Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Hibiki Sanjō, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1934)
 
Roku Ginshô (1050)
 
Fuji Raikomaru (1022)
 
Sigrun Vinter (917)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Elith (546)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Vie Mayo 20, 2016 9:42 am

El tintineo del agua cayendo despertó al digimon. La boca le sabía a óxido, había perdido por completo la noción del tiempo y su estómago hacía mucho tiempo que había dejado de gruñir implorando comida. Clockmon, antaño supervisor de la estación de los Trailmons apostada en islas Hespérides, un destino turístico apostado en el terreno asignado a los Dragon Roar. Cuatro islas separadas por una quinta central que, siendo prácticamente una montaña, alteraba los biomas, haciendo que en cada una se produjera un clima distinto, imitando las diferentes estaciones.

Pero hace unos días apareció en una de las estaciones una carta anunciando su ausencia por motivos personales. A todos les sorprendió, pues nadie conocía mejor que él los horarios y la gestión. Por desgracia, él no escribió aquello. Desde entonces su captor le había estado sometiendo a diferentes torturas, como maltratar su cuerpo metálico desmontándolo o cortar su otro cuerpo para quemarle las heridas, una y otra vez. Suplicaba por una muerte, pero esta no llegaba nunca.

Un resplandor anunciaba la llegada de aquel que había convertido su vida en un infierno. Siempre anunciaba su llegada de ese modo, y aunque sus ojos quedaban dañados por la luz, sabía que era un digimon samurai por la espada que portaba.


-Por favor, mátame de una vez, te lo suplico...-decía sin obtener respuesta- O por lo menos, dime qué te he hecho, por favor, merezco saberlo. Háblame, dime algo...
-... Hoy acaba tu reclusión. Que vivas o no depende de cómo cumplas mis órdenes. A partir de ahora voy a decirque qué vas a hacer, vas a asentir y hacer EXACTAMENTE lo que te digo. Si no perfectamente puedo extender esto otro mes. Si has comprendido, asiente -así lo hizo el digimon- Bien, vamos a llamar a la estación y vas a decir que te reincorporarás en breve, pero que igual gestionaste mal el envío de Chrome Digizoid hacia los US, y vas a pedir que se prepare su envío para hoy, ¿de acuerdo? -de nuevo, asintió- Luego te soltaré, y podrás recuperarte. He preparado comida, bebida y algunas plantas medicinales por si estás enfermo. Regresarás a tu puesto y nunca le dirás a nadie esto que ha pasado, o volveré a acabar el trabajo. Mis jefes pensaban que era mejor matarte, pero creo que si sabes cerrar el pico todos salimos ganando. ¿Verdad?

Con lágrimas saliendo de sus ojos, el digimon asintió. Le colocaron un dispositivo móvil cerca de su cabeza, y comenzó a hablar con sus compañeros de estación. En su ausencia no se habían atrevido a exportar los bienes minerales y frutales de la isla, si bien no quisieron cerrar las líneas destinadas al turismo, la actividad había sido mínima. Al parecer alguien perdió los almanaques donde se recogía las cantidades de mercancía y el pago de estas, por lo que necesitaban volver a preparar las cuentas desde cero. Por tanto, nada podía salir del archipiélago, al menos no sin saber cómo preparar el envío. Clockmon les indicó los precios y cantidades, siendo él quien, días atrás, había organizado estas informaciones.

Inmediatamente pensó que, al igual que lo había secuestrado con suma facilidad, su captor se había encargado de destruir estos informes, congelando el comercio de la isla solo para que no pudieran enviar los cargamentos del preciado mineral al clan que los había solicitado. De este modo podría hacerse con él cuanto quisiese. Susurrándole, el torturador le indicaba qué debía decirle a sus hombres acerca de la cantidad, envío y precio: el pedido se colocaría en una de las vías de isla Verano, acordando la hora y demás. Una vez dicho todo esto, la llamada finalizó, y el samurai liberó a Clockmon de sus ataduras.


-Por qué, ¿por qué haces esto?
-Trabajo. Ahora mismo ese material está fuertemente cotizado, por lo que incluso una pequeña cantidad puede mover miles. Antes de destrozar vuestro inventario, examiné las cantidades extraídas, y si bien el chrome se consigue en muestras diminutas, aunando las pequeñísimas cantidades se consigue un lingote que se puede emplear en la obtención de algo prácticamente indestructible. Ahora mismo tenéis registrado un cargamento de hasta 100 kilos de este material, algo exagerado. Pues mi Jefe lo desea, así que he de dárselo.
-Pero se lo vendemos a los US porque ellos quieren usarlo para el bien. Últimamente han habido más asaltos a los Trailmon, y piensan que con el chrome podrán fortalecerlos para que el número decaiga. Si te lo llevas los estás condenando. ¡¿Quién eres tú para...?!
-Tu verdugo -dijo colocando su espada apuntando al cuello del digimon-. No olvides que si sigues vivo es gracias a mí. A partir de ahora, siempre que te llame y te haga una pregunta responderás con un “sí, señor”, ¿y sabes por qué? Porque esto que has vivido puede experimentarlo cualquiera de tus hombres. ¿Quién eres tú para decidir sobre su salud, hum?
-Mátame antes que eso por favor...
-Ni hablar, eres demasiado valioso. Solo te estoy diciendo que cooperes. ¿No has dicho que los Trailmons están siendo atacados? Mejor nosotros que un digimon sin escrúpulos.
-Pero lo vais a usar para hacer armas, morirá gente, y todo por mi culpa...
-Ni hablar, la culpa es mía. Tú solo eres el blanco de la extorsión. Atiende. Si te hubiera matado la próxima vez habría tenido que hacer esto a tu sustituto, y repetir el proceso cada vez. Esta isla no solo produce chrome digizoid, sino que su extraño clima permite la presencia de especies raras, ¿verdad? A mis superiores les viene bien tenerla controlada. Yo he elegido no matarte, y que sigas aquí permite que se cierre ese ciclo de muertes, ¿entiendes? Eres un héroe, enhorabuena, gracias a ti tus hombres estarán bien, ¿no es eso bueno?
-Pero le haréis daño a otros, ¿cómo puedo vivir así?
-Pensando en los que has salvado. En todo caso, el que no podría dormir sería yo, que soy el que ha provocado todo esto.
-¿Y puedes? ¿Puedes olvidar todo lo que estás haciendo? ¿Vivir sin remordimientos?
-Por supuesto que no, pero tengo un truco.
-¿Cuál?
-Dejar vivo a tipos como tú. Mientras cumpla el encargo, el cómo lo haga es indiferente. Intento reducir las víctimas y eso.
-¿Pero por qué te tomas esas molestias?
-Para poder dormir.

La conversación se extendió durante horas, y del miedo y frustración iniciales de Clockmon surgieron sentimientos de extrañeza e incluso de admiración. Era cierto que una vez terminada su cooperación lo más sencillo sería rematarle, pero el torturador no solo había ignorado la orden de asesinato, sino que estaba justificando su vida. Cuando se recuperó de los daños, volvió a la estación central de isla Verano, donde se le había encargado que el Trailmon acudiera a una vía muerta para facilitar la sustracción, evitando bajas innecesarias. Le dolía tener que hacer esto, pero de nuevo el pensamiento de evitar daños innecesarios le tranquilizaba, en parte. A su regreso otros trabajadores le sonrieron y recibieron con los brazos abiertos, pero él seguía intranquilo. Se giró, pero allí no estaba el digimon cuya presencia le atemorizaba. Solo algunos turistas, tamers y digimons, disfrutando del sol y las maravillosas costas del lugar.

Poco podía saber que allí estaba él. Roku Ginshô, el responsable de todos sus males, lo estaba vigilando en su forma humana. Una vez pudo apreciar el miedo que le profesaba, lo cual garantizaría su plan, y hasta que llegara la hora señalada, decidió disfrutar de unas breves vacaciones. Al fin y al cabo tenía la suerte de estar en un lugar donde el verano era infinito, y agradecía no tener que soportar esto en la isla Invierno.

Se acercó a la playa más cercana y pagó por comer algo, sirviéndole lo que parecía ser arroz con marisco. Le sorprendía la existencia de crustáceos en el digimundo, pero como tenía hambre empezó a comérselo tranquilamente mientras observaba el vasto océano que se extendía ante él.


-Es una pena estar en contra de un mundo tan hermoso.
-Ya te digo tío, es que eres un capullo integral -le decía Bakemono en su mente riéndose-. Ahora en serio, yo creo que lo has hecho bien. Hoy no te has cargado a nadie, ¿no?
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Dom Mayo 22, 2016 3:43 pm

Me encontraba en mi habitación situado en el ático del hotel perteneciente a mi familia. Junto a mi se encontraban una muchacha rubia con las puntas de sus cabellos acabada en color morado, alta, esbelta, bellísima, de origen americano y que era aún más novata que yo en cuanto a ser Tamer de un Digimon. Su nombre era Chitoge Kirisaki, mi amiga de la infancia, que, el otro día, comenzó su andadura como Tamer. Llevaba un vestido veraniego de color verde de una sola pieza que contrastaba con su blanca piel. Su compañero se llamaba Wolfie, un Gaomon, que era un Digimon con aspecto de lobo azul karateka: llevaba una cinta roja en la frente y dos guantes de boxeo, uno por mano. Wolfie se encontraba jugando con Kate, mi compañera Digimon, de la especie de los Gatomon. Ambos Digimons se encontraban jugando en mi cuarto con una de mis videoconsolas, a un juego que consistía en capturar ciertos monstruos en bolas y hacerlos combatir entre sí. Por lo pronto Kate era quien ganaba... Aunque era normal, mi amiga tenía mucha más experiencia puesto que solía jugar constantemente mientras yo me dedicaba a estudiar, ayudar en el trabajo de mis padres o cualquier otra cosa. Lo cierto es que tanto Kate como Wolfie podían hacerse pasar perfectamente por mascotas: Kate se hacía pasar por un gato doméstico, mientras que Wolfie se hacía pasar por un perro... De hecho, incluso Chitoge le ponía una correa para "sacarlo a pasear". Wolfie repetía constantemente: "Después de tanto entrenar tener que rebajarme a esto...". Lo cierto es que Chitoge era muy querida por todos sus conocidos, incluida yo, pero podía llegar a ser demasiado... Convincente. Por otra parte, Chitoge y yo nos encontrábamos sentadas encima de mi cama, hablando acerca de un montón de cosas mientras nos reíamos y charlábamos alegremente. Tras un tiempo, a Chitoge se le ocurrió una idea:

Oye Yoko, tú podías abrir portales hacia el Mundo Digital desde tu ordenador ¿cierto?- Chitoge señaló el Digivice D-3 que se situaba encima de mi escritorio de estudio, junto al Digivice IC de Chitoge.

Así es, Chitoge, pero, ¿para qué quieres saberlo?- pregunté mientras me rascaba el mentón con uno de mis largos dedos.

Jeje.... ¿Qué tal si vamos a alguna zona del Digimundo a pasar un día? A una playa, más exactamente... De hecho, quería decirtelo por teléfono, pero pensé que sería mejor darte una sorpresa... Es más, me he traído puesto el bikini debajo de la ropa- Chitoge y sus planes ideados sin el consentimiento de nadie... Aunque la verdad es que me gustaría pasar un día tranquilo en la playa y era más fácil ir a una playa del Digimundo que del Mundo Real, por lo que asentí y me dispuse a ir hacia el armario a por un bikini. Uno blanco y azul a rayas creo que será el que me pondré en un ratillo...

