Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Introduccion
Vie Dic 14, 2018 11:32 pm por Milespinas

» [Candlemon/Wizardmon/Mystimon]
Sáb Nov 24, 2018 9:54 pm por Scott Desaster

» La aventura del Apócrifo comienza
Miér Nov 07, 2018 11:12 pm por Guillem Telast

» Danger? (priv. Roku)
Mar Nov 06, 2018 2:48 am por Yuri Matsuoka

» ATLAS DE LOCALIZACIONES REALES DE DIGIMON
Mar Oct 23, 2018 5:35 pm por Pieddark

» Petición de Lineas Evolutivas
Dom Sep 30, 2018 11:59 am por Scott Desaster

» Cuenta Alternativa! [Registro]
Jue Sep 27, 2018 10:57 pm por Koh

» ¡Presentación!
Jue Sep 27, 2018 10:09 pm por Koh

» [Guilmon]
Jue Sep 27, 2018 8:35 pm por Scott Desaster


Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
6 meses despues de la ultima carrera, un BanchoLeomon reune al viejo equipo de organizacion para dar un nuevo espectaculo, pero en esta carrera, el misterioso patrocinador ha enviado a un "Aspirante a Campeon" con un extraño y unico Digivice. ¿Que es lo que sucedera a lo largo del evento y como funciona este nuevo digivice?.
¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Raven Excel

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.
Staff
Scott Desaster
Tamer&Digimon
Administrador
Enviar MPVer perfil
Roku Ginshô
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil
Sigrun Vinter
Tamer&Digimon
Moderadora
Enviar MPVer perfil
Fuji Raikomaru
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil



Los posteadores más activos del mes
Guillem Telast
 
Raven Excel
 
Milespinas
 

Mejores posteadores
Scott Desaster (2239)
 
cadejo (2039)
 
Roku Ginshô (1249)
 
Fuji Raikomaru (1033)
 
Sigrun Vinter (1013)
 
Kurai (909)
 
Diana S. Bennet (844)
 
Ed Elric (640)
 
Ralian (621)
 
Luna Kobayashi (589)
 




Crear foro
Creditos
-Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.
-Imagenes realizadas por Runari Wildy
y Sigrun Vinter

A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Alanna Tale el Lun Mar 19, 2018 7:32 pm

Hay días en los que es mejor no levantarse. Días en los que el sol brilla demasiado, en los que el agua está helada, en los que el aire huele a polen y hace que te pique la nariz; días en los que el té sabe a fresas y las magdalenas a cesped, en los que las flores cantan, las orugas fuman y las liebres beben. Hay días que, incluso en el digimundo, hay quien pierde la cabeza y eso lo sabe bien Rosemon, que lleva todo el día en el jardín viendo como los palmon pinaban de rojo las rosas blancas que tanto le desagradaban.

Toda la explanada que se extendía a su alrededor llevaba meses bajo su control. Había logrado que su mandato fuera más allá de la madriguera de conejo y llegase hasta detrás de ese castillo que había logrado montar en poco tiempo con la ayuda inestimable de su querido consejero, Libramon, el digimon más inteligente, adorable, divertido, y perfecto que Rosemon había visto nunca. Con una sonrisa, se giró hacia el interior de la estancia y volvió a sentarse en su escritorio cuando la puerta se abrió, y Libramon entró junto a una bandeja de té.

— Rosemon, le traigo el té.— Sonrió el Libramon dejando la bandeja sobre el escritorio y empezando a poner cosas en las tazas.

Rosemon había notado que lo hacía de modo que casi parecía un ritual. Primero el azucar, luego dos gotas de limón, después comenzaba a hablar con ella, un líquido ambarino que la digimon siempre había pensado que era miel, lo mezclaba todo y cuando un aroma dulzón comenzaba a llegar a su nariz, el té bloqueaba cualquier aroma que pudiera distinguir. Luego, le pasaba la taza preparada, y, mientras Rosemon salía al balcón a respirar, Libramon preparaba el otro y salía a acompañarla. Jamás había visto a Libramon preparar su propio té, pero era tan delicioso que solo quería disfrutarlo cuanto antes.

Terminó hasta la última gota y la somnolencia de siempre comenzó a asaltarla. Mareada, fue a acostarse, y vio, como cada día, salir a Libramon con una sonrisa por la puerta, antes de que se le cerrasen los ojos.

