Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Introduccion
Vie Dic 14, 2018 11:32 pm por Milespinas

» [Candlemon/Wizardmon/Mystimon]
Sáb Nov 24, 2018 9:54 pm por Scott Desaster

» La aventura del Apócrifo comienza
Miér Nov 07, 2018 11:12 pm por Guillem Telast

» Danger? (priv. Roku)
Mar Nov 06, 2018 2:48 am por Yuri Matsuoka

» ATLAS DE LOCALIZACIONES REALES DE DIGIMON
Mar Oct 23, 2018 5:35 pm por Pieddark

» Petición de Lineas Evolutivas
Dom Sep 30, 2018 11:59 am por Scott Desaster

» Cuenta Alternativa! [Registro]
Jue Sep 27, 2018 10:57 pm por Koh

» ¡Presentación!
Jue Sep 27, 2018 10:09 pm por Koh

» [Guilmon]
Jue Sep 27, 2018 8:35 pm por Scott Desaster


Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
6 meses despues de la ultima carrera, un BanchoLeomon reune al viejo equipo de organizacion para dar un nuevo espectaculo, pero en esta carrera, el misterioso patrocinador ha enviado a un "Aspirante a Campeon" con un extraño y unico Digivice. ¿Que es lo que sucedera a lo largo del evento y como funciona este nuevo digivice?.
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.
Staff
Scott Desaster
Tamer&Digimon
Administrador
Enviar MPVer perfil
Roku Ginshô
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil
Sigrun Vinter
Tamer&Digimon
Moderadora
Enviar MPVer perfil
Fuji Raikomaru
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil



Los posteadores más activos del mes
Guillem Telast
 
Raven Excel
 
Milespinas
 

Mejores posteadores
Scott Desaster (2239)
 
cadejo (2039)
 
Roku Ginshô (1249)
 
Fuji Raikomaru (1033)
 
Sigrun Vinter (1013)
 
Kurai (909)
 
Diana S. Bennet (844)
 
Ed Elric (640)
 
Ralian (621)
 
Luna Kobayashi (589)
 




Crear foro
Creditos
-Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.
-Imagenes realizadas por Runari Wildy
y Sigrun Vinter

ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Roku Ginshô el Sáb Mar 17, 2018 1:05 pm

Danzando con parsimonia descendente, el paso del tiempo parecía detenerse unos segundos, solo hasta que aquellos gránulos le recordasen la caída de las primeras nieves. Se acercaba el invierno, y con él, las festividades que empezaron a surgir con el cambio de estación. No podía olvidar el accidente que condicionó su vida, acaecido en esas fechas, pero tampoco quería olvidar esas palabras. Una invitación a pasar las fiestas, con Sigrun. ¿Dejar que el trauma, avivado en esa temporada, le impidiese estar con su cisne? Jamás.

No podía ensimismarse en sus miedos, tenía mucho trabajo por delante. Causar una buena impresión, tanto a la valquiria como a su familia, era importante, sí, pues sería la primera vez que se verían. Además, también eran las primeras Navidades que pasaba con Sven, cuyo interés por los juguetes y regalos era... Nulo. Ignoraba la publicidad y prestaba un absoluto desinterés en adornos o tradiciones, como si nadie hubiera manifestado ningún interés en explicarle las tradiciones y alegrías surgidas del cambio estacional.

Roku había cometido muchos errores, y aún no sentía haber pagado sus deudas. Era responsable de muchas pérdidas y daños, había mentido, estafado, asesinado, y otros tantos crímenes que no podría olvidar. Incluso a Sigrun y a Sven no les había revelado toda la verdad, y eso profundizaba más sus heridas. No quería seguir viviendo así, ni mucho menos asumir que ese era “él”, que esos rasgos eras lo que le definían. De veras quería ser mejor, a ojos de los demás, sí, y también de las personas que apreciaba y quería. Incluso, aunque fuera un deseo egoísta, quería verse como alguien mejor.

Era un primer paso estúpido, muchos pensarían así, y pese a todo, fue el que dió. Aún imperfecto, siguió golpeando, ignorando el cansancio y el dolor, cuando aún estaba candente. Lo sumergía en el fuego, repitiendo, moldeando la forma, doblegándola. La forma, ya definida, era sumergida en el agua, del calor al frío, ganando resistencia. Comprobaba la pieza, buscando impurezas, y volvía al trabajo. Le gustaba pensar que su alma, su identidad, era algo tan mundano como un pedazo de metal, algo que pudieras mejorar con tu propio esfuerzo, sabiendo cuándo recibir golpes, cuándo buscar el calor de los tuyos, o cuándo ahondar en tus pensamientos, profundizando en tu ser. Sí, le gustaba pensar que cada pieza forjada era un reflejo de sí mismo, como piezas del puzzle que componía a Roku. Y que cada fragmento podía ser mejorado, convirtiéndose en un orgullo, un legado.