_________

Tras acabar de ponerme el conjunto ideal para ir a la playa del Digimundo debajo de mi ropa, que consistía en una camisa corta de color blanco y unos pantalones cortos vaqueros de color azul, buscamos una zona en el Mundo Digimon correspondiente a nuestros gustos. El lugar elegido fue el de un lugar llamado las Islas Hespérides, un archipiélago formado por cinco islas, en la que se hallaban cuatro islas situadas alrededor de una isla central, que era casi en su totalidad una montaña en mitad del mar. Las otras cuatro islas tenían el nombre de Isla de Invierno, Isla de Otoño, Isla de Primavera e Isla de Verano, representando cada una a una estación. De hecho, la climatología de esas islas era la correspondiente a su nombre, por lo que lo tuvimos claro: ir a la Isla de Verano, por lo que, después de preparar a Kate, quien también tenía puesto un bikini rosa y a Wolfie, quien tenía un bañador masculino de color rojo y un flotador, preparamos una bolsa con todo lo necesario: protector solar, una pelota de voleibol (así como la red para jugar a voley-playa), unas palas de tenis de mesa, comida para picotear... Y un largo etcétera. De hecho, la bolsa estaba a punto de reventar de todas las cosas que llevábamos en ella. Tras esto, apunté con mi D-3 a la pantalla del ordenador y encendí el dispositivo para abrir la puerta digital, por la que nos metimos para dirigirnos hacia el Mundo Digital. ¡Era la hora de ir a la playa!


avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Dom Mayo 22, 2016 6:38 pm

Mientras degustaba las últimas cucharadas de aquel plato, Roku pensaba qué debería hacer a continuación mientras esperaba el momento oportuno para retonar con sus labores de criminal. Sin fijarse en nada en concreto recorría con la mirada aquellas costas, y decidió hacer un poco de turismo. Se sorprendió de la cantidad de instalaciones presentes en el lugar: tiendas, pistas deportivas, saunas y aguas termales... Es como si recogieran lo mejor de las instalaciones humanas de diferentes culturas y las hubieran apostado en un único lugar. Lo primero era pensar cómo podría matar el tiempo.

-Necesitamos un bañador -decía Bakemono-. Si no parecerás un bicho raro.
-Tengo una idea mejor.

Rápidamente adoptó la forma de Dracumon. Pensó que podría aprovechar para un entrenamiento especial empleando aquel cuerpo, que consumía menos energia que Musyamon. Fue a la playa y empezó a nadar. Tras un rato usando esto a modo de calentamiento empezó a practicar giros y desplazamientos acuáticos.

-¿Te vas a apuntar a algún grupo de natación sincronizada y no me dijiste nada? “Vaia vaia”.
-No seas tonto. Una de nuestras últimas peleas fue submarina, y si no logro sacar la fuerza de entonces no servirá para nada. El estilo que Benkei nos enseñó aquella vez, he de aprender a usarlo mejor. Y para ello debo fortalecer los músculos del tren inferior y la espalda, para poder zambullirme mejor.
-Ya, ya. Bueno, al menos así te das un chapuzón, que siempre vas “acalorado” con los encargos. Reláx, tío, respira. Haces lo que debe hacerse, ¿no?
-Podría hacer más. Hoy hemos traumatizado a un digimon, le hemos atado de por vida a... Esto...
-¡Le hemos salvado la vida! ¡A él y a muchos! ¡Otro le habría rajado el cuello! ¡Yo le habría rajado el cuello! Y mira, en vez de estar de vacaciones en una isla de ¡vacaciones! ¡te estás matando con el ejercicio! ¡¡Como tu camarada te ordeno que te relajes!!
-¡No puedo! -llegados a este punto ya le estaba gritando, pero por suerte la gente seguía inmersa en su disfrute veraniego- ¡Estoy acabando con este mundo en el día a día! ¿Descansar? ¡Si no mejoro es como si yo mismo lo estuviera estrangulando!
-¡Pero serás...! ¡Ahora vas a ver, baka! -con un simple resoplido, Bakemono negó la transformación, regresando Roku a su forma humana en medio del agua- ¡Hoy descansas como que me llamo Bakemono!
-Pero si te llamas Ja... Bueno, está bien, supongo que le dirás a Benkei que tampoco me deje “relajarme”. Pero si sale algo de trabajo deberás dejarme que acceda a Musyamon, no puedo presentarme como, ya sabes, humano.
-Ya, ya, pero ahora sal del agua y vete a comprar ropa seca, y te comes un heladito. De chocolate. Con pasas. Y sirope de fresa.

Roku seguía pensando cómo podía disfrutar de algo tan amargo y dulce a la vez, pero suponía que tenía razón. Regresando a la costa suspiraba intentando relajarse, cuando vio un portal abriéndose, del cuál emergió una exótica muchacha de cabellos dorados con tonos malvas en las puntas, acompañada de un digimon cuya especie ya había conocido antes, tratándose de un Gaomon, pero se diferenciaba de aquel de mirada fría y pelajes oscuros como una noche sin Luna (sin contar el cómico flotador que llevaba este). Se sorprendió de lo súbito de la escena y la facilidad con la que podían moverse algunos tamers por el digimundo, pero más le conmocionó quien estaba al lado de esta.

-¿Yoko? -decía identificando a la pelirroja y a su digimon- ¿Pero qué hacen aqu...?-antes de acabar la pregunta su digivice sonaba, viendo quién intentaba comunicarse con él: Clockmon.
-¿Por qué lleva la pequeñaja bikini? Si ya es adorable sin ropita, es un suplemento innecesario... ¿No crees Roku? ¿Roku? ¡Oye, heladito! ¡Heladiiiito!
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Lun Mayo 23, 2016 9:35 am

El grupo conformado por Wolfie, Kate, Chitoge y yo llegamos en un pequeño instante a la Isla de Verano de aquél archipiélago, encontrándose situada la isla en el sur del archipiélago dado que representaba la estación de Verano. El portal digital nos condujo a la zona costera de la isla. En dicho trocito de tierra que flotaba en el mar, se hallaba, justo delante de nosotras, un vasto mar cristalino que chocaba constantemente con la ardiente arena que se encontraba bajo nuestros pies. Alrededor de nosotros se encontraban un montón de chiringuitos con comida típica de diversos países del Mundo Humano: Japón, España, Inglaterra, Alemania... ¿Cómo demonios había llegado ese tipo de comidas a este Mundo tan cerca y a la vez tan lejos del nuestro? Supongo que ha habido un gran número de Tamers antes que yo que trajeron parte de su cultura hacia esta zona del Digimundo. Me pregunto si ocurrirá lo mismo con el resto de las Islas Hespérides o, incluso, con el resto del Mundo Digital. También pude fijarme en varios edificios que se encontraban un poco más alejado de la costa, correspondiendo a distintos establecimientos como podían ser saunas, aguas termales, un polideportivo, pistas deportivas de padel, tenis, voley playa y demás deportes... Curiosamente estos edificios también parecían estar sacadas del Mundo Humano y adaptadas al Mundo Digital. Por ejemplo, había unas saunas llamadas las Saunas Meramon, el polideportivo Centarumon... No estaba mal, seguramente regresásemos a esta zona muchas más veces.

¡Mira Yoko! ¡Mira cuántos Digimons y Tamers!- me dijo Chitoge entusiasmada, puesto que era la primera vez que venía al Mundo de los Digimons y realmente estaba entusiasmada. El simple hecho de ver más personas junto a sus Digimons paseando por la playa, bañándose en el agua o comiendo algo en los chiringuitos le llenaba de alegría.

Chitoge... ¿Por qué demonios tengo que llevar esta cosa?- le preguntó Wolfie a su Tamer mientras señalaba su flotador que se encontraba alrededor de su cintura.

Oh vamos... Si te ves monísimo con él...- mia amiga rubia con toques violetas se reía de su Digimon traviesamente mientras miraba atentamente a Wolfie, su Gaomon y compañero Digimon- Además, eso sirve para que no te ahogues, según recuerdo me dijiste que no sabías nadar muy bien- a pesar de las bromas de Chitoge, a veces pesadas, tenía muy buen corazón... Cuando no se le hacía enfadar claro estaba. Wolfie, sin rechistar pero con mala cara, asintió a las palabras de Chitoge y se dejó el flotador puesto.

Bueno, ¡basta de cháchara! ¡Preparemoslo todo!- dije mientras dejaba la pesada bolsa en el suelo y de ella sacaba varias toallas y sombrillas- Wolfie y Kate, vosotros poned estas cinco toallas en la arena... Chitoge, tu y yo pondremos estas tres sombrillas que tenemos- y así lo hicimos. Los Digimons pusieron las toallas extendidas agrupándolas entre sí, mientras que Chitoge y yo nos dispusimos a colocar las sombrillas de tal manera que tapasen lo máximo que pudiesen las toallas.

Tras esto, Chitoge y yo nos quitamos la ropa sobrante y nos quedamos en bikini, el uniforme oficial, por así decirlo, de la playa. Inmediatamente después, ambas cogimos cada una un bote de crema protectora y se la echamos primero a Kate y a Wolfie por todo su cuerpo, quienes comenzaron a quejarse sonoramente.


¡Gaaaaaaah! ¡Está heladoooo! ¡¿Qué haces maldita Vaca Lechera?!- dijo Kate, mi Gatomon mientras sentía la fría crema blanca que servía como protectora solar recorrer practicamente todo su cuerpo felino. Las quejas de Wolfie hacia Chitoge eran similares, salvo que la Tamer rubia le puso los pelos de la parte superior de su cabeza tipo punk, con una pequeña cresta blanca, mientras mi amiga de la infancia se reía a carcajadas.

