Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 13 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Midir

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1961)
 
Roku Ginshô (1070)
 
Fuji Raikomaru (1025)
 
Sigrun Vinter (935)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Maxwell Miyamoto (552)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

El amor de una Renamon: Sasha (Ficha)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El amor de una Renamon: Sasha (Ficha)

Mensaje por Sasha el Miér Oct 25, 2017 4:53 pm



Sasha
"Para servir y proteger con una sonrisa a todos los digimons”
Especie:
Tailmon
L.Evolutiva:
Gumdramon - ????
Sexo/Tipo:
Femenino
Edad actual:
Rookie

Descripción psicológica.

Gracias a las enseñanzas, los entrenamientos de supervivencia, los conocimientos sobre la crueldad de la vida misma y el amor maternal brindado a Sasha por una Renamon, se muestra como una digimon muy tranquila, inclusive ante los momentos de peligro y tensión total. Es muy relajada ante temas serios y suele debatir con otros para expandir sus conocimientos sobre el digimundo. Antes de enfrentar un combate, prefiere optar por la diplomacia puesto que no le gusta herir a otros, a excepción si es en total defensa propia, pero si es obligado a combatir, no dudara en sacar su lado mas serio para enfrentar el peligro. En caso extremos, como es que el vea un escenario grotesco como lo es el abuso y bullying hacia otro digimon por uno mucho mas fuerte, no dudara en defenderlo aunque eso le pueda costar heridas graves o hasta la muerte. Todo gracias al sacrificio de su madre adoptiva quien le enseño los valores morales y velar por los otros. Siempre yendo por el bien.

Cuando esta sin compañia alguna, suele fantasiar con historias propias de digimons creados por su propia mente mientras esta viajando o descansando en un lugar cómodo, por lo general se la ve muy solitaria en muchas ocasiones debido a una parte de su infancia que le impide relacionarse muy abiertamente a otros, por lo menos hasta tener un nivel de confianza apto. Aun así, no dudara en romperse una pata por ayudar al prójimo ante algún problema o una pelea.

Lo que mas le disgusta y odia, es el acoso hacia digimons pequeños, los considera como un acto muy arcaico y cobarde por parte de otros quienes se consideran superiores, también le disgusta mucho ver a alguien llorar y peor aun si es una humana o digimon hembra, para ella es algo imperdonable. Otra detalle que detesta con toda su alma, es que la apuñalen por la espalda, si uno de sus "amigos" usa la historia de su pasado y la de su madre en su contra, provocara la ira total de este y la ruptura de dicha amistad, Renamon lo fue todo todo para el, una maravillosa madre irreemplazable y no dudara en defenderla.

Su personalidad puede volverse muy triste si falla en proteger a alguien o ve morir a un ser muy cercano, pues valora tanto la amistad y el amor que puede tener hacia otros que esta lo puede llegar a herir emocionalmente muy a pecho, a tal grado de deprimirla y descuidarse un poco, a excepción de un objeto que lleva, la bufanda roja con un dibujo del Yin Yang que le fue otorgada por su madre adoptiva antes de morir, es su apoyo moral y le da fuerzas para poder recuperarse tanto emocional como psicologicamente.

A pesar de lo anterior dicho, Sasha es una digimon que es capaz de ver escenas altamente crudas sin vomitar o desviar la mirada, y no es por morbo ni maldad, de pequeña se acostumbro a ver muchas muertes de digimons altamente peligrosos en el lugar donde vivía y la muerte de su madre, mas que hacerle daño y tumbarla en la depresión, la volvió fría y observadora ante cualquier situación peligrosa o ver mucha sangre o datos con heridas graves. Ella lo ve normal como el ciclo de la vida.

Historia personal.

Sere lo mas honestamente posible con ustedes y espero que lo tomen como una leccion de vida, pues tengo fe en que mis palabras cambiaran la manera de pensar de algunos y espero que sea para bien y no para mal...

Veamos, como podria empezar este relato... no es nada facil compartir este trozo de mi vida puesto que tengo que recordar con triste ciertos eventos que me marcaron, pero por dar una lección de vida se los compartire con mucho gusto. La vida misma puede llegar a ser un verdadero infierno o un gran paraíso, muchos, debido a su infancia y al trato que tuvieron, son atrapados por el mal y llegan a hacer actos innombrables. Otros pueden tener mejor suerte y superar las duras lecciones de la vida, y volverse digimons de almas generosas. Es una guerra infinita entre el bien y el mal que ocurre desde hace millones de años y en el digimundo y el mundo humano no eran la excepción.