No era mucho, pero quería que cada regalo fuera algo suyo, sin depender de productos de lujo caros o pretensiones banales tales como ropa, entradas a festivales o cualquier fruslería que delegara en otros. Aunque el resultado fuera más tosco y primitivo, al menos podría afirmar que esos regalos eran “suyos”, y no una mera compra. Expuso la pieza ante los rayos de sol, evaluando el brillo, antes de retocarla con la pulidora para acabar con las imperfecciones.


-¿No crees que es algo atípico? -la supervisora jefe de aquellos talleres, Kata, mostraba un “atípico” interés en su actividad- Es decir, los chicos no van por ahí regalando espadas a las chicas.
-No es la espada -cogió la pieza, examinando el producto final-. No puedo ir por la calle con una katana -y pese a decir esto, le rodeaban diversas piezas, que mostraban su progreso, y constituían diferentes partes de su obra-. Además, una katana es el reflejo del alma, y aún no decidí si sería más adecuado, regalarle una que exponga mi naturaleza... O una que forje interpretando la suya.
-Sigue siendo raro. Es decir, tú no eres herrero, y te has puesto a forjar como un loco -desaprobaba muchas de las hojas expuestas, así como otras forjas allí presentadas-. ¿No eras más un cerebrito? Podrías haberle dedicado, no sé, un poema.
-Claro, y a Sven, que aún aprende a leer, otro -quería ser justo con los presentes-. Siempre me han gustado los samurais y sus daishos, me crié en una familia donde los veíamos como héroes de nuestra cultura y pensamiento. Crecí con sus hazañas y prácticas -alzó una de las hojas, cogiendo la espiga-, y pese a eso, nunca me interesó su elaboración. De las katanas, digo. Pero últimamente me ocurre algo extraño: sueño con espadas.

La chica comenzó a reírse. “Soñar con espadas”, una idea tan absurda que solo podía despertar la carcajada. Sin contar la carga que tenía ese sueño según las teorías del psicoanálisis, para Roku suponían algo preocupante. Desde que activó el spirit, las almas en penas consumidas por Belphemon ocupaban sus pensamientos. Al principio oía voces, veía figuras, y se estaba volviendo loco. Se sobrepuso, quiso escuchar esas historias, saber a quién se enfrentaba y en quién se había convertido. Con Bakemono supo conservar su humanidad. El samurai le enseñó a comprender al enemigo, distinguir entre piedad, justicia y crueldad. Y con la doncella Miko, acceder al mundo-alma para conocer a los antiguos usuarios, a las víctimas, y a quienes se vincularon al demonio.

Con esta Trinidad, se sobrepuso al trauma inicial, venciendo los temores, las pesadillas, las voces... Ya no tenía dudas en imponer su voluntad, pero, desde aquello, ese sueño se hizo recurrente. Estuvo con Sigrun, y reunió valor para decir qué sentía. Su mundo interior manifestó un dragón plateado, blanco y negro, como el metal. Esa fuerza de la naturaleza resurgía en sus pensamientos, pero su color, metálico, servía de material para espadas. Cientos de espadas. Y antes de darse cuenta, ya estaba golpeando con el martillo aquellos trozos de metal. Estimaba oportuno y necesario ver como trabajaban las divisiones, y para ello, trabajar en estas era necesario. Con la Forja empezó aporreando metales y aprendiendo sobre los procedimientos, y poco tardó en ver la oportunidad de forjar su propia espada.

Pero ninguna terminaba de convencerle.

-Bueno, creo que ya lo tengo todo -desatendiendo sus obligaciones, no al punto del abandono, había dedicado los últimos días a preparar los presentes-. Igual un par de retoques finales... -ya iba disponiendo cajas y algunos envoltorios para su presentación- ¿Me falta alguno?
-Sigo defendiendo que darle ESO a una chica es RIDÍCULO -como jefa de aquel grupo, era quien falseaba la identidad de Roku, dejándolo de técnico externo, y dedicaba horas a meterse con su trabajo-. Es decir, no puede ir con eso puesto. Es superhortera.
-Ya sé que quizás no sea la mejor idea -apuntó, ya que de la duda había acabado preparando hasta tres regalos para Sigrun-, pero se me acababa el tiempo y no me decidía por uno. Ah, antes de que se me olvide -puso todos los paquetes sobre un remolque, antes de irse a preparar-. Ten, feliz Navidad.

