Conectarse

Recuperar mi contraseña



Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Fuji Raikomaru, Hibiki Sanjō, Lena Stevens, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2065)
 
Scott Desaster (1919)
 
Roku Ginshô (915)
 
Kurai (914)
 
Sigrun Vinter (869)
 
Rena Ryuugu (850)
 
Fuji Raikomaru (840)
 
Ed Elric (649)
 
Ralian (638)
 
Elith (554)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

La Comunidad Gazimon [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Comunidad Gazimon [Libre]

Mensaje por Rony & Carlos el Miér Abr 29, 2015 12:54 am

Luego de culminar su travesía junto a Taiga y su Demidevimon, Artaud; el dúo acuático se puso en marcha en la búsqueda de la tierra prometida de los Gazimons, o más formal mente, en la búsqueda del nuevo hogar de estos once Digimons de aquella especie, junto a sus cuatro miembros de menor nivel. Una cruzada obligada por la promesa y buena voluntad de Rony, que ahora su compañero Digimon, un Gizamon llamado Carlos, también debía cumplir, a pesar de su recelo contra esa especie de Digimons, debido a una milenaria riña por ver cuál de los dos bandos robo el nombre del otro.

Ya habiendo recuperado su energía de la batalla anterior, Carlos salió del Digivice de Rony, por propia voluntad, aunque para entonces ya habían dejado la cabaña de Pegasusmon muy atrás, y ahora se encaminaban por un camino de tierra que atravesaba uno de los tantos bosques del área. El escenario le recordó a Carlos, varias de las películas de fantasía y juegos de video que había jugado y/o visto, era algo que le inspiraba y emocionaba un poco en su interior, puesto le agradaban aquellas aventuras ficticias de magia y misterio…pero claro su malhumor por la compañía que tenía, era la que dominaba en su rostro y un poco en su tono, aunque no era raro ver a este Digimon enojado o frustrado la mayor parte del tiempo, mayormente era por su pérdida de evoluciones.

-¿Entonces cuál es el plan?¿o vamos a caminar y ver si el lugar aparece por si solo? – pregunta a su compañero humano, poniendo algo de sarcasmo en la última pregunta. Su tamer se hallaba de cuna andante, con una especie de mochila de tela improvisada, llevaba en su espalda a dos de los pequeños Pagumons, que se les habían agotado la energía para seguir corriendo de un lado para otro del grupo.

-algo parecido…iremos a un pueblo que hay más adelante, es un lugar con muchos comercios en medio del bosque, seguro allí encontraremos algún indicio que nos lleve a algún área despoblada y cumpla las condiciones adecuadas para que nuestros amigos vivan – Su plan constaba de una leve parte táctica que consistía en búsqueda de información, puesto ninguno de los miembros de esta caravana tenia noción de algún lugar que cumpliera con las expectativas totales del grupo, y además como gran parte de área boscosa de esta zona era virgen, no había mucha información que Rony, como Tamer, pudiera acceder; luego el resto del plan era simple suerte, puesto el joven no dejaría que los Gazimon terminaran en algún lugar donde por descuido pudieran empezar una disputa con otro pueblo inocente, eso solo volvería a reactivar el siclo de peleas constantes e innecesarias; él se aseguraría de buscar un área alrededor de los lugares que obtuvieran información, para que sus amigos pudieran vivir sin molestar a ningún otro grupo de Digimons, cosa de que si en el futuro hubiera alguna disputa, estos no la empezarían, ni seria los verdaderos culpables de la misma.

Asi luego de una larga caminata logran llegar a este pueblo, situado en su mayoría sobre una pequeña colina, al lado de una cascada que caramente no solo era su eterno suministro de agua, sino también su fuente de energía. Las edificaciones poseían un aspecto rupestre, un toque de pueblito del medioevo o incluso anterior, con paredes de madera y techos de paja. Las casas y locales estaban acomodados de forma variada por la colina y sobre las orillas, incluso algunas estaban sobre el aire, sostenidas únicamente por vigas de madera. Uniendo todo el pueblo había varios caminos de piedra y puentes de madera, los cuales eran algo de peligrosos por no tener barandas, pero nada que presentara un problema para cualquiera con dos dedos de frente. Por encima del pueblo no se veía el cielo, sino que este estaba tapado por las vegetaciones de gran tamaño que poseía el bosque, dejando pasar solo la luz suficiente para una buena visibilidad y la creación de alguna que otra planta. Había algunos habitantes audaces que había usado esta vegetación para construir sus casas y/o locales en lo alto, más que nada para llamar la atención; otros simplemente construyeron sus edificaciones dentro de los gruesos troncos de los árboles.

