Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» 七 色 (Siete colores) [Priv: Moja, Runari y Keiko]
Ayer a las 10:36 pm por Runari Wildly

» [Gaomon - Baihumon]
Ayer a las 8:02 pm por Sigrun Vinter

» Petición de Lineas Evolutivas
Ayer a las 5:47 pm por Sigrun Vinter

» Arena, músculos y divos [Misión Simon]
Ayer a las 3:20 pm por Luna Kobayashi

» Primeros tropiezos [Daiki Mori]
Ayer a las 7:30 am por Simon

» Mercado
Lun Sep 18, 2017 8:55 pm por Scott Desaster

» Petición de Inventario
Lun Sep 18, 2017 8:53 pm por Scott Desaster

» Fase de Pruebas [Priv. Silver-chan]
Lun Sep 18, 2017 7:55 pm por Silver-Chan

» Digimon Adventure Rol: Quimera Party [Evento/Capitulo]
Lun Sep 18, 2017 1:32 am por Scott Desaster


Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Rin Heavenly

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1912)
 
Roku Ginshô (984)
 
Fuji Raikomaru (936)
 
Kurai (909)
 
Sigrun Vinter (897)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (643)
 
Ralian (622)
 
Elith (546)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Mar Sep 02, 2014 4:59 am

Aquel bosque tan espeso y tranquilo en ciertas zonas era de los mejores paisajes que uno podia apreciar en el digimundo, no habia nada mejor para mi que pasar un dia entero en las planicies que se ocultaban entre la espesura de los bosques, el clima el dia de hoy era favorable, un viento fresco soplaba mientras la mañana estaba por dar comienzo

- Justo a tiempo -
dije con una leve sonrisa en mi rostro, habia cruzado aquel camino ya algunas veces en el pasado, pero tenia tiempo de no venir a este lugar, me alegré al darme cuenta de que aún recordaba aquel camino, frente a mi habia un espacio abierto de aproximadamente una hectarea, con mucho pasto, al norte podia divisarse un pequeño lago con agua que bajaba de las montañas aun mas al norte, todo majestuosamente rodeado por ese espeso bosque, me habia tomado la primera vez que vine dos dias en encontrar el camino de vuelta, ya que era facil perderse en ese lugar

- Aunque la vista vale la pena - respire hondo ese aire fresco y segui caminando, la bolsa extra que llevaba pesaba un poco, en ella iban un monton de cosas propias de un dibujante, me di un espacio en mi vida cotidiana pues ya necesitaba un respiro, ultimamente habia tenido mucho estres con cosas de mi mundo, decidi descansar en la sombra de un arbol, en un lugar donde el aire no llegaba con mucha intensidad, se sentia una pequeña brisa leve que de vez en cuando aumentaba, pero nada que fuera de peligro para mi tarea el dia de hoy

Acomode todo en su lugar, el atril y la pequeña mesita plegable que usaba para poner mis materiales, no me tomo mucho tiempo antes de comenzar, aunque aquel cielo era extraño en las mañanas reflejaba cierto amanecer muy parecido al mundo real, aunque me parecia mas una aurora boreal que duraba por espacio de unos 10 minutos antes de desaparecer y mostrar un cielo completamente azul por donde miraras, necesitaba grabarme esa imagen y avanzar lo mas que pudiera en la pintura para al final agregar los detalles

Al ver como el cielo dejaba de ser oscuro y daba paso a ese magnifico acontecimiento me prepare con mis herramientas, el paso de los años de practicas y clases a los que habia sido inscrita desde mas pequeña me hacia ser mas rapida, pronto termine aquel cielo con toques digitales y colores variados, y comence con el paisaje mas abajo, ya el cielo se habia vuelto azulado, estaba completamente concentrada, confiada en que ningun digimon agresivo rondaba por la zona, inclusive un grupo de tanemon jugaban a la orilla del lago, los cuales se veian perfectos para retratar en mi obra, no habia nada mejor que un dia tan tranquilo como este, pense felizmente
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Mar Sep 02, 2014 5:28 am

El tiempo pasaba demasiado rápido en este mundo, era eso o es -como dicen algunos- que mientras uno está entretenido o divirtiéndose el tiempo nunca se siente. Normalmente ocurría eso cuando leía por primera vez un libro que me gustaba mucho, pero después de leer lo mismo una y otra vez esa ''magia'' termina por esfumarse. Era un alivio que la magia sigue viva aún después de muchos años.