Arrojó una caja a la chica, y sin ver su respuesta, se fue. Ella se sorprendió al abrirlo y encontrar la sorpresa: un adorno curvo, con una figura similar a una herradura, pero que servía de adorno para el cabello al poder servir de pasador. Lo curioso era la figura del semicírculo, perfilado para ser una rueda dentada similar a un engranaje. Era un bonito detalle, aunque la pieza era burda, al menos se había esforzado en imprimir un motivo típico de ella: las piezas de maquinaria. En pocos minutos, Reno, su digimon, paseó ante ella, portando en su sombrero una gruesa aguja, otro adorno para los peinados japoneses, pero en cuya puntase podía ver como pomo una flor de lis, que servía para que con sus dedos pudierar sostenerlo y reverenciar. Respectivamente, eran un kushi y un kanoko, productos que empezaron siendo símbolo de nobleza para luego convertirse en adornos folclóricos.

Ya en las duchas, Roku lavaba a Sven en una pequeña bañera. Debían ir aseados, y para ello lo cepilló a conciencia. Él se quitó el sudor de la forja y se afeitó, con la duda de si ella preferiría las frondosas barbas “a lo vikingo”. Se peinó hacia atrás y se acicaló, secando al pequeño león que protestaba por tener que ir. Roku le roció colonia, para mayor irritación del pequeño, quien no soportó ese olor tan agresivo. Viendo esto, su tutor prefirió usar un aroma más neutro, con base de plantas naturales, para perfumarse sin riesgo a pecar de pedante o presumido. Lo malo vino cuando le dijo de ponerse un suéter. La negativa siguió a la discusión, hasta que finalmente Sven acabó encerrado en aquella ropa azul oscuro con un reno estampado.

Una vez limpios, Roku se secó, preparó los últimos retoques y dispuso su ropa, comprobando una vez más los regalos, y una vez eligió el atuendo que se enfrentaría al frío noruego, ya estaba preparado para asistir al evento al que había sido invitado. Una fiesta navideña, ambientada en el antecesor nórdico de la Navidad, organizada por Sigrun en su casa. Queriendo causar una buena impresión, quiso controlar cada detalle, pero no pudo vaticinar ese problema de última hora. Cuando ya se había arreglado, y al ver si Sven estaba listo, los cinco valkirs, vestidos para el invierno y arreglados en sus respectivas formas humanas, le esperaban para acompañarle.

-... No esperarías que te dejásemos ir a una comunidad humana sin vigilancia, ¿no? -le apuntó con su único dedo libre y se rió- ¡Mirad que cara, la vena del cuello le va a explotar!
-Es cierto que va a estar vigilado por los RK -informó Forseti-. Pero es mejor que te acompañemos por si intentan algo.
-Si no nos podemos fiar de los primeros guardianes de este mundo, creo que la Navidad ya no tiene sentido y... ¡¿Eso son regalos?!

Roku apuntó con una muleta, tallada en madera, hacia Bragi. La había tallado en caso de que necesitara apoyo extra para moverse por la nieve. No le importaba la vigilancia, sí el hecho de que no sabía si a Sigrun le agradaría tener a esos cinco extraños en su fiesta. Dado que no quería llegar tarde, no puso ningún impedimento, solo la condición de que procuraran seguir el protocolo de esas festividades y, ya que no sabían si la fiesta sería exclusiva para humanos, que disimularan su condición.

-Tranquilo, nos haremos pasar por tus primos lejanos. Una coartada perfecta.

