Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Naruto Rol Storm
Ayer a las 10:22 pm por Invitado

» Día en playa digital [libre]
Ayer a las 9:17 pm por Hyoga Uzuke

» Registro de Apariencia
Ayer a las 7:39 pm por Scott Desaster

»  Jardín de Estatuas [Misión de Max 'Kenku' y Demyx]-Grupal-
Ayer a las 7:36 pm por Roku Ginshô

» Hyoga Uzuke Expediente [ID]
Ayer a las 6:30 pm por Roku Ginshô

» [Gabumon/CresGarurumon]
Ayer a las 4:12 pm por Scott Desaster

» Petición de Lineas Evolutivas
Ayer a las 2:24 pm por Hepokomaru

» [Black Guilmon]
Ayer a las 9:33 am por Sigrun Vinter

» All I See [Priv. Elluka Clockworker]
Ayer a las 7:26 am por Elluka Clockworker


Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 19 usuarios en línea: 8 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Gaioumon, Hibiki Sanjō, Hyoga Uzuke, Natsuki-Nya, Neo Dynamon, Roku Ginshô, Scott Desaster, Unsui Rikiya

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2067)
 
Scott Desaster (1816)
 
Kurai (914)
 
Sigrun Vinter (856)
 
Rena Ryuugu (853)
 
Roku Ginshô (776)
 
Fuji Raikomaru (664)
 
Ed Elric (649)
 
Ralian (639)
 
Elith (554)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Legado NinjaLost Soul



Crear foro

La chica que arde en el amanecer [Yona Hiryuu - Zeno]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La chica que arde en el amanecer [Yona Hiryuu - Zeno]

Mensaje por Yona Hiryuu el Dom Ene 01, 2017 2:27 am




Datos Generales
Nombre: Yona Hiryuu
Edad: 16 años
Sexo: Femenino
Orientación Sexual: Heterosexual
Digivice: IC color amatista-lila.
Color de digisoul: Rojo brillante.


Datos físicos
Apariencia: Yona es una niña de estatura promedio, desfilando unos 158 centímetros bien proporcionados. Posee una piel blanca y suave, y una cara redonda con mofletes bastante rellenos, pero no en exageración. Sus labios son carnosos, y tienen una tonalidad natural que oscila entre el durazno y el cerezo, así como sus grandes y brillantes ojos poseen un color púrpura, que más bien toman el color para hacer parecer aquellos orbes un par de amatistas.

Su cabellera está coloreada en un rojo apasionado, que a la luz del sol puede confundirse con un color magenta. Es ondulado y rebelde, pero sedoso y bastante ligero a pesar de que se trata de una frondosa melena. Lo lleva corto, hasta mediación del cuello. Es fanática de llevarlo suelto, aunque a veces suele recogerlo con pequeños prendedores.

Su sonrisa siempre es amplia, y da aires de inocencia pura al pintarse de un color rosado lleno de alegría. Por otro lado, cuando se enoja, su ceño fruncido sólo deja un doblez en el entrecejo, y da la impresión de ser una depredadora, esfumando cualquier otra apariencia angelical.

Suele andar con el vestido con el que escapó de su hogar, y se cubre con una capa de algodón color beige.
Concept:





Datos Psicológicos
Personalidad: Se trata de una niña llena de curiosidad y valor. Siempre está dispuesta a dar un paso adelante, y, si se trata de una causa que ella considera justa, es capaz de actuar impulsivamente. Aun teniendo miedo, no se retracta jamás de una decisión tomada. No es una persona muy analítica, se deja llevar por la pasión del momento, pero eso lo puede aprovechar como una cualidad que la impulsaría a llegar a los lugares que otros jamás alcanzarían por la indecisión.

Es alegre la mayoría del tiempo, y siempre está dispuesta a entregar sonrisas a diestra y siniestra. Es honesta, y muy mala para bromear o contar chistes.

Tiene una mentalidad que la hace seguir el lado que considera el correcto, y siempre está pensando en cómo hacer bien a los demás; cree que está en su responsabilidad el procurar que la gente en general esté bien. Es fiel creyente de que nadie en el mundo es completamente malo, es cuestión de que están mal encaminados en la vida. Para ella, es una verdad absoluta que cuando una persona prueba el hacer bien, habrá un cambio, aunque sea el más mínimo.

A pesar de que busca hacer el bien, es raro que converse con alguien el suficiente tiempo como para establecer una amistad, debido a que siempre se encuentra en movimiento. Cuando se logra crear un vínculo con Yona, se puede contar con una gran aliada, y una chica apasionada que hará lo que sea por la protección y una seguridad estable para sus amigos.

