Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Eros Mornigstar, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1936)
 
Roku Ginshô (1051)
 
Fuji Raikomaru (1023)
 
Sigrun Vinter (917)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Elith (546)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

King's Gambit [Priv. Elluka]

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Mar Mar 14, 2017 8:06 am

Parecía el estridente tronar de una tormenta acercándose, pero sin una gota de viento o indicio de mal clima en aquel firmamento  amplio y eterno, bañado de la luz de infinitas estrellas con las tres lunas llenas como regentes, y vigías, de esa noche sin viento. Entre las nubes plateadas se dibujaban los reflejos de las sombras, delatadas por la luz de los astros, y pertenecientes a aproximadamente diez criaturas voladoras de gran tamaño, que portaban en sus lomos y entre sus alas a raudos jinetes de armaduras violáceas. Los caballeros surcaban los cielos en sus monturas acorazadas, llevando cual diligencias cargamentos embalados, herméticos y perfectamente preservados.

¿A dónde se dirigía esa compañía?, sobrevolaban esa noche desértica los diez Maildramon de armaduras negras, cabalgados a su vez por diez Knightmon, y siendo dirigidos por dos figuras femeninas, acompañando al caballero. Una bruja montada en su escoba mágica, conmigo sentado a su lado disfrutando del viento nocturno de aquel ambiente inhóspito pero encantador.  El desierto por la noche, bañado en ese velo platinado de las lunas, tenía a la arena como nieve, arremolinándose en pequeños torbellinos que brillaban preciosos cual diamantes. Por la distancia nos acercábamos lentamente al ras del suelo, el castillo ya era visible, imponente, magno..

Una ciudadela entera, cibernética y reciente. Usualmente me sentiría intimidado al saber que esa maravilla tecnológica, arquitectónica y de avanzada cultural fue construida en tan poco tiempo, y en un ambiente contraproducente donde ninguna otra civilización que el imperio de las maquinas pudo haber asentado su reinado. Los enemigos no pululaban, los digimon salvajes no se atrevían a acercarse, e inclusive el clima se había podido regular para que mercaderes, y visitantes como yo estuviesen cómodos en las inmediaciones del castillo. – Muchas gracias, Lily –Exclamé besando con cariño la mejilla de la bruja a mi lado, cuando descendimos a aproximadamente quinientos metros de la entrada del castillo, de manera que la caravana de mis paladines más cercanos pudiesen pasar los controles y chequeos por tierra, y de forma controlada, como amaban las maquinas.

Estábamos cercanos al epicentro de aquella maravillosa ciudad, por el centro residencial. Los Pawn Chessmon de ambos colores pululaban, organizados, y ya expectantes a sabiendas de la reunión que acontecía en esa noche, y a lo largo de varios días. – Lily, encárgate de los controles pertinentes, Iris y yo nos adelantaremos –Aquella que usualmente ostenta su forma de demon lord frunció el ceño sin quejarse en señal de desaprobación. Reí por lo bajo con Kuzuhamon a mi lado, expectante, negando con la cabeza. – Controlaré que no se extralimite, no te preocupes, no tardarás mucho  -Se resignó al final, e Iris le sacó la lengua burlona cuando di vuelta sobre mis talones y comencé a andar en dirección al castillo. Entre mis manos portaba un presente, en una caja de madera pulida, barnizada y tallada a mano que mostraba un grabado de la reina de aquel castillo con su doncella de cabellos rosados.

Caer de manos vacías hubiese sido impensado, de hecho aquellos diez cargamentos que pasaban por chequeos rutinarios por parte de las oficinas reguladoras de mercancías, y encargados de seguridad del palacio, no eran si no aproximadamente dos toneladas de regalos desde cuadros y detalles artisticos, hasta armas artesanales como eran los sables de los Knightmon de mi división, e inclusive arbustos florales cultivados por mí, y conservados con un cuidado celoso y extremo.

Me detuve en los imponentes portones de ese maravilloso, épico y precioso castillo. Ese palacio de los sueños que posiblemente él amaría, mis ojos se nublaron ante tan majestuoso escenario, y Kuzuhamon me observó en silencio a punto de lanzar un comentario mordaz que decidió callar. Las lagrimas fueron erradicadas por mi diestra al frotar mis orbes antes de escaparse, posé la zurda en mi sable haciéndolo a un lado, y me acerqué aun mas a la entrada el majestuoso palacio.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Mar Mar 14, 2017 4:24 pm

Elluka


Caminaba por los pasillos de las habitaciones en el palacio de manera bastante desesperada, lo sabía, las miradas de los peones eran suficiente advertencia.
-¿Puedo ayudarle, alteza? ¿Está bien, princesa? ¡Yo me encargo, excelencia! -Se ofrecían blancas y negras una y otra vez, pero yo no podía prestarles atención suficiente, aún si se erguían y dejaban sus tareas de lado con solo pasar al lado de ellos. Estaba demasiado ocupada buscando a un Pawn Chessmon en específico: Calico, mi cómplice en esta travesura. Sin embargo, para mi desgracia, no lo encontraba en las habitaciones, por lo que concluí que estaría con Shunsuke y la misión estaría muerta para este punto. Suspiré con resignación. La tarea era algo que cualquier siervo podría cumplir, si algo respetaba en el Metal Empire era la lealtad a la intimidad de la nobleza, pero la peculiar y animosa personalidad de Calico me hacían sentir tan bien cuando reía apenado al saber mis intenciones, como si fuese un niñito.

¿Mi alteración? Fuji se quedaría con nosotros un par de días. Estaba que quería explotar, y todo debía estar perfecto. Me encantaba que las máquinas no cometían errores en su trabajo, con las indicaciones correctas, y no tenía por qué sulfurarme en un solo momento. De hecho, no me había enojado en días, no desde que la Guardia Real accedió a dejarme respirar tras los incidentes en Tres Esferas. Tampoco era mi plan que Fuji fuese un invitado de honor en el palacio, pero negar que me ponía el corazón de doncella sería pecado.

Había batallado bastante para que Queen Chessmon decidiese que atacar de regreso a Sigrun Vinter no era la mejor opción. No después de ver ese Burst Mode. Sería suicidio para aquél pobre grupo de peones (nosotros) que la emperatriz designara con la tarea. No obstante, mi reina deseaba una compensación por los daños a nuestros centros de investigación. A pesar de estar abandonados, el golpe al orgullo y la oportunidad de tomar poder sobre un clan tan fuerte como los Royal Knights era algo que no se podía desperdiciar, lo comprendía.

Repentinamente, los peones y marionetas más cercanos al salón principal comenzaron a denotar alboroto. Comencé a buscar un origen, pero me vi interrumpida por la voz de Julio.
-Cuore. -Me llamó, y me giré para verlo. Vestía ya su uniforme de caballero, seguía siendo raro el verlo usar negro, pero se veía mejor que nunca. Él sonreía, me atrevía a decir que se estaba burlando de mí. -Te ves divina, pero tienes cinco minutos para llegar. -Dijo, y la sangre bajó a mis pies. Shunsuke, vestido en blanco cuál opuesto de Julio, soltó una carcajada a lo lejos. Enrojecí y le entregué la nota a un peón transeúnte.
-Habitación del Holy Knight, al lado de la rosa. S’il vous plaît. -Ya no me interesaba ser descubierta, no iba a manchar una reputación de soldado perfecto cuando llevaba tanto camino recorrido. No me molesté en ver la reacción del pequeño siervo, ya me había apresurado a llegar al salón principal, casi corriendo por el pánico que ya comprendía de las marionetas.

Chasqueé los dedos varias veces, a una distancia considerable de la puerta del salón. Los dos Rook Chessmon que resguardaban la entrada se miraron entre ellos, confundidos, pero atendieron a mi llamado justo a tiempo para poder pasar sin chocar. Nunca me habían visto tan ¿nerviosa? No, no estaba nerviosa. No lo estaba. No tenía por qué estarlo, todo iba en orden. La sonrisa de Fuji sería la misma, yo lo sabía, yo lo sabía, yo lo sabía. Estaba sin miedos, sin penas, sin preocupaciones.

Me arrodillé a tres metros del trono imperial, donde yacía sentada la máxima figura de autoridad entre las máquinas: Queen Chessmon. El velo que colgaba de la corona sagrada de mi cabeza estaba medido perfectamente para no chocar con el suelo al momento de hacer mis reverencias, y eso me daba suficiente visión para apreciar el ademán de la reina, que me pedía levantarme. Y así lo hice, para después posarme a la derecha de su trono en espectral silencio.
-Casi llegas tarde, Leia. -Canturreó discretamente, tal como mi espíritu lo hace. -Acomoda tu arreglo, se te cae la corona. -Susurró sin verme una segunda vez, con ese casco clavado en la puerta principal.
-Ruego su perdón, majestad. -Contesté con la misma voz, y me alegraba que ella no pudiese ver la sonrisa victoriosa que yo no podía esconder.