Pero aquella visión del pueblo no fue la que divisaron al inicio la caravana de nuestros protagonistas. Ellos había entrado al pueblo por el camino del bosque, por lo que al inicio solo vieron varias chozas de gran tamaño, viviendas de granjeros que aprovecharon la envergadura de esas áreas del terreno para crear edificaciones de gran tamaño, posiblemente entre estas hubiera alguna posada donde pudieran pasar la noche de ser necesario, después de todo ya era pasado medio día.


avatar
Rony & Carlos
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 232
Cuentas :
cadejo



Helgi y Yuyun

Ficha :
Aqua Digital Team

Cronologia : Nuestra Historia
Nivel On Rol : Ultimate
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Champion

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Ronaldo Antonio Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon

Carlos Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon
Rango y Unidad Digi Aliado : Le-Amien Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon
Inventario :


Ver perfil de usuario http://cadejowhite.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La Comunidad Gazimon [Libre]

Mensaje por Yuzuki Y el Mar Mayo 12, 2015 3:02 am

El tiempo era efímero en el Digital World, o al menos así lo sentía la joven de cabellos lilas, quien nunca supo acostumbrarse al largo horario que transcurría en el anterior mundo antes de despertar en ese magnifico lugar. ¿Quizás su mente estaba adaptada desde un comienzo a la vida que tienen los Digital Monster? Tal vez, así era como pensaba ella por lo menos, y no habría mucho que la hiciera cambiar de opinión. Llevaba ya 5 años viviendo en ese ''nuevo mundo''; el progreso era casi el mismo que el que un bebé recién nacido, un ser que no tiene ni idea del mundo que le rodea, así era como se sentían los humanos la primera vez que visitaban el Digital World. Por lo tanto, no era de extrañar -tal vez- que Yuzuki se encontrara aún en proceso de dominar el conocimiento que los datos le brindaban.

Datos. Datos... ¿Qué eran datos? ¡Todo! Todo lo que había en este mundo estaba conformado de datos, desde el agua cristalina que fluye por los ríos hasta el viento que acaricia tu viento cada día, cada noche. Pero ¿Cómo es que una simple humana se haya dado cuenta de estas cosas estando sola? Pues la respuesta es obvia: no lo está. A su lado, siempre a su lado, se encuentra su inseparable compañera: Puroromon, una criatura más de ese nuevo mundo digital en el que ella ha tenido que estar viviendo hasta el día de hoy. A pesar de que Puroromon no posea mucho poder y su tiempo de vida sea casi el mismo que los años que lleva Yuzuki en ese lugar, ambas poseían una innata habilidad de recolectar información y eso era lo que las ha mantenido vivas en un mundo donde lo salvaje era más común que lo civilizado. No utilizaban la fuerza, no era necesario, el ingenio era suficiente para sacarla de los problemas que se les pusiera enfrente.

Algo que la chica humana nunca desarrolló en el mundo humano pero si en el mundo digital era definitivamente su dedicación al estudio; en su caso no era simple curiosidad, y aunque esta solo fuera una de las tantas motivaciones que la impulsaban a descubrir lo que le rodeaba, también otra de las motivaciones era el poder que esa información podía traerle. Después de todo... ¿Todo este mundo estaba hecho de información, no? Ya no sería la misma chica rara y débil que era en el mundo humano, no, ella iba a cambiar y lo mejor de todo es que sus ideales eran compartidos por la pequeña abeja digimon que revoloteaba alrededor de sus hombros constantemente.

Un par de orejas de conejo sobresalieron de unos matorrales ubicados en medio del bosque digital. Las orejas se elevarían hasta permitir ver por los demás un mechón lila sobresalir, seguido del rostro humano de una chica con grandes orbes púrpuras por ojos. Con una voz tenue preguntó- ¿Lo has visto, Puroromon? -frente a ella pasaría a gran velocidad un destello amarillo anaranjado, volando de un lado a otro y atento a todo lo que le rodeaba- No lo he vis... ¡Ahí está! -con una de las pequeñas manos que sobresalían de su cuerpo señaló a un bulto de baba amarilla que se intentaba deslizar por el suelo con sigilo. La niña humana saldría de su escondite y le señalaría- ¡A por él! -los ojos del insecto digimon brillaron al escuchar la orden y, con una actitud determinante, volaría a gran velocidad hasta alcanzar a aquella baba quien resultaría ser en realidad un digimon.