En mi anterior vida, fui un gumdramon y tuve una tamer como mi compañera, no recuerdo bien su rostro, su aspecto, su edad, su dulce voz o sus sentimientos... pero lo que si se es que, en el mundo donde ella vive que es el humano, se manifestaron entidades perversas y se aliaron con humanos de corazón negro, convirtiéndose en una total amenaza para el resto de los tamers y digimons que viven en ese mundo. Lo único que logro recordar, fue el abrazo que le di en mi etapa de Gumdramon y de su sonrisa, mientras yo le secaba las lagrimas y me despedía de ella, antes de recibir el impacto de un V-DRAMON. Fue adrede, pues lo habia hecho con tal de poder darle una oportunidad de escapar de aquellos asesinos mientras yo... moría en el acto, transformándome en datos y desapareciendo de ese mundo tan cruel, tan maligno y tan... maravilloso por la cantidad de almas bondadosas que te puedes encontrar. Es lo ultimo que recuerdo.

No se cuanto tiempo paso y como llego mi huevo a ese lugar, pero cuando tuve conciencia de mis actos, me encontraba en un enorme bosque muy solitario, no había ningún alma rondando por los alrededores aparentemente, en ese momento estaba en mi etapa bebe de Tunomon . Mis recuerdos de ese día son borrosos, pero lo que si recuerdo, es el dolor y todo el esfuerzo que tuve que emplear para poder sobrevivir en ese bosque, no sabia como conseguir alimento o poder refugiarme ante el fuerte clima helado del lugar, pues había nieve... mucha y mucha nieve.

Un día llegue a una parte del bosque donde se encontraban muchos terriermones jugando, pero cuando apenas me vieron, me comenzaron a maltratar, como si fuera un bicho raro, los golpes, los insultos, las risas y aquella dolorosa herida en mi frente, en forma de X... todo eso quedo marcado en mi ser hasta el día de hoy... no comprendía porque me habían tratado de esa manera, pero eso no era lo peor... la peor parte de este trozo de mi vida, es la cantidad de muertes y heridas que habían en muchos lugares del bosque, muchos digimons se peleaban por proteger sus territorios y otros peleaban por razones altamente absurdas... y otros peleaban porque les encantaba matar y destrozar la carne de sus oponentes, todo esto forzó que mi mente se fuera endureciendo y toda mi inocencia se fuera derrumbando poco a poco. A tal grado que ya lo veia como algo normal del digimundo y que mis ganas de vivir estaban bajando por cada día que pasaba.

Hasta el día de hoy me sigo preguntando ¿como pude sobrevivir ante ese terreno tan hostil y inhumano?... lleno de muerte y desesperanzas. La respuesta es mas que simple, fue "suerte". Asi es, tuve suerte de no ser el blanco de aquellos asesinos hasta cierto día... que jamas olvidare y que recordare con mucho cariño hasta los ultimos dias de mi existencia en esta vida.

Un dia, estuve comiendo una manzana, la fruta que mas me encantaba y que tuve la suerte de encontrar cerca de un rio al costado de una enorme montaña, cuando de repente senti unos pasos muy fuertes en mi espalda, al girar mi mirada pude presenciar el peligro o la sensación de estar condenado a la muerte, era un Gabumon. Este no se veía nada agradable y su mirada lo decía todo, estaba llena de sed de sangre, estaba acorralado, pues la única salida estaba en frente de el y atras mio se encontraba el rió, que por cierto era muy profundo. Trate de dialogar con el pero todo fue en vano, solo quería verme muerto y ya... así de simple. Cerre mis ojos ante su ataque final cuando de repente, escuche una palabra: "Koyotetsu" y acto seguido se escucharon como unos sonidos de apuñalamiento impactaron contra el "pobre" Gabumon, pobre porque no le tenia odio ni ningun rencor... solo hubo silencio. Al abrirlos, pude ver su cuerpo apuñalado por miles de diamantes mágicos, solo se quedo inconsciente por un buen tiempo, sus heridas eran profundas, el ataque había sido lo suficientemente fuerte para noquearlo.