Es protector solar, para que no te quemes la piel, mujer- me reí yo también tanto de Kate como de Wolfie, mientras comenzaba a echarme yo también crema y echándole luego a Chitoge por la espalda, justo donde ella no llegaba, cambiándonos luego los roles y esperando a que ella me terminase de aplicar la crema- antes de zambullirnos en el agua debemos esperar a que nuestra piel absorba la crema lo suficiente- les dije a los dos Digimons para que éstos no corrieran como locos al agua del mar que se hallaba justo delante de nosotros
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Mayo 23, 2016 10:42 am

-¡Jaja que gracia! ¡No le gusta que le echen crema! Por eso los rookies son los mejores, más monos...-decía Bakemono casi habiéndose olvidado del helado-. Pero ahora en serio, ¡helado, ahora!
-Cállate un rato, anda, por suerte no me han visto. Así podré seguir con el trabajo -indicó Roku contestando la llamada e intentando poner una voz seria, imitando la que tenía cuando era Musyamon-. Habla, Clockmon.
-Tenemos un problema... Aunque la mercancía y el tren están bien, ha surgido algo...
-Dudo que haya problema siempre que pueda acceder al cargamento, no me interesan vuestros problemas -era mentira, claro que le importaba, y más sabiendo que allí habían varios civiles que podrían salir dañados en caso de una emergencia-, o vas al grano o tendré que colgar.
-Los US van a venir a la isla, a supervisar.
-¿Cómo? -la presencia de la policía en aquella zona ponía en riesgo su misión, pero al menos no era peligroso tenerlos allí- ¿Tus compañeros son tan inútiles que incluso por tu breve ausencia ya van lloriqueando a los US?
-No, no es eso. Veras, antes de nuestro encuentro ya habíamos registrados problemas con la isla Invierno, pero pensamos que sería normal, ya sabes. La nieve y las borrascas suelen estropear las comunicaciones, así que no nos alertamos, pero... Pero en mi ausencia hemos perdido también el contacto con isla Otoño, y algunos vigilantes han visto aves desconocidas por los cielos.
-¿Qué te dije de ir al grano? -el chico se impacientaba, pues ya sabía lo que significaba ver una especie desconocida por el lugar- Os están invadiendo, ¿no?
-...Sí.
-Aparte de la tipología de los digimons, ¿sabéis algo más? ¿son de una isla vecina o algo?
-No lo sabemos, no tenemos ningún registro de ello, y no sé qué hacer...
-¿Vendrán a por el chrome digizoid?
-No lo sé, pero es una opción. ¿Se te ocurre algún plan?
-Sí, dirígelo al punto designado fuera de vuestros radares. Al no ser una ruta planeada probablemente el enemigo no pueda vaticinar ese movimiento. Yo lo sustraeré y así no habrá amenaza. Para mí también son un riesgo, pero mientras no coincida con los US podré echaros un cable disminuyendo sus operativos. Que tenga que robaros no quiere decir que vaya a dejar que otros se aprovechen también. Llámame si descubrís algo nuevo.
-Oye Roku, oye Roku, ¿esta era isla Verano o Primavera?
-Verano, ¿por? -le respondía finalizando la llamada- ¿Qué te ha confundido?
-Nada, solo que mira cómo los moscones van a las flores.

Bakemono se refería a una metáfora aludiendo al grupo de Yoko. Su peculiar entrada en la zona, las vestimentas de los digimons y el hecho de que prácticamente establecieran un fuerte playero de toallas y sombrillas hizo que humanos y sus compañeros digitales se acercaran a curiosear, ya fuera para afianzar datos, para saber cómo habían abierto el portal o, y esta opción a Roku le parecía descabellada, simplemente para ligar con las jovenzuelas.

-Bueno, Bakemono, simplemente debes atender a que dominar los portales es algo llamativo en el digimundo. Fíjate en los clandestinos que usamos nosotros. A eso súmale los inusuales tonos de pelo que disponen ambas. Obviamente llaman la atención.
-Me gustaría meterles fuego a esos. No me gusta que me molesten en vacacioneees.
-Ni estamos de vacaciones ni es nuestro problema, aunque ya oíste a Clockmon. Las islas están bajo ataque y algo debemos hacer para proteger al menos esta y que no nos usurpen el digizoid. ¿Me dejas acceder ya a Musyamon o tendré que defenderme con un palo?
-¡Ah, no, ni hablar! ¡Vas a descansar! He oído perfectamente cómo vais a ocultar el cargamento y que van a venir los US, ¿no? Pues dejas que se maten entre ellos y tú a disfrutar del clima las vistas y, por supuesto...
-¿”Las rookies”?
-¡La gastronomía!

Lleno de ilusión Bakemono apuntaba un puesto de helados, pero este solo permaneció allí unos segundos, pues una lluvia de proyectiles incandescentes lo redujo a cenizas. Una bandada de pájaros rosas estaban sobrevolando el lugar y disparando a discreción en andandas concentradas a los edificios del lugar. Que no atacaran a la gente indicaba que solo querían asustar, dejar clara su presencia, pero esto fue hasta que vio cómo, tras prender en llamas a las instalaciones los ataques comenzaron a llover sobre la playa.

-¡Bakemono! ¡¿Puedo transformarme ya en Musya...?! -antes de acabar la frase ya estaba en dicha forma digital, desenvainando su espada y corriendo hacia la zona que corría el riesgo de ser calcinada- ¡Gracias!
-¡Y porque Benkei no me deja convertirte en su forma final, pero esos pollos de corral van a pagar caro haber matado a MI helado!

Roku saltó una gran distancia preparando a Shiratorimaru, con la cual arrojó su característico dragón negro hacia el grupo de aquellas aves, más concretamente, a las que intentaban atacar la zona donde se posicionaba el grupo de Yoko. La corriente ígnea liberada de la espada engulló las bombas de llamas verduzcas del grupo y acabó con algunas de ellas, mientras que el samurai caía al lado del grupo.

-Aquí estáis en peligro -les decía-. ¡Los tamers que no puedan pelear que se intenten mitigar el incendio! ¡Los demás demostrar de lo que sois capaces y acabad con ellos!¡Solo son rookies!

Pero mientras decía esto paró, a duras penas, un proyectil enemigo. Al principio pensó que era un kunai, pero al verlo detenidamente era una pluma endurecida, pudiendo distinguir al atacante como un digimon distinto, que le miraba con soberbia.

-¿Que mi división de asalto rápido son solo rookies? Más quisieras, parodia de samurai, están entrenados y son disciplinados. En cambio, vosotros sois solo niños. Y que yo sepa los samurais nunca pudieron contra los shinobis -decía, adquiriendo posición de combate.
-Yoko, tú y tu amiga detrás de mí, no sé si podré protegeros si os alejáis. Que vuestros digimons se ocupen de las aves más pequeñas, pero el jefe es mío.

Mientras decía esto empezó a irradiar una energía oscura que lo iba rodeando (capa negra), mientras que con su espada apuntaba al enemigo.

-Digimons:

Spoiler:



avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Lun Mayo 23, 2016 5:24 pm

Tras colocarnos la crema, repartiéndola por todo el cuerpo, tanto Chitoge como yo nos tumbamos en las toallas, esperando a que la loción surtiera efecto, cuanto más rápido mejor. Mientras yo me coloqué boca abajo leyendo un manga de robots que luchaban entre sí, uno de ellos con forma de dinosaurio verde, Chitoge se puso boca arriba, en una de las tumbonas que habíamos traído, disfrutando de las vistas, del Sol y del agradable calor que estaba bañando a toda la Zona Costera de Isla Verano. Lo cierto es que es un lujo estar los 365 días del año en un constante verano y, si te cansabas de ello, te ibas a la isla que representaba a otra estación y listo. Kate y Wolfie, por otra parte se lo estaban pasando realmente bien con una pelota de voley playa que habíamos llevado deshinchada y que, en cuanto llegamos, habíamos hinchado. Jugaban a comprobar cuántos toques en el aire podían dar sin que la pelota se cayera al suelo, pudiendo dar tan sólo un toque cada uno cada vez. Mientras nos relajábamos, las dos chicas nos estábamos tomando cada una un refresco.

Entonces dime, ¿cómo es el chico que te gusta, Yoko?- de repente Chitoge me soltó esa pregunta trampa que me hizo escupir hacia un lado todo el contenido de refresco que se encontraba en mi boca en esos momentos, intentando que no salpicara el tomo del manga que estaba leyendo actualmente.

¿Qué? ¿Pero a qué viene esa pregunta? ¿Qué te hace pensar que me gusta alguien?- respondí nerviosamente ante la pregunta, mirando con los ojos entrecerrados a través de mis gafas de sol a mi amiga rubia que intentaba aguantarse la risa todo lo que podía.

¡Jajajajaja! ¡Oh venga vamos! ¡Que somos ya mayorcitas! ¡Te conozco a la perfección y sé cuándo te gusta una persona!- me señalaba Chitoge, burlándose de mi con su sonrisa y esos ojos azul celeste traviesos a los que le encantaban las bromas.

Oh, yo sé quién es. Se llama...- cuando Kate comenzó a hablar con su enorme bocazas, inmediatamente dejé el manga en la arena y me lancé hacia donde estaba ella, tapándole la boca rápidamente.

¡Callate bocachanclaaaaa!- normalmente era yo la que hacía sonrojarse a las demás personas, pero esta vez... No, me podía ese sentimiento que comencé a notar cómo me inundaba rápidamente a través de todo mi cuerpo, toda mi mente y que me llegaba hasta el alma. No sabía si era una amistad que se había afianzado tan rápidamente en un muy corto período de tiempo... O sin embargo, era cierto y estaba comenzando a enamorarme...

Oh jojojojo, entonces si que es verdad que te gusta un chico- seguía riéndose de mi la llamada Princesa del Puño mientras se relajaba como una auténtica perezosa en su tumbona. Wolfie, el Digimon de Chitoge, era el único que no se enteraba de las cosas. Había pasado demasiado poco tiempo en el Mundo Humano para comprender los conceptos de amor o gustar. Al menos del modo en el que lo veíamos los humanos.

¿Qué significa que a Yoko le guste alguien?- preguntó inocentemente el disciplinado lobezno estudiante de artes marciales mientras sujetaba la pelota de voleybol entre sus manos.

Veamos... Es un sentimiento indescriptible... Cuando estás con una persona que te gusta, tu pulso se acelera, tu corazón bombea una gran cantidad de sangre y tu cerebro deja de funcionar como quieres. Pierdes la calma ante esa persona, aunque ella no sienta lo mismo por ti, te alegras por cualquier tontería positiva que te diga esa persona- decía Chitoge dirigiéndose a su compañero Digimon, mientras observaba cómo mi rostro se iba tornando cada vez más y más de color rojo, de un color más ardiente incluso que mi cabello- pero sin duda alguna, el mejor momento que compartes con la persona que te gusta es cuando ella corresponde a tus sentimientos y os besáis apasionadamente- ¡Maldita Chitoge! ¡Nada más decirlo me imaginé esa escena y un pequeño chorro de sangre salió de mi nariz, la cuál tuve que taparme urgentemente con mi mano desnuda, mientras veía con rencor hacia mi amiga rubia que se tronchaba de la risa mientras me miraba, sujetándose la barriga sin poder contener más la risa, dejándola escapar.

Idiota...- suspiré yendo a por un pañuelo hacia la bolsa para limpiarme la sangre de la nariz, suspirando pesadamente mientras asentía varias veces-Está bien, el chico que me gusta es...- estuve a punto de contárselo, hasta que, atraídos por las fuertes risotadas de Chitoge, varios chicos y chicas Tamers, acompañados de sus Digimons, llegaron hacia donde nos encontrábamos nosotras con nuestros compañeros Digimons. Uf... Menos mal... Oía algunos comentarios acerca de Chitoge y mí... Más bien sobre nuestro cuerpo, nuestra figura, lo extraño de nuestro color, si eramos o no mestizas entre japonés y otro progenitor de un país diferente...

¡Guau! ¡Pero mira que bellezas!- dijo de repente una voz masculina de entre el gentío que nos rodeaba, quien debía de ser un Tamer. Cuando por fin alcancé a identificar esa voz, se trataba de un muchacho con el pelo negro, de rasgos japoneses y que iba acompañado de un Bukamon, un Digimon bebé de color marrón y una cresta naranja, que parecía más bien una llama.

¡Waaaa! ¿Cómo habéis llegado aquí? ¡Y habéis venido con la ropa de verano puesta!- dijo el Bukamon del mismo Tamer mientras otra chica, cuya compañera era una Palmon se adelantó a mi respuesta

Eso eso, ¿cómo habéis podido venir tan preparadas? ¡Debéis de ser capaces de ir y volver a nuestro mundo cuando queráis!- preguntó impacientemente la Tamer, una niña pequeña japonesa con el cabello marrón y no más de ocho años de edad.

