Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» La aventura del Apócrifo comienza
Ayer a las 2:12 pm por Astolfo

» Petición de Lineas Evolutivas
Dom Sep 30, 2018 11:59 am por Scott Desaster

» Cuenta Alternativa! [Registro]
Jue Sep 27, 2018 10:57 pm por Koh

» ¡Presentación!
Jue Sep 27, 2018 10:09 pm por Koh

» [Guilmon]
Jue Sep 27, 2018 8:35 pm por Scott Desaster

» [Keramon]
Jue Sep 27, 2018 8:35 pm por Scott Desaster

» Order and cHaoS (Samuel & Keramon ID) [en construcción]
Miér Sep 26, 2018 11:57 pm por Samuel Right

» Registro de Apariencia
Miér Sep 26, 2018 8:30 pm por Scott Desaster

» Ficha Raven
Mar Sep 25, 2018 10:49 pm por Diana S. Bennet


Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
6 meses despues de la ultima carrera, un BanchoLeomon reune al viejo equipo de organizacion para dar un nuevo espectaculo, pero en esta carrera, el misterioso patrocinador ha enviado a un "Aspirante a Campeon" con un extraño y unico Digivice. ¿Que es lo que sucedera a lo largo del evento y como funciona este nuevo digivice?.
¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.
Staff
Scott Desaster
Tamer&Digimon
Administrador
Enviar MPVer perfil
Roku Ginshô
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil
Sigrun Vinter
Tamer&Digimon
Moderadora
Enviar MPVer perfil
Fuji Raikomaru
Tamer
Moderador
Enviar MPVer perfil



Los posteadores más activos del mes
Astolfo
 
Guillem Telast
 
Raven Excel
 
Francisco ElApócrifo
 

Mejores posteadores
Scott Desaster (2238)
 
cadejo (2039)
 
Roku Ginshô (1249)
 
Fuji Raikomaru (1033)
 
Sigrun Vinter (1013)
 
Kurai (909)
 
Diana S. Bennet (844)
 
Ed Elric (640)
 
Ralian (621)
 
Luna Kobayashi (589)
 




Crear foro
Creditos
-Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.
-Imagenes realizadas por Runari Wildy
y Sigrun Vinter

ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Roku Ginshô el Sáb Jul 28, 2018 3:11 am

-Un barco.

El pequeño felino recalcó lo obvio, apuntando con su falange el armazón de la última creación US. Con ayuda de la división de Vulcanus (conformada por todos los miembros del clan que preferían destinar sus esfuerzos al desarrollo y creación en vez de lo bélico), había podido diseñar lo que constituiría el primer buque de los nuevos astilleros. La base tecnológica venía de los Traillmons, los digimons afines a la institución con la capacidad de moverse entre mundos, sin contar que su poder para colocar vías todoterreno les hacía idóneos en la tarea de llegar a cualquier lugar del digimundo. Pese a ser la elección preferida para acceder al mundo humano, generaban un problema más que evidente: no todas las ciudades y pueblos tenían una estación que disimulara la llegada de los falsos trenes. La idea venía de diversificar los accesos entre ambos mundos, a la vez que permitirían un nuevo espectro de misiones y tareas, ya fuera investigación de las aguas y sus profundidades como operaciones en las que digimons marinos atacaran embarcaciones y puertos.

Ya conocían esa amenaza, al saber que la piratería y el saqueo eran actividades delictivas que no podían controlar por la falta de medios, dejando que los digimons tuviesen cierta inmunidad al huir por las distintas aguas. Al menos, esta iniciativa reduciría la tasa delictiva al tiempo que abría otras opciones profesionales para aquellos miembros que no disponían, o no se interesaban, por la rama militar. Era justo, Roku nunca estuvo de acuerdo conque el principal sistema de defensa para el digimundo fuera la elección arbitraria de niños y adolescentes para obligarles a luchar contra amenazas en forma de monstruos varios, renunciando a metas y sueños en pos de proteger un mundo que, hasta cierto punto, les era desconocido.

Él no tenía las habilidades ni los conocimientos para armar un barco, solo propuso el proyecto, y tras evaluarse los pros y contras, comenzó su construcción. Aunque no comprendiera las operaciones matemáticas para controlar la flotabilidad, ni el trato de los materiales, se ofreció a ayudar en todo lo que pudiera. Al fin y al cabo, como usuario de spirits, sus diferentes formas le permitían ayudar en el proceso: Musyamon ayudaba a mantener los fuegos de la forja; SkullBaluchimon al tratamiento térmico usando su hielo; Asuramon disponía músculo y cuatro brazos; Pinochimon manipulaba la madera y los cables con el pensamiento; MetalSeadramon controlaba las aguas y se ocupaba de detectar fugas; y Dracumon, con su hipnosis, ayudaba a que todos creyesen que era una cuadrilla de digimons, y no las variaciones de un mismo ser.