Exactamente a los tres minutos de que yo me posé al lado del trono, las puertas se abrieron una segunda vez para recibir a los dos caballeros reales: mis dos amigos, acompañados de sus compañeros. Se arrodillaron a un mismo tiempo aterrador.
-De pie. -Sentenció, y estos la obedecieron. Caminaron por la alfombra de terciopelo, y se colocaron al pie de los escalones previos a la sede de nosotras, la corona, derecha e izquierda.
-Ya están aquí, majestad. -Habló Shunsuke descaradamente, ventilando que nuevamente había estado espiando el trabajo ajeno, pero la reina no hizo más que reír suavemente ante el comentario del caballero más antiguo de los tres. Tragué saliva. Si mis cálculos no fallaban, en dos minutos más deberían abrirles las puertas del castillo, y en tres más estarían ingresando en la sala. Exhalé por la boca e inhalé profundamente para erguirme de nuevo. Ya quería verlo, no podía gozar de la paciencia de los demás.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Mar Mar 14, 2017 9:45 pm

Esa suerte de presentación, de saludo solemne, para con el castillo duró poco más que unos segundos de mi sonrisa entregada a su imagen. Con un andar más decidido, y la zurda en todo momento posada sobre la empuñadura de mi sable, me abrí paso a través de los recibidores externos que daban pie a los primeros recintos internos del magnate mecánico. Sus pasillos eran tan amplios, cuidados y majestuosos que parecían todos y cada uno de ellos, salones individuales donde unos podría comer del suelo por lo pulcro y cuidado de sus instalaciones, eran altos, anchos y repletos de puertas, colosales que resaltaban la opulencia cuidada del Metal Empire, sin resultar bajo ninguna forma ostentosas.

El camino a seguir para poder llegar a destino era recto, no había forma de perderse pese a las laberínticas proporciones de esos salones de pasos perdidos por la acústica de sus paredes ante mi gallardo andar. La servidumbre detenía sus tareas ante mi avance para saludar, con reverencias y corteses saludos, pero yo desatendía esos saludos por no sentirme merecedor de los mismos en cambio llamando a la informalidad entre la servidumbre, puesto yo me sentía uno más de esos PawnChessmon.

Me encontraba allí en nombre de Yggdrasill, y en representación del honor de mi clan. No era hora de comportarme como un príncipe pomposo, como un egoísta noble o como un malcriado mocoso, yo soy un caballero y poco más que un servidor, y eso me hizo recordar. – Iris, recuerda, estamos aquí en nombre del clan y de Yggdrasill… No excusaré que le faltes el respeto a la reina o su corte, bajo ninguna circunstancia –No hacía falta decir lo que le sucedería de generar un conflicto, por mínimo que fuese, su vida reposaba en mi diestra y podía desecharla de considerarlo necesario.

Ella se dio por aludida asintiendo con mal rostro a mis palabras, sabía que le molestaba no tener derecho a réplica pero, aún más la hacía comportarse de esa manera tan atípica para la hechicera de lengua filosa, el tener que toparse con la reina del Metal Empire. “Me pregunto si se hará presente” –Pensó en referencia a LordKnightmon, quien reposaba en el interior de mi D-Scanner exactamente a tres centímetros de la empuñadura de mi sable. Sus pensamientos fueron abruptamente cortados cuando los portones a la sala del trono se hicieron presentes frente a nosotros. Estaban ligeramente más cargados de bellos detalles que las demás puertas, algo común notando que tras estas se hallaba la magnánima regente del palacio, la ciudadela, el clan y todos sus miembros.

Entregué el regalo que cargaba bajo mi diestra a Kuzuhamon, y asentí dando pie a que, con una agilidad que no esperaría de puertas de tales dimensiones, la apertura separase ambas secciones generando que lo primero que mi vista captara fuese la reina en su trono, rodeada de sus leales asesores, consejeros, esa corte imperial que reflejaba no solo su particular personalidad, como su caprichosa forma de ser, estando ella a su derecha. Con la mirada baja, evitando en todo momento el contacto visual indeseado, avancé sobre sobre la alfombra de mi pie sin dudar. – En representación de los Royal Knight me presento humildemente frente a usted, cómo Holy Knight of the Deadly Rose designado por Yggdrasill me encuentro abrumado ante la majestuosidad de la invitación, soy un simple siervo sin valor que se pone a su disposición y se hinca en eterno agradecimiento de su hospitalidad, mi reina –Si mi rodilla zurda estuviese más clavada en el suelo posiblemente destronaría las cuchilla de Slash Angemon, mi brazo derecho cruzaba la rodilla derecha que se erguía erecta en contraste a mi mirar que se encontraba inamovible en el suelo.

Mis palabras eran honestas, y hasta Iris se había arrodillado con la frente llegando al suelo. Yo no tenía más valor que una sola tuerca de ese palacio frente a ella, y debía entregarme como correspondía. Sin embargo, una invisible sonrisa cubierta por mi flequillo violáceo estaba esperando oculta al haberla visto. Era bella, inmaculada e impoluta, quería congelar el tiempo y poner en espera a la reina para depositar en sus labios el más dulce beso. Su vestimenta, y su porta, pondrían en duda que se trataba de una capaz guerrera, pareciendo  la dama de compañía más pura y perfecta de ese vasto sequito, o la verdadera suma sacerdotisa de la diosa Venusmon.

Traté desesperadamente de despejar mi mente de aquellos pensamientos, silente y expectamente, con mi humildad como caballero y mi orgullo de servidor hablando por mí.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Mar Mar 14, 2017 11:49 pm

Shunsuke


No pude evitar hacer una mueca al notar el irónico respeto de Fuji Raikomaru hacia la reina. Quería encontrar un error en su postura, quería confirmar que era mera actuación. Me tenía consternado, incómodo, el simple hecho de no notar falsedad en él me preocupaba. Sus ojos clavados en el suelo denotaban humildad, y su porte recio revelaba orgullo, como si fuese uno de nosotros. Me era difícil relacionarlo con el mismo origen del Chaos Dukemon que casi acaba con un poblado entero.

-De pie, por favor. -Indicó la reina, recordándome que seguía en servicio. Me erguí nuevamente, y resistí la tentación de ver los rostros de mis compañeros. -El honor es nuestro al usted aceptar nuestra invitación. Espero que su estadía con nosotros sea más que satisfactoria, fiel servidor de Yggdrassil. -Escuché la voz de la reina, y con esto me giré sobre mis pies para no dar la espalda más a mi regente. -Permítame presentarle a mis más preciadas piezas, mis paladines. Sir Alexiel, el dorado, Sir Galeq, el cobaltado. -Julio y yo nos arrodillamos en respectivo orden al escuchar nuestros bautizos y nos pusimos en pie después de unos cuantos segundos. El protocolo me pedía mirar al caballero invitado, pero yo ya tenía mis ojos bien clavados sobre su cabeza. -Ya conoce a Lady Leia, mi campeona. -Ahí fue cuando no pude mantener más las apariencias, y me vi atrapado viendo a Elluka. Mi curiosidad me exigía conocer el rostro que pondría al verlo. Sin embargo, no contaba con que la sangre me herviría tan fuerte al notar esa sonrisa llena de felicidad. ¿Cómo podía verlo con esos ojos de amor después de lo que ocurrió? Era una muchacha estúpida. Llevé mis ojos hacia Julio, y la amargura de su rostro que visiblemente trataba de mantenerse sonriente no ayudaba en nada. Me frustraba su resignación. Al ponernos de pie, fue Clockworker la que tomó la palabra.
-Espero que palacio sea de tu agrado. También es tu casa. -La energía comprimida que usó para hablar tintineó con los adornos dorados de su velo, y ahora yo comprimí una risotada
-Las doncellas y peones se encargarán de guiar a sus subordinados a sus diferentes aposentos para que descansen tras su largo viaje. Los negocios pueden ocurrir a su tiempo, me sentiré halagada de que se considere de regreso en casa antes que nada. -Volvió a hablar la emperatriz, usando un tono formal, pero afectuoso. Completamente diferente al que usó Elluka para hablar.

Tenía entendido que ella había decidido no cambiar de opinión con respecto a dejar a ambos chicos de lado, pero se le veía tan enamorada que no podía seguir viéndola por más de dos segundos sin comerme la cabeza pensando en cómo era que había cambiado de opinión, o como era que se había decidido tan rápido. En cambio, decidí mantener mis ojos fijos en Fuji Raikomaru antes que arriesgarme a enojarme también con Julio por esa cara de cordero a medio morir. Ambos habían cambiado, y no sabía el cómo.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Miér Mar 15, 2017 1:44 am

Cuando mis pusimos de pie, mi diestra se posó sobre mi pecho como si estuviese por amplificar la certeza de mi tono jovial al hablar. – Ciertamente me siento como en casa, su majestad, me resulta admirable la belleza de la arquitectura, el decorado e inclusive la magnificencia con la que ha erguido ésta maravilla sin precedentes… Sin embargo, y espero me disculpe la insolencia, no esperaba nada menos de vuestra merced y sus capaces súbditos, su ética laboral es algo que espero poder aprender en mi estadía aquí, para aplicar en mi orden –Tras haber roto del hielo de las presentaciones, mi mirada recorrió uno a uno a los caballeros frente a mí, los reconocía vagamente e inclusive al joven de cabellos más oscuros a quien había acariciado con mi sable previamente. Sin embargo, no mostré expresión alguna ajena a la cortesía que se esperaba de este caballero en mi saludo, reverenciando con delicadeza a los tres caballeros aunque con mayor profundidad a la segunda de la emperatriz. - Me acompaña Iris, cortesana de Lord Knightmon, senescal de mi orden, y rezagada por encargarse de los asuntos burocráticos se encuentra Lily, mi mano derecha... Espero no resulten inoportunas sus presencias, y no causen problemas durante su estadía a mi lado.

