salir herida era por miedo al dolor que pudiera causar al contrincante, a aquel que se inmiscuyera... para ella "lucha" era sinónimo de dolor disparado a todos lados. Gaomon suspiró.

Scott en ese momento, se acercó a las escaleras, observando el fondo de ellas durante unos momentos antes de bajar. Les dijo a Luna, Gaomon y Floramon que podían seguirle pero Luna podía ver cómo de vez en cuando, Floramon  miraba el cadáver de la anciana profundamente apenada y nerviosa.

-Creo que será mejor que esperes aquí, Floramon
-dijo Luna, al ver que Scott cogía los huesos de ¿sus padres...? No era capaz de pensar y buscar un porqué. Creía firmemente que debió ser una buena razón... sí, lo había visto enfadado y daba miedo, pero aún así era la misma persona que la había salvado de morir y sólo podía y quería pensar en que realmente lo merecían. Floramon, no sabía nada de esto y Luna prefirió no decíselo, no al menos de momento; la digimon seguía sintiendo cierto miedo y aquello no lo calmaría precisamente. Ella sentía que de alguna manera tenía que ir; puede que a Scott no le importase, pero ella necesitaba ser una buena amiga y estar en los momentos más duros si hacía falta... si no, le pesaría en la conciencia-Gaomon, ¿te quedarás aquí tú también con ella?

Él se limitó a asentir. Al ver que cuando Luna bajó hacia el sótano siguiendo a Scott, Floramon miraba al cadáver de la anciana, le dio un codazo suave tras suspirar y esperaron fuera, lejos del cadáver. Se limitaron a observar el cielo, y Gaomon intentó tener una conversación trivial -estaba desentrenado en hablar del tiempo, por ejemplo, apenas hablaba y siempre que lo hacía era para decir algo importante- sobre lo distinto que se veía el cielo en las distintas partes del digimundo. Floramon notó que no estaba acostumbrado a simplemente charlar e hizo lo que pudo para no hacerlo sentir presionado, pero igualmente Gaomon deseaba a cada momento que Luna no se demorase por pura vergüenza y no saber qué decir, no por aburrimiento. "Si tuviera... ajem, afición a hablar, sería agradable tener una conversación con ella pero no sé qué decir ni tampoco cómo. Siento que sólo estoy diciendo tonterías. Quiero decir, probablemente ella no esté interesada en saber cómo es el cielo en un sitio remoto y sólo la esté aburriendo. ¡Es un asunto demasiado trivial como para que realmente le interese...!"
Aunque claro, era de eso de lo que se trataba, realmente.

Luna, por su parte, siguió a Scott hasta un sótano con una puerta de acero con código incluso. Había visto alguna vez una de ésas e las películas, aunque allí servían para guardar cantidades desorbintadas de dinero de bancos. Sin embargo, cuando Scott introdujo el código vio que estaba escalofriantemente limpia para estar en una casa abandonada. La blancura de la habitación le hizo entrecerrar los ojos, y aunque se supone que el blanco es un color que da amplitud la ausencia de ventanas hacía que la habitación se echase encima y se cayera sobre ti creando una horrible sensación claustrofóbica aún sin entrar. Nada. Todo blanco. Era como si quisiera eliminar cualquier vestigio de pensamiento humano... la mente en blanco, y órdenes autómatas era lo que transmitía la habitación... el único toque de color no era tranquilizador; gotas de sangre, coloreaban levemente el suelo de rojo.
Incluso sintió cierta tranquilidad cuando Labramon, evolucionado en Cerbrusmon incineró la habitación; puede que sintiera cierto rechazo al fuego -otra cosa a la que Floramon le tenía fobia- pero el color de las llamas era mejor que aquello sin duda. Se protegió la cara con los brazos, sintiendo cómo las olas de calor le arrancaban gotas de sudor y hacía que su pelo se volviera aún más rizado por la humedad del sudor. Aquello era un horno. Y parecía que era lo que Scott quería porque echó los cadáveres, o lo que quedaba de ellos, es decir, los huesos dentro del fuego. Parecía estar disfrutando con la perspectiva de la "caza" que harían... Luna se limitaba a querer que ésa cosa dejase de actuar por ella y sobre todo de hacer daño en su nombre.

Tanto Scott y Labramon como Luna, subieron tras eso. Luna se quedó en silencio, sin saber qué decir realmente ante todo aquello. Lo que parecía una tranquila vuelta a casa se había tornado en una pesadilla. Sus pasos eran pesados, porque sentía pesado el espíritu y recordó cómo en una película un asesino cargaba con el cuerpo de la víctima que había matado. Luna se sintió como si el espíritu de la anciana estuviera de pie encima de sus hombros y le susurrase; le dolía la espalda y el alma.

Al oír los pasos pesados de Luna, Gaomon se sintió aliviado... cuando Floramon le había dicho que era una persona con espíritu de artista por poder apreciar esos matices, no supo cómo continuar y se quedó balbuciendo durante unos instantes intentando asegurar que no era cierto, que todo el mundo podía verlo.

Floramon le preguntó a Luna si estaba bien, y ella le comentó lo del dolor de espalda, aunque no la segunda parte. Floramon le dijo que cuando llegasen a casa, le aplicaría paños calientes...Luna veía lejano el momento de volver a la seguridad de su piso. Pero era apetecible. Floramon siempre sabía cómo tratar los dolores físicos y también los psíquicos cuando el ambiente estaba en calma.

-Gracias, querida
- le dijo, intentando bromear. Ni siquiera le salió la voz de chico que a veces imitaba, pretendiendo hablarle a Floramon como lo haría un marido cariñoso. Esa broma siempre la hacía reír, aunque Luna pensaba que era más bien por el cambio de tono de voz que por entender la esencia de la broma. Mas bien le salió voz cascada... se aclaró la garganta para tranquilizar a Floramon un poco.

Scott los subió a todos sobre Cerberusmon...bueno, Floramon tuvo que viajar en brazos, el lomo de Cerberusmon no era una furgoneta pero aún así a Floramon no le importó. Luna no pudo evitar pensar que Labramon debía estar pensando en lo pesados que eran todos y se prometió adelgazar un kilo como gesto de buena voluntad, por si tenía que volver a montar sobre el can del infierno.
Sin embargo Cerberusmon comenzó a correr a una velocidad que le arrancó un gritito a Luna, y que la hizo aferrarse al pelaje del digimon... ¡no había ido tan rápido en su vida! Floramon no estaba tampoco acostumbrada, y el único que mantenía el tipo era Gaomon, que sólo entrecerró los ojos para evitar que le entrase alguna mota en el ojo. Floramon cerró fuertemente los suyos, sin gritar como Luna pero haciendo un esfuerzo por aguantar aquella sensación que tenía de que saldría volando.

Emitió un chillido al oír una explosión y abrió los ojos. Giró un poco la cabeza, y vio fuego proveniente de la casa de Scott:

-¡Scott...!¡Tu hogar...!


-Creo que ya lo sabe
-Luna llegó a pensar que quizás él lo había provocado por quién sabe qué razón, quizás para deshacerse del cuerpo de la anciana, quizas para alejar a aquel lugar de su cabeza. Quién sabía -De todas formas, ¿vas a dejarla arder?

Al ver que Scott no decía nada supuso que sí y que era mejor dejar el asunto... al fin de al cabo, era su casa después de todo.

-¿De qué manera lo estáis rastreando?
-preguntó Gaomon, que suponía que Cerberusmon se guiaba por algo. Nadie corría tan deprisa sin ningún indicio y simplemente por buscar.

-Quizás deberíamos limitarnos a dejarlo... puede estar lejos
-dijo débilmente Floramon. Luna suspiró, sabía que se sentía incómoda haciendo daño a otras personas e incluso la inocente digimon sabía que Scott no planeaba un buen final para el doble- Y probablemente ya haya aprendido la lección y deje voluntariamente la apariencia de Luna...

Luna pensó que estaría más tranquila cuando lo viera hacerlo pero no lo dijo en alto.

-No, probablemente ahora que está acorralado es la mejor oportunidad de hacerlo desaparecer
-Floramon miró hacia abajo cuando Gaomon posó su mirada en ella de reojo. Se había dado cuenta de que Floramon trataba de evitar a toda costa que muriera. Gaomon no lo entendía, sólo era un ser que había suplantado a Luna, nada más- Nos atacará en cuanto se recupere, no querrá que nada de esto salga a la luz y querrá seguir con la cómoda vida que llevaba... no le importará matarnos. No puedes tratar a todo el mundo como si fueran simplemente, personas. Hay seres y humanos que no lo merecen.

-Si la vida no es buena ni piadosa, con más razón debo darle al resto del mundo algo de esto
-respondió Floramon, algo desanimada-Pero supongo que lo que piense y opine sobre esto, no tiene importancia.

-No lo hagas. Eres libre de no formar parte de ello. Ninguno te vamos a poner una pistola en la mano para que le mates
-dijo Gaomon, y de hecho, lo prefería.

-Siento que permitiéndolo es justo lo que estoy haciendo...
-musitó ella.

-No tenemos elección
-dijo Luna, entrando en aquel improvisado debate. Realmente se sentía mal por Floramon, y trataba de ocultar su rabia contra aquel por haberle suplantado... todo lo que él hiciera caería sobre sus hombros y no sentía que fuera justo cargar con los pecados de alguien que había hecho daño a las personas que habían sido amables con ella. Luna se justificaba diciendo que habría más muertos, más víctimas como la anciana-Llegará un momento en que esa cosa, ante cualquier sospecha comience a matar. No quiero cargar con algo tan horrible como más muertes.

-No estoy quejándome, Luna
-susurró Floramon al sentir que de alguna manera su tamer estaba convenciéndola-Lucharé si es lo que quieres. Somos amigas, iré donde quieras que vaya pero... no me gusta el camino que las cosas están tomando. No quiero dejar de ser yo...

-¡Ese es el problema!
-Luna se sorprendió al ver el tono brusco de Gaomon. Aunque tras unos segundos, miró a Floramon, algo más calmado pero con mucha preocupación -Tu forma de ser te matará. Acuérdate de lo que te digo. No dudes que te salvaré si estoy cerca, pero temo que tu forma de ser sea tu peor enemigo que te arrastre a ti y a tu tamer a morir. Probablemente ése ser al que le prestes misericordia, os matará de una puñalada trapera... todo porque te negaste a creer que no merecía tu piedad.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Sep 03, 2013 3:14 am

Escuche algo que no me gusto detrás del lomo de Cerberusmon, y no era nada más y nada menos que la voz de Gaomon gritándole a Floramon que solos seguía sus ideales… tsk… con solo escuchar que le gritara fue más que suficiente para susurrarle a Cerberusmon que se detuviera rápidamente para poder enseñarle una cosa a Gaomon, una cosa que seguro le hará doler el rostro, porque si se la enseño como quiero, seguro pensara con el cerebro y no con los pies.
Luego de que Gaomon terminara de hablar, Cerberusmon se detuvo, después me baje de su lomo, y antes de que siquiera Luna, Floramon o Gaomon pudieran preguntar si ya habíamos llegado, apreté el puño y antes de que siquiera pudieran reaccionar todos, incluso Cerberusmon, le di un puñetazo directo a la cara a Gaomon, no sé si le hice daño, pero sé que le di un puñetazo con mucha rabia, je, menos mal que no era odio, no quiero perder la carga, no aun. Luego de que Gaomon reaccionara, lo acomode en el lomo de Cerberusmon y después me subí yo, aunque no me gustara la idea, Gaomon tenía que venir para evitar problemas serios, y cuando subí al lomo de Cerberusmon, este volvió a correr a su velocidad de antes, je, realmente le gusta correr y sentir el viento en su cuerpo, como todo canino.
Luego de un momento de silencio, comencé a observar hacia todos lados, casi todo era igual, realmente no me sorprende, aunque vi el mundo exterior por poco tiempo, recuerdo perfectamente cada casa, cada calle, cada árbol, todo, cuando logre salir de ese agujero blanco fue un día memorable… por lo que jure recordar todo hasta mi muerte… y cuando cumplo una promesa… la cumplo… me guste o no cumplo mis promesas.

