Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lo que no fue...
Hoy a las 3:46 am por Scott-X

» -Crónicas-
Hoy a las 3:27 am por Roku Ginshô

» Ficha de Menta Suzushii [En Construcción]
Hoy a las 2:22 am por Vicius

» Registro de Apariencia
Hoy a las 1:52 am por Vicius

» Petición de Lineas Evolutivas
Hoy a las 12:21 am por Scott-X

» [Yatagaramon Spirit]
Hoy a las 12:20 am por Scott-X

» Hola a todos!
Ayer a las 11:42 pm por Fuji Raikomaru

» Evoluciones
Ayer a las 4:17 pm por Alanna Tale

» Una cita en el museo, la unión de 2 caminos [Privado: Alanna]
Ayer a las 4:14 pm por Alanna Tale


Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ethrios, Fuji Raikomaru, Roku Ginshô

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2217)
 
Scott-X (1717)
 
Rena Ryuugu (942)
 
Kurai (938)
 
Ed Elric (830)
 
Sigrun Vinter (742)
 
Ralian (647)
 
Elith (571)
 
Roku Ginshô (526)
 
YatterwaAgain (495)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Legado NinjaLost Soul



Crear foro

El Origen de un Villano

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Origen de un Villano

Mensaje por Yoko Littner el Jue Abr 28, 2016 4:52 pm

CAPÍTULO 1: ESTOY SOLO


Nací de un pequeño DigiHuevo en el centro de la red de ordenadores mundial. Me sentía solo, abandonado, sin ningún amigo cerca de mí. Era poco más que una extraña forma de vida con forma de medusa y en el centro de mi cara, si es que se le podía llamar así, residía un gran ojo, cuyo iris era de un color anaranjado. Era un Kuramon, aunque aún no conocía la razón de mi propia existencia, tan sólo sabía que era un Digimon… Supongo que eso lo sabrán todos los Digimons, deberían conocer su naturaleza según nace… Y eso hacía yo…

Pasaban los días, las semanas, los meses, los años… Y ahí seguía, sólo, en mitad de la red informática del Mundo Humano… Alrededor de mí se agolpaba una gran cantidad de noticias de todos los tipos: económicas, políticas, bélicas… Era un tormento, un horror, las palabras resonaban en mi cabeza sin poder hacer nada. La información era absorbida poco a poco por mi cuerpo, alimentándome. No sabía qué podía hacer.
“¿Qué haces comiéndote esos datos? ¡Hay gente que necesita escuchar noticias!” Me decía a mí mismo, intentando evitar alimentarme de los datos que se agolpaban en torno a mí. Sin quererlo, tras absorber toda la información que pude, a pesar de ir en contra de mi voluntad, me transformé. Logré dar el siguiente paso a la evolución digital que me esperaba. Me había convertido en Tsumemon, un Digimon con forma de garra con el mismo ojo anaranjado en el centro de mi cara, de la que salían dos especies de orejas con forma de antena.

“¿Me he convertido en algo más fuerte tras recabar información?”. La idea de alimentarme de información cada vez me parecía menos descabellada… Además, era algo que no podía evitar, a fin de cuentas. Con el tiempo, aunque seguía sólo, iba comprendiendo los distintos idiomas que esas formas de vida compuestas por carne y hueso utilizaban para comunicarse entre sí, a grandes distancias. A su vez, también aprendí a seleccionar la información de la que me iba a alimentar en lugar de digerir toda la información que hubiese en mis alrededores, con la palma de mi mano-cuerpo, que vendría a ser mi boca. Los datos que absorbía eran superficiales y nada importante para el género humano: un emoticono de una conversación, signos de exclamación o interrogación de otra conversación… ¡No hacía daño a nadie!

Seguía y seguía alimentándome con el paso de los días… Pero también seguía en mi soledad. En este tiempo no había conocido a nadie, no había tenido trato con nadie, ni Digimon, ni humano, ni ninguna otra forma de vida conocida o desconocida… Seguía alimentándome diariamente, cada vez más, era como una droga, no podía parar de robar información y alimentarme. Lo cierto es que pasé de robar emoticonos a páginas enteras de información y noticias, volviéndome un peligro inestable.