Más lejos, en la madriguera del conejo, cerca del barrando que permitía entrar al llano donde todo el caos se sucedía, un Cutemon daba vueltas y más vueltas con un reloj de bolsillo en las patitas, repitiendo una y otra vez "llega tarde, llega tarde", el humo que se elevaba desde una de las colinas más cercanas, esas que se encontraban al bajar el barranco, le decían que su "cita" no acudiría, que, en su lugar, esperaba que fuera él quien llegara. Cutemon suspiró, iba, definitivamente, a llegar tarde.


********************************************

Aquí tu nueva misión, empecemos despacito.


Normas



  • No podrás usar npj's.
  • lo típico de buena ortografía, buena expresión y demás.
  • Narra, en tu primer post, como llegas a ese lugar raro. Podrás preguntar tanto como quieras y en cualquier momento a Cutemon, será tu acompañante durante toda la misión.
  • A Cutemon sí podrás usarlo, pero preguntándome antes como serían sus reacciones.



Objetivos



  • Recopila información sobre la situación, para ello tendrás que viajar por toda la explanada y ya irás viendo con quien te encuentras.
  • Averigua que tiene a la gran mayoría de digimons, Rosemon incluida, locos.
  • Descubre al/los culpables.
  • Encuentra la cura para ese algo y repártela por el pueblo.



Pistas



  • Se oye comentar a las gentes del lugar los roqueros no son buenos que los más locos son los más cuerdos.
  • Tal vez los árboles hayan aprendido a hablar, pero para entenderlos, encuentra al gato de Chesire.



______________________



¡Gracias por el avatar y la firma, Runa! <3
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
41

Ficha :

Cronologia :

Nivel On Rol :
Rookie Spirit


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Runari Wildly el Jue Mar 22, 2018 6:32 pm

¡Adorada primavera! Época del año donde los fríos comienzan a desaparecer poco a poco, la vida vegetal florece, los pájaros regresan, la gente volvía a hacer actividades al aire libre saliendo de sus casas cual osos despertando de la internación, las mujeres volvían a depilarse las piernas y todo el mundo era feliz. Excepto si eres miembro de la familia Wildly.

Había una maldición en varios miembros de su familia la cual llegaba con cada maldita primavera y desataba los más grandes horrores, una maldición que traía narices tapadas, mucosidad, ojos lagrímenles y sentirse como un saco de boxeo el cual haba sido utilizado por el mismo Goku. En resumen, alergia al polen.  

Era normal encontrar familias las cuales cada miembro tenía una alergia a algo específico, pero tener ya varios miembros de una familia con el mismo tipo de alergia, eso simplemente una receta para sufrir un infierno de primavera. No era exactamente que todos ellos tenían la misma exacta alergia, cada uno era alérgico a diversos ponles que tenían ciertas flores, pero con las flores creciendo en todos lados en cada maldita parte de la ciudad, no había forma de escaparse a menos que se optara por vivir en una burbuja.

Así era la vida para al menos tres de los miembros de la familia Wildly, salvo por la más joven que por alguna razón no sufría de estas alergias familiares. Quizás un ente superior se apiadó de ella luego de hacer que ella tuviera la resistencia a los resfríos de una rata calva bajo las lluvias invernales o solo era alérgica al polen de una flor exótica que crecía al otro lado del mundo, eso solo lo sabría aquel ente superior que al cual le debe importar menos que un comino su vida.
Uno pensaría en este punto que sería la única de su familia que podía salir y disfrutar de la primavera, pero equivocación más grande.

Siendo la única que se había salvado de la maldición del polen, solo significaba una cosa, que era la única encargada de hacer todos los mandados que tuvieran que ver con el aire libre, los cuales en su mayoría eran salir a las tres de la mañana corriendo a una farmacia de veinticuatro horas para conseguir remedio contra la congestión, sin mencionar salir a toda prisa en busca de pañuelos.

Así que era normal que en este punto Runari se encontrara absolutamente harta de la vida en si, por lo que opto por tomarse un tiempo libre de su familia y el asunto de la primavera, lo cual consistía en huir al mundo digital en lo que su familia estaba noqueada por los antialérgicos. Una vez se aseguró de que estuvieran respirando, solo huyo con Haku al mundo digital tan lejos como podían de ese condenado infierno de pañuelos usados.