… Luna… ese cuarto… con puerta de acero… donde no había nada más que un foco, una cámara y un altavoz… era mi habitación cuando aun no escapaba de mi casa… -suspire levemente y observe el cielo- no sabes lo feliz que soy de estar aquí y ahora… ya sea contigo… con Cerberusmon e incluso con Gaomon… puede que parezca que me concentro en el odio y en el dolor… pero en el fondo… soy realmente feliz de poder estar aquí fuera en lugar de en esa prisión blanca…
¿Es verdad eso?, nunca pareces feliz, de hecho, las pocas veces que te vi feliz y sonreír de corazón fue cuando eras un niñito Scott –dijo Cerberusmon riéndose levemente mientras aumentaba la velocidad- nos estamos acercando… ¿estás listo Scott?... por que dudo que ese travesti nos permita hacer las cosas fácilmente… menos si el asunto es matarlo
Je… me preguntas las cosas como si no me conocieras Cerberusmon… en verdad me pregunto si me conoces en serio o si solo buscas que me enoje –al decir eso genere mi aura oscura mientras Cerberusmon la absorbía- y en cuanto a tu pregunta Gaomon… pues la verdad Cerberusmon si comenzó a correr por que si… realmente se nos ocurrió como localizar a ese travesti hace no más de 5 minutos… y lo estamos buscando por sangre… por mi sangre

Al decir eso, les explique a todos por qué usábamos ese factor, aunque la respuesta era realmente simple y obvia. En la pelea que tuve contra ese travesti, cuando me clavo el cuchillo me abrió una gran herida que aun hasta ahora me está molestando pero no tanto. En fin, cuando me quite el cuchillo del hombro abrí la herida haciendo que mucha sangre saliera, y mucha de la sangre que salió se derramo sobre el cuerpo del travesti cuando le clave la espada al cuello, je, asique no importa que tanto quiera cambiar de forma, Cerberusmon olfateara mi sangre no importa donde este, asique no importa a donde quiera esconderse, lo encontraremos y lo destruiremos por todo lo que ah causado en nombre de Luna.
Luego de 10 minutos de correr, logramos ver al travesti, la mayoría de las heridas que le deje estaban sanando rápidamente, pero aun tenía ese agujero en el cuello y no tenía la mano, jeje, patético, ahora que lo encontramos, podremos asesinarlo y hacerle pagar por todo lo que ah hecho, y ahora, nada me gustaría más que eso, nada que no sea comida, porque en serio, no comer la cena de Floramon me está matando de hambre y no puedo pensar en casi nada mas, pero bueno, abajo el hambre y arriba la muerte, ese será mi lema del día. Una vez que nos acercamos lo suficiente, Cerberusmon lo tacleo lanzándolo al suelo, y una vez que Cerberusmon se detuvo completamente, baje de su lomo y empuñe la espada mientras generaba mi aura maligna a toda potencia.

Jeje… hola… ¿sabes?... vine a saldar una cuenta contigo… ya sabes… por haberme clavado un cuchillo en el hombro –al decir eso sonreí como todo un maniaco, ahora sí, a dejar que mi rabia y odio trabajen juntos para matar a este rápidamente-

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Jue Sep 05, 2013 3:56 am

El puñetazo pilló al mercernario por sorpresa. Al mercenario y a todos. Floramon se llevó las manos al rostro, y Luna alzó las cejas hacia arriba, con la boca abierta al ver el puñetazo en la cara que Gaomon se había llevado. El lobo azul parecía muy enfadado por ello:

-¿¡Qué crees que haces!? ¡Le estoy advirtiendo sobre lo peligroso que es que siga siendo como es!¡Sólo se va a meter en problemas si sigue sin decidirse a ver las cosas que tiene delante y actuar en consecuencia! ¿¡Me estás escuchando!?
- parecía que no. Tan repentinamente como se había bajado Scott se volvió a subir y los subió a todos. Gaomon se cruzó de brazos, mordiéndose los labios porque sentía que había hecho el ridículo. Floramon se sentía algo culpable porque tenía la sensación de haberlo provocado pero no dijo nada.

Cuando Scott comenzó a contar algo relacionado con su casa, Luna le paró:

-Scott... no es necesario. Quiero decir, no te lo pregunté para ahorrarte recordarlo
-pero Scott se limitó a seguir haciendo ver que no importaba. Luna lo escuchó, al igual que Floramon que por cada palabra abría más los ojos azulados. En mucho momentos Luna lo interrumpía bastante indignada por lo que le habían hecho. "¿¡Qué!?¿¡Pero por qué...!?" pero Gaomon le hizo un gesto para que callase y escuchase.

Luna se sintió reconfortada al saberlo. Aunque Gaomon encarnó la ceja con lo de "incluso con Gaomon", Luna se alegró... no quería dejar que a Scott le ocurriera nada malo, y si estaba feliz, ella tenía un motivo para estarlo.

-Realmente, me siento feliz de saberlo. Aunque sea en el fondo...ojalá consiga... hacer que ésa felicidad, aunque esté en el fondo siga ahí
- dijo Luna, con una sonrisa - A pesar de que somos muy diferentes, quiero que sepas que siempre puedes volver y que somos amigos. O al menos yo así te considero - añadió encogiéndose un poco de timidez. Floramon sonrió dando a entender un mudo "yo también lo considero" - tanto a ti como a Labramon. Si alguna vez necesitas que alguien te escuche, yo lo haré...

Luego miró hacia abajo:

-Aunque siento lo que te ocurrió. Sé que no... pero aún así, lo siento. No lo merecías.


Scott les dijo cómo estaban rastreando al doble, y no tardaron en dar con él a los diez minutos lo encontraron. Estaba realmente en mal estado.
El ser torció el gesto al ver que lo que se temía estaba ocurriendo... parecían dispuestos a seguirle y acabar con él. Y era incapaz de recuperar su verdadera forma sin su mano cortada y sabía que con la fuerza del cuerpo actual así de herido no podía siquiera forcejear con el chico más de lo que lo había hecho en la mansión. Scott sonrió macabramente, tanto que Luna se echó hacia atrás. Floramon corrió y se interpuso entre ambos tan decidida que aunque Gaomon intentó agarrarla del brazo en impedírselo no lo consiguió.

-¡Basta!¡Ya ha muerto una persona!¡Es suficiente, es suficiente!
-aunque esto primero lo dijo con tono lloroso, tras unos segundos se giró y su voz sonó increíblemente firme y serena sin llegar a ser ruda ni perder su amabilidad natural-Márchate.Te exijo que tras dejar la apariencia de Luna y pedirle una disculpa te marches.No puedo ignorar el hecho de que hayas matado a un ser indefenso, pero el mundo... no necesita más muertes.

-¿Te has vuelto loca?
-preguntó Gaomon. Luna bajó la cabeza reflexionando sobre las palabras de Floramon porque se sentía dividida;por un lado sentía que precisamente por ser un asesino no podía irse, pero era cierto que matarlo no iba a traer a nadie a la vida. No serviría de nada, sólo para desquitarse o hacer venganza, pero no para hacer una resurección.

-La violencia, sólo genera una mayor violencia. El odio, sólo genera más odio. Con suerte, la piedad generará más piedad. El perdón generará perdón... y todo será diferente. Yo...tengo esperanza
-Floramon hizo una reverencia hacia Gaomon-Gracias por hacerme entender que debo poner de mi parte. A patir de ahora no dejaré de persistir en la fe de mi corazón, no dejaré de realizar todo lo posible para que éstas palabras se hagan verdad.

Luna se quedó sorprendida, sin saber qué decir. Ahora lo entendía. No era cuestión de quién se iba con o sin castigo, como ella pensaba, ni cuestión de deber vacío sino cuestión de humanidad. Gaomon sonrió, y sintió que Floramon estaba actuando como un buen ejemplo para Luna, eso haría...

"...que ya no deba temer por su inocencia."


Por primera vez en mucho tiempo sintió un atisbo de esperanza.

-Ugh, cállate. Éste discursito me estaba poniendo enfermo a pesar de esa atractiva voz de niñita por esa bobadas que dices.

Luna y Gaomon se quedaron pálidos al ver la escena. El doble había acuchillado a Floramon, que cayó hacia delante. La había acuchillado en la pierna, con la idea de que no se pudiera mover. Floramon no tenía expresión de dolor, sino de soprensa y confusión.

-¿¡Acaso creías que le iba a decir a esta criaja que me perdonase!?¿¡Quién te crees que eres, estúpida, para exigirme algo a mí!?

-Yo...pero...¿por...?
-Floramon no sabía qué decir, sentía dolor. Se preguntó si había hecho las cosas mal y si Gaomon se refería justo a eso-No...quería que murieras...por mucho que lo merecieras.¿Por qué... me has... hecho esto?

-¡TE VOY A MATAR!
-Gaomon comenzó a correr hacia el doble. Su esperanza se había quebrado como un cristal. Eso no le importaba, lo que le importaba era que Floramon había preguntado porque lo había hecho, que Floramon había puesto su inocencia y su fe en aquel acto que ése ser se había encaprichado en romper. "Su corazón..." pensó, seguro de que ya había una grieta en él tal y como le había ocurrido al suyo hacía tiempo. Y Luna... Luna acababa de ver cómo un acto noble era manchado con ingratitud. "El esfuerzo de Floramon de intentar darnos esperanzas se ha ido. Se ha ido..."

Gaomon no entendía porqué se sorprendía. Al fin de al cabo, era lo que había dicho que ocurriría. Le dolía menos en el orgullo el puñetazo del chico, porque finalmente, se había cumplido. Y aunque normalmente se habría limitado a asquearse más del mundo, ahora sólo estaba furioso. Todo este cruce de sentimientos se hizo en un segundo.

-¡Ni te acerques!¡O te dejo sin noviecita!
-el doble levantó a Floramon tirándola de los petalos hacia arriba y le puso el cuchillo en el cuello. Floramon cerró los ojos, intentando no mostrar miedo, sabría que sólo tranquilizaría a Scott, Cerberusmon, Gaomon...y sobre todo Luna. Pero los abrió cuando sintió que le pasaba el filo por la zona del cuello mientras sonreía, y emitió un grito entrecortado.

-¡Déjala en paz, por favor!
-pidió Luna, desesperada. Gaomon se quedó quieto y volvió hacia atrás.

-Os quiero dejar claro que moriréis todos. Si no me molestáis no tendréis porqué sufrir una muerte dolorosa...y ni os daréis cuenta de que habéis muerto. Es como si...
-apretó el cuchillo contra la piel del cuello de Floramon y le susurró a Floramon-simplemente todo se apagase de repente y para siempre.

Floramon puso gesto de terror, pero no gritó. Luna sí lo hizo, con los ojos húmedos y desesperada por la idaea de que podían arrebatarle a Floramon, que siempre la había cuidado... a la que siempre había cuidado... era más que su digimon, más que su amiga...no sólo ella estaba en peligro. Era lo más importante. Pero también lo estaban otras personas que se habían portado bien con ella, así que Luna, muy a su pesar, decidió tomar responsabilidad de aquello, fuera o no su culpa.

-¡Mátame si quieres a mí, pero a ellos déjales ir! ¡Es lo que quieres! ¡Mi vida y mi cuerpo! ¡Te los daré, te los daré si mis amigos están a salvo!


Gaomon miró a Luna, reprediéndola:

-¡No te pongas así!Si Floramon está poniendo todo su esfuerzo en no gritar, es para no verte sufrir...si realmente estos son sus últimos momentos de vida, nada ni nadie debe deshonrarlos...


-¿¡CÓMO ERES CAPAZ DE DECIRME ESO!?


Gaomon miró hacia el doble, que emitió una carcajada.

-¡Me habéis dado una idea!¡Jugaremos a algo muy divertido! Bien, esto es una manera de saber cuánto os queréis cada uno
- llevó el cuchillo hasta la mejilla de Floramon-La torturaré. Me pregunto quién será el primero en gritar... la torturada, su querida y triste tamer, o su noviecito. Aunque quizás el niñato sádico y su perrazo demuestren algo si les muestro alguna cosa que realmente les impresione...-llevó el cuchillo cerca del ojo de Floramon-Bonitos ojos, creo que me quedaré uno de ellos y el otro lo sortearé.

Floramon no pudo resistir más. Emitió un gemido de puro miedo al ver cómo el cuchillo se acercaba a su ojo y se revolvió. Luna iba a intervenir, pero Gaomon la apartó de un brusco empujón y dio un salto hacia arriba, haciendo unasvolteretas en el aire tan rápidas que el impulso le convirtió prácticamente una bola azul que impactó contra el doble sin darle tiempo a reaccionar(Rolling Upper). "Gracias a que el maldito se ha recreado en su crueldad, he podido ser los suficientemente rápido" [/color]pensó, a la par que veía cómo el cuchillo caía lejos. Le dio en la barriga así que soltó a Floramon para llevarse las manos al vientre, evidentemente dolorido; tras el golpe, Gaomon rodó por el suelo, y en el camino agarró a Floramon para ponerla fuera de su alcance.

-¡Maldito...!

