Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Roku Ginshô, Sigrun Vinter

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1982)
 
Roku Ginshô (1096)
 
Fuji Raikomaru (1025)
 
Sigrun Vinter (942)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Maxwell Miyamoto (552)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

Shôryû — Priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Shôryû — Priv.

Mensaje por Hibiki Sanjō el Lun Oct 09, 2017 11:00 pm

—Bueno, ya sabes, me alegra que vuelvas al Digimundo. Ehm... entonces será en el Coliseo, seguro encontrarás la forma de llegar, venga, confío en ti, no querrás que vaya a buscarte otra vez a la Zona D para volver a escoltarte, ¿no?—

Reí divertido, desde el primer momento había disfrutado con molestarle.


[...]


Pisaba con insistencia con la parte delantera de mi pie derecho en lo que intercalaba mi atención a la gran arena frente a mí y el reloj que tenía en la muñeca, ¿por qué?, cualquiera diría que estaba nervioso, quizás impaciente, ¿lo estaba?, bah, no tenía por qué estarlo, o quizás sí, no importaba, ni siquiera me molestaban el montón de miradas que nos cubrían a mí y los tres digimon que me seguían, Seiryū, Yumi y Jōkā, el último nuestra más reciente incorporación al equipo, pero hablar de eso era un tema que valía para otra oportunidad.

—¿Por qué tan impaciente?— El DemiDevimon aleteaba a mi lado mientras me veía con suma curiosidad desde varios flancos, luego de forma súbita sentí una respiración en mi cuello, una gran respiración, no la que un pequeño diablillo como él podía darme, en eso volteé por obra de la curiosidad y vi las grandes fauces que amenazaban con devorarme. —Bú—
—OYE— Me exalté, había sido demasiado inoportuno y no tenía mis sentidos al cien por ciento, la espera me carcomía, la impaciencia me dominaba, pero claro, ahí estaba una vez más el DemiDevimon retorciéndose de la risa en medio del aire, aún tenía que acostumbrarme a sus típicas bromas pesadas.
—Despierta, para la otra te como de verdad, o quién sabe...— Una mirada fría, pero no fue eso lo que me hizo helar, sino la jeringuilla que aparecería de la nada... en ese preciso instante comprendí su mensaje.
—Ya déjalo— Una voz sombría, una sombra que se materializaba detrás del DemiDevimon que se heló como una estatua de tan solo sentir aquella presencia, y sí, es que por alguna razón tenía pavor a Yumi cuando realmente se ponía seria, Lady Devimon se proyectó desde aquella sombra, pero rápidamente volvió a su forma minina, Black Gatomon. Yo solo sonreí como agradecimiento, Joker solo se recuperaba del pre-infarto que acababa de carcomerle.

¿Seiryu?, él estaba al frente, miraba perplejo las batallas que se llevaban a cabo en el resto de batallas que habían en los montones de arenas que traía consigo el gran coliseo, lugar mismo en el cual solo solían entrenar Digimon de la etapa Ultimate como mínimo, pero que sin embargo yo había logrado apartar un lugar para así permitir el paso de la rubia y su querubín, que vamos, igual y ya habían llegado a la etapa requerida y ni yo mismo me había percatado aún de ello a pesar de los registros vistos en la Union Saver. ¿Que por qué habían registros de ella?, había tenido que notificar a la central de nuestra pequeña aventura, de ahí reunirían algo de información, y aunque me hubiese negado solo sería en vano, era el procedimiento, no tenía más que acatar.

Carraspeé, y sí, era cierto que andaba sumido demasiado en mis propios pensamientos, ¿pero por qué?, ¿qué era aquello que me mantenía tan acomplejado?, lo presentía, en sí no era tan solo un factor, eran varios, tales como aquellas palabras del pelivioleta en nuestro último encuentro, escenario mismo en el cual Dracomon, mi compañero Digimon adoptaría aquel que debía ser el antecesor a su último estadio evolutivo, había llegado a Mega, pero después del ejemplo de Lily y Dahlia aún sabía que debiamos llegar al nivel Super Ultimate, pero al mismo tiempo no era el último muro a escalar, no era la última barrera a derribar, sin embargo aún había otro tema que me acomplejaba.

¿Ella?

