Conectarse

Recuperar mi contraseña



Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2078)
 
Scott Desaster (1780)
 
Kurai (914)
 
Rena Ryuugu (853)
 
Sigrun Vinter (835)
 
Roku Ginshô (749)
 
Fuji Raikomaru (659)
 
Ed Elric (651)
 
Ralian (639)
 
Elith (554)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Legado NinjaLost Soul



Crear foro

Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Sáb Abr 26, 2014 3:03 am

La última vez que había estado allí, había sido hace cinco largos años junto a su digimon acompañante ahora fallecido. El era un joven tamer, recién llegado al Digital World totalmente perdido y desorientado, aunque de todas formas, entusiasmado puesto era un adolescente perdido en un mundo inexplorado desde su perspectiva, con aventuras acechando a la vuelta de cada esquina. – vaya… tantas cosas han sucedido, y este mundo se encuentra totalmente igual, no, el mundo ha cambiado pero este lugar mantiene su esencia–murmuró de brazos cruzados en el centro exacto de la playa, observando el mar con una tranquila sonrisa dibujada en el rostro. “Si entro al agua me oxidaré, así que tendrás que entrar solo” –recordaba las palabras de Hagurumon, su antiguo camarada, el mejor amigo que podría haber pedido, el día que llegaron a la playa. Suspiró, con nostalgia, últimamente cada lugar que visitaba daba ese aire nostálgico a su estadía en el digimundo. Sin quitar la mirada del inmenso océano frente a él, que conectaba con la Isla File ahora desierta, buscó en uno de los bolsillos de su traje la cajetilla de cigarros con sabor a menta que había traído del mundo humano que tanto aborrecía, posando uno de los cigarros rubios entre sus labios para encenderlo mientras una sonrisa escapaba en contra de su voluntad en dirección al horizonte.

Antes de poder darse cuenta, desde su sombra emergió LadyDevimon, su digimon acompañante; observando sin decir una sola palabra a su tamer sonriendo, hecho que la sorprendió totalmente puesto el hombre que la trataba como una herramienta y maltrataba sin una pizca de cariño, también tenía un lado dulce en su interior y era a ese lado al que ella apelaba, siguiéndolo sin dudar por todo el digimundo. - … este lugar me trae muchos recuerdos, aquí conocía mi primer rival, a uno de mis amigos mas cercanos, y tuve mi primer combate contra otro tamer –comentó a su digimon sin modificar su tono frío, carente de emoción alguna, a pesar de encontrarse de buen humor. El tamer observó las aguas un momento, retrocediendo sobre sus pasos unos centímetros, puesto de la orilla emergió una enorme silueta que salpicó toda la zona, incluyendo el exacto lugar donde estaba parado previamente el peliverde; era un Seadramon salvaje, nada serio para él, puesto llevó su mano derecha a su sombrero realizando un gesto al acomodarlo. El resultado de su movimiento, consistió en LadyDevimon cortando con su enorme garra izquierda al digimon marino sin siquiera dudarlo, convirtiéndolo completamente en datos en cuestión de segundos. – desagradable, carente de elegancia… le doy cero puntos por su emboscada –murmuró cruzándose de brazos, para posarse contra una palmera y de esa manera poder continuar observando el océano, resguardado del sol.

______________________
Insolente espíritu que fuiste corrupto por el mal... El emperador ha decidido tu destino ¡Digicode, captura!


avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1060
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha :
Relaciones : Emperor and Empress.
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Iris - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Iris (Kuzuhamon)
Rango: Senescal
División: Deadly Rose
Inventario :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Mensaje por Aria Bernheim el Sáb Abr 26, 2014 5:07 pm

Una joven rubia se encontraba delante de su ordenador, tecleando como si no hubiera mañana, pero bueno para ella es como si no lo hubiese, habían sacado una nueva tirada de cartas de edición especial, y solo el que respondiera a ciertas preguntas bien, y fuera de los diez primeros podía conseguirlas. -¡Ya está!- exclamo la joven rubia echando todo su peso en el respaldo de su silla y estirando los brazos. -¡Aria! ¡Aria! ¡No lo entiendo! ¿Qué tiene eso de especial? ¡Vamos a vivir aventuras! ¡Vamos a vivir aventuras!- Dijo la pequeña forma de vida con la que había empezado a convivir hacia no tanto. Primero se había encontrado un huevo por casualidad en su cuarto y su lector de cartas había cambiado de aspecto, luego el huevo se había roto y de este había salido un Pitchmon, y después de un tiempo alimentándolo había terminado convirtiéndose en un Moonmon. El que ahora mismo se encontraba saltado en su cama haciendo preguntas y diciendo también tonterías, Aria solo podía agradecer que sus padres no se encontraran en casa, porque sino no sabía que escusa le habría puesto a sus padres para tanto escándalo.