Casi llora de alegría al llegar al mundo digital, al fin podría tener un descanso de tanta locura causada por las alergias y no era para exagerar cuando toda tu familia parecía que había sido afectada por un condenado virus zombi.

-¿No podemos permanecer aquí hasta el verano?.
-Comento el dragón el cual se había visto también afectado por la maldición que se encontraba en aquella casa.

-Eso quisiera, pero posiblemente termine causando el apocalipsis si mi familia llega a salir en su estado actual y desata la pandemia por toda la ciudad.-Las alergias no funcionaban así, pero hay mucha diferencia entre el comportamiento de los muertos caminantes y de una persona sufriendo de alergias.

No llevaban ni medio minuto en el mundo digital, cuando escucharon el sonido de los arbustos moviéndose, saliendo de ahí un pequeño conejo rosado el cual llevaba un reloj de bolsillo entre sus patas, no se quedó mucho tiempo antes de que saliera corriendo hacia cualquier dirección.

Tanto Runari como Haku se quedando observando la peculiar escena, antes de los ojos del lagarto de posaran en la chica.-No.-Dijo a secas, pero ya era tarde, podía notarlo en esos ojos.

-¡Espere señor conejo!.-Y ahora Runari salió corriendo a darle caza al pequeño conejo digimon rosado que había salido a toda prisa hace unos instantes. Claro que Haku, de muy mala gana, la siguió.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
Inmigrante ilegal de Witchelny desde 2017

Digi Puntos :
257

Cuentas :

Ficha :

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Alanna Tale el Vie Mar 30, 2018 2:28 pm

La voz de la muchacha sonó con fuerza pidiéndole al animal que se detuviera, pero el conejo apretó el pañuelo que llevaba al cuello y, tras dar un vistazo a la muchacha, siguió corriendo repitiendo "tengo prisa, tengo prisa" una y otra vez, mientras bajaba la ladera. El animalito se dio de bruces con unos arbustos espesos y altos que no le permitían pasar, miró hacia la muchacha que le había pedido que esperase y comenzó a dar golpecitos con una pata en el suelo, impaciente.

— Vamos, vamos, date prisa.— gritó mientras comenzaba a escavar haciendo un agujero lo bastante grande como para poder pasar por él.

Salió por el otro lado y siguió la carrera hasta llegar junto al lago, donde una especie de pájaro y unas sardinas daban vueltas al rededor de una hoguera apagada, mientras cantaban una canción. El conejo ralentizo la marcha y se paró a mirar la extraña escena negando con la cabeza. Ciertamente estaban mojados, pero correr de poco les iba a valer, sobretodo si permanecían tan cerca del lago como para que cada x el agua los volviera a cubrir a todos. Bueno, a todos menos al digimon pájaro, que había sacado un mechero encendiendo la diminuta fogata y se dedicaba a mirarlos desde lo alto de una roca secándose con calma.

Acercándose más, podía ver que el pájaro de la hoguera era un falcomon, que con una pipa en la boca saltaba de lado a lado con un par de plumas teñidas de un verde mohoso y que los digimon que corrían no eran ni mas ni menos que otamon.

— Y este se supone que me tiene que dar la dirección...— Musitó molesto en conejo mirando el reloj.— ¡Falcomon!— llamó repetidas veces hasta que el digimon le hizo caso.
— Acercate amigo y trae contigo a la joven, ¡estáis muy mojados, tenéis que secaros!— afirmó como si tuviera la verdad absoluta.
— No hay tiempo, tenemos prisa.— Aseguró aun sin saber nada de la chiquilla — ¿dónde están los gemelos?— saltó como preparándose para salir corriendo nuevamente.
— ¿Los gemelos? ¿quienes? ¿tu lo sabes muchachita? ¿Estarán por ahí, o estarán por allá? —Bailoteó señalando diferentes direcciones con la cola. — ¿O estarán con las almejas, o estarán con las sardinas? Se aceptan teorías...— canturreo girando la cabeza con una sonrisa ladina.


*******************


Bueno bueno bueno, empieza el caos.

