Conectarse

Recuperar mi contraseña



Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Fuji Raikomaru, Hibiki Sanjō, Lena Stevens, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2065)
 
Scott Desaster (1919)
 
Roku Ginshô (915)
 
Kurai (914)
 
Sigrun Vinter (869)
 
Rena Ryuugu (850)
 
Fuji Raikomaru (840)
 
Ed Elric (649)
 
Ralian (638)
 
Elith (554)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Sigrun Vinter el Mar Sep 20, 2016 12:08 am

Parecía que las cosas habían terminado ya, derrotaron a sus enemigos y evitaron que la gente se viera involucrada en todo aquello. Pero todo estaba lejos de terminar. De un momento a otro, Blurr se encaró con Seimei, acusándole de ser el responsable de aquél desastre. Sigrun estuvo a punto de intervenir para defenderlo, pero el digimon digievolucionó en Garurumon y se abalanzó sobre Seimei, metiéndolo dentro de sus fauces y saliendo a la carrera.

Aquello era la gota que colmaba el vaso para Sigrun. ¿Cómo se le ocurría digievolucionar en mitad de una ciudad?

- ¡Idiota, a este paso descubrirán a los digimons!- dio con enfado.

Había que hacer algo y pronto. Garurumon se llevaría a Seimei pero antes iría llamando la atención por el camino. De repente una espeluznante idea cruzó por la mente de Sigrun, cabía la posibilidad que con todo esto atrajera la atención de Digital INC y les acabara llevando a la DigiCentral. Blurr podría servirles la entrada al Mundo Digital en bandeja de plata, y eso era algo que la sublíder no estaba dispuesta a permitir.

- Voy a detenerlo, me da lo mismo si tengo que eliminarlo en el proceso- dijo fríamente Sigrun.

Cuando se trataba de la seguridad de todo el Mundo Digital, ella era capaz de asumir todos los riesgos y llegar hasta el extremo con tal de mantener ese mundo a salvo. Claro que había cosas que hasta a ella le resultarían imposibles de hacer, pero eliminar a un digimon que no conocía y que estaba arriesgando la seguridad de todo el Mundo Digital no era una de ellas.

Sigrun miró a Maya, concretamente a su pata entablillada por Seimei. No podría correr muy rápido pero si caminar e incluso puede que desplazarse trotando. Aún así le costaba dejarla sola en ese estado.

- Yoko, necesito que me hagas un favor- le dijo recogiendo el extremo de la correa que la husky aún llevaba arrastrando, dándosela a ella- No te preocupes, podrá desplazarse si decides acompañarnos, pero si lo haces trata de no acercarte a Garurumon, no sé cómo podría reaccionar ese digimon. Yo voy a detenerlo, como Royal Knight no puedo permitir que ponga en riesgo el Mundo Digital.

Salió corriendo pero no exactamente por la calle por la que se fueron. Si ese lobo se dirigía a la Digi Central, podría interceptarlo antes de que llegara. Sólo debía tomar un atajo. Mientras corría, Sigrun llamó a la base a través de su digivice, fue Daryun, el ShineGreymon de su división quien respondió a la llamada.

- [Aquí Daryun, ¿Ocurre algo, Sigrun? ]– le preguntó.
- Necesito que envíes a un par de Wizardmons del clan a mis coordenadas, que se encarguen de borrar nuestro rastro por la zona- le informó sin dejar de correr.
- [¿Otra vez eso tipos de Digital INC?]- preguntó alarmado.
- No, por lo visto es un digimon de los Union Saver. Evolucionó a Garurumon en mitad de la calle.
- [Un Union Saver poniendo en riesgo nuestro mundo] – dijo molesto- [¡¿Qué clase de agentes tienen allí?! Bueno, no te preocupes ahora envío a los Wizardmons]

La llamada se cortó justó cuando Sigrun llegó a una calle amplia. Se detuvo a respirar un poco, por lo visto había llegado a tiempo, si Garurumon quería ir a la Digi Central, debía pasar por ese punto.

- Esto pronto habrá acabado- dijo Ulforce desde dentro del digivice- Los Wizardmon se encargaran de buscar a los testigos y de borrarles esos recuerdos, nosotros solo tenems que detener a un champion. ¿Quieres que salga?
- Por ahora no- dijo mirando a su alrededor- Por suerte en esta calle no se ve gente, se habrán alejado más del terremoto.
- ¿Qué tienes planeado?- preguntó Ulforce.

Sigrun miró a su lado y vio un camión aparcado, tenía la altura perfecta. Así que no perdió tiempo y se subió a lo alto del vehículo, justo cuando Garurumon estaba llegando. Contó hasta tres mentalmente, y cuando el lobo pasó cerca, Sigrun saltó y se agarró al lomo del digimon. Se arrastró hasta llegar a la cabeza, intentando no caerse, y sin mediar palabra cargó su mano con digisoul y le dio un puñetazo, intentando que cayera. No iba a andarse con miramientos, iba a actuar por el bien del Mundo Digital.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | ??? Theme
Battle Theme | Lost Theme

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 558
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Ashely_mellorine el Dom Sep 25, 2016 6:35 pm


Blurr

El garurumon enfurecido corrió por las calles de Shibuya pero parece q pronto recuperó algo de cordura y decidió que las alturas serían un mejor resguardo para la vista de los humanos y pronto saltó por los tejados y trotaba sobre las azoteas de los edificios, sin embargo cuando iba a ascender a un ático por un callejón sin salida, al sentir un dolor punzante en la boca un puñetazo le impactó en la cabeza. Por instinto atacó a todo aquello que le causó dolor:

-FUEGO DE ZORRO!!!-Una chica apareció de pronto y un extraño digimon salió de su boca, parece que el chico ese era un digimon después de todo, algo que el digimon cánido suponía, Blurr ignoró a la joven y se lanzó con un gruñido de rabia hacia el digimon y lo empujó con un cabezazo hacia la azotea de un edificio donde podían pelear lejos de las miradas humanas, por lo que pronto fue tras él. Sin embargo, algo le trastocó sus planes nuevamente:

-GOLPE DE GATO!!!-Dijo una voz conocida bajo su panza acompañado de un dolor en las costillas.

Ashely & Gato

Gatomon se adelantó a mí sin esperarme si quiera, debía ir junto a ella rápido antes que se sobrepasara con Blurr, y por descontado que lo haría sabiendo la tirria que se tenían y que no estaba las cosas bien como US q era, solo que con mi paso jamás podría alcanzarla, es demasiado rápida. Por suerte Max y su amiga, novia... o lo que fuera que fuese Yoko para él, me llamaron la atención:

¿Qué deberíamos hacer jefa? Esto os concierne más a vosotras que al resto, pero si necesitas una prueba para que nosotros ingresemos a los Union Savers, no tengo ningún problema en detener a Seimei... O a la salvajada que acaba de hacer Garurumon-me preguntó Max.

-Bueno...Primero: la actitud de mi aliado no es la adecuada y se llevara un rapapolvo muy bueno por ello, asi que no le copiéis! Segundo: no me llames jefa!! y tercero: si no es mucho pedir, podrías acercarme a garurumon y a  mi compañera con tu devidramon?-dije a Max-Por otro lado, no os preocupéis, Kate, Yoko, Gatomon lo parará, es el deber de los US detener a los maleantes o los que se pasan las normas por el forro, aunque sean los mismos miembros los q lo hagan!-les dije a ellas con firmeza aunque Gato ya no podría shinkear por hoy creo q con su poder de champion seria capaz de detener a Blurr.

Mientras tanto Gato seguía al perro de la discordia.

-Maldito perro! sabía que nos traería problemas... por qué demonios tuvo que traerlo Ashe, con nosotras?!-maldecía la gata y justo cuando estaba por darle alcance Sigrun se interpuso en su camino y Blurr la repelió junto con su presa con su "fuego de zorro". -Sigrun! Estúpido perro, ya ha infringido dos normas! aparecer shinkeado en zonas públicas a la vista de todos y dañar humanos... ¿Estás bien? Tranquila, los US nos encargaremos de él!-dicho esto Gatomon corrió hacia garurumon y en el momento en que saltó le arreó un ataque en todo el estómago lanzándolo hacia donde él había lanzado al musyamon, a una azotea.

-A qué vino eso, gata tonta? Acaso capturarlo no era lo que queríais?-protestó Garurumon medio incorporándose en la azotea.

-Baja la voz, perro idiota!-murmuró Gato por si el musyamon había caído cerca y les escuchaba.-Ashe y yo queremos interrogarle sobre lo ocurrido pero no con esos métodos, te das cuenta de lo que has hecho? Ningún perro gigante puede aparecer delante de los humanos, además has dañado a la sublider de los RK! Te das cuenta de lo que eso significa?-Blurr la miraba con cara de tonto-No queremos guerra de clanes! Los US deberían expulsarte por lo que has hecho! además no se si está en mi cometido como oficial degradarte a soldado por tu exposición pero de seguro cuando venga Ashe decidiremos qué hacer contigo! si por mi fuera te asesinaba aki mismo, estúpido saco de pulgas!!-le riñó Gato en voz baja.

-Me da igual lo que me digas, Gata Salida! Si me degradáis o lo que queráis no puedo permitir que ese ser siga con vida después de todo lo que ha hecho al Mundo Humano y a mí!!-Blurr se incorporó y aulló de rabia lanzándose de nuevo contra Musyamon.

-Maldito! Espera!!- Gatomon corrió tras él al menos intentaría  mantenerlo en esa azotea lejos de las vistas de los humanos hasta que su compañera llegase, aunque no tenía suficiente energía para volver a evolucionar a Lady, seguro que Ashe sabría qué hacer con Blurr... solo necesitaba ganar tiempo...
avatar
Ashely_mellorine
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 312
Cuentas :
Ficha :
Cronologia : Diario de Ashely Shirley
NPCs : NPC's
Nivel On Rol : Mega
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Ultimate
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Ashely Shirley
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Green Light Speed

Gatomon
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Green Light Speed
Rango y Unidad Digi Aliado : Blurr
Rango: Sub-oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: The Huntress Moon
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Sep 26, 2016 8:04 am

Seccionando la garganta. Expandiendo la tráquea. Bloqueando la laringe. Ensartando el cráneo. Mutilando los tendones de la mandíbula. Quemando el conducto bucal hasta llegar al aparato digestivo y respiratorio. Evolucionar quebrando boca y cráneos. Muchos eran los métodos que a Roku se le ocurrían para salir de ahí, pero lejos de decantarse por alguno, se limitaba a mantener la estrategia más “pacífica” esperando ser expulsado por las buenas. Ciertamente, “matar” se había convertido en una práctica demasiado fácil, pero aún había un “algo” en su cabeza, una vocecilla interior, que le decía “no”. Esa parcela de humanidad, el tener empatía por el dolor ajeno, le tranquilizaba. No era un monstruo, al menos por ahora.

Y Bakemono, también tenía a Bakemono. Un recordatorio constante de que nunca debía abusar de su poder.

-”Veo, veo. ¿Qué ves? Una cosita. ¿Qué cosita es?” Que a este paso, ¡tendremos que cruzar todo el maldito digi, y salir por la puerta de atrás! ¡Y será traumático! ¡Para los treeees! ¡DECAPÍTALO Y SALGAMOS POR EL CUELLO, VA!

Bueno, a veces demostraba ser un verdadero “monstruo” digital. El Dracumon apelaba a la razón cuando los niños se implicaban en este tipo de asuntos, ya fueran digitales o humanos. Pero a medida que avanzaba el nivel, más violencia y desprecio mostraba aquel espectro. Y el hecho de ser devorado sin venir a cuento no parecía haberle hecho gracia.

-Vamos, Roku, debemos hacer algo... Y tu “ciencia” no funciona. Prueba el método Benkei por una vez, lo llamaban “el Verdugo de Dragones” por algo. Porfa, empiezo a tener claustrofobia...
-Estas encerrado en un digivice más pequeño que esto, Bake.
-Ya, pero estar encerrado dentro de otro encierro exaspera...¡Sácame de aquí! ¡Quiero volver a ver el sol y poder decir “Praise the Sun”!

Mientras la conversación se procesaba, un estruendo se impuso a las voces del digimon. Fue como un trueno, seguido de una sacudida. El movimiento súbito volteó al Musyamon dentro de aquella boca, y pudo verlo. Una luz cegadora que se aproximaba ante ellos. Una persona normal pensaría que eran las puertas del cielo, el fin de una vida, pero el pragmatismo de Roku le hizo actuar casi por instinto.

Bloqueó aquella onda con su espada. En los escasos instantes en que ambas fuerzas, etérea y física, chocaron, pudo divisar la silueta de lo que parecía un puño. Por su color azulado y la estela que dejaba, a su mente volvía el simil de que se trataba del fenómeno de la naturaleza nacido de una tempestad.

-¿Un relámpago... Azul?

Notó que algo iba mal, y pese a que reforzaba a Shiratorimaru con la energía oscura procedente del modo ninja de la propia espada maldita, su temor se manifestó. La katana se quebró, con un desagradable sonido metálico, cuyo eco permaneció en el chico unos instantes.

Había perdido a Shiratorimaru.

-No, no, ¡no! ¡la espada no! -decía el muchacho, presa del pánico- ¡NO!
-¡Tío, que solo es una espada! -protestaba Bakemono- ¡Cálmate!
-¡La espada lo es todo para un samurai! ¡¡Y ni siquiera es mía!!
-¡Que te calmes! ¡A Benkei no le importa! Pero mira, mientras sales de aquí, hablaré con él. Tú... Sal... De aquí... ¿Vale?

Controlando su respiración, y por las declaraciones de Bakemono, el japonés recuperó la compostura. Era cierto, debían salir de ahí. Primero garantizar su supervivencia. Más tarde podría recuperar la hoja por completo y repararla. Podría restaurarla, a ella y el honor del Musyamon. No sabía si en el digimundo las creencias en este aspecto serían las mismas, pero le preocupaba damnificar a un fallecido de un modo tan irresponsable. Debería haber protegido a Shiratorimaru, aplicar más fuerza, aunque hubiera tenido que desmantelar su capa negra.