Que infeliz... valla que hacerle esto a una bebe... - susurro una voz a mis espaldas.

Era una Renamon muy linda con una bufanda roja en su cuello, esta portaba un simbolo medio extraño (el simbolo del yin yang), el mismo que se podía ver en sus guanteletes, se podía ver como desprendía humo de su respiración debido al clima congelado del bosque. Ella cerro los ojos y se fue sin decir nada mas, yo la seguí para saber mas de ella, pues pocos digimons se atrevían a salvar a otros y ella por alguna razón, era diferente al resto que había visto en aquel lugar. Vivia en una cueva muy chica y solo salia de alli para recolectar comida y para defender su territorio. Trate de ser lo mas silencioso posible pero ella me escucho apenas me acerque a ver su silueta, estaba meditando en posicion de loto.

¿Que deseas en este lugar? - fue la pregunta que inicio mi conexion con ella.

Nada... solo quiero agradecerte por lo que has hecho por mi... eres la primera digimon que no lastima a otro por placer o por maldad, tu... eres diferente al resto de todos los habitantes de esta cruel isla...

Ya veo pero es descortés de tu parte espiarme cuando estoy meditando o estoy realizando mis tareas privadas, lo veo como algo cobarde. - frunció el ceño mientras se levantaba y se acercaba hasta estar frente mio

No soy una cobarde... solo que... tenia miedo de que pudieras enfadarte conmigo y me atacaras como a ese Gabumon. - recurrí al dialogo, era mi única manera de evitar un conflicto con ella, pero su respuesta fue tan clara como las estrellas del cielo humano.

Jamas dije que fueras una cobarde, solo lo veo así porque es descortés, aun si es una bebe, que una hembra espie a otra hembra de una manera tan molesta me resulta desagradable, aunque se que no fue tu intención, no tienes maldad en tu corazón y eso lo pude notar en muchas ocasiones - susurro un poco mas calmada mientras se arrodillaba y me miraba con mejor panorama.

¿En muchas ocasiones? - en ese momento no habia entendido la pregunta de Renamon pero era obvio que ella ya me habia visto antes.

Asi es... se que eres nueva por aquí y que estas sufriendo mucho... no solo por el clima... sino por lo que estas contemplando todos los días, puras muertes, pura violencia, pura maldad y odio... eso no lo debería ver un bebe como tu. - dijo con los ojos cerrados.

Si te soy honesta... mis ganas de vivir están muy bajas, no deseo vivir en un mundo donde solo hay violencia y destrucción por doquier, presencie el momento de mi muerte y aun asi, no me asuste porque ya estaba seguro que iba a morir tarde o temprano, todo esto ya lo veo como algo normal aunque no lo creas... me obligo a que mi mente saliera de esa inocencia y viera la verdad del mundo de la peor manera posible - sin que me diera cuenta, las lagrimas comenzaron a salir al recordar todo lo que habia visto

Renamon solo acaricio mi frente y seco mis lagrimas, fue la primera vez que la vi sonreír y mas aun ante un extraña, eso me había calmado por completo, como dije anteriormente, era una Renamon muy linda y tranquila.

Debido a mi carácter y la perdida de mi fe en este mundo, se compadeció y me invito a vivir en su hogar, dándome alimento y refugio. Nos volvimos buenas amigas en poco tiempo y por dentro comencé a sentir un cariño proveniente de ella, era amor maternal, la veía como la madre que nunca tuve. Con ella no fue igual, le costo meses poder acostumbrarse a estar a mi lado, en algunas ocasiones cometía travesuras de las cuales les hacia enfadar a tal grado de gritarme o de expulsarme por un tiempo de su hogar... era una tunamon muy traviesa y entendía sus motivos, a nadie le gustaría que la molestaran en su hogar y yo ya sobrepasaba su cortesía. Cuando el tiempo del castigo terminaba, siempre me buscaba por todos los lugares posibles y lo hacia a una velocidad vertiginosa. Al encontrarme, pude ver en sus ojos rastros de una inmensa preocupación mientras me cargaba y me llevaba de regreso a su hogar.

