Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Sigrun Vinter

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1961)
 
Roku Ginshô (1069)
 
Fuji Raikomaru (1025)
 
Sigrun Vinter (935)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Maxwell Miyamoto (552)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

Bienvenidos al festival de verano {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenidos al festival de verano {Libre}

Mensaje por Souta Mochizuki el Lun Jun 20, 2016 6:48 pm

Souta

Aún no me acostumbro del todo al mundo digital, pero es bastante acogedor. No veo muchos adultos en los alrededores, los mayores por aquí parecen estar alrededor de sus veinte años, veinticinco cuando mucho. Es agradable estar rodeado de jóvenes que se manejan a sí mismos independientemente... Aunque me preguntaba el hecho de que todos aquí fuesen lo suficientemente maduros. Si era un mundo de niños, la sociedad perfecta probablemente nunca existiría aquí. Siempre habría alguien que desease hacer su voluntad. Me aterraba un poco, a decir verdad. Había decidido regresar al mundo humano por esta ocasión y despejarme un poco. No siempre es agradable ser el novato.

Llegué a mi casa y todo parecía normal, aún a pesar de que me había ido por días. Concluí que el tiempo transcurría diferente en ambos mundos, así que dejé de preocuparme un poco. Saludé a mi madre y hermano indicando que ya había llegado desde la puerta, y me apresuré a correr hacia mi cuarto para evitar que viesen a Tinkermon.
-Quédate aquí y no salgas hasta que yo te diga. -Le indiqué con cierto temor a que alguien entrase y la escondí en un cajón de mi escritorio. No podía cambiarme de ropa a gusto con Tinkermon viéndome... Era como si dejase a una chica verme. Me moriría de pena por ella.
-¡Souta-niichan! ¡Está muy oscuro aquí! ¡Tengo miedo! -Escuché sus lloriqueos de niña pequeña, pero sabía que no eran más que pretextos para dejarla salir, otro de sus berrinches a los que ya me había habituado con el tiempo. Ella emanaba luz propia, no había posibilidad de que estuviese completamente en negro.

Una vez terminado de cambiarme, dejé salir a mi compañera del cajón. Parecía molesta, su cara se enrojeció al verme... Pero es una chica tan compleja que no sabía cómo interpretar las cosas. Me había puesto mi Yukata para el festival de esta noche. El plan era ir con mi hermano, Shunsuke, pero decidí que sería mejor si me adelantaba y mostraba un poco del lugar a Tinkermon antes de ello. Era consciente de que mi hermano mayor deseaba pasar más tiempo conmigo desde su regreso del intercambio que tuvo, pero no le di mucha importancia.
-¡Te veo en el festival, oniichan! -Exclamé corriendo hacia la puerta, y no pude escuchar la respuesta de Shunsuke. Revisé nuevamente que Tink estuviese en mi bolsillo y la dejé ser libre por el momento.
-¡Oniichan! ¿Sabes a dónde vamos? -Preguntó Tinkermon a mi lado. Era pequeña, casi del tamaño de una muñeca para niñas. Me recordaba mucho al hada de Peter Pan, Campanita: pequeña, intensa, emocional. Comencé a considerar la posibilidad de que la mayoría de los cuentos de hadas deberían estar basados en el mundo digital.
-Por supuesto que lo sé, ya lo verás. -Jugué con mi compañera y su frustración. Sus alas comenzaban a brillar más cuando se sentía así, era algo gratificante de ver. -Los apuestos genios nunca se equivocan. -Continué burlándome de ella, para después dejar salir una risotada.
-¡Eres muy cruel, oniichan! -Reclamó y se sentó en mi hombro, cruzando sus piernas y brazos. Reí entre dientes y seguí caminando por la calle.

No debían ser más de las 7PM, pero el lugar estaba bastante concurrido por las entradas. No debía sorprenderme, era un simple festival en el parque y eso era muy común, pero Tinkermon parecía fascinada con los juegos mecánicos corriendo a toda velocidad y las luces de todos los colores. De verdad quería presentarle un lugar así.
-¡Este lugar es genial, Souta-niichan! -Exclamó volviendo a agitar sus diminutas alas. Brillaban tanto que podía distinguir el color dorado como si fuese una linterna personal. El sol se estaba terminando de ocultar, y reí de emoción. Tenía mucho tiempo de no asistir a un festival con un amigo, no recordaba la última vez que salí a pasear con alguien. Estar en el mundo digital me despertó ganas de querer hacer amistades, pero no sabía cómo. Nunca estaba de más intentar, pero por ahora pasaría tiempo con mi pequeña compañera.
-Matsuri da. -Respondí a mi amiga. "Es el festival" en japonés, eso fue lo que dije. Sólo esperaba que la magia de los fuegos artificiales me hiciera olvidar un poco mis problemas y poder regresar al mundo digital fresco y limpio. -Vamos por un raspado, Tink. -Le indiqué y me encaminé al negocio que tenía lo que buscaba, aunque la fila estaba un poco concurrida.
avatar
Souta Mochizuki
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 56
Cuentas :
Ficha :
Nivel On Rol : Champion
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenidos al festival de verano {Libre}