Bah, no, ¿por qué tendría que serlo?, era agradable poder molestarle una vez más después de tener que haberle escoltado hasta la Zona D. ¿Acaso habría explicado a sus padres y se lo habrían tomado de la mejor forma?, tenía varias preguntas para hacerle antes de pasar a aquello que verdaderamente nos convocaba, la batalla... o más bien entrenamiento pactado entre el dragón y el serafín. Seiryu estaba impaciente, incluso más que yo, sus ojos brillaban, desde lejos podía sentir su emoción, ¿estaría feliz de tenerles allí también?.

—Oye, Hibiki— Su voz, la voz de Seiryu hizo que despertase en seco una vez más del trance en el cual entraría sin percatarme. Dirigí mi atención sobre él con una sonrisa. —¿Les faltará mucho?—
—Tranquilo, ya llegarán— Respondí, claro, confiaba en su palabra, sabía que llegarían en cualquier momento, había sido una promesa.


Última edición por Hibiki Sanjō el Mar Oct 10, 2017 3:16 am, editado 1 vez

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar
Hibiki Sanjō
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Tener ojos rojos
Prueba de Rol : ¿Pa' qué?
Digi Puntos : 370
Ficha :


NPCs : Guerra es paz
Nivel On Rol : Mega
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Rango y Unidad Digi Aliado : Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Yukari el Lun Oct 09, 2017 11:42 pm

Cerró los ojos, disfrutando de una inevitable brisa que soplaría al sobrevolar el cielo. Sabía que a Angemon aquello le gustaría tanto como a ella, después de todo se trataban de aquellas banales nimiedades que uno sabía sin siquiera necesidad de preguntar. Llevaba un buen tiempo junto a él, a esas alturas podía decir conocerlo bastante bien, o al menos, así quería verlo. Abrió los ojos, acomodándose un poco más contra él. Angemon volvió a extender sus alas, a moverlas con suficiente fuerza para seguir avanzando, casi deslizando con envidiable simpleza en cielos para ella inexplorados. A esas alturas incluso comenzaba a olvidar tratarse todo de datos, era como un mundo mágico, inexplorado, lleno de misterios que resolver.

Así que, debemos ir por nuestra cuenta ¿Eh? —Levantó su atención hacia el ángel. Aún se preguntaba como podía ver a pesar de tener sus ojos cubiertos. Aquella pregunta no expuesta pareció ser captada por el otro, quién bajó su mirada a ella— ¿Sucede algo? —Preguntó con inocencia, una que, a pesar de la evolución en la que estaba, siempre le mostraba a ella y solo a ella. ¡Ah! ¿Hasta qué punto podría llegar su lealtad? Negó con un suave gesto de la cabeza y volvió al frente su atención— ¿Verdad que sí? —Negó con la cabeza, falsa indignación— ¡Pero no le daremos el gusto! Iremos nosotros mismos —Se cruzó de brazos, levantó el mentón, orgullosa y finalmente, cuando el coliseo dio acto de presencia, ella se inclinó al frente, señalando con un dedo la enorme construcción.

Ya llegamos —Pronunció. Levantó su otro brazo, sujetando con él a la pelirrubia con cuidado y con cuidado fue bajando en círculo, probablemente para no ir demasiado rápido, demasiado brusco, siempre buscando la mejor de las formas para no causarle a ella disgustos, claramente eso Yukari lo sabía bien y a pesar de no agradecérselo siempre, él también sabía la verdad detrás de su actitud taciturna. Fue amainando su velocidad cuando ya faltó solo una decena de metros antes de llegar al suelo y, giró su cabeza en busca de aquél grupito que hacía tiempo habían conocido, quienes los habían salvado en un principio, de los que habían, ambos, aprovechado un poco de su amabilidad. Cuando Angemon dio de ellos sonrió y con un gesto de la cabeza le señaló a Yukari donde mirar. Ella sonrió e inspiró hondo:

¡Hey! ¡Perezoso Hibiki! —Gritó, haciendo caso omiso de si los demás la escucharían o no. Angemon bajó más, paró a solo un escaso metro del suelo y extendió hacia abajo su brazo, soltando a su compañera en el proceso. La muchacha acabó bajando al suelo de un salto, se agachó al suelo para no hacerse daño en la caída y cuando volvió a incorporarse, ante él, apoyó ambas manos en su propia cintura, orgullosa como siempre— Se supone que es el deber de los caballeros recoger a la dama —Sonrió más marcadamente, en su voz aún existía el ligero tono bromista de siempre y a sus espaldas, la luz envolvió a Angemon, devolviendole a su forma precedente— No nos perdimos —Lucemon voló hasta su lado y sonrió también.