-¿Te sientes afortunado, cretino?
-Gaomon se lanzó hacia él, levantando los puños. No sabía si Scott intervendría ni siquiera sabría si estaría de acuerdo en que estuviera peleando contra él, porque los motivos personales le involucraban. Pero ahora, Gaomon sentía que también era su lucha también así que no le importaba. Aquella cosa, ser o lo que fuere había llegado muy lejos-¡Te voy a enseñar a tratar a una dama, infeliz!

Gaomon comenzó a girar sobre sí mismo volviéndose un peligroso tornado de golpes que se lanzarían sobre el doble (Double Backhand). Sin embargo, el pantalon del doble de Luna cedió cuando su piernas se volvió giganteca y se transformó en una pierna parecida a la de un pájaro con tres garras que le golpeó, parando el golpe y dejándolo lejos.

-Sorpresa, ¿verdad? Sí que te ha tenido que doler el golpe
-fuera lo que fuera, el doble ya no utilizaba la voz de Luna sino una áspera y grave, como si su garganta fuera una cueva de reverberación-Puede que el niñato me haya cortado la mano y no pueda volver a mi forma original con todo mi poder...pero un veinte por cierto creo que basta para unos aificionados como ustedes. Al fin de al cabo, soy un demonio.

Luna se había acercado a Floramon, preguntándole si estaba bien. Floramon apenas podía contestar. Al ver que Gaomon pensaba volver al ataque, Luna le advirtió que se detuviera, que era una locura después de ver que podía transformarse parcialmente. Gaomon no hizo caso.

-¡Sobre mi cadáver, transformista! ¡Esto no es nada!
-Gaomon se lanzó hacia delante, atacando con una serie de golpes rápidos (Gao Rush) pero desde el primero fue parado por una mano bastante grande que le aferró el puño y ejerció presión sobre él. Se oyó un crujido, pero aún así, utilizó la otra mano para alcanzar el torso del doble, que sólo sonrió al sentir apenas cosquillas. Gaomon no podía concentrarse en golpear fuerte cuando sentía que los nudillos se le podrían resquebrajar. Entre su mueca de enfado se extendió una de dolor.

-Bah, sí que eres duro. ¿Por qué no me gritas un poquito, tipo duro? Deberías sentirte honrado, serás asesinado por un conde de los demonios.


Sorprendentemente Gaomon sonrió, a pesar de que una gota de sudor frío le recorrió el rostro;

-Me he enfrentado a la dureza del lugar más inhóspito del mundo digital desde que nací. Nací entre arena, sangre, sudor y lágrimas; crecí en ello. Los demonios no me dan miedo ni los ángeles no me causan fascinación. Esos mundos me quedan muy lejos. Lo que sí me asusta es ver morir a digimon de pura sed, lo que sí me fascina es sentarme a ver en cómo en el horizonte una tormenta de arena avanza inexorablemente.


-¡Te enseñaré lo estúpido que eres al no temer a las fuerzas oscuras!
-lo alzó hacia arriba, y lo lanzó como si fuera una pelota. Luna emitió un grito cuando vio que Gaomon caía al suelo y se movía intermitentemente. Por un momento pensó que la caída y el propio peso del digimon había acabado por hacerle daño en los huesos, pero vio que Gaomon había conseguido moverse lo suficiente como para evitar que todo el peso de su propio cuerpo recayera sobre el brazo no herido.

"¡Por todos los santos, Gaomon, no te muevas!"
. Floramon sabía que si el doble se daba cuenta de que Gaomon no estaba acabado, terminaría el trabajo. Ella no paraba de temblar, sin ser capaz de asimilar del todo que estaba ocurriendo, y sabiendo que sería incapaz de asimilar que Gaomon había muerto por su culpa... "quizás tenía que haber recibido esa tortura, quizás realmente lo merecía..." pensaba. Se acercó al perro azulado:

-¡Despierta! ¡No...no te mueras! ¡Si realmente sentir lástima por él era algo que merecía castigo debe recaer sobre mi!
- al ver que no se movía, Floramon se llevó las manos a los labios-Ga...Gaomon... no puedes morir aquí...¡dijiste que no querías estos lazos...!¡Si no los querías no debes morir por ellos!¡Gaomon!

-¿Quién será el siguiente?
-preguntó el doble, con una sonrisa amplia en el rostro. Al oír a Floramon emitir un sollozo se giró y emitió una carcajada-¡Veamos si realmente el desierto es tan caluroso como esto!

El doble abrió la boca, y de ella salió una llamarada hacia ambos. En lugar de ser una llamarada directa como la que esperaba Luna con un grito de horror al pensar las consecuencias que tendría eso sobre Floramon, la llamarada se burificó y formó un círculo de fuego en torno a ella y Gaomon.

-El fuego se encargará del resto
-dijo, mirando a Scott, Cerberusmon y Luna, que se preparaba para saltar dentro del fuego y salvar a ambos digimon-Yo de ti no lo haría. Eso consume a cualquier cuerpo que lo toque; antes de morir pasa por un horrible dolor, el de las torturas del mismísimo infierno.

Floramon empezó a gritar desesperada. Ella le había cogido pánico al fuego desde que en una de sus primeras aventuras en el digimundo un birdramon lanzó uno de sus ataques ígneos. A Luna le desgarraba el corazón oír a Floramon gritar de esa manera, histérica y llena de profundo terror. Lo que no había conseguido con la propuesta de tortura, aquel ser lo había conseguido con esa cárcel de fuego. Floramon gritaba y lloraba a la vez, pero el calor era tan fuerte que secaba sus lágrimas y dolía.  

-¡LUNA, LUNA!
-el crepitar de las llamas era fuerte que no oía nada del exterior. Siguió llorando, llamando a su tamer y zarandeado a Gaomon, a medida que el cículo se estrechaba. Floramon emitió chillidos rotos al ver cómo el fuego se les echaba encima-¡LUNA, POR FAVOR, AYUDA, AYUDA!

-¿Se... está estrechando? ¡Para esto!
-gritó Luna- ¡PÁRALO, PÁRALO!

-Ni queriendo podría
-rió al oír el sufrimiento de Floramon-Y desde aquí, lo oimos amortiguado. Dentro debe estar siendo una hermosa sinfonía de gritos, aunque tus lamentos patéticos no están nada mal, Luna. Pero oír a una dama gritar así no puede ser superado, así que no te esfuerces, ¡ja,ja,ja!

-¡Ten...tengo que ayudarla...!
-Luna buscó entre las cartas. No veía nada, se le nubalba la vista con las lágrimas y le temblaba las manos al oír los gritos de Floramon. Se le cayeron las cartas al suelo, y Luna lanzó una maldición por su maldita torpeza en un momento tan crucial. No podía apenas ver más que borrones y le costaba mucho controlar sus manos-¡Aguanta, yo...!


______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Jue Sep 05, 2013 6:45 pm

Hay muchas cosas que no permito… y una de ellas es que no dañen a mis amigos… aunque ahora, como soy el demonio que suelo ser… me da lo mismo lo que ese travesti mas vestido haga con floramon… je… me cree tan patético como para reaccionar aun si le corta el cuello o le quita un ojo… patético… pero hay algo que si me molesto de todo esto… y eso fue precisamente lo que dijo el travesti… “niñito sádico”… no soy niñito sádico… soy un demonio maligno lleno de odio y maldad… mi fuente de energía es la rabia que crece en mi cuando me encuentro con gente como este bastardo… mi odio aumenta cuando me enojo… y realmente dudo que sepa esto pero… ¡AHORA ESTOY MAS FURIOSO QUE NUNCA! ¡NO DEJARE QUE ESTE TRAVESTI LASTIME A FLORAMON! ¡NO POR QUE ME IMPORTE LO QUE LE PASE A ESA FLOR DE CIUDAD! ¡NO POR QUE ME INTERESE LO QUE SIENTA LUNA SOBRE PERDER A FLORAMON! ¡NI POR LO QUE PASE POR LA CABEZOTA DE GAOMON! ¡NADIE QUE ME ATACA DAÑA A ALGUIEN MAS DEBIL FRENTE A MI! ¡Y MENOS SI ES UN ATAQUE CERTERO COMO UNA APUÑALADA POR LA ESPALDA!

… je… ¿en serio crees que me impresiona el que le quites un ojo a floramon?... –de entre mi bufanda saque un collar con dos “perlas” en el- estos son los ojos de mis padres… se los quite cuando escape de casa… asique no me impresionas… además… ¿crees que me importa que le quitas quitar los ojos a esa “florcita” del bosque?... no… te equivocas… soy un engendro malnacido al igual que tu… lo único que nos diferencia es algo tan obvio que ni tu entenderías… ni aunque pasaran miles de años… siglos… o incluso milenios… jamás entenderías esa diferencia tan obvia entre nosotros dos… -sonreí aun mas perversamente y genere más energía oscura-
Scott… -note como cerberusmon me observaba confundido… supongo que él nunca entenderá mis expresiones o si quiera lo que pasa por mi cabeza, aun cuando estamos conectados mentalmente- (¿Por qué dices esas cosas?... ¿en qué demonios piensas ahora?... no creo que con decir algo así hagas alguna diferencia en todo esto… a no ser que… busques ganar tiempo para pensar y cargarte… claro… eso tiene más sentido… ¡Estas buscando una carga de odio inmensa!)
Mira como pelea cerberusmon… sin duda gaomon es todo un “mercenario caballeroso”… hablar de esa forma… actuar así por una simpe amenaza que ese bastardo jamás podría cumplir… floramon debería concentrarse en tratarlo a él cómo caballero en lugar de a mi… ¿no lo crees mi fiel perro demoniaco? –Observe como gaomon era retenido por unas patas de pajarraco horrible provenientes del travesti que se autonombraba “demonio”- -apreté los puños hasta el punto en que sentí correr unas gotas de sangre, en serio… ¿se autonombra demonio?... ¿frente a mi?... nadie es un demonio a menos que yo lo diga… y el… no es más que un bastardo malnacido-

¡DEMONIO! ¡¿DEMONIO?! ¡¿EN SERIO SE AUTONOMBRO DEMONIO?! ¡SE QUE VENCER A GAOMON ES ALGO MAS O MENOS GRANDE! ¡DESPUES DE TODO UN MERCENARIO NO SE DERROTA TAN FACILMENTE! ¡¿PERO EN SERIO?! ¡¿CREE QUE CON SOLO VENCER A GAOMON YA ES UN DEMONIO?! ¡SI QUIERE SER UN DEMONIO QUE ME DERROTE A MI! ¡OH! ¡PERFECTO! ¡AHORA SE PROCLAMA EL “CONDE DE LOS DEMONIOS”! ¡ESO ES SUFICIENTE! ¡ES LA GOTA QUE DESBORDO EL VASO DE MI PACIENCIA!
Aunque debo admitir que tenia una fuerza bastante grande… y una estrategia bajo la manga… je… crear un circulo de fuego para evitar que salvemos a floramon y a gaomon que, después de varios golpes, callo noqueado como si nada, y ante los nervios floramon trato de ayudarlo, pero bueno, supongo que es natural de ella, aunque sinceramente, este travesti comienza a colmar mi paciencia, no solo por el hecho de que me ah hecho daño físico, sino porque también me obligo a entrar de nuevo a mi vieja casa, tomo la apariencia Luna quien parece que me tiene miedo en este estado de rabia pura y además de que no la calma en lo absoluto. En fin, dijo que si llegáramos a hacer contacto con ese fuego abismal moriríamos al instante, no sin antes algo de sufrimiento, ¿pero que me importa eso?, soy un demonio real, genero energía demoniaca, tengo a un perro infernal como compañero y eh visitado el infierno mismo del mundo digital, un simple fueguito de bebe ángel no me atemoriza en lo absoluto.
Luego de un segundo, escuche los gritos de pánico y desesperación de floramon por escapar de esa prisión ígnea que evidentemente le causaba mucho pánico, eh de suponer que le teme al fuego porque es una digimon planta, una flor para ser más precisos, y según tengo entendido, las flores son delicadas, asique es natural el miedo al fuego, je, seguramente le tendrá pánico al ataque de cerberusmon… “Hell Fire”… “Fuego Infernal”… eso si es verdadero fuego del infierno… eso si es una tortura para cualquiera… porque no importa matar al instante… el infierno se dedica a torturar… ¡EL VERDERO FUEGO DEL INFIERNO CONSUME TODO LO QUE TOCA PERO SE TOMA SU TIEMPO PARA HACER SUFRIR A QUIEN SEA QUE SE ATREVA A TOCARLO! ¡ESE ES EL PODER DEL INFIERNO!
Luego de que Luna entrara en pánico y dejara caer las cartas que tenia, las que yo le di, buscando alguna que le permitiera salvar a floramon de esta “muerte” inminente, decidí tomar las riendas de este “rodeo infernal” para asegurar la victoria, porque en serio, ¿Quién mejor para matar a un angelito en entrenamiento para imitar a los demonios que un demonio puro con rabia infinita en cuanto a las acciones que ah visto esa misma noche?, yo me respondo… ¡NADIE ES MEJOR QUE YO PARA ESTE TRABAJO!