No puedo expresar con precisión en donde aparecí la primera vez que llegué a este nuevo mundo, pero para mi fortuna, poco tiempo después de haber salido de esas praderas fui encontrada por un par de flores que hablaban. Sus pétalos eran cautivadores, de un color rojo carmesí; ambas flores tenían una actitud pasiva y muy bondadosa, algo que aprecié mucho, pues después de notar que estaba perdida me ofrecieron refugio e información. La información fue bastante útil para aprenderme a ubicarme; comenzando con decir que ambas eran de una especie de ''Digital Monsters'' llamadas Floramon. El lugar en el que aparecí, si bien no tenía un nombre concreto para las damas de pétalos carmesí, afirmaron que estaba a unos cuantos kilómetros de la ''Ciudad del Inicio'', lugar que sirve para el alojamiento de huevos de Digimon -Abreviación para ''Digital Monsters''- los cuales están hechos de datos de algún antiguo monstruo difunto. Jamás me imaginé que estas fascinantes criaturas tuvieran la habilidad de renacer, era increíble, parecía que estaba en un mundo de en sueño.

El hogar de las damas flor estaba ubicado en un bosque, ''Bosque Digital'' le llamaban, tardamos un poco en llegar pero no tuve oportunidad de aburrirme o de pensar en el hambre y sueño que tenía ya que sus historias eran bastante interesantes y divertidas. Cuando llegamos, lo unico que pude ver era una gran piedra sostenida por otras dos más pequeñas pero que se encontraban bien sostenidas bajo la tierra; no pensé que ese fuese su hogar por su tan pequeño tamaño pero ambas me demostraron mi equivocación. Al acercarse un poco a esas rocas se podía ver un pasadizo formado de tierra que, al parecer, se había solidificado lo suficiente para usarla sin temor a que se desboronara; y justo debajo de ahí estaba su hogar.

He estado viviendo con las hermanas Floramon por alrededor de dos semanas y aun no he hallado información sobre el objeto que encontré el primer día, ese que fue absorbido por el dispositivo con el que desperté por primera vez en este mundo, y aunque ninguna de las hermanas tuviera idea de que se tratara, tenía el extraño sentimiento de que muy pronto la respuesta aparecería frente a mis ojos por sí sola.

Esta mañana, como todas las demás, en favor por ayudarme, decidí ir a salir a recolectar algunas frutas para la casa. No conozco muy bien el bosque, lo sé, pero los arbustos cercanas a la zona del lago siempre estaban llenas de deliciosos frutos rojos que las hermanas Floramon me enseñaron a recolectar. No pensé que nada extraño iba a suceder, después de todo había hecho esto por dos semanas, pero nunca me hubiese imaginado que justo en la misma zona donde solía recoger los frutos rojos se encontraría una chica aparentemente entretenida con algo en sus manos. No estoy acostumbrada a relacionarme con nadie, no me gusta socializar -cabe resaltar que se me da fatal hablar con extraños- y por ende no me atrevía a cruzarme en su camino.

- No, no; tengo que hacerlo. Solo... ignórala, Mary, ignórala...

Me dije en voz baja para mi misma con intención de darme valor y ánimos. Inhalé lentamente y exhalé de igual forma, dando flojos pasos hacia delante con la canasta con la que recojo las frutas sostenida en mi brazo izquierdo. Pasé, como era obvio, por delante de la chica pero ni siquiera le dirigí la mirada; no quería que hubiera ningún tipo de contacto entre ella y yo, ni siquiera un contacto visual, esperaba recoger las frutas rápido para poder irme lo antes posible.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Mar Sep 02, 2014 5:50 am

no me faltaba mucho para terminar la pintura, comence a ponerle sombras a las montañas y reflejo al lago, y empece a pensar en la comida que habia traido en la bolsa que siempre cargaba, pero de pronto algo llamo mi atencion, cerca de los tanemon vi una figura que a la distancia era como un ente blanco, no es que tuviera mucho miedo de esas cosas, menos aun despues de haber vivido en este mundo por tanto tiempo, asi que me limite a ignorarlo, seguramente era algun digimon extraño que terminaria por irse

pero aquello no termino ahi, no pude dar la ultima pincelada cuando aquella figura que me parecia cada vez mas humana comenzo a salir de entre la espesura del bosque, llevaba una especie de canasta que habia visto algunas veces en el digimundo, y al salir completamente y estar enfrente mio pude notarla