Señorita, le presento a Dodo, es el genio del reino, si alguien sabe algo, es él. Pídele indicaciones, pero atiende a su petición, quiere una historia, descabellada pero buena, quiere que corras bajo el agua para secarte, con eso te dará pistas, el conejo espera, y no es muy paciente, después de todo, tiene prisa. Apúrate, si no conseguís respuestas, quien sabe como acabarán esos digimons que creen que el derecho es el revés.



______________________



¡Gracias por el avatar y la firma, Runa! <3
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
41

Ficha :

Cronologia :

Nivel On Rol :
Rookie Spirit


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Runari Wildly el Miér Abr 11, 2018 12:36 am

Al parecer este conejo no se daría mucho tiempo para esperarla, así que se apresuró a seguirle el paso, con Haku detrás suyo a pesar de que muy claramente no quería tener que involucrarse, aunque si no lo hacía posiblemente la chica terminaría como un cadáver en cuestión de horas. Aunque siendo un conejo que no paraba de decir que darse prisa, podía comprender a la perfección por que Runari había salido corriendo detrás suyo, pero bien sabía que se arrepentiría a los pocos minutos de seguirla a ella.

-Ya voy espera. -Grito Runari mientras trataba de alcanzar al conejo.

-¿Por qué lo estamos siguiendo?-Buena pregunta Haku, pero es una lástima que jamás tendrás una respuesta.

Finalmente lo habían alcanzado, aunque ya se encontraba en lo profundo de un agujero, tanto ella como el digimon intercambiaron miradas unos segundos, solo pensando si harían lo obvio y saltarían por el agujero. Claro que Haku era un digimon con un buen sentido común, por lo que jamás saltaría que acababa de cavar un digimon que ni siquiera conocía, así que claramente, solo se daría la vuelta y se iría.

-3, 2,1 ¡Abajo!.-Claro que ni él se esperó ser empujado por espalda, por obviamente parte de Runar, y terminar cayendo al agujero.

Apenas si salió por el otro lado, la chica no tardo en seguirle y caer encima de el para desgracia del pobre digimon. Pero para suerte de este, no tuvo que aguantar mucho tiempo el peso de la chica, ya que prontamente se puso de pie y continuo con la pequeña persecución. No era soprpresa que no tardaran casi nada en llegar al lago, siendo recibidos por una escena que haría que cualquiera se preguntara si se golpeó la cabeza al caer, claro que Haku era el único que se preguntaba esto a sí mismo.  

Runari no tardo en acercarse al pájaro que se encontraba cerca de la hoguera, más curiosa por ver que se encontraba haciendo este, para solo encontrando fumando una pipa. ¿No era un digmon child? ¿Qué demonios hacia fumando? Simplemente no se veía bien todo esto.  

-¿Eh? ¿Yo?-Pregunto cuando el digimon ave pregunto si sabía la de ubicación de los gemelos, a lo cual obviamente no tenía idea, pero si aceptaba sugerencias...-Quizás si están con las almejas, tal vez fueron a pasear a la cima de los árboles o a practicar del coro en el fondo del mar ¡O ya se! Tal vez están jugando a las escondidas y hay que encontrarlos.

Haku solo se acercó a la chica, llegando a la simple conclusión de que ella era la que se había golpeado en la cabeza.  
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
Inmigrante ilegal de Witchelny desde 2017

Digi Puntos :
257

Cuentas :

Ficha :

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Alanna Tale el Jue Jun 07, 2018 11:13 am

El falcomon se detuvo por un instante, y la miró como si hubiera dicho la cosa más inteligente que había escuchado en su vida, tomó su pipa y comenzó a dar caladas paseando por encima de la roca, reflexionando la genialidad que acababa de oír mientras murmuraba en voz baja "escondite, escondite" una y otra y otra vez. Daba tres pasos, saltaba, giraba y, nuevamente daba tres pasos, y lo repetía mientras musitaba y se mesaba la barbilla. Abrió los ojos desmesuradamente y sonrió como debió hacerlo Pitágoras cuando gritó, por primera vez, "eureka".

— ¡Eso es niña! ¡Muy bien!— Saltó de su sitio para acercarse a la joven. — Están jugando al escondite, ¡los gemelos siempre juegan al escondite!— afirmó mientras paseaba, ya lejos del agua, y lanzaba su pipa al aire y la recogía entre aspavientos.— Esta muchacha es inteligente, si señor.