Había pasado tiempo... ¿Cierto? Quizás ambos habían cambiado, puede que poco o mucho...
Pero ambos lo habían hecho.  

Hibiki, Seiryu, Yumi... Que bueno volver a veros —Habló finalmente, esta vez, saltándose las bromas. Realmente estaba siendo sincera al respecto. Pero, quizás lo que ella no había visto era algo que el ángel sí: allí... Un poco más allá... Sí... Si mal no se equivocaba, ese sujeto era... ¡¿DemiDevimon?! Claro... Habían cientos de Digimons iguales en aquél mundo y que Lucemon no actuara en su momento, fue precisamente sabiendo eso.
avatar
Yukari
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 130
Ficha : Yukari ID
Cronologia : Cronología
NPCs : NPC's ~
Nivel On Rol : Champion
Inventario :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Hibiki Sanjō el Mar Oct 10, 2017 3:37 am

¡Hey! ¡Perezoso Hibiki!

La voz, aquel grito me hizo voltear con tranquilidad, lentitud, mi cabellera se movió junto a mí incluso llegando taparme el campo de visión, sin embargo los arreglé con rapidez, después de todo no podía perderme aquella entrada, lástima que no fuese tan sorprendente como la que había hecho junto a Angemon destruyendo gran parte de aquel edificio abandonado donde tuvimos que luchar contra Boogiemon. Me acerqué por inercia hasta su posición, podía sentir como era que mi cuerpo casi se había movido por decisión propia, mas no pude evitar esbozar una sonrisa y soltar simultaneamente una risilla después del intento de queja de la contraria.

—Pues lamento no haber actuado como correspondía, my lady Inglés, siempre había tenido dominio sobre el idioma, pero suficiente habría sido con la pequeña demostración del dominio. Hice una leve reverencia casi como siguiéndole el juego, además de cuestión de modales que había aprendido con el pasar del tiempo, quizás había sido un gesto exagerado, quizás no, pero rápidamente volví a mi posición anterior, el logo de los Union Saver en mi prenda superior era incluso más prominente que antes, cualquiera podría verlo, incluso el amigable Lucemon que acompañaba a Yukari y parecía defender a su tamer del temor que yo había infundado más como un desafio. —Es bueno que no se perdiesen, no habrán querido que les fuese a buscar montado en un gran dragón mecánico, o quizás uno casi sacado del mismo infierno, o Megadramon, o...— Podía seguir con la lista pero me detuve acompañado de un carcajada.

Presentaciones sobraban, solo el saludo, el dragón y la gata ya conocían a la rubia, sin embargo el diablillo aún no tenía el placer, pero por el bien de ella preferí hacer caso omiso a cualquier presentación, quería evitarle un mal rato conociendo bien el mal gusto por las bromas que tenía Joker, aún así me volteé a verlo y me llevé la sorpresa de que este parecía aún con el alma fuera, solo suspiré, vaya primera impresión que había dado.

—Discúlpenlo, le di un susto y parece que aún no se recupera— Yumi excusó el comportamiento del DemiDevimon, certera como siempre fue que le dediqué una sonrisa, ella movió su cola animada mientras se mantenía bípeda.

¿Se habría vuelto fuerte?

—Lucemon— El dragón observó al ángel con un deje dramático, directo, sin pestañear, pero acabó soltando una carcajada y comenzó a agitarse animado al verles ahí. —¿Tienen comida?— ¡Por dios Dracomon!, ¿acaso no puedes concentrarte aunque sea por cinco minutos?, genial, ahora creen que no te alimento como corresponde, dios, eres malvado, aún así me aguanté las ganas de darle un buen coscorrón, no era el momento ni el lugar, después de todo con el poder que ahora poseía por el dominio del Digisoul bien me atrevía a decir que podía hasta noquearle.

¿Un abrazo?, ¿un beso en la mejilla?, era lo usual en los saludos, sin embargo no me sentía en la posición de hacerlo, ¿por qué?, ni idea, quizás podía llegar a volverse incómodo, además el climax verdadero estaba centrado en los digimon ahí presentes, pues además de una reunión para charlar parecía enfocarse en duelos de miradas, presentaciones, excusas y malas bromas, además de claro, la batalla que tendrían a continuación.