- Es un verdadero honor estar a la par de dos distinguidos caballeros como ustedes, sin embargo pecaría de hipócrita en caso de no aclarar que nuestras primeras impresiones, y nuestra relación ha sido conflictiva y accidentada cuanto menos… Espero honestamente que durante el tiempo que compartamos, seamos capaces de afianzar nuestros vínculos por el respeto que poseo por ustedes y su corte –Era sincero, ¿era sincero?, respetaba genuinamente a los caballeros que servían al Metal Empire precisamente por servir al Metal Empire. Sin embargo, había cierta arrogancia oculta no en su tono, si no en el brillo de sus ojos que solamente aquellos que se habían entrenado en el arte de sus miradas viperinas podrían reconocer.

Iris se adelantó, enseñando el obsequio a la emperatriz tras abrir la caja de madera que la contenía, aun con la vista baja. En su interior, había solamente un florero delicado y no muy grande, de vidrio templado, con imágenes a la semejanza de la emperatriz de igual forma que la caja de madera que la resguardaba. – Es poco en comparación a lo que merece, pero este florero ha sido creado por artesanos de los Royal Knight, que anteriormente lucharon por el oprimido Metal Empire, reflejando el sentimiento de amor, agradecimiento y fervor que usted representa para el pueblo… Espero de corazón lo acepte pese a su simpleza –Lo entregué a uno de los pajes, con cuidado, para no aproximarme a la reina; era importante no romper un cierto protocolo respecto a las distancias físicas, y emotivas.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Miér Mar 15, 2017 8:22 am

Elluka

Iris… No, no la terminaba de reconocer. Nunca había le escuchado hablar de aquella Kuzuhamon, mucho menos lo habría visto al lado de ella. Sin embargo, estaba muy emocionada como para demostrar algo que no fuese alegría. Crucé miradas con la reina, y bajé dos escalones para recibir el presente de manos de uno de los Pawn Chessmon que fungían de pajes. Me sorprendí al ver el fino acabado del florero, y alcé ambas cejas para hacerlo notar. Miré sonriente al caballero del obsequio, y pasé el índice suavemente sobre el regalo, buscando sentir el temple y el cariño que tanto había proclamado ese amor mío.
-Es precioso. -Me limité a decir en una voz baja, pero sabía que todo lo que sentía se me desbordaba por la extensión de mi cuerpo. Regresé al lado de la reina, y reclinando la cabeza le ofrecí la caja de madera. Ella tomó el regalo con sumo cuidado en una mano, y el ver su sonrisa de satisfacción ¿o quizás era ternura? lo fue todo para saber que Fuji había dado en el blanco.
-Efectivamente, es precioso. Ahora mismo me encargo de colocarle las flores más bellas de los jardines. -Acordó la reina, y colocó la caja de madera sobre su regazo. Ya estaba decidido, le había encantado el presente. En cualquier otra situación, ella hubiese entregado la caja a algún peón para que lo colocase donde ella designara. Pocas veces le había escuchado decir que ella misma se encargaría de la tarea. Quizás el amor que Fuji habló había repercutido en ella más de lo que hubiese pensado. -Leia mía, ¿Podrías enseñar a nuestro invitado el palacio? Llévalo a los rosales que tanto te gustan, o muéstrale nuestra capilla. Quiero que para antes de la cena tanto Lord Fuji como sus dos asistentes conozcan por lo menos una parte de nuestra casa. ¿Puedo contar contigo? -Reprimí un salto que pudo haber agotado mi rebosante energía. Era lo que más había esperado durante días, y tenía todo un recorrido planeado con el puro fin de hacer que Fuji suspirase de emoción.
-Por supuesto, majestad. -Asentí con vasallaje, pero mis ojos estaban fijos en la figura del hombre visitante. La reina también sabía mis sentimientos hacia Fuji, así como también conocía la historia completa. Su mañoso plan era venderme, quizás, pero me encantaba si era para con él.
-Alexiel, Galaq, pueden retirarse también. Gracias por su presencia. -Habló nuevamente la soberana, haciendo un ademán con el cetro en la diestra. Entonces miré por primera vez a Julio y Shunsuke desde que Fuji había entrado en la sala. La triste pero serena expresión del italiano no me sorprendía, pero sí la ofuscada del nipón.

Me acerqué a Fuji con paso lento, e hice una reverencia a la silenciosa Kuzuhamon antes de tomar la palabra.
-Mis doncellas se encargarán de sus equipajes, y las órdenes de mi reina son también ley. ¿Empezamos entonces? -Pregunté, pero yo ya estaba dirigiéndome a la puerta antes de una respuesta. Quería salir de la atmósfera de tensión que yo misma me había impuesto al no poder permitirme hablarle con naturalidad. Me detuve a pocos pasos de llegar a la puerta, y me giré para hacer una reverencia completa con dedicación a la gobernante. -Con su permiso, mi reina. -Hablé, y me percaté que hablé al unísono con Julio, cuya presencia a mi lado no había notado, al igual que a Cheshire. Shunsuke tampoco estaba muy lejos de nosotros, pero parecía inmerso en sus pensamientos.
-Si vas a emocionarte, primero asegúrate de tener los cinco sentidos bien conectados. -Me reclamó Julio con color juguetón, y abrió la puerta para nosotros, dejándonos libre el paso.

Una vez salimos de la sala, Shunsuke procedió a hablar antes de que yo pudiese siquiera tomar aire.
-Muchachita torpe. -Me regañó con una voz grave y llena de vaguedad, y golpeó suavemente mi frente usando la uña de su dedo índice. Yo sabía a lo que se refería, pero puse los ojos en blanco en lugar de discutirle. Él no tenía por qué tener cuentas sobre mi vida personal, y si le molestaba la falta de variables en su ecuación no era mi problema.
-Fuji. -Intervino Julio, y captó tanto la atención del peliazulado como la mía. -Bienvenido. -Su voz sonaba melancólica, pero notaba su porte firme y seguro al extender la mano hacia el hombre. Una sola palabra suya me puso la piel de gallina, y me provocó parpadear varias veces. ¿Estaba soñando? Era una escena que solo habría podido imaginar posible en mis más remotos sueños.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Miér Mar 15, 2017 10:05 am


Saber que había acertado con el regalo era un alivio en mi pecho, conocía sobre las mañanas de aquella emperatriz y su personalidad directa aunque traviesa, y verdaderamente me sentía aliviado de haber tenido tan buena recepción por su parte. Mis halagos sin duda no eran mera zalamería, ciertamente admiraba tanto su sistema como a su elección de vasallos, sin embargo aún desconocía los detalles de cómo se unieron los destinos de esos jóvenes con el floreciente clan que ganó aceptación publica, y progreso social en los últimos cinco años. – Como un ruiseñor mi alma revolotea al saber que ha sido de su agrado, majestad –Repliqué al ras de otra reverencia, ya más laxa, cuando terminó de dirigirse a mi persona.

Cuando mi vista se elevó desde el suelo hasta la presencia ante mí, todo dejo de importar. No había majestades, poderes o verdades en ese mundo, el hambre era un mito, la guerra un recuerdo y la tristeza una mentira, ¿por qué?, porque esa mujer está frente a mí al fin, adornada de dorados cascabeles tintineantes y su tocado blanco como un lienzo que sin duda recorrería en búsqueda de su tersa piel. Suspiré, notando una tonalidad carmín elevándose en mis mejillas por el impacto de pensar en ella como una doncella, en contraste la demigod Elluka, ella era Lady Leia, la platinada, la campeona. – Le agradezco su hospitalidad para con este humilde caballero, mi lady –Con una reverencia genuina frente a ella, aproveché para que mi mirar coincidiese en altura con sus ojos, entregándole una cándida expresión que denotaba cuando la había echado de menos.

Iris estaba por hablar, pero fue detenida con las palabras en la boca por una mirada mía. No permitiría insolencias, no en un momento tan sagrado como era el reencuentro con mi otra mitad,  con mi complemento. – Después de usted –Murmuré siguiendo sus pasos, obediente y disfrutando el ser escoltado por tal damisela. Sin duda ese palacio era una locación tan avasallante que producía lágrimas de emoción, pero mis dos lugares preferidos eran a su lado acompañándola, y a sus espaldas siguiéndola por cualquier lado. Literal, y metafóricamente.