- Una chica - hablé para mi misma, estaba completamente concentrada recogiendo unos frutos que se habian acumulado en la orilla del lago, gracias al viento y los arboles, sus manos se movian rapido, y su mirada era sospechosa, le puse especial atencion a sus movimientos

miedo... desesperacion... todo en ella reflejaba prisa, ya habia visto chicos asi, claro que en mi lugar de origen aquellos que mostraban esas cualidades eran llamados presas faciles, pero que era lo que causaba aquello... segui observandola, la chica giraba a ver a los pocos tanemon que aun estaban en el lugar, habia un unico lugar al que evitaba voltear - soy yo - concluí en voz alta, el viento en mi contra hizo que mi voz no pudiera ser escuchada, ademas de que la distancia entre ambas me favorecia, aquella chica que mas bien parecia una niña por la vestimenta desperto cierto sentimiento de proteccion en mi "no deberia interesarme" pense con hastio, no era propio de mi ir buscando a quien ayudar, pero siendo tan temerosa no podria durar mucho, suspire pesadamente, a veces mi propio subconsciente terminaba por ser una molestia

Antes de que me volteara a ver o saliera corriendo al darse cuenta de que la observaba me escondi tras el arbol, activando mi digispirit de la manera mas discreta posible, termine con mi apariencia de Mikemon, con la esperanza de que no tuviera miedo a los digimons tambien, me asome lentamente para darme cuenta de que se estaba perdiendo de vista y corri tras ella, no me tomo mucho alcanzarla, claro que mantuve mi distancia para que no se diera cuenta de que era yo, tenia que asegurarme de que estuviera bien "aqui vamos de nuevo yuuki" me recrimine mentalmente mientras la perseguia a 4 patas, tenia suerte de ser un gato ya que mi agilidad se veia aumentada y mis garras no hacian ruido "¿a donde vas?" me pregunte sin perderle el rastro, mis cosas habian quedado atras, nadie las tomaria ademas de que esto era un tanto mas importante
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Mar Sep 02, 2014 10:13 pm

Intenté de hacer lo que estos días he estado haciendo igual que siempre, pero incluso yo podía sentir que mis manos se habían vuelto de la nada más torpes que de costumbre, provocando que las frutas resbalaran desde mis dedos hasta el suelo en más de una ocasión. Chasqueaba la lengua con cierto disgusto y tuve que agacharme para volverlas a tomar; todas esas frutas que llegaban a tocar el suelo por culpa de mi despiste las estuve juntando en un grupo aparte de la canasta mientras que las que iban directo del arbusto se separaban en otro grupo. Suspiré, no me sentía bien, mis manos estaban más heladas a como estoy acostumbrada pero sabía en mis adentros que esto se debía por culpa de los nervios. Me sentía observada, pero no por eso iba a dirigir mi mirada ni siquiera para comprobar, tenía que actuar que ni siquiera sabía de la presencia de esa chica.

Una vez que tomé las suficientes frutas para el día de hoy, me dirigí hacia el lago y me agaché para enjuagar en él las frutas que anteriormente había apartado de las otras, esas que sin querer cayeron al suelo, debía limpiarlas previamente para evitar posibles infecciones -Las hermanas Floramon me habían dicho que el agua de este lago tenía una habilidad de purificación; algo que definitivamente serviría en nuestro mundo-. Sin embargo, mi torpeza se hizo nuevamente presente; un par de frutillas se resbalaron de mis manos por el poder de la corriente que, aunque no fuese muy brusca ni nada parecido, seguía siendo mayor que la fuerza que aplicaba yo para tomar las frutas ''fuertemente''. Intenté no darle muchas vueltas al asunto, aunque debo admitir que en mis adentros me sentía muy frustrada por mis acciones, pero no iba a perder más tiempo. Una vez terminando de enjuagar las frutas que sobrevivieron ante mis torpes movimientos, me marché.

