Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Ficha Raven
Hoy a las 12:13 am por Raven Excel

» Hola
Ayer a las 9:47 pm por Francisco ElApócrifo

» [Impmon/Baalmon] - 2
Ayer a las 8:39 am por Scott Desaster

» Ficha de Vandalieu
Sáb Sep 22, 2018 10:55 pm por vandalieu

» Petición de Lineas Evolutivas
Sáb Sep 22, 2018 5:35 pm por Scott Desaster

» Os observo... desde una prudente distancia.
Sáb Sep 22, 2018 4:44 pm por vandalieu

» [Agumon - Veedramon]
Vie Sep 21, 2018 7:18 pm por Scott Desaster

» Relaciones de Chinatsu Imamura
Vie Sep 21, 2018 5:53 am por Chinatsu Imamura

» Registro de Apariencia
Vie Sep 21, 2018 12:12 am por Chinatsu Imamura


Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
6 meses despues de la ultima carrera, un BanchoLeomon reune al viejo equipo de organizacion para dar un nuevo espectaculo, pero en esta carrera, el misterioso patrocinador ha enviado a un "Aspirante a Campeon" con un extraño y unico Digivice. ¿Que es lo que sucedera a lo largo del evento y como funciona este nuevo digivice?.
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.
Staff
Scott Desaster
Tamer&Digimon
Administrador
Enviar MPVer perfil
Roku Ginshô
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil
Sigrun Vinter
Tamer&Digimon
Moderadora
Enviar MPVer perfil
Fuji Raikomaru
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil



Mejores posteadores
Scott Desaster (2235)
 
cadejo (2039)
 
Roku Ginshô (1249)
 
Fuji Raikomaru (1033)
 
Sigrun Vinter (1013)
 
Kurai (909)
 
Diana S. Bennet (843)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Luna Kobayashi (589)
 




Crear foro
Creditos
-Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.
-Imagenes realizadas por Runari Wildy
y Sigrun Vinter

Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Roku Ginshô el Vie Mayo 06, 2016 8:57 pm

Off-rol: He esperado el turno de Elluka un mes. Para evitar que el evento se congele, he decidido reanudar la cadena de posts y, en caso de que ella regrese, o bien que postee en la siguiente ronda, o bien que me avisen para borrar el post y que ella coloque el suyo. Esto en el fondo lo hago por los dorus.

La longitud del post se debe a que son de las primeras interacciones con el spirit, y es difícil escribir un Bakemono sin chistes ni bromas. Queda raro. Luego lo coloreo.

On-rol: La gruta alternaba paisaje natural con muestras de lo que parecía ser una civilización primitiva. En el paisaje rocoso se alternaban, pues, muestras de vida vegetal como hojas, helechos y raíces con tallas extrañas en un lenguaje desconocido, acompañando a estos textos diversas imágenes de extraños personajes.

-Vaaaaya, creo que eso es digimoji... Curioso.
-¿Qué es digimoji?-preguntó el muchacho, que no llegaba a acertar bien la pronunciación del término.
-Ooooh, ¿ahora quieres escucharme? Pues ahora tal vez sea yo quien no quiera decirlo.
-Como quieras -reafirmaba el muchacho, usando sus nuevas garras para facilitar el viaje por aquel lugar, destrozando las plantas que se extendían por el suelo-. Tampoco puedo permitirme el lujo de leer cada una de esas inscipciones.
-... Bueno, quizás si me dejas tomar el control del cuerpo te lo podría decir...
-Ni hablar, no puedo permitirme eso. No hay ninguna garantía de que me dejes recuperar el dominio, y simplemente tengo cosas que hacer para que alguien que no conozco esté ocupando este cuerpo -decía el muchacho-. No puedo fiarme de ti, y menos tras lo que hemos pasado juntos.
-Vamos, pensé que éramos amigos.
-¿”Amigos”? Te has metido en mis recuerdos, los has manipulado, has intentado privarme del sueño con pesadillas e incluso me has mostrado imágenes de mis temores más profundos. ¿ESE es tu concepto de amistad?

El chico esta vez no le contestó mentalmente, como solia hacer, sino que su grito retumbó por el lugar. Estaba fusioso, pues aquella presencia había hecho todo esto desde que se manifestó. Solo había intentado una y otra vez ocupar su psique, como si Roku no fuera más que comida de la que nutrirse. Ya había demostrado que, en caso de flaquear, podía ganar el control, y en esas situaciones Roku solo sentía una impotencia absoluta.

No sabía qué era eso, ni por qué ahora era un digimon. Solo podía pensar (si es que la repetición constante de esto podía llamarse “pensamiento” y no “obsesión”) en su deber con respecto a los suyos y en no ceder ante esa voz incesante que, ahora, guardaba un repentino silencio.

-...¿Por qué despejas el camino? Ahora mismo estás usando “mi cuerpo” -empezó a hablar de nuevo- Eres un Dracumon, un digimon del arquetipo undead, unas zarzas no te matarán.
-...-simplemente, el muchacho seguía apartando la vegetación del lugar, avanzando con paso lento, sin
-Oye, perdona por lo de antes, igual me... Me pasé, ¿vale? Es solo que hace mucho que... Que no me hablan “así”, y bueno... Me asusté, ¿vale? -dejó escapar una risita- Un demonio asustado, ya sé que es difícil de creer, pero... Mira, no quiero estar de malas contigo. Nos guste o no, nos toca convivir y... Bueno, ¿cómo te llamas?
-Roku Ginshô, era un humano. ¿Y tú?
-Ya te lo he dicho. Cuando estaba vivo, era un Dracumon, el digimon que eres ahora. Resumiendo, el chisme negro que te dieron alberga “mi alma”, y si ocupo “un cuerpo” puedo transformarlo en mí, pero claro, empieza una discusión entre el “anfitrión” y yo.
-... Empiezo a entender, eres como un fantasma, una especie de ayakashi, ¿no?
-No sé que es “haiacasis”, pero supongo que sí. Lo que pasa es que, hasta ahora, los anfitriones han sido una panda de... De niñatos, era imposible hablarles correctamente, solo era un “tira y afloja” por el control y, bueno, tú al menos me das conversación.
-¿Y tu nombre?
-¿Cómo?
-Yo te he dicho cómo me llamo. Lo formal es que te presentes tú ahora, ¿no?
-Es que yo no tengo un nombre que puedas usar para referirte a mí...-musitaba, ocultando algo para sí- Así que no puedo decírtelo, tío.
-Entonces, ¿puedo ponerte yo un nombre? O si prefieres elegirlo tú. No puedo estar siempre llamándote sin un vocativo.
-Pues... Pues como prefieras -decía con cierta timidez-. De verdad, colega, que no te pareces a los otros...
-No sé cómo eran, no puedo conocer las diferencias, pues. Respondiendo a tu pregunta, busco trampas. Estas ruinas solían usarse, al menos en el mundo humano, para guarecer reliquias, tesoros o incluso los restos de los gobernantes. Se colocaban trampas para evadir a los saqueadores de tumbas. Aunque la vegetación no vaya a matarnos, un paso en falso y sería nuestro fin, ¿entiendes?
-Sí, definitivamente no eres como los otros. Ellos me habrían dicho “no es asunto tuyo, cállate” y habrían seguido a sus cosas...

Parecía que ahora estaba más animado, aunque el humano seguía con demasiadas preguntas, como si aquella situación sería así para siempre, o si la presunta amistad que ofrecía el fantasma fuera en realidad otro de sus engaños... Mas no quería ocupar su mente en estas sospechas, pues su último deseo era errar en la tarea encomendada o, peor aún, caer en una de las trampas que buscaba. Finalmenta encontró una extraña abertura en un muro que, situada casi a ras del suelo, emitía un tenue haz de luz que se extendía hasta la pared opuesta. Pasando su mano por este hilo luminiscente un aluvión de dardos surgieron súbitamente de cavidades ocultas en la fría roca, proyectándose contra la superficie alterna.

-Wow, qué cosa más rara... ¿Te imaginas que un día se olvidaran de esto? Sería gracioso ver cómo el primero cae muerto y los de atrás se quedarán “Aaaah, por eso no entrábamos”.
-Eso no es lo raro... Mira.

El muchacho avanzó por el pasillo, activando de nuevo la trampa, pero los proyectiles pasaban justo sobre su cabeza. Aunque poseía un casco de acero, ni una sola de aquellas amenazas melló la protección, lo cual desconcertó a ambos. ¿Una trampa dispuesta para que afecte solo a intrusos altos? ¿Ignoraban a los pequeños? ¿Sería una tribu de pigmeos o algo así? Antes de seguir avanzando, Roku talló en el muro con sus garras, procurando dejar llamativas hendiduras, “trampa de dardos”, y una flecha indicando la salida de la luz.

Reanudando la marcha, el fantasma preguntaba cómo sabía que había trampas, y el chico le entretenía explicándole lo que sabía de estas: las más típicas, la diferencia entre oriente y occidente, cómo fueron evolucionando... Y ciertamente el espectro disfrutaba de esta conversación, pues no acababa de contar un dato cuando ya tenía otra pregunta. Pero algo impidió que la conversación prosiguiera. Alguien malherido se encontraba gimoteando en el suelo, a escasos metros de él.

-¿Pero qué...?-el muchacho se acercó al cuerpo, y rápidamente lo identificó como digimon- ¿Quién te ha hecho esto?-preguntas como “¿estás herido?” se hacían estúpidas, pues ambas piernas, así como parte del abdomen, estaban aplastados- ¿Ha sido una trampa, un digimon? Oye, ¡oye!
-Déjalo, el daño es masivo -le avisaba su compañero espiritual-. Apenas si está consciente, no tardará en morir a este paso. Deberías, ya sabes, dejar que lo devorase.
-¿¡Cómo!?-la idea de alimentarse de un moribundo le desagradaba, aún sabiendo que los digimons eran animales y que no era raro que existiera una cadena alimenticia, la frialdad con la que daba la opción le hacía sentirse mal- ¡Aún no está muerto! Puedo hacerle un torniquete, cargarlo y quizás podamos encontrar ayuda fuera...
-¡Baja de las nubes, chico! ESTO es el digimundo -decía, casi gritando, el dracumon- Aquí solo hay tres formas de ganar poder: esforzarte con trabajo duro, el método “pringao”, encontrar un tamer que te entrene o, la más rentable, alimentarte de aquellos que se encuentran como él. ¡No podemos perder estas oportunidades! Si asimilo su fuerza, tú serás más fuerte.
-Me niego... No puedo usar una fuerza que he tenido que arrebatar a otros.
-Pues mal vas, porque la mía debes usarla sí o sí... ¡Antes de que sus datos se dispersen, muérdele en el cuello y déjame a mí!
-He dicho que no. Si hace falta duplicaré el entrenamiento matutino, buscaré uno de esos tamers o lo que sea, ¡pero no pienso alimentarme de él!
-Hasta mis antiguos usuarios comprendían esto... ¿¡Eres idiota o qué te pasa!?
-¡Míralo, maldita sea! ¡Es un niño!-aunque Roku no entendía muy bien la “edad” de los digimons, por el tamaño parecía alguien joven- ¿De verdad quieres seguir adelante sabiendo que le privamos de la vida?
-...- al percatarse en las dimensiones del digimon, la presencia calló de pronto- Está bien, está bien, está mal alimentarse de niños, supongo... Es solo que... Ganar fuerza así es tan fácil... Todo el mundo lo hace, y sobrevivir en un mundo queriendo ser “el bueno” solo nos complicará las cosas...
-Yo no soy “todo el mundo”, y nunca aprobaré un método tan mezquino.
-Los humanos siempre igual, “esto es mezquino”, “eso es malvado”, “aquello es terrible”... Y luego cuando lo hacéis vosotros “esto es justicia”, “eso es honorable”, “aquello es la única manera”... Sois una especie rara de narices... Bueno, no tengo nariz, pero tú me entiendes.
-¿Tienes una última voluntad? -decía Roku, ignorando el discurso de la presencia- Haré lo que pueda para cumplirla.
-Ta... Tamer -decía el digimon señalando el pasillo- Ta... Tamer -el dolor apenas le dejaba hablar, y el nisiquiera poder dar más indicaciones hizo que sus ojos empezaran a derramar lágrimas- Por... Por favor... Tamer...
-Ya está en las últimas. Sé que acabarás buscando a su tamer, pero dejarlo aquí pudriéndose hasta que la palme no es muy caballeroso. Remátalo, así al menos será rápido e indoloro. Vamos, un tajo en el cuello. Sabes... Sabes que es lo correcto.

El chico se hizo a la idea de que debía de matar al inocente, aunque le doliera. El fantasma estaba en lo correcto, al menos en esta ocasión. Preparando su garra, atravesó el cuello del digimon, pidiéndole disculpas e implorando una oración por su alma. El cuerpo de aquel ser digital comenzó a descomponerse en pequeñas esferas luminosas, un espectáculo similar a las lluvias de meteoritos o las migraciones de las luciérnagas en el mundo humano. A Roku le costaba entender que algo tan macabro como su deplorable acto podía haber desencadenado algo tan... Hermoso.