Bueno… supongo que esto me tocara a mi… -saque 3 cartas de mis bolsillos y las prepare para usarlas, después de todo, para eso las tengo- ¡Adelante! ¡Cambio de carta! –Pase la primera carta por el lector de cartas- ¡CHAINS OF HELL! ¡Ahora guardián del infierno! ¡Atrapa a este tonto ángel aprendiz de imitador de demonios como solo un autentico demonio puede hacerlo!
¡OH SI! ¡AHORA SI VAMOS A JUGAR RUDO! ¡TOMA LAS CADENAS DEL INFIERNO! –Grito cerberusmon al momento en que unas grandes y poderosas cadenas salían del suelo atrapando al travesti mientras cerberusmon exhalaba fuego verde- je… ahora si podre jugar tranquilamente a “tortura al insecto
Bueno… sigamos con esto… tengo una flor que salvar del fuego, un lobo azulado con la cabeza más hueca que un maní y una cita con mis pesadillas diarias, y sinceramente –sonreí perversamente- no quiero perderla… -pase la segunda carta por el lector y después la tercera y última- ¡cambio de carta! ¡METAL KNUCKLE! ¡BEAST’S INSTINCTS! ¡Adelante cerberusmon! ¡Extermínalo mientras yo me encargo del resto!
¡ENTENDIDO! ¡AAAAHHHH! ¡AHORA SI VERAS AL VERDADERO GUARDIAN DEL INFIERNO! ¡AHORA SI VERAS A UN VERDADERO DEMONIO! ¡INTENTO DE ANGEL APRENDIZ DE IMITADOR BARATO DE DEMONIOS INCOMPETENTES! –grito cerberusmon a todo volumen mientras de todas sus bocas lanzaba una llamarada verde al suelo- ¡AHORA VEREMOS SI ERES TAN RUDO! ¡STYX KILLER!

Mientras cerberusmon se encargaba de golpear al travesti mientras estuviera encadenado y sin opciones para defenderse, yo corrí hacia el circulo de fuego y me prepare para atravesarlo, je, se que sonara loco, pero a mí el fuego infernal, abismal o de cualquier tipo no me afecta, mi ropa está diseñada para soportar temperaturas extremas, desgraciadamente tiene un límite, todo menos mi bufanda… asique tendré que hacer el sacrificio máximo para mí. Luego de llegar al círculo ígneo, me cubrí la cara con mi bufanda y salte dentro, aunque el travesti dijo que incineraría a quien entrara, mi ropa tiene la misma resistencia que la capa de un Roya Knights, asique no hay mucho peligro con que salte dentro.
Cuando entre, me quite la bufanda y envolví a floramon y a gaomon para evitar que el fuego los tocara, esa bufanda tiene 3 fibras diferentes de telas de las capas de Omegamon, Gallantmon y UlforceVeedramon, ni el fuego del cañón de Chaosdramon o una Terra Force de WarGreymon le haría daño en lo absoluto, y por lo tanto, este fueguito en el piso mucho menos. Luego de envolverlos, le dije a floramon de las fibras de la bufanda para que no temiera, mientras se mantuviera cubierta estaría bien, después comencé a sentir calor y tuve que salir del circulo ígneo para evitar ser carbonizado, y cuando salí pude ver como cerberusmon golpeaba sin parar al travesti aun encadenado, aunque no podía golpear en el punto correcto, si causaba daño, y con lo rápido que atacaba, dudo que no esté sintiendo dolor ahora mismo el travesti desgraciado.

Je… bien hecho amigo… -sonreí y me acerque a Luna y le levante las cartas- tranquila Luna… todo está bajo control… no te preocupes… solo conseguirás destruirte a ti misma… ¿acaso vez que yo me este preocupando por todo?... sé que solo soy una escoria de la desgracia de lo más bajo que existe, pero al menos no me preocupo tanto, solo intento hacer lo mejor posible, cosa que tu puedes lograr sin problemas, solo tienes que concentrarte en ello –al decir eso sonreí casi abiertamente y me levante- ahora muéstrame que eres fuerte y responsable

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Dom Sep 08, 2013 1:24 am

Luna se quedó muy sorprendida al ver cómo Scott sonreía y le aseguraba que estaría todo bien. Esperó que tuviera una carta que solucionara las cosas, o algo así... pero emitió un grito al ver que Scott se lanzaba contra aquel fuego directamente y sin nada. “¿¡Qué...!? ¡Va a...!”
Le dejó sin palabras ver cómo salía de entre el fuego, con Floramon y Gaomon envueltos en... ¿una bufanda? ¡Su bufanda!
“Es... su posesión más preciada... pero... su ropa...¿no se quemó?”


A pesar de que pensó en todo aquello, salió corriendo hacia Scott en cuanto lo vio salir del círculo de fuego.

-¡Scott!¡E...eres...!
-Luna comenzó a golpear a Scott en el pecho una y otra vez, y aunque sonaba enfadada estaba llorando-¡Idiota,idiota,idiota, más que idiota!¡No vuelvas a darme esos sustos! ¡Cómo quieres que me tranquilice si haces este tipo de cosas!¿¡Me oyes!? ¡Creí que morirías!¡Idiota, idiota!¡He pasado miedo por ti!¡Buaaa!¡Yo...!¡Yo quiero ir a comer helado juntos, yo quieor que pasen estos momentos tan horribles y que estemos haciendo todos juntos algo divertido! ¡Buaaa!

Se puso a llorar y abrazó a Scott durante más de un minuto mientras pataleaba. Luego, se apartó de Scott, consciente de lo que estaba haciendo, y se quitó las gafas para secarse las lágrimas.

-Ugh,perdona, creo que debes odiar el contacto físico-
dijo, a la par que se secaba los cristales de las gafas con la camiseta porque se habían llenado de vaho-Je, siempre se empañan los cristales de mis gafas cuando lloro.

Floramon sonrió al verlo, aunque supo que la despedida sería dura para Luna. No tenía muchos más amigos, y probablemente le dolería despedirse de Scott, pero Floramon sabía que ése momento llegaría más tarde o más temprano. Floramon miró a Gaomon, que estaba muy atontado y que probablemente no respondería si le dijera algo, pero que ya estaba consciente. Se había sentado en el suelo, mirando hacia arriba, intentando controlar la sensación de mareo, y respiraba lenta y profundamente. Luna se acercó a ella y la abrazó muy fuerte:

-¡Creí que no y que no te vería más, y que no haríamos más cosas juntas!
-le susurró Luna, bastante preocupada y con la voz temblorosa-¡Puede que juegues de pena a los videojuegos, pero te necesito a mi lado!

Floramon rió levemente ante la broma y le dijo a Luna que no pasaba nada.

-Muchas gracias, Scott. Realmente... creí que sería mi final...pero ya me siento más tranquila
-dijo Floramon. Gaomon la miró, pensando en lo bien que estaba disimulando el miedo que aún tenía en el cuerpo; como todos los cánidos podía oler el miedo. En el fondo, también lo sabía porque él en su caso actuaría de la misma manera, no para no preocupar a otras personas sino porque no le gustaba mostrarse débil frente a nadie.

Gaomon temió que Luna lo abrazase también. Aún seguía sentado en el suelo, ya más repuesto pero al ver a Luna acercarse su cuerpo quiso reaccionar como si lo fueran a atacar, tensándose completamente. Al ver esto Luna se limitó a agacharse a su lado:

-Eh, ¿cómo va?
-preguntó, dándole un puñetazo suave en la cabeza. Gaomon sonrió un poco.

-Bien. Sólo algo mareado
-respondió, poniéndose de pie-Sólo necesitaba unos instantes de descanso.

-Gracias
-Luna le acarició como haría con un perro, y se permitió bromear un poco, hablándole como si fuera un perro, lentamente y con entonación-¡Has sido un buen chico! ¡Buen chico!

Gaomon se puso a gritar, molesto, diciendo que él no era ningún perro doméstico como para tratarlo así y que aunque sí fuera no hacía falta hablarle como si fuera tonto. Luna no podía evitar reírse al verle así de contrariado, pero acabó diciéndole que era broma, porque si no, sentía que Gaomon gruñiría y gruñiría hasta que llegase el juicio final.

Floramon observaba todo con cierta melancolía sin saber muy bien porqué. Luna se acercó a ella, y se agachó a su lado, tomándola de los brazos y hablándole a la misma altura. Luna siempre lo hacía cuando tenía que decirle algo importante.

-Floramon, debes haber pasado mucho miedo, sé que te da pánico el fuego.Has pasado unos momentos muy movidos y debes estar cansada. ¿Qué tal si vas a casa?¿Te acuerdas de dónde estaban las llaves de repuesto?

Floramon asintió.  Luna tenía un juego de llaves escondida fuera de casa desde que a los siete años se le quedaron las suyas dentro cuando fue a comprar algo de cenar y tuvo que ir hasta la empresa de su padre sola para que le abriera en mitad de la noche. Intentó buscarla, pero fue imposible. Su padre se enfadó muchísimo con ella, y se volvió a su trabajo tras abrirle la puerta. Lo pasó particularmente mal porque en ese momento no había conocido a Floramon.

-¿Y vosotros?
-preguntó ella, mirando preocupada a Scott y Gaomon. Cuando su mirada pasó por Cerberusmon se cruzó con la de doble, y agachó la cabeza, apenada. Luna también miró en aquella dirección.

-Iremos enseguida, pero antes tenemos que encargarnos. Déjanoslo a Scott y a mí, tú has tenido suficiente...

-Lo siento
-lo dijo tan bajito que a Luna le costó orírlo. Floramon tuvo la sensación de q1ue temían que ocurriera de nuevo algo malo por su culpa. Luego, añadió más alto-Gaomon ya dio una advertencia sobre mi manera de actuar y lo que podía pasar...

-¡No seas tonta, Floramon!


-Por mi parte, creo que lo que has pasado es suficiente como para que encima te regañe
-dijo Gaomon, ya de pie y con los brazos cruzados. Sin embargo no la miraba a los ojos-Haz caso a Luna, ¿quieres?Ahora mismo, no debes estar aquí.

Floramon hizo una negación con la cabeza,  pero Gaomon le susurró “vamos” y la agarró del brazo, al ver que andaba cojeando un poco.

-Ehhh...
-Luna iba a decir algo,  pero Gaomon la cortó.

-Es para que  pueda caminar
-fue lo que dijo con tono áspero y gruñón.

-Pasadlo bien...y no te aproveches de Floramon, ahora que no puede correr
-dijo Luna riendo para sí al ver cómo Gaomon la miraba con ganas de hacer un cataclismo. A Luna le pareció oír el castañear de sus dientes de enfado.

Luna observó cómo se alejaban, aliviada de poder dejar de bromear y sonreír puesto que sabía que de no hacerlo. Su rostro se tornó preocupado. No quería hacerle pasar a Floramon más malos ratos, y estaba segura de que a pesar de lo ocurrido, si hubiera estado en mano de Floramon habría dejado ir a ese ser, a pesar de haberle hecho daño.

-¿Hice lo correcto, Scott?
-preguntó, mirando en dirección hacia donde Gaomon y Floramon habían caminado-Tengo miedo de lo que Gaomon dice. En cierto modo comprendo que esté preocupado; si por alguna razón algún día se tiene que enfrentar... a las cosas malas de este mundo, como la muerte... entonces no sabrá cómo hacerlo. Tengo miedo de eso-con una risa amarga e irónica añadió ladeando la cabeza-Uh, qué raro, yo teniéndole miedo a algo.

Desvió la mirada al doble, atrapado aún entre las cadenas, y esta vez miró a Scott.

-Supongo que no es hora de hablar de eso. Tenemos un asunto ahí. Yo no me opondré a lo que sea que decidas hacerle
-se limitó a decir; comprendiía que Scott tenía cuentas que saldar con ése tipo por todo lo que había  hecho en su casa. Eso le hizo recordar algo-¡Oye, Scott! ¡Ahora que lo pienso...! ¿Qué hacían Gaomon y Floramon allí?
***
Gaomon caminaba a paso lento. Sabía que Floramon no le pediría que bajara el ritmo de la caminata y se aguantaría si le dolía, sólo por no preocuparle.

-¿Te duele?
-preguntó, mirando cómo hacía un leve gesto de dolor cada vez que daba un paso. Era normal, aquel ser le había apuñalado en la zona trasera de la articulación de la pierna, por lo tanto cada vez que la dobalba, la herida se abría más. Era un buen sistema para evitar que no corriera. Gaomon apretó el puño inconscientemente, pero hizo un gesto de dolor al sentir presión en los nudillos.