Pero esto ceso cuando estuve en peligro nuevamente y ella, preocupada al ver mi estado pues estaba herida por los terriermons nuevamente, se encargo de amenazarlos y sacarlos del bosque con un simple grito, ellos solo corrieron ante cualquier lugar, posiblemente pensando que ella los iba a matar pero no fue asi, ella conocía la palabra mágica que le cuesta decir a muchos. El perdon.

Luego de sanarme, finalmente se percato que sus sentimientos hacia mi eran muy profundos y me veía con un hija, por poco casi llora al ver mis heridas y en el frágil estado en el que me encontraba, para una hembra debe ser horrible ver a un bebe muy lastimada. Se culpo a si misma del suceso, apenas de que le decía que no tuvo la culpa de nada, se flagelaba así misma por permitir que me lastimaran los terriermons.

Luego de que finalmente la convenciera de que no era la culpable, me comenzo a contar detalles de la zona en donde viviamos. Desde ese momento me entere que me encontraba en una isla con una montaña nevada y que no había escape, la única manera de salir era por una balsa que ella construyo y oculto del resto de los habitantes de la isla. Ese mismo día conocí mi nombre y el significado de "Sasha". Fue una noche, cuando el cielo se torno en un agradable oscuro estrellado que iluminaban el firmamento con un abrazo. Estábamos los dos en la cueva, cerca a una fogata, a pesar de la sanación que me dio Renamon, sentía que mi cuerpo se hacia pedazos apenas me moviera. Ella trato de aliviar mi dolor a su manera y fue allí donde inicio la conversación:

Pequeña... nos conocemos desde hace meses pero aun no me has dicho tu nombre ¿como te llamas? - pregunto Renamon mientras estaba rodeado entre sus brazos, tratando de evitar que no me moviera para no abrir mis heridas, estaba muy cansado y dolorido pero podía articular palabras con susurro.

Yo... no tengo nombre... toda mi mente esta muy borrosa... y saturada con todo lo que he vivido que no me he puesto a pensar en mi nombre... - le susurre mientras ella suspiraba y acariciaba mi frente con suavidad.

Debes tener por lo menos algún recuerdo de tu antigua vida, algo que te de un dato de tu nombre... solo debes pensar muy profundo y hallaras la respuesta que buscas... aunque claro, no es una tarea nada facil de hacer - susurro mientras me cubría con su bufanda para darme mas comodidad. Pense y pense por un largo rato, ella era paciente conmigo, mucho mas que antes de conocernos. El tiempo paso hasta un maximo de 30 minutos cuando Renamon estaba a punto de dormirse, finalmente susurre una palabra: "protectora"

Protector o Protectora, una protectora... yo... tenia una compañera humana... recuerdo haberme sacrificado para salvarla de un digimon maligno y un humano asesino... el momento de mi ultimo suspiro cuando recibi aquel ataque pero... recuerdo, que ella hablaba el idioma griego en su tierra natal y me lo había enseñado... me puso como nombre "Protector" ya que era macho en mi antigua vida, pero en su idioma, al principio no me gusto ya que solo me gustaba que me llamaran... asi... pero luego me agrado por el cariño que le tenia a mi compañera.

¿Y cual era? Ya falta poco para la respuesta, piensa suavemente y no te sobre esfuerces, no deseo que te duela la cabeza... - susurro mirándome a los ojos directamente.

Mi nombre era "protector o protectora si lo vemos desde mi genero actual", este tenia otro nombre en otro idioma... protectora en Griego significa "Sasha"... si eso es, mi nombre es Sasha, lo adquirí cuando ella me llamo así por primera vez y no dejaba de repetírmelo, me hacia muy feliz de tan solo escuchar esa palabra viniendo de ella.

"Sasha"... "una protectora", un bonito nombre que te puso esa humana, ten por seguro que ella te estará recordando como su salvadora... no pierdas la esperanza de reencontrarte con ella en el futuro.

Si... eso espero Renamon... me gustaria verla otra vez... como habra cambiado su vida... si tiene hijos o no... yo... - susurre mientras cerraba mis ojos y me quedaba dormido. Ella solo me abrazo un poco mas, no sin antes susurrarme unas dulces palabras que recuerdo hasta el día de hoy.