-Lo siento, de veras.

Antes de poder reaccionar, las fauces de Roku se abrieron. Más bien, las de aquel cuerpo que ocupaban ambos. Las luces comenzaron a arremolinarse en cadenas, dirigiéndose a la boca de Dracumon, que se alimentaba de las últimas fuerzas del digimon. Irónicamente, el humano sintió ganas de vomitar, de impedir aquello, de detenerlo o detenerse. No podía pensar claramente, solo sabía que se sentía mal.

-No me he nutrido de sus datos elementales. No lo he matado, mira -el cuello se giró para ver lo que parecía una esfera blanca que se suspendía en el aire-, eso es un digihuevo, el estado primario de un digimon. Solo he adquirido “su fuerza” que ganó cuando estaba vivo, no la de cuando nació -aquel fantasma suspiró pesadamente-. A mí... A mí tampoco me gusta, pero es lo que tengo que hacer. No quiero morir,¿sabes? Y aquí es comer o ser comido.

Roku no pudo decir palabra. Sostuvo aquel cascarón entre sus brazos, y pudo sentir como debajo del casco “algo” manaba. Era cálido y frío. Se abrazó al huevo, sin saber muy bien qué hacer a continuación. Pasaron unos minutos hasta que se puso de pie de nuevo. Se aproximó a uno de los muro y, con una de sus garras, comenzó a golpear la roca. Dolía, pero le daba igual, necesitaba golpear, más de lo que pudiera parecer, necesitaba borrar esa sensación de haber atravesado carne viva. La inerte piedra era un buen blanco, y no se detuvo hasta que consiguió dejar un fragmento enorme de piedra, manchada con una especie de sustancia similar a la sangre que surgía de magulladuras de su mano.

-...¿Necesitas que hablemos? En serio, no ha sido agradable, pero no está bien que maltrates mi cuerpo. Vamos, no está muerto, ¿no? ¿No te basta con eso? He sido amable, ¿no?

Ignorando a la voz, Roku alzó la roca y la proyectó donde había matado al digimon. Luego, simplemente observó. La losa que ocupaba aquel lugar, en la cual no había deparado hasta entonces, se hundió. Un pilar proveniente del techo descendió hasta el lugar, aplastando la zona. Eso fue lo que acabó con el digimon. De nuevo, esta trampa no se activaba ante digimons de escaso tamaño, pero sí ante seres más pesados o grupos.

-... Apartó a su tamer de la trampa...-dedujo el chico- Lo apartó para salvarlo...
-Lo hecho, hecho está, vamos a avanzar. ¡No es momento para entrar en shock, muévete!

Sin obtener respuesta, y viendo que el humano no mostraba voluntad alguna, el espíritu tomó control del cuerpo. Pero no fue una posesión plena, pues solo ocupó las piernas para obligarle a caminar. Era extraño, pues aquella estaba siendo una oportunidad única. Pero entonces, ¿por qué no la aprovechaba?

-Odiame si quieres, pero voy a mantenerte vivo... Nunca he visto a alguien tan idiota como tú. ¿De qué te sirve deducir lo que ocurrió, si ya no podemos hacer nada? ¿Por qué, por qué tienes que ser tan... Así? Solo me complicas la vida, chico. Quiero saber qué eres, y por qué eres así. Vamos Roku, busquemos a ese puñetero tamer...
-¿Por qué me ayudas?
-Porque yo también soy un imbécil incapaz de abandonar a un bebé en este lugar alejado de la mano de Yggdrassil. Vamos.

Aquel monstruo no tomó ventaja, simplemente esperó a que el chico se recuperara, y luego le dejó el dominio del cuerpo. ¿Estaría demostrando piedad, empatía, o simplemente jugando con él? ¿Cómo comprender a un fantasma?

-Oye, debemos regresar -le decía, una vez superado el golpe inicial-. Hay una cosa que debemos hacer.
-¿El qué? ¿No debemos buscar al niñato?
-Tú has hecho lo que has querido con el digimon. Yo al menos estoy informándote de lo que vamos a hacer.

Roku recuperó el dominio, pero tampoco hubo mucha resistencia. Regresando al lugar donde se efectuó el asesinato, talló en la roca “trampa por peso”, “cuidado tamers”, “ir de 1 en 1”, y varias flechas señalando las losas. Tuvo el impulso de escribir “asesino”, pero el espíritu se lo impidió.

-En todo caso el asesino soy yo, tú no eres tan malo, ¿vale? Venga, andando.

Y, portando aquel huevo, reanudaron su camino.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Luna Kobayashi el Dom Sep 18, 2016 4:24 am

Leonardo intentó apartarse cuando notó el temblor de tierra, pero sabía que sus posibilidades contra el mega eran nulas. Además, se disponía a ejecutarlo ahí mismo. Eso le traía amargos recuerdos. A pesar de saber que el ShineGreymon lo iba a pulverizar, no hizo ademán de suplicar por su vida o amedrentarse. Si iba a morir a manos de un R.K, no les daría el gusto de que le vieran de rodillas.

-¡No te temo ni a ti ni a tu Yggdrassil!

Sin embargo, y a pesar de que para Leonardo era una persona non-grata por razones personales además del hecho de ser un Royal Knight, UlforceVeedramon, el mismísimo sublíder de los R.K, intervino y le salvó de una ejecución.

Leonardo observó con atención la charla entre el sublíder y su subordinado. Honor. Una punzada de envidia le azotó; era algo que él mismo no se veía capaz de conseguir.

Al cánido se le subieron los colores de rabia y vergüenza al ver a UlforceVeedramon con una sonrisita, sin duda parecía complacido y era un punto para él en la rivalidad que Leonardo sentía. Aún así, dada a la gravedad de la situación, esto fue un gesto esporádico. UlforceVeedramon le confirmó que la mayoría de R.K estaban en un estado de alerta máxima.

-Los U.S también queríamos comprobar qué está ocurriendo. Estamos recibiendo ataques simultáneos del C.E, como si quisieran distraernos de intervenir. No es un secreto que la situación de los U.S ahora mismo no es la mejor, así que si algo os puede aniquiar a vosotros, también lo puede hacer con nosotros. Si es algo con tanto alcance, no os concierne sólo a vosotros, sino también a los U.S-explicó Leonardo a UlforceVeedramon, exponiendo su punto de vista y aclarando sus intenciones a la par que lo seguía-Si me preguntan a mí, y pensándolo fríamente, deberíamos destruirlo a la menor oportunidad. Rara vez cosas con semejante fuerza se pueden controlar, y es un arma demasiado tentadora para que nadie la tenga.

Tras unos segundos de silencio, y cuando ya estaban próximos a reunirse con Sigrun, añadió a regañadientes:

-Floramon está muy preocupada por lo que te pueda ocurrir. Cuando se enteró de esto, quiso venir a prestar apoyo a los R.K. Me costó convencerla de que debíamos esperar órdenes.

Sigrun estaba en aquella entrada que UlforceVeedramon había mencionado, junto con un grupo de R.K, los cuales no parecían contentos de verle, pero que hicieron caso a la orden de Sigrun. La sublíder se sorprendió de ver a Leonardo allí solo, así que contestó a las preguntas de la chica:

-Veníamos a investigar, por parte del clan y por nuestra parte. Para bien o para mal, Luna y Floramon son amigas de los sublíderes de los R.K, así que ellas querían prestar apoyo, y tratar de llegar a un acuerdo entre ambos clanes para evitar cualquier incidente con esa cosa tan poderosa. Por encima de todo, el C.E no debería ponerle la mano encima a eso, y creo que en eso, casi todos los que estamos aquí coincidimos.

Leonardo había hablado con seriedad y tranquilidad, bastante propias en él. Sin embargo a este punto los ojos dordos del cánido no pudieron esconder un brillo de angustia.

-Luna y Flora... nos separamos al llegar aquí. Y si he rastreado bien, estoy seguro de que ellas acabaron en esas ruinas... aún no sé muy bien cómo exactamente, pero lo único que me importa es alcanzarlas.

En ese momento uno de los R.K le advirtió que la puerta de entrada finalmente podía abrirse. Sigrun no vaciló a la hora de dar órdenes y proteger el lugar de cualquiera que los R.K no hubiera autorizado a pasar. Fueron los primeros en aventurarse, y Leonardo fue con ellos.

Las ruinas les tragaron, cortándoles la salida a pesar de los esfuerzos del resto de R.K presentes. Ya no había vuelta atrás. UlforceVeedramon se vio obligado a volver a su etapa rookie, y aunque Leonardo estaba en dicha etapa, notaba en su cuerpo que no podría evolucionar, incluso si lo intentaba.

-En las pirámides del desierto se colocaban muchas trampas para evitar a los saqueadores, y aquellas que pertenecían a faraones ilustres tenían trampas que incluían embrujos místicos. Es muy probable que este lugar esté protegido de esa manera, así que cuidado. Sinceramente, prefiero esa posibilidad a pensar que esta sea una extensión del poder que tiene aquello que buscamos-comentó Leonardo. Aún recordaba cómo uno de sus trabajos como mercenario había sido explorar una pirámide, y muchos habían perecido por las trampas, incluso si llevaban un guía experto en encontrar estos mecanismos y desactivarlos-Bajad con cuidado, esta escalinata podría tener falsos peldaños que activen trampas, así que procurad tocar levemente con el pie antes de pisar; si notais que se mueve o hunde, retroceded y saltad el escalón.

Leonardo se dijo que sería bueno conseguir algo que les diera un poco de luz: dudaba que todas las trampas se activasen por presión y peso.

-Supongo que ningún R.K antes que vosotros ha entrado, ¿cierto?  

* * *

-¡Oye, Floramon, espera! ¡Vale, debemos continuar, pero no podemos simplemente caminar en la oscuridad, esperando que no pase nada!-Luna se agachó y agarró a su digimon de lo que vendría siendo la muñeca de Floramon si hubiera tenido un brazo parcialmente humano-Una cosa es tener fe, y otra cosa es... ¡es morir por nada! Debe haber algún otro camino. Miremos bien por aquí, ¿vale?

-De acuerdo, Luna-san-accedió Floramon, volteando la vista hacia la sala, confiando plenamente en la decisión de su tamer.

Ciertamente, no parecía que el lugar estuviera completamente intacto ya que el tiempo había hecho mella, ya fuera arrojando sedimentos que desgastaban el trazado original o derrumbres que entremezclaban estancias a distintos niveles.

-Seguro que debe haber algo útil por aquí, ya sea una entrada o algo así-comentó Luna, ya que a pesar de que la naturaleza del lugar se había fundido con las ruinas, fijándose bien podía encontrar rastro de entradas y subniveles sepultados.

Pasado unos minutos, la digimon comentó a la tamer que había encontrado algo que les podía ser de utilidad. La digimon señalaba un montículo de rocas de tamaño medio. Luna se aproximó, tratando de ver lo que la digimon flor señalaba;  la humana captó la luminiscencia, si bien tuvo que agacharse y pegar la mejilla en el suelo para intentar ver qué era exactamente lo que brillaba, y pudo percatarse de que era algo parecido a una piedra. Digimon y tamer aunaron esfuerzos y consiguieron sacarla de entre los escombros.

Parecían los restos de algún relieve o grabado, el cual estaba tallado con cincel en la piedra, y de cuyo interior surgía una luz roja tenue que permitía iluminar medianamente bien la sala.

-Dicha luminiscencia podría ayudarnos a la hora de enfrentarnos a la poca visibilidad de estas ruinas, sin embargo, la roca es demasiado pesada para transportarla nosotras mismas.

Luna se llevó la mano al mentón. Era cierto. No podían cargar por todo el camino con una roca de cinco kilos, por lo menos. A Luna sólo se le ocurría romperla, y aunque corría el riesgo de que al romperla la luz se fuera, era mejor intentarlo, así que la tamer cogió otra piedra que más o menos, con algo de esfuerzo pudiera levantar y la estrelló con la piedra iluminada varias veces, hasta que quedó echa pedazos. Los trozos pequeños quedaron desperdigados por el suelo, y si bien el brillo se debilitó, podían alumbrarse en un radio de dos metros. Luna recogió dos trozos, del tamaño aproximado de una pelota de tenis, tendiéndole uno para Flora, que repuso impresionada.

-¡Qué gran idea, Luna!

-Ahora, a buscar una salida-comentó Luna, dándole uno de los trozos a Floramon, mientras que ella se quedaba con el otro. Se detuvo por un momento y tomó uno más, pensando en Leonardo cuando se encontrasen con él.

Luna recogió las lianas que salían de las manos flor. Técnicamente venían a ser los pistilos de las flores usuales. Luna los estiró un poco, comprobando si eran viables como cuerdas para soportar todo su peso, y se preguntó si su digimon los sentía como dedos o no. No se esperaba que fueran tan elásticos, tampoco tan largos. Floramon se sonrojó levemente y Luna no pudo evitar preguntar, entre incómoda y avergonzada “¿Estoy haciendo algo raro?”.