No entendía todos los procesos, pero iba aprendiendo. Al fin y al cabo, era todo lo que podía hacer, adquirir nuevos conocimientos para contribuir con el mundo. Y en eso mismo iba a consistir la misión para estrenar el barco. Atracar en un puerto italiano para disponer de productos frescos, haciendo que los digimons conociesen más de la gastronomía y trabajo humanos, aprendiendo, al tiempo que sus tamers encontraban nuevas opciones profesionales. Los folletos que se repartieron dejaban clara la opción de residir en el lugar para aprender un oficio, mientras vigilaban la actividad de hostiles. Solo se requería dominar la habilidad para que el digimon disimulara su naturaleza, adoptando forma humana u ocultándose en el digivice.


-Sí, es un barco, y lo vamos a usar para que conozcas el mundo humano -vistiendo una camisa blanca abierta parcialmente, unos pantalones del tipo pesquero, y una chaqueta fina, iba preparado para soportar el clima mediterráneo
-. Ya sé que otras veces hemos ido, pero esta vez no vamos a dar caza a nadie. Así que adopta tu forma de gato, y disfruta de las vacaciones.
-¿Vaca... Ciones? -era la primera vez que oía esa palabra, y no conocía su concepto- ¿Debo disfrazarme como tú? ¿Me pongo barba?
-Siendo un gato, ya tienes pelaje suficiente, Sven -él sí se había dejado una, pues para el clan no era “Roku”; la identidad de Adam Odysseum era suficiente, un hombre de disciplina férrea y disciplina intachable cuyo rostro siempre iba cubierto-. En mi caso, es mejor que no me vean la cara -unas gruesas gafas de sol, un sombrero a juego con la chaqueta, y un bastón largo simulaban su disfraz: un ciego-. Y ahora... ¡Todos a bordo!

Estando en la borda, mostró la máscara de Adam a quienes iban a embarcar, dejando claro quién era ese tipo que iba junto al Spadamon, digimon que siempre se divisaba a su vera. Esperando que los voluntarios, quienes habían cumplimentado los formularios, fueran subiendo, se acercó al puesto de mando, y a plena vista de Sven, encendió su puño. No eran las llamas de Belphemon que usaba para hurgar en el digivice las distintas almas que usaba para transformarse, sino que la tonalidad era más azulada, rozando en ocasiones un tono apagado y grisaceo. El fruto de sus experimentos con el fuego que procedía de otro mundo, utilizado para alimentar los motores que servían para romper la barrera entre mundos.

-Alimentando los dispositivos con estas llamas, daremos la ilusión de emerger desde un banco de niebla. Mi poder ayudará a que los radares tengan interferencias que “obvien” nuestra llegada. Luego, solo tendré que manipularles un poco para convencer que somos un barco turista visitante.
-¿Turista? -necesitaba urgentemente un tutorial de todo aquello-¿Y a donde vamos habrá helados?
-Sí, pero no les dicen así, creo que los llaman...

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Hibiki Sanjō el Sáb Jul 28, 2018 7:36 am

Había sabido que hace no demasiado se había completado, o así parecía ser, cierto proyecto. Se trataba de un barco, o algo así, y a decir verdad, desde el momento en el cual dio a parar en los oídos del castaño fue que le llamó la atención, y que por lo mismo, había estado atento a toda noticia que tuviese alguna relación con dichosa gran embarcación. Con clara anticipación había rellenado un formulario formal, además de dejar en vista algunas de sus facultades física, pero aquello había sido por mera demostración. Aquella gran embarcación, el proyecto, venía directamente relacionado con la Union Saver, por lo que menos dificultad se le hizo el saberse dentro de los voluntarios.

Quienes participarían ya se habían definido: Yumi, Seiryu, y él mismo, Hibiki. ¿Qué era lo que había pasado con Joker?, en realidad, aunque había odiado admitirlo al principio, le traía ciertas nauseas el saberse en mar abierto, y que además, nulas habilidades e interés traía de andar disfrazándose o de hacerse el peluche como muchos Digimon solían hacer.

Observó desde abajo mientras todos los voluntarios embarcaban, más que nada por cerciorarse de que todo iba a la perfección y que nada se le había pasado a ninguno, porque claramente no habría vuelta atrás una vez zarpara el gran barco. Seiryu había adoptado su forma Baby II, aquel Koromon que se mantendría entre los brazos del castaño simulando ser un muñeco. Yumi, por otra parte, se mantendría en aquella forma gatuna en todo momento, después de todo fácil le era camuflarse al ser prácticamente similar a los felinos del mundo humano. Asintió el tamer una vez cayó en cuenta de que todo estaba listo, y como tal, se aventuró a subir a la embarcación. En lo que subió divisó a cierto hombre, uno que vestía con gafas de sol, sombrero, chaqueta y un bastón, sin embargo cierta máscara que divisó le hizo darse cuenta de quién se trataba en realidad. El nipón sonrió para sí mismo y soltó una risilla silenciosa. En el fondo se lo esperaba.