Silencio, por favor- dijo Wolfie calmadamente pero en voz lo suficientemente alta y firme para que el cuchilleo que se había formado alrededor de nuestro grupo se callase, salvo algunos comentarios en voz baja. Entonces, el Digimon mamífero me miró, como si fuese una experta.... Espera, ¿tengo que dar clases a estos chavales? ¡Pero si yo también soy una novata! Pffff, a ver qué puedo hacer...

Veamos... ¿alguien sabe lo que es un Digivice del modelo D-3?- ante mi pregunta, algunos de los Tamers allí reunidos asintieron, mientras que otros negaron con su cabeza, por lo que me dirigí hacia la bolsa con nuestro equipaje y saqué mi dispositivo digital y lo mostré a todos los allí presentes, junto con el ordenador portátil que nos había llevado hasta esa zona-Bueno, este es el modelo D-3. Con él puedes abrir puertas digitales entre el Mundo Digital y el Mundo Humano. Así es como hemos venido. Aunque, si no recuerdo mal, siempre podéis coger uno de los portales digitales naturales que hay en el Mundo Digital o un Traillmon. Todas esas formas, os llevarán a casa siempre que queráis- la poca información que podía aportarles, sin duda se la comenté a todos los allí presentes, algunos me dieron las gracias, otros... bueno...

¡Encima de preciosa, es lista! ¡Guapa, sal conmigoooo!- dijo el muchacho que era el Tamer del Bukamon, quien no era nada feo en absoluto. Sin embargo, cuando quise responder...

¡Lo sentimos! ¡Ella ya tiene novio!- y Chitoge volvía a sus trece, ruborizándome con sus comentarios sobre mí y "el chico que me gustaba". Maldita Chitoge en serio... Cuando tengas novio te vas a enterar... Aunque con lo poco vergonzosa que es dudo mucho que pueda vengarme apropiadamente... Tras las palabras de mi amiga, el chico sólo pudo decir un "Jooo".

Sin embargo, un suceso realmente aterrador ocurrió de repente. Un grupo de aves de color rosa con toques azulados pasó volando y, con sus ataques que consistían en lanzar una espiral de fuego verde, arrasaron varios puestos de comida, seguido de un ataque contra todos los Tamers que se encontraban allí. Algunos comenzaron a correr inconscientemente, por puro instinto, como el chico del Bukamon. Seguramente se dirigía hacia la estación de los Trailmons, para poner pies en polvorosa. Otros, como la niña de la Palmon, asustada e inmovilizada por el miedo, se quedó quieta en el sitio, siendo protegida rápidamente por mí con mi propio cuerpo. Sin embargo, una sombra conocida se acercó hacia donde estabamos los Tamers que se habían quedado allí y destruía los ataques de esos Digimons voladores.


¡Musyamon!- grité emocionada al ver al valiente amigo que me había forjado hace tiempo con apariencia de guerrero samurai, adelantándose después Kate quien también lo miraba alegremente

Pero, ¿qué haces tu aquí? No me digas que también has venido en bañador a darte un chapuzón- traviesamente Gatomon sonrió, siguiendo con la vista a uno de los Digimons voladores y haciendo que sus ojos se iluminasen, lanzó un rayo de energía desde los mismos. A este ataque se le conocía como Láser de Gato.

Musyamon, rápidamente, ordenó a todos los Tamers que habían permanecido en ese lugar se ocupasen de los incendios si no podían luchar y, si se daba el caso de que podrían luchar, que luchasen contra esos pájaros rosados, mientras que él se ocupaba de un Digimon pájaro mucho más grande, con apariencia de ninja. Mientras tanto, Chitoge, permanecía inmóvil, notando que el parasol y la tumbona donde había estado momentos antes se encontraba calcinados. Un Piyomon voló relativamente cerca de ella, sin fijarse en que un aura de color morado recorría su mano. Cuando Piyomon estuvo justo delante de mi amiga, dispuesta a lanzar su ataque...


¡ME HABÉIS ESTROPEADO MIS VACACIONES, MALDITOS PAJARRACOS!- y ahí se encontraba la Princesa del Puño. Con su mano rodeada de DigiSoul morado, así es al menos como lo llamó Sigrun, la subjefa de los Royal Knights, cuando la conocimos Kate y yo. Mi amiga, sin más dilación, le propinó un fuerte puñetazo a la Piyomon, que la mandó volando, mientras que Gaomon, en coordinación con su Tamer, se lanzó hacia donde se encontraba el Piyomon herido y, como si se tratase de una peonza, comenzó a girar sobre su eje, dando repetidos golpes con sus puños enguantados.
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Jue Mayo 26, 2016 7:47 am

No pudiendo atender a la broma de la simpática Gatomon, toda la atención del samurai se centraba en aquel digimon ave. Aunque no pareciera adoptar ninguna pose de combate, daba la impresión de que no tenía ninguna abertura en su defensa. No podía confiarse, pues ante un digimon la concepción de ataque y defensa podía cambiar al no conocer ni sus técnicas ni la durea de ese plumaje. Pero estaba seguro de que no debía atacar a la ligera ante aquel oponente, debía dejarle la iniciativa para poder anular su ataque y garantizarse un golpe limpio, aunque fuera arriesgarse al dejarle actuar en primer lugar. Únicamente atendía a incrementar su defensa gracias a la técnica de Musyamon.

-Si te parece bien, ataco yo. Pero cuidado, no te mueras al primer golpe. ¡Maegeri!

Aquel digimon propinó una fuerte patada en la arena, lanzando una cortina de esta a los ojos de Roku, que tuvo que pasar a guiarse por el oído. Con cómo el cuerpo del enemigo cortaba el viento, deducía que la técnica usada consistía en aprovechar el impulso de la primera patada para desplazarse y poder realizar un segundo golpe. Y pese a esta deducción, la afilada garra conectó antes de que pudiera mover a Shiratorimaru a una guardia media. Aquel oponente era rápido, y más que eso. Con los espolones restantes inmovilizó las dos manos de Roku aferrándose al mango de la espada.

-Buena defensa, no he podido atravesar limpiamente... -felicitaba el digimon- Pero es una pena que ya hayas perdido.
-¿Cómo dices? -ya había conseguido limpiar la arena de sus ojos con la escasa movilidad de la que disponía.
-Bueno, tú mismo lo dijiste, “detrás de mí, no sé si podré protegeros si os alejáis”. Ella no te ha hecho mucho caso -decía, indicando con una de sus alas a la compañera rubia de Yoko-. Una pena, tan joven, pero supongo que le vendrá bien a la moral de mis tropas una víctima tan pronto. ¡Kunaibane! -sus plumas se endurecieron para salir disparadas a gran velocidad contra la tamer- ¡Una menos!
-¡Ni hablar! -gritó Roku mientras su hoja empezaba a despedir su característico fuego negro que hizo que el digimon finalizara su presa para evitar que estas llamas se extendieran por él- ¡Esto aún no se ha acabado!

Liberando su Kirisute Gomen, la bestia ígnea recorrió la misma distancia de las plumas, y alternando un choque contra la superfiecie arenosa, comenzó a girar levantando una gran cantidad de este material sobre los proyectiles.

-Ah, ¿ese es tu truquito? ¿Intentar pararlas con llamas? Iluso -dijo, mientras apreciaba como las elevadas temperaturas comenzaban a unir los granos de arena-. Oh, usando física, ¿eh? Al calentar la arena haces que se vuelva cristal, pero no creas que una lámina de este material detendrá mi ataqu... ¿Cómo?

Mientras hablaba se culminó el plan de Roku. Levantando una ingente cantidad de arena que impregnara los kunais, no intentaba frenar su avance ni desviarlos, sino procurar que al elevar la temperatura por las llamas y el movimiento circular crear una masa de cristal macizo en cuyo interior, y sin ningún espacio para seguir desplazándose, se encontraran las plumas. Si hubiese atacado con el dragón o creado un muro de cristal, probablemente habría fracasado y visto cómo la muchacha acababa malherida por la técnica, pero de este modo inmovilizó la ofensiva en un instante.

-...-el pájaro apuntó esta vez a ambas tamers con sus dos alas- ¡Kunaibane!
-¡¿Es que solo sabes atacar a las mujeres, pedazo de buitre?! ¡Estás muerto!

Furioso por la actitud del digimon Roku se colocó entre la trayectoria de las mortíferas plumas y Yoko, manteniendo su armadura sobrenatural para hacer que los ataques simplemente rebotaran. No es que renunciara a la defensa de su amiga, sino que había deducido enseguida la artimaña. Aunque no tuviera una perspectiva de tiro clara debido al pilar de cristal que se había originado en el primer ataque, estas plumas se clavarían sin más riesgo, pero al apuntar a ambas podría hacer dudar a Roku entre atacarle a él o proteger, por inercia, a una de las dos. Y pese a esto, el chico seguía avanzando hacia el ave.

-De los cinco arcanos del kendo, postura de la Muerte (“muerte” se escribe con el mismo kanji que “cuatro”, que es el verdadero número de esta pose): 木 (“madera”).

Roku alzó la espada hasta colocar el mango de forma paralela a su cabeza, pues esta postura se ideó para proteger el kabuto, el casco militar. Debido a la diferencia de altura existente por el desnivel de la playa, el ave podría atacar a la cara más fácilmente, pero no fue este el motivo por el que Roku empleó esta posición.

A la función defensiva se le combinaba la posibilidad de atacar hasta ocho partes del enemigo, pudiendo mover la espada casi desde cualquier ángulo para proferir un golpe letal. Rápidamente ambos comenzaron un intercambio de golpes que se sucedió sin que nadie pudiera dar un golpe letal. El digimon empleaba sus plumas endurecidas para defenderse mientras intentaba alcanzar a Roku con una de sus patadas, sin éxito. Y pese a la situación de equilibrio inicial poco a poco se fue viendo cómo los golpes de Roku comenzaban a impactar superficialmente en él.

-¿Pero qué? ¡No puedo perder en velocidad!
-¡Estilo ninja de Shiratorimaru! -la katana llevaba tiempo emitiendo una extraña luz roja- ¡Y ahora muere! -dijo, aprovechando su mayor velocidad y fuerza, además del efecto drenador de la espada, para proferir un tajo mortal que recorrió desde el hombro izquierdo hasta la zona del riñón derecho-. Encuentra en la otra vida el honor que no pudiste demostrar en esta...-sentenció el samurai mientras se giraba para ver cómo estaban Yoko y sus acompañantes- ¡Eh! ¡¿Estáis bien?! ¡¿Cómo van el resto de tam...?!
-Thousand... Beak.

Un aluvión de copias de aquel digimon rodearon a Roku, lanzando un aluvión de agudos picotazos que lo pillaron de improvisto y por la espalda. Mientras intentaba defenderse sin éxito, ya podía verse cómo su oponente castigada su piel desgarrándola, para acabar rematando con su Maegeri, la poderosa patada que esta vez pudo dar limpiamente sin que Roku pudiera preparar a tiempo su coraza, saliendo despedido una gran distancia y cayendo de espaldas sobre la arena.