Al salir de la sala podría haberme relajado, pero decidí no bajar la guardia al estar los cuatro caballeros al resguardo de la informalidad por primera vez desde mi llegada. Shunsuke, quien visiblemente estaba más antagónico a mi llegada a esa ciudadela, nuevamente faltó el respeto de mi dama frente a mí. Pero, sin mostrar un solo gesto de molestia que pudiese ser usado en mi contra, me limite a guardar silencio sin intervenir. – Misoginia, entiendo, eso no habla muy bien del sirviente de una reina… ¿Frustraciones laborales? –Iris se adelantó con una sonrisa burlona, antes de corregirse riendo suavemente para simular que solamente fue una broma o un comentario al aire.

Lo que en verdad me tomó por sorpresa, fue el gesto del italiano frente a mí. Fueron dos palabras, pero fueron dos palabras cargadas de sentimiento. – Julio –Repliqué sorprendido ante el gesto, observándolo calmo durante unos instantes. Era bueno verlo sano tras la locura de Áigu, ciertamente habíamos tenido cientos de fricciones en el pasado, peleas, insultos e inclusive tretas para afectar nuestras posiciones en la vida de Louise, y Elluka. Sin embargo, su expresión tanto corporal como su tono, y su mirada, me hablaba de humildad. – Te lo agradezco –Con decisión estreché su mano reconociéndonos como pares por un instante, olvidándonos de las puyas y el veneno. Ambos velábamos por el bienestar de la misma mujer, y habíamos crecido como individuos con el pasar de los años.

Antes de que Iris pudiese interrumpir, las puertas de uno de los corredores se abrieron súbitamente revelando la otra figura femenina que completaba mi grupo más cercano. Lilithmon, de brazos cruzados, se encontraba a aproximadamente diez centímetros del suelo levitando hacia el grupo con la mirada fija en Elluka. – –Espetó de ceño fruncido, deformando su rostro a medida que se acercaba en una expresión furibunda. La observó con desprecio durante unos segundos recordando los sucesos de la Zona Imperial, sin embargo, poco a poco su expresión se fue aliviando con el pasar de los segundos. – Gracias por cuidar de mi amo cuando yo no pude hacerlo… -Finalizó, bajando la mirada y de hecho tocando el suelo con los pies, por primera vez en mucho tiempo para ponerse a la altura de la joven. No estaba molesta con la rosada, si no con ella misma por haber sido impotente ante la escena de Chaos Dukemon.

- Vaya, vaya, ya empezamos con las sorpresas… -Susurró Iris antes de desviar la mirada hacia una de las paredes para escapar de los posibles desplantes que vendrían por parte de Lily, o míos. Acomodé con la diestra el cuello de mi abrigo violáceo, antes de dirigir mi mirada hacia Elluka para intentar distraerme de la escena, que podrían llegar a armar mis cortesanas. – Me disculpo por la falta de tacto de algunos de mis colaboradores, estar durante siglos sin ver la luz del sol evidentemente han afectado sus habilidades sociales, y sus modales… Sin duda recibirá el castigo pertinente por su insolencia –Quería sin duda restarle formalidad a esa reunión, pero no permitiría que las faltas de respeto de la hechicera pasasen inadvertidas. – Ahora, retomando el tema principal, he de confesarme ansioso de conocer su hogar -Dije a mis escoltas.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Jue Mar 16, 2017 7:52 am

Elluka

Me ruboricé completamente al ver ese apretón de manos entre Julio y Fuji. El corazón me latía a toda velocidad, y me mordí el labio inferior para reprimir lágrimas que pudiesen arruinar mi sutil maquillaje. Crucé miradas con Shunsuke entonces, y me percaté que se había quedado pasmado también. No sabía qué decir ahora, había sido tomada por sorpresa.

Julio posó la mano que había estrechado la del invitado en la cintura, y desvió la mirada, retrocediendo un par de pasos con esto.
-Por nada. -Dijo, pero no estaba hablando secamente. Noté su voz rezagada, quizás apenada. ¿Quería decir algo más? Probablemente se contuvo. Me acerqué, y coloqué mi diestra en su espalda con suavidad. Él se estremeció con el contacto, y volvió a sonreír de la misma manera que llevaba todo el día. Iba a decirle algo, pero me vi cortada al notar que Lily había llegado ya. Abrí más los ojos al escucharle hablarme de una manera ¿despectiva?, Escuché el sonido del metal en el uniforme de Shunsuke, preparándose para defenderme de ser necesario. Sin embargo, con una señal baja de mis manos le indiqué relajarse, no podía culpar o reclamar algo a Lily después de todo lo ocurrido. Bajé la mirada con vergüenza, pero la alcé en cuanto la escuché nuevamente.

Antes de poder decidir qué debería contestar a la señora demoniaca, me vi atrapada nuevamente en los cerúleos ojos de Fuji. Sonreí con torpeza, y me ajusté la voz.
-Nada, nada. A menos que rasgue las cortinas, no veo motivos para que sea castigada. -Modifiqué mi sonrisa, y la naturalicé al punto de volver a esa traviesa curvatura que ya era conocida por él. -Aquí me hacen extrañar un poco la insolencia. -Minimicé la juguetona frase de Kuzuhamon, pero también era cierto que no me daba la confianza que Lily siempre me inspiró. Quería verla mucho más de cerca, y saber qué tan filosas podrían ser esas palabras suyas. -Empezaremos por los interiores. -Indiqué a mis dos compañeros después de haber tomado en mis brazos el zurdo de Fuji. Shunsuke negó con la cabeza y una sonrisa reprimida, relajó su postura, y palmeó la cabeza de su Pawn Chessmon dos veces.
-Nosotros pasamos, nos toca verificar que Aesgir esté coordinando correctamente a los Caballos. -Hizo una reverencia más formal de la que esperaba, y comenzó a caminar en dirección opuesta a nosotros. Los Caballos eran nuestra fuerza principal de artillería, de los cuales se solía encargar Julio. Shunsuke se encargaba de las defensas pesadas, las Torres, y yo me encargaba de las fuerzas de emergencia y supervivencia, los Alfiles.

Aesgir era el refuerzo real, si se le podía llamar de alguna manera. No me agradaba ni siquiera desde las pruebas de Queen Chessmon, casi podía palpar su desprecio y envidia al momento de ser derrotado. En sus furiosos ojos se veía cómo quería devorar mi corona, y me atrevía a pensar incluso en que también quería la de la mismísima emperatriz. Me provocaba repulsión, y a Julio también, pero el caballero nipón gozaba del factor social que ninguno de los dos gozábamos. Esa era la razón por la cual Shunsuke era el condenado a verificar que cumplía su trabajo mientras nosotros, los nobles mayores, atendíamos a otras tareas. Suspiré y comencé a caminar por el pasillo sin dejar ir del brazo ajeno.
-Disculpen si se pone un tanto altanero. -Comencé a hablar haciendo referencia a Shunsuke. -Se amarga mucho cuando no comprende algo, o cuando siente que le falta información. -Reí para mis adentros. -A veces no es tan serio.
-¿A veces? -Soltó Julio, perdiendo su compostura e inmediatamente recuperándola, y volviendo a su sereno que portaba desde que comenzamos a caminar. Se ajustó la voz y volvió a hablar. -Este pasillo nos lleva a las salas principales; acabamos de salir del servicio de la reina, donde atendemos a llamados oficiales. -Cambió el tema inmediatamente, y yo puse los ojos en blanco.
-Más adelante tenemos el conservatorio. -Señalé con los ojos lo que sería una puerta platinada a unos cuantos metros de distancia. -Tiene una acústica exquisita. Puedes sentirte rodeado de todos y cada uno de los sonidos que rebotan con los diferentes metales, y aun así conservan su esencia natural. -Finalicé, y el silencioso Cheshire abrió la entrada para nosotros.
-Alteza. -Me invitó el pequeñín a pasar, y me adentré en la sala llena de instrumentos, haciendo un profundo eco con el tacón de mis zapatos.
-Cuerdas, percusiones, vientos. -Comencé a contar los instrumentos, y me giré para ver a los tres invitados, esperando que estuviesen tan fascinados con lo que estaban viendo tal y como yo lo estaba la primera vez que entré en la sala. -Todos seleccionados por el fino oído de la emperatriz. Al contrario del resto de la innovación tecnológica, llegó a la conclusión de que se mejora el rebote y percepción del sonido, y no el instrumento.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Mar 16, 2017 8:46 am

Iris ante el comentario pícaro de Elluka asintió con la cabeza, antes de tapar su rostro con la zurda para reír nuevamente. – Dependiendo de la tela veremos si merecen ser rasgadas, pero no te preocupes encanto, si todo tiene este vanguardista diseño que tanto me agrada, no me encontrarás rasguñando las cortinas… Aunque si rasguño las alfombras dependerá de la compañía, claro está –Mi mirada, tajante, dio el pie para que detuviese ese tipo de comentarios inapropiados en ese contexto, inapropiados hacia Elluka e inapropiados viniendo de una integrante de mi corte. Sin embargo, suspiré levemente intentando no sulfurarme puesto quería disfrutar del hogar de mi amada. – Es una pena que el joven Galeq no se nos una en este recorrido, pero tampoco deseo entrometerme en las tareas del lugar… Me corrijo, tal vez quiero entrometerme un poco, pero estoy cansado por el viaje como para empezar a tramar planes de dudosa moralidad sin fines aparentes –bromeé evitando, en mi interior, desarmarme ante el tacto de la joven para que la acompañase en el recorrido sin rezagarme.