Tranquila, ya llegara el momento de verla nuevamente... por cierto Sasha, mi nombre es Melek y me siento orgullosa de ser tu madre adoptiva... mi pequeña bebe... - esas ultimas palabras los dijo con mucho amor.

Luego de esto Renamon comenzó a cantar una melodía de su tribu, una que calmaba y relajaba a quien lo escuchara, era un secreto de los Renamons. Eran buenos cantando suavemente y ella me la cantaba todas las noches cuando estaba triste o herida.

Después de este suceso... paso el tiempo y Melek, me comenzó a entrenar a profundidad en el combate a pesar de que no podía pelear en mi etapa actual, se las ingenio para obligarme a pelear con ella y enseñarme los valores morales, junto a la palabra "Perdon" y una mas poderosa que esta: "Amor"

Me explicaba a total detalle el significado de las guerras, tanto en el mundo humano como en el digimundo, del turbio pasado de la personas y digimons malignos y del porque debemos ayudarlos a redimirse por acciones de cariño y afecto. Los terriermones que me habían maltratado por años, tenían un pasado muy triste pues fueron abandonados por sus madres y se criaron por medio de un digámonos asesino, un Shoutmon muy renegado que fue derrotado por Melek hace un tiempo atrás. Pero la marca de sus lecciones se quedo impregnada en el corazón de ellos. Todo esto y muchas cosas mas, temas fuertes y complejos que debía comprenderlo a la perfección si quería seguir viviendo en ambos mundos. Que una Renamon hiciera esto por ti, significaba mucho pues ellos tienden a ser muy solitarios y no les gusta mucho la compañía, pero Melek era una excepción. Me cogió cariño así como yo le tome mucho cariño desde el día que me salvo.

Pasaron los años y finalmente cuando ya habia terminado todo mi entrenamiento en el arte de la supervivencia y habia forjado mi caracter, comence a ver el mundo de una manera diferente, ya sabía valerme por mi misma y lo mas importante... tenia deseos de vivir una vida hecha y derecha y eso era mas que suficiente para Melek quien solo decidió acercarse a mi lado y regalarme su bufanda roja, para ella era un tesoro muy valioso de buena suerte y su orgullo estaba en ella, finalmente me dio un beso en la frente donde estaba mi cicatriz en forma de X. Lo entendía perfectamente, me contó toda su vida en su tribu, de sus rituales y costumbres y tenia pensado llevarme allí ese mismo día, pero para mi desgracia, los terriermons, se habían transformado en BlackGalgomons y volvieron por venganza, a pesar de que Melek los había perdonado, ellos no entendieron el mensaje de su acción.

Ella solo me dijo que me fuera a la balsa cerca al final del rió que conectaba con el mar, atravesando el bosque y que no mirara para atrás... no quería irme, pero ella con una mirada fulminante me aturdió y me convenció al instante, no sin antes escuchar sus ultimas palabras.

Sasha... recuerda lo que te enseñe, todos los valores y tu motivación verdadera, conviértete en lo que deseas ser de corazón y hazlo con la frente en alto... te quiero mucho, mi amiga, mi hija... siempre estaré contigo por medio de esa bufanda, aunque no me veas, siempre estare a tu lado cuidándote...

Después de eso simplemente llore al escuchar el sonido de los ataques mutuos entre Melek y los BlackGalgomons, parecia una guerra de humanos pero no podía pensar en ese mismo momento, solo me dedique a escapar de la isla. Antes de que me alejara vi una inmensa luz que reflejaba mi sombra hacia adelante, no estaba seguro de nada porque no recuerdo bien lo sucedido ese mismo dia, pero existia una posibilidad de que Melek haya digievolucionado para encargarse de esos conejos, esto se confirmaria mas adelante, a la hora de llegar a la balsa.

Solo me dedicaba a lo que me pidió Melek, escapar a toda costa. Para mi maldita desgracia, el lugar donde estaba la balsa, se encontraban 5 Rapidmon. Se movieron a gran velocidad al verme y me reconocieron al instante por la bufanda de Renamon y mi cicatriz, eran los terriermons que conoci por primera vez, los 5 primeros que me torturan y me hicieron la vida imposible... estaban completamente furiosos por la perdida de aquel Shoutmon, estaban preparando su "Rapid Fire" sin importarles lo que estaban a punto de cometer, no tenían escrúpulos ni piedad... solo cerré mis ojos y lo único que agradecía era haber conocido a Melek, la única digimon que me trato con cariño por años... en ese mismo instante, estaba convencida de que iba a morir pero una fuerte explosión estremeció la tierra detrás de todos nosotros, los arboles caían y una cortina de polvo se levantaba alrededor. En ese momento se manifestó 5... 7... 9 bolas de fuego mientras escuchábamos unas palabras.