Comenzando a saltar con pasos de saltimbanqui mientras el conejo blanco resoplaba como un caballo a la espera de algo coherente. El animalillo odiaba a los que se iban por las ramas, le sacaba de quicio esperar, llegar tarde, ir contra reloj, él era puntual, él tenía que llegar siempre a tiempo, después de todo, no quería que rodaran cabezas. Dodo comenzó a saltar, volviendo a su círculo llamando a los que aun corrían para que movieran su carrera, dejando atrás el círculo para correr en linea recta de la arboleda al lago, y del lago a la arboleda, hundiéndose en la orilla cada vez que se acercaban, ¿realmente pretendían secarse así?

— Bueno, pues a qué esperáis, corred, corred, los gemelos están escondidos, practicando con el coro de flores, ¿los encontraréis? ¡Corred corred corred!— apremió dejando atrás la carrera bajo el agua para abrirles paso por unos arbustos. Mientras aun sonaba la extraña canción.

Caminando y caminando, rozando la piel con los arbustos, pisando mala hierva, deslizándose entre campanillas, había un claro, un claro donde solo había un tocón hueco tirado en el suelo en el que se escuchaban unos murmullos de risa y se veían, de vez en cuando, dejes de amarillo y negro moverse con velocidad y unas risas infantiles resonaban entre las copas de los árboles mientras unos nombres se llamaban, como jugando a "Marco Polo". "¡Tweedledum!", "¡Tweedledee!" Se oía exclamar entre carcajada y carcajada.


*******************

Primera prueba superada. Llega a ese claro y juega con los gemelos, narra como los encuentras, es primordial para poder seguir, solo entonces empezará el auténtico juego. Diviertete...

______________________



¡Gracias por el avatar y la firma, Runa! <3
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
41

Ficha :

Cronologia :

Nivel On Rol :
Rookie Spirit


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Runari Wildly el Mar Jul 03, 2018 3:55 pm

Vaya, quizás ese pequeño lapso de mal funcionamiento del sentido de la razón de Runari había logrado algo útil, eso o todos aquí les faltaba algunos tornillos en la cabeza. Fuera lo que fuera, el Falcomon solo se paseaba en la roca mientras murmuraba para sí mismo, fuera lo que fuera, solo sabía que esto no sería bueno para él y posiblemente terminaría teniendo que hacer hasta lo imposible para poder salir con vida de la situación en donde fue metido gracias a su tamer. Aunque estaba casi seguro que vio todo esto en algún lado, por alguna razón le parecía familiar, como si lo hubiera leído en uno de los tantos libros que le dio Runari para informarse y no lograba recordar cual era.  

Y como había temido, al parecer le había gustado demasiado la idea sugerida, por lo que sin duda ya estaba comenzado a lamentarse de no haber agarrado a la chica y llevado de regreso a casa por la fuerza. Aunque claro, esta inflaba el pecho con orgullo al ser llamada inteligente, pero eso no quitaba que él y el pequeño conejo se impacientaran por terminar con todo este asunto de una vez y marcharse.

Pero eso no sería tan fácil, ya que ahora debían encontrar un par de gemelos que estaban escondidos quien sabe dónde, mientras el falcomon volvía a sus extraños asuntos, por lo que no había más remedio que ponerse en marcha en contra de los arbustos picudos que se enredaban en su capa. Solo minutos después escucharon las risas y los llamados dados por lo que parecían niños, sin duda debían ser los gemelos, ahora la cuestión era dar con ellos, quizás podía rastrearlos por el olor, pero...

-¡Runari!
.-Grito la chica sacando de cualquier pensamiento al digimon mientras se echaba a correr.  

No entendía que pasaba, pero los gemelos seguían con su peculiar llamado y ahora Runari se sumaba, la cual estaba corriendo en dirección de dónde venían las voces, no entendía cómo era este juego, pero al parecer era un tipo de costumbre humana, pero solo siguió a Runari y con ella las voces.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
Inmigrante ilegal de Witchelny desde 2017

Digi Puntos :
257

Cuentas :

Ficha :

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la mierda primavera {Misión oro - Runari}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.