En cuanto a temas de amores, es bastante densa y no logra comprender muchos aspectos importantes sobre fomentar una relación. Cosas como indirectas, o coqueteos no significan mucho para ella si no se habla claramente. Sin embargo, cuando se muestra enamorada, es dudosa y temerosa sobre sus sentimientos. Es fácilmente avergonzada cuando se muestra vulnerable ante temas así.

Detesta la impotencia, y se torna sumamente seria cuando se trata de temas sobre vida y muerte, al igual que el sufrimiento.

Gustos: las frutas, los perfumes, la arquería, los animales pequeños.

Disgustos: las bromas pesadas, la injusticia.

Miedos: las alturas, fantasmas.


Historia

Toda su vida fue una residente del digimundo. Nació y creció en un enorme castillo de arquitectura oriental, llamado Castillo Hiryuu, ubicado en lo más remoto de las cordilleras del mundo digital. En él, habitaban tamer y digimon de todos los tipos, que eran la servidumbre de su familia. Eran adorados como dioses por aquellos monstruos digitales, incluyendo a los que tenían un nivel bastante alto. Eran los reyes de la pequeña villa alrededor.

La leyenda contaba que los Hiryuu eran tamer seleccionados especialmente por Yggdrassil, y aquellos que les sirviesen serían bendecidos en todas sus reencarnaciones. Los reyes tenían la habilidad de elegir al siervo más fiel cada cierto tiempo, y a él lo llevarían a una audiencia con el dios de todos los seres digitales, y encontraría una vida mejor, así como poder ilimitado.

Ya que el rey era una persona tan amable, que nadie dudaba de que su paciencia fuese un signo de un ser divino. La reina y la princesa eran hermosas, todos pensaban que su apariencia era obra de una bendición de los dioses. No había revueltas, o caos. Todo funcionaba a la perfección, en una aparente simbiosis.

Yona, la princesa Hiryuu, era mimada por todos. Todos sus caprichos eran cumplidos, así que nunca tuvo la necesidad de hacer un berrinche. Ella no conocía lo que era hacer una mala cara, ni la suciedad, o el dolor. Todo lo que necesitase o quería lo tenía a la mano. Ella vivía en almohadones de plumas, prácticamente.

La princesa tenía varias amistades, pero los mejores eran cinco jóvenes guerreros. Ellos le enseñaban todo lo que quería saber sobre cualquier hobby que le viniese en mente, y los encontraba divertidos. El más reciente era la arquería, así que el que se dedicaba a enseñarle era Hak, el experto en armas. Kija, Shin-Ah, Jae-ha, y Zeno, los otros cuatro, la supervisaban. Ella los adoraba.

También adoraba a su primo dos años mayor, Soo-won. Él era la persona más amable y gentil que alguna vez hubiese conocido. Después del fallecimiento de su madre, cuando Yona sólo tenía 8 años, él se dedicó a consolarle y hacerle sentir que no estaba sola. Yona tenía enormes sentimientos de amor y admiración por su primo debido a ello. Él era su persona especial.

La vida de Yona era perfecta, en pocas palabras.

Cuando cumplió dieciséis años de edad, el rey decidió celebrarlo con una gran fiesta, a la cual todo el pueblo estaría invitado. Llegada la fecha, la población entera trajo obsequios a la niña que sólo estaba preocupada por su rebelde cabello. Nada podía captar la atención de la princesa que siempre recibía lo que quería, hasta que un misterioso hombre, vestido de monje, llegó a la celebración.

Era alto y de tez pálida, rubio. Su flequillo rizado le cubría los ojos, mientras que el resto de su larga cabellera estaba amarrada en una coleta baja. Él se acercó a la pelirroja, y le entregó una caja de regalo pequeña. Al abrirla, la chica se encontró con un extraño aparato que hacía juego con sus ojos, y, antes de poder dar cualquier agradecimiento, el monje procedió a retirarse del lugar.

Mientras los murmullos se preguntaban qué acababa de pasar, y la niña jugueteaba confundida para saber qué hacía aquél aparato, se escuchó una explosión dentro de la sala donde se encontraban todos. Los cinco guerreros se pusieron en guardia, protegiendo a la princesa en primera instancia.

En escena había aparecido un Captain Hookmon, amenazando a todos con su arpón, y apuntando directamente al rey. Detrás de él, un joven de cabellos azules, y una Mastemon se mostraron finalmente.

Todo el mundo entró en pánico, y el revuelo no se hizo esperar. Fue entonces que Zeno, un Ignitemon, fue el primero en entrar en acción, pero no fue por mucho, ya que el chico de la cabellera azul había deslizado una tarjeta por un aparato que Yona nunca antes había visto, y lo encadenó hacia el suelo.

Los demás guerreros estaban tratando de derribar a la Mastemon y al Captain Hookmon, pero parecía ser demasiado para ellos, la fuerza de esos digimon era impresionante. Yona comenzó a pensar que era cuestión de tiempo antes de que acabaran con todos, y entró en desesperación. Su respiración era pesada, y no sabía qué hacer.