Cinco albinos rusos, eslavos o escandinavos, siendo parientes de un japonés. Podría discutir, pero para qué. Dispuso los regalos en un saco, que cerró bien, y tras una última comprobación, se fueron en tren rumbo a esa fiesta. Sven, de mal humor, prometió no hablar en público y adoptar su forma de gato, pasando todo el trayecto dormitando en el regazo de Bragi, quien se entretuvo acariciando su lomo. Cuando llegaron, los valkirs disfrutaron del gélido aire del norte, Roku no pudo aspirar tan fuerte, pero se había preparado a conciencia contra ese clima. Sven, en cambio, y pese a su pelaje, experimentó un escalofrío atroz, y salto hacia Roku (para desilusión de Bragi), y este, esperando al que les guiaría hasta la casa de Sigrun, observaba sin poder disimular el nerviosismo el horizonte, buscando a esa persona.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Sigrun Vinter el Dom Mar 25, 2018 1:59 am

Estaba nerviosa. No, nerviosa no era la palabra adecuada ¿Alterada? Tal vez esa se aproximase más. Roku iba a pasar las festividades de Yule con ella en su casa en Tynset, Noruega. Estaba decidida a que todo saliera perfecto, quería que se llevara de allí una buena impresión. Sus padres no estarían pero si su hermana Freya y su reciente compañero Kudamon. Aún así ya les había avisado y había pedido permiso para invitar a alguien para aquellas fiestas. Obtuvo el permiso, aunque es cierto que Sigrun aún no había hablado con sus padres de que, la persona a la que había invitado era algo más que un amigo. Se dijo que hablaría con ellos cuando encontrara el momento. Su hermana ya sabía que “Seimei”, era alguien a quien le gustaba Sigrun, pero prometió no decir nada. A cambio de un sobre de cartas de Digimon.

Por supuesto, no iban a ser ellos tres los únicos, Ulforce y Draco también estarían allí solo que ellos, a diferencia de Kudamon, había decido optar por disfraces humanos para pasar inadvertidos. El pequeño digimon había optado por una apariencia de niño de unos diez años, de pelo corto y rubio y de ojos verdes. Era perfecto para hacerse pasar por primo de Sigrun por Tynset. Ulforce en cambio no quiso usar esa excusa. Según él, el rubio no le quedaría bien, por lo que al final decidió conservar el azul para su pelo aunque más oscuro, con una apariencia de adulto joven, alto y bien en forma. Una persona de la que cualquiera diría que practica algún deporte a menudo.

Ulforce se sentó en un sillón del salón mientras admiraba el buen trabajo que habían hecho con la decoración y la mesa. Cualquier rincón evocaba a Yule. Había un árbol de unos dos metros de altura, decorado con luces blancas y colgantes de runas de madera. Entre otras decoraciones, destacaba el centro de mesa que era básicamente un pequeño tronco decorado con velas.

Todo estaba listo, pero Sigrun aún seguía en la cocina dando los últimos retoques al pollo asado. Freya y Draco jugaban en el salón a las cartas de digimon mientras Kudamon observaba las estrategias de cada uno. Ulforce se había acomodado en el sillón acariciando la cabeza de Maya que se había acercado a él.

Cuando por fin Sigrun salió de la cocina, ya lo hizo con el vestido que iba a llevar. Un vestido azul con detalles plateados que le llegaba por las rodillas. No había problema con llevar esa ropa ya que la casa estaba bien acondicionada para el duro invierno, no pasaría nada de frío. El pelo lo llevaba suelto pero dos trenzas lo decoraban como si de una corona se tratase, uniéndose en una sola en la parte de atrás.

- Deberían de estar al llegar- dijo la valquiria viendo un reloj de madera en la pared.
- Relájate, es una cena. Tampoco es para tanto- comentó Ulforce.
- ¿Cómo que no es para tanto?- contestó alterada.

Suspiró, debía relajarse y mantenerse tranquila. Estaba todo listo, las decoraciones, la mesa, la cena, los regalos. No había de qué preocuparse.

- Ulforce, ¿podrías ir a la estación a esperar a Seimei y Sven? Quiero asegurarme de que no se pierden por el camino- le pidió a lo que el digimon se levantó para ponerse una chaqueta y abrigarse bien- Y llévate a Maya. Los otros perros han salido pero ella no y quiero que camine un poco para que esté luego más relajada.

Mientras los otros canes estaban descansando en sus camas, a un lado del salón, Maya estaba correteando al lado de Ulforce. Tras ponerle la correa y él una bufanda salió fuera. El clima de Tynset era duro en invierno, pero era un lugar tranquilo más si la casa estaba situada a las afueras, lejos del ruido de los coches. Un lugar agradable para el Royal Knight, debería venir por aquí más a menudo.

Se dirigieron al centro, caminando por calles nevadas. No había mucha gente, ya que la mayoría estaría en sus casas. Aún así se podía ver alguna que otra persona dirigiéndose a casa de algún familiar. La husky estaba feliz, le encantaba corretear por la nieve y cómo no se alejaba de Ulforce este decidió soltarla de la correa. Cuando por fin llegaron a la estación, el digimon no tardó en localizar a quien él aún conocía como Seimei, puesto que Sigrun había guardado el nombre de Roku y de Mukuro. Se sorprendió al verlo acompañado de cinco personas más ¿Quiénes serían? Sigrun no esperaba tanta gente.