-...es que me invade la sensación de cosquillas-se explicó la digimon con una risa en voz baja-Discúlpame, sé que suena extraño, dado a que mi biología debería asemejarse más a una planta.

-¿En serio?-Luna no pudo esconder su rostro de profunda sorpresa, lo que provocó que Floramon esbozase una expresión de disculpa, a lo que Luna añadió-Es que no me lo esperaba. Pero eh, no voy a ser yo quien se escandalice porque un reptil-planta resulte tener cosquillas.

Floramon esbozó una sonrisa de alivio. Luna, mientras tanto, comenzó a atarse una de las lianas en la cintura, tratando de hacerlo lentamente pero con seguridad y fuerza, para quedar bien sujeta. Hacía esto de manera mecánica y su mirada estaba clavada en el suelo, pues se había quedado absorta en sus pensamientos. A pesar de ello, una mirada observadora podría haber adivinado el temblor en las manos de la humana.

-Luna-san, ¿la valentía que últimamente estás sacando a  relucir últimamente tiene justificación en una persona? ¿Alguien te ha causado inspiración?

-No. En realidad estoy más perdida y asustada que nunca. Yo no soy tan genial ni tan capaz como el resto de tamers, ni adorable ni bonita. Poco a poco asumo lo que el mundo lleva demostrándome toda la vida, supongo que estoy aceptando lo evidente; soy insignificante.

Luna cortó a Floramon antes de que palabras de ánimo salieran de sus labios.

-Si fuera por mí, todo se iría al garete. Estoy vacía por dentro, no soy nada por mí misma. El resto del mundo está tan convencido de lo suyo, que supongo que debe haber razones para luchar. Tú, Leonardo... estáis tan convencidos que luchar vuestras batallas está bien para mí, porque sois quienes me cuidais.

-Pero Luna-san...

-Suficiente charla. Si tiro de las lianas, súbeme, ¿de acuerdo?-la digimon asintió, aunque con gesto de preocupación ante las palabras de Luna.

Luna ladeó la cabeza, antes de tirarse al suelo y deslizarse hacia el hueco. A rastras, sin demasiado sitio para maniobrar. Llegó al punto donde tenía que lanzarse a aquel agua tan sucia, alzando la mano donde llevaba la roca luminosa para abrirse camino entre la oscuridad.Llegó al punto donde debía lanzarse hacia una superficie de agua poco fiable. Como pudo, cogió una pequeña piedra y la tiró de un manotazo, iluminando inmediatamente la superficie con su roca lumínica para intentar averiguar la profundidad del agua. No quería tirarse de cabeza y partírsela. La roca parecía perderse, pero aún así, Luna se tiró de costado, cerrando los ojos y aguantando la respiración después de avisar: “¡Flora, voy a saltar al agua! ¡Atenta!” Esperaba la sensación de agua, pero no llegaba y eso la hizo abrir los ojos, sorprendiéndose al notar que estaba cayendo por un pasadizo, y que el agua parecía haberse esfumado. La liana atada se le aflojó durante la caída. Aferró con fuerza la piedra luminosa, notando que el peso de su propio cuerpo intentaba arrastrar el de Flora, que apoyó la espalda contra una roca para ayudarse a luchar contra la sensación de ser arrastrada por el peso de Luna.  

Luna por su lado tenía el impulso de cerrar los ojos por el vértigo pero sabía que, dentro de estar en caída libre tenía que intentar reaccionar, así que con la mano libre se aferraba a la otra liana y se la ató torpemente a la altura del troso. Los mitones le protegieron de notar la sensación de quemazón en las manos por la frición. Finalmente un fuerte tirón brusco le alzó el tórax, y la caída paró, quedando suspendida en el aire. Los ojos azules de la tamer se abrieron mucho al notarse colgando a dos metros del suelo de lo que parecía otra sala. Las lianas estaban muy tensas, pero habían hecho su trabajo y parecía que Floramon también, básicamente porque de haber fallado alguna de las partes se podría haber abierto la cabeza por la caída.

-E...esto...estoy bien...-iba dirigido a Floramon, pero a ese volumen, ni estando a su lado podrían oírla. A Luna se le salieron un par de lágrimas por el dolor, en aquella posición que le recordaba a los títeres, esclavos de sus hilos. Tras unos segundoso comenzó a desatarse las lianas, pues el suelo no estaba a mucha altura. Una vez hecho eso, esta vez sí alzó la voz, y un “¡Sí!” solícito de Flora se lo confirmó-¡Floramon, no hay agua! Puedes bajar por ti misma con algo de cuidado.

“¿Pero por qué vi agua? Estoy bastante segura de lo que vi...” se preguntó Luna, mientras oía cómo Floramon replegaba las lianas para usarlas ella misma.  Poco a poco, y de manera menos accidentada, Floramon consiguió alcanzar el suelo.

Caminaron en torno a un pasillo. Luna pasó junto a un par de paredes, y se percató de que había algo que podía reconocer en ellas. Kanjis. Aunque el rastro de lo que parecía sangre no era tranquilizador precisamente, pero sí que lo era el hecho de que alguien había escrito en la pared.

-Ni un paso más, Flora-advirtió la tamer a su digimon, que miraba con pena la mancha. Luna dijo un improperio antes de añadir en alusión a aquellos pequeños restos de sangre-Creo que esto es sangre...

-¿Tenías conocimiento sobre lenguas antiguas, Luna?-preguntó Floramon al ver a Luna inspeccionar la pared.

-No, fíjate. Estos kanjis son japoneses, no se parecen a las inscripciones de las ruinas. Eso quiere decir que alguien ha estado aquí. Además, no sabría decirlo con seguridad pero la... bueno, l...la sangre está medianamente fresca.

Hubo un pequeño silencio incómodo entre ambas.

-¿Por qué debería haber sangre ahí...?-preguntó Luna, mirando a Floramon, temerosa. Deberían tener cuidado.

-Pero, son indicaciones de cierta persona, probablemente un humano, para resaltar las trampas. Es un acto de bondad que se haya tomado la molestia de dejar este testimonio escrito sobre el peligro de este lugar-fue lo que dijo la digimon con tranquilidad. Luna se preguntaba cómo su digimon podía ser tan capaz de esperar lo mejor de las situaciones y de la gente- Oh, entonces no somos las únicas personas que se han adentrado. ¿Quizás se trata un Caballero Real dejando una advertencia a sus compañeros?-preguntó Floramon, pensando en que muy probablemente Sigrun y Ulforce estuvieran por la zona. La digimon flor no podía evitar pensar en UlforceVeedramon y el peligro que él corría, junto al resto de R.K, así que en cierto modo, la misión para ella se tornaba en algo tanto profesional como personal. Era por eso que daría todo su esfuerzo y ayudaría en todo lo posible a los R.K en ese trance.

-No sé, pero sea quien sea, le estoy agradecida, la verdad-comentó Luna- Y cuando dices “un Caballero Real” te estás tratando de referir literalmente a UlforceVeedramon, ¿no? Tienes ganas de verlo, ¿eh?-preguntó Luna, con gesto cómplice. Floramon murmuró que no sabía a qué se refería, y que su premura no sólo concernía al bienestar de UlforceVeedramon, sino de todos los R.K-Oh, ¿así que no te parece guapo y valiente? Cuando sucedió lo de Tactimon, no demostró ni pizca de miedo.

-Leonardo-kun también es un hombre valiente-trató de defenderse Floramon, incómoda ante la pregunta. Sin embargo era cierto que apenas el rumor llegó a su conocimiento, Floramon apenas podía quitarse de la cabeza a UlforceVeedramon y el destino que corriese. Le resultó difícil oír a Leonardo, que actuó como voz de la razón para evitar ceder ante un sentimiento de urgencia que le instaba a comprobar si el sublíder se encontraba bien o había sido presa de dicho mal.

-Y no digo yo que no. Pero miras a UlforceVeedramon de manera... bueno, no los miras igual. Con UlforceVeedramon es como si estuvieras... ¿hechizada?-Luna no quería usar la palabra enamorada, pero era justo lo que parecía, aunque Luna reconocía que nunca había sabido descifrar lo suficiente a Floramon para distinguirlo por completo.

-Ciertamente me deslumbra su desempeño como R.K y las cualidades que posee-la digimon dijo esto con tranquilidad a pesar de ruborizarse sutilmente, lo cual le resultó a Luna tremendamente críptico. Tras eso, se pusieron en marcha, siguiendo al pie de la letra el aviso que había sido dejado. Poco a poco el brillo de las piedras pasó de ser rojizo a ser azulado, de lo cual Luna no se había percatado hasta que Floramon lo indicó al entrar en la nueva habitación: “Mira, Luna-san, esta sala parece reaccionar a las piedras, afectando a la coloración de su luz.”

La  estancia era bastante particular. Si bien el suelo y la roca subterráneo de color terroso se mezclaba con grandes trozos de antiguas edificaciones grisaceo-blanquecinas espolvoreadas de musgo. En el suelo había desniveles, y probablemente muchas partes de este suelo eran restos de edificios antiguos desprendidos. Sin embargo, lo que hacía a esta sala particular era notar que en la paredes agrietadas había relieves de caras y manos que parecían imitar la sensación de atravesar la pared desde otro lado. La visibilidad era, como poco, difícil, ya que si bien algún rayo de luz solar solitario entraba entre las grietas del techo, la semipenumbra era lo que se adueñaba del lugar. Sin embargo, incluso en aquella smeipenumbra se podían notar que los relieves -que habían recordado a Luna a las máscaras mortuorias antiguas- tenían expresiones istriónicas como poco, por no decir, siniestras.

-Tsk-Luna bajó por uno de los desniveles intentado tener cuidado -el cual era un simple peñasco bastante grande- de no caer o hacerse daño. En cuanto a Flora, si bien no era una digimon acostumbrada a las actividades físicas, se las apañaba utilizando sus lianas para moverse con cierta soltura en el lugar-¿Ves algo, Flora?

La digimon señaló al fondo de la sala. Luna tuvo que rodear una roca y tener cuidado con el suelo inclinado, pero finalmente, también lo veía. La boca de aquel pasillo era oscura pero se podía entrever que había una serie de burificaciones.

-¿Es juicioso adentrarnos más?-se temió Floramon al ver la oscuridad.

-Lo juicioso sería quedarse en casa, pero es tarde para eso-comentó Luna suspirando-Quizás deberíamos examinar la sala más a fon...

Las palabras de Luna quedaron interrumpidas. Flora estaba mirando alrededor, así que no se percató de que su tamer se había quedado pálida.

-¿...Luna-san?-Floramon sólo alcanzó a ver que su tamer se echaba a correr, y aunque la digimon buscó con la mirada instintivamente aquel peligro que había provocado que Luna emprendiera esa apresurada huida, no lo encontró. Apenas giró la cabeza, pudo captar que Luna ya había desaparecido en los pasillos. La pobre Floramon se hallaba completamente confusa, sin saber qué hacer ante lo repentino de lo sucedido.

Luna, por su parte, seguía corriendo en pos de aquella figura. Era una figura que le haría olvidar a cualquier persona en el mundo, le haría olvidar cualquier situación o la lógica, así que corrió tras él, sin importarle tomar ningún tipo de precaución para cualquier peligro dentro de esos pasillos.

-¡Papá!-Luna levantó el brazo, agitándolo tratando de llamar su atención, pero aún así él no se detenía, y por mucho que Luna ponía su esfuerzo en recortar distancia, apenas la tamer giraba una esquina, ya podía captar cómo su padre doblaba la siguiente-¡Espera! ¡Sólo quiero que hablemos!

La propia Luna no tardó en darse cuenta de su error, mientras que, golpeada por el cansancio, se epoyaba en las paredes un par de segundos antes de emprender de nuevo aquella carrera;  si se paraba a pensarlo, ¿por qué su padre iba a estar allí? Aquel agua que había visto pero no existía... todo tenía bastante sentido, si lo pensaba.

Se quedó aferrada a una esquina, apoyando el costado en ésta mientras dejaba caer la cabeza y resollaba. Aquello sólo era una trampa, un señuelo... alguien o algo estaba jugando con su mente. Simplemente su padre no tenía razón para estar allí. Cuando casi se encontraba convencida, pero a la vez, triste por el hallazgo, el laberinto quiso volver a jugar con ella. El brillo familiar del sol traspasando unos cristales de gafas y una amplia sonrisa de autoconfianza, trató de engañarla.“Ay, no, él no...” pensó, reconociendo aquel gesto que la exasperaba tanto como le agradaba. Era uno de sus puntos más débiles, incluso si le daba rabia reconocerlo.