- ¡Ah! ¿Qué hacen por aquí? Pensé que los había perdido -aquel digimon intentaba zafarse del las patas de la abeja pero ésta lo tenía bien sujeto con sus cuatro extremidades y aguijón- ¡Buen intento, pero esta vez no te dejaré huir tan fácil! -Yuzuki se acercó hacia donde se encontraba su compañera y el jadeante digimon, sacando de una bolsa hecha a mano por ella un cuaderno que igual había sido construido a base de hojas de árboles color blanco- No te muevas mucho, será más rápido de esa forma -le advirtió mientras que con la pluma arrancada previamente de la gorra de un Hawkmon comenzaría a terminar un dibujo que antes había iniciado hace tiempo. El dibujo mostraba al digimon baba de perfil, de frente y, ahora también, visto desde abajo- Creo que ya está listo... -sacaba la punta de su lengua, terminando los ultimos detalles al dibujo y culminando con el nombre de aquella criatura- ''Zu...ru...mon'' -una vez terminada la hoja se la mostró a ambos- ¿Qué les parece?

- ¡Te quedó excelente, Yuzuki! -exclamó la abeja digimon. El digimon baba, también conocido por el nombre ''Zurumon'' volteó a ver el dibujo- Oh, ¿Ese soy yo? -comentó con algo de incredulidad y sorpresa- Mhm -asintió con la cabeza- ¿Está bien escrito el nombre, Pururomon? -la abeja soltó al digimon que tenía aferrado entre sus patas sin temor a que este chocara en el suelo y rascó su barbilla con su pata delantera izquierda- Humm... No está mal, pero aún te falta practicar -la chica humana suspiró- La caligrafía digital es difícil... -recibió unas palmadas reconfortantes de parte de su compañera- No te preocupes, Yuzuki ¡Algún día podrás dominarla sin complicaciones! -una sonrisa se dibujó en el rostro de la pelimorada y asintió antes de ponerse de pie de nuevo- La buena noticia es que la hoja digital de Zurumon está completa. Hemos registrado ya a muchos digimon -comentó, observando su trabajo finalizado- Si, pero aún nos faltan registrar un sinfin de digimon más ¿No te parece eso emocionante? -Yuzuki asintió- Sigamos adelante, tal vez nos encontremos algún digimon más emocionante que este -su compañera la acompañó con un enérgico ''¡Si!'' antes de abandonar al digimon baba que se había quedado en el suelo- ¡Oigan, aunque sea paguenme por servir de modelo! -no recibió respuesta- ...Que raras -continuó su camino.
avatar
Yuzuki Y
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 2
Nivel On Rol : Bebé II

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Comunidad Gazimon [Libre]

Mensaje por Rony & Carlos el Mar Mayo 12, 2015 11:01 pm

-Cada vez me siento más en una aventura medieval – comenta con algo de humor la rana peli naranja. Dando un alto a su caminata para contemplar el pueblo rupestre, construido sobre aquella colina verde al lado de las cascadas. Tanto como su tamer, esperaba un lugar con estructuras semejantes  la taberna y viviendas que habían pasado no hace menos de unos minutos…pero no esperaban ver el pueblo construido de aquella forma, no tanto por las casas en la colina, sino por las que estaban colgando de los árboles o sobre el aire mediante pilares de madera.

-si…la verdad este mundo nunca deja de sorprender me, jeje – con entusiasmo y notoria admiración por los paisajes de fantasía que este mundo mostraba. Así como con los demás paisajes sorprendentes que había observado en este mundo, Rony no tardo en sacar le una rápida fotografía con su celular, un simple recordatorio de esta aventura…además nunca se sabe cuándo los miembros del Chaos Empire podrían llegar a destruir este lugar por mera diversión. Durante el festival de los Union Saver, ellos habían logrado presenciar en persona el poder y maldad de aquella organización…por suerte las bajas siempre eran solo Digimons que podrían renacer en poco tiempo.