Cambié nuevamente de forma. Esta vez, llegué al nivel Rookie. Me llamaba Keramon, un Digimon cabezón, con dos antenas alargadas saliendo de mi cabeza, un adorno anaranjado en el cuello, dos grandes manos y un cuerpo lleno de tentáculos que conformaban mi torso y mis piernas. Además, tenía una cara de loco a la que muy pocos podrían soportar aguantar mi mirada de psicópata descerebrado. Y, sin embargo, seguía solo, aunque, siendo sincero, cada vez me preocupaba menos ese tema… Comenzaba a asumir que me quedaría sólo el resto de mi vida… Aun cuando los Digimons no podemos morir de viejos como esos simios de piel rosada sin pelo llamados los Seres Humanos, los autoproclamados, “formas de vida más inteligentes y poderosas” Je, ilusos… Sin embargo, cada vez mi presencia era más evidente según continuaba con mi alimentación de varias páginas de información.

En poco tiempo, me comenzaron a llamar Creepypasta, algo así como una leyenda urbana de Internet. Algunos rumores, todos ellos infundados por el miedo de los seres humanos hacia mi persona, mencionaban que era una especie de pulpo que se comía los datos más importantes del mundo y que, por esa razón, últimamente habían desaparecido noticias enteras de periódicos digitales del área de Japón. Esta es la Creepypasta que se inventaron acerca de mí que más sentido tenía, eso es cierto. Sin embargo, las empresas encargadas de la publicación de estos medios de información de los que me alimentaban, respondían con muchas excusas: se habían caído los servidores y, al resetearlos, se habían perdido varias noticias. Otra de las excusas que daban era, simplemente, que había ocurrido por fallos técnicos. Otra que los becarios que se habían encargado de redactar esa noticia no la habían enviado correctamente y, por este motivo, hubo muchos despidos… Había gente que estaba perdiendo sus puestos de trabajo por mi culpa, pero no era mi problema. Ellos me habían abandonado y yo ahora estaba intentando lograr mi propio alimento, aunque tuviese que recurrir a este método de robar información y noticias.

Otra de las Creepypastas que se inventaron sobre mí, era mucho más macabra. Decía que si los adolescentes pasaban la noche con su pareja y tenían un aparato electrodoméstico encendido, como un ordenador o una televisión, aparecería de ellos y con un machete comenzaría a cortar a estas parejas de enamorados en pedazos muy pequeños de sí mismos y los escondería en la red, para que nadie ni nada pudiesen encontrarlos jamás… La apariencia la mantenía igual: un pulpo con una cara de maniático psicópata.

Lo cierto era que había mucha leyenda urbana en torno a mí. Ahora únicamente no me encontraba sólo, sino que también era odiado y temido por los dueños, o así lo creían ellos, de aquél hábitat digital que me proporcionaba mi hogar, mi fuente de alimentación… Estaba sólo, pero ahora era todo mucho peor… Y lo cierto es que me daba igual, todo seguía siendo igual, salvo que yo también comenzaba a odiar a los humanos. ¿No querían cuidarme? ¿No querían estar conmigo? Muy bien, pero tampoco quería que me criticasen sin conocerme, no quería que se inventasen cosas acerca de mí que yo no hacía… ¡Yo lo que quería era tener un amigo! ¡Una familia que me cuidase y a la que yo pudiese cuidar! ¡¿Tan difícil era de entender?!
Pasaba el tiempo y la información seguía entrando en mí, alimentándome de ella. Ahora también me alimentaba de las claves de usuario y de las bases de datos de ciertas páginas web, provocando varios altercados en el mundo real, volviéndome un villano virtual para los cientos de miles de millones de informáticos que programaban en Internet y se ganaban la vida con ello. Mi apariencia también había cambiado. Me había convertido en Chrysalimon, un Digimon con apariencia de capullo o crisálida de color violeta, que tenía adherido a su cabeza un cuerno curvo de un color rojo carmesí. De mi cuerpo, salían varios apéndices en forma de cuchillas o lanzas y en la zona más baja de mi cuerpo poseía un enorme aguijón dorado. Me había vuelto un Digimon resistente, de nivel Champion… Ahora necesitaría alimentarme muchísimo más de lo que me había alimentado hasta ahora… Pero veo, que seguiré estando solo por siempre…



Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 105
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.