- ¡Ey, Seimei! – le llamó mientras se acercaba.

Maya reconoció a su amigo humano y corrió hacia él, alzándose, una vez llegó, sobre sus patas traseras y apoyando las delanteras en él. Intentando darle unos besitos perrunos mientras movía la cola e ignoraba al gato que portaba en brazos. Pero su atención pronto recayó en aquellos extraños acompañantes por lo que dejó tranquilo a Roku, y se acercó caminando a uno de ellos (Bragi), aún con la cola moviéndose y las orejas altas. Sentía curiosidad.

- No esperaba que vinieras tan acompañado – le dijo a Roku una vez llegó, pero se quedó mirando a uno de ellos, le resultaba familiar, demasiado familiar- Espera… ¿Tyr?

...

Vestido de Sigrun:

Apariencia humana (Draco) Pero con ropa de invierno:

Apariencia humana (Ulforce) pero con ropa de invierno:

Freya:

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
642

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

Cronologia :

NPCs :

Nivel On Rol :
Burst Mode/Future Mode

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]

Icono :
Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.

Rango y Unidad :
Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Rango y Unidad Digi Aliado :
Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers

Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Roku Ginshô el Dom Mar 25, 2018 5:25 am

Sacudió su guardapolvo con la diestra. Previniéndose para el frío, Roku había procurado que su atuendo se adecuara al característico clima norteño, pero procurando mantener la etiqueta que atribuía a la festividad. Una camisa pulcra, acompañada de un chaleco bicolor, rojo y negro, así como guantes gruesos de cuero, tintados del mismo color; sobre sus hombros llevaba una tela similar a un poncho, de color azabache, con el mismo tipo de tela aislante que sus pantalones, y el conjunto quedaba rematado por unas botas, de corte pesquero, y del mismo tono oscuro. Como accesorios, llevaba una pistolera blanca en la cadera, en la cual llevaba el digivice en lugar de un arma, y portaba también una muleta de madera, más tolerante al frío que las de metal o plástico.

Por su parte, cada valkir había elegido una vestimenta más acorde a sus propios gustos: Hordd se decantó por un estilo neogótico decimonónico, con un abrigo largo de amplios botones, en los cuales se había preocupado estampar el sello de los US, compartiendo esa decoración con los gemelos, y le seguía el chaleco, rematado con un pañuelo a cuello que usaba como pasador un asterisco de metal, simbolizando el lucero del alba, y completaba su conjunto con guantes y botas, manteniendo un homogéneo color azul oscuro; Forseti, por el contrario, había elegido un atuendo igualmente solemne, pero más moderno, y compartiendo abrigo, botas y guantes, privó de adornos a los ropajes, sustituyendo el pañuelo por una corbata, y una cadena a la que se unía un reloj de cuerda, además de un sombrero al que sí había añadido una flor seca a la cinta, y siendo el color elegido un escarlata profundo; Tyr rompía la estética, y prefirió llevar una chaqueta de cuero al más puro estilo motorista, con una bufanda que imitaba el pentagrama de una melodía, vaqueros azules y botas militares, llevando bajo este conjunto una simple camiseta negra con una amplia calavera, y sustituyendo los guantes por un mitón con pequeñas púas de metal; y peor era Bragi, que vestía un anorak violeta, naranja y verde, dando la impresión de que le había vomitado un unicornio, pantalones acolchados de un morado intenso, con una línea vertical verde como decoración, y botas de nieve del mismo tono verdoso, a lo que sumó unas gafas para la nieve, dando toda la impresión de ser un “guiri” que intentando seguir la moda, la destrozaba; y Verdfolnir, quien había pasado desapercibido pese a acompañarles desde el principio, vestía un impermeable de cuerpo entero, blanco, que ocultaba el resto de su idumentaria, menos la máscara de cuervo sempiterna, que se negaba a quitar aunque Bragi lo intentara.


-¿Es necesario que vaya con eso? Si quería protegerse de los gélidos vientos -cosa que comprendía, pues la brisa del lugar le estaba irritando la piel-, había otros modelos más discretos.
-La máscara no se le toca -afirmó, golpeando con los dedos la nuca de Bragi, que se quejó de esto-. No le gusta exponerse a los gérmenes, deformación profesional o manía, puedes decirle como quieras.