A pesar de haber dejado ya el lugar y, por ende, alejadome de la chica que me producía tantos nervios aún seguía sintiendo esa extraña y sobretodo incomoda sensación de ''sentirse observado''. Supuse que se trataría de un digimon, después de todo era muy extraño que en un bosque como este no hubiera alguna criatura, pero había escuchado de parte de las hermanas Floramon que esta zona del bosque era demasiado pacífica entre ellas, por ende suele estar habitada por criaturas en forma de plantas e insectos herbívoros, pero aún así no dejaba de sentir inquietud. Llegó un momento en que esa inquietud fue demasiado para mi, pues incluso la paranoia me hizo creer que se trataba de la misma chica que había intentado evitar, por lo que al final terminé dandome la vuelta para sacarme los nervios de encima.

Mis ojos se pasearon de un lado a otro, de izquierda a derecha y viceversa, pero no había ningún rastro de esa chica; en cambio, en vez de ella, había un muy lindo gatito de pelaje blanco y marrón moteado, de ojos grandes y dorados que hacían gran contraste con su pelaje. Mis nervios desaparecieron en un instante, no estaba segura si en este mundo existieran los animales que hay en el mundo, por lo que tambien había la posibilidad de un Digimon que compartía similitud con un gato. Sonreí con inocencia.

- Buenos días amigo, ¿Vives en este bosque, o estás perdido? ¿Tienes nombre? -pregunté con sus debidas pausas mientras me acercaba al felino y extendí mi mano hacia él para acariciar su cabeza, justo entre ambas orejas.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Miér Sep 03, 2014 2:46 am

ya llevaba unos minutos siguiendole el paso a aquella chica, iba concentrada en hacer el menor ruido posible, mientras la observaba mas detenidamente, llebava un vestido un tanto infantil, no sabia su edad asi que supuse que era una niña, los arboles del bosque me facilitaban mi escondite mientras avanzaba

llegamos a un punto donde habia un pequeño espacio abierto, espere detras de un arbol y cuando la chica estaba a punto de adentrarse a otra zona mas espesa corri detras de ella, pero no esperaba que parara en seco, y me detuve de improvisto, sin darme tiempo de devolverme giro su cuerpo en mi direccion, no supe que decir, pero antes de reaccionar aquella chica me hablo preguntandome si estaba perdida y acercando su mano a mi cabeza, no me negue a aquellas caricias que si bien no me agradaban tenia que soportarlas

decidi seguirle la corriente, los gatos no le asustaban en lo mas minimo, quiza asi podria hablar mas facilmente con ella, asi que apenas retiro su mano sacudi mi cabeza en negacion - Deberia preguntarte eso yo, tengo mucho tiempo de ver a un humano sin digimon - le dije con mi nueva apariencia, para averiguar cuanto sabia de los digimons - Me llamo Mikemon - estaba a punto de extender mi mano pero recorde que aquellos gatos no tenian esa costumbre, seria extraño que alguien se presentara asi, me limite a decir mi nombre y a acercarme hasta quedar cerca de ella - ¿Necesitas ayuda? - le hice un gesto con mi garra señalando sus frutas, los mikemon que habia conocido eran amables y juguetones asi que debia apegarme a su personalidad - Si gustas puedo acompañarte ¿de donde vienes? - le dije amablemente con una sonrisa, avance unos pasos a cuatro patas y gire a verla - Prometo no ser mucha molestia, solo me causan curiosidad los humanos - me rei sentandome de manera felina y espere sus respuestas moviendo la cola de vez en cuando
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Miér Sep 03, 2014 9:54 pm

Lo que pensaba de ese felino era cierto, no se trataba de un gato normal sino de un Digital Monster más, aunque puede que sea algo lógico considerando que no existen gatos con guantes -Al menos no estéticos- en la Tierra. No reaccioné extraño a esto pues me estaba acostumbrando a la idea de vivir en un mundo diferente al que conozco; y a decir verdad, no era una idea idea que me disgustara en lo absoluto. Los digimon son seres bastante agradables -al menos con los que he alcanzado a socializar; recordando la situación con los dinosaurios de gran cornamenta que me recibieron mi primer día, es obvio que tambien hay digimon que no son del todo amables-.

La duda surgió en mi cuando escuché su primera pregunta; ¿A que se debía eso de ''humanos sin digimon''? ¿Es que hay personas como yo que tengan un digimon consigo todo el tiempo? No sabía que opinar respecto a eso; es cierto que los digimon son seres agradables, divertidos y muy interesantes, pero yo estoy acostumbrada a una vida en completa soledad, y es así cómo me sentía mejor -Tal vez. Las veces que mis padres o alguien más intentaba acompañarme siempre sentí incomodidad- Aunque puede que, en un mundo desconocido como este, una compañía no se oye como una mala idea.