—¿Cómo acabaron las cosas cuando volvieron al Mundo Humano?, ¿estuvieron bien?— Hice una pausa, había olvidado parte de mis modales. —Lo siento... ¿cómo se encuentran?— Solté una risilla nerviosa, temía haber sido inoportuno y hasta lento.

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar
Hibiki Sanjō
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Tener ojos rojos
Prueba de Rol : ¿Pa' qué?
Digi Puntos : 370
Ficha :


NPCs : Guerra es paz
Nivel On Rol : Mega
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Rango y Unidad Digi Aliado : Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Yukari el Mar Oct 10, 2017 8:55 pm

Lo admitiría, la reacción del otro le había gustado. Levantó su barbilla, enderezó su espalda tal y como siempre le habían enseñado hacer, caminar recta con libros sobre la cabeza. Levantó una mano, elegante y altiva echó hacia atrás mechones de su dorada melena. Quizás estuviese exagerando, se estaba comportando como toda una princesa mimada que en algún momento fue, aunque solo por su familia. De todas formas había aprendido que si quería seguir la corriente, debía de actuar así también y había estado tan concentrada en hacerlo, que muchas veces siquiera se daba cuenta. Otras, como aquella, no era más que pura broma— Seré magnánima y perdonaré tu descuido, monsieur~ —Francés, algo de lo poco que sabía por su educación.

Ni hacía falta que lo hicieras. El paisaje desde arriba es bello, nos habríamos orientado de alguna forma. ¿Cierto, Lucy? —Juntó ambas manos detrás de su espalda, se movió a su derecha y observó al ángel, sonriendo en signo de afirmación. Quizás fuese ella orgullosa, segura de si mismo y al mismo tiempo modesta. Pero, su deseo siempre había sido poder tener ese tipo de relaciones de amistad con alguien, alguien que no se preocupase por su apariencia exterior, o por lo que dijo aquél lindo chico de la otra clase. Ese era también el motivo por el cual sonreía tan abiertamente, por el que se veía tan animada a pesar de todo. Entonces podía olvidar sus preocupaciones, podía olvidar la traición de su hermano, la imagen brillante que estaba empeñada en mostrar ante todos. Allí no era más que una niña maravillándose con un mundo que desconocía.

¿En serio? —Lucemon pareció divertido. Movió sus alas con suavidad y se acercó al DemiDevimon. De alguna forma, aunque no lo dijera, seguía algo indignado por haberle engañado, por dejarse engañar de aquella patética forma por un diablillo— ¿Te asusta Yumi? —Inclinó al frente su torso, acercándose poco más al ser antes de levantarse en el aire y permanecer ahí, moviéndose hacia atrás, hasta lograr estar cerca de Yukari. Cruzado de brazos, se movió en el aire como si lo hiciese en tierra firme, inclinándose lentamente hacia atrás y simplemente permaneciendo quieto allí— No, Seiryu... Pero quizás... —Giró, bajó hasta Yukari y le sonrió. Ella sacó del bolsillo de su falda una tableta de chocolate y se la entregó a Lucemon, quién a su vez se la extendió a Seiryu con una sonrisa— A Yuki le encantan los dulces, siempre tiene algo —Murmuró en bajo, la miró de reojo con diversión.

¡Lu-ce-mon! —Arqueó una ceja. El ángel cerró sus ojos, soltó un silencioso "Uy~" y volvió a levantarse en el cielo, haciendo caso omiso a la expresión de su Tamer y el seguido suspiro. Sí, vamos, sabía que a veces eso sucedía y, si bien en su momento lo amenazaba de aquella simple forma, rápido se le iba también el enfado. Giró hacia Hibiki y sonrió, dando pocos pasos más hacia él— Fue todo bien. Aunque hice como dije; no les dije aún nada a mis padres. Pero, quizás él ya esté sospechando algo. Por otro lado, Lucemon tuvo su pequeña aventura con unos Tamers —Sí, todo aquello había sido bastante inesperado y divertido a partes iguales— Pero estamos bien, gracias. Tuvimos nuestras propias pequeñas aventuras —Sonrió con un deje de orgullo— Vosotros en cambio... Veo que aún están enteros —Sí, se alegraba también de verlos, claro.
avatar
Yukari
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 130
Ficha : Yukari ID
Cronologia : Cronología
NPCs : NPC's ~
Nivel On Rol : Champion
Inventario :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Hibiki Sanjō el Miér Oct 11, 2017 3:23 am

Monsieur, francés, sí, era fácil de reconocer pero eso no quitaba la sorpresa que me había llevado por el dominio que parecía llevar ella en un idioma distinto a diferencia de mí, que aprendí inglés básicamente por videojuegos y las clases mismas que impartían en el lugar en el que estudiaba regularmente, ahora, ¿qué era lo que había pasado con mis estudios después de saber que en alguna zonas del Digimundo el tiempo sí pasaba de forma uniforme?, al igual que antes, una historia que seria mejor abarcar en otra oportunidad.