Bien, ¿están listos para unas cortas vacaciones? —dijo el tamer con una prominente sonrisa en sus labios. Se sentía bien, relajado.
¡Sí! —respondió enérgica la minina que se estiraba de pie sobre sus dos patas traseras, después de todo aún podía pasar desapercibida mientras no pisasen tierra firme.
Tengo hambre —Hibiki suspiró. Se había imaginado que el pequeño dragón diría algo de ese estilo.

Él, a diferencia de muchos de los presentes, no traía un conjunto veraniego, sino que consigo traía una camiseta roja sin mangas, una camiseta blanca con diseños negros semiabierta y una chaqueta ligera con numerosas chapas encima, algunas como representativo de la Union Saver, otros meramente decorativos, como los símbolos utilizados en los naipes: el corazón, el trébol, la pica y el diamante.

Desvió su mirada hasta cierto punto específico. Miró a aquel hombre que había diferenciado del resto apenas había subido, después de todo, ¿cómo no reconocer esa máscara?, no era sorpresa que como por costumbre fuese Adam aquel que había impulsado y seguramente había ayudado en la construcción de tal embarcación. En el pasado se lo hubiese pensado dos veces, sin embargo, esta vez no fue así, y sin problema se encaminó hasta la posición de aquel hombre que acompañado de cierto pequeño venía.

Gelattos —agregó, terminando las palabras del mayor —. Lo siento, no pude evitar escuchar su conversación —hizo una señal con la diestra, moviéndola de derecha a izquierda a modo de saludo mientras observaba por la borda —. No me sorprende verlo por aquí —murmuró el tamer en lo que llevaba ambas manos hasta sus bolsillos.

De alguna forma, Koromon se había mantenido silencio en todo instante mientras solo observaba, pues no parecía reconocer a aquellas personas. Por su parte, Yumi se abstuvo de hablar. No era su asunto.

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
Tener ojos rojos

Prueba de Rol :
¿Pa' qué?

Digi Puntos :
398

Ficha :


NPCs :

Nivel On Rol :
Mega

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom

Rango y Unidad Digi Aliado :
Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Silver Stellar el Dom Jul 29, 2018 2:31 am

-¿Y que debería de hacer contigo, medusita?

El monstruo había terminado su atracón de dulces, todos encontrados entre las alacenas y armarios donde los guardaba el chico. Silver fue hacia la improvisada cocina, donde aparte de dichos muebles, solamente había un fogón eléctrico y dos neveras montadas una encima de otra, donde una hacia la función de congelador. De ese ultimo, sacó un gelato de vainilla y, con la cucharilla de plástico, tomaban una cucharada intercalada entre ambos, dando de comer al pequeño como si fuese un bebé. Miró el reloj y se levantó del suelo, tirando el tarro vacío del postre. Tenía que salir en unos minutos, iba a ayudar en el puerto ordenar lo necesario pero no podía quedar su nuevo y goloso amigo en el apartamento.

-No te puedo dejar aquí, si la casera te encuentra igual te echa con la escoba y me caes bien, no quiero que te echen con la escoba... ¡Ya sé!

Con una gorra cubriendo su cara del inclemente sol, cargaba una bolsa de deportes amplia que, de vez en cuando sufría algún temblor desde dentro. Por mucho que había tratado de advertir al pequeño monstruo, este se divertía retozando en la bolsa. Cuando llegó a los almacenes del puerto, dejó la bolsa a un lado, puesta entre dos palés de madera contra la pared para que no se moviese.

-Capo, ¿cómo crees que va a ser el día? Llevan días sin venir muchos barcos, prefieren venir en camión las mercancías.

-No lo sé bimbo, pero mi corazón me dice que hoy si va a venir un barco, y va a ser algo grande. ¿Y qué haces ahí quieto? ¡Svelto, imbecille!

Se sobresaltó y empezó a acelerar el movimiento, moviendo palés y guardando cajas, tirando lo inservible y limpiando el sudor de su frente. Necesitaba otro gelato con urgencia. Y de sabor a limón, importante.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
3

Ficha :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Roku Ginshô el Jue Ago 02, 2018 10:57 am

Los ojos estaban abiertos, ocultos tras los vidrios aumados de las gafas, y torciendo ligeramente el cuello, compartió su asombro con su mudo asistente. Las miradas constituían toda la charla, y el mensaje estaba más que claro. Ambos miraron por encima del hombro de aquel joven, para verificar si de verdad las sospechas que tenían eran infundadas, o si tenían una base sobre la que asentar sus dudas. El falso ciego apuntó a la nuez de aquel sujeto con el bastón, no para hundir su tráquea con un golpe, sino para que sirviera para gestionar el espacio, sirviendo la vara como distancia fija para ambos. Una vez remarcó esta forzosa medida, comenzó a hablar, intentando camuflar su voz para hacerla la de Adam, un tono más grave que su voz normal:

-¿Que no pudiste evitar escucharnos? Se “oye” por accidente, pero se “escucha prestando atención. Además -ahora, apuntaba al cartel de la puerta, que indicaba “solo personal autorizado”-, la membresía al clan no te autoriza a entrar sin permiso. Para ello, debes prestar méritos a la Unión... Aunque, en esta ocasión...