-Vamos, ¿por qué te avergüenzas? ¿No puedes sincerarte contigo, ni siquiera en la privacidad de tus pensamientos?[/color]

Luna trató de hacer caso omiso, pero le era imposible. Como si el laberinto tuviera manos y ojos estaban toqueteando y viendo los rincones de su mente, viendo las partes más débiles de sí misma para explotarlas. Hizo un enorme y doloroso esfuerzo para girarse, procurando desandar lo ya caminado. Sin embargo algo estaba caminando con ella, a pasos acompasados. “Sigue aquí... y ahora me sigue... maldición...” pensaba Luna, notando una sensación de creciente presión y amenaza. Que el ritmo de los pasos fuera completamente sinconizado entre ella y su perseguidor no ayudaba a rebajar la tensión. Podía imaginar perfectamente la mirada altiva, e incluso burlona, de la presencia. Lamentablemente, Luna podía esculpir cada detalle de su rostro sin verlo. Intentaba darle esquinazo pero tras unos minutos que se le antojaron horas, la presión ganó, y dejó de caminar.

-...está bien. Era lo que queríais. Verme rota, verme así... tenéis la victoria. Me rindo.Pero, al menos, no estoy sola, ¿verdad? Moriré aquí. Pero al menos, puedo creer que no estoy sola, y creer que esta trampa me ha absorvido por completo, y que ambos estáis aquí-Luna se giró, esperando encontrarse a aquellos espejismos, pero como si huyeran de la luz, cuando los buscó, ya no estaban. Iluminó desesperadamente todo su alrededor.

Efectivamente los pasillos se encontraban desiertos, y la antes pesada presencia se minimizó cuando quiso iluminarla. Luna se pasó las muñecas por los ojos, los cuales arrojaron un par de lágrimas, mientras que Luna hacía un ruidito agudo que era un muy mal intento de sofocar sollozos. Estaba asustada. Y mucho. Haber “derrotado” a la “magia” -aunque fuera accidentalmente, lo cual era una amarga ironía- que residía en el laberinto no la exhimía de que se había perdido entre aquel sinfin de pasillos. Además, incluso a pesar de haberse rendido, el dolor no disminuía; no era como si el destino quisiera su rendición, sino, más bien su dolor.

Y todas aquellas caras... Luna comenzaba a sospechar que eran las de quienes no lo habían conseguido.

-¿Qué voy a hacer ahora?-preguntó en voz alta y con la voz tomada por el miedo.

Su mente no podía dejar de imaginar sus propias facciones en aquella pared. Ni siquiera tendrían cuerpo que enterrar. Se preguntó si aquel que había escrito la adventencia anterior había sucumbido en ese punto.

Al dejarse caer sobre la pared mientras emitía un suspiro cansado, notó la extraña contextura de esta, ahora que había “vencido” parte del embrujo de la trampa. Era como si la pared no fuera muy sólida; su textura mezclaba la humedad de la superficie del agua y la leve resistencia de un papel fino, y de hecho Luna tuvo que reaccionar rápido para no romperla y “caer” al otro lado sin querer.

-¿Y si es mi pasaje de salida?-parecía tentador. Demasiado.

Demasiado tentador y conveniente. Luna pensó rápido: quizás, era la última defensa del lugar, una evidente y tentadora sensación de debilidad que precipitaba a todo el mundo a pensar; si salto a través de la paredes, saldré de aquí. A Luna se le vino a la mente una gran mosquitera, y a las caras, como los restos de insectos atrapados.

-Ojalá alguien hubiera dejado un mensaje advirtiendo de esto... ¡así no tendría que andar pensando con recelo en si he encontrado una salida o otra trampa!-entonces, le vino una idea, basada en su pensamiento de que ojalá el misterioso benefactor hubiera avisado de esa trampa como lo hizo con la anterior-...funcione o no, creo que me sentiré mejor. En el peor de los casos acabaré con la mano amputada pero advertiré a otros, pero en el mejor alguien podría echarme un cable.

Luna no pudo evitar reírse durante un rato, por los nervios. ¿Quién le habría dicho que alguna vez iba a tener que trabajar con la posibilidad de tener un miembro amputado? No sabía dónde había leído algo así de que “las grandes aventuras son para chicos osados y chicas guapas de Hollywood”. Luna apostaba que era de alguna canción. ¡Cuánto mentían! No se consideraba ni osada ni guapa, y allí estaba, en una “gran aventura”. Acercó el índice hacia la pared, sintiendo como si estuviera grabando un mensaje en la arena mojada.

-Pensé que si hacía algo así sería para dejar constancia de que un chaval y yo no queremos, no para pedir ayuda por estúpida. “Oh miradme, pensé que mi padre podía estar en unas ruinas alejadas de la mano de Dios.” Qué genio, Luna. Pero qué genio...-notaba una sensación desagradable de succión, para luego notar que metía los dedos en un lodazal, así que le estaba costando. Trató de ser concisa-Iugh. Demonios, qué asquito me está dando.

Los kanjis de trazos redondeados, suaves y algo temblorosos de Luna se grababan tan claramente como la cara de aquellos que no habían tenido tanta precaución, si bien ella no tenía manera de verlo. Sin embargo, al otro lado, era perfectamente visible para alguien que estuviera en la estancia y mirase hacia las paredes.

“LÉEME: Encerrada en trampa ilusoria. ¡NO SIGAS A QUIEN CREAS VER! Aunque sea a quien más quieras ver ahora, es mentira.¡Échame una mano, por favor!”
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
1

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
402

Ficha :

Nivel On Rol :
Rookie

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado :
Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Sigrun Vinter el Miér Sep 28, 2016 12:37 am

Con la advertencia de Leonardo empezaron a caminar con pies de plomo, en cualquier punto del camino podrían toparse con una trampa. Si tuvieran comunicación con el exterior podrían tener apoyo para desactivar las trampas que hubiera en el camino.

- No, somos los primeros en entrar- respondió Sigrun- Desconocemos por completo lo que puede haber dentro o el poder que posee. No quería arriesgarme a enviar tropas sin tener claro si les superarían en nivel, lo que quiera que haya aquí. Ulforce es el más fuerte de todos los que venimos, por eso hemos entrado primero. Aunque no contaba con que regresara a su nivel Rookie, ni con que quedáramos atrapados…
- El plan inicial era entrar, comprobar el lugar y localizar a la amenaza- explicó Ulforce- Si era demasiado incluso para mí o si no podíamos detenerla, daríamos la orden de destruir el lugar. Pero ahora me temo que no podemos hacer nada de eso. Como rookie no puedo frenar a esa amenaza, y como estamos incomunicados no puedo dar la orden a los que están fuera.

Sigrun empezó a pensar en todos los que estaban fuera mientras caminaban por un largo pasillo. Debían de estar preocupados. Seguramente habrían contactado con la base para explicar la situación. Si ya había un revuelo por el tema de las ruinas ¿Cómo se supone que estarán ahora si les dicen que han perdido a los sublíderes? Había que encontrar un modo de salir, pero antes debían descubrir que estaba pasando ahí dentro.

Al final terminaron por llegar a lo que parecía ser una sala en forma de T. A penas tenían luz, pero a Sigrun se le ocurrió una idea y generó DigiSoul en su mano. Suspiró de alivió al ver la llama digital azul arder. Temía que con aquella extraña fuerza impidiendo la digievolución, no pudiese activarlo. Por lo visto podía hacerlo aunque no para hace evolucionar a Ulforce.

- Con esto podremos apañarnos para seguir avanzando. Puedo mantenerlo indefinidamente si no lo uso a máximo potencia.- les dijo enfocando con la llama digital a las paredes.

La luz azul reveló grabados en las paredes de piedra, todos ellos representaban la destrucción. En uno de ellos, se podía ver una especie de sombra sobre un pueblo y varios digimon huyendo desesperadamente. Sigrun vio otro grabado, era muy similar, sólo que esta vez en vez de un pueblo parecía una ciudad. Comprobó otro grabado y otro más, lo único que cambiaba era la apariencia del lugar, lo demás era exactamente igual.

- ¿Creéis que estos grabados… representan lugares del Mundo Digital?- sugirió Ulforce visiblemente afectado por lo que estaba viendo.

Sigrun estaba en la misma situación, aquello era horrible de ver. Era como presenciar un reflejo de lo que podría pasar si ese poder escapaba del templo. ¿Acaso era tan temible, tan poderoso?

- ¿Qué clase de poder… se oculta en estas ruinas?- murmuró Sigrun realmente preocupada.

Exploraron un poco más la sala y Sigrun se adentró hasta la pared del fondo, en cada rincón había el mismo grabado. Como si cada ciudad y pueblo estuviese allí representado. Era algo que ponía los pelos de punta ¿realmente esto era una especie de profecía? Ambos rezaban para que no fuera así. Ulforce fue a acercarse a investigar otro de los grabados, pero pisó sin querer una baldosa suelta que se hundió unos centímetros. Durante un instante no pasó nada, pero pronto empezó a escucharse el viento que provenía al fondo de la sala. A la derecha de donde Sigrun se encontraba. Antes de que nadie pudiera reaccionar, la brisa se convirtió en un huracán y la sublíder fue empujada con fuerza hacia el pasillo izquierdo. El suelo de ese pasillo se abrió de repente mostrando una fosa llena de estacas afiladas.

- ¡¡¡SIGRUN!!- gritó Ulforce.

Ulforce fue para ayudarla pero aquella trampa estaba pensada para que quien la activase, no pudiese ir en ayuda de nadie. Tan pronto como retiró el peso de la baldosa, un pequeño escudo se generó alrededor de la piedra, encerrando al caballero en su interior.

- ¡¡Maldición!! ¡¡Sigrun!!- volvió a gritar.

A duras penas, Sigrun logró agarrarse al borde del foso, pero su cuerpo colgaba sobre aquellas estacas y sus dedos  se iban resbalando poco a poco por la arenilla que había en el suelo. El viento seguía soplando, pero desde su posición Sigrun no lo sentía, pero teniendo la muerte tan cerca no se percató de eso.

- Ayuda…- murmuró desesperada mientras sentía que sus dedos ya no aguantarían mucho más.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
642

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

Cronologia :

NPCs :

Nivel On Rol :
Burst Mode/Future Mode

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]

Icono :
Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.

Rango y Unidad :
Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Rango y Unidad Digi Aliado :
Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers

Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Ashely_mellorine el Sáb Oct 29, 2016 12:27 pm


Ashely y su séquito se acercaron a Rony tras comprobar que se trataba de él. Sin embargo no parecían estar solos había alguien más con ellos, una chica con pelo rosa.

-Ro...Rony, como, como tu por aqui?-le pregunté intentando pensar en q no estaba colorada, aunque lo estuviera con el fin de que no lo notase. -Quién... quién es ella?-pregunté percatándome de la presencia de la chica que le acompañaba.

Mis compañeros saludaron sin mucho interés por lo menos Salamon que seguía frustrada por estar obligada a permanecer en su forma rookie, Blurr si fue algo más amable.

-Hola! supongo que tu serás un amigo de Ashely, y creo haberte visto alguna vez por la base. Mi nombre es Blurr y formo equipo con Ashely y su horrible gata... digo perro jejejje -saludó mi amigo strabimon sin poder evitar burlarse de mi compañera.

-Grrr! Pagarás por eso maldito chucho!-protestó Salamon intentando erizar el pelo furiosa, pero como estaba en forma de Salamon y era un perrito, eso no funcionó.

-A quién llamas tu chucho, si tu eres de la misma condición! jaja-seguía mofándose Blurr.

-Te vas a enterar! te vas a enterar!-Salamon hacía esfuerzos por evolucionar y partirle la cara a Blurr pero sin resultado.

Yo los ignoraba e intentaba seguir buscando información preguntándole a Rony.

-Rony, has descubierto algo sobre estas ruinas? Sabes acaso por qué los digimon no pueden evolucionar más allá de rookie?-pregunté.

-Por qué no lo dejas ya, Salamon? Ya sabemos que no podemos evolucionar-intentó apaciguar Blurr manteniendo una sonrisita sarcástica pues estaba seguro que él ahora era más poderoso que Salamon aunque fueran del mismo nivel.

-Cállate! Lo conseguiré y te borraré esa sonrisa de la cara! Lo siento, estoy a punto, estoy a punto de...-sin embargo, con tanto esfuerzo, en vez de evolucionar expulsó una masa misteriosa.

Blurr comenzó a reír como un descosido. Lo que me llamó la atención y me giré para ver que había pasado y me encontré a mi compañera con la cara como un tomate, cuyo rubor ya empezaba a extenderse por todo su cuerpecillo, y a su lado un excremento de considerable tamaño.

-Pero Salamon! ¿qué has hecho? Creía que podías controlar esas cosas, no me digas que tendré que comprarte portables pottys y llevarlos encima? y encima menuda peste!-la bronqueé intentando controlar la risa pues seguro por los esfuerzos de librarse de esa etapa suya que detestaba tanto se le debió escapar, y además considerando la carita de vergüenza que me ponía... Blurr sin embargo estaba que lloraba de la risa y Salamon le empezaba a mirar con odio, hasta que de pronto, no se cómo lo hizo pero le tiró su deshecho a la cara al perro, cogió una carta que se me había caído y me la dio.