Mensaje por Alexandra Wang el Dom Jun 26, 2016 12:05 am

¿Cuánto tiempo hacía desde la última vez que tuvieron un día libre para ellos? Ni si quiera lo recordaban pero hoy era uno de esos pocos días. Akuma se paseaba de un lado a otro buscando algo que lo mantuviese entretenido, pero en aquel apartamento de mala muerte nada era demasiado adictivo. Ya había leído y releído los libros, la televisión no le agradaba demasiado y había otras muchas cosas que no podía realizar ya que carecía de manos; tareas del hogar, por ejemplo. Saltó a la cabeza de su compañera que estaba tumbada en el sofá con un pie en el mundo de los sueños.

Chiisana— subió hasta el sofá quedando a su lado —Chiisana, despierta.

¿Hmm? ¿Qué quieres?— su voz y manera de actuar la asemejaban a un zombie; un zombie medio dormido —Déjame dormir Akuma... Es nuestro día libre...

Chiisana, he escuchado a tus vecinos por la ventana— habló posándose sobre su cabeza —Por cierto, hablan muy alto... Creía que iban a matarse entre ellos— aclaró dando a entender que no le gustaba escuchar conversaciones ajenas —En fin, la cuestión es que estaban diciendo algo de un festival. ¿Y sabes lo mejor? Se celebra hoy— se quedó en silencio dando unos leves golpecitos a su compañera —Me estás ignorando... De hecho te has vuelto a dormir...— infló los mofletes como un infante y sin pensarlo dos veces empujó a la rubia al suelo.

¡Akuma!— exclamó poniéndose en pie con una mano en la frente. Agarró uno de los cojines aplastando con este a su compañero —¡¿Por qué me haces esto?!— se quejó dejando caer sus párpados ligeramente —Lo siento Akuma— se acuclilló frente a él acariciando su cuerpecito de bebé digital —¿Qué me decías?— escuchó a su compañero —¿Puedo ir con ropa casual?— cuestionó recibiendo una negativa argumentando que, por lo que había escuchado, los humanos usaban unos kimonos para esos eventos —Yo no tengo un yukata.

¿En serio?— bajó al suelo y correteó por la casa adentrándose en el cuarto de la muchacha. Abrió el armario de par en par y tras mover algunas prendas logró sacar una caja —¿Y esto entonces qué es?

Eso... Pues...— masculló pensativa apoyando el cuerpo en el marco de la puerta —Un yukata, en efecto. Me lo regaló el jefe para una misión— admitió, no había excusa válida para defenderse —¿Qué quieres? ¿Salir un rato o simplemente verme con eso puesto?

Ambas dos— admitió.

Alex decidió aceptar la propuesta. Se fue al baño a ducharse ya que tenía tiempo de sobra y bueno, después de dormir esa era la mejor manera para despertarse y activarse. Una vez terminó salió del baño ya vestida mirando a su compañero que se encontraba aún en la habitación. Akuma sacó de la caja una cinta de color azul, subió hasta la cabeza de su tamer y, con unos cuantos movimientos de antenas y garras, logró amarrar la rubia cabellera con la cinta.

¿Lo ves?— se quedó en el hombro mirándola a través del espejo —Mucho mejor ahora. Seguro que vas a romper muchos corazones hoy.

¿El tuyo incluído?— sonrió de lado atando el digivice a una de esas cintas en las que puedes llevar el móvil o las llaves y se lo colocó en el cuello bajo el yukata —Supongo que por un día no va a suceder nada.

No te preocupes, hoy solo eres Alex— finalizó Akuma.

La joven salió de casa tras coger algo de dinero por si el hambre acechaba. Por el camino iban hablando de esto y aquello, nada interesante a decir verdad. Llegados a las cercanías del parque ya podía verse la mucha gente que había decidido salir a disfrutar: Familias, amigos, parejas... No era la primera vez que la joven asistía a un festival, pero de igual modo que su compañero, estaba bastante sorprendida. Hoy no era Valshe ni trabajaba para la mafia sino que era Alexandra Wang, una joven que se paseaba por el festival para disfrutar y no pensar en trabajo. Curiosamente, las personas que veían a Akuma en sus brazos ni si quiera sospechaban sobre su identidad, pensando tal vez que se trataba de un simple peluche.

No abras a menos que quieras enamorarte de Alex (?):
avatar
Alexandra Wang

Digi Puntos : 15
Ficha : Alexandra Wang
Nivel On Rol : Rookie

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.