PAM


El bastón impactó contra el suelo, o, para ser más exactos, se paró justo en la cola de Sven, quien al detectar una intrusión, ya había desenvainado su arma y estaba más que dispuesto a asesinar a ese intruso. Tras apuñalarlo repetidas veces, lanzaría su cuerpo al mar... O al puerto. A Sven tampoco se le daba bien deshacerse de sus “trabajos”. Era como un gato, mientras dejase claro su supremacía en el territorio, nada más le importaba. Pero, esta vez se quedaría solo en un aviso.

-Como puedes ver, el digimon tiene menos paciencia que servidor -reteniendo el impulso, le reprochaba moviendo la cabeza a los ladosv-. Pero, hacer escuchas es un mal hábito, y si quieres perdurar, o mejoras, o abandonas esa práctica -el problema que Sven quería solventar, era la falsa existencia de Adam, un problema serio, de no ser porque tenía otros medios-. Por ejemplo, esta instalación se conecta con el transformador que canaliza nuestra energía para “imitar” la capacidad de Trailmon. Si fueras un hostil, imagina el desastre de atacar, o robar, esta tecnología. Aunque... Tú usabas digisoul, ¿no? Creo que trabajaste con Sven cuando edificamos las presas.

Recordaba esa experiencia por la novedad que era ver a un tamer independiente sumarse a los intereses de los US. Siendo una experiencia inhóspita, no le costaba nada recordar a una persona “originalmente” gentil. Además, todo aquel que haya conocido a Sven y haya conservado todos los dedos merece al menos una mención. El problema radicaba en que tener que “mentir” molestaba al pequeño, pues para él tras todos sus papeles, Roku era Azazel, y antes que un tamer era el portador de ese espíritu tan concreto.

-Bueno, un polizón no llevaría tales abalorios, pero a futuro deberías identificarte. Mínimo la división a la que perteneces, eso agiliza nuestro trato -apuntó a la parte de la máquina destinada a asimilar energía y transformarla-. ¿Y si alimentas un momento los motores? Puede ser una buena forma de comprobar tus reservar, y quién sabe, a futuro quizás puedas pilotar tu propio barco.

Saliendo al exterior, comprobaba cómo les iba al resto de pasajeros, interesado especialmente en quién echaba los higadillos por la borda, quiénes apostaban por socializar, y quiénes comprobaban sus habilidades de camuflaje. Se giró para ver si Sven ya había abandonado su forma de combate, y así fue, simulando ya ser un gato. Uno con cara de mala leche.

-Vamos, no te pongas así, si hubiera escuchado algo, no costaría nada hacerle olvidar. Eso ya no supone un problema para nosotros.
-Miau -sí, estaba enojado, fingiendo que no entendía “humano”-, miaaaau.
-Vale, lo he entendido. Mejor vayamos empezando ya con las operaciones de atraque, no conviene tener más tiempo aquí a estos marineros de agua dulce.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Hibiki Sanjō el Dom Ago 12, 2018 9:28 pm

Daría otro paso más, sí, lo habría hecho de no ser por notar aquel movimiento por parte del contrario, el cual le hizo detenerse en seco, además de que, pudo sentir como la fría base de aquel bastón que traía entre manos hacía apenas contacto con su cuello, con su manzana de Adán. No pudo renegar ante lo que aquel de mayor rango había dicho, y a decir verdad, de momento no se veía en la posición ni posibilidad de hacerlo, después de todo, ¿de qué podía valerle el desafiarle en una situación como aquella?, él tenía razón, pues al final, se había terminado inmiscuyendo en territorio en el cual prácticamente no era bienvenido, o por lo menos no era así de momento. ¿Qué hacer ahora?, sencillamente retirarse?. Yumi tragó saliva y observó al mayor, recordando aquel último encuentro que habían tenido hace algo de tiempo con el encuentro con las memorias de la diosa con aquel extraño digimon de apariencia infantil pero gran poder. Por su parte, Koromon soltó un leve gruñido al notar aquella cierta hostilidad en las palabras del mismo, sin embargo, solo quedó en eso, un sonido casi gutural, irónico para alguien de su tamaño.

Había hablado y hecho suficiente, sí, quizás no había sido la mejor forma de llegar, además de que, por segunda vez se había adentrado en parajes ajenos sin tocar la puerta, mala costumbre que había tomado de querer tener una entrada sorpresiva a lugares. Daría media vuelta para solo retirarse con una media sonrisa entre sus labios, sin embargo, el golpe en seco que dio con aquel mismo bastón que antes le detenía, le hizo abrir los ojos como platos, para, tras bajar la mirada, observar como aquel leoncito albino que conocía con misma anterioridad que al mayor, parecía estar en completa disposición de asesinarle. Yumi se escondió tras las piernas del azabache, pues al final, el poder observarle a la misma altura que ella portando aquel arma entre manos había sido lo suficientemente intimidante como para hacerle retroceder de aquella forma cual gato asustadizo.