-Ashely, te lo pido por favor-me dijo sin más mostrándome la carta de "Terra firma"

-Pero Salamon....-la mirada de ella me lo dijo todo necesitaba ocultarse un poco de la vista de los demás para ocultar su vergüenza mientras Blurr se limpiaba y empezaba a gruñir enfadado.

-En fin está bien... ¡CARD SLASH! ¡Carta Atributo! ¡TERRA FIRMA!-dicho esto Salamon empezó a cavar un túnel y se ocultó bajo tierra justo cuando Blurr se iba a abalanzar sobre ella para atacarla echándole toda la tierra  en la cara.

-Maldita...per....!!!-sin embargo cuando iba a lanzarse de nuevo hacia ella yo le tiré de las bufandas.

-Déjala tranquila, Blurr! Se siente muy avergonzada, ya volverá cuando se sienta mejor, disculparla vosotros también ella no suele hacer esas cosas...-dije refiriéndome a nuestros acompañantes manteniendo a Blurr agarrado pues no me fiaba de él, en cuanto le soltara seguro volvería a ir tras mi compañera.

Sin embargo el túnel en el que se metió Salamon, no fue demasiado en vano pues pronto encontró algo que le llamó mucho la atención....
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
312

Cuentas :

Ficha :

Cronologia :

NPCs :

Nivel On Rol :
Mega

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Ultimate

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Ashely Shirley
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Green Light Speed

Gatomon
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Green Light Speed

Rango y Unidad Digi Aliado :
Blurr
Rango: Sub-oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: The Huntress Moon

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Irina Giorgatos el Dom Dic 04, 2016 11:24 pm

Eisenheim decidió quedarse para luchar a mi lado. Sonreí al recordar aquél día en el laberinto subterráneo de la Zona Imperial, cuando yo decidí quedarme para luchar en vez de ponerme a salvo. Esta vez era el, el que me acababa de salvar, evitando que Duskmon me atacara por la espalda. Aunque Duskmon fue rápido de reflejos, y evitó que el pegaso dorado lo embistiera.

- Si decides quedarte no me haré responsable de mis actos, arcano- dijo el asesino.
- ¡Márchate de aquí!- le amenacé- Te superamos en número, no tienes nada que hacer.
- No me iré hasta que cumpla con mi trabajo- me dijo señalándome con su espada derecha- Además, apenas estoy calentando.

Duskmon se rodeó de sombras, sombras que empezaron a girar a su alrededor formando una esfera oscura que cada vez crecía más.

- ¡¡Duskmon superdigievoluciona en… Velgemon!!

El ave oscura lanzó un poderoso chillido de rapaz y agitó sus alas creando un fuerte viento que destrozó las ramas cercanas, formando un claro donde nos encontrábamos. Aquél viento fue tan fuerte, que tuve que sujetarme a un tronco para evitar salir volando. Cuando pude volver a soltarme miré al frente, allí estaba Velgemon en el aire, a un par de metros del suelo.

De inmediato, Velgemon atacó a Eisenheim lanzándole un rayo morado desde su ojo central. Yo intenté aprovechar ese instante para correr hacia él a una velocidad imperceptible para el ojo normal [Gold Meteor] situándome tras él. Una vez logrado esto, usé un troncó para darme impulso y saltar hacia él, puesto que no era una altura muy alta.
Desgraciadamente, Velgemon se percató de lo que pretendía y se giró atrapándome con una de sus garras, para luego aterrizar e inmovilizarme contra el suelo.

- ¿Creías que podrías sorprenderme por la espalda? – dijo el ave ejerciendo más presión con su peso.

Creí que su objetivo era aplastarme y por un momento creí que lo lograría, ya me estaba costando respirar.

- ¡Aprovecha ahora para cambiar de Espíritu Digital!- me aconsejó MedievalGallantmon.
- ¡Grademon, cambio de digievolución a… - grité mientras me envolvía en datos, fue la luz de esos datos lo que cegó a Velgemon y le hizo soltarme- … Hysiaryumon!!

Antes de que el asesino pudiera recuperarse del fogonazo de luz, mis fauces de dragón se cerraron en su cuello. Velgemon intentaba liberarse, agitando con fuerza sus alas y generando más viento, pero yo seguía sujetándolo. Al final, el ave me dio un zarpazo en el estómago, yo rugí por el dolor y el asesino pudo liberarse.

- Maldita seas… - dijo tomando un poco de altura, con una herida en el cuello, de la que emanaban unos pocos datos.

Por mi parte, permanecí de pie en el suelo sobre mis cuatro patas, sin apartar la vista de mi adversario. De mi herida también emanaban datos rojos, sangre digital. Por suerte no era grave, y en ese momento tenía demasiada adrenalina por la batalla como para que el dolor me perjudicara demasiado.
avatar

Tamer
Tamer

Digi Puntos :
252

Cuentas :
Sigrun Vinter:

Ficha :


Relaciones :

NPCs :

Nivel On Rol :
Double Spirit [Gaiomon]

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Yatterwa el Lun Dic 19, 2016 5:42 pm

Aprovechando el forcejeo entre Irina y el asesino, decidí devolverle la gentileza de haber osado intentar aplastar a Irina. Aunque tomó algo de altura, volé hacia él, y proyecté hacia él un rayo esmeralda desde mi frente (Llama de plata), justo hacia la zona de la articulación del ala para herirlo a consciencia y provocar que no pudiera volar con tanta soltura. Aterricé en el suelo, mirándolo con gesto de superioridad, ¡así aprendería!

Alcé las patas, antes de dejar caer mis cascos sobre el suelo. ¡Qué poderío! Parecía que la tierra temblaba ante mí y mi furia. ¡Evoluciones, a mí!

-¡Ja, estás acabado, asesino!-le grité, con una expresión de triunfo en la cara-¡No importa cuánto evoluciones, seguirás siendo un torpe plebeyo!

Se escapó a mi glorioso oído la queja a mis pies. El suelo se había agrietado, probablemente por la lucha. Al parecer las ruinas estaban bajo nuestros pies, camuflada entre el accidentado terreno.

Tuve un mal presentimiento y se me erizó la piel al notar energías extrañas. Volé para evitar caer. Los tres podíamos volar así que un derrumbamiento en el suelo no era nada que nos pudiera interrumpir.

Noté que las alas no me respondían. Cuando giré la vistas a ellas, ¡no estaban! Reconocí la piel azulada de mi forma de gabumon. Yo no era el único.

No podía saber qué era exactamente pero estaba claro que algún poder muy fuerte venía de las ruinas y nos provocó volver a la etapa rookie.

Ahora que el suelo estuviera desmoronándose como una miga de pan. ¡Ay, mi espalda!
avatar


Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
183

Nivel On Rol :
Beast Spirit

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Rony & Carlos el Mar Dic 20, 2016 9:30 am

La identidad de la pelirosa era una incógnita aun para Rony, que esperaba que esta se identificara, correspondiendo a su anterior presentación - jajaja realmente eres un cachorro - se burlaba de Gatomon, no esperaba que tuviera una forma tan infantil como Rookie. Simplemente no podía evitar aquella risa burlona y molesta hacia una compañera de clan que había actuado tantas veces con gran arrogancia y molestia - ¡Ya Carlos! -le reprocha con firmeza, al tiempo que le da un golpe en la cabeza a su compañero para hacer lo callar - jeje perdón pero no lo puedo evitar jejeje - sin realmente estar arrepentido...al menos esto le sacaba el mal humor. El comportamiento inmaduro y poco amable de su camarada, le dio algo de pena, esperaba algo mas de él - pues no, aun no logramos descubrir nada sobre estas ruinas o como es aquello que dice la profecía - demostrando algo de preocupación por lo ultimo, no creo que hubiera alguien en estas ruinas que no temiera lo que fuera que estas guardaran...y lo que pasaría si tal poder cayera en manos equivocadas.

En cuanto se percataron del accidente de Salamon, Carlos no puedo evitar una risa, que fue callada por otro golpe de Rony - se mas considerado. Ademas no es bueno andar haciendo ruido en un terreno tan desconocido y peligroso - tratando de que su compañero se controle - se que necesita un momento...pero no creo que sea sensato quedar nos tanto tiempo acá - sin saber como decir le a Ash que debían hacer que Salamon salga de ese hoyo, para empezar a moverse.

-------------------------------------------------------

Caminando entre las sombras, guiándose por el tacto y la débil luz de su celular, iba una figura ancha pero no muy alta de el único sobreviviente del primer grupo de investigadores, de aquellos que fueron tragados por el templo, quienes tomaron el lugar de aquello que estas paredes mantenían separado del resto de la creación de Yggdrassil. El miedo de lo ocurrido había llegado a su corazón, pero su mente logro dispersar todo temor para mantener se atento y así seguir con vida. El silencio de su travesía mantenía el miedo despierto y la mente trabajando para procesar todo lo que sus sentidos percibieran.

-¡Sujete se! - el hombre de manos grandes, hombros anchos, pelo negro enrulado, nariz grande y redonda; barbilla partida; bigote como escobillon; de piel blanca, que ya marcaba su edad avanzada; vestido con una remera, jeans, calzado con buen agarre y bata blanca de laboratorio; utilizaba su peso, que pasaba su ideal para su cuerpo, para poder ayudar a la joven rubia a subir, evitando que el viento lo empujara a él también al vació. Su ayuda le venia bien a la joven sublider de los afamados Rk, puesto aunque leo pudiera llegar a ayudar la, el viento y su peso, posiblemente hubieran ayudado a un mal resultado. Sujetándola con fuerza, le ayuda a subir, esperando que ella diera lo suyo en cuanto su cuerpo este ya mas a nivel del suelo. Aunque era claro que ese hombre que seguro ya estaba o paso los 40, seria interrogado en cuando la emergencia pasara.

Spoiler:

---------------------------------------------------------------

"....Debe ser eliminado....."   "...no debería existir...." "...lo destruiremos antes que caiga en malas manos....." pensamientos que la prisionera podía escuchar de aquellos en las ruinas -¡porque todos quieren destruir me? - se escucha decir a una voz de niña, proveniente del lado contrario por donde se había ido Luna corriendo, dejando a Flora sola en aquel corredor - eran solo sus recuerdos, su visión, su vida....pero también quiero sentir esas experiencias...también quiero vivir....¡PERO USTEDES SOLO QUIEREN DESTRUIR ME! ¡YO QUE LES HICE PARA QUE QUIERAN DESTRUIRME! - una pobre alma sumida en el dolor, en la soledad desde que tiene uso de razón, y que cuando por fin logra ser libre el mundo entero parece querer lastimar le. A medida que suelta estas palabras, se va acercando mas por el pasillo, revelando de a poco su aspecto iluminado por los rayos de luz verdes que salían del cristal en su frente. Una Dorumon de cristal verde, pelo blanco como la nieve, con algunas partes negras como la noche; sus ojos amarillos brillaban tanto como su cristal, al igual que las lagrimas de tristeza que salían de estos. Sin percatarse esas emociones y su poder oculto, hicieron que sus palabras sonaran en la mente de todos los que estaban en aquellas ruinas, al tiempo que el brillo de su cristal aumentaba y un aura oscura brotaba de su cuerpo. Instante luego de aquellas palabras, fueron los rugidos de los guardianes que la Dorumon despertó. Datos oscuros empezaron brotar de todas las paredes y no tardaron en juntarse para formar diversos Digimons, cuyos cuerpos eran semejantes a los existentes en el Digimundo, exceptuando por su tonalidades mas grisáceas y las lineas violetas que corrían por sus cuerpos. No poseían alma, y sus mentes solo repetían una sola cosa "aniquilar a intrusos".

Spoiler:


-------------------------------------------------------------------

-¡¿pero que?! - realmente mas sorprendido por la repentina formación de varios Digimons de mayor nivel que Rookie, en su camino, cuyas miradas demostraban cero interés en discutir la situación - ¡debes estar de broma! ¿¡ como vencemos a enemigos mas fuertes con solo nivel de Rookie?! - normalmente le emocionaban los desafíos, pero ver que sus enemigos parecían estar en nivel de mega y ultimate....era ya mucho para él en estos momentos - creo que la idea es que no podamos - optando ya en su mente por mejor hacer una escapada táctica...al menos tendrían oportunidad mientras los enemigos se seguían formando.

-------------------------------------------------------------------

-no creí que los guardianes sean reales - al observar como estos protectores de las ruinas empezaban a formarse enfrente de ellos.


-------------------------------

pd: los que viene de witchenly no sufren efectos de las ruinas.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
232

Cuentas :

Ficha :

Cronologia :

Nivel On Rol :
Ultimate

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Champion

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Ronaldo Antonio Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon

Carlos Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon

Rango y Unidad Digi Aliado :
Le-Amien Kooi
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: East Blue Dragon

Inventario :


Ver perfil de usuario http://cadejowhite.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Elluka Clockworker el Vie Dic 23, 2016 7:20 pm

Elluka

Relajé los hombros al escuchar sus nombres, me resultaban familiares de algún lado. Por ello, pude concluir que no mentían al decir que eran parte del clan, sin embargo, no me sentía muy animosa de contestarles. ¿Qué era lo correcto? Si revelaba mi identidad y ese dúo estaba mintiendo, me estaría metiendo en serios problemas. Afilé mi mirada, para dar un tinte ligeramente más amenazante y poder hablar sin dar pie a dudas, pero me vi cortada por un escándalo que se aproximaba.