No fue el comportamiento más extraño de este grupo. Podía obviarse que Hordd empleara un bastón, cuyo pomo tenía la efigie de un halcón, para irse guiando por la vía pública, ya que aunque no se viera, se había molestado en cubrir sus oídos con unos tapones diseñados especialmente para limitar su oído. “No quiero escuchar cada palabra que digan esos humanos. Es una fiesta familiar, respetaré su intimidad”, dijo, por lo que ahora era un ciego más. También que Forseti mirara a cada rato el reloj, comprobando la hora y quejándose por la tardanza de sus guías. Pero que Bragi soltara un agudo grito, saltando a los brazos de Tyr cual damisela en apuros, dio lugar a una escena insólita y, por qué no decirlo, ridícula.

-¡Alejen a esa cosa de aquí! -
gesticulaba indicando que se alejara- ¡¡Fuera bicho, largo!!
-No sé de qué te quejas -dijo, soltándole sin piedad-. El perro se comió mi mano, no tus pelotas, afeminado.

Mientras seguían esta pueril discusión, Roku aprovechó para acariciar el lomo del can, pasando sus dedos por el cuello antes de centrarse en las orejas. Sven, celoso por este despliegue de atenciones, se acercó para ronronear y frotar su cuerpo contra la pierna del humano. Este se sorprendió por la inusitada manifestación de cariño, pero atribuyó el comportamiento a que, teniendo frío, buscaba su calor. Y antes de que pasara su mano restante hacia el gato, Tyr gritó, señalando a Ulforce.

-¡Y tú, pitufo piel seca, me debes pasta! -lo decía completamente en serio- ¡Perdedor!
-El otro día estuvimos jugando -explicaba Forseti adelantándose a Roku-, ya sabe, juegos de bar: dardos, cartas, pulsos... Pero en un momento, probamos el juego del cuchillo, este donde pones la mano abierta sobre la mesa, y juegas a ir clavando el cuchillo entre los huecos de las falanges a máxima velocidad. Tyr ganó.
-Pero si él no tiene una mano con la que jug...-rápidamente, llegó a la conclusión lógica- ¡¿Dejásteis que jugara clavando el cuchillo de un lado al otro del muñón?!
-Llevábamos ya varias copas de más, no estábamos para discutir, pero sí.

Podría haber alargado más su sorpresa y descontento, ya que la anécdota no les dejaba en buen lugar... Prefirió reservarse su opinión, y saludar a Ulforce con la mano. Aunque la historia le había dejado sin palabras, también quedó atónito al ver que Ulforce podía disimular su condición pasando a una forma humana.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Sigrun Vinter el Lun Abr 09, 2018 1:12 pm

Ulforce no pude evitar reírse un poco ante la reacción de Bragi al ver a Maya. Nunca se habría imaginado que un Valkyrimon tendría miedo a los perros, pero le parecía gracioso. Por suerte para él, Maya se distrajo con Seimei y dejó tranquilo a su primera “victima”. No cabía ninguna duda, eran ellos, el grupo entero había decido acompañar a Seimei, claro que no sabía por qué. El caso es que Sigrun no se esperaba que viniesen invitados de más y no sabía si le haría mucha gracia. Ella sólo había contado con Seimei y Sven y, aunque había preparado comida de más, habría que volver a colocar la mesa, seguramente abrirla para que pudiesen sentarse todos. Pero mientras pensaba en cómo se tomaría la anfitriona este aumento de invitados, le dio un ligero tic en el ojo al escuchar cómo le llamaba Tyr.

- ¿Cómo me llamaste? Ja, yo no te debo nada. Clavar el cuchillo en solo dos puntos, de un lado a otro es mucho más fácil que ir entre el hueco de cada dedo- explicó mientras trataba de calmarse, encogiendo los hombros- Yo lo hice como toca, así que gané.

Nunca se había molestado en saber de los Valkyr más de lo que había en los informes, pero desde aquella noche de copas Tyr empezaba a caerle bien. Quién sabe, puede que, a pesar de las discusiones de quien había ganado o quién debía dinero a quien, acabaran por ser amigos. Viendo que Forseti parecía estar impaciente decidió que ya era hora de moverse, aunque supuso que Tyr no daría por terminada aquella discusión.

- En fin, dejemos la discusión de quién perdió para más tarde – dijo empezando a caminar- Con lo que lleva Sigrun haciendo la cena nos matará si tardamos mucho.