-Gaomon...tus nudillos te hacen sentir dolor, ¿cierto?
-dijo Floramon al percatarse-Lo...lo siento. ¿Necesitas que camine más rápido para llegar a casa y tratarte tus nudillos?La sensación de dolor en mí es una cantidad muy pequeña, aunque es muy molesta porque me impide caminar bien.

-Ugh, qué problemático
-se limitó a decir, poniendo los ojos hacia arriba con algo de exasperación. Sin mediar más palabras, Gaomon cargó a Floramon con la idea de que no tuviera de doblar la rodilla herida al andar; a pesar de que sus intenciones eran buenas, estaba lejos de cargarla como en brazos como lo haría un príncipe de pelaje azul, llevó a la digimon como un saco de patatas-Esto no es nada. Me han herido de peores maneras, mucho más dolorosas. Por no hablar de que mis nudillos son duros. Están bien. Tengo sed.

Floramon se sintió algo sorprendida por esto. El poco tiempo que había convivido con él se había fijado en que Gaomon tenía la manía de beber mucho. Comía poco, pero muy fuerte, sin embargo, bebía continuamente. Se preguntó si era una manía inconsciente por la escasez de agua del un lugar como el desierto.
“Ah, Gaomon dijo que había vivido en el desierto...realmente parece un lugar bastante hostil en el que vivir” pensaba Floramon en ese momento. Lo cierto es que no le dolía tanto al ser llevada, pero aún así, se dio cuenta de que Gaomon procuraba cargar la mayor parte del peso en el brazo que no había sufrido daño. Se preguntó si realmente sus nidos se encontraban tan bien como él decía, los había oído crujiir “Todos han sido muy buenos conmigo a pesar de que estuvieron en peligro por mi culpa.... Soctt, Labramon, Luna.,..y Gaomon también, aunque sea todo un gruñón”. Gaomon la sacó de sus prensamientos preguntándole si iba bien a lo que Floramon asintió.

-No pienses en ese doble. Todo ha pasado
-la voz de Gaomon parecía ser más de orden que de ánimo, y él mismo se lamentó de que fuera así.

-Traté de hacer cualquier acto que estuviera en mi mano. Hubiera querido que todo resultase diferente
-dijo Floramon con gesto preocupado-Yo... a pesar de esta herida no le guardo rencor.

-¿De veras estás dispuesta a no guardarle rencor a pesar de todo el miedo que pasaste?
-Gaomon dijo esto con rabia, como si la afrenta hubiera sido hacia él mismo-Te oí gritar, incluso si estaba inconsciente. Tus gritos me llegaron incluso así.... estabas aterrorizada.

-Odiarle no servirá de nada.
-se limitó a decir Floramon. Eso sólo hizo que Gaomon se tomara unos segundos de silencio.

-Realmente eres peculiar.


-Gaomon, dijiste que habías vivido en el desierto, ¿cierto?
-preguntó Floramon. Él asintió-¿Vives solo en un lugar así?

-No, realmente ya no vivo allí. Viví la mayor parte de mi vida allí, desde que nací, con una manada hasta que las circunstancias hicieron que la tuviera que abandonar.


-¿No echas en falta su compañía? Ellos fueron, al fin de al cabo, quienes te otorgaron cuidados en un lugar tan inhóspito como el desierto
-Floramon suponía que una familia allí, debía estar obligada a permanecer unida, si querían sobrevivir.

-La manada no es una familia ni un hogar. Es un grupo de digimon que se atienen a unas reglas que les otorgará la supervivencia. Si respetas esas reglas, la manada se ocupará de tus necesidades, pero si no las respetas te dejarán morir
-al ver el rostro de Floramon, Gaomon le dijo lo evidente-Nunca he tenido una relación como la de tu tamer y tú, ni siquiera con la persona que me enseñó a valerme, a mí, y a todos los jóvenes de la manada. Él era quien nos enseñaba, y realmente nunca tenía cariño con sus pupilos ni siquiera orgullo. Era un Gaomon, igual que yo. Tenía una visión del mundo particularmente reducida; para él, sólo había dos tipos de personas las que respetaban las reglas de la manada y las que no. Sólo se relacionaba con el mundo exterior a la manada si era estrictamente necesario.

-Entonces, ¿quién cumplía la función de apoyo emocional en tu vida?


-Mmm, ¿me estás preguntando que qué hacía cuando estaba triste?
-preguntó Gaomon, algo sorprendido por el cauce que había tomado la conversación-Me gustaba sentarme y contemplar cómo la arena se coloreaba cuando anochecía. Es hermoso... -al recordarlo, sonrió vagamente y enrojeció al ver que Floramon también sonreía-Siempre buscaba ver el desierto... de una manera más "artística" como tú dirías. Sólo pensaba en intentar ver el lugar donde vivía desde su lado más amable...disculpa. Sólo son idioteces.


______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Dom Sep 08, 2013 3:43 am

Luna es muy rara… parecía estar enojada cuando me golpeo sin parar en el pecho diciéndome idiota sin parar… pero estaba llorando… también dijo que no la volviera a asustar así… también me hiso una que otra pregunta… pero lo que dijo al final… me llamo la atención… ¿paso mucho por mi?... qué extraño… si hubiera pasado miedo por mi culpa… debería estar temblando y rogándome que me aleje… bah, cada quien con su forma de tener miedo. Luego de un momento emotivo, Gaomon se llego a Floramon por su propia seguridad… si soy sincero… creo que era lo mejor… Floramon ya debió pasar por mucho… pero más le vale devolverme mi bufanda cuando regrese porque si no le enseñare las llamas de Cerberusmon, y no es nada bonito cuando tienes ese fuego en el rostro a toda su potencia cargado con mi energía demoniaca.
Luego de un momento, después de que Floramon se fuera con Gaomon, me acerque a Luna y le quite los lentes, lo que estaba por hacer no era lindo, y si no podía verlo, mejor, porque en verdad tengo que cargar a Cerberusmon… aunque tenga la carga de Beast’s Instincts… tengo que usar la máxima potencia… tengo que usar ese recuerdo tortuoso y sobrecargar a Cerberusmon… por mas que le duela o siquiera apenas pueda contenerse hasta perder la conciencia por el cansancio… es lo mejor… tenemos que destruir a este doble travesti a como dé lugar… por mi venganza… no… eso no interesa… tengo que matarlo por el bien de Luna… ella no tiene por que cargar más peso del que puede con esa condición física y emocional tan frágil… solo yo podre hacer esto… asique es momento de apuñalarme emocionalmente.

Luna… perdón por quitarte los lentes pero… es lo mejor… no quiero que veas esto… asique si aun puedes ver ligeramente bien… cúbrete los ojos porque esto no será para nada bonito… -deje los lentes de Luna en mis bolsillos y observe a Cerberusmon- oye viejo amigo… prepárate para la súper carga… asique deja de atacar y asegurarte de tener como objetivo a este travesti malnacido…
Muy bien… -se detuvo y se alejo del travesti mientras las cadenas que invoque con la carta desaparecían- je… ahora sin ese estorbo sufrirás mas de la cuenta… mas porque Scott usara lo que llamamos “Recuerdo del Abismo –golpeo el suelo con la cola con mucha fuerza- ¡Adelante amigo! ¡Dame esa carga maligna para que aniquile a este monstruo!
Je… ese es el espíritu amigo… -dicho esto di un suspiro y me prepare- bien… Luna… te lo reitero… asegúrate de no ver… no quiero que veas esto… es demasiado horrible como para que lo observes… al menos la canalización de esta energía… eso es lo más horrible que habrá por ahora –di un suspiro y me quite la remera y el cinturón de mi traje de guerrero- … estas heridas… estas cicatrices que cubren mi cuerpo… -me pare firmemente y baje la mirada para ver la gran cicatriz de mi pecho- son la fuente de un odio puro… un sentimiento que pudrió mi corazón… una emoción que corrompió mi alma hasta destruirla… fui engañado con palabras toda mi vida… -sentí un gran palpito de mi corazón, esto funciona- el destino me ataco con todo lo que tenia… incluso con mi mayor amistad… -sentí mas de esos pálpitos- la vida anulo mi existencia… la elimino y se aseguro de pisarla hasta aplastarla… pero…

Mientras decía esas palabras, miles de imágenes vinieron a mi mente, imágenes turtuosas de mi infancia… imágenes que me hicieron recordar como un corazón puro e inocencia intacta perecieron ante dos personas… dos personas a las que llamaba… mama y papa… también vi imágenes de lo que me ocurría al no escucharlos… cuando no conseguía darles lo que querían de mi… golpes… semanas sin comer… era horrible… aunque mis padres tenían distintas formas de tortura.
Mi padre practicaba disparo… también esgrima con espadas de filo real… mi madre… usaba un látigo… o bien me encadenaba al centro de mi habitación para que no pudiera moverme… ellos destruyeron a una persona… y dejaron nacer a un demonio.
Luego de que esas imágenes pasaran por mi mente, sentí ese sentimiento que paso por mi mente en la cocina de Luna… cuando casi me dio un ataque al corazón… ya entiendo… recuerdos tortuosos… siempre pienso en ellos… ellos me dan fuerza, poder… pero me quitan mas y mas mi humanidad… aunque no me importa… mi humanidad es recuperada con el pasar del tiempo… pero igual… la pierdo. Luego de sentir ese semi ataque cardiaco… genere mucha de mi energía demoniaca… genere mucha aura de odio… tanta que esta rodeo mis brazos marcados con dientes de mordidas que solía darme para dejar de pasar hambre… después mi cuerpo con marcas de los latigazos que recibía… y finalmente se concentraron en un solo brazo, el cual tenía mi digivice y finalmente, levante el brazo y la mirada, la cual ahora era la de un demonio autentico, creo que hasta el mismísimo diablo pudo haberme temido, aunque lo dudo seriamente.

Jeje… este mundo destruyo un corazón puro… evitaron que una mente fuera por el buen camino… corrompieron un alma hasta finalmente destruirla… mutilaron una inocencia pura que renació… como un sentimiento de rabia eterno… -al decir me reí como un maniaco puro, un demonio que perdió la cordura, je, realmente soy un monstruo con disfraz humano- ¡AHORA CERBERUSMON! ¡SACA A TU BESTIA INTERNA! ¡MUESTRAME AL VERDADERO DEMONIO AQUÍ!
AAAAHHH… GRRR… RARRW… ¡RAAAAARW! ¡AAAAAHHHH! ¡UNA CARGA PURA DE ODIO! –al gritar eso Cerberusmon perdió la cordura igual que yo, aunque la diferencia está muy clara, ahora él era un verdadero animal demoniaco dispuesto a matar a quien sea que tenga en frente, en este caso, al travesti- ¡AAAAAHHHH! ¡MATAR! ¡DESTRUIR! ¡ELIMINAR! ¡AAAAAHHHHH! –Observo al travesti y sonrió macabramente mientras sus garras se rodeaban de energía oscura pura- ¡STYX KILLER A LA MILESIMA POTENCIA!

Luego de un segundo, me puse la remera y los guantes para que Luna no viera mis cicatriz, después le devolví los lentes y le dije que si quería podía mirar, luego, me di la vuelta para ver como Cerberusmon no dejaba de atacar al travesti sin parar, creo que le daba unos 5 golpes por segundo, realmente es una gran carga la que le di, y eso es bueno y malo. Esto es bueno por que pronto se le agotara la energía por atacar tanto y con tanta precisión, pero es malo porque si acaba antes con el travesti, tendremos que escapar y rogar por qué no nos alcance, aunque esto dura solo 50 segundos… es imposible que no lo aniquile o deje agonizando en 50 segundos.

Luna… es tu doble… tu lo interrogaras cuando caiga agonizando…y tranquila… no podrá hacerte daño alguno… no después de esto –al decir eso, vi como Cerberusmon usaba su ultimo Styx Killer antes de caer agotado para cortarle los brazos y piernas al doble y después darle con la cola estrellándolo contra el suelo, je, sin duda ese es mi perro infernal- cuando Cerberusmon entra en este estado… nada excepto yo puede pararlo… pero con esta carga… dudo mucho que pudiera detenerlo…
Haaa… haaa… haaa… -se alejo del travesti y cayó al suelo regresando a su etapa Rookie, Labramon- haaa… Scott… es… estoy cansado…
Tranquilo amigo –me acerque y lo cargue en mis brazos- todo está bien Labramon, acabaste con el travesti y ahora… si no quiere cooperar con nosotros –sonreí macabramente con un arqueamiento de cejas que parecía una expresión feliz- simplemente le mostrare mi lado maligno

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Luna Kobayashi el Lun Sep 09, 2013 1:15 am

Aunque se sentía desorientada sin gafas, Luna cerró fuertemente los ojos tal y como había dicho Scott tapándoselos con la mano. Enseguida comenzó a oír ruido, y la voz de Scott, narrando cosas horribles. Procuró pensar en otra cosa, pero aún así los gritos del ser eran bastante horribles, como si lo estuvieran sometiendo a la peor de las torturas. Se alegró de que Floramon no estuviera ahí definitivamente. Luna sintió un miedo horrible cuando Scott le dejó la parte del interrogatorio... Cerberusmon golpeaba con una precisión y fuerza de un perro infernal. Casi no se lo pudo creer cuando volvió a ser Labramon, el simpático digimon canino alegre... hacía cinco segundos estaba destrozando a esa cosa que había tomado su apariencia, y ahora, estaba tranquilamente en los brazos de Scott. Luna asintió, preparándose para el interrogatorio.