Fue mi sorpresa cuando escuché a lo lejos la voz de Blurr, un miembro de mi división. Estaba acompañado por una tamer y una Salamon, y ellas reconocieron el nombre que me habían dado para presentarse. Supuse que no estaban mintiendo. Sonreí de lado entonces, y extendí mi mano hacia el muchacho.
-Elluka Clockworker, sub-oficial de Huntress Moon. -Me presenté con mi cargo de ese entonces, con una postura firme que denotaba la actitud con la que había llegado a ese puesto, no sólo por mi poder. -Encantada. -Finalicé, y dirigí mis ojos hacia el pequeño can que acompañaba al dueto de la tamer y Salamon. -¿Amigas suyas, he de suponer? Bueno, eso no importa. Quisiera saber qué hacen aquí, no me informaron que otras divisiones estaban encomendadas a explorar también. -Hablé, pero fui ignorada por un revuelo que me era bastante conocido. Suspiré exasperada, no parecían ser gente seria.

Me dispuse a interrumpir la discusión, pero de las paredes comenzaron a escurrir datos que estaban tomando formas de digimon de niveles bastante superiores. Por inercia tomé mi D-Scanner y preparé mi mano para transformarme, pero inmediatamente recordé que no podía hacerlo. Desde que había entrado a la cueva, algo me impedía llevar los datos de mi mano hacia el lector del digivice. Tragué saliva, y comencé a buscar por todos lados una salida. Era imposible ganarles, si es que tenían la fuerza que aparentaban. Miré también a mis compañeros, y no parecían tener el poder necesario para combatir. Por lo que había escuchado, ellos tampoco podían evolucionar. Estaba resignada a que nuestra salvación era huir del lugar.

Clavé mis ojos en el hoyo que había cavado Salamon, e inmediatamente me dirigí a su tamer.
-¿Puedes pedirle cavar más profundo? Más amplio. -Sugerí, tratando de mantener la calma. Mi intento de hacer parecer que tenía todo bajo control se fue al caño cuando mi respiración pesada se hizo notoria. Era una simple humana ahora, sin poder alguno que me ayudase. ¿Sería está mi prueba de oro? Tragué saliva, y di un paso hacia adelante, cubriendo con mi postura de combate a las tamer y digimon que les había encargado nuestra vía de escape. -No tiene que ser muy largo, un refugio servirá. -Proseguí, animando al par. Un refugio tal vez nos daría más tiempo para pensar en cómo escapar, o quizás lograríamos burlar al grupo de seres que parecían ser digimon.
avatar

Tamer
Tamer

Digi Puntos :
532

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient Spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado :
Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Dic 26, 2016 7:43 pm

Pequeñas pisadas. Un casi imperceptible eco, seguido del trazo ligero de aquellas uñas contra el suelo, siendo poco más que una débil línea, una caricia. Ciertamente, la inexistente fuerza del lastimoso andar hacía que la presencia pasaba desapercibido, confundiéndose con el ulular del viento atrapado en aquellas ruinas. Sí, Roku Ginshô no podía caminar de otra forma, superado por las circunstancias que había vivido minutos atrás. Viviendo sin vivir en él, apenas atendía a su alrededor.

-Ehm, igual hemos empezado con mal pie -comenzaba a comunicar el fantasma-. Ya sabes que sin tu cuerpo yo no puedo hacer nada, y me interesa que sigas vivo, peeero... -iniciaba la frase, reformulándola intentado decirlo de un modo más suave- ¿Podrías por favor dejar de ir sin rumbo en un sitio donde ya ha quedado demostrada la existencia de trampas?
-No -fue tajante, emitiendo una voz desprovista de emociones, artificial, mientras proseguía la marcha aferrado al huevo.
-¡Oh, vamos! ¡No podía dejar que perdiésemos más tiempo! -parecía nervioso, intentando calmarse- Aunque no lo parezca, lo hice por ti, ¿sabes? Ya te he dicho que...
-Lo sé, soy el anfitrión. Si muero te quedarías aquí -cesó su marcha-. No estoy callado por eso, me refería a que las trampas que nos hemos encontrado se activan ante las dimensiones de un humano o de un digimon superior al rookie -su garra apuntaba al pasillo precedente- Por eso el “no”. Aunque pisotee una trampa o vaya revolcándome por el suelo, estas no van a activarse. Procuran acabar con todo aquello que no sea...¿Cómo le decías? “Rookie”.
-Oh, muy perspicaz -tardó unos segundos en notar que esa hipótesis era cierta-. Entonces... ¿No estás enfadado? Pensé que te ibas a cerrar en ti mismo y eso.
-Soy nuevo en este mundo. Tenéis vuestra forma de ver las cosas y, aunque no pueda entenderla, debo aceptar ese punto de vista, mínimo para considerarlo -esto era irónico, pues los japoneses tenían una merecida fama de gente cerrada-. Al menos esa es la educación que me dieron mis padres, y constituye un ejemplo muy sencillo. Vosotros no tenéis de eso, al menos, no como nosotros.
-Oye, tenemos padres y familias... Bueno, yo no. Pero hay grupos y eso, chico.
-Si he entendido bien lo que he leído de ustedes, cada uno tiene un código genético único. Ahí los “padres” no aportan nada más allá de la educación y el cariño -era bastante frío, pero cierto-. Todos venís de Yggdrassil en cuanto a esa información, y aunque exista la adopción, no hay un vínculo consanguíneo.
-Usas palabras complicadas -asentía-, pero es una buena lógica. Es cierto que funcionamos así, con vínculos de asociación, no genéticos -reía-. Aunque hay rituales de apareamiento y algunas excepciones, los RK's procurarían controlar esas cosas -ahora era él quien explicaba-. Si dejaran que todos tuviéramos familia, los recursos se agotarían y empezaríamos a guerrear por los recursos. En sí, nuestra forma de existir es más triste que la humana... Pero se basa en una lógica aplastante -parecía que explicar esto le dolía-, y cruel.

Los Caballeros Reales, al parecer la institución más antigua de aquel mundo. Jueces, jurados y verdugos, ellos manifestaban la voluntad de Dios por medio de sus edictos, y si bien estos parecían estrictos en ocasiones, siempre lo hacían en post de defender su existencia. Él ya los había conocido, al menos, a la cabeza visible. Sigrun y su compañero, el caballero azul, y mientras iba hablando con el espectro, se preguntaba si la configuración actual pensaba del mismo modo que antaño, o si se habían actualizado. ¿Habría excepciones para tener prole? Cuando el fantasma no le manipulaba ni intentaba hacerse con el control de su cuerpo, daba una conversación bastante agradable.

Incluso ignoraban el oscuro pasillo por el que se movían ahora. Tanteando la pared, podían seguir moviéndose, y aunque merodeaban figuras conocidas, Roku las ignoraba. Fueran humanos o los excasos digimons que había conocido, ya había sido víctima de alucinaciones por parte del fantasma, y ciertamente, frente al shock inicial, eran fáciles de ignorar. Incluso a esos tamers que había conocido por el digimundo, como Hao, Elluka, Eruna o Sigrun... La idea de que accedieran a ese sitio ya le parecía inverosímil, y más que fueran solos, sin sus compañeros. Claramente, un engaño.

-Es una ilusión-decía Bakemono-. Y la genera este sitio. A mí también me afecta, mira -señalaba a una especie de monja que giraba por una esquina-. Pertenece a mis recuerdos y sé que es falsa porque usa silla de ruedas.
-¿Tu tamer? -le sorprendió que el fantasma poseyera un tamer.
-No, es una digimon. Y antes de que digas lo de la regeneración y eso... Bueno, acabó en la silla -le costaba hablar- por mi culpa. Recibió tanto daño que aunque renaciera, sus piernas nunca volverían a funcionar. Tengo una historia, ¿sabes?
-¿Y cómo funciona esta? ¿Si los seguimos nos conducen a más trampas? -meditó unos segundos- Espera, creo que ya sé cómo funciona. Un digimon infante apenas tendrá seres queridos que recordar, mientras que a mayor nivel, mayores serán las distracciones, ¿no?
-Tiene sentido... ¿Sabes? Va siendo hora de que aprendas a usar las habilidades de un Dracumon, mi raza digimon -le indicaba los ojos de las palmas-. Pueden irradiar una luz que paraliza al enemigo. Apunta a la castaña, está pulida. Será como una lámpara.

Tardó en entender que la “castaña” era el casco, y aunque despedir luz por los ojos le parecía algo imposible, estos estaban en sus manos, debía ser más abierto. Con dicho plan, pudo moverse por la gruta con mayor comodidad, evadiendo socabones y similares dispuestos para atrapar (o herir) a quienes siguieran a las ilusiones. Para disponer de mecanismos tan complejos capaces de jugar con la psique y modular las trampas para que dejaran libres a un colectivo, el rematar con estas tan burdas dejaba a ambos con una sensación de decepción y frío.

A esto se le sumó un sonido seco, súbito. Como un gran golpe, quedo, que asoció a dos posibilidades: una corriente de aire generada por la apertura de una salida, o la activación de una trampa lo suficientemente pesada para generar dicho sonido. En ambos casos, implicaría la presencia de otro visitante, y entre ellos podría encontrar a los científicos que buscaba, o al tamer de aquel huevo. Debía dirigirse a la fuente antes de que perdiera la referencia, pero hubo una distracción.

-Otra que cae en una trampa...-intentaba contener la risa, siendo sigiloso- Hoy es un buen día, y ya van tres. Vamos, úsalo, ¡¡saca ese chisme brillante!! -deparó en el digimon con la corona luminosa- ¡¡Tsk!! ¡Molestas!

Proyectó una serie de esferas metálicas que chocaron contra su casco de un modo tremendamente débil. El monstruo, una especie de dinosaurio que disponía de pelo, inició la fuga, trotando. Por lo que había dicho, tenía otras dos presas localizadas. Sin poder saber quién o qué era, lo importante era evaluar a situación y qué camino tomar: la fuente del ruido, el rastro del trampero, o proseguir en aquella gruta.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Luna Kobayashi el Jue Ene 26, 2017 5:10 pm

Tal y como Leonardo se esperaba, el descenso por aquellas escaleras no fue cosa fácil. Una trampa se activó, provocando un viento huracanado que arrastró a Sigrun hacia un pasillo, el cual terminaba en una fosa con pinchos. Todo ocurrió muy rápido, pero Leonardo se puso a cuatro patas, para evitar ser arrastrado por la corriente, y buscó con la mirada a Ulforce, sin encontrarlo. No perdió un segundo más en localizarlo porque los gritos del digimon evidenciaban que algo le había ocurrido y eso le impedía ayudar a su tamer. Ella estaba aferrada al borde del foso, tratando de evitar caer hacia la trampa mortal.

Corrió hasta ella, y le aferró la muñeca con una mano, mientras que no le quedaba de otra que utilizar la mano libre para aferrar el borde como punto de apoyo y resistencia al empuje que la diferencia de altura y peso entre Sigrun y él provocaba.

—¡La tengo, Ulforce!—avisó Leonardo de un grito. No sabía si Ulforce le había oído, pero tenía que concentrarse en aupar a la humana. Aunque conseguía alejarla de los pinchos, no terminaba de alzarla lo suficiente para ponerla del todo a salvo—¡Mpf!

Una ayuda inesperada llegó. La de un humano, uno adulto, lo cual sorprendió mucho a Leonardo. ¿Qué hacía allí un humano? Según lo que había dicho Sigrun, ningún R..K se había adentrado en las ruinas antes que ellos.

—Gracias por la ayuda—dijo el digimon cánido recobrando el aliento mientras jadeaba—Pero eso no te va a librar de las preguntas. Se suponía que en este lugar no había nadie.

Se fijó en la bata de laboratorio del hombre. Un humano científico. El cánido se cruzó de brazos, mirando con seriedad al hombre. Si no era de los R.K o los U.S, las posibilidades que quedaban eran malas. Muy malas. Leonardo se limitó a esperar qué conseguía sonsacarle Sigrun a aquel hombre.

Pero sintió repentinamente algo que no esperaba. Una voz en su cabeza, ajena y desconocida. De alguna manera la voz arrastraba sensaciones de miedo y odio que la que -pues era la voz de una niña- hablaba sentía:

¡PERO USTEDES SOLO QUIEREN DESTRUIRME! ¡YO QUÉ LES HICE PARA QUE QUIERAN DESTRUIRME!