-Moonmon, ¿Podrías bajar la voz?- dijo con un tono algo molesto, la joven de ojos azules, mientas se cubría estos con un brazo. -¡Pe-pero! ¡Esto es aburrido!- dijo el pequeño digimon azul rodando por la cama de la joven, y luego saltando de esta para dirigirse al escritorio de la chica. –Mira hay algo en la pantalla- dijo Moonmon al ver una pantalla casi blanca con unas cuantas letras escritas. Aria rápidamente se reincorporo en la silla y miro atentamente la pantalla en esta ponía: “¿Quieres vivir una aventura de verdad?” y dos botones, en uno ponía ‘si’ y en el otro ponía ‘no’: -¿Qué se supone que es esto?- dijo mirando la pantalla fijamente, no se podía creer que de la nada su ordenador no le dejara hacer nada más que darle a una de esas dos opciones. -¡Dale a si! ¡Di que si! ¡Vamos a vivir una aventura!- coreaba la Moonmon a su lado. ¿Bueno que iba a pasar por que le diera que si? Vamos solo era un programa informático, probablemente se tratara de algún juego en línea. Así que finalmente cliqueo sobre el botón de ‘Si’ y entonces todo se volvió negro por un segundo.

-uhhm, aaah… ¿Qué ha pasado?- soltó la joven, con la cabeza adolorida abriendo los ojos poco a poco. Entonces vio un cielo azul y giro la cabeza para ver arena blanca a su lado, ¿Se encontraba en la playa? ¿Qué hacía allí? Ella recordaba estar delante de su ordenador junto a Moonmon, ¿Había sido todo aquello del huevo y el digimon? Pero no, no lo había sido, y en ese momento se lo confirmo su compañera digimon saltado sobre su estomago: -¿Estás viva?- pregunto la pequeña sin parar de dar salto. –uhg… viva estoy… pero me duele el estomago…- soltó la rubia adolorida, y entonces Moonmon se quito de encima de ella, dejando que esta se incorporara y observara los alrededores. -¿Dónde estamos?- pregunto observando la playa, pensando cuando había llegado a la playa, y como había llegado. –Je, je, je ¡Estamos en el mundo digital!- Respondió contenta la pequeña digimon con forma de gota, “ah, claro tiene mucho sentido, el mundo digital claro…” pensaba la rubia realmente en un principio pensando que tenía sentido: -¿¡Eh!? ¿¡Mundo Digital!?- exclamo sorprendida sin realmente creérselo. Entonces de la orilla del mar emergió una silueta de un digimon, no si encima iba a ser verdad, y encima tendrían que luchar contra ese digimon. Si Moonmon apenas podía hacer un ataque que realmente no hacía mucho. Pero antes de que pudieran pensar en qué hacer, una LadyDevimon corto al digimon sin siquiera prensárselo.

-Huyamos- susurro Moonmon alargando cada silaba de la palabra, si definitivamente esta era la mejor idea para las dos, no sabían que les podría pasar si aquella Digimon les veía, no querían terminar como Seadramon. Aria tomo a su digimon en brazos y empezó a caminar intentando alejarse del lugar cuando tropezó y termino rodando hasta chocarse con una palmera, quedando con la cabeza en la base de esta y su espalda y piernas contra esta. –aaauuch- soltó adolorida, no podía tener más mala pata ni aunque se entrenase. Entonces vio que contra la palmera en un primer lugar había un hombre de cabellos verdosos… Empezó a maldecir en su mente, “¿Qué hago?” continuo en forma de exclamación en su mente llorando internamente.