-Jeh, por poco no lo cuento, eres bueno. Me has partido el ala izquierda, pero se acabó -dijo, revelando que bajo sus ropas escondía una armadura extra de placas que, hecha de acero, había parado el ataque letal del Musyamon, aunque ahora se encontraba destrozada-. Un samurai nunca podrá contra un shinobi, acepta el hecho -decía acercándose al digimon caído y poniendo su garra sobre el pecho de este- ¿Unas últimas palabras de súplica?
-Más o menos, dime, ¿cuántos dedos ves? -decía el muchacho levantando algunos con su mano izquierda.
-A que viene esa tonterí... -mientras pronunciaba estas palabras el digimon sufrió un súbito mareo, viéndolo todo borroso y disforme, casi tropezándose, liberando a su presa de este modo- Que... Qué me has hecho...
-Oh, yo no dije que fuera un samurai al uso, y aunque sepa que cuando activo a Shiratorimaru puedo drenar tu fuerza e incrementar mi velocidad, ciertamente no quería depender solo de eso contra un tipo como tú. Por eso añadí un efecto extra, aunque tuviera que renunciar a mantener la capa negra... ¿Te gusta sentir mi filo maldito? Porque es ahora cuando nos divertimos -apuntaba con su espada a las muchachas-. Por haberlas amenazado no pienso darte una muerte rápida, pienso ir poco a poco, para que todos vean cómo muere su líder. Di, ¿sabes cómo los humanos cocinan el pollo?

Mientras las amenazas amedrentaban el espíritu del shinobi, otro combate empezaba en la playa. Al acabar Gaomon con el pájaro rosado, otros tantos aparecieron por el lugar, pero entre los tamers que podían luchar, Kate y la propia rabia de Chitoge ciertamente no supusieron ningún problemas, hasta que aparecieron ellos. Aprovechando un descuido del perro boxeador, este se sorprendió al ver que la arena bajo sus pies daba lugar a una superficie de hielo, y antes de poder defenderse, un ave roja enfrente de él evadió su puñetazo para patearle el rostro con un movimiento acrobático, casi semejante a una danza, al cual sumó un extraño ataque.

-¡Pico tropicaaaaal! -mientras el apéndice dicho se coloreaba de llamas, lo clavo en el pecho del can, arrojándolo un par de metros- ¿Has visto, hermano Pen? ¡El fuego es el hit del verano!
-No digas tonterías, hermano Much, todos prefieron el hielo en este caluroso clima -le decía un ave igual, pero de color azul- ¿O acaso has olvidado la ayuda de mi Prisma helado?
-¡Ese ataque no tiene ritmo, hermano! ¡Solo hace que los rivales pierdan la “marcha”!

-¿Y ese no es el encanto de ser los mejores? ¿Ver la torpeza de los débiles? Por eso somos los segundos al mando del sr. Peckmon.

-¡Los hermanos Penguimon! -gritaron al unísono- ¡Nadie puede evitar nuestro ritmo conjunto!


-Digimons nuevos:
Spoiler:




avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Vie Mayo 27, 2016 12:45 am

¡Hiedra Venenosaaaaa!

Los Tamers que se habían quedado ayudando, incluida la niña que iba acompañada de Palmon, el Digimon Planta. Es más, ésta Digimon con su ataque Hiedras Venenosas, lograba agarrar a las Piyomons y el resto de los Digimons (Kate, Wolfie, un BlackAgumon, un Guilmon, un Hackmon y un Armadillomon) se encargaban de eliminarlos. Todos los Tamers apoyábamos efusivamente a nuestros camaradas, que, poco a poco, hacían que mermasen las unidades enemigas

¡Golpe de Gato!- Kate se dedicaba a lanzar puñetazos a los Piyomon que caían ante la Hiedra Venenosa de Palmon

¡Gao Tornado!- Gaomon volvió a girar como una peonza atacando y eliminando en el proceso a varias Piyomons, aunque aún llevase puesto el flotador.

¡Armadura Rodante- el Armadillomon, un Digimon acorazado de color amarillo se hizo una bola y comenzó a rebotar varias veces contra los enemigos aéreos que les rodeaban.

¡Llama Bebé!- BlackAgumon, la variante oscura de Agumon, uno de los Digimons más comunes en el Digimundo, lanzó una bola de fuego de color azul, calcinando a otro de los Piyomons.

¡Bola de Fuego!- Guilmon, un Digimon dinosaurio de color rojo, se unió al BlackAgumon, lanzando ambos bolas de fuego contra los enemigos que no eran alcanzados por el ataque de Palmon

¡Quinta Marcha!- dijo el Hackmon, un Digimon dinosaurio de color blanco dando una serie completa de cinco zarpazos encadenados contra nuestros enemigos voladores.

Al poco tiempo, los Tamers de los Digimons rookies habíamos limpiado parcialmente la playa de los Piyomons que nos habían atacado previamente tanto a nosotros como a los puestos de comida que había en la Playa. Sin embargo, aún así, los Digimons voladores, capitaneados por el Digimon ave que peleaba contra Musyamon, un Digimon que parecía ser de nivel Champion, pues peleaba de igual a igual contra el Digimon samurai... Aunque bueno, ya habíamos visto cómo se las gastaba nuestro compañero. Podía ser realmente feroz si se lo planteaba la verdad. Sin embargo, tanto Kate como yo confiábamos plenamente en él y, aunque teníamos cierto resentimiento puesto que nos había intentado eliminar, Musyamon nos protegió ferozmente, por lo que decidí darles órdenes a esos Tamers que eran más novatos que yo


¡Lo habéis hecho bien hasta ahora! ¡Un último esfuerzo y acabaremos con estos pajaritos de colorines! ¡Vosotros junto a vuestros Digimons, alejaros un poco más! ¡Alejarles todo lo que podáis de las tiendas para evitar que sigan incendiando los puestos y seguid con la estrategia que hemos utilizado hasta ahora!- les animé mientras sonreía a mi gran amiga Chitoge, quien me devolvió la sonrisa con un asentimiento y luego señalaba a los dos pingüinos que se acercaban a nosotras, uno de color azul y otro de color naranja rojizo-Nosotros nos encargaremos de estos...

Sin embargo y con una velocidad asombrosa, el pingüino rojizo clavó su pico rodeado de un fuego abrasador, impactando directamente en el pecho de Wolfie, quien, tras desplazarse debido al golpe a través de varios metros, pudo comprobar cómo su flotador, el que le había regalado Chitoge, había sido destruido.

Entonces, tanto Chitoge como yo pudimos observar que, para llegar tan rápidamente hacia donde se encontraba Wolfie, el pingünio naranja había utilizado una especie de rampa o camino de hielo que había creado el pingüino azulado, quien decía ser el hermano del primero y discutían acerca del hit del verano.


¡Oh jojojojo! ¡¿Quéreis saber cuál es el hit del Verano!?- decía mi rubia amiga mientras derrochaba una risa maléfica, haciendo como que se remangaba su camisa invisible, preparándose para el combate-¡Ve a por estos miserables pajarracos, Wolfie!

No lo repetirás Chitoge. Destruyeron tu regalo. Lo pagarán caro- tras decir esto, Wolfie se hizo una pelota a sí mismo y, utilizando el mismo camino de hielo que había creado el tal Pen, utilizando la fuerza de rozamiento contra el hielo, aceleró e hizo que su giro aumentase en cuanto a fuerza se refería, devolviéndole el ataque a Muchomon- No eres el único que sabe utilizar el ataque de tu hermano... Gracias Sonic el erizo, tu videojuego me dio esa idea, sensei- sí, como sonaba, el Digimon había adaptado ese ataque del videojuego Sonic The Hedgehog, un videojuego de plataformas en dos dimensiones que yo tenía en mi casa. Tras atacar, Wolfie volvió a su posición bípeda normal, como era de esperarse.

¡Patada de Gato!- mientras el pingüino azul estaba atontado viendo cómo su hermano era golpeado por el Digimon lobezno, Kate, mi Digimon gata, le propinó una fuerte patada en la cara, que le hizo retroceder varios pasos

¡Y éste síque es el auténtico hit del verano, nenes!- dijimos tanto Chitoge como yo, coordinandonos, como si tuviésemos esa frase ensayada y adoptando una pose típica de los mangas, colocando dos dedos al lado de uno de nuestros ojos, mientras cerrábamos el otro y sacábamos la lengua. Esto estaba ganado
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Jun 06, 2016 1:22 pm

“¿Cómo puede un grupo de novatos descoordinados enfrentarse a tropas entrenadas y alzarse con la victoria?” es una pregunta que, para aquellos versados en el combate, tiene una respuesta simplemente elemental, la única posible para ellos: “no pueden”. Y sin embargo en la playa los Piyomons caían ante diversos ataques sin poder reagruparse exitosamente. ¿Por qué ocurría esto?

La solución se encontraba en tres factores. El primero era que los Piyomons no actuaban tan al unísono como pensaban, pues sus órdenes eran destrozar los edificios y luego perseguir a los tamers. El hecho de que algunos de estos fueran interrumpidos por los digimons turistas hizo que intentaran defenderse, rompiendo la formación. Mientras caían sus compañeros, en lugar de socorrerlos, seguían en la tarea de acabar con el lugar.

El segundo problema era la ausencia de directrices, pues su líder se encontraba enzarzado en un inesperado combate. Esto no supondría un riesgo si no se hubiera alargado tanto, ni si hubieran podido ver como a lo largo de la batalla este iba perdiendo terreno contra el samurai. La moral decaía velozmente al ver a Peckmon caer.

Y no hay que menospreciar el tercer factor: Yoko. Tal vez por su carisma, por su llamativo color de pelo o por sus modos, inspiraba a los playeros a no rendirse, y aunque solo dijo un par de frases, bastó para iniciar el contraataque, y es así como se explica la situación que allí ocurría. Los escasos digimon ave que quedaban en pie (más bien al vuelo) comenzaron a retirarse mientras los tamers peleaban aún con los que ya habían derribado, encargándose otros de apagar las llamas evitando que se propagaran.

La tamer pelirroja y su amiga se encontraban peleando contra aquellos pájaros hermanados, y el combate estaba tan a favor que incluso bromeaban parodiándoles. Por supuesto, esto no les hizo nada de gracia, y mientras que Muchomon permanecía tumbado en la arena por el golpe de Wolfie, Penguimon se frotaba el pico pateado por Kate, molesto.

-Oye, Pen... -decía el ave escarlata, mientras jugaba a hacer un ángel de arena- Creo que no nos están tomando en serio...
-Ia the dijho -hablaba forzadamente su hermano mientras limpiaba su pico del golpe y se sonaba bruscamente-. Creo que deberíamos cambiar de estrategia. Ambos son digimons cuerpo a cuerpo, pero hay un elemento que los distingue...
-¿El ritmo?
-El ritmo.
-¿Cambiamos de oponente?
-Cambiamos de oponente.

Pausadamente, ambos se reincorporaron, y chocando sus alas como en la lucha libre se colocaron cada uno frente al digimon que atacó a su respectivo hermano. Tras esto se estiraron unos segundos y sonrieron, pues al parecer confiaban en el juicio del otro, que ya había considerado las habilidades del oponente con su compañero, determinando que este saldría victorioso.