Perdí de vista a mis doncellas, quienes se mantuvieron a las espaldas del grupo siguiéndonos a una distancia prudente como servidoras que eran. Lily se acercó a la Kuzuhamon a su lado para no ser oída. - … ¿Ha aparecido? –Inquirió ante la hechicera, quien fingió sorpresa en su expresión. La Lilithmon no se inmutó, puesto no dudaba de sus propios motivos para ver al HolyAngemon que en determinado momento llegó a maltratar tras haber sido salvada por él. También debía disculparse con él, como en su momento se disculpó conmigo y anteriormente lo hizo con Elluka. – No he visto nada parecido a un ángel, a menos que contemos a los dos querubines que acompañan a la moza codiciada por medio digimundo –Espetó Iris, antes de su particular “Ji ji ji” entre dientes. Lily frunció el ceño, pese a la furia que había sentido ese día no permitiría que nadie hablase mal de la dama que había conocido cuando era una paria.

- El amo la ha elegido, y con razón, respeto -Pidió. Ese tono no podía ser objetado, no había debilidad en su rostro de porcelana inexpresivo, frío pero sereno y siempre certero. Era honesta, solemne y férrea en su delicado tono. Iris puso los ojos en blancos antes de asentir de mala gana, y retomaron su caminata detrás de nosotros.

Recorriendo a los presentes, mis orbes aterrizaron sobre el rubio que bien conocía, y dude por unos momentos antes de abrir la boca para hablar. En cierta forma debía armarme de valor para dialogar con él, pero no para abofetearlo en pleno París. – Me alegra verte bien –Tal vez no era la oración más decorada o bella, pero tenía un significado y era honesta. Decidí no darle más peso del que merecía para no abochornarme, ni a él, y dirigí nuevamente mi atención a Leia. – Espero poder deleitarme con un concierto de piano personalmente para mí antes de partir de regreso a mi palacio, sabes que soy un negado de las artes pero tanto así como no puedo ejecutarlas es que deseo apreciarlas –Mas aun viniendo de ti, pensé. – Más aun viniendo de ti –Susurré, era algo que había adquirido recientemente, una habilidad llamada “Decir lo que pienso”.

- Que la parte artística del Metal Empire siguiese una contradicción al estilo en que se rigen todas las demás normas que cimentan sus creencias me recuerda a una teoría de los eruditos que habitaban las partes abandonadas de las zonas mecánicas antes del emerger de Atlantis… -Observé los instrumentos en su belleza, su minimalismo y a su vez, esa magnificencia que solamente el artesanal acabado de sus creaciones podían transmitir. – Decían que de todas las especies, razas y familias de Digimon que habitan este mundo, las que poseen un alma más genuina y presente son, precisamente, las maquinas –Dejé escapar una risa al recordar la cara que puso Hagurumon al oírlo, y palmeé suavemente la cabeza de Chesire. – Ya que se piensa que han sido almas tan vivas y enérgicas que han tomado o cuerpos inorgánicos, y les han dado vida… U objetos tan ansiosos de vivir, y mejorarse, que han desarrollado la capacidad de innovación, y evolución, ganando una personalidad, alma y deseos –Al finalizar mi distraído balbuceo un suspiro rebelde escapó, encontrándome con la vista perdida en la nada mientras acariciaba con la zurda una de las paredes de la sala.

Iris tuvo que callar una carcajada haciendo un gesto hacia Julio para aludir que estaba loco, y Lily estaba muy concentrada observando instrumentos que no reconocía del digimundo ya que pertenecían al mundo humano. Se la veía interesada, con un brillo peculiar en su mirar. – Lamento si los he aburrido con mi filosofía barata –Con una reverencia me excusé, volviendo a acercarme a la portadora de esos cabellos rosados de los cuales me declaraba fanático. – Anteriormente he escuchado que el cobaltado ha mencionado a un joven de nombre… ¿Nordico? –Me había resultado curioso no haber tenido mención previa de otro humano con suficiente relevancia en el Metal Empire como para coordinar tropas, siendo supervisado directamente por el nipón.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Sáb Mar 18, 2017 7:55 am

Julio

Fuji también se sentía avergonzado, o quizás era que no encontraba la forma en hablar. Su filosofía sobre los digimon de metal me hacía creer que después de todo no estaba tomando la decisión equivocada al retroceder, y notaba el cómo se le notaba menos infantil que antes. Amaba tanto a Louise que estaba dispuesto a dejarla ir para que él pudiera entregarle algo de paz, ahora que lo veía digno de ella. Reí por lo bajo aun así al ver las señas de la Kuzuhamon que lo acompañaba.
-Me cae bien, ¿como es que la voy conociendo apenas? -Pregunté, buscando retomar esa cómoda zona donde él y yo no eramos amigos.
-Julio. -Reprochó Elluka, que tomaba entre sus manos una de las flautas. Me encogí de hombros, sonriéndole de manera picaresca, aunque no podía decir que con esto evitaría que mi melancolía pasara desapercibida.

Ella se acercó a nosotros con el instrumento en manos, y lo ofreció tranquilamente a Lilithmon. Con esa sonrisa, parecía una niña compartiendo sus juguetes; que no se alejaba mucho de la realidad a decir verdad, ya que era la única que realmente utilizaba los instrumentos por ocio y placer propio.
-Son adorables, ¿verdad? Ellos completan mi alma. -Asintió ligeramente con una sonrisa llena de orgullo. Sin embargo, de ser como dijo y la música llenara su vida tan fácilmente, yo no habría llegado a la conclusión de que debía entregarla. Ella pareció percatarse también de que la verdadera pieza maestra se encontraba frente a ella, y enrojeció en un santiamén. -Preguntaron por Aesgir, ¿no? -Cambió inmediatamente el tema, y se ajustó la voz. Pretendí que no me di cuenta de ello, quizás para apoyarla, o quizás para hacerme creer que no me enfurecía.
-Aesgir es de Noruega, tengo entendido. -Miré a mi compañero, esperando una confirmación. Él asintió ante mis palabras casi de inmediato, era información que tenía bien grabada.
-Efectivamente, mi señor.
-Él también es un noble del Metal Empire, pero tiene un rango mucho más bajo que nosotros, los bautizados. -Expliqué, y me dirigí de nuevo a la puerta. -No es un secreto, ¿por qué no se lo dijiste? -Miré a Elluka genuinamente confundido, haciendo referencia a la serie de pruebas que Queen Chessmon tenía para nosotros en aquel entonces. La rosada bajó la mirada, y de inmediato se interrumpió para fruncirme el ceño. Entonces concluí que no era mi asunto. -Hace algún tiempo, una serie de tamer selectos, medianamente superiores a la media, tuvimos una serie de exámenes, por llamarlos de una forma. Elluka, y yo entre ellos.
-Aesgir también estaba entre nosotros, pero fue eliminado en la última prueba. Sin embargo, a Queen Chessmon le gusta el poder, y por eso decidió conservarlo cerca. Es el alto mando de parte de los humanos, después de Julio. -La jerarquía entre los caballeros del Metal Empire era muy marcada. Elluka era el rango más alto por ser la médium de la corona, después Shunsuke debido a su antigüedad en el imperio, y luego yo como el tercero, aunque hipotéticamente deberíamos valer lo mismo. El chico noruego, por otra parte, estaba por debajo de nosotros, y su sed de poder me daba asco. No podía evitar querer golpearlo al notar como miraba con perversa envidia la corona de Elluka.

Cuando Cheshire abrió la puerta para nosotros, pude ver a Aleron caminar por el pasillo, dando varias indicaciones a camareros con un volumen tan fuerte que, aunque detuve el paso de la princesa, ella se dio cuenta de por qué no podíamos salir aun.
-¡Un poco más fuerte, amigo, no te escuchan los invitados! -Le grité al arcángel, y así obtuve su atención.
-Perdón. Bienvenidos. -Tajó, como normalmente esperaría de él. Difícilmente podía imaginarlo riendo si no estaba al lado de Elluka, así que era un buen acto el actuar de desinteresado. -Con su permiso. -Hizo una reverencia, escondiendo aquella lista tras la espalda con naturalidad, y se apartó de nuestra vista rápidamente, siendo perseguido por el silencioso Black Gatomon de Elluka.