Maya parecía estar bastante contenta. Mientras caminaban, correteó de un lado a otro, moviendo la cola y ladrando de vez en cuando. Cuando empezaron a alejarse del centro de Tynset e incluso se revolcó por la nieve que había fuera del camino. Tuvo varios intentos de acercarse a Bragi pero Ulforce estaba atento y le silbaba para llamarla cuando veía que se acercaba demasiado. Aunque tenía una seria duda, ya había visto su reacción con un solo perro ¿qué pasaría cuando se encontrase de cara con cinco más? ¿Debería preocuparse? El caballero decidió acercarse a Seimei y caminar a su paso, asegurándose de que Bragi estaba lo suficiente lejos como para no escucharle.

- Oye ¿Tu sabías lo de ese miedo a los perros? – le preguntó en voz baja- Lo digo porque… Bueno, ya sabes. Maya no arrastra un trineo sola.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
642

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

Cronologia :

NPCs :

Nivel On Rol :
Burst Mode/Future Mode

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]

Icono :
Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.

Rango y Unidad :
Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Rango y Unidad Digi Aliado :
Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers

Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Roku Ginshô el Dom Abr 15, 2018 12:24 am

No daba crédito a la situación. Ya le costaba imaginarse a semejante grupo de Megas, el equivalente a los semidioses en la literatura humana, entregados al juego y al alcohol sin mesura alguna. Aunque luego recordaba los escarceos amorosos de Jasón y Hércules, con suicidios incluidos, o yendo a su propia cultura, en la cual existían múltiples historias donde Susanoo participaba en múltiples problemas, en varias ocasiones por encontrarse ebrio. No era excusable, por supuesto, pero era mejor no generar discusiones en un día como el señalado. A él le daba igual que se apuntaran para tenerlo vigilado, siempre y cuando pudiera verla a ella. Claro que hubiera disfrutado de una mayor intimidad, cosa que no podría ser. Al menos, tendría algo parecido a una familia en esas fechas.

Lo que le sorprendió era ver lo animada que estaba Maya, quien mantenía una actitud juguetona, llegando incluso a revolcarse por la nieve. Más extraordinario era notar el lomo de Sven, en su forma felina, próximo a su pierna. ¿Tendría frío? El pelaje debería proporcionarle abrigo (y nunca mejor dicho) para soportar el inclemente frío, además del jersey colocado a la fuerza. No entendía esta reacción, claro que por su cabeza pasaban otras preocupaciones.


-Te he llamado lo que eres, lagartija azulada -se acariciaba el muñón, apartando la escarcha que se iba depositando en las aristas de un metal desgastado por el tiempo-. Cada uno tiene su fisionomía, un Greymon tiene tres dedos. ¿Insinúas que por tener esta tara no puedo jugar? No sabía que la R de vuestro título venía de “Racista”.

Pero tuvo que callar. El humano lo fulminaba con la mirada, transmitiendo sin murmurar vocablo alguno que no era momento ni lugar para empezar una disputa. A diferencia de sus hermanos, restringidos a proceder por un férreo código de honor, vinculado al hermanamiento de las armas que  impedía dar la espalda a un compañero, Roku no tenía problema alguno en iniciar una confrontación física, aunque a esta se sumaran el resto de los valkirs. Y aunque Tyr era un pendenciero, no era estúpido, y pese a que no dudaba de su fuerza, sabía que ese humano tendría algún truco guardado. Mejor disfrutar de una cena gratis que meterse en una disputa sin sentido, ya saldaría cuentas en privado.

-Atendiendo a tu duda -susurraba-, creo que es más rápido si te muestro algo -con la mano, indicó a Forseti que se acercara-. ¿Podrías prestarme la tablet del trabajo? -y sin nada que perder, el valkir la dispuso, buscando Roku el blog de Bragi- ¿Ves? Aquí puedes buscar datos de él. El clan ha tenido que tomar medidas por su manía de hablar de más -iba desplazando con el dedo, mostrando diferentes anécdotas-. Antes había planos de nuestras instalaciones. ¿Cómo crees que las quimeras supieron dónde atacar?

Parecía que el más joven de los valkirs arrastraba una pesada carga sobre sus hombros, siendo responsable de una de las mayores crisis experimentadas entre ambos mundos. Claro que no le culpaban, pues la existencia de esos planos y accesos se presentaba en otras fuentes. Fue el inicio de una serie de contramedidas que especializaron la seguridad, tanto en el clan como en el digimundo en general.