Por suerte, esta última seguía activa, y le protegió de una lengua de fuego que emergía del vientre de aquel monstruo. Fue expulsado de inmediato, pero el metal sobrante, la otra mitad del arma, tuvo un destino peor. Las elevadas temperaturas prácticamente sublimaron la hoja, y si bien no pasó a una forma incorpórea, parte líquida y parte sólida se quedaron adheridas a la piel interna de las fauces.

-¿Y ahora qué? -meditaba, desactivando su habilidad defensiva y mirando lo que quedaba de su arma- ¿Vamos a pelear en serio?

En este trance, pudo ver a Sigrun, pero no estaba acompañada de su monumental digimon. Lo cual era extraño, ya que, siendo la única que estaba ahí, nada explicaba la procedencia de aquel destello azulado que atravesó a la bestia, como energía pura, y llegó hasta su filo. A no ser que la propia tamer fuera capaz de emitir esa energía y poder devastar a digimons con dicho poder. Maldiciendo, Roku se arrepintió de haber desviado el golpe del objetivo originario con la katana. La había sacrificado para defender, de forma indirecta, a aquel perro estúpido. Probablemente, de no haber hecho esto el impacto habría recorrido todo el cráneo, y si pudo partir metal, a saber qué estragos causarías contra piel y hueso.

Antes de poder decir algunas palabras, fue propulsado por un golpe de morro proferido por su rival, del cual aprovechó la fuerza para encaramarse por una azotea. Era mejor así, podría pelear sin tener que afectar un entorno humano directamente, alejado de cámaras, móviles y curiosos. Pero no podía dejar de pensar en Shiratorimaru. Suponía que todo iría bien si, habiéndose adherido a la lengua, pudiera extraerla después. Pero mientras pensaba esto vio que la Gatomon hundió su puño en estómago, y por el quejido pensó que, lo más probable es que se la tragara.

-Genial, ¡genial! O le abro el estómago o saldrá en tal estado que no podré blandirla nunca con los mismos ojos... Esto ya rebasa lo aceptable. Bakemono no está, y menos mal, porque me temo que la violencia va a ser extrema.
-¿Quién dice que no estoy, baby? Cuxa, que Benkei “Labioscerrados” habla lo mismo que una patata, pero se ha encogido de hombros. Creo que piensa que su espada es ahora tuya, que hagas lo que veas.
-Pues dile que voy a recuperarla. En vida supongo que ese acero le fue tan fiel como a mí, y mancillarlo de este modo o perderlo es algo que no pienso tolerar. Siento la falta, y aunque suene pedante, recuperaré el honor de haber permitido esta tropelía.
-Me enteré de la mitad, pero tú tranqui, se lo comunico ahora, ¿algo más?
-Sí, no aparezcas en un rato. Creo que la faceta que se va a ver no agradará a nadie...
-¡Oh! ¿Lo dices porque vas a pegarle a ese digimon? Ni te rayes, quiso convertirnos en popó, como si lo trituras. Por esta vez no me importa que seas cruel... Pero ojo con pasarte, ¿vale?
-Sí...-notó que la carga de Bakemono desaparecía, por lo que en estos momentos estaba solo- Hora de ponerse serio. Aprovechemos esta ocasión para ver los límites de Musyamon. Primero, ¿la hoja sigue estando conectada en su conjunto para las habilidades?

Probando, activó el modo shogun para ver cómo iban las llamas. Estas se despedían con menor intensidad que otras veces, algo fallaba entonces. El resto del fuego, por tanto, nacía de la contraparte, y solo en conjunto podían expedir toda su fuerza. Sonrió y, tanto por venganza como por interés científico, emitió un chispazo de poder, sabiendo que en el interior del digimon habría nacido una fuente de calor.

-Segundo, ¿Musyamon se conecta con Gaiomon? -habiéndose recuperado en parte por el “trayecto”, y por recurrir solo seriamente a una habilidad defensiva, Roku trascendió- Una de las hojas sigue quebrada, ergo, sí -durante unos instantes, pensó que ahora, por las dimensiones de la espada, el lobo no podría vomitarla ni expulsarla sin desgarrarse él mismo por dentro, sin contar con el peso extra del voluminoso metal-. Suerte que este edificios puede aguantar mi peso. Amo Japón y sus políticas arquitectónicas. El tercer experimento, si el fragmento puede transmitir un reactor de Gaia, se demuestra por el primer evento. Ergo, si quiero huir, hay una bomba en sus entrañas. Y tras esto, pasamos a lo divertido. Ven, “gran lobo malo”, que el cazador tiene que enseñarte qué pasa por asustar a los humanos.

Guardando el mango de una espada inservible, portó el filo sobrante con sus dos manos, en una postura claramente kendoka. El kendo evolucionó a partir de esta posición por el principio básico de que dos brazos podían aplicar más fuerza al golpe, y si bien esto se demostró en la edad dorada de los shogunatos, nunca un samurai había dispuesto de unos brazos como los de Gaiomon.

Preparando el golpe, vio como el digimon lupino se encaramaba a su encuentro. Sabía que debía controlar el golpe, no por dejar con vida a esa bestia, sino por los daños colaterales. Pero la idea de poder hundir aquella espada, híbrida de katana y kukri, en ese lobo, y poder escuchar los huesos quebrándose, ciertamente le hacían sonreír.

-Rinkazan, mínima potencia...

Notas Off-rol: Bueno, más explicaciones de su buen amigo Roku...

-Ya que Sigrun logró dejar KO a un mega como Bseraphimon el tiempo suficiente para que no remontara el vuelo, y para que la cabeza de Blurr no se quiebre cual cáscara de huevo, me he buscado una explicación para “interrumpir” el ataque. Ya que el digisoul es “energía”, he colocado que igual que una onda el impacto atraviesa a Blurr buscando los datos que el tamer de DATA Squad acababa extrayendo con sus manos. Jugando con el apodo de Ulforce y el color he confeccionado esa descripción, y he sacrificado a Shiratorimaru como “pararrayos” o toma de corriente justificando así qué pasó con toda esa energía.

-El fuego de Musyamon se genera por su espada, y no por él, que solo aplica la energía. El digimon funciona de generador y la espada de transformador. Por ello al aplicar fuerza el resto del filo emana calor, debilitado, pero aún ligada al digimon. De todas formas, con Gaiomon esto no admite discusión, ya que el Gaia Reactor indica que hace explotar cualquier punto de la atmósfera al concentrar energía en él. Las cavidades huecas que dejan pasar el aire son igualmente detonables, y más si existe un punto de referencia como la espada, como deja ver la habilidad Rinkazan.

De momento la ha activado en la espada completa, por lo que el interior de Blurr no está en riesgo.

-"El tejado está aguantando un Gaiomon", sí, pero como Shibuya es un destino turístico, la mayoría de los edificios son centros comerciales. Y algunos de ellos aprovechan las azoteas para colocar terrazas (que deben aguantar un volumen considerable de personas) o, en otro caso, dispositivos tales como la red de expulsión de gases, el refrigerador de aire, etc. He optado por esto último para evitar eso de "Mamá, mamá, Godzilla es real".

E indico que lo de "gran lobo malo" es como se le llama al Lobo Feroz en inglés, ya que ese adjetivo no lo tienen.


Contador de Gaiomon (ya que el combate contra Mphantomon y Gorimon fue largo cuento dos post en vez de uno): 3/7
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 775
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Maxwell Miyamoto el Lun Sep 26, 2016 10:51 am

Ehehehe.... Tenía que intentar que me dijeses "está bien, únete al clan, así podrás ayudarnos" o algo así- dijo Max sacándole la lengua a Ashe mientras se reía traviesamente, volviendo su mirada hacia la pelirroja que estaba echándole la bronca mientras se encogía de hombros- Pretendía ayudarle de todas formas, no soy alguien que dejé en la estacada a los necesitados, sean quienes sean. Pero se trata de lo que dije antes, tenía que intentar sacar un beneficio propio... Por una vez que soy egoísta...- volvió a reír traviesamente el muchacho de cabellos verdosos mientras Tsukaimon asentía a lo que había dicho Ashe, mientras que se daba cuenta de que la Gatomon de la Tamer del clan de los Union Savers había desaparecido, probablemente corriendo detrás del Garurumon. Sigrun había hecho lo mismo, dejando a cargo a Yoko de su propia perrita husky.

Entonces será un buen momento para volver a digievolucionar... Me siento más seguro en la forma de Devidramon que en mi antigua forma de Soulmon- mencionó Tsukaimon mientras esperaba a que su Tamer apuntase a su pequeño cuerpo violeta con su Digivice, lo cual le permitiría digievolucionar.

Siendo sinceros, Devidramon da más miedo que Soulmon... Es más grande también, por lo que puedes llevar a más personas a bordo, lo cual resulta más práctico... Pero es más difícil camuflarte en un entorno con gente ajena al Mundo Digital...- explicó por encima las ventasja y desventajas del cambio de forma evolutiva que tuvo lugar en el Coliseo, durante una de sus batallas previas al duelo que tuvo con Summoner... Con el falso Summoner y que había causado un gran revuelo en el Mundo Digital. Ese suceso había generado noticias y polémicas al ser Max uno de los que había destapado la trama de los combates sanguinarios en el Coliseo Digital. De hecho, en los periódicos del Mundo de los Digimons, él había salido en plena portada acompañando esa noticia, con una chica en sus brazos mientras él se mostraba dolido y furioso al mismo tiempo. Esa chica se trataba de Natsuki, su novia, quien había sido manipulada para hacerse pasar por Summoner. Aún su corazón y su mente estaban dañadas por ese conflicto, pero intentaba no pensar mucho en ello. Sin embargo, al recordar ese suceso, volvió la vista hacia el hospital que se encontraba a lo lejos y donde la muchacha de cabellos dorados se encontraba en un estado de coma, mientras se recuperaba de todo tipo de heridas, especialmente psicológicas.

Después de suspirar desganadamente al recordar ese suceso, se percató de que ni Sigrun, ni Seimei ni Ashe, al mismo tiempo que Ulforce o Gato le habían comentado nada... Porque sabía que su cara se había hecho bastante famosa en el Mundo Digital a raíz de ese suceso. ¿Ningún miembro de ningún clan lee la prensa? ¿O es que precisamente no le habían dicho nada por si el joven se encontraba incómodo? No lo sabía, pero negó un par de veces con su cabeza, se dio unas pequeñas palmadas en sus mejillas y, volviendo a poner su sonrisa bobalicona en su rostro, apuntó con su Digivice a su compañero alado, haciéndole cambiar de nuevo de aspecto drásticamente.

¡Tsukaimon digievoluciona en...! ¡Devidramon!- nada más transformarse, con una de sus enormes manos agarró tanto a Ashe como a su amigo Max, además de a Yoko, la perrita de Sigrun y Kate, el Digimon bebé de la pelirroja, y alzó el vuelo, colocando a sus pasajeros en su espalda.

En poco tiempo llegaron hacia el lugar donde se encontraban los conflictos. Los cuatro implicados, es decir, Garurumon, Sigrun, Gatomon y un Musyamon se encontraban encima de un tejado... Pero poco tiempo pasó hasta que el Musyamon se convirtió en un Gaioumon, un enorme Digimon con aspecto de samurai con dos extrañas espadas, una en cada mano.

Gaioumon, Digimon Hombre Dragón, de Atributo Virus y Nivel Hipercampeón. Se trata de una subespecie muy poderosa de la familia de los Greymon. Se trata de un poderoso guerrero que pelea y, en numerosas ocasiones, gana batallas para así aumentar aún más su ya considerable fuerza. Posee dos extrañas espadas llamadas Kikurin. Tiene una gama de ataques poderosísimos entre los que se encuentran el Reactor de Gaia, el Rinkazan y Rinkakegi.- el analizador de Digimons de su Digivice recopiló los datos que pudo sobre ese enorme Digimon que se debatía en una lucha contra Garurumon.

Madre mía, pero menudo bicharraco que es ese...- mencionó Devidramon mientras silbaba impresionado al ver el tamaño de aquél ser digital.

Algún día, cuando dejes de hacer el vago, alcanzarás esa fuerza- comentó Max riéndose de su compañero mientras se giraba hacia Ashe, quien se encontraba detrás suyo, mirándola a la cara y comenzándole a hablar, haciendo oídos sordos a las quejas de su compañero azabache- Me parece que tu compañero está en graves problemas. Si no me equivoco, Garurumon es de nivel Campeón... Y ese Gaioumon es HiperCampeón. ¿Se te ocurre qué podemos hacer? Si ese Gaioumon es Seimei y es un contrabandista... No sé, igual le tiene cierto rencor por haberle comido, entre otras cosas...[/b]- el muchacho volvió a mirar seriamente a la escena. Gato, Sigrun, Gaioumon y Garurumon se encontraban inmóviles, mirándose los unos a los otros... Hasta que Gaioumon hizo su movimiento Rinkazan, que consistía en lanzar dos ondas en forma de cruz desde sus espadas. Sin embargo, el ataque no fue tan impresionante como esperaba, por lo que, seguramente, realizó ese ataque a la mínima potencia, quizás para no matar al Digimon lobezno. Sin embargo, si las cosas se torcían, ya tenía preparadas sus Chains of Hell entre sus dedos, para inmovilizar a Garurumon, por si insistía en pelear contra el Digimon espadachín... Sí, era cierto, atacaría a un miembro de los Union Savers, el grupo al que el Tamer quería unirse... Pero había enloquecido, simple y llanamente. Y había que pararle los pies.