Tuve un mal presentimiento, asi que noquee a todos los BlackGalgomons para ahorrarme tiempo - se comenzaba a manifestar una forma de un zorro silver con nueve colas entre el humo.

Y Cuando me entere de la emboscada que tenian planeada para mi hija, tuve que venir corriendo lo mas rápidamente posible, destrozando todo a mi paso. - su rostro apareció, era Melek convertida en una Kyubimon Silver, esta solo mostró los colmillos al ver a los 5 Rapidmons rodeándome.

Maldicion, esto me enfurece, pensar en cuan aterrador pudo haber sido presenciar nuevamente su muerte... y lo que le costo llegar hasta aquí solo para encontrarse con sus supuestos verdugos... - su cuerpo comenzaba a aparecer, estaba muy herida, diversas partes de su cuerpo se habían dispersado en datos. Apenas podía correr.

Pero... es por eso... que puedo decir con orgullo - Dio una pisada muy fuerte en el suelo haciendo que todo temblara y poniera nervioso a los 5 rapidmons.

Sasha, todo esta bien - Levanto sus colas mostrando sus llamas de manera amenazante mientras lanzaba un fulminante gruñido - ¡PORQUE ESTOY AQUI!

Me...lek... tu cuerpo... tus heridas... tu mirada - susurre muy preocupada al verla alli tan furiosa, ella me dio una mirada de advertencia, me percate de lo que iba a hacer asi que salte delante de los 5 digimons y comence a correr, ellos estaban a punto de seguir el paso hasta que escucharon una palabra: "Onibidama" y muchas bolas de fuego azul caian alrededor de ellos, provocando una explosion muy alta... esto me dio tiempo suficiente para escapar. Melek me dio una ultima sonrisa cuando gire la mirada, fue su ultima sonrisa que me regalaba y la cual me hizo sentir como un cobarde, por ser una digimon debil y no estar a su lado para protegerla... no me quedaba de otra mas que escapar con la balsa, no pude ver nada debido al humo, el polvo y el fuego rodeando todo el lugar, pero los sonidos cesaron... para siempre.

Después de eso, nunca mas la volví a ver... queria regresar pero... eso significaria no honrar su sacrificio por lo que me resigne mientras golpeaba los troncos por la impotencia... cuando estaba en pleno mar, nadando sin rumbo, pense profundamente en todo lo que acababa de presenciar, las palabras de mi madre, su valentía, su transformación y su ultima sonrisa... eso demostraba que estaba preparada para sacrificarse por mi en cualquier momento y recibir a la muerte con los brazos abiertos... me jure a mi misma proteger a los demás y no convertirme nunca en aquellos asesinos de la isla, toda las enseñanzas de Renamon me forjaron mi destino, mi propio ser y deseaba saber mas, me dijo donde se encontraba su tribu... por lo que me propuse como objetivo 4 cosas:

La primera era proteger a cualquier digimon que estuviera en peligro,la otra, poder conocer la tribu de Melek y completar al 100% mi sentido de la vida. Pues desconocía muchas cosas de este mundo, pero para mi suerte, ya estaba acostumbrada a la peor parte. Perder o no a mi madre me volvió mas dura y mas pacifica, como si espiritualmente, hubiera refrescado mi alma y purificado por todos esos años de odio y maldad que había experimentado por todos aquellos monstruos de esa maldita isla. De no ser por su ayuda, probablemente estaria muerta y no estaría contando todo esto, por eso lo mencione al principio. La vida puede ser un infierno o un paraiso y todo depende de como sea uno consigo mismo y con el resto.

La tercera era conocer mi pasado, que sucedio con mi antigua tamer despues de ese incidente en el mundo humano, posiblemente ya este adulta y tenga una familia, o este soltera, quien sabe, pero queria verla nuevamente sin entrometerme en su vida, ya que, de lo contrario, la volveria a meter en peligro a este mundo lleno de locos.