Sven —tragó un poco de saliva y soltó un largo suspiro de alivio. Había estado, demasiado cerca, y a decir verdad agradecía en demasía que Adam hubiese detenido el movimiento del pequeñajo —No me recuerda, ¿no es así? —por un momento había mantenido la esperanza de que sí lo hiciese, quizás no de la forma más amigable, pero que sí lo hiciese al fin y al cabo. Lo próximo fue oír atentamente a las palabras del supuesto anciano, cayendo en cuenta de la peligrosidad con la cual había actuado. Sí, había sido algo sumamente precipitado solo por querer continuar la frase que él había iniciado, buscando quizás, causar una buena impresión. Sí, vaya problema tenía con querer causar buenas impresiones, un claro defecto que tenía.

Tosió un par de veces, y tras tomar un poco de aire, se colocó firme y con la cabeza en alto cual soldado. No, no le agradaba mucho aquello, pero como bien había dicho él, agilizaría un poco el trato.

Hibiki Sanjō, Sub Oficial de los Swords Wisdom —terminó por decir, obviando más bien su división y pasando directamente a su sub-división en pos de ser algo más específico. Yumi por un momento había buscado el valor para actuar de igual manera que había hecho el tamer, sin embargo, y a pesar del anterior trato que había tenido con el mayor, el leoncito que le acompañaba seguía cohibiéndole un poco —¿Mi propio barco? —rió por lo bajo, pues al final, sí que le había agradado la idea de tan solo oírla, mas no podía darse el lujo de soñar tan en grande —Bien, iré ahora mismo —¿alimentar los motores?, bien, supuso que no sería un trabajo complicado. Así mismo, y con una reverencia, se retiró de aquella sala, siguiéndole su compañera por detrás, observando de reojo a los dos que allí se quedaban mientras se retiraba.

Esperaba no falta demasiado para llegar. Así, sin mayor demoro, el azabache se dirigió hacia el lugar destinado. Usaría el Digisoul para alimentar los motores. Un trabajo sencillo, o eso esperaba.

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
Tener ojos rojos

Prueba de Rol :
¿Pa' qué?

Digi Puntos :
398

Ficha :


NPCs :

Nivel On Rol :
Mega

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom

Rango y Unidad Digi Aliado :
Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Silver Stellar el Dom Ago 12, 2018 11:05 pm

Mientras el chico estaba pasando la fregona por el almacén para dar apariencia que aquel puerto fue uno de los más utilizados durante bastante tiempo hasta que, una vez que se conectó la autopista a la carretera que daba entrada al pueblo napolitano, la mercancía dejó de llegar prácticamente en barco para pasar al camión, estaba tarareando una canción popular, Tarantella Napoletana y, habiéndolo escuchado el capo, negó con la cabeza y, con la autoradio de su cabina, puso la canción a todo volumen, animando desde ahí al chico a bailar.
Y él no perdió el tiempo y, utilizando a la fregona como compañera de baile, empezó a sentir el ritmo correr por sus venas. Incluso la pequeña medusa, que estaba durmiendo hasta entonces, daba botes dentro de la bolsa firmemente cerrada por el animo que transmitía la tarantela
Poco después, la radio comenzó a sufrir interferencias, no porque la vejez le estuviese pasando factura, que también. Cuando el jefe fue al puente de mando, vio en el radar un buque que antes no aparecía. Conectó la radio al comunicador, cortando en seco la canción y haciendo que el chico volviese al trabajo luego de lanzarle de nuevo varios gritos disciplinarios.

-Buon giorno, puerto de Porto de Gabbiani, ¿que necesita? [...] ¿Así sin más? ¿Qué pasa, son un crucero o algo? [...] Unas comprobaciones, ya veo. Bueno, les puedo dar tres días para que este el barco, pero no más, va benne? Cuento con ustedes para dentro de una hora

Silver revisó la bolsa, para ver de nuevo al pequeño monstruo durmiendo. Lo acarició y volvió a cerrar la bolsa. El jefe había bajado y parecía que no cabía en si de la emoción.

-¿Va todo bien, capo? Parece que te hubiese tocado la lotería

-Calla bimbo, que al fin viene un barco. Prepáralo todo para cuando lleguen. Y luego te pago lo que te debo, pero acompáñalos por el pueblo, que estén cómodos.

-Va benne, capo. ¡Recuerde que no me olvido!