No pude evitar reírme un poco debido a la postura que Yukari había tomado en tan cómica situación, después de todo sí estaba actuando como haría una niña mimada o más bien una princesita, ¿que si lo hacía por gracia?, lo más seguro es que sí, si no de otra forma no estaría siguiéndole el juego, y claro, ella no me lo estaría siguiendo a mí tras declarar publicamente su perdón ante mi no-accionar al recibirle como alguien de su calaña lo ameritaba, ¿no?.

—Es bueno saber que sepan orientarse ya en el Digimundo, a mí también me costó un poco al principio, pero supongo que con el tiempo he podido sobrellevarlo, aunque claro, aún faltan varios lugares que debo conocer— Estaba altivo, emocionado, el solo pensar todo lo que me quedaba por delante era emocionante, y claro, haber llegado tan lejos no significaba no poder seguir avanzando, sino que era tan solo otro incentivo para seguir viajando, conociendo, experimentando sensaciones y superar adversidades nuevas frente a frente sin retroceder, nunca más. —La próxima vez les llevaremos a Atlantis, igual y es un ambiente menos hostil que este— Bromeé, después de todo cualquier lugar tenía un ambiente menos hostil que aquel, además alguien de su estirpe merecía un lugar más digno, ¿no?, seguía molestándole, siguiéndole el juego, era divertido después de todo.

DemiDevimon se mostró un tanto nervioso por la cercanía que el ángel asumió al acercarse a él, siendo sonoro el cómo tragó saliva, pero bueno, de todos modos no podía culparle, eran practicamente contrarios, Lucemon era un ángel cuando él era practicamente... ¿un demonio?, se sobreentendía la relación contradictoria entre ambos, razón misma por la que dejé pasar aquello, además no respondió ante la pregunta del rubio, no me sorprendía, solía ser así con aquellos que simplemente prefería ignorar. Vaya problema que llevaba con el diablillo, pero bueno, podía sobrellevarlo.

—¡Que bien!— Seiryu aceptó altivo, emocionado, después de todo después de fijarme parecía ser una de las mismas tablillas de chocolate que yo solía darle cuando ibamos de vez en cuando al mundo humano para dar una vuelta, sí que era de los mismos, ¿dónde sería que ella vivía?, en realidad no se lo había preguntado nunca... ¿sería que también venía de Osaka?, era una posibilidad, pero era claro que proveniamos de la misma nación, por lo que podía ser tan solo debido a ser un producto de nivel nacional.
—No te preocupes, te lo pagaré luego— Dije a Yukari mientras comenzaba a rebuscar en mis bolsillos algunos bits, sin embargo de momento no encontré nada, ugh.

Entonces todo les había salido bien, ¿no?, era bueno saberlo, pero de igual manera me preocupaba el hecho de que no les dijese nada, pero seguramente luego explicaría el por qué, después de todo no quería someterle a presión puesto que para empezar no era algo que me correspondiese. ¿Seguir enteros?, si, bueno, en realidad ni yo lo pudiese haber dicho de mejor forma.

—Te dije que nos mantendriamos con vida hasta que nos volviesemos a encontrar, así que bueno, no puedo asegurar nada para la próxima vez— Demasiadas cosas inciertas de una sola vez, ¿pues habría en realidad una próxima vez?, claramente bromeaba, aunque en parte sí era divertido ver las reacciones que tomaba ella cuando yo hacía referencia a mi propia esperanza de vida. —Mira esto— Sonreí, tomé algo de aire y me alejé de todos, concentrándome en lo que fijaba mi mirada en la fémina, mis ojos rojos con aquel extraño iris producto de los datos que habían afectado en mí se mantenía perspicaz, inquebrantable, apreté mi puño y lentamente el digisoul comenzó a rodearme hasta el punto en el cual lo emanaba desde cara poro de mi cuerpo, una gran energía, prominente, demasiado incluso para alguien como yo, sin embargo no estaba sorprendido, había descubierto equilibrio en mi último encuentro con Fuji. —Vamos, ahora tú, veamos qué tanto puedes hacer—

¿Qué era lo que había pasado?, llevabamos una conversación de lo más normal y ahora había cambiado drasticamente a una demostración de poder. ¿Por qué?, quería saber qué tanto habían crecido, qué tanto habían mejorado, y de ser necesario darle la instrucción, sentía la necesidad de hacerlo, ayudar al débil, ayudarle a progresar, superar incluso los propios límites de la persona común, superarme a mí.