Y la ultima y la mas importante para mi, mas que cualquier otra cosa, ser como Melek, como Renamon, la admiraba demasiado, era mi modelo de vida y el ser mas preciado para mi, me confio su bien mas preciado que es su bufanda y su vida para darme la oportunidad de seguir con mi destino, eso es algo que lo tenia muy en cuenta, como si la vida misma te regresara el favor, asi como salve a mi tamer, una Renamon termino salvándome de una muerte aterradora y cruel. Lo que das por la vida, la vida misma te lo regresa.

Cuando llegue a tierra, pude ver un enorme desierto, la balsa se habia destruido cuando choco con una roca, desate la bufanda de la punta del tronco y me la coloque alrededor mio... despues de eso, descanse, comi, dormi y espere el amanecer, mi aventura habia comenzado... no seria nada fácil, pero con todo lo que he aprendido, se que lo voy a superar... si lees esto y deseas conocerme, solo buscame y me encontraras, la vida misma te guiara...

Gracias Renamon... mi amiga, mi madre... mi salvadora... dedicado con amor hacia ti y toda tu tribu.

Otros datos.

Como cualquier digimon, Sasha suele tener fobias y gustos, mas aun debido a su cruel pasado.

Fecha de nacimiento: No sabe el día, pero su huevo eclosionó en una isla invernal.

Signo del zodíaco: Geminis

Religion: La Diosa lunar o la diosa de la luna (Religion de los Renamons)

Color favorito: El rojo, ya que representa el color del su bufanda y el sacrificio de su madre.

Lo que le gusta: Lo que quizás sea el mayor gusto de Sasha y su mayor orgullo, es la bufanda roja con el simbolo del yin yang que le heredero su madre "Melek", una Renamon.
- Le fascina las historias y relatos de otros digimons.
- Le agrada viajar por lugares pacíficos
- Aunque le cueste mucho relacionarse, le encanta ayudar a quienes considere como sus amigos y viceversa, es muy reservada al momento de conocer a alguien, en especial por lugares donde hay mucha vegetación y agua.
- Le gusta contar historias suyas y de otros a sus compañeros con tal de hacerles pasar un buen rato cuando no hay nada que hacer.
- Aunque es muy diplomática, a Sasha le encanta los combates amigables con otros de nivel superior, asi pierda todos, se divierte mucho ya que cada combate, para ella, es como vivir una nueva experiencia y aprender de sus errores.
- Adora mucho las frutas, en especial las manzanas y otro tipos de frutas que desconozca, le agrada mucho experimentar nuevos sabores.
- Lo que mas adora de su vida actual, es proteger a los suyos y a los que sufren acoso por parte de otros, cuando logra cumplir con esa meta, siente una satisfacción gloriosa, la de ayudar al resto sin pedir nada a cambio ni tener ninguna fama. Todo lo hace por voluntad propia y devoción pura.

Disgustos: Detesta presenciar discusiones ajenas en su camino o de sus amigos, por lo que opta por hacerse a un lado para evitar escuchar todo tipo de palabras soeces y muy duras.
- No le gusta que la presionen a comer algo que es dificil de comer para ella. Se lo puede comer, pero no le gusta que la obliguen.
- Pasa algunas veces, pero odia no poder ayudar a otros debido a la diferencia de nivel y poder. Por lo que siempre esta entrenando las enseñanzas de sus madres con los combates amistosos y en solitario. Si llega a perder, tiende a deprimirse.
-  No le gusta ver morir a sus camaradas, puede presenciar sus muertes con naturalidad pero odia perder amistades, ya sea por accidentes, por peleas o lo peor, que lo apuñalen por la espalda.

Fobias: Le tiene miedo a los terriermones o algo parecido a ellos, debido a lo que vivió en su infancia.
- Le tiene un pavor enorme a los rios o lagunas de una enorme profundidad, ama nadar pero no en esas aguas. El mar es una excepcion a esta fobia, ya que suele viajar por balsas.
- Tiene miedo de convertirse en todo lo opuesto que le enseño su madre adoptiva, en un digimon asesino, agresivo y de dejar a un lado sus escrúpulos y valores morales.
- Probablemente la mayor fobia de Sasha sea la de asesinar por accidente a algún digimon en algún combate libre, pues a veces no mide su fuerza y puede ser muy brusca contra su oponente.