* * *
Quedarse sentada esperando por ayuda, le resultó imposible. No paraba de lidiar con el pensamiento en su cabeza de que esa ayuda jamás llegaría. Y aunque se sentía asustada, si caminaba, quizás, sólo quizás, la suerte le sonriera y encontraría la salida, o se encontraría con Floramon. Era una vana esperanza porque probablemente la digimon podía confundirla con un engaño ilusorio del laberinto, pero aún así era mejor que nada.

Mientras caminaba se percató de que si dirigía la luz rojiza de la roca que tenía entre sus manos hacia las imágenes ilusorias, éstas se perdían en las sombras, como si la luminiscencia las asustase. Aunque seguía siendo una red de pasillos laberínticos, al menos no veía a su padre escabullirse por las esquinas o a la presencia de Travis tras su espalda.

Siguió caminando, y entonces se topó con alguien desconocido. Un digimon. Movió la piedra en su dirección, vacilante y temiendo que el laberinto la tentase en su desesperación con cualquier criatura viviente. Pero la luz roja iluminó al digimon, y éste no se desvaneció. Quedó al descubierto su pelaje morado, además de la forma de dinosaurio.
Por un momento casi no lo podía creer. ¡Había más personas ahí dentro!
—¡E-eh!—Luna trató de controlar su tartamudeo nervioso para que el digimon la entendiera mejor. Aquel pequeñín era su billete de salida de la trampa—¡H-hola!—Luna intentó acercarse poco a poco, sin hacer movimientos bruscos: no quería asustarlo y perder la oportunidad de salir del laberinto—Es...estoy perdida... ¿sabes cómo se sale de aquí?—al ver que el digimon se quedaba callado, Luna creyó que quizás, también se había perdido—Oh, pobre. Si estás asustado, puedes venir. Tal vez ambos podamos encontrar la salida.

Extendió la mano hacia él, para intentar tranquilizarlo. Si se había perdido quizás estaba tan desesperado y aterrado como ella.

Luna notó un escalofrío y se llevó la mano libre a la sien. Aunque trató de sonreír para que el digimon no se asustase, era evidente que algo no marchaba bien.

—¿Por qué todos quieren destruirme?

La voz le estaba llegando... no, se estaba metiendo en su cabeza, susurrándole palabras y sentimientos.

—Eran solo sus recuerdos, su visión, su vida....pero también quiero sentir esas experiencias...también quiero vivir....

—¿Vivir?

Sí, alguien estaba viendo sus momentos felices.

¡PERO USTEDES SOLO QUIEREN DESTRUIRME! ¡YO QUÉ LES HICE PARA QUE QUIERAN DESTRUIRME!

De manera consciente no sabía esto, pero sí de manera inconsciente, así que su mente arrojó un pensamiento confuso -parecido al efecto de pronunciar las palabras demasiado rápido- pero pensamiento, como tratando de comunicarse de vuelta. “Dejadejugarconmicabeza, ¿quiéneres?, dejadejugarconmicabeza”

Miró al digimon aún con la mano extendida para tranquilizarlo.

* * *
Floramon no sabía qué hacer, se hallaba aturdida. Pero aún así, sentía que no podía dejar a Luna sola dentro de aquel lugar, incluso si no comprendía por qué la premura de la humana. Sin embargo, antes de ir tras ella, oyó una voz infantil al otro lado del pasillo, una pobre niña asustada y perdida; sin embargo, tenía poderes aterradores. Las paredes del lugar empezaron a rezumar datos y formar espectros que se erigieron amenazantes en busca de eliminar a aquellos intrusos. Floramon intentó tranquilizarla:

—No te angusties, no es mi intención causarte daño—sin embargo, el intento de diálogo no surtió efecto. Los ojos rojos de aquellos digimon se fijaron en ella. Por su altura, Floramon supo que eran digimons de nivel perfeccionado, así que no tenía manera de defenderse y caminó poco a poco hacia atrás.

¡PERO USTEDES SOLO QUIEREN DESTRUIRME! ¡YO QUÉ LES HICE PARA QUE QUIERAN DESTRUIRME!

La pobre digimon rookie chocó contra la pared, sin poder retroceder. La pequeña niña no respondía a sus intentos de hablar con ella, así que Floramon sólo pudo lanzar una nube de polen (Allergy Shower) e intentar escabullirse y esconderse.

Off:Lamento la tardanza.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
1

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
402

Ficha :

Nivel On Rol :
Rookie

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Leonardo

Champion


Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Luna Naitoenjeru
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Flora
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Rango y Unidad Digi Aliado :
Leonardo
Rango: Soldado
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Tortule

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Sigrun Vinter el Dom Ene 29, 2017 11:36 pm

Leonardo acudió a ayudar a Sigrun y la sublíder se sintió aliviada, sin embargo ella pesaba demasiado para el digimon. Pudo apartarla un poco de las estacas, pero el peligro de caer aún estaba muy presente, y la sublíder se estaba resbalando. Cuando ya estaba perdiendo la esperanza de salir de allí con vida, un hombre se acercó y la ayudó a subir. Una vez a salvo, el viento pareció detenerse, debía de haber alguna especie de temporizador en la trampa.

Sigrun no se levantó de inmediato, esperó unos instantes para recuperar el aliento y calmarse. Por un momento pensó que acabaría muerta allí abajo, atravesada por varias estacas.

- Gracias… - dijo pudiendo levantarse por fin.

Regresaron de nuevo al pasillo donde se encontraba Ulforce que, libre de aquella trampa, corrió hacia su tamer y la abrazó.

- Perdóname, Sigrun- se disculpó- Activé esa trampa sin querer, por un momento pensé…
- Ulforce, tranquilo- le dijo con una sonrisa- Estoy bien. No ha pasado nada.

Cuando ambos se separaron del abrazo la sublíder miró al hombre de la bata de laboratorio. Por la bata pensó que debía de tratarse de algún clan, pero estaba segura que no era de los Royal Knights. Ella conocía, o había oído hablar de todos los miembros actuales, no en vano había leído sus expedientes. ¿Tal vez de los Union Saver? Al mirar a Leonardo no le dio la sensación de que lo conociera. ¿Del Chaos Empire? No podía asegurarlo. Aunque lo extraño en todo esto era la edad de aquel hombre. Aparentaba cuarenta años o un poco más, algo extraño. Los dos tamers mas mayores que conocía eran Fuji y Máximo, pero aquél hombre debía de doblarles en edad. ¿Podía haber tamers así?

- Le agradezco su ayuda ¿Pero quién es usted y qué hace en este lugar?- le preguntó la sublíder.

En ese momento escuchó la voz de una niña: “ ¡¡PERO USTEDES SÓLO QUIEREN DESTRUIRME!! ¡¡YO QUÉ LES HICE PARA QUE QUIERAN DESTRUIRME?!!

- ¿Habéis oído eso?- preguntó Ulforce.
- ¿Tú también?- preguntó Sigrun.

Antes de poder recibir una respuesta si quiera, de las paredes vieron como emergían datos que iban tomando la forma de un digimon. Para desgracia de Sigrun y los allí presentes fue la de un MetalGarurumon.

- ¿Un mega?- dijo Ulforce preocupado- ¡¿Cómo vamos a defendernos si no puedo evolucionar!?

Lo que dijo el hombre hizo a Sigrun sospechar. ¿Guardianes? ¿Exactamente qué sabía ese tipo de aquél lugar?

- Hay que irse de aquí antes de que se forme por completo ¡¡YA!! – dijo sonando casi como una orden.

Sigrun decidió tomar otro pasillo, uno distinto por el que había venido. Pero mientras que huían del lugar, la sublíder volvió a insistir con las preguntas a aquél hombre, con cierta desconfianza. Sabía algo y quería saber lo que era.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
642

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

Cronologia :

NPCs :

Nivel On Rol :
Burst Mode/Future Mode

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]

Icono :
Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.

Rango y Unidad :
Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Rango y Unidad Digi Aliado :
Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers

Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Irina Giorgatos el Lun Ene 30, 2017 12:34 am

Velgemon se elevó, le dolía el ala y la herida del cuello pero por el momento podía volar y seguir con la batalla. Pero el suelo se agrietó bajo los pies de los allí presentes. Irina alzó el vuelo al mismo tiempo que Eisenheim, sin embargo al girarse vio como él regresaba a su etapa de Gabumon y caía en la grieta.

- ¡¡EISENHEIM!!- rugió preocupada, al tiempo que se lanzaba en picado dentro de la grieta para intentar recogerle.

Logró sujetar a Eisenheim con sus garras delanteras y haciendo uso de su alargado cuerpo para esquivar las rocas, pero cuando intentó elevarse una le dio en la herida. La dragona oriental rugió de dolor y cayó al fondo, con un fuerte golpe en el suelo. Casi al instante varias rocas estaban a punto de caerles encima, así que Irina lo único que pudo hacer fue usar su cuerpo como escudo para proteger a  Eisenheim.

Velgemon quedó fuera, sobrevolando la zona en círculos, sentía una extraña fuerza emerger de ese agujero que había provocado las grietas. Un extraño poder que le impedía acercarse. Estando herido, y viendo que sería imposible acercarse a Irina, vio más sensato retirarse. Además no quería tener problemas con los Royal Knights.

Irina, aún como Hysiaryumon abrió los ojos. Estaba semienterrada por las rocas que le habían caído encima, pero respiró aliviada al sentir a Eisenheim bajo ella, completamente a salvo. La dragona se levantó, emergiendo de las rocas y apartándolas a los lados.

- ¿Te encuentras bien?- le preguntó acercando su cabeza.

Eisenheim debía de estar cansado, había volado desde bastante lejos llevándola sobre su lomo, y luego además se había metido en una batalla. Irina se sentía culpable por haberle llevado a ese extremo, si no hubiera tenido que llevarla probablemente no hubiera regresado al Rookie Spirit.

- Irina, estas ruinas emanan un poder extraño- le informó MedievalGallantmon- Tal vez sea por eso por lo que Velgemon no ha podido seguirnos.

Irina levantó la mirada para ver el largo pasillo, que se perdía en la oscuridad. Ella también podía sentir esa fuerza.

- ¿Puedes sentirlo también, Eisenheim? Por lo visto Velgemon no puede seguirnos por este extraño poder.- dijo regresando a su aspecto humano para recuperar fuerzas- Deberíamos investigar por esta zona.

En ese momento, escuchó la voz de una niña en su mente. Por un momento pensó que se trataba de algún recuerdo de MedievalGallantmon, pero él le dijo que debía de tratarse de alguien en algún punto de aquellas ruinas.

- ¿Has oído eso?- preguntó a Eisenheim- Parece estar en problemas. Vamos, hay que encontrarla.

Empezó a avanzar por el túnel, sencillamente no podía quedarse quieta sabiendo que había alguien a quien estaban persiguiendo. Quería ayudarla, ella sabía lo que era sentirse perseguida, lo que era sentir que había alguien que quería matarla. El simple hecho de pensar que alguien pudiera sufrir lo mismo que ella le hacía seguir adelante para evitarlo.

- Seas quien seas, quiero ayudarte- pensó- Quiero salvarte.

Se llevó la mano al estómago y se miró la mano. Sangre. No era mucha, pero empezaba a sentir el dolor ahora que su cuerpo empezaba a relajarse de la pelea. Su chaqueta era negra, así que la sangre no era muy evidente, por lo que intentó que Eisenheim no viera su mano y se percatara de lo que le ocurría. No quería preocuparle.
avatar

Tamer
Tamer

Digi Puntos :
252

Cuentas :
Sigrun Vinter:

Ficha :


Relaciones :

NPCs :

Nivel On Rol :
Double Spirit [Gaiomon]

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Yatterwa el Sáb Mar 04, 2017 8:05 pm

La tierra se abría a mis pies, y podía oír a Irina gritar preocupada. El gran dragón descendió y me sujetó para que no me hiciera daño, y por lo que pude deducir del rugido, Irina se hizo un poco de daño al protegerme. ¡Qué acto tan torpe el mío! ¡Poner a Irina en peligro sólo por salvarme...! No podía dejar de sentir cierta decepción por mí mismo.

-Estoy bien, estoy bien, gracias...-le dije, para tranquilizarla, mientras me levantaba-¡Ese maldito pajarraco! ¡La suerte favorece a los bobos, por lo que veo!

A decir verdad, mis huesos estaban un poco adoloridos... ¡tonterías! Soy fuerte como un roble, nada debe hacerme dudar de eso. Al menos ese indeseable se ha ido. ¿Será por que ha  intuido que no puede contra nuestro magno poder...? No estoy muy seguro, no porque no considere que si Irina y yo juntamos fuerzas podemos  contra todo, sino porque hasta ese momento él también parecía muy seguro pero ahora nos sobrevolaba como un buitre. Se fue. Para la próxima, barreré el suelo con él.

En otro orden de cosas, me dio un escalofrío. Era como sentir magia poderosa de Witchenly rondando la zona, pero al no ser exactamente magia de Witchenly, mi cuerpo se sentía inquieto: un gran poder que no podía identificar. Nunca me ha gustado no tener las cosas planeadas o enfrentarme a lo desconocido.