Última edición por Aria Bernheim el Sáb Abr 26, 2014 7:16 pm, editado 1 vez
avatar
Aria Bernheim
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 7
Nivel On Rol : Bebé II
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Sáb Abr 26, 2014 6:40 pm

Por unos segundos pudo sentir como la zona se desfiguraba levemente, y eso era nada más, ni nada menos, que el indicio de un portal abriéndose. Exhaló el humo de su cigarro, preguntándose que curiosa criatura o persona aparecería del mismo aunque sin hacer mucho alboroto al respecto puesto su mirada seguía enfocada en el océano. - -llevó sus ojos ambarinos por un instante a la recién llegada, era una joven rubia con una vestimenta relativamente inusual en comparación a los demás tamer que solían llegar con su ropa del instituto, tenía un aire inocente a su alrededor y era acompañada por un Moonmon. Sin duda, una novata, por lo que no se preocupó demasiado y simplemente volvió a darle una pitada a su cigarro sin sorprenderse en lo más mínimo; no parecían una amenaza para él y conociendo la desorientación de los primerizos, no creía que hiciesen mucho escándalo aún. Aunque como todo humano, el también erraba. En un momento de descuido, mientras el observaba el cielo con cierta curiosidad, pudo sentir un repentino movimiento en la cercanía. Llevó rápidamente su diestra a su digivice, lanzando el cigarro al agua en el camino, pero sería en vano usarlo puesto cuando se quiso dar cuenta la joven que anteriormente había observando se encontraba a sus pies, caída en el suelo.

No podía evitar sorprenderse ante la escena, por lo que su ceja izquierda se arqueó en su rostro adornando su sonrisa, ¿Qué tan torpe debería ser alguien para terminar a metros de donde estaba parado? – O ho… -una leve risa escapó de entre sus labios, se postró frente a ella tras posar su rodilla izquierda contra el suelo, para estar mas cerca de aquella hermosa dama y poder, con un gran atrevimiento, acariciar el rostro dulce de la dama. – Deberías tener cuidado, una dama tan hermosa puede salir herida si cae al suelo con tanta facilidad… -murmuró con una sonrisa ladina dibujada en su pálido rostro, aunque agradable a la vista, sin despegar sus ojos dorados de los ajenos. Tomó la mano de la dama, y junto con LadyDevimon la levantó del suelo ayudándola a incorporarse. - Primera vez en el digimundo, ¿cierto? –no tenia dudas, pero un caballero no debía hacer suposiciones, así que inquirió sin importarle haber invadido el espacio personal de la dama con la atrevida caricia que su diestra propinó a una de las mejillas ajenas. – Me disculpo por mi falta de modales, soy Fuji, Fuji Raikomaru –una reverencia leve se mostró cuando retiró su sombrero al presentarse ante la joven tamer, y su Moonmon.

______________________
Insolente espíritu que fuiste corrupto por el mal... El emperador ha decidido tu destino ¡Digicode, captura!


avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1060
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha :
Relaciones : Emperor and Empress.
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Iris - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Iris (Kuzuhamon)
Rango: Senescal
División: Deadly Rose
Inventario :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Mensaje por Aria Bernheim el Lun Abr 28, 2014 9:20 pm

Mientras la chica se encontraba “viendo el mundo al revés” casi literalmente por su postura, su pequeña acompañante, Moonmon, había sido soltada por el camino y en aquellos instantes se encontraba dando pequeños botes para acercarse a donde estaba su Tamer, olvidándose por completo del miedo que le tenía a la digimon diablesa que se encontraba cerca de Aria. Por su parte la rubia se encontraba realmente avergonzada y su cara se había teñido casi por completo de color carmín gracias a la caricia en su rostro proporcionada por aquel desconocido ante el cual había hecho el ridículo notablemente.  Aparte de que las palabras del desconocido solo empeoraban la situación de vergüenza en la que se encontraba la joven de ojos azules, su nerviosismo era notable aparte de en su cara, que ya era todo un poema, en el resto de su cuerpo que temblaba ligeramente demostrando cierto nerviosismo por la situación en la que se encontraba.