______________________


Gracias Alannita/Natsuki por la firma <3


Gracias a Menta por la Imagen

avatar
Maxwell Miyamoto
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 223
Cuentas : Max:

Hepo:

Vali:
Ficha :

Relaciones :
Cronologia :
NPCs :

Nivel On Rol : Ultimate/Cuerpo Perfecto/MegaCampeón
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Argus/Minerva: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Maxwell Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger

Xorem Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger


Rango y Unidad Digi Aliado : Argus/Minerva
Rango: Sub-Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Yoko Littner el Jue Sep 29, 2016 12:20 am

Gato, la Gatomon de Ashely, miembro del Grupo Union Savers, se había lanzado de cabeza a perseguir a Garurumon, quien, a su vez, se llevaba a Seimei en la boca. Sigrun, la sublider del otro clan, los Royal Knights, me dejo a cargó de su peluda mascota, entregándome su correa y se dispuso a perseguir, al igual que el Digimon felino, a aquél lobo gigante digital sediento de sangre. Mientras tanto, Max ya había sido debidamente "regañado" por Ashely. Pero, para mi sorpresa, él dijo que iba a ayudarle de todas formas, sólamente quería saber si la Tamer de cabellos castaños podía reclutarle para el clan, es decir, para sacar un beneficio propio.

Transcurrió poco tiempo hasta que el Digimon del chico peliverde se volvió a transformar en aquél monstruo azabache de ojos rojos. Ashe había pedido transporte a Maxwell y él había accedido encantado. La cuestión era, ¿lo hacía verdaderamente porque quería ayudar a Seimei o simplemente por hacerle la pelota a la integrante del clan? No lo sabía a ciencia cierta. Sí, he de admitir que es un chaval muy majo y bastante guapete, pero... Sinceramente, aún desconozco su personalidad, al igual que la del resto. Pero no parece mala persona, eso lo tengo claro.

Devidramon, que así es como se llamaba el Digimon oscuro, subió a su Tamer, a Ashely, a mi, a Kate en su forma de Nyaromon y a la perrita de Sigrun encima de su tosco cuerpo. Yo me situaba detrás de Ashe, a quien iba aferrada con una mano en su cintura, mientras que con la otra trataba de sujetar tanto al can que nos acompañaba y que, por cierto, debía de estar alucinando debido a que en ese momento se encontraba volando, como a Nyaromon, quien, para facilitarme la tarea, se colocó entre mis dos piernas. En el primer "asiento", por llamarlo de alguna forma, se encontraba Maxwell, aferrado al cuello de Devidramon. Y entre Maxwell y yo, se encontraba Ashe, que no sabía si se estaba sujetando al gran Digimon volador, a Max o era una perfecta equilibrista que no necesitaba ninguna sujección.

Nada más llegar vimos a un terrorífico y gigante, mucho más grande que cualquier otro Digimon que hubiese visto hasta la fecha, hombre dragón. Aferraba dos espadas, una en cada mano, con las que, seguramente, fuese capaz de cortar el edificio sobre el que estaba situado. Cerca suyo, se encontraban Sigrun, Gato... Y el causante de esta disputa, Garurumon, el Digimon lobezno.

¿Qué demonios... Es eso...?- pregunté, sin saber que la respuesta me las daría el dispositivo que Max, en ese entonces, sujetaba en su mano. Se trataba de Gaioumon, un Digimon de nivel Hipercampeón... ¡Es decir! ¡Que tenía el mismo nivel que UlforceVeedramon o que ShadowSeraphimon! Para ser sincera... Ese Digimon era impresionante... No aterrador, sino... Impresionante. Sí, esa era la palabra. Parecía el héroe de un anime sobre samurais o algo por el estilo.

Menos mal que yo no me voy a enfrentar a esa cosa- mencionó Kate, echando un pequeño vistazo una vez que notó que yo permanecía quieta, sin pestañear, observando a ese gigantesco hombre dragón confrontar al can digital.

Coincido contigo, Kate...- asentí yo, tragando saliva, mientras escuchaba la propuesta de Max hacia Ashe de utilizar sus cartas. Según él, la carta que estaba entre sus dedos podía detener a Garurumon y acabar con esta estúpida pelea... A ver qué le decía la Tamer a la que yo permanecía sujetada...
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Sigrun Vinter el Vie Ene 06, 2017 11:51 pm

A pesar de haber usado su digisoul, Sigrun no pudo evitar que Garurumon siguiera avanzando y que saltara a la azotea de un edificio. Por si fuera poco golpeó a Seimei, en su forma de digimon, llevándoselo por delante hacia la misma azotea. La joven sublíder saltó del lomo del lobo, en cuanto este estuvo en lo alto. Necesitaba alejarse para pensar en una manera de pararlo.

Mientras pensaba, llegó Gatomon que se encaró enseguida con Garurumon, pero no fue la única. Sigrun observó cómo Seimei se transformaba en otro digimon, un impresionante samurái oscuro. Sin embargo portaba una única espada cuando los de su especie llevan siempre dos. La razón estaba clara, cuando Seimei salió de la boca de Garurumon, su espada de Musyamon estaba rota, esa debía ser la espada que le faltaba ahora a Gaiomon.

De un instante a otro, Seimei, ahora como Gaiomon, atacó con un Rinkazan a Garurumon aunque fue un ataque bastante débil, teniendo en cuenta el nivel del samurái.

- Se está conteniendo- pensó Sigrun- Un ataque como ese a una potencia normal destrozaría un edificio como si fuera de papel. Habría muchas víctimas…

Un ladrido conocido la sacó de sus pensamientos, Maya estaba en el lomo de Devidramon, con ella iban Max, Yoko y su digimon. La Husky parecía nerviosa, odiaba volar desde siempre, siempre le costaba subir a un avión y a un digimon volador aún más. Por esa razón en cuanto tuvo cerca la azotea, bajó del dragón negro como pudo, pasito a pasito, bajando por el lomo y luego la cola, para después ir con su dueña todo lo rápido que le permitía su lesión.

Sigrun se agachó y la abrazó acariciándola para tranquilizarla, y Maya respondió lamiendo la mejilla de su dueña, ya más tranquila. En ese momento empezó a levantarse un campo digital que cubría toda la azotea. Sigrun sonrió mientras observaba la niebla, los Wizardmons que envió Daryun debían de estar ya en la zona. Eran digimons muy útiles con sus habilidades mágicas para crear ilusiones y hacer desaparecer así el rastro que estaban dejando en la ciudad. El campo de niebla era una prueba de sus habilidades.

- Es nuestra oportunidad- dijo Ulforce desde el digivice- Los humanos no podrán verme con esta niebla. Pongámonos serios de una vez y detengamos esta ridícula pelea. De lo contrario esto se nos puede ir de las manos.
- Tienes razón- murmuró antes de dirigirse a Maya- Sitt- le ordenó en noruego.

La Husky se sentó, obedeciendo a su dueña que sacó de nuevo su digivice y dio un par de pasos hacia los digimons.

- Esto ya llegó demasiado lejos. – les dijo a los presentes con voz decidida- Como sublíder de los Royal Knights y para salvaguardar la seguridad del Mundo Digital, no pienso permitir que el resto de humanos sepan de los digimons. – alzó su digivice, del que emergió una luz azul que materializó de nuevo a Ulforce, que mantenía su nivel mega, en el aire a varios metros sobre Sigrun- Y usaré la fuerza que sea necesaria para lograrlo.- finalizó.

De un instante a otro, Ulforce agitó sus alas y se lanzó como una flecha hacia Garurumon. Tan rápido que, instantes después ya estaba agarrándolo del cuello con su mano derecha. Pero ahí no terminó todo, el caballero azul, sin soltar al lobo, lo golpeó contra el suelo y lo sujetó ahí para impedir que se levantara.

- Si intentas algo más, acabaré contigo aquí y ahora- dijo Ulforce sacando su espada de su V-Bracelet izquierdo, para dejar más claro que iba en serio.

Sigrun, por su parte, observaba la escena con el rostro serio. La parte que más le desagradaba de su trabajo era la de eliminar digimons, cuando sus misiones lo requerían. Por eso sólo recurría a eso cuando era necesario, y evitar que los humanos vieran a un Garurumon fuera de control estaba en esa lista. Aun así le estaba dando la opción de tranquilizarse, porque sabía que matar a un Union Saver podría traer consecuencias.

- Por cierto, desde ahora Seimei está bajo la protección de los Royal Knights- añadió Sigrun manteniendo su rostro serio- Atacarle sería lo mismo que desafiarnos.

Con esto último al menos esperaba evitar que intentaran atacarle o capturarle. No dudaba que pudiera defenderse como Gaiomon, pero si se había contenido para no causar más daño del necesario, no podría defenderse con comodidad. Además, Seimei salvó a Maya y Sigrun no iba a dejar que le hicieran más daño.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | ??? Theme
Battle Theme | Lost Theme

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 558
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Ashely_mellorine el Sáb Ene 07, 2017 11:14 am


Garurumon iba a atacar ignorando sus dolores internos cuando Ulforce apareció de la nada y lo sujetó contra el suelo. Pero el lobo estaba fuera de sí no atendía a razones solo sentía ira y un poder salvaje abriéndose paso dentro de él.

-Ul-for-cíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin!!!!-gritó Gatomon al ver aparecer al gran dragón azul de Sigrun. Lo que la desvió de su objetivo principal: detener a Blurr. Al final Gato, en mitad de la batalla se puso a acosar a Ulforce ignorando que tenía otro mega allí y el extraño comportamiento de nuestro aliado.

-Suéltame dragón! Tengo que matar! HE DE MATARLO!! HE DICHO QUE ME SUELTEEEEEESSSSSGRRRRR!!!!!!-dijo garurumon entre  dientes luchando por desasirse del abrazo de ulforceveedramon, hasta que de pronto le miró enloquecido, sus ojos se volvieron rojos y el digimon lobo se envolvió de un poder oscuro, tan siniestro como poderoso que hizo apartarse a Ulforce aunque eso no lo iba a detener por mucho tiempo... ya que por mucho que Blurr cambiara no alcanzaría ni remotamente al poder de un RK como Ulforce.

-Ulforce detente! no le mates!!!-grité yo en cuanto llegué a la azotea después de agradecer a Max y su amigo que nos trajeran allí. Yo también me sentía extrañada por el comportamiento de Blurr, pero en cuanto oi a mi compañera gritar el nombre de su ídolo me temí lo peor...-Escúchame Sigrun, a mi no me gusta ese Seimei y no te lo voy a negar, te lo dejo a ti para que veas lo que hacer con él, que tienes el mismo poder que yo para decidir que hacer con casos como él. Sin embargo, Blurr es mi responsabilidad y mi aliado y he de ser yo quien me ocupe de él. Interpretó mal mis órdenes y llevó sus obligaciones hasta el extremo de organizar todo este caos y por tanto... qué??-me di cuenta de lo que pasaba en ese momento con Blurr- -No jorobes que está evolucionando...???!! Gatomon!! deja a Ulforce y ven aquí!-No esperé su respuesta y le tiré el lazo luminoso de mi D-power para atraerla hasta mí.

-Maldita! una oportunidad que tenía de...-protestó Gato.

-Calla y concéntrate!!-le chisté y le lancé unas galletitas que aun me sobraron de cuando compramos los dulces.

-Sabes que no puedo shinkear más a pesar que me gustaría y tal...-protestó mientras apuraba las cookies.

...BLACKWEREGARURUMOOOON AUUUUUUUHHHHHH!!!!-De la nube de oscuridad en que se había envuelto Blurr salió una especie de garurumon bípedo y que parecía tener muy malas pulgas.

-Ese es Blurr???!!!-Se extrañó Gato llamando por primera vez a nuestro aliado por su nombre. Parecía que había pasado con creces su filtro de acoso, eso era buena señal.

-Gatomon, una última vez, por favor!-dije sacando la Blue Card.

-KAISER NAIL!!!!-seguía atacando a Gaioumon a pesar de que poco tenía que hacer contra él.

Sin embargo cuando iba a hacer un segundo ataque unos largos brazos lo agarraron en el aire y lo llevaron lejos de su objetivo mientras mordía y pataleaba a su captora.

-Nos ocuparemos de él, siento las molestias causadas, en cuanto consigamos frenarle volveremos!!-grité yo desde la espalda de Ladydevimon mientras nos adentrábamos en el cielo para acabar en un solar a las afueras de la ciudad donde nadie podía vernos ni molestarnos.

-Maldito bicho! Qué crees que haces? me has dejado los brazos hechos pena!!!-protestó Lady después de un agitado viaje sujetando contra viento y marea a la nueva forma de Blurr, lo que también a mi me facilitó el tener q controlar a Lady para que no se fuera con Ulforce al alcanzar su forma más acosadora.

Sin embargo Blurr no hablaba solo gruñía y atacaba, estaba completamente fuera de si y no le pareció mala idea cambiar su objetivo de gaioumon a ladydevimon.

Engetsugeri!!!-concentró energía en su pierna izquierda y la lanzó derecha al estómago de Lady que se quedó traspuesta al ver la cantidad de poder que había alcanzado Blurr, un poder que la igualaba en combate.

-Maldición... está en tu mismo nivel Lady! -dije intentando ponerme delante de Blurr para intentar frenarle.-Blurr oye, somos tus amigas, se que odias a Lady pero ese Seimei ya no está aquí puedes parar y volver....-intenté conciliar.

-FOX FIRE!!!-atacó Blurr.

-AAAGGGGHHHHH!!!-gritó de dolor Lady al intentar protegerme en un abrazo que le daba la espalda al Bweregarurumon.

-Lady!!!-grité yo alarmada al ver herida a mi amiga.

-Disculpame Ashe... estoy al límite, evolucioné demasiadas veces... No aguantaré mucho más esta forma... las galletas y los encantos de ulforce solo me dieron una energía muy pasajera...-se lamentaba Lady.

- Resiste un poco más, compañera! Debemos detenerle, por los Union Savers! CARD SLASH!!! carta objeto! CHAINS OF HELL!! -pasé la carta por mi D-power justo en el momento en que Blurr preparaba otro ataque.

-Ashely...-Lady me miró de una forma lastimera que me recordó a cuando era solo un pequeño Salamon y aullaba de forma lastimera para inducir lastima en sus enemigos para luego convertirlo en ataque. Parece ser que en el fondo, Gato no quería dañar a nuestro amigo Blurr, aunque solo fuera por no disgustarme a mí.