Por lastima los otros integrantes de la caravana no estaban tan interesados en el aspecto del pueblo y para ser un grupo nómade, ya estaban algo cansados de estar caminando, en especial cuando lo hacían sin rumbo – ¡¿vamos a vivir en ese basurero?! – dice Kerbof, el más gruñón y vago de los Gazimon. Alguien que se quejaba por todo y nunca se conformaba con nada – sino te gusta entonces sigue caminando – le contesta de mal manera, Frederik, el Gazimon caracterizado por su pasión por el arte, y de poca paciencia para las críticas y quejas, en especial si eran de ese otro Gazimon – ¿Entonces nos quedaremos aquí? – Pregunta con inocencia, la confundida Gazimon de nombre Alice, la más joven e inexperta de todas, pero la que poseían una gran pasión por los objetos brillantes – ¡¡hoo!! ¡¡Entonces yo reservo la casa en el árbol más grande!! - con una voz llena de energía, mientras levanta y sacude la mano como para llamar la atención - ¿¡heee?! ¡¡NO!! ¡Yo quiero tener esa casa! – dice otro Gazimon de aspecto prácticamente similar al anterior, aunque con una voz más femenina. Estos dos últimos dos eran los gemelos Kay y Lithin, dos jóvenes y energéticos Gazimons cuyos lazos fraternales solo eran superados por sus constantes pleitos por poseer lo que deseaba el otro. Todo aquel bullicio no tardo en exasperar a Carlos, pero el líder de los Gazimons, Luuca,  se le adelanto –¡Ustedes dos ya dejen de pelear!- dándole a cada uno de los gemelos un buen golpe en la cabeza –¡y el resto y aguarde silencio!- frunciendo el ceño con fuerza y mostrando un poco los dientes, logrando calmar a los suyos en un instante – este no es nuestro nuevo hogar – ya con más calma - …además si lo fuera es claro que yo tendrían las casas más grandes – dice con arrogancia y una mirada engreída, provocando más comentarios de quejas y retomando la disputa del grupo.

-¿¡De verdad debemos ayudar les?! – le pregunta algo molesto a su tamer,  puesto no tenía ganas de meterse en la discuta de los conejos digitales…aunque ellos no tardarían en meter se con él.

-¡ja! ¿En que podrías ayudarnos un renacuajo?- dice Harz, el busca pleitos del grupo, dispuesto a  empezar una riña con el Gizamon…por suerte Rony logra  actuar a tiempo. Interponiéndose entre los Digimons, evitando así otro pleito más en el grupo, Rony logra convencer al resto de los Gazimons de separarse por la ciudad para descansar, buscar suministros e información de un posible lugar donde continuar la búsqueda del futuro hogar de esta manada de conejos digitales. Mientras los Gazimons se dispersaban de forma aleatoria, Rony y Carlos prefirieron ir a alguna cantina del centro del pueblo, un lugar seguro para encontrar la información que buscaban.

Off:
Puedes manejar y darle nombre y/o la personalidad (o completar la de los existentes) que quieras a los Gazimons.
avatar
Rony & Carlos
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 232
Cuentas :
cadejo



Helgi y Yuyun

Ficha :
Aqua Digital Team

Cronologia : Nuestra Historia
Nivel On Rol : Ultimate
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Champion

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Ronaldo Antonio Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon

Carlos Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon
Rango y Unidad Digi Aliado : Le-Amien Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon
Inventario :


Ver perfil de usuario http://cadejowhite.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La Comunidad Gazimon [Libre]

Mensaje por Yuzuki Y el Vie Mayo 15, 2015 2:43 pm

Juntas, digimon y humana, fueron siguiendo un camino de tierra en medio del inmenso bosque digital. A sus alrededores podían contemplar la bella flora que se revestía de brillantes colores acompañados con la luz solar. El cielo digital era distinto al que nosotros conocemos, este tenía varios patrones distintos además del color celeste característico: había luces alrededor del nucleo en el centro muy por encima de sus cabezas así como también había filas de diversos datos rodeandolo, era muy similar a un átomo gigante. Estos colores eran muy llamativos, tanto en el cielo como en la tierra, pues además del color verde característico de que las hierbas y árboles poseían también había otro tipo de tonos como rosa, amarillo, rojo o azul gracias a flores o algunas frutas que alcanzaban a verse entre las hojas.