Tras dejar pasar unos segundos, salimos finalmente de la habitación, y noté cómo Elluka había cambiado su exagerada energía por una frustración que se reflejaba en sus labios fruncidos con ligero disgusto. Cheshire la llamó, haciéndola recuperar su compostura.
-¿Proseguimos? -Sonrió nuevamente, y volvió a aferrarse del brazo de Fuji. Tragué saliva, y miré al frente, encanimándome hacia una enorme puerta, custodiada por Bishop Chessmon. El salón principal era nuestro destino, no muy lejos del conservatorio.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Sáb Mar 18, 2017 8:37 am

Hubo cierta expresión de mi molestia grabada a fuego en mi rostro cuando el italiano preguntó por Iris, no por la pregunta de éste si no estar Lily ocupada observando los instrumentos, demasiado ensimismada en su propia curiosidad por los objetos como para responder. Suspiré, clavando de soslayo mi pesado mirar en mi otra escolta quien, para en su lugar se movía como un péndulo ondeando la cintura juguetona, a sabiendas de que implicaba contar su historia. – Tras las, circunstancias que me tuvieron alejado de las mazmorras del clan tuve que encargarme de Iris… Es una vieja posesión de mi división, un valioso recurso si se quiere, y no puede ser manipulada imprudentemente por los miembros curiosos, irresponsables, e… importantes, de mi clan –Pese a mis palabras despectivas, por llamarlas de una manera, no era la ofensa hacia mis compañeros, si no hacia la peligrosidad de la hechicera viperina quien reía como si fuese una niña pequeña a la que estaban halagando.

- Si a todas las mujeres las trata como bienes intercambiables, creo que entiendo un poco mas al señor "Viva el celibato"... hay un tono exacto entre desinteresado y cordialmente agresivo que resulta seductor cuando te acostumbras, nada como el mirar de un genocida molesto contra tu cuello para recordar que en esta vida también hay emociones –Nuevamente rió desafiante en sus formas, cubriendo su boca, antes de anunciar con sus marcados tacones su caminar hacia la segunda del Metal Empire, ante quien juntó las palmas, risueña. – No te das una idea de cuantos silencios incomodos, miradas inconformes y pausas me dedicó durante nuestras conversaciones sobre ti, sin duda tienen una relación especial –Ácida se refirió a su trato con Lily, quien frunció el ceño en respuesta antes de devolver su atención a Elluka, tomando en su zurda humana el instrumento para observarlo más de cerca. Usar la derecha era peligroso, no quería desintegrar a aquella mujer.

- Creí que ya no brillarías –Espetó, ocultando sus verdaderas intenciones de sonreírle a la joven con quien seguía ligeramente dolida. No conocía sus motivos, no le habían explicado nada, ni a mí, pero le bastaba con verla de buenos ánimos. Parte de considerarse una herramienta o parte del amoblado, era precisamente el no sacar conclusiones ajenas a mi voluntad, y mis palabras para con ella fueron muy claras “Sé tú misma, es una orden” esas palabras habían iniciado un detonante en la demon lord. -  La sensación que el amo asocia con escuchar música también la ha comparado con verte a los ojos, supongo que… puedo entender la belleza de ambas cosas –Volvió su atención a la flauta, antes de depositarla cuidadosamente donde correspondía, dispuestamente a vigilar la conducta de Iris.

No hablaban con mucho amor de su camarada, y pese a estar un par de escalafones por debajo de ese grupo de tres que tan bien conocía seguía siendo una figura que tarde o temprano debería conocer de dicho clan. – Obviamente solamente los más aptos llegarán a la cima, es la única regla en la supervivencia de ambos mundos, es natural, pero la fuerza bruta es inútil si no se tiene cualidades como la nobleza, el don de ser pleno y la caballerosidad –Era cierto, la gloria era para quien se la ganaba, y conociendo a la reina las pruebas habrían sido meritorias de gloria una vez completas, pero no podía llamar al desconocido “débil” por fallar, ¿acaso yo podría triunfar donde el cayó?, un escalofrío recorrió mi espalda.

El agarre de Elluka me trajo de nuevo a la realidad, aunque por unos momentos dudé, Julio estaba siendo particularmente amable conmigo, Elluka deliciosamente cercana e inclusive lo que planteaba ser una reunión burocrática se estaba volviendo una placentera visita, donde la inocencia y el calor de mis anfitriones me inundaba en cada paso, sala, memoria y sentimiento que me transmitían. ¿Era una trampa?, me puse tenso físicamente durante un momento al pensarlo, tal vez una prueba del Metal Empire, o una treta de los Union Savers.- C-claro –Repliqué, sorpresivamente nervioso, ¿Estaba aprobando ese examen? ¿En qué consistía el examen? ¿Estaba paranoico acaso?, definitivamente.

Traté de calmarme sin que notase como mi mente fluía violentamente cual marea durante tormenta huracanada.  Inhalé, y exhalé, repetidas veces antes de volver mi atención a la escolta a mi lado. – El castillo ha de tener tres o cuatro veces el tamaño de la base de los Deadly Rose, aunque lo que más me sorprende es que pese a ser una maravilla de la fría tecnología evolutiva, haya tanto calor humano en cada una de sus salas, desde el imponente trono de la reina que sobrecoge con un aura de majestuosa maternidad, hasta cada rincón, puerta, pasillo y ambiente al que adornas con tu sonrisa; después de años de conocerte puedo decir que te siento en casa, y es entonces cuando te agradezco que seas mi anfitriona -De fondo se podía oír como Iris hacía preguntas, burlonas a Lily, quien respondía pacientemente a cada una de ellas ignorando que eran sarcasmo "¿Su sable tendrá nombre de flor también? ¿Y el que cuelga en su cintura? ¿Crees que el rubiecito también le tire los tejos a ella? Si me sumo a la fiesta, ¿se molestan?" eran un ejemplo de aquellas preguntas, sin sentido posiblemente, aunque con metáforas implícitas en sus palabras.

Clavé nuevamente mi mirada en ella, silenciandola. Aunque aun a nuestras espaldas, tras unos segundos, un murmullo ligero comenzó a oírse, indomable y verborragica.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Lun Mar 20, 2017 9:26 am

Elluka

Miré sorprendida a Fuji al escuchar sus palabras, y me ruboricé al haber sido descubierta con tanta facilidad. Me sentía bien, y avergonzada, porque él había captado mis sentimientos respecto al Metal Empire. Él había notado que por fin había encontrado un hogar, y yo estaba feliz porque estaba en lo correcto. Miré un segundo a Cheshire, que nos escoltaba al frente, y sonreí con ternura. Iba a responder a Fuji que, sí, a pesar de ser máquinas me hacían sentir lo que de verdad era una familia, y por ende un hogar. Sin embargo, las palabras se quedaron en la punta de mi lengua al escuchar los cuchicheos de Kuzuhamon hacia Lily.

La señora demoniaca no respondía. A pesar de que la había notado con más libertad al hablar (o bien, realmente hablando), se mostraba recelosa de dar respuesta a las provocaciones de la traviesa sacerdotisa. Podía entender perfectamente la razón, a mi también me estaba haciendo perder la paciencia cual si resquebrajara una pared agrietada lentamente. Comencé a preguntarme cuánto tiempo pasaría antes de que yo misma fuese quien la calle, y sería bastante problemático si era más pronto que tarde. Busqué ahogarme en la calma del rostro de Fuji, pero antes de darme cuenta, ya estábamos en la puerta del salón principal.

Los Bishop Chessmon, inmutables, abrieron las puertas en par, y nos dejaron el paso abierto para ver el salón principal en todo su esplendor. Amplio, la recepción de los Union Saver podría caber fácilmente unas dos o tres veces en la enorme pista de baile, que era limpiada minuciosamente de un lado a otro por un grupo de digimon novatos. A pesar de que poco a poco oscurecía, y que los vientos que provocaban pequeñas tormentas de arena eran visibles por los enormes ventanales del lugar, todo se mantenía iluminado con tal perfección que fácilmente uno podía confundir la hora del día.

-El imperio está tratando de aumentar la participación de los tamer en el palacio, aunque no ha habido mucha suerte. -Comentó Julio con menuda simpleza, adentrándose al final. -Aquí encontraremos muchos digimon mutantes, máquina, y marionetas cumpliendo con diferentes tareas, pero muy pocos tamer. Su Majestad espera que, tras los acuerdos, logremos un mayor alcance entre los humanos. -Julio miró de reojo a Fuji, y comenzó a caminar hacia el centro del salón, haciendo un eco enorme con cada paso que daba.
-Somos contados con los dedos de una sola mano, los tamer afiliados al imperio. -Dije, pensando en voz alta, cayendo en cuenta por primera vez de lo que había dicho Julio. Siempre había pensado que el Metal Empire no necesitaba de más humanos, pero no me había puesto a analizar las repercusiones que podría conllevar el no tener el acceso al poder de un digivice. -Supongo que debe ser por la influencia de los tres clanes; es natural. Después de todo, poco puede hacer un tamer sin un clan que lo respalde en su actuar. -Concluí mientras miraba hacia el suelo con ceño fruncido, y después me adelanté un par de pasos, y me giré para dar lugar a mirar a Fuji, de brazos cruzados y una sonrisa bastante orgullosa. -Sin embargo, la lealtad es algo muy diferente al respaldo. -Alcé un poco las cejas y alojé mi sonrisa para darme un aspecto más suave, y entonces hice una discreta reverencia dedicada al hombre que me robaba tantos suspiros. -Y yo encontré la mía aquí. Finalmente encontré un hogar, y fue gracias a ti, mon... -Me detuve. -Mon chéri. -Finalicé después de ajustarme la voz, y me percaté de que no había sonido alguno de los limpiadores que trabajaban antes de nuestra llegada.
-A trabajar. ¡Aquí no hay nada que ver! -Exclamó nerviosamente el peón Cheshire, agitando su lanza de un lado a otro, y pude escuchar nuevamente el suave chirrido de los trapeadores contra el suelo.
-Perdón por eso. -Me giré para no dejar ver mi apenado semblante, y traté de forzar una risa que escondiera mi repentina torpeza. -Es solo que... Que te adjudico el impulso que tomó el Metal Empire para crecer. De no ser por ti, quizás este hogar nunca hubiese existido. -Respiré, tratando de calmarme. Llevé la diestra a mi entrecejo y lo masajeé con fuerza. Batallé, pero al final pude girarme de regreso, y sonreírle a los tres invitados. -Gracias. Por eso quiero que se sientan en casa, mucho más allá de que sea mi deber, es mi capricho.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Lun Mar 20, 2017 11:23 am