-Lady, esta fuera de sí, es una forma corrupta de su ser, él no es así por eso debemos derrotarle y volverle de nuevo a su ser.-intenté decir yo.

-Ashely... acaso sabemos de verdad quién es Blurr en realidad..?-comentó Lady con gran acierto pues ahi también me di cuenta que... poco sabiamos de su pasado... ¿cual sería la verdadera naturaleza de Blurr?

Sin embargo yo había visto ya la forma ultimate de Blurr y no tenía nada que ver con eso, esa era mi corazonada.

-Debemos ser firmes, Lady. Lo primero es devolverle la cordura de alguna forma y luego le interrogaremos si quieres. Un sólo ataque, Lady! un solo ataque!-dije yo a pesar de que tampoco me agradaba demasiado tener que pelear con uno de los nuestros y encima en el Mundo Humano donde toda precaución era poca...
avatar
Ashely_mellorine
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 312
Cuentas :
Ficha :
Cronologia : Diario de Ashely Shirley
NPCs : NPC's
Nivel On Rol : Mega
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Ultimate
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Ashely Shirley
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Green Light Speed

Gatomon
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Green Light Speed
Rango y Unidad Digi Aliado : Blurr
Rango: Sub-oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: The Huntress Moon
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Roku Ginshô el Dom Ene 08, 2017 10:42 pm

El caballero fue tremendamente claro, y no se andó con florituras o bonitas palabras. Al igual que los filos que podía manifestar desde sus brazaletes, sus palabras suusieron un agudo filo en la conciencia de los presentes. Un solo movimiento, una sola palabra, y la cabeza del lobo sería cercenada. Aunque intentara contenerse, la distancia de poder entre la bestia y el RK era semejante al cuento del lobo y la Luna, mostrándole sus colmillos y ladrándola, en un vano intento por equipararse, huyendo de la cruel realidad: ese perro jamás podrá acercarse al cuerpo celestial. Y esa misma distancia se manifestaba en sus niveles.


Sigrun Vinter escribió:  -Si intentas algo más, acabaré contigo aquí y ahora


A esta sentencia siguió otra, esta vez, de la propia Sigrun, afirmando que él quedaba amparado por los RK. ¿Sería una forma elegante de decir que lo apresarían? Ciertamente, sus acciones fueron en defensa propia, pues si no hubiera luchado en el parque, el gorila habría destrozado el lugar, y más teniendo en cuenta a la Parca que se le sumó. Luego, de no usar sus formas digitales en las fauces del digimon, perfectamente podría haberse deslizado por la garganta, y a saber la acidez de los jugos gástricos en un digimon promedio. Sí, todos sus actos tenían como objetivo la autopreservación, su supervivencia y... No, había algo más.

-¿Cárcel o medalla? -le preguntaba el fantasma- ¿Qué crees que nos darán al final?
-No nos merecemos galones. Solo he actuado para protegerme a mí mismo, Bakemono -se lamentaba el humano, pensando en su egoísmo-. Solo espero que con un aviso nos dejen irnos.
-No te martirices, tío -sonreía-. Si hubieras luchado solo por ti, los del parque serían fiambres, la perrita estaría muerta, y un Gaiomon le habría reventado la garganta al lobo.
-Si han querido atraparme es precisamente porque supongo una amenaza, espectro -se reafirmaba-. Eso es indiscutible.
-Si fueras un villano, un monstruo, o un diablo, no te hubieran abrazado.

Bakemono se tapó la boca con sus garras, pues no quería revelar esa información. Roku, asaltado por unas memorias confusas, se remontó al día del accidente. ¿Hubo un abrazo? Sí, eso parecía, y ese diablillo lo sabía. Para él, ese día solo era caos y confusión, una serie de jirones superpuestos. Los gritos de la tamer hacia el caballero le sacaron de su ensimismamiento, y a esto le continuaron una serie de palabras que no salían de quejas infantiles sobre que él no era objeto de su agrado. Podía entenderlo, pues les había mentido al no revelar su facultad de transformación ni haber ido con ellos. El resto de frases, sin embargo, sí le molestaron. Hablaron de la igualdad de mando y liderazgo existente entre la sublíder y ella.

-¿Cómo...? -estaba cabreado.

El resto eran expresiones sobre una responsabilidad y obligación no demostrada, y con un simple gesto, detonó la parcela atmosférica aledaña a esa muchacha. No pretendió dañarla, ni mucho menos asustar, solo quería ahogar sus palabras, que nadie la escuchara. ¿Comparar a alguien que resguardaba su digimon en un diminuto aparato, similar a un móvil o consola, con otra persona que dejó suelto por el casco urbano a una enorme bestia?

-Cállate, solo cállate -sus pupilas reptilianas se dilataban, ignorando al resto de personas allí presentes, mas no a la bestia negra que, habiéndose liberado de la presa de Ulforces, golpeó su torso, resonando el golpe por la coraza- Oh, ¿quieres jugar al jan-ken-pon? ¡¡Pues juguemos, perrito!! -con un sonoro puñetazo, hundió el morro del monstruo, dejando la cavidad nasal de este llena de cartílagos que le obligaron a respirar por la boca, único conducto posible- ¿Recuerdas que puedo detonar la atmósfera? Pues gracias por facilitar las cosas.

Poniendo su mano como si apretara un detonador invisible, el pulgar bajó. El aire caliente presente en el esófago se dirigió al estómago, para luego arder en una reacción explosiva. Los gases revolucionaron el estómago, y el vacío resultante ensanchó dicho órgano. A continuación, el aire regresó a su sitio, producto del ataque, pero el efecto, a escala, no pretendía matar a la fiera. Solo quería que dicha parte empezara a tener espasmos, y si una detonación no bastaba continuaría hasta que expulsara su hoja. Por suerte, la vomitó, y le importaba más el desgaste del arma fraccionada por su estancia en dicho lugar que los tajos internos que debería tener aquel monstruo.

Su compañero lo retiró de dicha posición, y Roku no podía entender dicho gesto. De desearlo, podría proyectar un corte que cercenaría al inestable lupino, y nada lo impedía, pues las peticiones de que el asunto se limitara a los US fueron realizadas hacia Sigrun. Él era un prófugo, un delincuente, así que, ¿por qué contenerse? Preparó la espada, y cuando la diablesa alzó el vuelo golpeó. Sin efectuar ninguna de sus habilidades ígneas, pues lo único que hizo fue desplazar la niebla que rodeaba a los presentes al grupo que se alejaba. Si salían de esta, sería posible fotografiarles o que cualquier peatón deparara en ellos, pero si una parcela seguía con ellos, al menos tendrían un velo sigiloso que guarecería la identidad del digimundo a ojos mundanos. Esto lo hizo por deferencia a los presentes, quienes intentaban simular la existencia de sus compañeros, no queriendo que la partida de los US diera a conocer los digimon, pese a que esto no pareció importarles cuando dejaron, por primera vez, al lobo a sus anchas.

-Y ya van dos veces -dijo, desactivando a Gaiomon con una desagradable corriente de datos que hizo sentir sus entrañar arder-. Dos veces que dejáis que ese animal se descontrole. ¿Y se supone que así protegéis ambos mundos? ¡Lo digo por todos! ¡Bajad de la gárgola, la pelea se acabó!
-Tío, cálmate... -Bake parecía preocupado- Ya no debes estar tenso, las cosas van a ir bien, ¿sí?
-¡No! -todos pudieron oír este grito- Ciertamente no entiendo cómo se gestionan los clanes, pero esto es ridículo -su dedo apuntó a Sigrun-. Puedo entender que los tamers que disponéis de ese digivice podáis moveros por el mundo humano, o aquellos con la picardía suficiente para simular que su compañero es un peluche, como esos dos -se dirigió a Max y Yoko-, pero no puedo entender que me hablen de justicia un animal salvaje que, de ser cualquier otro, podría haberme matado. ¿Eso es la justicia del mundo tamer? Pues entonces me alegro de no pertenecer a esa comunidad... -con el índice y el pulgar, se apretó los lacrimales, estaba cansado- Bueno, igual os puede sonar estúpido, pero a mi juicio, deberíamos hablar sobre los daños colaterales o ver si los servicios de emergencia pueden con los destrozos. Igual ver las noticias por si tenemos un bonito titular: “Lobo gigante recorre Shibuya”. Yo no tengo casa por aquí, igual, cuando Sigrun me vio estaba en una cafetería anexa a un hotel, creo. ¿Os parece bien, o preferís iros a ver el combate US contra US? Lo digo porque ni quiero ni puedo perder más tiempo.
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 775
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Maxwell Miyamoto el Lun Ene 09, 2017 11:11 pm

La perrita de Sigrun, Maya, se bajo rápida, pero elegante y cuidadosamente de encima del cuerpo azabache de Xorem, en su forma Champion de Devidramon. Se notaba que no era una gran amiga de las alturas y, lo que era más obvio, de los seres vivos como él o los medios de transporte como los aviones le hacían aún menos gracia. O eso interpretaba él por la actitud de la mascota de la sublíder de los Royal Knights.

En menos de un suspiro, Ulforce se lanzó contra el Garurumon llamado Blurr, inmovilizándole con rapidez, llegando incluso a amenazar con acabar con él, por el bien del Mundo Digital. Sin embargo, cargado de rabia, el Digimon lupino se transformó en un lobo bípedo de pelaje azabache, al igual que Xorem en su estado actual.

WereGarurumon Black, Digimon Bestia Humanoide de nivel MegaCampeón y Atributo Virus. Es una subespecie oscura de WereGarurumon. Su personalidad, en contraste con la de su primo lejano, suele ser la de un Digimon cruel, tramposo y ruin, además de ser un Digimon que piensa sólamente en si mismo. Sus ataques más característicos son las Garras de Zorro y la Patada de Luna Llena.- dijo la vocecita que provenía del Digivice, registrando los datos de aquél Digimon, quien parecía ser una nueva transformación de Blurr.

Ese Digimon está causando muchos problemas...- dijo al ver que Blurr se libraba de las garras de UlforceVeedramon y arremetiendo contra Gaioumon sin pensárselo dos veces.

Va a acabar muerto ese lobo... Deberíamos intervenir- sin embargo, Gaioumon devolvió el golpe, visiblemente furioso. LadyDevimon, la compañera digievolucionada de Ashely, lo salvó, alegando que se trataba de un asunto de los Union Savers y que lo resolverían ellas. LadyDevimon se llevó inmediatamente de allí al BlackWereGarurumon llamado Blurr.

Gaioumon, que volvió a su forma humana de Seimei, se mostraba visiblemente enfadado. Para no caldear más el ambiente, el muchacho de cabello verdoso hizo caso al contrabandista, saltando desde Xorem hacia el tejado en el que se encontraban Sigrun y Seimei, esperando a que Yoko y Kate se bajasen de Xorem para revertir la evolución de este último, volviendo a convertirle en Tsukaimon, posándose éste en su hombro derecho.

A mi no me mires, no soy un miembro del clan Union Savers... Aún.- el joven se cruzó de brazos, al escuchar las quejas de Seimei, algo totalmente obvio. Se supone que los Union Savers estaban ahí para defender tanto el Mundo Humano como el Mundo Digital... Pero pasear un lobo gigante por una ciudad como aquella no era muy correcto- Creo que sí que deben permanecer en este mundo los Tamers con los Digimons precisamente para defendernos de Digimons malvados como el grupo de ShadowSeraphimon. Sin embargo, es un caso excepcional y no nos dejan otra alternativa. Pero dejar suelto a un Digimon como Blurr... Estoy totalmente en contra de ello.- dijo claramente su opinión el muchacho peliverde, escudriñando los ojos y fijándose en el lugar donde estaba hasta hace escasos minutos Blurr, antes de ser arrastrado por Ashe y su Tamer. Se trataba de un papel, el cual se encontraba totalmente arrugado. Después de dirigirse hacia dicha zona y agarrar el papel, el chico estiró la hoja, revisándola de arriba a abajo concienzudamente.

¿Qué es esto?- Xorem, desde el hombro de su Tamer, analizó con calma el papel.

Son los papeles de los Union Savers. Parece ser que sólamente tenemos que rellenar la solicitud. Parece que Blurr, con las indicaciones de Ashe, trajo esto para nosotros...- el chico levantó la hoja, mientras paseaba sus ojos entre Yoko, Seimei y Sigrun- No pienso cometer los mismos errores.- dicho estas palabras, guardó el papel en su bolsillo. Firmaría más tarde, en su casa, los papeles y le diría a Jijimon que los entregase, pues tenía buenas relaciones con los US.

Tras las palabras del muchacho, Seimei optó por ofrecer dos opciones de actuación: evaluar los daños que resultaron tras los numerosos combates de dicho día o ayudar a Ashe y Gato a controlar a Blurr. El muchacho se cruzó de brazos, observando que a Seimei no le hacía mucha gracia ayudar la pelea del descontrolado Union Saver contra sus amigas.

No podemos dejar que haya más daños colaterales por lo que debemos detener a Blurr cuanto antes... Sin embargo, también es necesario evaluar los daños y ayudar en todo lo necesario... Opino que hay que separarse en dos equipos: uno que se centre en los daños y otro que ayude a Ashe a detener a Blurr. Sé que no quieres ir Seimei, así que, ¿qué os parece si quien quiera ayudar con los destrozos se queda aquí con él y quien quiera detener a Blurr viene con nosotros? - propuso el chico, señalándose a si mismo y a Xorem mientras proponía a ambos detener al Digimon lupino.

Venga va, no pongais caras tan largas. Cuando acabemos todo, nos iremos a comer tarta hecha por Maxi, que hoy es su cumple.- dijo Xorem intentando animar al grupo con ese pequeño soborno, intentando relajar la tensión que allí había.