-Vaya, un Gaomon... -empezaba a hablar aquel Penguimon- Por los restos de hielo de tu pelaje deduzco que has usado mi hielo para ganar impulso y golpear a mi hermano. ¡Eso es muy inteligente! -aplaudía- Pero surge un problema. ¿Sabes quién puede hacer eso como 100 veces mejor? Yo.

Antes de que alguien reaccionara, el pico de aquel digimon ya se había clavado en las costillas de Wolfie, arrojándolo una vez más a una considerable distancia.

-Por supuesto, mi pelaje está hecho para aprovechar al máximo la velocidad que proporciona el hielo, como si la fricción fuera cero. Tú puedes imitarlo, y sin embargo, siempre lo harás peor que yo. Si no mira. ¡Ataque deslizante!

De nuevo, el pingüino se arrojó contra una de las placas de hielo, y aprovechando el impulso despegó contra el digimon perro, golpeándolo de nuevo con su pico y empujándolo de esta forma al mar.

-¡Prisma helado! -varios carámbanos cayeron al agua, aterrizando Penmon sobre uno- Ese flotador es porque no se te da bien nadar, ¿no? Ahora vamos a divertirnos...

Mientras esto ocurría, Muchomon ya estaba enfrente de Kate, observándola de arriba a abajo. Encogiéndose de hombros, empezó a efectuar una extraña pauta de movimientos, oscilando de un lado a otro con un peculiar juego de pies, como si estuviera bailando.

-Para poder golpear a mi hermano o eres muy rápida o muy ágil, pero ambas cualidades no te servirán contra mi estilo de samba. Puedo contraatacar cualquier golpe que me lances, y si recurres a disparos puedo apartarme...¡Llamarada rojo intenso!

Prendiendo una de sus alas en llamas disparó a los pies de Kate, y aprovechando la distracción se abalanzó contra esta pateando su estómago para luego regresar a su posición original mientras mantenia esa extravagante danza.

-Jejeje -al parecer no solo le había alcanzado con la patada, pues alzó victorioso su puño, mostrando el “trofeo” de aquel ataque- ¡¿Puedes reconocerlo?!-decía, mostrando la parte superior del bikini rosado que vestía la gata- ¡Ahora no podrás prestar atención al combate debido a la vergüenza de ir enseñando... Lo que generalmente las Gatomon.... Ya muestran! -poco a poco se iba dando cuenta de lo estúpido de su acción-... Lo siento... -durante unos segundos se paró a pensar- Aunque bueno, ahora que lo pienso, si se lo arrebato a tu dueña la vergüenza será doble, ¿no? De ella por ir sin ropa y tuya por no haberla defendido.

Tras esta declaración Muchomon esprintó hacia Yoko dispuesto a atacarla... O desvestirla... O lo que pasara por su cerebro de pájaro. Pero mientras él iba directo a por la muchacha, los Piyomons atendían a otra escena más grotesca, y era que, habiéndose encaramado a un edificio, Musyamon había derrotado finalmente a su líder Peckmon.

El cual estaba empalado en el pararrayos de uno de los edificios, moribundo.
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Mar Jun 21, 2016 12:30 am

¿Cómo vamos a tomar en serio a un par de pingüinos descerebrados?- pregunté mientras sonreía, cruzándome de brazos mirando a las aves bicolores, una de color rojo y otra de color azul.

Me apuesto lo que sea a que ni tan siquiera podéis volar...- completaba mi frase y mis pensamientos Chitoge, mientras jugaba con su pelo dorado con toques malvas en las puntas y miraba a ambos pingüinos al igual que había hecho yo con anterioridad.

Sin embargo, ambos pájaros comenzaron a cuchichear entre sí, mirando a nuestros compañeros Digimons. Si bien Kate había golpeado a Penguinmon, el pingüino azul y Wolfie había golpeado a Muchomon, el pingüino rojo, ahora ambos enemigos, aunque de forma graciosa, se intercambiaron los objetivos. No tardaron mucho en comenzar con su ofensiva, pues Penguinmon atacó ferozmente al compañero de mi amiga, Wolfie, de la especie de los Gaomon. El pico se clavó con fiereza en el pecho del lobezno, para después placar utilizando el tobogán de hielo que había creado previamente. Con este ataque, Wolfie cayó al mar pero, por si fuese poco, una multitud de carámbanos de hielo se dirigieron hacia donde se encontraba Wolfie. Sin embargo, Penguinmon no le había fijado a él, sino al agua, haciendo que los carámbanos impactasen en el mar, creando lo que parecían ser una especie de plataformas, por las que Penguinmon se desplazaba alegremente por la parte que se encontraba en la superficie, a la vez que se reía de Wolfie y su flotador, haciendo alusión de que no sabía nadar.


Simplemente.... Se trata de algo estético... Pero era un regalo de Chitoge, mi amiga... Te mostraré que puedo desenvolverme en cualquier situación- el Digimon perruno de color azul jadeó del dolor por los golpes que el pingüino le había causado con anterioridad... Como venganza, agarró con una de sus manos cubiertas por unos guantes de color rojo y se lo lanzo hacia el Penguinmon... Como si se tratase del Capitán América de Marvel, vaya... A pesar de que el flotador había sido destruído, seguía manteniéndolo en su cintura antes de lanzarlo contra el Penguinmon. Sin perder más tiempo y esperando que el Digimon ave se hubiese distraído lo suficiente con el flotador, Gaomon comenzó a darle repetidos y rápidos puñetazos al bloque de hielo en el que se situaba Penguinmon hasta estar lo suficientemente bajo como para que Gaomon se pudiese subir en el bloque de hielo y, sin más dilación, agarró el flotador deshinchado y lo utilizó como prisión contra Penguinmon, disponiéndose después a girar sobre su propio eje, extendiendo los puños hacia delante para poder atacar a su enemigo- ¡Doble Revés!- varios golpes impactaban en el cuerpo de Penguinmon una y otra vez, haciéndole varias heridas en todas las partes del cuerpo del Digimon ártico: en su cara, su cabeza, su pico, su abdomen, sus patas... Tras acabar el ataque, Penguinmon salió disparado hacia el cielo, cayendo momentos después hacia el agua. Sin perder más tiempo, Wolfie comenzó a nadar de nuevo hacia la orilla de la playa. Mientras llegaba, Wolfie era felicitado por Chitoge alegremente.

Por otra parte, Kate se encaró contra su rival, Muchomon, quien realizaba una extraña danza, bailando de un lado para otro con cierto juego de pies realmente raro, como si practicase samba, pero le saliese mal. Vamos, que era un pato mareado. De repente, realizó un ataque flamígero, ataque que mi compañera esquivó rapidamente... Pero el Muchomon le propinó una fuerte patada y le robó... El bikini, jactándose de ello después. Sin embargo, mi compañera Digimon se mostró indiferente, como si el enemigo en realidad no hubiese hecho nada más... Aunque se quejaba del ataque que recbió en el estómago. Sin embargo, la amenaza de Muchomon era mucho más grave ahora... ¡Quería arrebatarnos el bikini a mi y a Chitoge! Suerte que se encontraba de espaldas nuestra y se reía mientras miraba a Kate, pues, enfadada, decidí darle una lección. Agarré un par de raquetas para jugar en las pistas de tenis que se veía a lo lejos y que metí en la bolsa antes de embarcarnos en esta aventura y, al instante siguiente de cogerlas, le pasé una a Chitoge. Sin pensárnoslo, nos dirigimos hacia la espalda de Muchomon, derribándole yo con una patada sin que él pudiese percibir nuestra presencia. Mientras se encontraba en el suelo, coloqué un pie encima de su cuerpo, mientras golpeaba la raqueta en mi mano y le miraba con una mirada diabólica


¿Y bien? ¿A quién le vas a quitar tu el bikini?- no sabía si mi mirada era de terror o no... Pero se iba a enterar.

¡Enemigo de las mujeres! ¡Muereteeee!- sin más dilación, entre Chitoge y yo comenzamos a golpearle repetidamente, mientras Kate nos miraba y Wolfie llegaba desde la orilla de la playa hasta donde nos encontrábamos nosotras. Era cuestión de tiempo que se rindiera... No creo que derrotemos a un Digimon nosotras solas ¿no? De todas formas, por los gritos del Muchomon, dolor sí que le estábamos causando...

PD: Lo siento, no se me ocurría nada más.... Embarassed
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Miér Jun 29, 2016 8:30 am

-Bueno, ¿me vas a decir quién os lidera? -preguntaba el samurai al ave que había retenido atravesando su cuerpo en un artilugio metálico- Ya estás muerto, solo prolongas tu agonía.
-Jeh... Precisamente por eso, para qué revelarte información si ya estoy acabado. No sé por qué clase de idiota me has tomado.
-Por la clase de idiota que se deja apresar. Te explicaré algo, mi espada no es normal. Estos días he estado probando una nueva habilidad de la que solo sabía muy poco, pero es muy útil. Se llama “corte maldito” -decía, apuntando con la punta del sable al ojo del digimon- y, en principio, paraliza a mis víctimas. Sin embargo, aquí no acaba su encanto, pues lo que hace en realidad es manipular la mente, a un nivel rudimentario, eso sí.
-Blablabla...-sin perder su altanería, el pájaro escupió a su opresor- No entiendo por qué le dedicas palabras a un muerto.
-Continúo explicando, pues. La manipulación es una orden muy sencilla, “no te muevas”, y cada vez que te corto, esta se amplifica, pudiendo añadir otras tantas como “no puedes ver” o “sin equilibrio”. Claro que no es un control pleno, pero sirve. Ahora mira -una vez más, la espada grabó un tajo sobre el pecho del digimon- ¿ves? “no puedes sentir el dolor”, aunque en realidad, se basa más bien en que he “dormido” tus nervios lo suficiente para que dejes de quejarte.
-¿Y de qué sirve esto? ¿Es que acaso te apiadas de mí?
-Oh, no, que va. Solo que cuando van a intervenir a alguien, lo normal es “anestesiarlo”, y eso he hecho. Podemos comenzar con la vivisección.
-¿Qué?

Pudo escuchar cómo quebraba su ala, pero no sintió nada. Incluso cuando veía claramente como le quitaba las plumas y empezaba a rasgar su piel, tampoco sentía dolor alguno, pero estaba viendo como el samurai llegaba al hueso sin poder evitarlo. Gritó, pues la escena ciertamente le atemorizaba, pero de nada servía, la espada seguía limando su articulación.

-A mayor número de heridas, mejor control, por ello aunque aún notes algo poco a poco la experiencia será mejor. Tus energías se irán mermando, tus sentidos se embotarán, pero te dejaré ver el proceso por el cual mueres. Es curioso que funcionáis de un modo similar a los humanos: necesitáis el dolor para sobrevivir, porque a pesar de todo el daño no se ha iniciado tu proceso de digitalización. Fascinante, ¿verdad? Sigamos aprendiendo...
-¿Crees que esto es sano, Roku? Me refiero, ya has ganado, y aunque disfruto viendo esta faceta tuya, ¿las chicas no necesitarán ayuda?
-No creo, necesitamos saber quién ha provocado esto y este pájaro es quien más información debe tener. Además, si están aquí probablemente Max ande cerca, así que solamente esperaré a que si está en un apuro su caballero de brillante armadura la salve.
-¿Eso va con segundas?
-Aunque lo parezca, no, solo es la triste verdad: yo no estoy hecho para salvar gente, pero sí para aprender.
-¿Pero con quién estás hablando lunático? -protestaba el ave, viendo que hablaba solo- ¡Acaba con esto de una vez!
-Sssssshhhhh -callaba Bakemono aunque no pudiera oírle-. En clase no se habla.
-Cierto, sigamos con la lección de anatomía digimon.