Lo que siguió la aterró más, puesto que cuando la Mastemon, ahora agotada, noqueó a los cuatro guerreros, apuntó una gran masa de energía hacia su padre. Ese ángel mecánico lo quería matar, ese era el objetivo del asalto. Yona miró a su padre entonces, pero no parecía tener intenciones de moverse.

No podía permitirlo, quería salvarlos a todos. Era impotente, y la ira le ganó. Apretando el último regalo que recibió, se rodeó de un enorme fuego digital. Estaba llena de datos que fluían en rojo intenso, mientras soltaba un grito de desesperación. Yona sentía que tenía el poder de atacarlos, que podía ganarles.

Cuando abrió sus ojos, notó que Zeno estaba cubierto por la misma ola de fuego, y se liberó de las cadenas que lo aprisionaban. Los dos atacantes parecían confundidos, y se retiraron inmediatamente. Cuando Zeno salió a buscarlos, ya no se podían ver por ninguna parte de los alrededores.

Esa misma noche, Yona fue interceptada por un par de siervos mientras se dirigía a su habitación. Eran dos hombres que siempre estaban en el castillo, pero nunca hablaban con la princesa, se dirigían exclusivamente al rey. Ellos la escoltaron tranquilamente hacia una habitación del castillo, por pasillos que ni la misma pelirroja recordaba que existiesen.

A los pocos segundos de entrar en la habitación, Yona perdió la conciencia por exposición a un paño mojado en cloroformo. Lo siguiente que supo, al despertar, es que todo estaba en negro. No podía ver nada, y el olor a metal era bastante perceptible.

Podía escuchar la voz de Zeno rogando que lo liberaran en un agresivo tono, nada propio de él, y fue entonces que Yona comenzó a forcejear. Ella creía que los habían secuestrado a los dos por lo que había sucedido aquella tarde, pero no era así.

Lo que ella no podía ver era que se encontraban en un quirófano experimental. Estaban a punto de ser objetos de estudio de una misteriosa organización que adoraba investigar con fines poco humanos a los digimon y tamer.

Todo el tiempo, el castillo Hiryuu era una coartada. El hecho de que el digimon más cercano al rey fuera electo para una vida mejor, era en realidad que el rey elegía al digimon mas único para experimentar. Buscaba ver todo lo que podían ofrecer esas criaturas, para ofrecer la más extravagante y explotar sus capacidades naturales en experimentos de biotecnología.

Ya que la primera emisión de digisoul de Yona, el resultado fue explosivo, y estaba aparentemente ligada a Zeno, debían aprovechar aquella oportunidad. No todos los humanos resultaban tener digisoul a aprovechar, y parecía ser que la princesa tenía a montones. El objetivo era inducir todo el digisoul de Yona en Zeno, para registrar los efectos en la evolución.

Tras mucho forcejeo, y después de dos inyecciones de digisoul, Zeno tenía el poder de liberarse. Logró poner a los investigadores inconscientes, y se llevó a Yona en brazos, quien estaba agotada tras haber sido exprimida como una fruta. El efecto en ella había sido tal y como si le hubieran sacado sangre. No quedaba demasiado digisoul en frío su cuerpo.

Tras el amanecer, cuando Zeno y Yona trataron de pedir auxilio en el castillo, todo el mundo los trató de locos. Nadie podía creer su historia, e insinuaban que se trataba de un mal sueño. Sin embargo, los guerreros decidieron creerles.

Cuando fueron a una audiencia con el rey, para informar lo ocurrido, lo encontraron tirado sobre la alfombra de terciopelo, manchándola con su fluyente sangre. La desconsolada niña quedo en shock, y tuvo que ser sacada de la habitación por sus amigos, para buscar un lugar seguro.

Mientras buscaban, Yona pudo ver a una distancia considerable a Soo-won manchado en sangre, con una expresión que nunca antes había visto en él. Se le veía frío, y su porte era diferente. Rondaba cerca del área de la habitación del rey. Definitivamente él lo había matado.

Yona nunca supo que la razón por la que habían matado a su padre era por haberse opuesto rotundamente a que experimentaran con su hija. Estaba dispuesto a revelar todo si no liberaban a Yona, pero no contaba con que él no fuera realmente necesario para cumplir con el objetivo del lugar. Soo-won podía lograr lo mismo que él había hecho, ya que ante el pueblo, él también era un ser de paciencia divina.

Yona tomó la decisión de huir del lugar para siempre, ya que no se encontraban seguros en ningún lado. Seguida por sus cinco amigos, fueron interceptados por digimon que no habían visto antes. Parecían más poderosos e intimidantes, y tenían marcas extrañas en las extremidades. Yona comenzó a pensar que eran algunos digimon con los que habían experimentado los dueños que aquél laboratorio.