Hizo un gesto con la mano y volvió a la cabina de mando, terminando los preparativos para la llegada del barco al puerto luego de tres meses de acumular polvo.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
3

Ficha :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Ago 13, 2018 8:51 pm

Alzando una ceja, con la semblante llena de duda, no mostraba signo alguno de reconocer a ese chico, pese a que su cerebro iniciara una exhaustiva búsqueda en todas las caras y nombres que había retenido en los últimos meses. Sirviendo como compañero de diferentes personas, no se molestaba mucho en memorizar sus nombres, dado que los marcados por Azazel no se prestaban a una lóngeva vida. Había generado ese mal hábito, en el cual no se disponía a ejecutar el esfuerzo de recordar a las gentes que iba conociendo. Pese a ese defecto, estaba en el camino de ejercitar su juicio, escrutando sus experiencias con tal de saber quién era ese desconocido. La mención del digisoul simplificó la lista, y en la breve serie de nombres que ahora se presentaba en su cerebro, seleccionó aquel que consideraba más próximo:

-¿Lena... Stevens? -parecía broma, mas lo estaba diciendo en serio, y cuando se identificó, no dudo en corregirse- ¿Seguro? Stevens también hace esos cosos... Creo.

Expirando con desdén, Roku deseaba de veras que el digimon aprendiese unos hábitos mínimos, cierta educación que manifestara unos niveles básicos de empatía. Lo suficiente para que saliera de esa zona de confort asentada en sus malas experiencias pasadas. Debería tomar medidas, no tanto para regañar esa actitud, sino para enderezar esos comportamientos tan robóticos. Tras las presentaciones, dejó al chico en la sala de mandos, pues requería salir al exterior, no ya para disfrutar de la brisa marina que sería sustituida por los vientos italianos, más bien para mostrar algo.

-Sven, recuerda que la señorita Stevens es una chica, e Hibiki es un chico -si no distinguía entre sexos, a futuro acabaría siendo objeto de burla-, pero ya hablaremos de eso luego. Antes de que partiéramos, lo convoqué a él. Dime, ¿qué crees que falla en dirigir un barco entero a un pueblo donde todo el mundo habla italiano?
-Hum... -seguía disgustado por el golpe a su cola, pero lo olvidó para responder- Sven no habla ese idioma, así que supone que el resto de gente que ha embarcado, tampoco -dándose cuenta de que había picado, rectificó-... Miau.
-Y por eso, nada mejor que probar una de mis nuevas habilidades. Aún está incompleto, por eso más que una entidad física, es aún un fantasma, pero suficiente -y con el dedo apuntó a los cielos, enfocando a un ser humanoide que portaba vestimentas de yamabushi, los monjes de las montañas, dotado de alas y una calabaza de la que bebía despreocupado-. El Tengu.


Tengu


Deidad vinculada a la naturaleza y encargado de proteger el saber de los bosques. Transmitió a la humanidad el conocimiento sobre la fabricación del alcohol y el arte de la esgrima. Entre sus rasgos más representativos, se destacan sus grandes alas de ave y su cara, siempre rosada por la ingesta masiva de licor y con una característica gran nariz. Sus poderes son:

HI-El filo de la naturaleza: A través de su espada, genera grandes corrientes de viento que atacan al oponente. Estas corrientes arrastran semillas de las que brotan plantas a toda velocidad, lo que le permite rebrotar bosques en un abrir y cerrar de ojos.
SUI-Aprendiz de todo, maestro de nada: Leyendo las corrientes de aire, sus plumas pueden almacenar los conocimientos de la humanidad, nacidos de las palabras que usan en su día a día. Disparando esas plumas, puede dotar a las personas de un acceso temporal a un saber concreto, aportando solo uno por persona y con una duración no mayor a las veinticuatro horas.
TSUCHI-Yamabushi, espíritu de la montaña: El Tengu puede conectarse a la fuerza natural, transmitiendo los movimientos del bosque a su fisionomía. Puede ser ligero como el aire, pudiendo volar; elástico como los juncos, ganando agilidad; profundo como el agua, pudiendo nadar sin problemas; o robusto como las montañas, ganando un incremento de tamaño y fuerza.
GIN-Calabaza y espada: El Tengu porta una calabaza donde guarda una fuente infinita de alcohol, de la que bebe constantemente. Este líquido posee el poder de purgar a los demonios, causando grandes daños a estos. Su espada, una no-dachi bañada en él, aplica ese mismo efecto.


-Es como un digimon, pero creado por mí, aprovechando las almas que dispone el propio Azazel, y en este caso, he aprovechado el poder natural del yokai “Tengu” para asegurar que todos conozcan el idioma. Solo notarán un ligero pinchazo.
-Miau -pensaba en ejemplos de “pinchazo”, y como todo infante, asoció la idea a las inyecciones, a las que por supuesto no les tenía ninguna simpatía-. Espera, ¡¿qué?!

Y el Tengu, desperezándose, extendió sus alas, sosteniéndose en el mástil para poder apuntar a todos esos chiquillos que se movían, tanto por el vaivén del barco como por la melopea que gastaba. Entre risas, sacudió sus alas, que aportaban el conocimiento sobre el italiano, y la lluvia de proyectiles comenzó a precipitarse sobre todos, que notaron un pinchazo súbidto, como el de un mosquito. Siendo un poder imperfecto, al yokai le costó acumular fuerzas para afectar a todos, y más cuando Roku no le proveía del poder correspondiente a su etapa. La calabaza, no obstante, le ayudaba a olvidar esas nimiedades.