______________________


Gracias Alannita/Natsuki por la firma <3


Gracias a Menta por la Imagen

avatar
Maxwell Miyamoto
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 223
Cuentas : Max:

Hepo:

Vali:
Ficha :

Relaciones :
Cronologia :
NPCs :

Nivel On Rol : Ultimate/Cuerpo Perfecto/MegaCampeón
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Argus/Minerva: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Maxwell Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger

Xorem Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger


Rango y Unidad Digi Aliado : Argus/Minerva
Rango: Sub-Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Yoko Littner el Mar Ene 10, 2017 9:22 pm

¿Adónde va Maya?- pregunró  Kate en su forma de pequeña Nyaromon cuyo zarcillo se balanceaba de un lado a otro, siguiendo con su vista a la perrita de Sigrun.

Probablemente tenga miedo de las alturas. O que echa de menos a su dueña- mencioné mientras miraba que la perrita se acercaba a su dueña.

Al mismo tiempo, tanto UlforceVeedramon como Gaioumon se encontraban sometiendo a Garurumon quien, lleno de rabia y furia, digievolucionó a un Digimon parecido, de color negro y que caminaba sobre sus dos patas traseras. El Digivice de Max le llamó por el nombre de WereGarurumon Black y se trataba de una subespecie de WereGarurumon oscura. Sin embargo, seguía manteniéndose en el nivel MegaCampeón, lo cuak llevaba a mi siguiente pregunta.


¿No se supone que los Digimon MegaCampeones son más débiles que los HíperCampeones? Si es así ¿cómo es que BlackWereGarurumon se ha librado de los ataques de UlforceVeedramon y Gaioumon? No sé, soy demasiado novata para comprender este tipo de cosas...- pregunté rascando mi mejilla nerviosa, mientras miraba el intercambio de golpes entre Seimei y Ulforce contra Blurr.

Yo que sé... Será cosa de la adrenalina o vete tu a saber...- mientras Kate decía lo primero que se le venía a la mente, Gato, quien Digievolucionó en LadyDevimon una vez más, agarró a BlackWereGarurumon y alegó que tenía que resolverlo ella misma. Sigrun, además, dijo que Seimei se encontraba bajo la protección de los Royal Knights. Sin embargo, el contrabandista parecía mostrarse tremendamente furioso. Kate y yo bajamos del lomo de Xorem, siguiendo a Maxwell y yo me encogí de hombros, algo cortada por el tono del chico que se quejaba.

Mismamente yo no sé de qué va todo esto... Hoy he empezado a ser Tamer de Kate... Y no sé cómo debe funcionar los distintos clanes...- mencioné un poco confusa mientras observaba a Max que se dirigía a recoger un papel. Sin poder evitarlo, mis ojos se posaron en su trasero durante un breve instante cuando se agachó a recoger la hoja, apartando la vista completamente avergonzada. Entonces dirigí mi mirada hacia Seimei quien proponía evaluar los daños o ir a ayudar a Ashe, a lo que di mi opinión, después de escuchar la propuesta de Max.

Creo que deberíamos dejar a Ashe, Gato y Blurr arreglar sus problemas entre ellos... Después de todo, Kate y yo no podemos hacer gran cosa...-- entonces envié mi mirada hacia la herida que tenía Seimei.- deberíamos curarte esa herida antes de que se infecte... a saber la de bichos que te van a entrar si no la tratamos

Podemos ir a casa... Allí tenemos de todo...- mencionó Kate, visiblemente preocupada por aquél chico que y por su herida que parecía ser bastante fea.... Oyendo después que Xorem había mencionado algo acerca de una tarta  y el cumple de Max... Aunque le interesaba más lo de la tarta.- ¿he oído tarta?

¿Es tu cumpleaños Maxi? ¡Felicidades!- felicité con una sonrisa amistosa a aquél chico de cabellos verdes que ya había guardado el papel que había recogido y que, previamente, se le había caído a Blurr en su duelo contra Ulforce y Seimei digievolucionado.
[/color]
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Sigrun Vinter el Mar Ene 17, 2017 1:02 pm

Sigrun estaba molesta, no molesta no era la palabra ideal, furiosa tal vez. Mientras veía como aquellos tres se alejaban, se las había ingeniado para crear un nuevo campo digital para que ahora volvieran a escaparse. Sentía unas ganas terribles de ir tras ellos para que sintieran todo el poder de Ulforce, de haber estado en el Mundo Digital, no habría dudado ni un segundo, pero aquello era el Mundo Humano. Debía controlarse.

Cerró los ojos y respiró hondo, tratando de serenarse. Por su parte, Ulforce sólo ocultó la espada y apartó la mirada del trio que se alejaba. Seimei también parecía muy molesto con toda esta situación, pero el también trató de calmarse y sugirió volver a la cafetería del hotel. Aunque Max sugirió dividirse en dos grupos.

- Seimei tiene razón, deberíamos dejar que ella solucione esto. Si yo me metiera más en el asunto me arriesgaría a que descubrieran a Ulforce, por su tamaño es más difícil de ocultar. Además… - dijo antes de acariciar a Maya- No quiero exponerla a más peligro.

En ese momento tres Wizardmons aterrizaron en la azotea y apoyaron su rodilla en el suelo inclinándose ante sus superiores.

- Lady Sigrun, Lord Ulforce. Hemos logrado eliminar vuestro rastro por la zona. Los humanos que vieron a los digimons no recordarán nada, y aquellos que lograron grabaros o haceros fotos les hemos borrado los archivos.- informó uno de ellos- ¿Cuáles son vuestras ordenes?

Sigrun dijo a los digimons que esperaran y se dirigió a Max, al que le había visto un papel para inscribirse en los Union Saver.

- Espero que logres convertirte en un buen Union Saver, Max. No voy a ser tu superior, ni tengo autoridad para ordenarte nada, pero de serlo, te ordenaría que te tomaras un descanso. Has hecho un buen trabajo con los digimons de antes, tanto tu como tu compañero - luego volvió la vista hacia Yoko y su compañera- Y vosotras también. A pesar de tener aún un nivel bajo os habéis desenvuelto bien. No niego que me gustaría teneros en mis filas a ambos. Y ahora vayamos a celebrar ese cumpleaños mientras vemos las noticias por si acaso. ¿Qué os parece? – añadió con una sonrisa.

Tras eso regresó con los Wizardmon, que la esperaban en la misma posición, mostrando un profundo respeto.

- Extended la niebla hacia abajo del edificio, una vez que ya estemos a salvo de miradas humanas deshacedla y regresad a la base- ordenó- Tomaros el resto del día libre.
- Muchas gracias, Lady Sigrun- dijo uno de los magos agradecido.

Los tres digimons se levantaron y empezaron a extender el campo de niebla para que cubriera el edificio, incluyendo las calles de alrededor. Tras esto, Sigrun le pidió a Ulforce que la bajara a ella y a Maya primero. Para que la perrita pudiera estar con su dueña durante el trayecto y estar más tranquila. Podría haber llevado a alguien más pero Sigrun prefirió que su compañero usara las dos manos para sujetarla bien. Una vez ambas abajo, el Royal Knight volvió a elevarse para recoger a los restantes, aunque se dio cuenta de que Seimei no parecía tener intención de que lo bajaran. Por lo que, en ese segundo trayecto, llevó a Max, Yoko y a sus digimons.

Con todos abajo, Ulforce se metió de nuevo en el digivice de Sigrun y pudieron ver como el campo de niebla iba desapareciendo, una vez los digimon ya estaban a salvo de ser descubiertos.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | ??? Theme
Battle Theme | Lost Theme

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 558
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Roku Ginshô el Mar Ene 17, 2017 8:55 pm

La batalla había terminado. No la de los invasores que, por intenciones que Roku desconocía, querían atacar a los tamers y generar caos en el mundo humano, sino la de los propios agentes de la ley para con su persona. Él no entendía esa caza de brujas, pues todo lo que hizo fue por proteger Shibuya, implicándose en una batalla que no era la suya. Qué le movió a pelear, a arriesgar su tapadera y su integridad en una cruenta batalla alargada más de lo deseado. Quizás su ética, la humanidad que le quedaba, su deber cívico, o algo más apremiante.

Quizás solo quería sentir, por una vez, qué era “ser un Tamer”.

Deparó en el estado de Sigrun, la cual estaba herida también, pero no en su cuerpo. Ella se sentía frustrada e impotente ante la situación, como dejaba claro en sus ojos cerrados y sus exhalaciones, apretando sus puños. Él estaba siendo egoísta pensando que era el único damnificado por aquella situación. A saber qué monstruos digitales habían tenido que enfrentar, sin contar que igual tenían a sus familias en Shibuya. Sí, su actitud no había estado bien.

-Tranquila, ya ha pasado todo -dijo posando su mano en el hombro de la chica, mientras que el tamer respondía a su acusación inicial- ¿”No soy miembro de los Union Savers”? Eso no es una excusa para no actuar -esto lo decía por su propia experiencia, ya que se enfrentó al digimon que se les escapó en la contienda-. Y lamento decirte que esa forma de pensar es errónea. Dices que vienen “digimons malvados” a nuestro mundo, sí. No puedo refutar eso. ¿Pero quién trajo al tal Blurr? -lo apuntó con el dedo- Del mismo modo que los humanos pueden invadir su mundo, tienen el derecho de atacarnos. ¿Y qué hacemos, matarnos como bestias salvajes? -expiró pesadamente- Así solo conseguimos una Guerra Mundial o que nos exterminemos. Más que “los tamers existimos para acabar con los malos”... Preferiría que intentasen ver qué les ha llevado a eso, comprenderles a ello, y así, a su mundo.

Por supuesto esto nacía del hecho intrínseco de que él se adscribía más a esos invasores, habiendo perturbado el orden en el mundo digital y, a su vez, en el humano. No era un tamer, ni digimon, ni tampoco humano. Una figura que oscila entre tantas realidades, ¿qué acaba siendo en realidad? La pelirroja habló, y esta dejó caer una idea que permitía seguir con su razonamiento.

-A eso me refiero -mientras el chico recogía los papeles, siguió hablando-. Es su primer día, y no se están matando entre ellas. Sí, tienen un digivice que las une, pero, de no existir, ¿tan diferente sería la situación? Igual la pequeña acaba siendo un digimon como Shadowcomosellame, o lo opuesto, no lo sé... Pero en sí, si nadie les explica qué somos, cómo vivimos, y solo nos ven llegar, usar un digimon, e impedirles ser ellos mismos, ¿no es normal que se subleven? -la conclusión era desagradable y obvia- Para ellos, los tamers son “los malos”.

Él afirmaba no acabar comportándose del mismo modo; de nuevo, algo a largo plazo. Nadie podía confirmar su futuro de un modo tan solemne. Exponiendo la situación, el nuevo US (o al menos, a futuro) afirmaba que debían dividirse para detener al digimon corrupto y evaluar la situación, comentando las chicas que era mejor atender a lo segundo.

-Reconozco que es personal, pero en caso de que haya que ir a detenerlo, pese a todo lo que he dicho, no dudaré en arrancarle la cabeza de cuajo.

Los digimons ataviados con negras túnicas llegaron, y casi por instinto se distanció de la valquiria, alejando su mano, pues por el trato que le daban debía de ser tropas a su mando, y él no pintaba nada. Después de proporcionar las directrices pertinentes, el digimon de esta ayudó en el descenso. Regresó para ayudar a los otros tamers, y con un gesto de la mano, Roku rechazó la oferta. Para descender solo necesitaba ver si había gente en la calle, pues el método no iba a ser muy discreto. Más que un hombre-dragón azulado y volador, eso sí. Se asomó y deparó que habían tomado un camino sin civiles.

-Ehm, me he quedado calladito pero que sepas... Que eso que has dicho es muy acertado... Y bonito... Casi diría que tienes un corazón más grande del que quieres demostrar...
-No vas a decir eso cuando veas cómo vamos a bajar -se alejó de la cornisa y preparó su digivice-. No me guardes rencor, ¿de acuerdo?
-¿Y por qué debería...?- el humano pasó a ser un Dracumon tras una breve transformación- No -se dirigió corriendo al abismo- ¡No! -y, por supuesto, saltó al vacío- ¡Noooooo! ¡Mi cuerpo serrano no! ¡Usa el samurai!

Ganando velocidad, el digimon rookie fue calculando, y cuando estaba a unos metros del suelo, dando una patada a la pared, se propulsó hacía delante, pasando la energía de la caída a un lanzamiento lateral. Recubriendo sus manos de energía, apostó los nudillos y se deslizó, perdiendo arranque, y frenándose. De este modo, descendió, como afirmaba, sin ayuda, regresando a su forma humana y acercándose al grupo tranquilamente, silbando.

-Ah, y feliz cumpleaños.
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 775
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Maxwell Miyamoto el Jue Ene 19, 2017 9:23 pm

Mientras se encontraban en el edificio y guardaba los papeles, el chico cuyo Digimon se encontraba en ese preciso instante descansando sobre la cabeza de su Tamer, escuchó de parte de todos los allí presentes que sería mejor que Ashe y Gato se ocuparan de Blurr. Lo entendía, Seimei estaba bastante cabreado con ellas dos por soltar tal Digimon libre por la ciudad, mientras que Sigrun no podría hacer gran cosa sin arriesgarse a causar una disputa entre los clanes Royal Knights y Union Savers... Y tanto él como Yoko no tenían la fuerza suficiente como para detener a Blurr. Así que todo recaía en manos de Ashely... Esperaba que pudiesen arreglar el estropicio...

Sin más dilación, pudo comprobar que, después de hablar con sus subalternos Wizardmons, Sigrun, la mismísima sublíder de los Royal Knights se dirigió hacia su posición y le felicitó por la labor que él y Xorem habían realizado. No se esperaba tal elogió por lo que sonrió amargamente, mientras miraba en la dirección al hospital, que se encontraba en la dirección opuesta a la que Ashe y Gato se habían llevado a Blurr.