-No debes preocuparte por eso. He venido preparado si tiene una crisis de ansiedad, pero... ¿Sabes si falta mucho?

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Sigrun Vinter el Dom Jun 03, 2018 7:00 pm

De haberse encontrado en el Mundo Digital, seguramente Ulforce hubiese desafiado a Tyr a una batalla o a otro tipo de competición. Pero aquello era imposible. No podía retar al Valkyrimon en un lugar ni en una fecha como esa, Sigrun lo mataría y no quería verla enfadada, muchos menos habiéndose esforzado tanto para que aquella cena fuese perfecta. Así que lo dejó pasar y se centró en la tablet que Seimei le enseñaba, concretamente en el blog de Bragi. El Royal Knight empezó a ver la información mientras escuchaba al humano, se sorprendió de que el ataque de las quimeras tuviera aquél origen o, al menos que aquello ayudara a que tuviera tanto impacto. Él estuvo allí y fue testigo del horror que se vivió ese día. Bragi debía ser más fuerte de lo que aparentaba para poder sobreponerse a todo eso.

- ¿Eh? No, no falta mucho- comentó a pesar de haber estado un poco despistado- Es al final de este camino.

Su ruta les llevó hasta una casa de madera oscura con ventanas tan blancas como la nieve que lo rodeaba, por donde se podía ver luz en el interior y un pequeño porche cubría la puerta principal. Por detrás de la casa asomaban los altos árboles del bosque, a la derecha del edificio había un garaje que mantenía sus puertas cerradas. A medida que se acercaban pudieron verse con claridad en la nieve marcas de trineo saliendo y entrando por debajo de aquella puerta de garaje, y que recorrían la zona hasta perderse entre los árboles.

Casa de Sigrun (falta la nieve):

Maya, contenta por regresar, ladraba con energía y a Ulforce no le hizo falta llamar a la puerta para que esta se abriera. Quien les recibió fue el pequeño Draco con su disfraz humano. No abrió mucho la puerta, solo lo justo para asomarse él un poco, ya que no esperaban tanta gente y no sabía quiénes eran aquellas extrañas personas de más.

- Ulforce… ¿Y esta gente quién…?
- No hay de qué preocuparse. Estos tipos de aquí son amigos míos – contestó el caballero, adelantándose a la duda del pequeño.

Un poco intimidado por la presencia de tantas personas, Draco asintió y abrió del todo la puerta para dejarles pasar. Lo primero que se veía al entrar era el comedor decorado, la mesa ya con la comida y el árbol con sus parpadeantes luces. Sentada en un cómodo sillón, Freya iba guardando sus cartas de digimon y en el brazo del asiento, y observando a la gente que entraba, había un extraño hurón blanco. Kudamon no temía a Seimei, puesto que le habían dicho que ya conocía a los digimon pero ¿Y aquellos extraños? Consideró que lo más oportuno sería guardar silencio y fingir ser un animal común.

Maya, impaciente, pasó como un rayo cerca de Bragi, sin prestarle atención para entrar y dirigirse a la zona del comedor donde estaba su camita de tela. Pero otros cinco perros se acercaron a los desconocidos con actitud curiosa, queriendo saludar a los invitados.

- ¿Dónde está Sigrun, Freya? – preguntó Ulforce al entrar y darse cuenta que su tamer no estaba ahí.
- En su habitación. Se manchó el vestido cuando llevaba uno de los platos a la mesa así que se está volviendo a cambiar.- le explicó.
- Con lo que le costó elegir el que llevaba – comentó, suspirando de cansancio.

La hermanita de la valquiria, ya con las cartas guardadas en una caja, se acercó al grupo de invitados.

- Hola. Bienvenidos a casa – dijo la pequeña intentando hacer el papel de anfitriona suplente- Me llamo Freya, soy la hermana de Sigrun. ¿Y vosotros? No pensaba que vendría tanta gente.

El caballero dio una pequeña palmadita en la espalda de Draco para que también se presentara, aunque el pequeño digimon disfrazado estaba algo nervioso ante tantas personas desconocidas.

- H-hola. Soy Draco- dijo nervioso.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
642

Cuentas :

Ficha :

Relaciones :

Cronologia :

NPCs :

Nivel On Rol :
Burst Mode/Future Mode

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]

Icono :
Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.

Rango y Unidad :
Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Rango y Unidad Digi Aliado :
Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers

Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ユール (Priv. Sigrun Vinter)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.