______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Hibiki Sanjō el Sáb Ago 18, 2018 9:44 pm

Y como tal, había dado fin a su trabajo, puesto que había logrado alimentar los motores tal y como había indicado que hiciese el pelirrojo. Por una parte, lo había hecho por ser útil, y segundo, porque en claro le había quedado el error de su sola presencia en un lugar el cual no le correspondía, tal y como era aquel sector de la gran embarcación. Hibiki soltó un largo y sonoro suspiró. El dragón en todo momento había estado sentado en una esquina a la espera de que el azabache cumpliese con su trabajo, mientras que la minina había estado pendiente de todo el procedimiento necesario para cumplir aquel cometido. Una vez la triada se retiró de aquella zona, volvió al área cercana a la proa, para así, con ya completa tranquilidad, poder observar al amplio par en los alrededores, y claramente, el área de destino que se veía ya bastante próxima.

¿Dónde vamos, Hibiki? —preguntó la gata de pelaje oscuro mientras parecía tirar del pantalón del mayor. Por su parte, Hibiki en un principio cerró los párpados y se dibujó en su expresión una ligera sonrisa. Luego, solo abrió los ojos y le miró
Italia, Yumi —oh, Italia. Honestamente, no era el país de ensueño al cual hubiera tanto deseado viajar, sin embargo, una oportunidad como esa por varias razones no la desperdiciaría por nada del mundo —Estoy seguro que este lugar te encantará —agregó.

Llevó próxima su mirada a su camarada, su gran amigo, aquel Dracomon que bastante entretenido parecía observando a duras penas hacia el mar que tenía en frente. En un movimiento torpe, echándose hacia adelante, incluso parecería que caería, y en eso, tras tragar saliva, rápidamente el tamer logró tomar de la cola al idiota dragón, tirándolo hacia atrás, haciendo de soporte también la minina en una de sus piernas. Seiryu, en aquella fina línea entre el barco y caer al mar, desesperado, comenzó a patalear y balbucear, haciéndole el trabajo más complicado al humano y a la digimon.

¡¿Quieres dejar de moverte?! —exclamó Hibiki, también un poco desesperado dado tanto movimiento y súplica por parte del dragón, para así, tras unos cuantos segundos de forcejeo más, lograr echarse hacia atrás, llevando al dragón consigo, salvándole de una súbita caída a las aguas de Italia.
Dragón idiota... —susurró Yumi en un susurro en lo que recuperaba el aliento. Realmente había estado muy cerca.
Lo siento... —el dragón, por su parte, habló apenado, pues además sí que se había se había asustado tras aquel torpe movimiento que casi le había valido un chapuzón.

El azabache, tras un largo suspiro se levantó, volviendo a dirigirse hacia el frente para observar a la tierra que cada vez se veía más cercana, observando un cartel con el nombre del puerto, sin embargo, su incomprensión del lenguaje evitó que pudiese leerlo como correspondía.

Tras eso, un extraño pinchazo en su cuello, provocó que palpase con la palma de la diestra aquella zona, pues a pesar de leve, el umbral había sido el necesario para hacerle consciente de ello. Parpadeó un par de veces, y curiosamente, tras volver a leer al cartel, pudo leerlo.

Porto de Gabbiani... —dijo en un italiano si bien no perfecto, comprensible.

Luego, al pasar de minutos varios, aún confuso tras lo sucedido, el barco llegó hasta la zona destino, deteniéndose en el lugar que correspondía, y con un ruido algo ensordecedor se dio el aviso de llegada a todos los incautos que seguían operantes en distintas zonas del barco.

Italia... —murmuró el tamer mientras observaba hacia la tierra frente a sus ojos. Finalmente se abrió aquel puente como escalera que unía el barco con el puerto mismo, y sin mayor demoro, la triada bajó, observando el panorama con algo más de cercanía.

Podía recibir un regaño por bajar antes de que las órdenes fueran dadas, sin embargo, no podía perderse una oportunidad como aquella.

______________________
Narro Hablo Pienso
Seiryū/Yumi/Jōkā




Desciende el gran dragón
la tierra llora
metálico corazón

¡Gracias Roku!


Hibiki Theme | Seiryū Theme | Yumi Theme | Jōkā Theme

That's what we are:
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Faltas :
Tener ojos rojos

Prueba de Rol :
¿Pa' qué?

Digi Puntos :
398

Ficha :


NPCs :

Nivel On Rol :
Mega

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Yumi: Beast Spirit

Jōkā: Champion

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Hibiki Sanjō Y Seiryū
Rango: Sub Oficial
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom

Rango y Unidad Digi Aliado :
Yumi Niimura
Rango: Soldado
División: Olimpo Heros
Unidad/Sub-division: Swords Wisdom

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Silver Stellar el Lun Ago 27, 2018 5:11 pm

Nada más vio la escala colocarse y a la tripulación colocarse, terminó de colocarse el cuello de la gabardina y sacó unos panfletos publicitarios del pueblo, que mezclaba tanto mar como montaña. Fue acercándose a cada tripulante y empezó a entregar los papeles. Algunos los aceptaban, otros lo rechazaban y otros sencillamente ignoraban al chico, pero indiferentemente del resultado, él sonreía para dar sensación de calidez a todos. Recogió la bolsa con la medusa que había aparecido esa mañana y, con unos chasquidos, llamó la atención de todos.