-¿Qué quieres estúpida?
-dijo rudamente el demonio, que estaba sin extremidades. Luna emitió un grito ahogado, ahora que el ser estaba recuperando su forma verdadera. Incluso así, era horrible verlo sin piernas ni brazos; aguantó, cerrando los nudillos y procurando no mirarlo mucho.

-No es mi culpa. Tú te lo buscaste. Mi digimon trató de ayudarte y tú...¡tú la aterrorizaste!
-dijo aquello como una disculpa hacia su propia conciencia-¡Si no hubieras actuado así, quizás todo no estaría tan mal como ahora!

-Os habéis metido en un lío. No bromeaba cuando decía que soy un conde demonio. Otros como yo nos reuniremos...y entonces... será vuestro fin. Nuestras tropas tomarán esta ciudad, y finalmente, el mundo
-emitió una risa, áspera, cortada por el dolor-¡Gulfmon reunirá a más demonios, y me vengarán destruyendo toda vuestra especie! ¡Todos los digimon que os defiendan y se nieguen a ser nuestros esclavos, morirán!

-¿¡Gulfmon!?
-Luna se quedó pálida al oír aquello. ¡Era el mismo Gulfmon que andaban buscando! ¿Acaso era un plan desde antes de todo aquello? Supuso que sí, en un día y medio no iba a contactar con medio infierno, a menos que tuviera una muy buena secretaria.

-Él...tiene una fuente de poder... que nos dará la victoria...
-debía referirse al digivice. Luna recordó cómo había afectado a Gaomon y cómo aquella cosa había hecho que Mephistomon se volviera más fuerte aún... ¡si otros seres como él se exponían a ello, sería imposible detenerlos!-Todos esperan... tomar la fuente de poder y volverse... poderosos...ni los ángeles les salvarán... ¡la destrucción, comenzará desde Sunset Hole!

El digimon se deshizo en datos por y para siempre.Luna supo que se refería a un parque de atracciones abandonado. Para llegar había que tomar un tren y cruzar campo a través, hacía mucho tiempo que se abandonó por accidentes que mataron a personas. Ahora que sabía de la existencia de los digimon, creyó que probablemente había sido un digimon quien había provocado los accidentes. Justo el día que tenía planeado ir, por cierto. Su padre tuvo mucho interés en posponerlo porque aquellos días estaba ocupado, sin embargo, finalmente nunca fue al parque de atracciones con su hija Luna.

Luna se quedó pálida y camninó hacia Scott, completamente automatizada y con una sonrisa congelada. Aunque hizo una broma, sonó desconsolador.

-Vamos a ir a una fiesta de demonios en un parque de atracciones abandonado, así que será mejor que nos pongamos nuestras mejores galas.


A Scott no pareció impresionarle demasiado y de hecho aseguró que no hablase así o le partiría la nariz aunque fuera una chica. Luna suspiró, dejando caer los hombros y explicándose mejor:

-Parece ser que Gulfmon a extendido el rumor de que tiene un objeto poderoso. Y todos los "Condes Demonios" y otros más parecen estar interesados... así que han decidido crear una especie de alianza entre sí para dominarlo todo y destruir a los humanos. O algo así. Sea como sea, no tiene buena pinta...
-al ver que ya había amanecido, Luna temió que todo el mundo comenzase a salir a la calle. Y si encontraban a Labramon... bueno, esperaba que decir que era un perro era normal funcionase, al fin de al cabo, comparado con una planta parlante, era más razonable. De todas formas, prefería hablar todo aquello en casa. Estaba algo confusa, y asustada como poco- Vamos a mi casa... no me encuentro demasiado bien y vosotros tenéis heridas que curaros. Allí pensaremos qué hacer

Luna caminó callada. Pensó en todo lo que había oído. ¿En serio le habían hecho todo aquello a Scott? No le parecía justo y la manera de pensar de Gaomon comenzaba a ser bastante lúcida, aunque muy deprimente. Por la contestación de antes cuando bromeó, no se atrevía a preguntarle directamente.

Suspiró, observando cómo amanecía. Envidiaba a quien viniera borracho de una discoteca, disfrutando los últimos días de verano. No quería exactamente eso porque se sentía estúpida bailando, pero todo aquello le estaba destrozando los nervios. Se alegraba de tener a Floramon al lado, al menos.

-Mi padre me mataría de saber que estoy aquí a estas horas...
-Luna se encogió de hombros-¿A quien pretendo engañar? Mi padre no haría nada. Él nunca me hizo caso, ni para bien ni para mal. Sólo me dijo que cargase con mis obligaciones. Nada más. Y aquí me ves. Sólo con Floramon, y sin más familia que un padre obsesionado con su trabajo. Recuerdo que quería que me llevase al Sunset Hole, y tuve que ir sola, él se limitó a darme el dinero -luego, añadió irónicamente- Je, al final, voy a ir acompañada, porque allí se va a celebrar la reunión de demonios que quieren destruir cosas. Es la velada que me hará sentir la chica más afortunada del mundo.

Apretó un poco los puños. A ella no le gustaba contar que era infeliz a la gente. Pero siempre se le escapaba, así que quizás en el fondo de su corazón, sí quería que alguien le dijera, "pobre Luna". Como casi siempre, cada vez que lo pensaba acababa hecha un lío así que pasó a otra cosa. Tenía miedo. Todo era difícil. Se reprendió, ¿de qué se quejaba? Pensó en todo lo que había dicho Scott.

-Scott... te hice caso, pero no pude evitar oír
-si no hubiera estado extenuada, habría hecho la broma de cubrirse y pedirle que no la matase-¿Vivías en esa... celda? ¿Porqué te encerraron ahí? ¿Quién te hizo eso? ¿Es que nadie... ningún familiar, tíos o hermanos, intentó sacarte de ahí?

Luna se quedó callada. Venían más preguntas a su cabeza, pero se percató de que sería peor ahondar en el asunto así que añadió:

-Lo siento. Pero... me duele, como amiga tuya, pensar que pasaste por cosas así. No es justo... y empiezo a pensar que éste mundo es injusto y que no podemos tratar de ser bondadosos en un lugar así. Por tanto, Floramon y yo, no servimos para éste mundo
-Luna se quedó pensativas unos instantes, y luego puso expresión de acordarse de algo- Y, ¿recuerdas que me pediste tres razones por las que debías creer que yo quiero tu bien? Aquí las tienes-fue numerándolas con los dedos-Primero, Scott, eres mi amigo. Segundo, yo nunca dejo tirado a un amigo. Y tercera y última, la más importante...¡eres Scott!

Sonrió un poco. Pero luego esperó la respuesta de Scott, mirándole con preocupación. La sombra de un gato negro, testigo de todo, se alejó rápidamente.

***

Floramon y Gaomon habían llegado hasta el apartamento, y aunque tuvieron que ir por las escaleras, escondiéndose de vez en cuando porque ya salían los más madrugadores a trabajar no tuvieron problema. El lobo azul no pudo evitar pensar en "qué desastre de chica" al ver que el escondite de la llave de repuesto era el felpudo.

Una vez dentro del apartamento, dejó a Floramon en el sofá, delicadamente como si fuera una princesa. Ella lo miró unos instantes antes de hacerle una reverencia con la cabeza, a modo de agradecimiento a pesar de las maneras de cargarla. Ella sabía que él sólo trataba de ser amable.

-Espérame aquí
-Floramon añadió que no podía moverse aunque quisiera.

-Pero me encuentro muy a gusto aquí contigo
-le aseguró ella, logrando que se el lobo se sonrojase. Gaomon traía el botiquín, y se sentó a su lado.

-Dame las indicaciones sobre cómo vendarlo
-pidió él, aunque de nuevo sonó como orden. Floramon, tras sonreír fue indicándole y además dándole algún que otro consejo de primeros auxilio, por si alguna vez él se tenía que vendar una herida. Demostró ser bastante hábil y aprendió bastante rápido.

Una vez terminó, dejó el botiquín sobre la mesa de cristal, y comenzó a inspeccionarse los nudillos.

-Gracias. Por el vendaje y por salir en mi rescate cuando hizo falta
-dijo Floramon, observando atentamente cómo Gaomon se quitaba los guantes de boxeo y se miraba los nudillos. Sus manos estaban llenas de cicatrices viejas, todas de entrenamientos, pero Gaomon no estaba preocupado por ellas. Ella sí se preocupó-¡Gaomon!¡Tus...manos...!

-Es el deber de un hombre. No te sientas mal, ya te dije que no fue tu culpa y que quizás he sido muy duro contigo. No estoy acostumbrado a que alguien me entienda, eso es todo. En cuanto a esto son restos del entrenamiento al que me sometí
-Floramon se preguntó qué clase de entrenamiento era ése como para provocar algo así-No es eso lo que me preocupa. Mis nudillos no deberían haberse quebrado tan fácilmente. Comprendería que se quebrase una costilla, pero, ¿un nudillo? Estoy acostumbrado a golpear objetos tan contundentes como un muro... y nunca me ocurrió esto. Pero eso ahora no importa; lo que debes hacer es descansar. Yo te avisaré cuando Luna,Scott y Labramon estén de vuelta.

-Vale...
-accedió Floramon, que cerró los ojos. Lo cierto es que se sentía cansada, y cerrar los ojos y dejar la mente en blanco era algo que le apetecía en esos instantes y con suerte, podría dormir unos minutos. Aunque se sintió un poco nerviosa porque sabía que Gaomon la estaba mirando, y dijo con algo de vergüenza-¿Vas... a esperar vigilando hasta que... caiga dormida?

-Duerme y calla. Cuando no te des cuenta de que estoy mirando, querrá decir que te has dormido
-se limitó a decir. Floramon se sonrojó un poco, pero intentó dormir. En menos de cinco minutos, ya estaba durmiendo profundamente, y Gaomon se limitaba a observar cómo respiraba tranquila. A él le relajaba oírla respirar así, e intentar que su respiración fuera al mismo ritmo, mientras dejaba la mente en blanco. Su corazón se tranquilizaba suavemente y se sintió en paz consigo y con el mundo por unos instantes mágicos.

En un punto, Floramon gritó, aterrada. Gaomon se acercó a ella, y vio que estaba con los ojos cerrados fuertemente, sufriendo, como si estuviera sumida de nuevo en aquel círculo de fuego. Gaomon suspiró, sólo estaba teniendo una pesadilla.

-Tranquila, Scott te explicó que su bufanda es ignífuga
-dijo Gaomon, tapándola con ella. Sabía que cuando alguien estaba sumido en una pesadilla, asegurarle de que no era real no tenía sentido. Floramon en ese momento estaba de nuevo en el círculo de fuego, y decirle que no era así sería inútil. Floramon se tranquilizó y se aferró a la bufanda como si fuera una manta.

Gaomon sonrió al ver que las pesadillas de Floramon se apagaron tan rápido como había venido.

Sin embargo, sus oídos captaron algo moviéndose en la terraza. Concretamente, algo que acababa de tirar una maceta de las tantas que había en la terraza, así que salió, dispuesto a enfrentarse a lo que fuera que sea. Vio entonces a una gata de color ónice que se lamía las garras, sentada en el hueco donde antes estaba la maceta que había caído desde la altura del ático. La gata miró cómo las plantas se hacían trizas en el suelo, con una sonrisa divertida y luego miró al lobo azul:

-¿Te diviertes,Gaomon?


BlackGatomon:

-¡Divertidísimo! ¡Maldita sea, tu hombre me ha metido en un lío enorme! ¡No sólo no acató mis órdenes, sino que se amotinó!
-la regañó. BlackGatomon emitió un bufido.