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar
Hibiki Sanjō
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Tener ojos rojos
Prueba de Rol : ¿Pa' qué?
Digi Puntos : 370
Ficha :


NPCs : Guerra es paz
Nivel On Rol : Mega
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Rango y Unidad Digi Aliado : Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Yukari el Dom Oct 22, 2017 12:14 pm

Lucemon siguió observando con astucia al diablillo, quizás recordando la mala pasada que les había jugado el DemiDevimon en aquél entonces. No podía culparlo, después de todo, prácticamente había sido controlado por su poder, poco tiempo, eso cierto, pero lo suficiente como para que su ¿orgullo como ángel? se viese afectado. Sí, con el tiempo se había dado cuenta de lo orgulloso que podía llegar a ser Lucemon en ocasiones. Lo había dicho prácticamente ¿no? Que todo lo que hacía era por ella, que la protegería y protegería todo aquello que ella deseara proteger. Aún se preguntaba, en ocasiones, de donde provenía su completa lealtad.

¡BUUU! —Se sobresaltó. El ángel estaba detrás del diablillo, gritándole en la oreja ¿Qué?— ¡Lucemon! —Se quejó. Eso era innecesario. ¿Qué más daba que no quisiera hablarle? El ángel se cruzó de brazos, alejándose un poco en el cielo, cauteloso. Miró hacia su Tamer, inocente— Es bastante descortés, Yuki. Me ignoró por completo, los DemiDevimon no son de confianza —Se excusó.

Yukari suspiró, pero negó ante la palabra de Hibiki— No necesitas pagar eso. Es que. Por favor, diciéndolo de esa forma parece como si me dedicara a comer chocolate —Aunque en realidad sí le gustaban los dulces. Era más fuerte que ella— ¡Y! Me gusta la idea de ir a Atlantis. Si no podemos visitarla en el mundo humano, al menos podremos en el Digital —Guiñó un ojo. Más o menos hostil a esas alturas nada tenía que ver en realidad. Pero visitar Atlantis, eso sí que parecía interesante.

Pero, finalmente su atención fue atrapada por el humano en cuanto le pidió mirar. No lo dudó, fijó su atención en él y Lucemon, a pocos metros del suelo, cruzado de brazos y moviéndose como si fuese llevado lentamente por la corriente, también. Yukari entreabrió sus labios, sorprendida ante la cantidad de Digisoul que emanaba el cuerpo completo de Hibiki. Había visto personas usando esa misma energía, pero, en ningún momento hasta tal altura. Rió en bajo, levantó ambas manos y aplaudió como si estuviese ante un espectáculo.

Impresionante —Admitió. Inspiró hondo tras unos breves segundos, retrocediendo unos pasos— También aprendí unos cuantos trucos con Digisoul. Realmente es curiosa esta energía —Admitió, modesta. No veía un motivo para estar alardeando, su poder no era ni la mitad de lo que el otro poseía— Pero no llegué a mucho más —Levantó ambas manos. Concentró su energía. Finalmente terminó por ver como la energía se encendía, como fuego de un rojo vino rodeando sus manos sin quemar su piel.

Pero tu rodeas todo tu cuerpo con él. Eso no se vale —Se quejó, pero sonrió. El Digisoul que iluminaba sus manos fue amainando, Lucemon seguía sonriendo y al final, el mismo Digisoul bajó hasta sus propios pies, era solo cuestión de concentrarse un poco— O algo así también —Saltó, saltó como en sus horas de educación física le habían enseñado en algún momento. Dos metros de altura, cuatro de largo fue lo suficiente para realizar una voltereta en el aire y caer sin complicación detrás de Hibiki.