No soy tan bueno. Debo ser más fuerte...- la última frase la dijo casi en un sussurro, aunque estaba seguro que cualquiera que estuviese allí podría haberle oído. Sin embargo, no pronunció ninguna palabra más, mientras su mirada seguía fija en el mismo edificio. Era allí adonde habían trasladado a Natsuki, después del incidente ocurrido en el Coliseo. Sabía que había aparecido su propia cara en numerosos periódicos del Digimundo. Le trataban como un héroe tras desenmascarar los planes de Summoner... Un héroe trágico, pues su novia había quedado en estado de coma y la compañera de ésta había muerto en la batalla. Sin embargo, su atención volvió a sus compañeros, a quienes sonrió con su característica y amable sonrisa antes de que comenzasen a preocuparse por él. Entonces, los tres Wizardmons se dispusieron a extender la niebla que había rodeado al breve "campo de batalla" siguiendo las órdenes de la sublíder, para que, acto seguido, Ulforce bajase de allí a su Tamer y a la mascota de la muchacha de cabello plateado. Mientras el peliverde observaba cómo Ulforce subía de nuevo al alto edificio, el chico miró a la pelirroja.

Sé que no nos conocemos de nada. Y que quizás no soy el más adecuado. Pero te voy a dar mi número de teléfono, por si tienes alguna duda con esto de ser Tamer. Tengo que presentarte a Jijimon.- mencionó el muchacho para después decirle su número de teléfono a la novata Yoko Littner.

Acto seguido, Ulforce volvió a subir hacia la azotea y, mientras cogía a Yoko y a Max entre sus brazos y estos hacian lo propio con sus compañeros Digimons, Seimei rechazó la invitación del Royal Knight, mientras éste se transformaba en un diminuto monstruito, con el que bajaría de un saltó momentos después.

Al llegar al suelo, Ulforce volvió a meterse en el Digivice de Sigrun, mientras que veían a Seimei acercarse una vez más, volviendo a su etapa humana y silbando, tranquilamente, para después felicitar el cumpleaños a Maxwell, a lo que el peliverde hizo una reverencia de gratitud, para después mirar tanto a Sigrun como a Seimei.

Seré más débil que vosotros... Pero como no curemos esas heridas, os quedáis sin tarta... Y os advierto que soy muy buen repostero.- con una sonrisa triunfante, miró a la pareja de Tamers heridos, para después mirar a Yoko, que también había recibido un pequeño rasguño- lo mismo te digo a ti, señorita.

______________________


Gracias Alannita/Natsuki por la firma <3


Gracias a Menta por la Imagen

avatar
Maxwell Miyamoto
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 223
Cuentas : Max:

Hepo:

Vali:
Ficha :

Relaciones :
Cronologia :
NPCs :

Nivel On Rol : Ultimate/Cuerpo Perfecto/MegaCampeón
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Argus/Minerva: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Maxwell Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger

Xorem Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger


Rango y Unidad Digi Aliado : Argus/Minerva
Rango: Sub-Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Yoko Littner el Vie Ene 20, 2017 8:08 pm

Parecía que nadie se había percatado de que había mirado el trasero de Max... Nadie salvo Kate, quien, en su estado de Nyaromon, me miraba con una sonrisa traviesa marcada en su rostro, a lo que yo contesté con un golpe suave de mis puños sobre su cabeza.

La discusión se acaloraba. Seimei parecía estar rabioso, mientras discutía que esas no eran formas de tratar a los Digimons. Cuando se calló, todos enmudecimos, aunque yo me mostraba de acuerdo con él, asintiendo con mi cabeza. Sigrun, por otra parte, felicitó tanto a Max y Xorem como a Yoko y Kate, alegando que no importaría tenernos en su clan. No sé nada de los clanes... Pero creo que eso era un cumplido, por lo que sonreí agradeciendo el cumplido, volviendo la vista hacia Max que miraba fijamente un punto. Cuando seguí su mirada, pude apreciar que estaba fijándose en el Hospital Central que se encontraba en esa dirección. En él trabajaban los mejores doctores de la ciudad. Sin embargo, su rostro era... Complejo. Tenía una mirada de odio, pena y tristeza... ¿Había alguien en ese hospital que le importaba a ese chico?


Max... ¿Estás bien?- como respuesta, obtuve únicamente una dulce sonrisa, algo que, según me había fijado, era una de las cosas que mas le caracterizaba. Sin embargo, le preocupaba algo... Estoy segura.- ¿Qué crees que le ocurrirá?- susurré a la pequeña pelotita amarilla que se encontraba entre mis brazos, quien dirigió su mirada hacia mi, sonriendo lascivamente.

¿Oh? ¿Te hace tilín Max?- me provocó mi compañera Digimon mientras yo negaba con mi cabeza, haciendo caso omiso al comentario de Kate, mientras miraba al chico de revoltosos cabellos verdosos.

Instantes después, Ulforce nos bajó a todos de ahí, a excepción de Seimei. En un primer momento, bajaron Sigrun y Maya, la perrita de ésta. Acto seguido, recibí el numero de teléfono de parte de Max, el cual anoté en i propio teléfono y le mandé un mensaje para que él registrsse también mi número. Tras esto, Ulforce nos bajó de allí tanto a mi como a Max y, obviamente, a nuestros respectivos compañeros Digimon.

Una vez abajo, Max negó darnos tarta de cumpleaños a ninguno de los tres hasta que tratasemos nuestras heridas. Lo cierto es que recibí un pequeño rasguño en la pelea anterior. Sigrun y Seimei estaban algo peor que yo, pero tampoco parecía grave. Aún así, parecía no percatarse de que él mismo estaba herido tambien. Como el resto de nosotros, eran tan solo rasguños y magulladoras... Pero conseguiré esa tarta para Kate, ¡lo prometo! Asi que tendré que dejar que me cure alguien...


Última edición por Yoko Littner el Miér Feb 15, 2017 11:59 am, editado 1 vez
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Sigrun Vinter el Mar Feb 14, 2017 8:34 pm

Sigrun observó a Seimei bajar del edificio, preocupada por las heridas que presentaba. Aunque estaba bajo la forma de Dracumon, igual deberían de dolerle. La valquiria no se quedó tranquila hasta que lo vio de nuevo en el suelo y en su forma humana. Una vez todos estaban abajo, Seimei felicitó el cumpleaños a Max y Sigrun sonrió.

- Vaya cumpleaños más movido  ha tenido- pensó la sublíder.

Tras esto Max amenazó con dejarla a ella y a Seimei sin tarta si no trataban antes sus heridas. Lo cierto era que Sigrun había salido bastante ilesa de la batalla, únicamente tenía algunos rasguños en los nudillos de la mano derecha, de cuando golpeó a ShadowSeraphimon. Usó demasiado poder en ese golpe.

- No tenemos otra opción que aceptar tus condiciones- dijo sonriendo Sigrun- Aunque el que necesita curas es Seimei, yo solo tengo unos rasguños en la mano, nada importante.

Después empezó a pensar en dónde curar las heridas de Seimei, que eran las más graves. En un hospital sería impensable y menos cuando estaría saturado por los heridos por el terremoto. La mejor opción podría ser el hotel, allí podrían descansar y luego celebrar el cumpleaños. Aunque conociese a Max el mismo día, a Sigrun le apetecía celebrar algo tras tanto caos. Se preguntó si sería muy caro, llevaba una tarjeta en su cartera y podría permitirse una habitación para unos pocos días, pero no estaba sola. Seimei, Max y Yoko también necesitaban descansar y recuperarse. Aunque cuatro habitaciones se le saldría un poco de presupuesto. Tampoco podía asegurar que ellos llevaran dinero encima con toda esa batalla.

- En el hotel que había en la cafetería de antes podremos descansar, recuperarnos y celebrar el cumpleaños- luego miró las heridas de Seimei- Tal vez nos haga falta quedarnos un par de días. Con la tarjeta ahora mismo podría reservar dos habitaciones. Si os parece bien, Seimei y Max podrían compartir una y Yoko y yo otra. - luego miró a Maya y se quedó pensando- Aunque tendría que preguntar si allí permiten animales.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | ??? Theme
Battle Theme | Lost Theme

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 558
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Roku Ginshô el Mar Feb 14, 2017 9:59 pm

En las artes marciales un ejercicio que acaba siendo tan elemental como la respiración es la carga del peso. Oscilando entre una y otra pierna o los hombros, un bushi podía desde propinar poderosos golpes hasta demostrar una agilidad inusual alterando el centro de gravedad. Sí, era la diferencia entre un aficionado y un experto, pero Roku no usaba este talento para exhibir su poderío, ni vencer a un oponente. Cargaba todo su peso en la única pierna que podía sentir, simplemente, para no desplomarse y rendirse al abrazo de la inconsciencia.

-¿Cuánto podrás aguantar, superhombre? -inquiría el fantasma- Te lo digo en serio Roku, si sigues emanando tanta fuerza, recurriendo a la barbarie, el único dañado serás tú... Hazme caso... Luchar no es siempre la solución, ni mucho menos la única opción.

“Cállate” pensó, conversando con la presencia, “Es lo único que puedo hacer, luchar hasta que el cuerpo aguante. Dialogar no era una opción contra esas bestias. Merecían... Merecían acabar como han acabado”.

-¿Y arrasar un parque? ¡¿Aplastar sus cuerpos sin más?! O lo de la azotea, ¿y si se hubiera venido abajo? ¡No puedes actuar así!

Lo sabía muy bien, y puede que la adrenalina o la rabia enturbiaran su juicio. Dejó que la bestia tomara el control, ¿no? No, no hubo ensañamiento, ni destrucción sin sentido. Procedió de un modo mesurado, si partimos de lo que verdad podía hacer. Con un solo chasquido,todo habría sido pasto de sus llamas, y el fuego se habría extendido rápidamente por el parque, y la ciudad. Los temblores desmenuzarían los edificios, ¿y luego? El sentimiento vacío de saberse el más fuerte, para nada. Como un animal.

-Tienes razón, eran dos contra uno, y luego un ataque por sorpresa -le sonreía-. No lo hiciste tan mal, es solo que no quiero que acabes, ya sabes... Como yo. Eres buen muchacho, te preocupas en controlar esta fuerza, lo sé. Simplemente, nunca dejes que “esa voz” gane, ¿sí?

Roku pensaba que se refería a esa pulsación de querer imponer la voluntad por la fuerza, pero Bakemono apuntaba a algo más profundo y oscuro, algo que ya estaba creciendo. La carga del Azazel, un bonito regalo, pese a que no era su cumpleaños. El recuerdo de la tarta que mencionó el chico hizo que Roku saliera de su lance.

-Sin querer ofender, no creo estar para degustar un...-palpando el costado, notaba algo tibio y pastoso: sangre- ¿Postre? Antes me gustaría saber si los cuerpos de emergencia han conseguido evacuar la zona -se empezaba a tambalear, y la vista empezaba a ser borrosa-. Puedo rechazar la tarta, pero dudo poder irme por mi camino si no detengo las hemorragias y demás...

Al parecer, Sigrun ya había indicado la necesidad de “Seimei” para recibir tratamiento, pero le costaba centrar su atención, todo empezaba a darle vueltas. Recordaba las visiones que le asaltaban a veces, de guerra, muerte, hambre, y frío. “Ahora no” protestaba, Bakemono ya no le daba conversación, solo oía gritos de lo que esperaba fueran digimons. “Ahora no”, le preocupaba pensar que esos alaridos eran reales, de las víctimas que él mismo había provocado por sus ataques. “Ahora no...”

-¡¡Dos chicas en una misma habitación, Roku!! ¡¡Pringas con el peliverde!! ¡¡Pringaaaaaao!! -intentaba gritar para que le oyera- ¡¡Oye, oye, diles algo!! ¡¡Los japos sois decentes!!

-En sí... No sé si el chico tiene experiencia en primeros auxilios -tosía-. Y perdón por no querer hacer que mi vida dependa de un novel en... Las artes sanitarias -le costaba hablar cada vez más-. Aunque supongo que, si me da conversación, y procura que no me desmaye, podría intentar tratarme yo. Creo...
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 775
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Maxwell Miyamoto el Miér Feb 15, 2017 10:23 am

Ante la sonrisa de la muchacha nórdica y sublíder de los Royal Knights, Maxwell tan sólo pudo devolverle la sonrisa. Ahora que se fijaba bien, era una hermosa mujer, toda una belleza extranjera. Pero bueno, él sólo tenía ojos para una persona...

Aunque claro, Max era el menos adecuado para hablar de extranjeros. Él y su hermano Demyx eran mestizos: un cruce entre japonés y estadounidense,. Además, tampoco es que fuese normal encontrarse a un sujeto como él en la sociedad nipona. Y menos aún con los cabellos verdes como los tenía. Parecía cualquier desarrapado a ojos de mucha gente, eso era verdad. Aunque también es uno de los motivos por los que se hizo medianamente famoso en el baloncesto juvenil, además de por su juego.

Volviendo al tema, Sigrun aceptó la propuesta, pero sugirió curar primero a Seimei... Quien estaba hecho un desastre en comparación con las dos mujeres. Sigrun tan solo tenía arañazos y rasguños en la mano, al igual que Yoko. Sin siquiera ofrecerse, Maxwell se acercó a Seimei.

Mira, probablemente seas un tipo muy orgulloso... Pero me niego a que cargues con el peso de tu cuerpo con esas heridas. Y no admito un no como respuesta- dijo tajantemente el chico de cabellos verdosos, pasando el brazo derecho de Seimei por detrás de su propio cuello, sirviendo de apoyo al malherido- Me da igual si eres contrabandista de alcohol, pero como futuro Union Saver que pienso llegar a ser no me puedo permitir que vayas por ahí cojeando... Además, que has ayudado bastante contra ese grupo de Digimons... Y vas y recibes este trato-- suspiró mientras recordaba lo sucedido con el Garurumon, llamado Blurr, y su inesperado ataque contra Seimei- No me seas cabezón y déjate ayudar, en parte me siento responsable por lo que ha sucedido- le dijo a Seimei antes de que pudiese quejarse o negarse a recibir ayuda, volviéndose hacia las dos muchachas cuando Sigrun sugirió que deberían descansar en el hotel y que Yoko y Sigrun descansarían juntas en una habitación y Seimei y Max en otra, a lo que el peliverde asintió de acuerdo- Bien, no tardaremos mucho en llegar. Debemos darnos prisa antes de que las heridas de Seimei se pongan peor-- dijo comenzando a andar hacia el hotel, cargando con parte del peso del contrabandista, mientras que Xorem se encontraba en su cabeza.