El camino que ambas seguían estaba hecho de mera tierra. No había hojas cubriendolo y eso era lo que lo distinguía y lo hacía fácil de seguir. ¿A donde las llevaría? Eso no lo saben, ni una ni la otra, pero no tenían miedo a descubrirlo. Yuzuki y Pururomon, ambas son nomadas desde que se conocieron, nunca se concentraron en buscar un hogar o un sitio donde resguardarse por más de un día pues a pesar de ser muy diferentes -o al menos en apariencia- tienen algo en común, un algo que las unió apenas lograron conocerse: Curiosidad. Hambrientas de saber, de conocer, de explorar. Todo eso las impulsa a investigar incluso casos donde los riesgos eran inevitables ¿Pero que las mantenía vivas? No era el poder, ambas también poseían un mismo nivel de fuerza física, pero eran sus distintas formas de pensar las que lograban sacarla del mayor de los apuros. Un gran equipo ¿No es así? Digno para ser un verdadero equipo de Tamer y Digimon... ¿O tal vez no?

- Este camino parece interminable -opinó la abeja digimon- Si, yo también pensaba lo mismo. Espero no sea una salida del bosque, aún siento que nos faltan muchos digimon de ver por aquí -acomodaba su libreta bajo su brazo para evitar que el viento se llevara consigo las hojas. Las hojas eran unidas por lianas que se han ido desgastando con el tiempo, por lo tanto, se habían vuelto débiles- Lo mejor que podríamos hacer en este momento es tomar un descanso -comentó. Pururomon tenía la habilidad de convencer a su compañera al no mostrar duda en sus palabras, como si en verdad fuera la mejor decisión, aún a pesar de que tal vez solo sea conveniencia de uno; pero no se quejaba, ya que a final de cuentas, ella hace lo mismo pero a una manera distinta- ¿Un descanso?... Ah, es cierto que no hemos comido desde la mañana -tomó su bolsa con la mano desocupada mientras observaba su alrededor en busca de un sitio en el cual descansar- ¡Por aquí! -la abeja fue la primera en avanzar a su rápida velocidad para señalar mejor la ubicación que indicaba. Yuzuki solo la siguió. El sitio no estaba nada lejos del camino que seguían, existía una vista amplia debido a que no habían muchos árboles o cualquier otro obstaculo. Era un buen lugar para tomar un reposo al tiempo que se encontraban alertas.

El sitio se encontraba previamente deforestado, por eso era la falta de árboles, pero para el gozo de la humana al menos uno de esos troncos partidos, el más pequeño, le serviría como silla para descansar sus piernas. Dejó a un lado de ella su cuaderno de dibujo, o mejor dicho, su enciclopedia digital. Abrió uno de los compartimiento fabricados de su bolsa y sacó de ella una fruta muy similar a un mango, esta fruta lo único que tenía de diferencia con la fruta original eran su brillante color celeste- Toma, para ti -se la ofreció, ya pelada, a su compañera quien no tardó en tomarla con sus cuatro patas para evitar que se cayera- ¡Gracias! ... ¿Tú no comeras? -la chica negó con su cabeza- No aún, no tengo mucha hambre -sonrió- En realidad, quería observar con mayor detenimiento mi enciclopedia -la abeja, quien ya se encontraba mordisqueando la fruta con intención de absorber su azúcar -algo que le fascinaba- comentó- Le tienes mucho cariño, y a pesar de que me lo has explicado varias veces, sigo sin entender muy bien su razón.

- No solo quiero registrar la información de todos los digimon que vea, también quiero buscar objetos y cosas que hayan en este mundo -la abeja dejó de comer y ladeó la cabeza- Eso no me lo habías dicho, ¿Cómo que tipo de cosas? -una ladina sonrisa se dibujó en el rostro de la pelimorada quien solo respondió- No sé explicarlo, por eso siempre opto por omitir esa información, pero... hay un objeto que sé que existe pero no sé que sea -su compañera le miró atentamente- Sé que está en este mundo, por eso seguiré buscándolo -finalmente, respondió- ¿La tienes dibujada ahí? -la pelimorada asintió con la cabeza- ...Fue mi ultimo dibujo. Antes de llegar a este mundo.