Extendió una mano sus demás dedos flexionados menos el pulgar y el índice. Fingió una pistola y la acercó a la cabeza del chico— Bang ~ —Nada sucedió, claro. Retiró su mano, el Digisoul desapareció de sus pies y ella solo sonrió con despreocupación, divertida. Lucemon aún sonreía. Aunque de la nada, volvió a bajar su atención hacia el DemiDevimon, frunciendo el ceño.   
avatar
Yukari
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos : 130
Ficha : Yukari ID
Cronologia : Cronología
NPCs : NPC's ~
Nivel On Rol : Champion
Inventario :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Hibiki Sanjō el Dom Nov 12, 2017 10:33 pm

Solo me dediqué a mirar, y es que sí, había algo un tanto extraño en el comportamiento del digimon alado, Joker se comportaba de forma un tanto extraña, era similar a como cuando se encontraba con Yumi, sin embargo ahora se podría decir que había empeorado, pues parecía querer hablar, pero había algo que le detenía, algo que no le permitía expresarse con completa libertad. Lo dejé pasar, seguramente era un tema que valdría la pena hablar luego, giré la muñeca de la izquierda con la palma abierta, lo mejor sería obviar todo por el momento y pasar a lo verdaderamente serio, es decir, una de las razones por la cual se había pactado su encuentro.

—No es malo, da energias, pero si realmente fueses una adicta seguramente estarías llena de acné, no te preocupes— Rió divertido, era lo suficiente como para excusarle y que no se sintiera extraña o insegura después del tipo de indirecta que Lucemon aparentemente había lanzado. —Entonces está pactado. Solo queda esperar que no te pierdas por allá, no puedo estar buscándote por todos lados— Bromeaba, estaba molestándole, desconocía si había mejorado su sistema de la orientación o si Lucemon habría saciado como correspondía su curiosidad latente por todo lo que le rodeaba, cosa que había demostrado en nuestro último encuentro en la Zona D, donde el digimon por distraerse un poco casi hace que lo perdamos de vista, lo que habría sido un gran problema, pero por suerte las cosas no habrían sido así.

Le miré un tanto sorprendido, no me esperaba los aplausos, pero solo mantuve una sonrisa un tanto nerviosa. Esperé, era al parecer mi turno de observar, y así, disminuyendo el nivel de mi Digisoul fue que atiné a cruzar los brazos, ya no era rodeado por la gran energía cálida, sino que Yukari se había convertido en la protagonista, y así, solo observando fue que también acabé aplaudiendo ante aquel salto que yo, a pesar de poder superar fue que preferí evitar cualquier impulso de idiotez, permitiéndole sentir cualquier poderío que podría llegar a sentir, después de todo la idea era incentivarla, no mostrarle la diferencia de poder actual entre ambos, que bueno, dadas las cirscuntancias era mucho más grande de lo que quizás cualquiera de los dos podría imaginar.

—Impresionante— Aplaudió Yumi, que había pasado a su etapa de Bastemon solo porque bueno... no, no tenía idea, pero podía hacerlo, de alguna forma había logrado llegar a aquella etapa después de su frenética reunión con Roku. La misma se acercó hasta mi posición y se acicaló un poco, provocando obvia incomodidad que tan solo podía reflejarse en mi rostro, riendo nervioso fue que busqué alejarle, lograndolo a duras penas.

Yukari parecía bastante interesada en Joker, ¿pero por qué?, ¿tendrían acaso alguna anécdota que estuviera vinculada con algún miembro de la especie de este?, era probable, pues de otra forma veía bastante extraño que tanto ella como Lucemon se mostrasen tan interesados en él, que además por alguna razón se mantenía en un bajo perfil, cosa que no era para nada característico de él.

—Entonces sí han progresado, estupendo— Murmuré. Seiryu se colocaba a mi lado mientras sus ojos brillaban, extasiado, emocionado, parecía que su sangre hervía, ¿querría luchar tan pronto?, llegarían a ese punto, pero no sabía si quizás era demasiado pronto como para adelantarse a los hechos. —Tranquilo amigo— Golpeé por encima de su cabeza sin fuerza.
—¡Peleemos!— Gritó, ignorando mi advertencia. Solo suspiré, no sabía qué tan buena idea sería el dejarse llevar tan rápido por la emoción.

—Sí serás...—

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar
Hibiki Sanjō
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas : Tener ojos rojos
Prueba de Rol : ¿Pa' qué?
Digi Puntos : 370
Ficha :


NPCs : Guerra es paz
Nivel On Rol : Mega
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Rango y Unidad Digi Aliado : Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Shôryû — Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.