-Quizás, si no hubieras estado tan ocupado socializando, no se habría puesto en contacto con un conde de los demonios
-le espetó ella. Gaomon encarnó una ceja-Al parecer, el doble al que perseguíais era Murmurskmon, un demonio cambia formas con el que se ha aliado Gulfmon. Según oí, quieren reunir a otros y conquistar el mundo humano. Jeh, quieren hacerse los malotes, pero es un plan de villanos de película mala...sobre todo si un dúo de tamers consiguen detenerles...

-Debería ir con ellos. Para saber cómo acaba el asunto
-pero...¿cómo iba a dejar solas a Luna y Floramon en aquella fiesta de oscuridad, sabiendo lo intranquila que se sentía Floramon con ese tipo de energía y lo asustadiza que era Luna? Gaomon supo que BlackGatomon había visto sobre su argucia.

-No es necesario. Quizás te enviemos, si mata a esos niños. Aunque recuperé su carta ganadora así que les he allanado el camino. No sería bueno que ella muriera
-la BlackGatomon sacó el digivice oscuro, con una sonrisa burlona. Lo apartó cuando Gaomon iba a cogerlo-Gaomon, quizás estás perdiendo facultades. Con esto puedes incluso vencerme, pero sin esto... es otra historia. Así que hablemos tranquilamente, como las personas. Realmente creo que estás perdiendo facultades-esto lo dijo con una voz burlona y cantarina.

-Soy un mercenario, no una niñera, así que combinar ambos trabajos no ha sido fácil... ¿¡de todas maneras, qué hacía ella en el mundo digital!?


-Deja de manipularlo todo. No sabías quién era la chica hasta que te metiste en su casa. De hecho, tengo la sensación de que tú le diste un momento “propicio” a Mephistomon para amotinarse... -
Gaomon se preguntó cómo sabía aquello y se temió que lo habían estado vigilando todo el tiempo así que no valía la pena rehuir aquello.

-¡ME MANDÁSTEIS MATAR BEBÉS!
-gritó, fuera de los nervios. Cada vez que se acordaba sentía que se le hervía la sangre. Miró hacia el lado, esperando no despertar a Floramon, no quería meterla en aquello, así que bajó un poco la voz-Puedo matar digimon justos, pero ¡ancianos y niños! ¿¡En serio!? ¡Eso sería destruir mi honor, y no pensaba permitirlo! ¿¡Qué me iba a reportar a mí o a la corporación algo así!?

-No tienes de eso, idiota. Y deja de cuestionar órdenes, tú sólo tienes que cumplirlas como buen mercenario. Sea como sea, recibirás tu correctivo
-la sonrisa de BlackGatomon se abrió con un matiz muy sádico. Gaomon se limitó a llevarse los brazos a la espalda, y mirar hacia delante sin mostrar expresión alguna.

-Sabes que no me arrancaréis ningún grito. Acataré el castigo, sólo por nuestra relación comercial, ¿entiendes? Porque de otra manera os mandaría al diablo, sois de lo peor. Tú, tu patrón y todos los de la maldita corporación.

-Aunque tengas unos modales horribles, Gaomon, tu fama como mercenario te precede, así que el jefe no se deshará de ti. Ni tú nos abandonarás, porque quieres poder y ésta es tu única manera de conseguir lo que quieres. De todas formas, no es divertido torturar a un muñeco sin corazón
– BlackGatomon se bajó de un ágil salto y miró directamente a los ojos de Gaomon-Has tenido mucha suerte; además de que hemos captado un traidor y alguien ajeno nos hará el trabajo de quitarlo de en medio, hemos descubierto cosas interesantes. La chica y su digimon; el jefe no lo sabía. Se ha sorprendido.

BlackGatomon se dispuso a caminar hacia el sofá, mirando a Floramon con interés.

-Sí que tienes buen ojo para tus amigas, Gaomon. Es una digimon interesante.


-Ella no es nada fuera de lo normal
-seguía quieto, pero estaba muy atento a los movimientos de la felina. Si BlackGatomon intentaba entrar al salón y pasaba la línea de la terraza, la apartaría. No quería que estuviera cerca de Floramon bajo ningún concepto.

-Sí que lo es. Quizás debiéramos tomar interés en ella. Las viejas leyendas, a veces son interesantes.


Al ver que pretendía cruzar de la terraza al salón, Gaomon se interpuso y le dio un empujón a la digimon, que miró desde el suelo a Gaomon con una sonrisa de oreja a oreja pícara.

-¡No te atreverás! ¡No tocarás a Luna, tampoco a Floramon! ¡No me importa qué o quién sea ella, no la tocarás porque...porque...! ¡Ella es mi amiga y la protegeré de todo lo malo de este mundo horrible, y eso te incluye a ti y a tus zarpas!


-Gaomon, ¿no crees que es muy tarde como para actuar como un perro noble y fiel?
-ignoró el tono enfadado de Gaomon y dijo esto con exasperación, levantándose, y quitándose el polvo de encima-Parece que has perdido el norte. Chico, estás muy perdido, ¿tú no querías poder? ¡No me digas, que has cambiado de parecer por un par de ojitos cándidos y una voz de niña desvalida! Por cierto, fue sublime ése momento, lástima que no se atreviera. Tuviste bastante suerte, podía haberte matado de un tortazo bien dado.

-Una de las cosas que estoy pensando hacer cuando lo consiga es aplastaros. Tengo un asunto pendiente más importante y antiguo, pero después no me importaría hacerle una “visita” al patrón. He descubierto ciertas cosas y creo que se lo merece por no ocuparse de lo que debe como un hombre
-dijo, agarrando a BlackGatomon del cuello. Ella le arañó la mano con un gesto rápido, lo cual hizo que tuviera que soltarla.

-Deja de ladrar. ¿Cuántas veces tengo que decirte que no tienes honor? Que nuestras tropas lideradas por ti han arrasado con todo...
-Gaomon miró hacia el suelo, cerrando los ojos dolido al recordarlo-¿Estás loco de atar creyendo que puedes vivir entre maripositas y florecitas cuando eres un criminal, Gaomon? ¿En serio crees que impresionaste a la flor? ¿O que te ganaste la confianza de la cría y su digimon? Eres un fraude. Porque no les has dicho nada de lo que hiciste. ¿Por qué crees que te ibas a merecer esto, Gaomon? Incluso si eres sincero... nadie, ni los que ya no están por tu culpa, ni ellas te van a perdonar. Se alejarán de ti, si no te intentan matar -Gaomon desvió la mirada ante las palabras de la gata-Nadie te va a perdonar, Gaomon.

Gaomon se quedó en silencio. Esas palabras se quedaron grabadas en sí mismo durante mucho tiempo, dichas por sus peores enemigos y por sus amigos en su cabeza.

-Nos vamos. Tus “vacaciones” han terminado. Ahora
-Gaomon se quedó quieto. No pensaba irse sin despedirse. Sin revelarlo todo... le odiarían pero tenía que hacerlo aunque la idea le asustada... no quería ni que Luna ni Floramon le odiasen o se decepcionasen, pero BlackGatomon tenía razón, les había mentido-¿O es que quieres un momento para darle un besito de buenas noches a tu amiga?

-Me tomaré uno momento...
-la BlackGatomon le devolvió la gentileza anterior, agarrando a Gaomon del cuello que no se inmutó.

-Bien, te lo concederé... si te arrodillas, perro sarnoso.


-No pienso hacerlo. Te odio. Mucho
-dijo con gesto y voz neutra.

-Uh. Dices eso como si hubieras dicho cualquier otra cosa, espero que no digas "te quiero" con ese tono; no es como para tomarlo en serio. No eres para nada divertido
-lo soltó y rió-¿Vas a dejar que tu orgullo te impida despedirte como debes?Probablemente no veas a esas "amigas" tuya jamás... -luego, añadió con una risita cruel-Y si las ves en hora de trabajo, créeme, no creo que sea para un asunto agradable.

Gaomon sentía que estaba siendo pisoteado lo poco que le quedaba. Ahogó una exclamación al oírlo... miró hacia Floramon, sin saber qué hacer. Sentía que no podía irse sin más, le debía una explicación de todo, le debía decirle quién era en realidad. Suspiró, y se arrodilló. BlackGatomon le puso la pata encima de la cabeza para que se arrodillase más.

-Y ahora, pídemelo, mercenario
-trató de pensar que era sacrificio por ellas. Normalmente, ni aunque le ameanazasen con muerte les habría permitido algo así.

-Dame unos momentos para despedirme, por favor
-dijo lo mas autómata que pudo. No quería darle ninguna satisfacción a costa de su sufrimiento.

-Repítelo con más sentimiento
-ordenó, con gesto de enfado. Gaomon suspiró y lo repitió. Entonces, le quitó la pata de la cabeza y dejó que se levantase-Tienes diez minutos.

Se aseguró de que la gata se había largado. Cerró la puerta de la terraza tras de sí y corrió las cortinas, esos momentos eran suyos y sólo suyos. Luego,Gaomon se dejó caer sobre el cristal de la puerta de la terraza y sollozó unos instantes. Hacía tiempo que no sabía lo que era llorar. Aún así, no pasaron más de diez segundos antes de volverse a levantar e ir a la cocina, en busca de dos servilletas. Encontró dos adornos de encajes, y las cogió sin dudarlo. Se acercó al sofá, y se sentó en en suelo antes de mirar a Floramon. Luna y Floramon eran lo más parecido a unas amigas que había tenido en su vida. Además, Floramon parecía comprenderlo muy bien, por lo que se había encariñado mucho con ambas. Cuando iba a zarandearla para despertarla el miedo le invadió. "Una cosa es no juzgarme por ser poco abierto y otra muy distinta es pasar por alto todo lo que hice...pero ella... ella...ella me perdonará y Luna también...entenderán que...no era lo que quería...no así..." se trataba de convencer de que sí lo harían, que le perdonarían y le desearían toda la suerte del mundo en sus viajes. Sin embargo, pudo imaginarse el terror en los ojos de ambas al mirarlo, juzgándole. No se sintió capaz de despertarla.

-Perdóname. Antes de nada porque soy un cobarde y soy incapaz de despertarte para decirte esto, Floramon
-susurró, doblando una servilleta en muchos pliegues. Hizo cada paso de manera autómata, mientras hablaba y por cada paso que hacía, la servilleta se transformaba en una rosa blanca de encaje-No soy ningún artista, Floramon. No soy el buen chico que Luna cree que soy. No soy nada de eso, os engañé. Yo estaba allí para destruir a esos digimon indefensos, yo he hecho cosas horripilantes por un sueño egoísta que no puedo dejar de aferrar, ni siquiera por unas personas que se han comportado tan bien conmigo. No soy ningún héroe. Perdóname, por favor. Tanto Luna como tú...perdonadme. Sois maravillosas... Luna... ella es muy buena niña, así que cuídala. Y Floramon, de veras te admiro; serás una mujer muy digna y benevolente, y lamento mucho que no pueda estar ahí para verlo. No eres para nada una florecilla doméstica y débil.

Levantó con delicadeza el brazo de Floramon procurando no despertarla, y dejó ambas rosas debajo.

-Una es para Luna. La otra es para ti. Esto es una despedida definitiva. Sólo os traería problemas si volviera
-a este punto la voz de Gaomon empezó a temblar. Era la primera vez que se despedía de personas que le importasen y sentía un vacío interior que se lo iba a tragar- Me...alegro de haberos conocido. Mucho. Adiós.

Gaomon no miró hacia atrás cuando saltó desde al balcón a la rama de un árbol y sintió ganas de no agarrarse y caer desde la altura del ático. Pero su meta estaba ante cualquier otra cosa que su corazón sintiera. Su meta, era una obsesión que le impedía dejarse morir en batalla, y más de una vez cuando sus fuerzas físicas le habían fallado esta obsesión le había servido para hacer algo con las pocas energías que le quedasen. Pero era una obsesión que le impedía vivir.

***

Floramon despertó cuando oyó la puerta abrirse. Miró hacia los lados, buscando los guantes de Gaomon, los cuales había visto por última vez en la mesa.

Entonces se percató de que bajo su brazo había dos rosas, hechas con servilletas, y no pudo evitar sentirse abatida al mirarlas. Se prometió guardar la suya como un gran tesoro como la Tifaret. "Quizás así, como Gaomon, no tenga miedo de los demonios" Antes de preguntárselo a Luna, supo que Gaomon no estaba con ellos.

-No, ¿no está aquí contigo?
-Floramon negó con la cabeza y le enseñó las rosas de trapo que había encontrado bajo su brazo. Se sentía mal, porque tenía la sensación que no volvería a ver al lobo azul -Oh...-Luna suspiró, eso sonaba a despedida, aunque intentó quitar hierro al asunto-Es muy cabezota, quizás haya ido por Gulfmon él sólo...