El comentario de Iris terminó siendo respondido por la zurda de la dama a su lado, quien golpeó suavemente su nuca haciéndola trastabillar, y al fin para alivio de todos los presentes, la hizo callar. Iris bajó la mirada visiblemente avergonzada por haber sido humillada como si se tratase de una niña pequeña, mientras que Lily portaba victoriosa una sonrisa divertida por discutir con la hechicera. No tuve que voltearme para oír la escena, ya estaba relativamente familiarizado con ella. - Que Lily tenga una especie, bastante retorcida, de amiga me ha facilitado mucho las cosas en cuanto al trato; pese a las circunstancias que rodean a Iris, las cuales después te comentaré en privado –Aprovechando la cercanía que poseía con la joven me aproximé hasta su oído para murmurar estas palabras, aunque con la suficiente distancia para que no sea considerado indecoroso o mal visto por los presentes.

Al toparnos con el salón principal, visualicé un baile de máscaras fantasmagórico en mi imaginación hiperactiva. Era como proyectarme a esas historias de mi infancia sobre valerosos príncipes que danzaban con las doncellas a quienes desposarían en estas interminables pistas que en sus descripciones solían aludir al firmamento por su majestuosidad, e imponente amplitud. El eco producido por los pasos de mis botas altas era casi harmonioso por la acústica de ésta pista, y tanto los interiores tan perfectos como los imponentes paisajes que mostraban los ventanales me dejaban en un éxtasis incomparable. El italiano me había hablado, y me bajó a tierra desde mis sueños.

Tuve inclusive que concentrarme por unos momentos intentando atrapar el concepto general de sus palabras antes de responderle. Pensé, casi dejando relucir mi faceta de empresario al ser la ganancia y la perdida en lo primero que pude basar mis argumentos. – El Metal Empire goza de una libertad por su sigiloso crecimiento ajeno a las huestes invasoras del mundo humano, creo que no deberían basarse en la cantidad para un progreso expedito, si no en los aliados correctos y la calidad de las futuras adiciones… El problema de los tamer viajando entre ambos mundos ya me ha traído más de un dolor de cabeza, y creo que el ancestral legado en constante de expansión necesita conquistar y anexar, no reclutar –Mis palabras dejaban notar que no me trataba de los diplomáticos Union Savers, la mejor forma de conseguir mermar el avance externo y las presiones, era aplicando una presión más poderosa y monopolizando cosas como los recursos.

- Claro que no sé cómo se sientan los clanes que ansían conciliar la cooperación, y la amistad entre ambas razas; lo último que querría seria ver excluida nuevamente a una familia que ha sufrido tantos azotes por parte de las mayorías… No es por altruismo, obviamente, no defenderé a las minorías por ser minorías, sino porque considero que la ideología del Metal Empire, que ansía el progreso, la evolución y el equilibrio entre las diferentes sociedades es lo que traerá prosperidad a este mundo… Y no unos ángeles cantores… en togas… sobre una torre de cristal –Mi rostro se pudo notar asqueado al pensar en los Virus Busters, y cómo la gente los tenía en alta estima pese a solo predicar sobre cuanto aman a todos, mientras se guardan los secretos que traerían beneficios a los pobladores que dicen “Cuidar del conocimiento peligroso”.

Mis agridulces recuerdos de cuando derribé la torre de cristal se encontraron tan endulzados que posiblemente podría haber abrazado a Bluebell, ¿por qué?, porque ella me había dirigido la palabra nuevamente. La observé con esa mirada iluminada que solo Elluka producía, esos ojos amplios y brillantes que solo a mi amada pertenecían. Sus palabras sin embargo me tomaron con la guardia baja y no pude desenfundar mi sable de corrección política para responder, me limité a oírla, con una sonrisa genuina por el sentimiento transmitido, y el color realzando mis mejillas ante la sorpresa de un comentario tan solemne. - -Quise abrazarla cuando se tornó de espaldas, pero contuve mis deseos para no comprometer aún más su orgullo. – Yo luché en el pasado, tú riges el presente y construirás el futuro… Gracias a ti, por permitirme sentirme bienvenido al fin –Era eso, la bienvenida, no me había sentido verdaderamente invitado a ningún lado en ninguno de esos dos mundos. Pero ese inmenso castillo, la servidumbre, hasta mi rival, estaban dándome la bienvenida como si fuese uno más entre ellos, como si fuese un familiar que vuelve a visitarlos.

A mi lado una figura se hizo presente, de pie a mi lado con una altura ligeramente superior, brazos cruzados y una rosa en la diestra. - ¡Humano! –Espetó Lord Knightmon, haciéndose visible desde el D-Scanner junto a mi sable, sin venir a cuento. – El gusto de este palacio es exquisito, perfecto, impoluto y milimétricamente simétrico… Quiero que remodeles el castillo ante este vanguardista estilo, no, mejor aún, las mazmorras también –Ya habían pasado dos semanas desde la última vez que lo vi, y pese a ser un Royal Knight de antaño, su tono de voz dominante, superado y carismático no me parecía para nada acertado para un espíritu.

Recordé levemente como se comportaba frente a su reina, y lo observé aproximarse hacia Elluka, ante quien inclinó la mirada con calma en una reverencia. – Siempre es un placer observar a la bella dama, quien siendo una forastera supo ser más apta que cualquier otro caballero, luchó contra el destino y triunfó usando las cuatro armas que respeto verdaderamente -Lord Knightmon tras la reverencia, elevó su mirar nuevamente hasta la joven, enumerando con la diestra tras lanzar la rosa, que por ser poco más que una ilusión se esfumó antes de caer. – ¡Carisma, fuerza, belleza e inteligencia! –Proclamó orgulloso, extendiendo sus brazos para señalarnos tanto a la pelirosada como a mí. – Una pareja perfecta, el monarca de los caballeros y la emperatriz de las maquinas… Casi puedo emocionarme ante esta majestuosa visión de dos dignos regentes –Era histriónico, en cierta forma gracioso, y un tanto exagerado. - Sin embargo mi estimada he de regañarte por permitir que las manos sucias de los plebeyos manipulen el aparato donde reposo... Aunque primero... -Hizo una pausa.

El espíritu se alejó caminando unos pasos mientras observaba los alrededores, como si estuviese comparando o analizando la arquitectura. Su mirada se detuvo en Julio, a quien observaba intentando conjeturar de quien se trataba. – … ¿Eres un enemigo de mi humano, que desea batirse en duelo por la mano de la dama, o algo por el estilo? –La imaginación de Lord nuevamente había sido transportada a su opción principal. ¿Qué hacían dos caballeros elegantes en un salón tan vasto si no era batir un duelo por amor? ¿Dialogar?; para él era inconcebible. – Es uno de mis anfitriones, Lord, de nuestros anfitriones –aclaré risueño, aunque delimitando con mi tono el nivel de confianza que el caballero debería mostrar. - ¡Mejor! No hubiese sido bello manchar los finos suelos con sangre, y menos si no hay música de por medio.