¿Seguro que no quieres que me transforme en Devidramon? Llegaríamos antes...- Xorem parecía preocupado por el estado de Seimei, mirándolo curiosamente y atendiendo sus heridas con la vista.

Ya hemos llamado suficiente la atención y hemos destrozado bastante el barrio... No, ésta vez no dependeremos de los Digimons-- el chico volvió su vista hacia Seimei, quien hacía un comentario sobre la experiencia de Maxwell en primeros auxilios, a lo que Max respondió- Como exjugador de baloncesto juvenil, sé lo básico... Aplicar alcohol, agua oxigenada, algún ungüento, sé colocar gasas, reanimación cardiopulmonar o RCP, aunque esto último me lo enseñaron en el instituto... Lo dicho, sé lo más básico... Pero no estoy especializado en ese tipo de cosas. Si me das instrucciones, creo que podría hacer un buen apaño, Seimei- explicó brevemente el muchacho intentando recordar todo lo que había aprendido sobre ello, esperando poder ser de ayuda.

______________________


Gracias Alannita/Natsuki por la firma <3


Gracias a Menta por la Imagen

avatar
Maxwell Miyamoto
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 223
Cuentas : Max:

Hepo:

Vali:
Ficha :

Relaciones :
Cronologia :
NPCs :

Nivel On Rol : Ultimate/Cuerpo Perfecto/MegaCampeón
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Argus/Minerva: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Maxwell Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger

Xorem Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger


Rango y Unidad Digi Aliado : Argus/Minerva
Rango: Sub-Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Yoko Littner el Miér Feb 15, 2017 1:10 pm

Mientras hablábamos de heridas y demás, Sigrun, la chica de cabellos claros que se encontraba allí, de pie frente a nosotros, y nos sugería visitar un hotel. Aceptó la propuesta del "intercambio" de Max en el que él le daba una tarta y ella se dejaba curar. Aunque era cierto que Seimei estaba bastante más herido que Yoko y que Sigrun. Mientras el chico de cabellos verdes ayudaba a Seimei a caminar hacia el hotel, Sigrun propuso que ella y yo compartiesemos una habitación, mientras que Seimei y Max compartiesen otra, a lo que intervine levantando una de mis manos.

Sigrun, ese hotel es propiedad de mi madre. Podemos descansar en habitaciones individuales si gustas... Y totalmente gratis. Tan sólo debo decir que sois amigos míos. Aunque no me niego si preferís que compartamos habitaciones. Pero Sigrun se viene a mi propia habitación- dije haciendo un gesto de negación, indicando a Sigrun que no se le ocurriese pagar- así por lo menos traigo a una amiga a casa, que hace mucho que nadie viene...- sonreí despreocupadamente, recibiendo una queja de mi compañera.

Oye, ¿y yo qué se supone que soy? ¿Una mascota?- preguntó Kate, visiblemente enfadada mientras me daba un golpe con su colita en el brazo.

Me refería a una amiga humana... Que burra que eres... - dije, quejándome del golpe y masajeando la zona en la que mi compañera Digimon me había golpeado anteriormente. Mi compañera tan sólo bufó, quedándose conforme... Aunque la torta me la había llevado igualmente... De todas formas, miré a Seimei- Seimei todos podemos ayudarte. De hecho, igual incluso Sigrun puede hacer más que nosotros. Tiene más experiencia con heridas que Max o yo... Por eso de tener un Digimon más fuerte y que parezca que tiene más experiencia... O eso creo, vamos...- dije sonriendo nerviosamente- Pero lo dicho, no vais a gastar nada en mi hotel. Estáis invitados a pasar el tiempo que necesitéis en él.
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Sigrun Vinter el Jue Feb 16, 2017 8:05 pm

- ¿Tratarte tú? – exclamó Sigrun entre indignada y preocupada- ¿Cómo vas a tratarte esas heridas tú solo?

Intentó imaginárselo a él, tratando de coser su propia herida. Simplemente no podía, no podía hacerse esa imagen en la cabeza. Para seguir caminando, Max tuvo que ayudarlo, pasando uno de los brazos de Seimei por encima de sus hombros. Sigrun se acercó para ayudarlo también a caminar, pero debido a sus heridas creyó que le haría más daño. Así que lo único que pudo hacer fue caminar a su lado por si era necesaria su ayuda.

Tras la conversación con Yoko, Sigrun se quedó pensando. ¿Más experiencia? Si es cierto que había tenido que participar en bastantes batallas y había visto heridas  de varias clases en la enfermería de la base. Pero nunca había tenido que ser ella la que curase. Sabía primeros auxilios y tratar heridas leve, pero eso era mucho más grave. Haría falta coser seguramente. ¿Podría hacerlo?

- No he tenido que verme en la situación de curar heridas de esta gravedad- dijo la valquiria- Pero haré lo que pueda.

Una vez en el hotel, les entregaron las habitaciones. Al final fueron dos habitaciones dobles. A Maya la dejaron pasar, no hubo problemas con eso, de todos modos Sigrun prometió que no causaría molestia. Estaba bien educada, siempre se esperaba a salir al exterior para hacer sus necesidades y no molestaba a los vecinos con los ladridos o aullidos.

Mientras dejaban a Seimei en una de las dos habitaciones, Sigrun volvió a bajar a recepción para que le dieran el botiquín que habían pedido al entrar. Naturalmente hubo preguntas, no suele entrar nadie en un hotel en ese estado. La valquiria solo dijo que había sido a causa de aquél terremoto, y que no habían podido atenderlo en el hospital por estar abarrotados.

Volvió corriendo a la habitación, cuando entró, Maya movió la cola, alegrándose de ver a su dueña. Sigrun le acarició la cabeza al pasar por su lado y se acercó a Seimei, dejando el botiquín a un lado.

- Espero que sea suficiente…- dijo mirando el botiquín, dudando si contendría todo lo que necesitarían.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | ??? Theme
Battle Theme | Lost Theme

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 558
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Roku Ginshô el Vie Feb 17, 2017 10:33 pm

Veía que movían los labios, que decían algo, pero no podía entenderles. Notó un tacto, e intentó identificarlo, sin tener tampoco suerte en este empresa. Estaba entumecido, frío, y la situación no mejoraba. Sus sentidos, embotados, se iban mitigando, apagando, desvaneciendo, quedando solo un sopor agradable, tenue, tranquilo. “No estaba tan mal”, pensaba, en un delirio que amenazaba su vida, “¿Tú que opinas, Bakemono?”.

La ausencia de respuesta le hizo recapacitar, darse cuenta de que estaba mal. No podía divisar al fantasma, y eso nunca había pasado. Sumado al cansancio, y a la creciente debilidad, era obvio lo que estaba pasando. Se moría. Respiró, lentamente, sabiendo que no iba a morir. Era un lujo fuera de su alcance. De hacerlo, qué pasaría, que males podrían hacer otros con su carga. Sí, sin duda debía sobrevivir.

-Verde, amarillo, y rojo -iniciaba, observando tres figuras borrosas que se movían ante él- ¿Es un semáforo? -lo verde se le acercó, agarrándalo- Puedo cruzar -deliraba, incapaz de reconocer ya a Max, Sigrun y Yoko.

Se tambaleaba, andando como podía, sin rumbo. Las lagunas y neblinas que percibía iban cobrando forma, alterables, cambiantes, siempre diferentes. Solo tres permanecían iguales: verde, amarillo, y rojo, como tres guías en su camino. Las otras, sin embargo, chillaban, rugían, gritaban, lloraban, y él no sabía por qué.

-Yo... ¿Yo hice esto? -le recriminaban, le acusaban- Lo... Lo siento.

Solo era una verdad en parte, una suma de elementos. La pérdida de sangre, las heridas, las presencias en el digivice... Todo se iba sumando. Pudo reconocer dos presencias: Gorimon y MetalPhantomon. Estaban desorientados, intentando moverse en la multitud. Estaban delante de él, mirándole, con ira, preocupación, miedo... Pero Roku no sentía nada por ellos. Intentaron hacer daño a la humanidad. Eran monstruos. Basura.

-Iros... -susurraba- Este ya no es vuestro sitio, volved a casa... -hablaba en voz alta, pero casi sin fuerza- ¡¡Iros de una maldita vez!!

Haciendo un gesto con la mano, los amenazo. Ese simple movimiento hizo que ardieran en un fuego extraño, pálido, que los incineraba. Un grito horrible, peor que el de la guadaña, hizo que solo quedaran cenizas, y humo. Un humo blanco del que salieron otras dos figuras, que se sumaban a la multitud.

-Qué... ¿Qué he hecho? ¿Qué pasa? -no sabía ya en qué pensar- ¿En qué me he convertido? ¿Qué soy... Ahora?

Ninguna respuesta, solo camino. Ni sabía por dónde iba, pues las voces le desorientaban. Proseguía su andar, gritos, alaridos, y entre todas las voces, una risa. ¿Era familiar? Una figura, blanca, pura, familiar. No le podía poner rostro, ni nombre, pero la conocía. Creía conocerla. Intentó correr, y las heridas no le dejaron. Quiso gritar, pero nada salió de su garganta. Quién era.

En sí, el combate no le había debilitado tanto, pero el problema residía en haber oscilado entre tantas formas. Las heridas del humano pasaban a los digimons, y el constante cambio de masa iba acrecentando los cortes. Una mala aplicación del poder, pues el nuevo tejido podía sustituir el dañado. No lo sabía, pues era aún novato, torpe. Debía aprender, con Asuramon sabía distribuir bien los datos, ¿por qué Gaiomon fallaba? En el volcán, pudo proteger a Luna, constituyendo él un peligro mayor, por el descontrol, por el dolor.

Cuatro digimons en uno, frente a dos. Por supuesto que era más difícil manipularlo, y ese error lo estaba matando. Ya pasó la primera vez con Gaiomon, el exceso de datos, de genomas, o de lo que fuera, dolía, se chocaban, se estorbaban... No había armonía, y era lo que necesitaba. Dejar de herirse a sí mismo, dejar de buscar poder. Equilibrio, justicia, 義 (decisiones correctas), dejar de actuar como el monstruo, y ser Roku.

¿Quién era ella? Alguien importante para Roku, y pese a eso, sin ningún recuerdo. Notó que sus piernas fallaban, se sentó. No tenía idea de dónde estaba, necesitaba pensar, atender a qué le pasaba.  ¿Qué quería decirle esa persona? ¿Por qué era un sonido claro en el caos? Alzó su mano hacia delante, la presencia le imitaba. Y cuando casi se tocaban, un rugido, animal, monstruoso, hizo que la figura se deshiciera. En mariposas plateadas. “Ginshô”.

-Lo siento -lloraba, sin saber por qué-, pero no sé quién eres, ni qué te hice... Lo siento.

En aquella habitación, Roku no estaba solo. No hablamos de los demás tamers, sino de algo más siniestro, profundo y oscuro. Una voz, clara, se impuso a los lamentos, y pronunció una palabra, una sola, que recordó al muchacho todas sus fallas: sus crímenes, su monstruosidad, sus errores, sus decisiones. Y fue solo una palabra.


“Asesino”
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 775
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Maxwell Miyamoto el Sáb Feb 18, 2017 1:00 pm

Mientras continuaban caminando, Max observaba a Seimei de cuando en cuando. Quería asegurarse de que no cerrase los ojos, de que no se muriera, en definitiva. No lo conocía nada, así como tampoco conocía al resto de los allí presentes. Al menos no lo suficiente. A Sigrun la conocía tan sólo por historias que había oído con anterioridas, especialmente de manos de Jijimon, su maestro. Lo raro sería no haber oído historias de la valerosa valquiria y su compañero, UlforceVeedramon, ambos sublíderes de los poderosos Royal Knights.

Aún así, aunque no los conocía, no quería que ninguno de ellos saliese herido. Ni siquiera Seimei, que era un contrabandista. Puede que Ashe, Gato y Blurr tuviesen razón y tendría que estar arrestado por tráfico de alcohol en el Mundo Digital... Pero no era como para tratarle como había sido tratado, ni por asomo. Es decir, no era un asesino despiadado y peligroso, al menos no lo sabían aún. Y había mantenido con vida a la perra de Sigrun. Mala persona no parecía, desde luego... Aunque si un poco cabezota, pues se resistió a que el chico de cabellos verdosos le llevase, lo cual sólamente condujo a que Max se negase a soltarle.

Por otra parte, la pelirroja, Yoko, se encontraba detrás de ellos, junto a Sigrun. Mantenía su palabra de que el grupo no pagase nada por alojarse en el hotel. Mencionaba que el establecimiento pertenecía a su familia, por lo que podía invitar a alojarse a todo aquél que quisiera. El muchacho, a modo de respuesta, giró su cabeza hacia un lado, observando a las dos muchachas con el rabillo de su ojo derecho.

Muchas gracias, Yoko. Necesitamos esas habitaciones para ayudar a que Seimei... Bueno, no se convierta en un esperpento-- intentó hacer una gracieta, pero no era momento para eso. Ahora, en ese preciso instante, no era buena idea para bromear. Tenían que llegar al enorme edificio que se encontraba a escasos metros de allí.

Una vez dentro, Yoko se encargaría de hablar con los encargados, mientras que Max recibía la tarjeta-llave de una de las habitaciones, mientras que Yoko poseía la otra, perteneciente a su propia habitación. Sin tardar ni un segundo, Sigrun se dirigió a recoger suministros médicos, mientras que Max, simplemente, se montó en el ascensor y seleccionó la primera planta, donde se encontraba la habitación donde residiría Seimei hasta que sus heridas fuesen sanadas.

Personalmente, optaría por llevarte a un hospital. Pero, tal y como ha acabado la cosa entre Blurr y los atacantes... Creo que los hospitales estarán colapsados...- y eso le fastidiaba, en uno de ellos se encontraba Natsuki, su novia que se encontraba en estado de coma... Pero en esos momentos no podía preocuparse por ella. Sabía que estaba en buenas manos, especialmente si Jijimon estaba cerca.