-¡Buonasera a tutti! Mi nombre es Silver y os acompañaré en una visita rápida alrededor del pueblo para que sepáis todo lo que necesitéis: Supermercados, restaurantes, tiendas... Empezaremos por aquí, por favor.

Empezó enseñando un par de restaurantes cercanos al puerto, una cantina de marineros, una pizzeria y una tasca con especialidad en las croquetas. Llegaron en poco tiempo al corazón del pueblo, una plaza con una fuente en el centro mostrando una bella figura femenina que, según explicó el platino, se trataba de la diosa de la juventud Juventas, ya que el pueblo era relativamente joven, no teniendo más de 20 años. En esa plaza, se encontraba una iglesia pequeña a la derecha y, en el centro, el ayuntamiento del pueblo.
Hacia el norte se encontraban diferentes hoteles, pisos y otras residencias, entre las que se encontraba el pequeño bloque de dos pisos donde vivía Silver. Moviendo hacia el sur, había un barrio de tiendas con fruterías y panaderías con terraza, una carnicería escondida entre una confitería de dulces tradicionales y un pequeño supermercado con todo lo que no se podría obtener en las diferentes tiendas. Pero, de entre todas ellas, destacaba una tienda sin puertas con un mostrador de cristal. El chico explicó que se trataba de la gelattería de la ciudad, la tienda que se abrió desde que se fundó el pueblo.
Volvieron al puerto y volvió a dirigirse a todas las personas:

-Si tenéis alguna duda, algo que necesitéis saber, suelo estar en la plaza, en un banco al lado de la fuente. Preguntadme lo que necesitéis, estoy aquí para ello. Grazie infinite por haber hecho el recorrido y espero que tengáis una buena tarde.

Quien no había pasado un buen paseo era el pequeño monstruo que se alojaba en la bolsa, que empezaba a sacudirse por recuperar su libertad, aunque el chico agarraba la bolsa para que no se notase tanto el movimiento mientras se dirigía a la plaza como indicó.
avatar

Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Digi Puntos :
3

Ficha :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Roku Ginshô el Miér Sep 12, 2018 2:33 am

Mientras la tripulación comenzaba a preparar el amarre a puerto, el resto de tamers ya se disponían a camuflarse como personas normales, mérito más notable en los monstruos digitales. Por su parte, Sven simplemente se había camuflado como un gato, si bien su melena delataba cierto matiz exótico. Lejos de preocuparse por esto, Roku evaluaba el estado del Tengu, aún en su forma espectral, que a su vera reanudaba su bebercio. Mientras mantuviese ese ritmo y no hiciera más esfuerzos, podría mantener la invocación, así como su efecto traductor. En cambio, le preocupaba más el claro desdén de los US por comportarse, y es que al poco de llegar al puerto, estos tiraban los panfletos publicitarios al suelo, llenando el suelo de inmundicias.

-Sven -decía, agarrando al leoncito del cuello, y apuntando con él al grupo-. Creo que deberás castigar a quienes no recojan la basura.
-¡Miau! -continuando con la broma, su maullido simulaba un aspecto amenazador, poniendo incluso mala cara y moviendo sus patitas hacia los demás- ¡Bfffff!

Arreglado esto, empezaron una visita guiada por el pueblo, y aunque el matiz cultural, ciertamente, no le importaba (dado que ya había conseguido efectuar la prueba funcional del barco), sí que hubo algo que le interesó. Con un gesto de la mano, todos se quedaron quietos, pues sabían el riesgo que suponía ser apuntados nuevamente con Sven. Tuvieron que esperar a que quien ostentaba el cargo más alto como humano en los US terminara de... Comprar croquetas.

-Reanudamos -decía, dando de comer un pedazo al leoncito que se acomodaba en su hombro, estirándose para recibir las caricias del Sol- ¿Qué, nunca habéis visto una croqueta?

No las iba a compartir. Es más, las croquetas solo eran una excusa, dado que abasteció a su yokai de alcohol. Era curioso que este, al hacerse con las botellas y botellines, les transmitiera su “invisibilidad”. Un efecto secundario de las técnicas de las que derivaba la convocación, suponía.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar

Tamer
Tamer

Faltas :
Una por cada double.

Prueba de Rol :
A

Digi Puntos :
1060

Ficha :

NPCs :

Nivel On Rol :
Ancient spirit

Nivel On Rol de los Digi Aliados :
Sven-Hyper Spirit

Icono :
Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos

Rango y Unidad :
Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Rango y Unidad Digi Aliado :
Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle

Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ゼラトとモンスターの (De gelattos y monstruos) [Priv: Hibiki y Silver]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.