Regresando al combate disputado en la playa, era cierto que el Muchomon estaba gritando como un poseso, pero no eran gritos de dolor. Probablemente no pudieran entenderle centradas en infringirle la mayor cantidad de daño posible, pero sus voces iban dirigidas a su hermano que, flotando semincosnciente en el mar, recuperó el sentido ante la petición de ayuda de su hermano.

-Tranquilo, Much, ¡ya voy a ayudarte!- tras esto, rotó sobre si mismo en el agua para impulsarse unos metros por encima del agua- ¡Prisma helado! -vociferó, emitiendo un gran carámbano de hielo que pateó en dirección a su hermano- ¡Una de granizado!

El proyectil surcó los cielos pasando por encima de Wolfie y acercándose peligrosamente al grupo conformado por las chicas y el digimon, quien revistió sus alas en llamas como las que lanzó a Kate pero esta vez, en lugar de proyectarlas, se dedicó a golpear las raquetas, prendiéndolas e intentando asustar a las tamers. Aprovechando la distracción, saltí hacia el bloque de hielo.

-¡Ahora vais a ver! ¡Pico tropical! -dando un poderoso golpea al ataque de su hermano, este se empezó a quebrar- ¡Y ahora un poco más!-golpeando las grietas, partió en tres trozos aquel macizo- ¡Preparaos para nuestra combinación de granizo tropical!

Golpeando con sus alas incandescentes dos de las tres partes, las propulsó hasta las muchachas, subdividiéndose en varios fragmentos debido al calor que acervaba las grietas, convirtiéndose en una lluvia de gélidos cascotes que amenazaban tanto a Yoko como a Chitoge. Si bien Kate podría intervenir, a Wolfie esto se lo imposibilitó el siguiente movimiento.

El tercer carámbano fue pateado por Muchomon enfrente del digimon perro, que antes de poder reaccionar fue golpeado por la espada para colisionar con la superficie helada, partiéndola con su propio cuerpo.

-¡Ataque deslizante! -gritaba Penguimon, que en este tiempo había usado una de sus plataformas para alcanzar la espalda del digimon- ¡Ya no te quedan flotadores con los que sorprenderme, perrito!

A esto, el improvisado granizo incandescente descendía ya hacia las jóvenes, de una manera tan dispersa que correr era imposible, menos aún usar las destrozadas raquetas para devolver los proyectiles.

-¡Ey, gatita! ¡Solo podrás salvar a una! ¡¿A que ahora hubiérais preferido lo del bikini?!

avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Jue Oct 13, 2016 2:44 pm

El contraataque ideado por los dos hermanos pingüino Digimon fue eficaz. Las raquetas con las que golpeabamos a Muchomon, el pingüino rojo, quedaron completamente destrozadas. Lo peor de todo es que no les hicimos ni siquiera un rasguño.

Entonces, ambos enemigos combinaron sus ataques para crear uno más poderoso a base de tres cascotes de hielo que fueron creados a partir de un cascote de hielo mucho más grande creado por Penguinmon y fragmentado por Muchomon. Uno de los ataques impactó peligrosamente en Wolfie, el compañero de mi amiga... ¡Mientras que los otros dos se dirigieron tanto a por Chitoge como a por mí!


¡AYUDA! ¡Waaaaah!- dijimos ambad mientras poníamos nuestros brazos en posición defensiva, intentando protegernos de aquellos ataques combinados de hielo y fuego.

¡¡¡NI SE OS OCURRA HACERLES DAÑO!!!- gritó con todas sus fuerzas Kate mientras su pequeño cuerpo felino se iluminaba con un haz violeta. Había visto eso antes, en el Digimon de Max, en el de Sigrun y en el de Ashely... Estaba... ¿digievolucionando?¡Gatomon digievoluciona en...!- efectivamente, el cuerpo de mi amiga estaba creciendo consideradamente, tomando una forma mucho más humanizada, mientras sentía cómo todo se ralentizaba¡¡¡KAZEMON!!!- la forma digievolucionada de Kate se trataba de, literalmente, un hada. Era una Digimon con aspecto de mujer atractiva, ligera ropa de color lila y un largo y sedoso cabello violeta. Se veía que era bastante atlética, a decir verdad... Y muy muy atractiva- ¡Brisa de pétalos!- en sus dedos se generaron pequeñas pero poderosas corrientes de aire, con pétalos danzando en su interior. Inmediatamente después, el ataque de atributo viento fue lanzado contra el ataque combinado de Muchomon y Penguinmon, convirtiendo al granizo candente en poco más que en polvo cristalino, generando un precioso efecto visual. Ese polvo cristalino se fusionó con los pétalos del ataque de Kazemon, cayendo al suelo después, volviéndose brillantes después dichos pétalos.

¿K... Kate?- preguntó Chitoge impresionada a la par que agradecida por haber sido salvada de una terrible muerte

¡Has digievolucionado, Kate! ¡Lo has logrado! ¡Eres la mejor!- felicité a mi compañera mientras ésta jugueteaba con uno de sus mechones púrpura y miraba con desprecio a sus rivales plumíferos

¿Y bien? ¿No ibais a hacerlas daño? Vamos, atreveros...- Kate, ahora en un nivel más poderoso, observaba impasible mientras se acercaba a nuestros enemigos, quienes se habían quedado a cuadros de la impresión y no se movían ni un centímetro- Ajá. Lo suponía. ¡Piernas Tornado!- rápidamente, Kazemon colocó sus manos en el suelo, como si fuese a hacer el pino, estiró sus piernas, una a cada lado, y comenzó a girar sobre su propio eje de manera violenta, creando un tornado combinando su atributo, el viento, con los golpes físicos que daban sus patadas. Los dos Digimons pingüinos recibieron una cantidad enorme de patadas que acabaron con la vida de ambos, para después convertirse en Digitamas. Kate, cuando volvió a ponerse de pie, estiró sus brazos hacia delante, haciendo crujir los dedos de sus manosChupado

¡Eres genial, Kate! dije abrazándome a mi compañera que, ahora, era un poco más alta que yo
avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Sáb Nov 26, 2016 2:16 am

-Esto no está bien, nada bien...-inquiría el samurai- Bueno, al menos están a salvo. Pero tenemos un problema. Un buen problema.
-Sí, que con los destrozos ahora no habrá helado. Y nos tocará ayudar en las reparaciones. Gratis -el silencio de Roku le daba a entender que no eso no era preocupante-... ¿Que la playa se quedará desierta y no habrá chicas en bikini? -tampoco- ¿Que las llamas y el humo fomentarán el efecto invernadero en el digimundo? -seguía sin respuesta- ¡¡¿Qué diablos pasa entonces?!!
-Que aún no sabemos quién ha originado esto, ni mucho menos por qué...-señaló toda aquella destrucción- ¿A qué atiende todo esto? De no haberlos matado, podríamos haber sonsacado alguna pista más. ¿Quién dirige esto? Con un nombre, ya podríamos empezar a saber qué pasa, pero ni eso...
-Si... Si te lo digo... ¿Me matarás? -heridas abiertas, huesos rotos, tendones desgarrados, y ese efecto ilusorio que impedía resistirse a una pesadilla que le hacía repetir todo de nuevo- Por favor, mátame...
-Bueno, si te empeñas. Acabé la vivisección, por lo que ya no queda nada para aprender. Dime, ¿cómo se llama vuestro líder?
-Buten... Butenmon, y ahora por favor. Mátame.

Con un tajo limpio, la cabeza del Peckmon saltó por los aires, con una sonrisa dibujada en el pico. Como trofeo, Roku se adjudicó la bufanda del digimon, atándola como un fajín más. Le seguía sorprendiendo como algunos digimons dejaban restos y otros simplemente se desvanecían. “Butenmon”, no le sonaba, y a Bakemono tampoco. A saber qué clase de digimon sería. El cuerpo se iba descomponiendo lentamente en una serie de partículas. Como broma final, observando aquel esqueleto, recogió el “hueso de la suerte” que solía partirse en un peculiar juego.

-Pide un deseo.

Y lo quebró al mismo tiempo que observaba aquel panorama. Los tamers y digimon mantenían un combate contra las aves invasoras, mientras el fuego se seguía propagando. Ignorando esto, Roku saltó del tejado para volver a tierra, mientras seguía pensando en “Butenmon”. Había reunido un ejército y lo estaba dirigiendo en un ataque, sí, pero para qué. No le gustaba la falta de información.

-Ehm, Roku,el fuego...
-Tienen manos, ¿no? Pues que hagan algo útil. Yo tengo otros asuntos que tratar.
-Pero es ahora cuando el héroe entra en acción y salva a todos. Y que si no lo haces tú, bueno... Alguien puede salir herido...

Odiaba cuando Bakemono tenía razón. La idea era mantener un perfil bajo, no llamar la atención más de lo necesario, evitar preguntar incómodas. Pero las aves estaban entrenadas, sabían trabajar en equipo,  un grupo improvisado de turistas poco podrían hacer. Suspiró, irritado, pues era evidente que algo debía hacer. Preparó los pulmones y gritó.

-¡¡¡A todos, solo lo diré una vez!!! ¡¡¡Quienes no quieran morir, acercaos a a costa!!!

Y dando unos segundos para que corrieran, pasó a su forma de SkullBaluchimon, la bestia gigante, liberando la atmósfera helada que empezaba a extenderse. Al toparse con el fuego, el vapor iba extinguiendo el fuego, mientras que los digimons guerrilleros que no habían seguido el consejo se quedaban inmovilizados, presas del ataque.

SkullBaluchimon siguió andando, pateando la arena, paliando otras llamas. En la costa, guarecidos de su habilidad, los turistas y algunos de los enemigos podían ver el espectáculo. Y ante esto, las ganas de pelear se desvanecieron, pues el monstruo que tenían enfrente dejaba claro que cualquier intento acabaría con el exterminio más tajante. La bestia regresó a su forma de Musyamon, y caminando, observaba los restos de la guerra. Quedaban aún algunos especímenes para interrogar, y eso agradaba a Roku, pero no lo que pasó después.

-¡¡¡US, dejen paso!!!

Lo que faltaba, la policía. Él no es que pudiera salir impune de allí, y menos si se descubrían lo que había estado haciendo hasta entonces. Era un grupo extenso, de varios digimons y humanos. Podía distinguir dos tipos de uniforme, deduciendo que eran dos divisiones diferentes.

-A ver, qué ha pasado aquí -decía una muchacha con vestido y sombrilla- ¡¡En filas, vamos a tomar declaración!!
-¿Y por qué habla usted si nuestra función es reparar los daños? Al fin y al cabo somos del Living Forest y ustedes de la Forge Volcano...
-¡Porque la divisiones de combate siguen ocupadas! ¡Y como aquí no hay conflicto colocaremos el grupo de mando! ¡¿Eres novato o idiota?!