- Un placer conocerte, Mikemon -le dije mostrando una amigable sonrisa- Yo soy Mary. ¿Ayuda con qué?

Después de haber preguntado, seguí con la mirada la dirección a la que apuntaba el felino que, por su voz, puedo deducir que se trataba de una chica. Me parecía extraño que ella estuviese siguiéndome con la única intención de ayudarme con la canasta de frutos, era amable pero extraño; siempre me he considerado como alguien con muy poca confianza en general, tanto con las demás personas como conmigo misma, pero aunque quería cambiar esa forma de ser mía ahora que he comenzado a vivir en este nuevo mundo... Era muy difícil.

- Oh, no gracias, es muy amable de tu parte pero estoy haciendo esto para dar gracias a unas dos digimon con las que he estado viviendo, y si dejo que me ayudes siento que mi agradecimiento será algo... deshonesto.

Aunque realmente la negación sea porque no podía fiarme completamente de un extraño por más que lo intentase, lo que dije tampoco era una mentira, así que creo que tampoco esté tan mal disfrazar una verdad con otra verdad, o eso espero.

- Si la pregunta es más de fondo, creo que es algo obvio que no soy de este mundo... -respondí con un tono de voz algo bajo, inseguro, como era una respuesta obvia parecía innecesario decirlo así que quise corregirme- Aunque si te refieres a donde me he hospedado, vengo del hogar de las hermanas Floramon ¿Las conoces? Me han dado refugio todo este tiempo, por eso les estoy llevando estas frutillas como agradecimiento, no quiero sentirme como un estorbo.

Algo en mis adentros me decía que, tal vez, estaba hablando de más ante un extraño, pero sí bien no quise confiarle el favor que me hacía de cargar la canasta, al menos podía contarle un poco de mis escasos días en este mundo.

- No es molestia... -torné los ojos hacia la derecha sin mirar nada en específico; aunque no me molestara la presencia de Mikemon, no estoy tampoco muy acostumbrada a estar acompañada de alguien. Pero sé que será bueno variar ahora que quiero comenzar de nuevo- Espero no darte incomodidad; no suelo hablar mucho, así que conmigo es normal que se produzcan esos ''silencios incómodos'' y... si, eso. -me mordí el labio inferior sin mirarle a los ojos, no sabía como terminar esa frase por lo que improvisé.

Una vez que avanzamos en camino hacia la casa de Floramon, se me ocurrió que sería una buena oportunidad para preguntarle algo que las hermanas Floramon no supieron contestarme; había pocas probabilidades de que Mikemon supiera la respuesta, pero no perdía nada en intentarlo.

- Por cierto, Mikemon -llamé su atención poco después de haber detenido mi camina. Comencé a buscar algo en el bolsillo frontal que venía adherido a mi vestido- De casualidad, ¿No sabes lo que es este objeto, o para qué funciona?

De mi bolsillo saqué el dispositivo de color magenta con el que desperté la primera vez que abrí los ojos en este mundo. Desde esos momentos he sentido la curiosidad de saber para qué es o para qué servía, ya que hasta el día de hoy solo se había encendido una vez: El primer día, cuando absorbió una extraña figura de la cual tampoco conocía su función o siquiera que era. Este mundo estaba lleno de misterios.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Miér Sep 03, 2014 10:56 pm

Asi que aquella chica estaba con esas hermanas, a decir verdad habia tenido mucha suerte, eran de los digimons mas amables que me habian ayudado cuando me perdi en este bosque con anterioridad, aunque eso solo me indicaba que no sabia volver ya que se encontraba viviendo con ellas - Las conozco - le dije con una sonrisa en mi rostro, la primera vez que las habia visto yo tenia esta misma apariencia, pero a diferencia de ahora no podia deshacer mi estado de digimon asi que estaba aterrada al perderme cerca de este lugar, se habia identificado de la misma manera, y me habian dicho a donde dirigirme, aun guardaba cierta amistad con ellas - Quiza sea tiempo de visitarlas -