Quiso tomar su cuaderno para demostrar mejor de lo que hablaba pero éste no se encontraba en el sitio que lo colocó la ultima vez. Inmediatamente se preocupó e incluso se levantó de su asiento para busscarlo mejor, sin resultados- ¡Pururomon! -la abeja soltó su alimento ya terminado y se acercó al notar el rostro de angustia de su compañera- ¿Qué pasa? ¿Qué buscas? -sin dejar de buscar, respondió- Alguien... ¡Alguien lo tomó! ¡Se llevó la enciclopedia! -el digimon no se tomó ni siquiera un momento para pensar pues, apenas giró su mirada hacia el suelo, pudo notar pisadas muy distintas a la huella de la humana recientes- El ladrón se fue por ahí -ninguna de las dos iba a quedarse tranquila después de eso, seguirían las huellas hasta hallar al culpable.
avatar
Yuzuki Y
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 2
Nivel On Rol : Bebé II

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Comunidad Gazimon [Libre]

Mensaje por Rony & Carlos el Dom Mayo 31, 2015 7:16 pm

Dispuesto a completar su tarea, Rony y Carlos, no tardan en buscar e ingresar a la taberna más cercana, intentando recolectar información incluso durante su breve caminata hacia la misma, pero sin lograr algo útil, la mayoría de los transeúntes que  lograron parar por el camino, eran meros ciudadanos que no salían mucho de su pueblo, al parecer estaban siempre ocupados o cansados para alejar se mucho de esa área, con suerte en la taberna lograrían encontrar algún viajero o habitante más activo, que les pudiera ayudar.

Por el exterior la instalación era semejante a los estereotipos de los juegos de fantasía, una gran cabaña con techo de paja y un cartel colgando a un contado de la misma que indicaba lo que era aquel lugar, solo le faltaba que al lado de la palabra “taberna” hubiera alguna jarra de cerveza. Aunque era una estructura ancha, por su largo de un solo piso, era claro que su única función era la alimentación y no la de hospedaje. Una vez ingresaron por la puerta principal, el dúo se encontró con un interior de madera, rupestre, con mesas redondas dispersas de forma estratégica por su interior, acompañadas cada una por al menos cuatro cillas; a un costado se divisaba un pequeño bar, con una estantería llena de diversas botellas, detrás del mismo. El suelo como máximo tenía alguna que otra alfombra como decoración, mientras las paredes poseían diversos cuadros de otras épocas o pinturas de diversas leyendas del área. En cuanto a los seres vivo de su interior, había algunos clientes de los cuales podía diferenciarse con claridad los viajeros de los habitantes, de los cuales los primeros había de mayor cantidad, aunque en total no había mucha clientela. Atendiendo desde el pequeño bar estaba un Ebi Burgamon, un Digimon de aspecto débil y muy tierno, era raro ver a un Digimon así atendiendo un lugar que podría ponerse violento en cualquier momento durante un horario más nocturno que atrajera a bebedores con mal manejo de la ira – ¡Buenos tardes! – saluda con una sonrisa y agitando su pequeña mano, al notar a los nuevos clientes. Su sonrisa y su tono simplemente le hacían cada vez más tierno y adorable, dando ganas de abrazar lo…por suerte Rony no tenía intenciones de hacer lo ni le interesaba mucho aunque reconocía la ternura de su anfitrión; por su lado Carlos a lo sumo le veía como un Digimon inocente y débil. Ambos no tardaron en devolver el saludo, Rony de manera más amistosa que Carlos – ¿Hay algo en que pueda servir… - empieza a preguntar mientras los dos se le acercaban, pero interrumpe todo eso en un abrir y cerrar de ojos para lanzar un chuchillo contra un cliente embustero que intentaba irse sin pagar, dándole un susto que lo hace caerse de culo al suelo – jejeje ¿A dónde cree que va? – con tono amable y expresión tensa y forzada, dándole un aspecto tétrico, como si fuera de esos muñecos poseídos de las películas de terror, incluso podía verse como palpitaba una de las venas de su cuello. Puede que el infractor hubiera podido enfrentar y derrotar a aquel pequeño Digimon, después de todo era un Sinduramon…pero el pequeño Ebi Burgamon expulsaba un aura muy intimidante, como la que sueltan los padres cuando uno ha realizado una travesura y le han pillado. Luego de un pequeño silencio incómodo y algo tétrico, el pollo digital termina por dejar el dinero en la mesa, sin levantarse del suelo, y agrega una gratificante propina, aunque podría decirse que esta fue obligada por la mirada del pequeño y aterrador Digimon, una vez finalizado la transacción el pequeño Digimon regresa con su bienvenida a los nuevos clientes, y Sinduramon simplemente se retira lentamente. Aquella escena dejo atónito a ambos compañeros, no se esperaban tal accionar de una criatura tan tierna…claramente no todo es lo que parece. Su impacto fue tal, más que nada porque el cuchillo voló a unos centímetros de la cabeza de Rony, que cuando el encargado del establecimiento continuo con su pregunta “Bueno ¿en qué puedo servir les?” poniéndoles una sonrisa más amigable y retomando su aspecto tierno, ellos tardaron unos segundo para sacar sus rostros del impacto y responder le.