Sin embargo aquel hombre no parecía mala persona a primera vista, ya que junto a la digimon que le había asustado tanto, la ayudo reincorporarse y levantarse del arenoso suelo. Pero Aria en cuanto estuvo en pie puso un poco de distancia entre ella y el desconocido y la digimon, no era porque le hubiera dado una mala impresión o algo por el estilo, era más bien para evitar desmayarse ahí mismo gracias a la sobrecarga de “perdida” de espacio personal. “Recupera la compostura, inspira, expira, inspira expira” se repetía mentalmente para recuperar la calma. Entonces antes de que el hombre de cabellos verdosos le preguntara si aquella era su primera vez en aquel mundo, su compañera azulada llego a tiempo para escuchar la pregunta, aunque algo cansada: -¡Sí! ¡Sí! ¡La primera! ¡La primera!- coreo tan energética como siempre, interrumpiendo a su Tamer justo cuando esta había abierto la boca para hablar. Entonces el hombre se disculpo por sus modales y termino presentándose como Fuji Raikomaru, “creo que eso es Japonés… ¿Enserio que ni aquí me voy a librar?” se quejo ligeramente en su mente, pero sabía que ahora ella también debía presentarse: -E-encantada, y-yo soy Aria Bernheim- se presento la chica haciendo una pequeña reverencia con su torso, y entonces salto su digimon acompañante: -¡Y yo soy Moonmon! ¡Moonmon! ¡No te olvides!- exclamo con su alegría natural avergonzando ligeramente a su Tamer por su comportamiento. Pero no se avergonzó demasiado ya que su mente estaba en otro sitio, estaba debatiéndose o no si preguntarle información de aquel mundo al que se había presentado como Fuji, o no: -E-etto, ¿Sa-sabes mucho sobre e-el digimundo?- consiguió animarse a preguntar una vez se hubo decidido por hacerlo.
avatar
Aria Bernheim
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 7
Nivel On Rol : Bebé II
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Mar Abr 29, 2014 8:35 pm

Cada movimiento de la rubia dama de ojos azules, aunque algo torpe por los nervios, le resultaba simplemente encantador por el hecho de resaltar su belleza. Sus suposiciones eran ciertas, puesto la alegre compañera de la tamer había confirmado sus sospechas y habían caído por primera vez en la playa, de igual forma que él hace algunos años, dato que le pareció simplemente curioso. – entonces, déjenme darles la bienvenida a este mundo lleno de sorpresas, aventuras, encuentros, y… despedidas –el digimundo también tenía su lado oscuro, como todo lo que se basaba en una dualidad, podía verse como una coincidencia trágica para ellas el haberse topado con ese peliverde apenas llegaban al mundo digital. Dos inocentes jóvenes encontrándose con uno de los tamer mas peligrosos del digimundo, puesto así era llamado hasta, hace poco menos de un año, era algo que simplemente daba fe de que Yggdrasil se divertía usando a los humanos como marionetas. Escuchó su nombre, con suma atención, y tomó la diestra de la dama realizando una reverencia antes de besar el dorso de la misma. – Es un verdadero placer, lady Aria –exclamó con convicción, aunque manteniendo su tono galante en cada una de sus palabras y gestos, antes de retroceder nuevamente para llevar la mirada a la digimon que acompañaba a la joven. – también estoy encantado de conocerte a ti, Moonmon –aclaró para que no pareciese que ignoraba al pequeño digimon bebé, puesto nunca, era una buena idea enojar a uno de esos pequeños.

Acomodó su sombrero sin borrar su carismática sonrisa de su pálido rostro, la cual aumentó su porte al escuchar la pregunta de parte de Aria. Dudó que responder por unos segundos, era cierto que vivía hace cinco años en ese mundo y que conocía casi todos los secretos que podían ofrecerse, pero resultaría totalmente hipócrita decir que sabía mucho puesto la información era algo en constante evolución y revolución. – Llevo cinco años residiendo en el digimundo, y he explorado cada una de sus zonas, pero decir que sé mucho… supongo que podría decirse que sí, y a la vez no, puesto el digimundo es un lugar en constante estado de cambio –explicó gesticulando con las manos, aunque sin desprender sus ojos dorados de la ajena. Se quitó su sombrero, y lo posó contra su pecho para realizar una reverenda ante sus acompañantes. – sí tienen alguna duda, este humilde caballero hará todo lo posible para responder todas y cada una de sus preguntas –recuperó la posición firme, volviendo a ocultar sus cabellos cual esmeraldas bajo sus sombrero.

______________________
Insolente espíritu que fuiste corrupto por el mal... El emperador ha decidido tu destino ¡Digicode, captura!


avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1060
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha :
Relaciones : Emperor and Empress.
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Iris - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Iris (Kuzuhamon)
Rango: Senescal
División: Deadly Rose
Inventario :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rendezvous next to the Sea [Privado - Aria]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.