- No te preocupes por los silencios, me gusta estar en calma siempre que puedo - fui honesta esta vez, era de lo que mas apreciaba, la compañia silenciosa, aunque no con cualquier persona podia sentirme comoda caminando, y aun no sabia si aquella chica seria de las excepciones a la regla

despues de caminar un corto tramo Mary me detuvo preguntandome acerca de un objeto, espere pacientemente a su lado mientras veia como lo trataba de localizar de entre sus ropas lo que estaba buscando, me mostro un digivice, estaba a punto de decirle lo que era pero termine por volver a mi papel

puse cara de asombro - woow! - exclame con alegria, con ambas garras tome con cuidado aquel dispositivo, pidiendole con la mirada que lo soltara para verlo de manera mas detallada - Un digivice - le dije alternando la mirada entre ella y el objeto - se exactamente lo que es - se lo devolvi en ese instante y puse mi garra en mi menton de manera pensativa

aquella chica al parecer tenia un corto tiempo de estar en el digimundo, tanto que no sabia ni como se llamaba su dispositivo, eso nos complicaba y facilitaba ciertas cosas, ya que para tener una mas correcta explicacion tendria que volver a mi forma humana, asi que medite la manera de decirselo de forma facil

- Ese dispositivo lo llevan algunos humanos, su nombre correcto es Digivice, pero hay diferentes tipos, el nombre que usamos es D-scanner para ese aparato, eres de las humanas afortunadas, en pocas palabras te puedes transformar en uno de nosotros, ya que alberga un digispirit, que es como el alma de un digimon - hable calmadamente, queria que la noticia no le resultara tan sorpresiva - si gustas puedes sentarte, no es algo que muchos humanos puedan manejar facilmente - le señale una roca que podia servir como asiento y la dirigi hacia alla

- Los humanos ponen su mano de esta manera -
dije poniendo mi garra frente a mi en la posicion que yo acostumbraba hacerlo - despues una especie de energia irradia de sus manos, con ella forman una especie de hechizo que pasan por el aparato, asi - tome una roca del piso e hice el gesto con ambas manos - aunque no estoy muy segura de como invocar la energia por primera vez, los humanos lo hacen con tanta naturalidad cuando estan en peligro que quiza nisiquiera se dan cuenta - volvi a ponerme pensativa - no se que mas agregar, solo he de advertirte que una vez en el estado digimon a algunos les resulta dificil volver a su forma humana, asi que no estoy segura si deberias intentarlo - ya habia pasado por esa experiencia y no era nada grato viajar por este mundo con un cuerpo que no reconocias y habilidades que nunca habias imaginado tener

- Hace tiempo acompañe a un humano que tenia uno de esos aparatos - aclare antes de que preguntara, no queria que sospechara de nada - por eso se tanto de ellos, ese humano se convertia en diferentes digimons, seguramente era muy fuerte.... asi que si tienes mas dudas las respondere con gusto - termine de hablar con una sonrisa gatuna, esperando sus reacciones
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Jue Sep 04, 2014 12:23 am

Esperaba una expresión de confusión y el típico agitar de cabeza de lado a otro cuando se negaba algo, pero en lugar de eso recibí una expresión que indicaba sorpresa; no pude evitar sorprenderme también, casi al unisono en que ella exclamaba yo tragué aire de la impresión, pero me relajé al instante. Ella tomó entre sus patas el objeto, casi podría jurar que me pedía que se lo prestara, por lo que, sin pensarlo, lo hice. Lo analizó un momento mientras me decía el nombre del artefacto, tanto el general cómo el especifico. ''¿Digivice? ¿D-Scanner? ¿Que significa exactamente eso?'' El nombre no era suficiente para darme a entender de lo que trataba ese extraño aparato, pero la introducción de Mikemon no terminaba con decir los nombres.

Me sentía de igual forma que un alumno se sentiría con un profesor cuya materia impartida es de su completo interés. Mis ojos se paseaban para apreciar los movimientos que Mikemon hacía con sus manos -o patas- mientras explicaba; intentaba no perderme mucho en el tema puesto que, debo admitir, mientras intentaba explicar una cosa que satisfacía una de mis dudas siempre abría una segunda o tercera que seguía sin saciarse. Eso hacía que mi curiosidad fuese creciendo cada vez más.