-Por otro lado, también lo noto. ¿Qué podría ser tan poderoso como para ejercer una presencia tan pesada?-me llevé la mano al mentón, aún en mi etapa de Gabumon-No es magia de Witchenly, eso está claro pero aún así, si es tan poderoso... de alguna forma podría ayudarnos para volver, ya sea por su poder o sus conocimientos. Merecía la pena averiguarlo.

Sin embargo, a juzgar por la voz que oímos en nuestras cabezas, no estábamos completamente solos. Era, ¿una niña? Bueno, tenía mis reservas, quizás era una amenaza. No teníamos prueba de lo contrario, pero amenaza o no, sí que parecía algo que ver con el poder del lugar. Dudo que un digimon corriente y moliente que se ha perdido por curiosidad tenga el poder y la fuerza para mandar mensajes a todos los presentes del lugar. No soy una hermanita de la caridad, y estaría en guardia, pero no quedaba de otra que ir “en su ayuda” y ver si podía proporcionarnos lo que queríamos saber.

-Podría ser una trampa, pero no nos queda de otra. Si lo es, le daré su merecido por osar intentar una treta, y si no lo es, al menos habremos dado ayuda a algún plebeyo-dije, mientras pasaba las manos por el D-Scanner y volvía a mi forma favorita, la de Wizardmon. Luego, levanté el bastón y cerré los ojos mientras musitaba: Thunder Ball. Una pequeña esfera eléctrica desde dentro del bastón se iluminó y consiguió ser una fuente de luz para recorrer los pasillos. En ese momento no me percaté de las heridas de Irina, así que seguí caminando en primero lugar. Sabía que no éramos los únicos interesados. Y nuestra excursión no les gustaría a los Royal Knights. Podrían malinterpretar nuestras intenciones, aunque siendo sincero, me mostraba excéptico ante el hecho de que la amenaza fuera tan grande. E incluso así, ¿afectaría a nuestra dimensión?-¿Crees que ese poder tan abrumador que amenaza con destrozar a esos Caballeros Reales podría viajar a nuestro mundo, Irina?

Me quedé en silencio.

-De hecho, ahora mismo me estoy preguntando... ¿crees que la suerte que corra esta dimensión afectará a nuestro hogar? No aprecio nada de este lugar. Odio cada minuto que paso aquí, y...

“Encontrarte ha sido lo único bueno de este lugar”, pero no fui capaz de decirlo. Demasiado orgulloso, supongo, aunque era la verdad.

-...y si fuera por mi, lo dejaría sumirse en el caos. No movería un dedo por salvar esta dimensión. Pero ahora, se me ha venido a la mente, que quizás la existencia de Witchenly esté ligada a este mundo. No lo sé y no hay forma de saberlo. Eso me ennerva. Me ennerva pensar que quizás tenga que luchar por un mundo que no aprecio, sólo porque no tengo el conocimiento para discernir si su desaparición afectará a casa.
avatar


Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
183

Nivel On Rol :
Beast Spirit

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Roku Ginshô el Jue Mar 23, 2017 9:21 pm

La criatura seguía huyendo, intentando guarecerse en las sombras, correteando entre las sinuosas figuras emergidas de la trampa, nacidas de los recuerdos de Roku y ese peculiar fantasma que lo acompañaba. Alcanzarle sería imposible, pues él conocía esa gruta a diferencia del chico. Esto lo pudo deducir en los primeros de la carrera, y descartando dicha opción, pateó una de las esferas metálicas, que sobrevoló el lugar colocándose frente a quien procuraba huir, que simplemente saltó, burlón, aquel insignificante obstáculo.

-Yo habría apuntado a su cabeza, qué quieres que te diga -el fantasma no parecía decepcionado-. Debe costarte calibrar la fuerza con mi cuerpo, se entiende.
-No iba para él. “Si quieres darle al general, apunta al caballo” -pateaba y lanzaba el resto de orbes que le proyectó antes-. Dijiste que lo de los ojos es “luz”, ¿no? Pues juguemos a las sombras chinescas.

Empleando el ataque de nuevo, las palmas despidieron esos característicos fulgores, cuyos haces colisionaron con las esferas, refractando la luz entre ellas de tal modo que, en segundos, conformó una red de luminosos hilos que ya no pudo esquivar la bestia. Estaba atrapada, y una vez Roku se acercó, fue amenazado, mostrándole los dientes.  Abriendo la mano, su dorso impactó en la mejilla de aquel ¿perro? Era necesario para demostrarle en qué posición se encontraba.

-¿Qué es este sitio? El próximo golpe será con las garras.
-Vete al Infierno, gili...-un zarpazo le impidió acabar la frase, gritando al sentir la carne desgarrada- ¡Todos sois iguales, os creéis señores del mundo, pero aquí sois como nosotros! ¡¡No sois nada!! ¡¡Vuestro poder desciende a rookie, no podéis hacer nada!!
-¿De qué estás hablando? Estoy en mi máximo nivel, creo -dirigió una mirada fugaz al fantasma, que asentía-.  Y he venido solo, así que ese plural carece de sentido -el fantasma ahora se fingía dolido por ese “solo”-. No tengo idea de a quiénes te refieres.
-¡A todos! -espetaba- Todos vienen queriendo quitarnos lo que es nuestro... Solo nos defendemos.
-Bueno, yo he venido a sacar gente de aquí, y no aspiro ni deseo nada de lo que tengáis. ¿Y si me echas una mano? Así podríamos localizar y sacar a todos los que han irrumpido aquí.
-¿Dices que confíe en un extraño? ¿Te falta un tornillo? Además, ¿qué te hace pensar que necesito tu ayuda? ¿Qué te hace pensar que trabajo solo?

De nuevo, esa sonrisa, que señalizaba su victoria, pues antes de poder reaccionar, Roku comenzó a ser acribillado por ese ataque que ya había visto. Esferas metálicas impactaban contra él, discerniendo digimons de la misma especie merodeándole, siendo fácil localizarles por esos triángulos carmesíes que, como rubíes, brillaban en la oscuridad, pero teniendo solo dos manos, no podía apuntar con su ataque a estos. Revistió sus garras con su otra habilidad, y repelió los disparos quebrando el acero arrojado. Por desgracia, el primero quedó libre, atacando por la espalda a Roku, quien, adolorido, buscó defenderse de todo lo que pudo. Entre los golpes, el digivice fue alcanzado, cayendo de sus ropajes y siendo recogido por el que seguía sonriendo.

-Nos quisisteis robar, y por ello, lo perderéis todo: estas cosas brillantes, la libertad, la vida... -empezó a reírse, feliz, mientras Roku era rodeado- ¡Todo!

Sin hablar, Roku apuntó con sus palmas al suelo, y una vez más, de él nació la luz. La bestia, y otras, se alejaron al notar que tenía un plan, que no se había rendido. Muchos quedaron inmovilizados, pues este ataque, aprovechando los fragmentos metálicos de sus ataques, se dividía en varios focos que permitía afectar al grupo.

-Impás. Si me atacáis, ellos mueren -recubriendo una uña con energía, apuntó al ojo de uno de sus prisioneros-. Si los mato, podréis cobraros venganza, y no me interesa. Iros, y los liberaré.
-¿Y como sé que no nos traicionarás? -indicaba, lleno de rabia- ¡No tenemos ninguna garantía!
-Exacto. No podéis saberlo.

Mantuvieron las miradas unos segundos que parecían eternos, y finalmente, desistieron. Partieron llevándose, eso sí, el digivice. Roku quedó solo con lo que parecían cuatro de aquellos digimons, temblorosos, con un casi palpable temor. No les iba a hacer daño, era un farol, mas no podían saberlo.

-Ehm, en ese chisme hay encerrados VARIOS demonios -el fantasma parecía preocupado-. Deberías pensar en recuperarlo. Ya sabes, para evitar el fin del mundo y esas cosas.
-Ya, ya -decía, hablando solo, recuperando el aliento-. Pero antes debo atender a otras cosas -cogió a uno del cuello y anuló la técnica, liberándolos-. Si intentáis huir, o atacarme, tendré que matarlo. Escuchadme, solo quiero encontrar a los humanos de por aquí, e irme con todos, dejaros en paz, ¿entendido? ¿Podéis ayudarme? No os quiero causar problemas.
-Está bien, está bien, pero no le hagas daño. Si morimos, lo haremos para siempre...

Con esa voz temerosa, Roku entendió ese miedo a las invasiones. Estos digimons no resucitaban, como los otros. De ahí las trampas y demás, y ese interés en los artilugios evolutivos. Solo era una respuesta de las muchas preguntas que tenía, pero al menos empezaba a entender.

-Entonces, lo soltaré. Prefiero que empecemos bien esta transacción -cumplió su palabra-. Por favor, ¿podemos desactivar ahora esta trampa? Al igual que ustedes, no deseo que mis “amigos” perezcan...
-Bueno, el problema es, que quien tiene la llave es... De los que se ha ido.

El fantasma aplaudía, y el humor de Roku se agriaba. Había ganado cuatro guías, pero a costa de esa “arma” que aún no sabía utilizar. Hablando con ellos, le explicaron que eran de la especie Dorumon, y que poseían rasgos de bestias y dragones. Acordaron que localizarían a los humanos cercanos, y que se reunirían al final del pasillo en unos quince minutos. Como parte del trato, Roku se quedó con uno de ellos, solo como garantía, pues afirmaba que no lo atacaría.

-Solo es para que no huyáis y tenga que cazaros, y obligar por la fuerza lo que os pido ahora.
-Me quedaré yo, si te parece bien. Chicos, hacedle caso. Contra antes acabemos esto, antes se irán... -podía notar miedo en cada palabra y gesto del ser- ¿Lo prometes?
-Tienes mi palabra -estaba malherido, pero no podía mostrar debilidad-: no os deseo ningún mal.
-Pues tenemos un... ¿Cómo le decís? ¿”Rato”? -el Dorumon pensó unos segundos- No, trato, trato.

Eran como niños fingiendo ser adultos, buscando sobrevivir, pese a su condición frágil, en un mundo de bestias. Sin evolucionar, ni reencarnar, Roku no pudo evitar pensar, que eran como él. Y sintió lástima por ellos, y por sí mismo.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Elluka Clockworker el Vie Mar 24, 2017 5:35 am

Tres siluetas de digimon. ¿Qué niveles podrían ser? Y más importante, ¿serían reales? Tragué saliva, y me acerqué lentamente a uno de esas criaturas que se formaba lentamente. Un segundo sombreado lanzó algo contra la pared, impactando y haciendo temblar todo el alrededor. Definitivamente eran reales. Retrocedí varios pasos con sumo cuidado, y comencé a correr buscando la salida cuando me sentí segura. Debía escapar antes de que esas cosas cobraran consciencia.

¿Por donde había entrado? Me rehusaba a creer que estaba perdida, pero era bastante probable, siendo que cambiaba de rumbo cada vez que veía señales de que alguno de esos digimon trampa comenzara a surgir de la superficie. Comenzaba a tener miedo de haber sido lo suficientemente imprudente como para perder la vida que mis dos hermanos habían cuidado con esmero. Reprimí con firmeza un puchero que se quería salir con la suya al invocar a mis lágrimas, aunque para ello tuve que detener mis acelerados pasos y clavé mi mirada al suelo, asegurándome de un punto fijo.

Inhala. Exhala. Repite. No has muerto. No vas a morir, hay muchas cosas por hacer. Pensé al mismo tiempo que posaba una mano cerca a mi corazón, y la otra se encontraba apoyándose de una de las rocosas y húmedas paredes. Después de unos segundos, apoyé el hombro donde estaba anteriormente mi mano, y suspiré. ¿Cuánto tiempo llevaba corriendo? Necesitaba seguir avanzando, pero no sabía hacia dónde me convendría, y mucho menos si me estaba acercando a una salida. No era precisamente oscuro, pero tampoco me inspiraba confianza el seguir adelante.

Escuché voces. Levanté lentamente la mirada, y pude ver a lo lejos dos figuras de las cuales había una que parecía ser humana. No, no me estaba volviendo loca, eran voces reales. Me reincorporé y comencé a acelerar hacia ese dúo que logré divisar. Mientras más me acercaba, mejor podía discernir entre las figuras. Eran un digimon y una mujer, seguramente. Acerqué la zurda al digivice en mi bolsillo, solo por precaución, y comencé a bajar la velocidad al aproximarme a ellos.
-¿Perdidos? -Cuestioné al aire, sin dejar de avanzar a paso diminuto. Me dejé iluminar por la luz de la esfera, y así yo también pude verlos con claridad. Wizardmon y una muchacha. -No quiero pelear. Llevo aquí un buen rato, y me vendría bien algo de compañía. -Proseguí usando un tono amistoso, pero no planeaba en bajar mi guardia. -O quizás salir de aquí, eso también ayudaría.
avatar

Tamer
Tamer

Digi Puntos :
532

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient Spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado :
Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cristales Gemelos [Libre][evento/cap]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.