-…he… si – logra por fin salir de la boca de Rony - …andamos buscando información sobre los alrededores, algún lugar tranquilo e invitado – retomando la normalidad del habla. Para el Ebi Burgemon era una pregunta extraña, pero ya estaba acostumbrado a eso, además de que a lo largo de su vida como tabernero había escuchado cosas más raras – mmm….pues conozco algunos lugares, pero son más que anda centros de recreación, zonas donde vamos en feriados o en fin de semana, no están muy deshabitados todo el tiempo– responde mientras se rasca la barbilla - ¿se puede saber para qué quieren un área con esas características? Tal vez puede responder les mejor si me cuentan el motivo – tratando de sacar más información sin parecer entrometido – para hacer nuestra caridad del año a unos ineptos – dice Carlos con ganas de ofender a los Gazimon aun sino estaban presentes – jeje ya tranquilo – ante la reacción de su compañero – tratamos de ayudar a unos amigos a encontrar un nuevo hogar, algún lugar pacifico donde puedan volver a empezar sin molestar ni ser molestados – confiando en el pequeño Digimon pero sin contar le sobre el historial delictivo del grupo, aunque este solo se limitaba a disturbio de la paz pública por alguna pelea sin sentido. El Digimon era pequeño pero no estúpido, entendió rápido que ese grupo debía tener algún pasado algo turbio…pero las buenas vibras que sentía del joven y su compañero digital, le dieron suficiente confianza para tranquilizar su temor de estar ayudando a algún grupo que traería dilemas en el futuro – ya veo….- tomando un tiempo para indagar mas en su mente - …pues lo siento no conozco muchos lugares donde puedan establecerse, y dudo que alguno del pueblo pueda ayudar les con eso. Este es un pueblo trabajador, siempre estamos ocupados y cuando no, estamos descansando en nuestras casa o en algún área recreativa cercana como el lago y zonas así – ahogando involuntariamente sus esperanzas – los viajeros suelen ser comerciantes y no se salen del camino. Por su parte los jóvenes del pueblo suelen ser más temerarios y activos, pero tampoco se alejan mucho….bueno excepto un pequeño grupo – con una notoria duda sobre si seguir hablando o no -…sí, creo que no les quedaría de otra, puesto el guardabosques Flybeemon tardara unos días más en regresar su patrullaje – hablando en para sí mismo en un tono  un poco más bajo – pues creo que el único que podrá ayudar les será mi primo, Aegiomon, es un aventurero, vive saliendo al bosque en busca de lugares nuevos y emocionantes…además le vendrá bien este trabajo, a tenido ciertos roces con las autoridades, él y sus tres amigos Dogmon – hablando con honestidad, esperando que ello afecte en el juicio del joven y la rana digital, para que acepten la ayuda de su primo y con suerte lograr que este se encamine en la vida- ya veo, pues me parece bien – dice con amabilidad – sino queda de otra – comenta con algo de sarcasmo – jeje genial ¿Pues qué tal algo de comer hasta que mi primo regrese? – logrando vender algo de comida al dúo, mientras esperaban juntos al Aegiomon…quien probablemente estaba metiéndose en problemas junto a sus compañeros Dogmon. Claro también quedaba el dilema de juntar a los Gazimons, pero bueno para eso solo debían seguir el ruido del alboroto que seguro armarían.


off: perdon la tardanza andaba con examenes. Pensaba oner mas pero crei que se alargaria mucho el post y seguro daria vagancia leer lo jeje.
avatar
Rony & Carlos
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 232
Cuentas :
cadejo



Helgi y Yuyun

Ficha :
Aqua Digital Team

Cronologia : Nuestra Historia
Nivel On Rol : Ultimate
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Champion

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Ronaldo Antonio Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon

Carlos Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon
Rango y Unidad Digi Aliado : Le-Amien Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon
Inventario :


Ver perfil de usuario http://cadejowhite.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La Comunidad Gazimon [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.