Enfrentando a aquellos digimon alterados, fue Jae-ha el que se dio cuenta de que no habría manera alguna de ganarles, y lo comunicó a sus compañeros. Zeno lo comprendió, y ordenó a todos que se alejaran. Yona no entendía qué era lo que Zeno planeaba hacer sólo, pero encontró escondite tras una roca.

Después de verificar que Yona terminó de esconderse, Zeno activó su técnica definitiva, e hizo explotar todo.

Yona fue golpeada por varias rocas, y quedó malherida, pero salió mejor parada que cualquiera en la situación. Varios científicos fueron quemados, y la pelirroja pudo ver cómo se les derretía la cara, y el cómo agonizaban. Trató de salir de su escondite para ayudar, pero el shock no la dejaba moverse. Sólo pudo dar camino hacia adelante cuando notó que se estaban llevando los digitamas de sus amigos, quienes también habían quedado atrapados en la explosión.

La niña no podía permitir que se los llevaran, así que arrancó con todas sus fuerzas, y abrazó el huevo de Zeno para no dejarlo ir. Cuando reaccionó a tiempo para buscar los tama de los demás, había sido tomada por su larga cabellera, dándole tiempo a los heridos científicos de escapar con los huevos digimon.

Comenzaron a jalar para arrastrarla de regreso, y en un acto de mero impulso, Yona tomó la navaja que portaba el descuidado hombre, y se cortó el cabello para salir corriendo del lugar, con el huevo de Zeno en una mano. Aterrada, siguió y siguió empleando su energía en huir, hasta desfallecer por agotamiento.

Cuando despertó, se encontraba siendo tratada por el monje que le había regalado el que resultaría ser un digivice. El huevo de Zeno estaba en perfecto estado, en una manta cerca de ella. La niña comenzó a llorar de frustración, y el monje sin nombre le consoló, entregándole nuevamente el digivice. Yona creía que lo había perdido en el camino, y probablemente aquél monje los había seguido.

Posteriormente, cuando el huevo de Zeno eclosionó, Yona decidió embarcarse en un viaje de supervivencia, buscando algún lugar dónde vivir sin poner en riesgo a los demás. Sabía que no la dejarían con vida, así que debía huir y volverse fuerte. Tenía que obtener la fuerza necesaria para vengarse de aquellos que le quitaron la vida a aquellos que amaba.
_____________________________________________________________



Datos Generales
Nombre: Zeno
Tipo de Digimon: Patamon
Personalidad: Zeno es un digimon enérgico y alegre que disfruta de la compañía de otros. En su mayoría utiliza el habla de tercera persona y probablemente nunca llamó a nadie por su nombre, incluso después de haber aprendido su nombre. La mayoría de las veces, parece ser infantil y un buscador de atención.

A pesar de su edad biológica, Zeno es despreocupado. Es amigable y no le importa dar su confianza a los demás aún si dichas personas pueden no merecerla. Aunque la mayor parte del tiempo suele tener una personalidad infantil, en ocasiones demuestra ser sabio y maduro cuando quiere ser directo en las conversaciones. Asegura no saber luchar, sin embargo, siempre se pone de pie en la parte delantera de sus camaradas para protegerlos del peligro. También parece saber más de lo que está dispuesto a contar, y puede parecer engañoso. Sin embargo, él realmente espera el momento adecuado para decir sus opiniones o comentarios cuando él no puede demostrarlo fácilmente o expresarlo a otros.

Zeno puede ser muy amable, ya veces tiende a tratar de romper las peleas que puede encontrar, tratándose de un pacifista. Él ama especialmente la comida, de todos los tipos, y tiene un don natural para encontrar los ingredientes correctos de cada platillo.

También se ve que no presta ninguna atención especial a Yona, mientras que los demás lo hicieron en su tiempo. Él la trata como a una compañera normal, y no su princesa. De la misma manera, nunca la llamó por su nombre, generalmente por 'señorita'. Sin embargo, parece encontrar a Yona extremadamente linda y tiende a protegerla mucho cuando están en el campo de batalla o en peligro.
avatar
Yona Hiryuu

Digi Puntos : 0
Cuentas :
Ficha :
Nivel On Rol : Baby II

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La chica que arde en el amanecer [Yona Hiryuu - Zeno]

Mensaje por Scott Desaster el Dom Ene 01, 2017 5:00 am

Bueno, no veo problemas con la ficha asique:

Ficha Aceptada

Por favor, no olvides colocar un link de tu ficha en tu firma y/o en el campo correspondiente de tu perfil. Tampoco olvides realizar los registros necesarios antes de comenzar a rolear~

______________________




/


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 756
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.