Llegaron al primer piso y el chico de cabellos verdes, después de introducir la tarjeta llave en la habitación 018, cogió al malherido en brazos, recostándolo en la cama. Rápidamente, fue a recoger varias toallas del cuarto de baño. Una vez volvió, se encontró a Sigrun que había vuelto con lo que le habían prestado. Xorem, por otra parte, se había quedado vigilando al malherido.

Bien, Sigrun... ¿Preparada para evitar que este cabezota se muera?- intentó volver a bromear, para aliviar la tensión más que nada, mientras cobservaba el maletín que portaba Sigrun- Bien según mis casi nulos conocimientos sobre medicina... Recuerdo que hay que desinfectar sus heridas con agua y jabón suave o con un suero fisiológico... Y luego se seca con una gasa estéril, dando ligeros toques, sin frotar... Eso recuerdo- se disculpó, frotándose su nuca, mientras se encogía de hombros sin saber qué más hacer por el momento.

______________________


Gracias Alannita/Natsuki por la firma <3


Gracias a Menta por la Imagen

avatar
Maxwell Miyamoto
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 223
Cuentas : Max:

Hepo:

Vali:
Ficha :

Relaciones :
Cronologia :
NPCs :

Nivel On Rol : Ultimate/Cuerpo Perfecto/MegaCampeón
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Argus/Minerva: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Maxwell Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger

Xorem Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger


Rango y Unidad Digi Aliado : Argus/Minerva
Rango: Sub-Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Yoko Littner el Sáb Mar 04, 2017 2:03 pm

En poco tiempo llegamos al hotel propiedad de mi familia, la familia Littner. Mi madre era la dueña del hotel, lo que nos permitía a nuestra familia tener una habitación propia. Además, dábamos la posibilidad de que, a cambio de una reducción de sueldo, los trabajadores pudiesen vivir en el hotel también. La reducción del sueldo era el pago que se daría por el alquiler de la habitación, aunque por sus servicios prestados, se les daba un buen descuento.

Mientras Sigrun se dirigía hacia donde yo le dije a por las medicinas, indiqué a Max que acompañase a Seimei hacia una de las habitaciones libres que sabía que estaban libres, puesto que ese mismo día se había marchado el cliente que se hospedaba. De todas formas, lo confirmé con Aoi, una de las recepcionistas.


¿Quién es ese chico que está herido?- preguntó la recepcionista, con quien me llevaba realmente bien a lo que le contesté una vez que me encogí de hombros.

¿No has escuchado que ha habido varios incidentes en Shibuya? Bueno, él ha sido uno de los que ha resultado herido- no era totalmente falso, aunque obviamente no le estaba contando la verdad... Como para contarle que había ángeles caídos, samurais gigantes y demás...

¡Ah! ¡¿Entonces es verdad que había un lobo gigante corriendo por las calles?!- se alarmó a lo que contesté con un asentimiento y subí corriendo hacia la habitación donde se debían encontrar ya Seimei, Sigrun y Max. Entonces, prendí la pantalla plana que era la televisión, viendo en ella a un enorme lobo portando a un muchacho en su enorme boca, reproduciendo la escena que habíamos vivido con anterioridad. Habíamos sido grabados por la televisión humana...

Chicos... Los Digimons ya no son un secreto...- dije, temerosa, pues sabía que habría gente que se aprovecharía de los poderes de los Digimon. Veía entonces a Sigrun, Max e incluso a mi aparecer con nuestros compañeros Digimon en plena televisión. Entonces, miré a Sigrun y a Max e, incluso, a un inconsciente Seimei. ¿Qué haríamos ahora...?
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Sigrun Vinter el Sáb Mar 04, 2017 6:41 pm

Sigrun podía notar la presión, había una persona muriéndose frente a ella y tenía que salvarlo, no podía dejar que muriese. Debía hacer algo y hacerlo ya. Agarró el botiquín y sacó de allí lo que le dijo Max, algo para desinfectar la herida, gasas… Lo tenía todo y enseguida empezó a aplicar las curas, usó un desinfectante en las heridas mientras observaba y escuchaba como Seimei deliraba. Se disculpaba con alguien, no sabía con quién y no le importaba en lo absoluto, solo quería salvarlo. Estaba perdiendo sangre. Demasiada. La valquiria solo disponía de unos minutos, quién sabe cuántos.

Fue corriendo a un armario, lo abrió y empezó a revolverlo todo, sacando unas sábanas de repuesto. Poco le importó manchar el armario y los cajones con la sangre que ahora tenía en sus manos, debía actuar rápido. Aunque realmente estaba actuando por instinto, nunca se había topado con una situación así, y estaba nerviosa, tenía el corazón a mil. Regresó y puso las sábanas sobre la herida de Seimei, presionando para tratar de detener la hemorragia.

Si la situación no era lo bastante grave, Yoko puso las noticias y allí vieron a Blurr e incluso a ellos mismos. La calidad del video no era muy alta, pero aun así Sigrun se preocupó aún más. Debía hacer algo, pero tenía la vida de Seimei en sus manos. No podía dejarlo morir. Decidió darle prioridad a él, a pesar de que, como Royal Knight debería encargarse primero del Mundo Digital y la amenaza que Blurr provocó.

Revisó las heridas, seguían sangrando, no podía detener la hemorragia. La sublíder estaba desesperada ¿Qué podía hacer? No había aguja ni hilo ¿cómo podía cerrar la herida? Lo único que tenía era… DigiSoul. Fuego digital, energía, calor. Si lo concentraba, podría llegar a cauterizar su herida y hacer que dejara de sangrar. Decidió intentarlo, era su último recurso. Mientras que con una mano seguía presionando la herida, la otra empezó a generar Digisoul, y una llama digital azul fue ardiendo en su mano con fuerza. La valquiria miró a Seimei unos instantes, rezando a Yggdrassil para que  funcionara.

- Espero que no te duela mucho… - le dijo antes de retirar las sabanas y poner su mano cargada de DigiSoul sobre su herida.

En cuanto hubo contacto, el fuego digital se extendió por el tejido dañado, cubriendo las heridas y cauterizándolas, mientras una tenue luz azul resplandecía. Mientras Sigrun seguía generando DigiSoul, quiso hacer algo para detener los delirios.

- ¿Puedes oírme, Seimei? Céntrate en mi voz, ignora todo lo demás, sólo escúchame a mí. – le hablaba la valquiria intentando que volviera en sí, que dejara de sufrir por esos delirios- Estás en Shibuya, en un hotel. Sigue mi voz y regresa de nuevo. Solo sigue mi voz, no sigas a nada más.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | ??? Theme
Battle Theme | Lost Theme

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 558
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Mar 06, 2017 11:38 pm

-No tuerzas la boca, Max.

Fue la reacción de Roku en su estadio de vigilia, apenas percibiendo la realidad como una serie de retazos que mezclaban la percepción y el imaginario, en un desorden de imágenes que alternaba la muchedumbre que se guarecía en el lugar, por miedo a las réplicas, aquellas almas condenadas, y recuerdos vagos y sueltos de una mente herida. Muchos de ellos eran jirones, imágenes quebradas como un espejo roto, mostrando muchos reflejos, pero nada en realidad.

La duda corroía sus pensamientos, sin tener respuesta. Una figura que quería atrapar, conocer, sin éxito alguno, y luego aquella presencia sin rostro que se reía de él, tornándose a partir de lo etéreo solo para atormentarle. Lentamente, la mano de este se iba acercando hacia el torso de Roku, rubricando su huella en él. Dolía, quemaba, era una sensación desagradable.

-Citando Luces de Bohemia, una vez más, “Deja que me encargue yo”, y es que toda luz, debe apagarse- ¿por qué su voz era la única clara, la única que podía entender sin problema alguno?-. Buenas noches, Roku, es hora de reclamar lo que es mío: tú.

De la marca, una luz violácea se iba extendiendo, carbonizando la carne, reduciendo el dolor, la duda y la preocupación a nada. Al calor le seguía el frío, y después, nada. No tenía miedo, estaba en paz, tranquilo. Solo podía oír la risa de aquel ser, pero pronto llegaría el silencio. De no ser por esa otra mano, cálida, que contrarrestaba ese gélido sopor. Una sensación de vida que reavivaba su ser, que le sacaba de las profundidades de su propia mente. Todo se hacía más claro, desvaneciéndose la confusión, las sombras, y Él.

-No, ¡¡no!! ¡¡Estaba tan cerca!! ¡¡Tan cerca!! ¡¡Solo debes oírme a mí!! ¡¡Ni la escuches!! ¡¡Solo yo sé la verdad, sé qué y quién eres!! ¡¡Tu nombre, lo sé!!¡¡Te llamas ...!!



Sigrun Vinter escribió:-¿...Seimei? Céntrate en mi voz, ignora todo lo demás, sólo escúchame a mí.-poco a poco, recuperaba el oído, y el resto de sus sentidos- Solo sigue mi voz, no sigas a nada más.


-Te oigo -pudo articular, débilmente-, ya puedo oírte -como pudo, aferró la mano de la chica y la retiró de la herida, evaluando el estado de esta-. De momento, creo que esto servirá. ¿Se sabe algo de las noticias? Si ha habido víctimas, los daños, y eso -generalmente, daría más especificaciones, pero las fuerzas aún no se habían repuesto.
-La pelirroja dice nosequé de que los digimons ahora son públicos -informaba el fantasma, retornando de su hiatus-. Por las noticias y eso, pero no del parque, sino lo del perrete.
-Ah, eso -tomó aire y carraspeó un poco-. No os preocupéis por las noticias y rumores. Los digimon llevan años existiendo, y nunca han tenido repercusión en los medios. No hay que olvidar que algunos son enormes, ¿alguna vez habéis visto un Titamon? -rascó su sien- No interesa escandalizar a la gente, por ello se encubrirá de algún modo: que si es un animal del zoo, imágenes filtradas de alguna película, o así -se quejó por las heridas, pero siguió hablando-. El terremoto se usará para apartar la atención, y la gente empezará a pensar por sí sola alguna explicación razonable. ¿Quién va a deducir que coexisten dos mundos por solo un lobo gigante? El problema se arreglará solo -y tras esto, notó que seguía sosteniendo la mano de ella, por lo que la liberó-. Disculpa, no me percaté -inclinó su cabeza en muestra de gratitud-. Gracias por la ayuda.
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 775
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Maxwell Miyamoto el Miér Mar 08, 2017 9:16 am

La repentina contestación que Seimei le hizo a Max al principio sorprendió al muchacho de cabellos verdosos, aunque luego le hizo esbozar una sonrisa al entender la referencia que había hecho el moribundo que se encontraba a escasos metros de él, recostado en la cama y siendo atendido por Sigrun, la sublíder de los Royal Knights.

Así que Luces de Bohemia ¿eh?- mientras susurraba el título de la obra escrita por el autor español Ramón María del Valle-Inclán, Maxwell le entregaba todo el material que necesitase su compañera para solucionar las heridas del contrabandista herido. Al poco tiempo, Yoko entró por la puerta y, tras ver que Max y Sigrun se encargaban de las heridas de Seimei, ella encendió la televisión y comenzó a buscar en las noticias algún indicio de los sucesos ocurridos tanto con el equipo de ShadowSeraphimon como con Blurr, Ashely y la locura del lobezno gigante.

Tras limpiar la herida, la sublíder de los Royal Knights, tras comprobar que seguía sangrando, decidió utilizar su DigiSoul. En estos momentos, Max se sentía un completo inútil, al no poder ayudar... Por lo que sujetó a Seimei para que no se moviese debido al dolor. El fuego digital de color azul rodeó las manos de la hermosa valquiria que, decidida, decidió aplicar sobre la herida para tratar de cauterizarla, además de llamarle con su tierna y dulce voz.

No sabía que el DigiSoul tenía ese tipo de usos...- sonrió amargamente en un susurro, pues Sigrun había hecho todo el trabajo. Mientras Seimei se reponía poco a poco, Yoko apuntó que la gente sabía ahora de la existencia de los Digimons, pues aparecían en la televisión todos los allí presentes, de manera algo borrosa. Entonces Seimei, despierto y consciente, mencionó que el gobierno taparía el asunto, ya fuese diciendo que se trataba de parte de una película o algo por el estilo y que utilizarían el terremoto para apartar la atención de los "monstruos de cine", a lo que el peliverde asintió- No es la primera vez que pasa... Me alegro de que estés bien, "Don Latino"- le dijo a Seimei devolviéndole la referencia y estirando sus brazos en el aire, mirando a la pareja, rescatadora y rescatado, cogerse de la mano, a lo que profirió una sonrisa- He oído que el chocolate viene bien para reponer fuerzas... Voy a buscar un poco... O quizás haga la tarta ya, si Yoko y los cocineros de su hotel me lo permiten- con un gesto de sus ojos indicó a Yoko que deberían dejar solos a Sigrun y a Seimei, por si querían hablar de algo con tranquilidad.

Me pido el primer bocado a esa tarta- mencionó Xorem, saliendo junto a Max de la habitación, simulando ser un muñeco de peluche entre los brazos del peliverde.

El que cumple años soy yo, no tú- susurró el muchacho mientras caminaban por el extenso pasillo, dirigiéndose hacia las cocinas del hotel, con paso decidido, mientras pensaba en sus propios problemas.

______________________


Gracias Alannita/Natsuki por la firma <3


Gracias a Menta por la Imagen

avatar
Maxwell Miyamoto
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 223
Cuentas : Max:

Hepo:

Vali:
Ficha :

Relaciones :
Cronologia :
NPCs :

Nivel On Rol : Ultimate/Cuerpo Perfecto/MegaCampeón
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Argus/Minerva: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Maxwell Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger

Xorem Miyamoto
Rango: Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger


Rango y Unidad Digi Aliado : Argus/Minerva
Rango: Sub-Oficial
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: West White Tigger
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cumpleaños que se tuerce [Priv. Max, Yoko, Roku, Sigrun & Ashe]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.