Mientras los que parecían los líderes mantenían la discusión, el resto de tropas evaluaban los daños estructurales, otros iban organizando a los civiles, ya fueran humanos, digimons, o los presuntos terroristas. Poco a poco iban instituyendo el orden, y aunque esto relajara al grupo turista, no era así con Roku:

-Menudo carácter...-decía Bakemono- Vamos a tener problemillas...
-¿Problemillas? Si han venido los US es un problema gordo. Y me temo que esta no es la única isla afectada...
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Yoko Littner el Vie Dic 02, 2016 12:37 am

Realmente me encontraba tremendamente sorprendida a la par que agradecida al ver a mi querida amiga conseguir su forma Champion, Kazemon... una vez más, si contamos la vez en la que estuvo metida en el juego, claro está. Se trataba de un Digimon con un gran cuerpo escultural, con alas de mariposa y cuerpo entrenado tanto para ataques físicos como ataques a distancia. Llevaba puesto un traje de combate de color violeta, dos guantes blancos, unas especies de gafas futuristas y su gran par de alas.

Jo... Y aún así ni te gano...- decía Kate, en su forma de Kazemon, palpándose el busto, como si lo estuviese comparando con el mío. Ante ello, la reacción de Wolfy, el Gaomon de mi amiga Chitoge sufrió un sangrado nasal bastante bestia, tanto que incluso le tumbó de golpe en el suelo.

¡Wolfy! Pobre, debe de ser duro para él, ser el único hombre aquí mismo- dijo mi amiga, acercándose a su compañero Digital riéndose mientras nos miraba a mi y a mi compañera digital.

Eres más provocativa que yo Kate, fíjate como le has dejado al pobre...- le culpé riéndome ante la situación, quien hizo un suspiro y se encogió de hombros, presenciando que aún había varios Tamers peleando codo con codo contra algunos de los enemigos que habían llegado. Musyamon, por otra parte, seguía enzarzado con Peckmon, aunque no se veía exactamente bien si le estaba torturando o no.

Tenemos trabajo que hacer aún...- mi compañera Digimon desplegó sus dos enormes alas y se dirigó a ayudar al resto de Tamers, seguida por mi y Chitoge, quien llevaba a Gaomon entre sus brazos, mientras se recuperaba de su hemorragia nasal- ¡Brisa de Pétalos! de las yemas de sus dedos, fuertes corrientes de aire surgieron dirigiéndose hacia los enemigos y atacando únicamente a aquellos que Kazemon quisiera. Mientras tanto, Wolfy ya se había recompuesto y, saltando hacia un Piyomon, reanudó su ataque.

¡Revés Doble!- dijo girando su cuerpecito sobre su propio eje, como si de una peonza con pelo azulado se tratase.

Sin embargo, Musyamon había acabado en ese tiempo con Peckmon y ahora comenzaba a cambiar. Kate y yo ya conocíamos esa forma gigantesca que estaba adquiriendo, por lo que tratamos de ser precavidos.


¡Huid de aquí!- dije a los Tamers y sus Digimons que podrían verse afectados por los efectos del terrorífico SkullBaluchimon... Entre ellos, nos encontrabamos nosotras, por lo que Kate en su forma de Kazemon, nos llevó en volandas tanto a mi como a Wolfy y a Chitoge, sobrevolando la zona.

¡¿Qué es esa cosaaaaa?!- gritó Chitoge con todas sus fuerzas al ver a aquella mastodóntica bestia aparecer de la nada, pues no sabía aún que ese monstruo era la evolución de Musyamon, el guerrero samurai que nos había ayudado previamente. Mientras duraba esa forma, apagaba el incendio con una velocidad realmente increíble. Debido al respeto y al miedo que infundía, acabaron los combates con una velocidad asombrosa, sin tan siquiera combatir, únicamente andando. Cuando acabó su tarea, regresó a su forma de Musyamon... Así que había aprendido a controlarlo ¿eh? Es una muy buena noticia, de verdad...

Sin embargo, parecía que dos escuadrones de los Union Savers, cada uno liderado por una persona distinta, habían llegado para limpiar el desastre. A buenas horas llegaban... Nos ordenaron colocarnos en fila para interrogarnos, con lo cual obedecí. Era mejor no buscar más problemas de los que ya teníamos. Kazemon aterrizó a mi lado, dejando a Chitoge y a Wolfy a mi izquierda, dejando que me interrogasen antes a mí, ya que iba de derecha a izquierda el interrogatorio. Kate, entonces, volvió a su forma de Gatomon. Cuando me tocó a mi respondí a sus preguntas.

Me llamo Yoko Littner y esta es Kate, mi compañera Digimon, una Gatomon de nivel Novato. Reportamos que, mientras los Tamers, sus compañeros y nosotros- señalé a Kate, a Wolfy, a Chitoge y a mí- pasábamos un buen día en la playa, una manada de Digimons Ave nos atacaron. Pudimos hacernos cargo de varios enemigos, entre ellos varios Falcomon, Piyomon, un Muchomon, un Penguinmon y un Peckmon. Pero no sabemos la razón por la que nos atacaron... Es un misterio. Y es un alivio que nadie, salvo los atacantes, hayan resultado heridos de gravedad. Ese es mi reporte.- esperaba que eso fuese suficiente y que contase como declaración... La verdad es que todo había sido un misterio. Y sé de alguien que se muere por resolverlo. Entonces miré hacia Musyamon, que se encontraba lejos de mi pero en mi campo de visión y le saludé con una mano, intercambiando una sonrisa con él.

avatar
Yoko Littner
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 106
Cuentas :


Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Armadura
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Yoko Littner
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Kate Littner (Gatomon)
Rango: Soldado
División: Four Holy Best
Unidad/Sub-division: East Blue Dragons

Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Roku Ginshô el Mar Dic 13, 2016 9:46 pm

-¡Ajajajajaja! ¡¡Eso sí que es la “jugada destacada” de esta peleilla!! -señalaba el fantasma, mientras se partía de risa- ¡¡Jajajajajaja!! Ains... ¡Estos pequeños momentos es lo que hacen que la vida sea bonita! Si parece una botella de cola con mentos... Je, que bueno.

Ignorando lo que decía el fantasma digital, Roku prosiguió con lo que pretendía hacer. Fue cuando pasó a SkullBaluchimon y dio paso a la glaciación. Alertados, los turistas, aquellos soldados improvisados, se alejaron, pues sus veraniegas prendas no ayudarían al agudo frío. Siguiendo su ejemplo, los soldados de verdad, los invasores, se retiraron del lugar.

Por suerte, Yoko y Chitoge, junto a sus compañeros, Kate y Wolfy, tomaron la iniciativa de seguir defendiendo aquella costa, tarea sencilla para la nueva forma de la gata, transformada ahora en un mujer dotada de alas insectoides, similares a las de una mariposa, y un atuendo similar a lencería con toques futuristas. Era curioso que una felina se transformara en un feérica, pero si en el mundo humano se recogía que un príncipe podía ser una rana hechizada, ¿por qué una gata no podía convertirse en toda una dama?

-Con una vestimenta muy provocativa, eso sí -aseguraba Bakemono- Más vale que no se te acerque en esta forma si no quiere acabar como un polo. Si un poco más y se le ve hasta el alma...
-No tengo idea de qué estás hablando, Bakemono -respondía Roku, en su forma de bestia, una vez sofocadas las flamas-. ¿A quién te refier...?

Y la vio, a la mujer de violáceos cabellos, emanando corrientes de aire por sus dedos, batallando como si de una danza se tratara, haciendo que los pétalos que liberaban sus propios ataques se arremolinaran en torno a ella con una elegancia que contrastaba brutalmente con lo atrevido y salvaje de su apariencia. Muchos hombres se fijarían tanto en la semejanza de la digimon con la raza humana como en la carne que mostraba, pero Roku no reaccionaba ante eso. Él atendió a otro detalle, y tuvo una reacción inusual.

Las alas de la mariposa. ¿Aquello era “miedo” o “desagrado”? No le gustaban. En Japón, estos insectos eran vistos como emisarios del más allá, y todo lo que se relacionara con la Muerte le traía malos recuerdos de su estancia en el hospital. No fue una infancia muy ortodoxa. Por suerte, antes de centrarse en esto, y pasando a Musyamon (una forma más cómoda) los US llegaron a hacer su trabajo.

-Aunque tengamos el campo visual compartido, supongo que cada uno atiende a lo que quiere: tú a las llamas y yo a la jovencita. Crecen tan deprisa...

Roku ignoraba a Bakemono, responderle iniciaría una conversación y estaría distraido para cuando empezara el interrogatorio. Hasta la fecha, los US le habían despertado sensaciones contradictorias: por una parte, había conocido a efectivos implicados en proteger el digimundo, esforzándose pese a resultar heridos, pero también a miembros que distaban mucho de unos mínimos de profesionalidad, pareciendo más niños jugando a ser policías que verdaderos agentes de la ley. Solo esperaba que esos dos no fueran de estos últimos.

La pelirroja le saludó con la mano, y respondió al gesto. Estaba con los dos US que gestionaban aquello, y por lo que veía eran preguntas cortas y tajantes. Menos mal podría irse de allí, les diría que es un digimon de viaje, que atacaron, y salir del paso sin mayor riesgo. No era necesario indicarles que estaba allí para robar un importante cargamento. Sin embargo, estaba a punto de pasar algo muy, muy extraño.

-¿A quién saludas? -dijo la chica de la sombrilla- A ver... -sacando unos lentes gemelos dirigió su vista al gentío.
-De acuerdo, srta. Littner, entonces había un solo ejemplar de Peckmon, Penguimon y Muchomon, ¿no? ¿Dónde se encuentran?
-Obviamente muertos, ¿acaso no has visto a los que han atrapado? Si es que...
-¡Vale ya de cuestionarme, por favor! ¡¿Es malo que pregunte para ver si ella vio cómo murieron?!
-Que sí, que sí... Vale, el Samurai ese saluda. ¡¡Tú, eh tú!! -indicaba con la mano- ¡¡Ven aquí!!
-¿Pero qué haces? Si tarde o temprano le preguntaremos a él también...
-Que te calles -esperaron a que Roku llegara- Bueno, ya nos ha explicado qué ha pasado por aquí, pero ahora tenemos otra duda... ¿Cuál es tu relación con estas dos? Me refiero -hizo una pausa dramática- ¿Con quién sales?

La pregunta dejó a todos fríos, ¿a qué se refería? Pensó que estaría ante unos US más profesionales que sus experiencias anteriores, pero tras esto... ¿Qué le pasaba por la cabeza?

-Me refiero, ¿ella es tu gatita y la tamer viene a ser como una adopción? -parecía emocionada- ¿o mantienes un amor prohibido con la humana siendo su caballero andante?

El acto reflejo de Roku era darle un puñetazo, y sabía que por el tamaño y fuerza de Musyamon la acabaría matando. Le enojaba el hecho de que, en un estado de crisis, saltaran con eso... Pero ciertamente, era una excelente tapadera para que dejaran de hacerle preguntas. ¿Debería elegir a Gatomon, o a su tamer?
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 910
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ヘスペリデスの休日の島:夏の気候、素晴らしい活動や日没で殺害 (Vacaciones en islas Hespérides: clima estival, estupendas actividades y asesinatos al caer el Sol) [Priv: Yoko]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.