-Tengo la sensación de que no volveremos a verle. Creo que él lo dijo, que era un adiós para siempre...ni siquiera me despedí, Luna
-Luna se quedó sorprendida. No esperaba que a Floramon le afectase tanto, y tampoco se esperaba que el lobo se fuera teniendo el asunto de Gulfmon sin arreglar. Le había pillado de improvisto y no sabía exactamente qué decir-Él se va preocupado, estoy segura de ello. Es como si como si tuviera remordimientos por algo. Es por eso que me preocupa tanto.

-Eh, Gaomon parece ser capaz de cuidarse bien. Es un tío duro
-dijo Luna, agachándose a la altura de Floramon-Y de todas formas, si nos enteramos de que está en peligro, iremos a ayudarlo porque somos sus amigas, ¿vale? Tú sabes que jamás dejo tirados a los pocos amigos que tengo, así que no te preocupes. A mi también me duele un poco no haberle dicho adiós, pero ahora no podemos hacer nada por ello. Y si encontramos el digivice, lo guardaremos para devolvérselo.

Floramon asintió y se dirigió hacia Scott, dándole la bufanda mientras hacía una reverencia.

-Me siento muy agradecida por esto, Scott. Y también gracias a ti, Labramon, has luchado valientemente. ¿Qué habéis descubierto sobre ése ser?

-Uhm, parece ser que quiere formar una especie de superpanda de criminales con otros demonios y dominar el mundo. Y adivina  lo “afortunados” que somos, querida... Gulfmon está como anfitrión de esa fiesta. No me siento nerviosa, porque sé demasiado bien cómo acabará esto. Vamos a meternos en mitad de una reunión de demonios...
-explicó Luna con cierto pesimismo sentándose en una silla-en un parque de atracciones abandonado, llamado Sunset Hole. Me da la sensación de que no saldremos vivos, aunque, tenemos que detenerles como sea.

-Ése tipo de energía me inquieta, de alguna manera pero debemos detenerles tal y como has dicho. Lucharé, aunque no sea de mi agrado, pues se que son seres que pueden perturbar la paz de las personas si no les mostramos la maldad de sus actos
-Floramon cogió el botiquín, con idea de desinfectarle las heridas a Scott y a Labramon-Labramon, Scott, ¿necesitáis que os trate las heridas?

-De todas formas, ¿qué debemos hacer? ¿Cómo vamos a combatirles? Probablemente sean muchos... Scott, ¿te has enfrentado a demonios antes?
-preguntó Luna-Yo... quisiera que me preparases para utilizar las cartas correcta y eficazmente, si no te importa, claro. No quiero ser un estorbo esta vez...ni que cargues con la responsabilidad tú solo... al fin de al cabo, soy la mayor. Puede que muera ahí, pero si me matan me llevaré algo por delante.

______________________
* * *
La verdad nos hará libres,
una mentira cruel,
no dejan de caer lágrimas,
ah, mi pequeña Remiel.
* * *
Fuiste importante, mi flor,
los recuerdos se marchitan,
¿o prefieres olvidar?
reina sin castillo, niña
¿a qué juegas? ¿a quién añoras?
* * *
Los débiles perecen,
es una triste realidad,
oblitera este cáncer.
* * *
-Muchas gracias, 6.

Through many dangers, toils and snares, i have already come...//´Tis grace that brought me safe thus far, and grace will lead me home.


avatar
Luna Kobayashi
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Cómo diez millones
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 391
Ficha : [url=http://digimonadventure-rol.superforo.net/t3453-luna?highlight=Luna]
Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado : Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Lun Sep 09, 2013 2:37 pm

Luna… realmente… debe estar solida… creo que apenas si sintió mi amenaza con romperle la nariz cuando me dijo que iríamos a una fiesta de demonios y que tendría que usar traje… me da algo de pena en cierto modo pero… sentir pena por alguien es inútil… ¿de qué sirve sentir lástima de una persona o ser?... nada… solo sientes pena y lastima… pero con sentir eso no ayudaras a esa persona… no puedo hacer nada… si siento lastima por ella… estaré siendo como mis padres… un monstruo… pero si hago algo… seguramente hare que le duela más de lo que le duele ahora… y con labramon noqueado… no puedo arriesgarme a perder a una buena amiga.
Luego de un momento, Luna me hiso unas preguntas muy… ¿Cómo se diría?... esto… em… incomodas… aparentemente no pudo hacer oídos sordos y escucho todo lo que dije para usar mi máxima carga de odio… tsk… bueno… no puedo hacer nada… si escucho… entonces escucho… y lo único que puedo hacer ahora para subirle el ánimo… es responderle de la mejor forma posible… aunque eso será difícil… tendré que… recurrir a mi humanidad para hacerlo… y recurrir a eso nunca me ah gustado… pero es Luna… y tengo que olvidarme de esas cosas… pase lo que pase tengo que olvidarme de esas cosas… ahora no soy un demonio… ahora soy… el amigo de Luna.

Luna… si… yo vivía encerrado en esa celda… día tras día… encerrado en esa prisión blanca donde mis pensamientos nunca florecieron como los tuyos… fue horrible… y lo sigue siendo en mi mente… ¿pero qué puedo hacer?... así viví… -di un pequeño suspiro y acomode al noqueado y agotado de labramon para que durmiera bien- y mis padres me encerraron allí… mi mente era superior a la promedio… se podría decir que era un pequeño Einstein a los 3 años… y en ese momento… mis padres cometieron el peor error de la vida… encerraron a uno de sus hijos bajo llave… para que este usara su don para ganarles dinero… y lo peor de todo… es que lo permití… todo porque fui engañado con promesas tontas que jamás se cumplieron… y que sabía que jamás se cumplirían… fui un niño estúpido… y lo sigo siendo…
ZZZZzzzzZZZZzzzzZZZZZ –debo decir que labramon ronca mucho- ñam… carne… rica… -comenzó a babearme, ¿Por qué no me sorprende?-
Je… bueno… -dirigí mi mirada al rostro de Luna, el cual parecía sorprendido y algo lamentado, je, odio cuando sienten eso por mi- oye, no te pongas así… fui un niño estúpido… y lo sigo siendo… la única diferencia es que ahora creo energía demoniaca… tengo un compañero digimon y… bueno… soy un mercenario cruel y despiadado… -en ese momento le acaricie la cabeza y la despeine un poco, recuerdo que eso le alegra a labramon, y ella es como labramon, buena, gentil y muy tierna- y con respecto a tu última pregunta… pues no… mis padres enviaron a mi hermano “justo y valiente” a entrenar a las montañas… je… no suelo mencionar a mis hermanos…

Al momento en que dije eso, el rostro de Luna pareció confundido y algo curioso, tsk, típico de gente como ella, escuchan algo raro con respecto a una persona como yo, y sienten curiosidad, incluso me dijo que le contara y puso unos ojos de “perrito” suplicante, je, en serio es una niña de 7 años, no solo con su habitación, sino también con esta actitud que esta mostrándome ahora mismo. Bueno, luego de un momento, me quede callado unos momentos mientras me cubría la cara con las manos para evitar que el sol del amanecer me destruyera los ojos, entonces me dispuse a hablar y contarle a Luna de mi familia, es lo menos que puedo hacer después de que me contara de la basura humana que es la escoria de su padre estúpido, bastardo y definitivamente un cadáver vivo si me lo llega a presentar un día de estos.

Te explicare… mis padres tuvieron 3 hijos… según mi hermano menor… dejaron nacer a 3 ángeles… el ángel inteligente y astuto era yo… el ángel valiente y justo era mi hermano menor Zereck… y el ángel cruel y despiadado era mi otro hermano menor Frederick… en mi opinión… es verdad… mis padres dejaron nacer a 3 ángeles… pero no los apreciaron… y decidieron criarlos de otra forma… -suspire y me quede callado un momento, esto es difícil- para mi… esto es lo que paso… dos monstruos lograron tener hijos… pero esos hijos fueron ángeles… pero… no quisieron tenerlos… entonces encerraron a un ángel… el que más les resultaría útil para ganar valor material… al segundo ángel… lo enviaron lejos para que no tratara de liberar al primero… y al tercer ángel lo enviaron a una prisión para hacerlo enloquecer…
ZZZZzzzzZZZZzzzzZZZZZ carne… -se volvió a acomodar y me mordió la cabeza-
Je… bueno… como decía Luna… el primer ángel fue corrompido… estar encerrado y ser utilizado lo corrompió por dentro… tanto que el ángel… se volvió un demonio… el segundo ángel… al entrenar para un propósito inexistente… se enfoco mucho en ser fuerte y justo… así dejando de ser un ángel para ser un humano común… y el tercer ángel… fue envuelto en miles de pensamientos contradictorios… haciéndolo enloquecer hasta que finalmente se volvió un ángel caído… -me reí levemente y mire a Luna- yo soy el ángel que fue corrompido… soy el ángel que se volvió un demonio… mi hermano Zereck fue el ángel que dejo sus alas para ser un humano… y mi hermano Frederick fue el ángel que enloqueció y se volvió un ángel caído… aunque ellos saben que yo mate a nuestros padres… Zereck piensa que fue por autodefensa… y Frederick simplemente me felicita por haber matado… el tiene un raro complejo de bueno y malo…

Luego de contarle eso, Luna y yo seguimos caminando, ella parecía sorprendida de todo lo que dije, creo que lo que más le sorprendió fue que tenía dos hermanos, tsk, para mí no son nada, solo con dos personas que no me importan en lo mas mínimo, solo me interesa hacer las cosas que tengo que hacer y así finalmente, seguir con mi vida. Realmente mis hermanos son totalmente diferentes entre sí… pero aun así cada uno tiene algo del otro… no me molestare en contar algo así… no lo vale... es algo realmente inútil decir algo que no importa en lo absoluto.
Después de una caminata tranquila, llegamos a la casa de Luna y allí vi como ella tenía una plática con floramon con respecto a la partida de gaomon, tsk, ese perro azul, más le vale seguir vivo para cuando lo vea de nuevo, porque si no es así, juro iré a donde sea que vayan los digimons que mueren y lo sacudiré hasta revivirlo con violencia, y si sigue vivo, pues le daré una paliza tan grande que lo dejare realmente herido, tal vez lo hospitalice. Luego de que la plática terminara, Luna dijo que le enseñara todo lo posible, como usar una carta, cual es la más útil, todo, absolutamente todo lo indispensable para enfrentarnos a esos intentos de demonios que se reunirían para destruir el mundo, je, esta chica realmente me agrada.

Je… escúchame con atención Luna –me acerque le puse las manos en las mejillas- yo soy un demonio, el ángel corrompido por los dos monstruos que me dejaron nacer… enfrentarme a una horda de intento de demonios no es nada para mi, y enseñarte a pelear, tampoco es nada, después de todo, entrene a labramon y a otros digimons mas que forman parte de mi grupo de mercenarios –al decir eso sonreí macabramente- veras que iremos tras esos intentos patéticos de demonios y los destruiremos a todos, o al menos, yo lo hare mientras tu arruinas la fiesta para destruir el mundo
Haaa… ZZZZzzzzZZZZzzzzZZZZZ… ¿ah?... ¿Qué paso?... –labramon bostezo y se estiro en mi espalda- ¿Dónde estoy?... ¿y qué hay de comer?
No tengo idea, supongo que mi cena del día anterior –al decir eso escuche mi estomago- dios… creo que tendré que pasar otro día sin comer –al decir eso deje a labramon en el sillón junto a floramon- ustedes descansen… realmente hoy pasaron por mucho… y labramon… cúrala, ya no tienes por qué guardarte tus ganas de preguntármelo a mi…
Jeje… bueno, bueno… ya va –se rio tranquilamente como solo labramon puede hacerlo y tomo la mano de floramon- Cure Liqueur –la mano de labramon comenzó a brillar mientras las heridas de su cuerpo y del cuerpo de floramon comenzaban a sanar- no puedo curar a Scott como siempre, pero si a otros digimons
Bueno… si me disculpan… -me estire y me senté en una silla frente a la mesa- tengo que reflexionar mi vida… o intentar ignorar el hecho de que aquí huele a gato digital de color negro… -comencé a expulsar un poco de mi aura- y Luna… partiremos en unos días para esa linda reunión demoniaca… asique prepárate… por que mañana –sonreí levemente de forma más o menos humana- comenzara tu entrenamiento de combate, igual para ti floramon… y una cosa más… todos en este mundo merecen piedad… la única diferencia es saber identificarlos… por ejemplo… quien mata y después llora de verdad merece misericordia… pero quien puede empuñar un arma y matar sin sentir nada… no merece de su buena fe ni confianza

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 785
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La cara escondida de la Luna, la reminiscencia de un crimen y el regreso no esperado [Privado Scott]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.