Ideales o Objetivos en su vida: Desea ser como su madre adoptiva Renamon, igual de fuerte y con un fuerte sentido de justicia y de paz interna.
- Defender al prójimo sin importar lo que digan los demás o la diferencia de poderes, lo hará sin pensarlo 2 veces.
- Desea conocer la tribu en donde su madre nació y aprender mas de las costumbre de los Renamons.
- Desea ir al mundo humano y encontrar a su antigua tamer sin ser parte de su vida y conocer el futuro que le deparara en aquel mundo. Con tal de cuidarla, hara lo posible por asegurar su bienestar

Se le da bien: Escribir historias de drama/aventura/romance y entrenar con los arboles y rocas

Lo que se le da mejor: Por lo general, es el dialogo, sabe expresarse correctamente con las palabras adecuadas para evitar conflictos o confusiones con otros digimons que sean groseros o de mal corazón.

Lo que peor se le da: Como se habia mencionado anteriormente. Le cuesta mucho socializar y esto es debido a que nunca tuvo un solo amigo en su infancia, solo a su madre adoptiva Renamon, por lo que se le dificulta las cosas al momento de entablar un lazo con alguien.

Lo que le hace reír: Terminar un buen combate con algún digimon y quedar empate, es lo que mas le hace feliz.

Hobbies: Leer, viajar, cantar la musica de los Renamons y entrenar.

Canción favorita: Sin duda, es la que Renamon le cantaba todas las noches, la anima a seguir adelante y reanima su espiritu.

Idiomas: Griego.

Codes by Kitty Sykes ☀️ 2013 SC


Un dato extra: La cancion que le cantaba Melek a Sasha es de la tribu de los Renamons y se llama " El amor de un zorro"

Puedes escucharla haciendo click en el nombre.

- La bufanda que le regalo Renamon a Sasha es esta:



Última edición por Rakan el Mar Nov 07, 2017 8:18 pm, editado 8 veces
avatar
Sasha
Digimon
Digimon

Digi Puntos : 40
Ficha : La purificación de un digimon

Relaciones : ~ Lazos de Sasha ~





Cronologia : Las memorias de Sasha

NPCs : ~ Sasha NPC'S ~


Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sin Informacion

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de una Renamon: Sasha (Ficha)

Mensaje por Roku Ginshô el Sáb Oct 28, 2017 3:01 am

Ficha aprobada


No obstante, un par de notas:


-Onrol, una Renamon no podría acabar con un Tururiemon (ya que este está un nivel por encima).


-No todos los digimons guardan memorias de sus vidas pasadas (aunque tanto Renamon como Tsunomon pueden, solo que lo normal es que, por el trauma de la muerte, no guarden recuerdos). Esto es para que se sepa que "no todos los digis lo tienen".


-En el digimundo se traducen las conversaciones (y por eso da igual la procedencia del pj, se va a entender con todos). Esto es por el hecho de que prácticamente todos usan el japonés o el inglés, cosa que no repercute en la selección de lenguas a usar. Eso s´, el digimoji SOLO existe como escritura.


Y tras esto, vendría que hicieras los registros, pero siendo un digimon solo debes colocar la línea y la ficha en el perfil... Y ya.
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 927
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de una Renamon: Sasha (Ficha)

Mensaje por Sasha el Sáb Oct 28, 2017 3:58 am

Nota: Ya solucione todos los errores que me indicaste Roku, todo con el fin de tener una historia implacable y sobretodo que tenga sentido y coherencia. El digimon lo cambie por un Gabumon. Y respecto a los recuerdos, hice que tanto para Rakan como Renamon les sea muy dificil recordar lo sucedido en el pasado y borre aquella frase de Renamon que indicaba que "todos pueden hacerlo".

Gracias por aceptar mi ficha y hacerme ver estos errores n.n
avatar
Sasha
Digimon
Digimon

Digi Puntos : 40
Ficha : La purificación de un digimon

Relaciones : ~ Lazos de Sasha ~





Cronologia : Las memorias de Sasha

NPCs : ~ Sasha NPC'S ~


Nivel On Rol : Rookie
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sin Informacion

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de una Renamon: Sasha (Ficha)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.