Iris se alejó ante la visión del caballero, sin quitar la vista del espectro. Lily no dudó en seguirla, el regente de los Knightmon le parecía un incordio que solo yo podía manejar con la calma necesaria.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Elluka Clockworker el Mar Mar 21, 2017 7:31 pm

Elluka

Julio, Cheshire, puedo atreverme a decir que todos en la habitación se removieron al momento de la entrada de Lord Knightmon. Por mi parte, llevé la mano a mi cinturón sin pensarlo, acariciando gentilmente mi digivice con las yemas de mis dedos. ¿Dónde estabas, Queen Chessmon? Llevaba sin siquiera poder escucharla durante el último tiempo, y comenzaba a preocuparme. Sin embargo, cuando revisaba mi digivice, su estatuilla estaba presente. Quería respuestas, pero nadie podría responderme al momento. Resignada, hice una sutil y corta genuflexión ante el caballero sagrado.
-Mi lord, es un gusto verle de nuevo. Me siento sumamente halagada de su consideración conmigo, y poco digna de que una leyenda como usted me adule de esa manera. En nombre de mi reina, le doy la bienvenida también. -Dije con la voz más suave que pude sacar, y me alcé de nuevo, invitando al sorprendido Julio a acercarse. -Le presento a Sir Alexiel el dorado, tercer miembro de la corte y mi fiel amigo desde la infancia. También nos acompaña Sir Cheshire, compañero del anterior. -Sonreí al italiano posteriormente, y este se arrodilló junto a su Pawn Chessmon, con los ojos aun abiertos como un par de platos.
-Es… Es un honor... Es un honor vivir para verle con mis propios ojos, Lord Knightmon. -Tartamudeó con una torpeza que tenía mucho tiempo de no ver. Posé una mano en su hombro, dándole permiso para ponerse en pie. Él seguía parpadeando tanto, que incluso si trataba de fingir su tranquila compostura, se seguía le seguía notando como pasmado. Carraspeó, y tuvo el valor de finalmente mirar a Lord Knightmon. -Discúlpeme decirlo, mi lord, me temo que los deseos de batirme en duelo con su médium no me faltan. -Dijo, y le dedicó una sonrisa a Fuji con la graciosa agresividad de un predador, como si fuese el mismo Julio que conocía de hace tanto tiempo.
-¡Julio! -Protesté inmediatamente. No quería empezar un pleito en el palacio, y las cosas iban muy bien en el ritmo en el que estaban, como para que a buena hora se le ocurriera hacerse a sí mismo un reseteo. Levanté ligeramente una mano, haciendo amague de empujar a mi amigo, y tomé aire para callarlo con la intención de evitar una insolencia más.
-Sin embargo, mi lord. -Alzó la voz antes de que yo pudiese seguir con mi queja, y eso bastó para que yo quisiera guardar silencio y seguir escuchándole. Noté cierto sentimiento en los ojos ajenos, uno que yo no podía reconocer, y lo más probable era porque no me había visto a los ojos, sabía que ese era el reflejo de la tristeza. Se pausó un momento antes de volver a hablar, como meditando lo que iba a decir. -También me temo que un caballero sabe retirarse cuando la batalla está perdida. -Suavizó la curva de sus labios, al igual que envainó sus afilados ojos al mismo tiempo. -Me hubiera gustado que la guerra durase más, a decir verdad. Pero nunca estuvo en mis manos esa decisión. -Me ajusté la voz al escucharlo. Aunque no podía ver el rostro de Cheshire, la palma de su mano en la pierna del tamer me revelaba todo el orgullo que se le desbordaba. -Aclaro que esto no nos convierte en amigos, Raikomaru. De ninguna manera. -Espetó reprimiendo notoriamente un ademán debatista, y, después de hacer una segunda reverencia al caballero sagrado, caminó de regreso a la puerta sin más, escondiendo sus heterocromos ojos tras su cabello.
-¿Señor? -Cheshire fue tras Julio, justo a los pies de la puerta por donde habíamos entrado. Julio respondió algo, pero no lo logré escuchar; se había acuclillado para hablar con su compañero, y entonces me di cuenta que la idea era que no pudiésemos escuchar.
-¿Con...tinuamos? -Pregunté finalmente, sin poder controlar mi voz temblorosa, nerviosa por lo repentino de lo anterior. Miré hacia la puerta al escucharla abrirse, y corriendo en cuatro patas estaba Lion, mi BlackGatomon. Reprimí una sonrisa, y me arrodillé para recibirlo. Pasó de largo de Julio y Cheshire, dirigiéndose directamente a mis brazos. Al atraparlo me puse en pie y volví a dirigir mis ojos a Fuji. -Recordarán a Lion, mi segundo asistente. -Lo volví a presentar, pero el felino no pronunció un solo sonido además de su sutil ronroneo. El tenerlo entre mis brazos podía significar solo dos cosas: o estaba listo todo, o estaba huyendo del mal carácter de mi arcángel de la guarda.
avatar
Elluka Clockworker
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 529
Cuentas :
Ficha :
Relaciones :
NPCs :
Nivel On Rol : Ancient Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados :


Mega




Ultimate

Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Elluka Clockworker
Rango: Demi God
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Rango y Unidad Digi Aliado : Aleron
Rango: Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove

Lion
Rango: Cabo
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Venus Dove
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Miér Mar 22, 2017 8:44 am

El silencio se hizo reinante ante las palabras de Julio, que resultaron inesperadas pero sinceras y nos había tomado con la guardia baja. No por que hubiésemos sido insultados, o haya dicho algo que no era de conocimiento público por todos excepto Lord Knightmon, sino por la inesperada honestidad y firmeza con la que le respondió al ente. El caballero rosáceo posó la diestra sobre su pecho, asintiendo a modo de reverencia por la presentación del joven, de poder verse su rostro se notaría que sonreía. – Noto el fervor en tus palabras y la validez de estas, tu sinceridad es digna de decir que es un placer conocerte, joven humano –La inesperada seriedad del Royal Knight me hizo quedarme silente por unos momentos, sonriendo ante la escena, no por estar regocijándome sino más bien por la grata sorpresa que me había llevado.

Respondí a la reverencia de Julio solamente asintiendo con la cabeza, y observé como se retiraba junto a su tímido compañero. – Parece que no puede simplemente agachar la cabeza ante su orgullo, y es algo que esperaba de él, de haberlo hecho me hubiese decepcionado –Ladee la cabeza hacia la izquierda observando a Elluka una vez el joven se había retirado, poseía una sonrisa juguetona y una mirada afilada, rasgos que difícilmente se hacían presente en esas épocas. – De doblegar su temple, y agachar la cabeza, sumiso, no estaría orgullo de aceptar la victoria en esa guerra que ha nombrado –Me había concentrado tanto en hacer un énfasis pícaro en referencia a Elluka que me sorprendí cuando Lord se interpuso entre nosotros para no ser ignorado.

- El muchacho ahora tiene que luchar contra sí mismo y sus fantasmas… ¡Hechicera! –Exclamó recuperando su tono jovial al ver a Iris, dirigiéndose con gracia hasta la Kuzuhamon, quien de mala gana giró sobre sus talones para observarlo despectiva. – Ya no tienes poder aquí, desaparece, piérdete, arde en el infierno –Espetó la bruja ajena a todo tipo de tono en su voz más que el desprecio, a lo que el caballero respondió riendo contento por la reacción de la hechicera. - ¿Estas cuidando bien de mi humano?, bien hecho, confío en que le darás utilidad a tu vida sirviéndole a tu señor –Iris no respondió, nuevamente girando sobre sus talones molesta. Era raro verla ajena a su constante modo provocativo y burlón, pero la presencia del royal Knight la exacerbaba negativamente, y sin remedio, Lord solamente asintió acercándose nuevamente a mí.

Observó el D-Scanner durante unos momentos, preguntándose algo, o tal vez esperando una reacción ante su mirar. Parecía buscando algo, una respuesta a sus pensamientos, o un gesto, pero simplemente reverenció levemente el aparato antes de desvanecerse nuevamente.

Tomé aire y profundamente lo liberé en un suspiro que mucho tenía de queja. – Sigamos, por favor, a este ritmo me dolerá la cabeza… -Nunca había sido un hombre que aprecie las escenas, las sorpresas y las bromas inesperadas tras un largo viaje. Pero mi mal humor fue detenido momentáneamente ante la presencia del felino que acompañaba a Elluka, cargado por ella y ensimismado en el cariño por la dama. – Oh, no podría olvidar al compañero que me tendió una mano amiga, con o sin intención de ello, cuando lo necesitaba; es un placer volver a verte, Lion –Era raro tratar de usted a un Black Gatomon, según creía recordar Iris tambien portaba dicha rookie en sus estadios evolutivos. No era particularmente unido a los digimon como iguales, pero los felinos siempre fueron mi animal de preferencia, le sonreí sin acariciarlo por respeto, y dirigí mi mirar a la dama.

- ¿También lo has conocido durante el incidente de la Dark Area? –Inquirí ignorando que Iris se había acercado a mí, extendiendo sus brazos para que la cargase de la misma forma que Elluka hacia con el felino, pese a su tamaño, solo para ser reprendida por un golpe en la nuca por parte de Lily que negó con la cabeza ante su conducta. - Puedo ronronearle, si le van ese tipo de cosas... -Replicó antes de alejarse riendo, rápidamente. de la demon lord ante un posible contra-ataque. Aunque todo sea dicho, me aliviaba ver que recuperó su buen humor habitual.

______________________
Alma corrompida que contra tu destino te alzaste... El sable de la rosa te condena en perfecta justicia ¡Digicode, captura!

avatar
Fuji Raikomaru
Tamer
Tamer

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1143
Cuentas : Este es el juglar.

Este es el impostor.
Ficha : La espada, la pluma y la palabra
Cronologia : Logs
NPCs : Royal Court

My Loyal Mistress

The Warring Queen
Nivel On Rol : Ancient Spirit X Evolution.
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Lily - Super Ultimate.

Dahlia - Super Ultimate.
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Fuji Raikomaru
Rango: Holy Knight
Unidad: Deadly Rose
Rango y Unidad Digi Aliado : Lily (Lilithmon)
Rango: Maestre
División: Deadly Rose

Inventario :






Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: King's Gambit [Priv. Elluka]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.