Según alcanzaba a entender, este ''Digivice'' tenía la capacidad de transformar a su usuario en una criatura como ellos, mejor dicho, un ''Digital Monster'' a través de un ''Digispirit'', el cual en pocas palabras, era el alma de un digimon. Pero había algo que no entendía, ¿Qué no los Digimon al morir volvían su cuerpo datos que se transformaban en una Digitama, la cual renacería en la Ciudad del Comienzo? Eso era lo que las Hermanas Floramon me habían explicado, ¿Pero entonces como es que un Digispirit nace? ¿Acaso el alma del digimon se separa de su cuerpo -o datos-? Cada respuesta traía una nueva duda. Me dejé llevar por Mikemon, quien me había tomado de la mano para dirigirme hacia una roca que usaría como silla; apoyé la canasta en el suelo y me acomodé para seguir prestando atención a la explicación.

La siguiente lección de Mikemon fue la forma en que un humano activaba la función de su ''D-Scanner'', al parecer todo comenzaba a través de una pose en específico y de una ''energía'' que la persona activaba sobre su mano; luego explicó algo sobre situaciones de peligro, algo que no entendí muy bien después de haberme distraído mirando mi mano, imaginándome haciendo la misma pose que Mikemon imitaba para activar mi digivice. Mi atención volvió hacia la felina cuando escuché el final de una advertencia, la ultima parte de la oración ''Así que no estoy segura si deberías intentarlo''.

- ¿Ah? ¿No? -levanté la mirada hacia ella, y aunque no había prestado atención a su advertencia, tampoco me sentía con el valor de pedirle que la repitiera pues no quería hacer obvio mi despiste- Puede que tengas razón... -concluí, era una buena forma de responder a una advertencia, solo esperaba que tuviese sentido.

Era cierto que una de mis muchas dudas era la de ''¿Cómo es que Mikemon sabe tanto sobre este digivice?'' pero, para mi fortuna, ella misma la respondió al concluir su clase sobre el D-Scanner. Sonreí con cierto entusiasmo, eso era lo que me hacía sentir este tema, me entusiasmaba el hecho de que este extraño artefacto, o ''Digivice'', tuviera la peculiar habilidad de transformar a uno en un digimon.

- Has respondido a muchas de mis dudas, y te lo agradezco, aunque aún no logro entender algunas cosas... ¿Qué son los digispirit, o como son? Verás, hace unos días... ¡Mas bien! El primer día en que llegué a este mundo, mi dis- Digivice absorbió algo que encontré -me mantuve callada mientras alzaba la mirada hacia el suelo, intentando recordar algo- ...Me gustaría describirte 'eso' que absorbió, pero no recuerdo su forma -volví mi mirada hacia el D-Scanner, específicamente, hacia su pantalla- Solo recuerdo que cuando lo hice... tuve un extraño sentimiento, fue algo cómo... Mágico -al decir esto ultimo volví mi mirada hacia la suya, esta era determinante, pero en cuanto me di cuenta de esto volvió a reflejar la típica timidez de siempre- O... algo así... no sé.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Jue Sep 04, 2014 5:26 am

me agrado como aquella chica no se lo tomo mal el descubrir lo que podia hacer, aunque no supe si era por no tener conocimiento de este mundo en absoluto o por que tenia esa actitud con todas las cosas nuevas, estuvo de acuerdo con mi consejo de no transformarse inmediatamente, ya que ni yo sabia cuanto tiempo podria estar en ese estado de digimon, me agradecio la explicacion apenas termine y comenzo a decirme sus dudas, su mirada cambio repentinamente mientras describia el acontecimiento de su primer dia en el digimundo, pero asi como aparecio se fue, aquella chica si que se comportaba de manera extraña

- La verdad no tengo mucha idea acerca del origen de los digispirit, pero en una ocasion pude presenciar como un humano encontraba uno, solo se que es un objeto muy brillante, su forma es como las armaduras de ciertos digimons y tomando en cuenta lo que me dices ya hay un digispirit en tu pequeño dispositivo - le hable animada, eso era algo nuevo para mi, al parecer mi digispirit ya se encontraba ligado al Digivice cuando yo llegue a este mundo, desafortunadamente debido a la zona donde habia aparecido tuve que usarlo de inmediato, y habia durado mas de lo que recordaba como un Mikemon

