Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lo que no fue...
Hoy a las 3:46 am por Scott-X

» -Crónicas-
Hoy a las 3:27 am por Roku Ginshô

» Ficha de Menta Suzushii [En Construcción]
Hoy a las 2:22 am por Vicius

» Registro de Apariencia
Hoy a las 1:52 am por Vicius

» Petición de Lineas Evolutivas
Hoy a las 12:21 am por Scott-X

» [Yatagaramon Spirit]
Hoy a las 12:20 am por Scott-X

» Hola a todos!
Ayer a las 11:42 pm por Fuji Raikomaru

» Evoluciones
Ayer a las 4:17 pm por Alanna Tale

» Una cita en el museo, la unión de 2 caminos [Privado: Alanna]
Ayer a las 4:14 pm por Alanna Tale


Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ethrios, Fuji Raikomaru, Roku Ginshô

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2217)
 
Scott-X (1717)
 
Rena Ryuugu (942)
 
Kurai (938)
 
Ed Elric (830)
 
Sigrun Vinter (742)
 
Ralian (647)
 
Elith (571)
 
Roku Ginshô (526)
 
YatterwaAgain (495)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Legado NinjaLost Soul



Crear foro

Trajes Negros.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trajes Negros.

Mensaje por Fuji Raikomaru el Sáb Ene 14, 2017 9:13 am



Lo recuerdo, yo tenía 6 años de edad cuando sucedió, ese día me convertí en un rey.

Trajes negros adornan la sala de estar, hay comida, hay bebida, hay adultos hablando y riendo. Otros prefieren guardarse a silencio antes de reconocer que algo sucedía, ya habían pasado dos semanas pero por motivos de fuerza mayor no se pudo organizar la reunión previamente. Tres fotos cuelgan sobre tres ataúdes, están allí en la sala de estar donde todos usan esos horribles trajes negros. Quiero llorar, pero no puedo, los doctores no me lo permiten. ¿Por qué no puedo estar yo ahí adentro? Me preguntaba mirando los ataúdes, desde las escaleras que conectaban esa estancia colmada de hipócritas y desconocidos con el segundo piso. Me toqué el parche, me dolía, los doctores dijeron que pronto me acostumbraría. ¿Cuándo me acostumbraría a la soledad?, ellos solo ignoraban mis preguntas, los adultos me miraban con pena, otros con asco, como si hubiese sido mi elección el sobrevivir. No faltaba quien pensase que estaba maldito, o poseído. - -Abracé mis rodillas, quería encerrarme en un castillo donde yo fuese el rey, y nadie podría molestar al rey porque entonces los encerraría en el calabozo.

Mi familia no tenía mucho dinero, más allá de un par de familiares lejanos y los seguros de vida. Hubo discusiones respecto a quien se quedaría con mi custodia, sin embargo sabía que a nadie le importaba siquiera conocer mi nombre, los adultos eran unos cerdos que bailaban como cerdos por un par de billetes de papel sucio y arrugado, vistiendo esos horribles trajes negros. Mi nariz se frunció, iba a llorar. ¿Por qué?, ellos debían llorar, ¡Ellos estaban en falta! ¡Yo estoy bien! ¡Yo soy el rey! Corrí escaleras arriba, pasé por la habitación vacía de mis padres, pasé por la habitación vacía de mi hermano, subí las escaleras al ático y cerré la trampilla tras de mí. ¡Ahora estaba en mi castillo!

Tomé una manta llena de polvo, y la puse sobre ese feo traje negro que me habían puesto. Ahora que era un rey solo tenía que ocultar mis lágrimas en una capa, y nadie podría decirme que no llore. Las órdenes del rey son absolutas, nadie puede decirle que no a un rey. Los niños no pueden molestarme si soy un rey, los adultos tendrán que saber mi nombre, tendrán que quitarse esos horribles trajes negros, se los ordenaré, les ordenaré que se vayan. Suspiré, soplando el polvo sobre la ventana que me dejaba ver al exterior de la casa. Mi jardín estaba repleto de automóviles tan oscuros como los trajes, y la noche. ¿Por qué me invadían? ¡Era la guerra! ¡Necesitaba un soldado!

Bajé corriendo las escaleras, arrastrando mi capa hacia la cocina. Allí estaba Benoit, Benoit era el único adulto que se preocupaba por mí, siempre jugaba conmigo y vino desde Francia a cuidarme cuando se enteró de lo de mis padres. La gente dice que no puede cuidarme por no ser de mi familia, pero desde pequeño ha vivido con mi familia en Francia, y sus padres también lo hicieron, entonces vale mucho más que todos los adultos asquerosos en sus trajes negros. - ¡Joven amo! –Exclamó contento al verme y se agachó para abrazarme, no se lo negaría, el era un buen sirviente y se había ganado ese premio. Por un momento observó mi polvorosa capa, y casi se atreve a cuestionarme el por qué la portaba, pero recapacitó sin decir nada y asintió realizando una reverencia. Era un hombre sabio que reconocía a un rey cuando lo veía. Me preguntó el motivo de mi hastío.

- ¡Quiero que se vayan! –Ordené molesto, señalando a las personas en la sala de estar. Benoit era un hombre educado, siempre estaba de buen humor y difícilmente se ponía nervioso, siempre tenía alguna solución para los problemas. Pero esta vez me falló, me dijo que él no podía hacer nada al respecto. Fruncí el ceño, y él me acarició los cabellos. Mis ojos, no, mi ojo se llenó de lágrimas y comencé a llorar. Extrañaba a mi papa, extrañaba a mi mama y hasta a mi hermano, no quería conocer a nadie, no quería que mi vida cambie, no quería los trajes negros, no quería los autos en mi jardín, ¡No lo pedí! ¡No lo deseo! ¡No lo acepto!

Usé mi capa para borrar mis lágrimas, y me decidí a darles guerra con todo mi arsenal, corrí hasta esa sala de estar. Salté sobre la mesa donde estaba la comida con la que llenaban sus sucias bocas y las bebidas que saciaban su sed. - ¡Basta! –Grité con fuerza, interrumpiendo las charlas de todos. Un hombre se acercó a calmarme pensando que estaba jugando, apenas extendió su brazo, pateé  uno de los platos sobre la mesa que golpeó su rostro. - ¡No me toques, plebeyo! –Ordené, molesto, la situación se había complicado para los invasores, que solo me miraban atónitos. - ¡Vienen a mi reino, como víboras, comen, planean, beben, ríen! ¡No me respetan, no respetan a mis padres! ¡Y adivinen qué! … ¡Los odio, los odio a todos, no les he permitido entrar a MI reino! –Comencé a patear la comida, lanzándola sobre todos los invitados, inclusive las bebidas volaban empapándolos.

- Son sucios sirvientes, y yo soy su rey, yo soy fuerte, yo soy grande, yo no necesito a nadie, ¡A nadie! –Me bajé de la mesa y me retiré corriendo al ático. Mi táctica había funcionado, los automóviles comenzaron a retirarse derrotados de uno en uno, yo siempre gano después de todo. Sonreí orgulloso, me senté contra la pared abrazando mis rodillas. Al fin estaba solo, completamente solo pero victorioso. Benoit subió, tomando asiento a mi lado, el me cubrió con sus brazos, yo hice lo mismo, y lloré lágrimas de emperador.

Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 525
Cuentas : Este es el juglar.
Ficha : Holy Knight of the Deadly Rose's ID.
Relaciones : The Prince's Relationships.
Nivel On Rol : Ancient Spirit.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Petit Mamon
Rango: Knight
Unidad: Deadly Rose
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.