- Bueno, ya basta de charlas, tenemos que apurarnos para llegar cuanto antes a ese lugar, necesito hablar con esas hermanas - le guiñe un ojo divertida, y comence a caminar en la direccion de su hogar, tenia ya mucho tiempo que no las visitaba, pero seguramente me reconocerian, despues de todo en esta zona no habia otros digimons como yo deambulando de la manera en la que yo lo hacia, mis pasos eran lentos para darle tiempo a aquella chica de levantarse y alcanzarme, al sentir que caminaba detras mio volvi a hablar - ¿alguna otra cosa que te interese saber? se que no se todo sobre ellos pero estoy para ayudar en lo que pueda - evite ofrecerle nuevamente mi ayuda para cargar esa fruta a pesar de ver que era un tanto pesada, con mis garras iba destrozando facilmente las raices y hierbas que estaban a mi alcance, al menos podria despejarle un poco el camino a aquella chica, aunque me encontraba un poco preocupada por el estado de mis cosas, esperaba que como todos los dias estuviera tranquilo y no saliera ningun digimon travieso o destructivo que amenazara mis cosas

me deshice de la idea sacudiendo un poco mi cabeza, el camino no era muy largo aunque nos topamos con algunos digimons pequeños que saludaron cordialmente, era como otra ciudad del inicio, tan tranquila y con tantos digimons bebes, esta zona en especifico era de las que menos ataques recibian, pues a pesar de haber agua y alimento la localizacion era complicada y la mayoria de digimons agresivos buscaban oponentes para enfrentarlos, aqui no encontrarian nada de eso, di un pequeño suspiro mientras movia los ultimos arbustos y entonces llegamos a donde vivian aquellas dos digimons, ambas estaban fuera de lo que era su casa, y al vernos juntas se alegraron mientras corrian a donde nos encontrabamos

- ¡Mikemon! cuanto tiempo - me dijeron abrazandome al mismo tiempo, correspondi el gesto como rara vez lo hacia - Me he topado con su huesped, asi que he pasado a saludarlas - les hable con confianza, esperando que la chica se acercara a entregarles aquello que habia ido a recoger
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Jue Sep 04, 2014 3:35 pm

Tal como lo esperaba, después de que Mikemon me hizo el amable favor de explicarme tantas cosas que hasta ahora no había logrado tener la posibilidad de conocer a alguien que supiera algo del asunto, suponía que el objeto ''Digispirit'' del que ella hablaba, aquel era capaz de albergar el 'alma' de un digimon, podía ser el mismo objeto que mi digivice logró absorber; o al menos eso fue lo que entendí ante la aventura que ella vivió junto a 'esa' persona que vivía lo mismo que yo, quizás, estaré por vivir. Miré nuevamente con ilusión a la pantalla del D-Scanner, de igual forma que un niño observaría su juguete favorito después de que sus padres le hayan hecho el favor de comprarselo después de tanto tiempo anhelado; y en ese momento en que lo miraba con tanta atención, casi podría jurar que... el Digivice se encendió.

- ¡Eh! -exclamé con sorpresa, pero el gusto me duró poco, ya que en cuestión de microsegundos el artefacto volvió a apagarse.

Intercambiaba mi mirada rápidamente desde donde estaba Mikemon hacia mi Digivice esperando que Mikemon se haya dado cuenta de lo ocurrido, tal vez sabía a que se debía eso, pero ella también parecía estar pensando en sus cosas -¿Quizás esta breve clase le hizo recordar más aventuras con su amigo?-. No quise avisarle, se le veía muy entretenida y probablemente no me creería.

Cuando volvió en sí dijo que era momento de irnos, reaccioné entonces ''¡Las hermanas Floramon!'' ¡Era cierto! Había olvidado que debía llevarles las frutillas para que pudieran preparar el desayuno; que despiste, y que vergüenza, las había estado haciendo esperar por culpa de mis retrasos. Debí haber tenido en cuenta esto, soy muy egoísta. No quise hacer perder más tiempo, sonreí de lado en respuesta al guiño que me brindaba Mikemon y me levanté de mi asiento -o roca- para ponerme en marcha hacia la casa de las Floramon en compañía de -¿Quizá?- mi nueva amiga.

- ¿Ah? No... Solo eso por el momento. Muchas gracias, Mikemon -respondí algo despistadamente al estar pensando en las hermanas Floramon y en el hambre que debían estar pasando, pero no quise dar a relucir mis preocupaciones y sonreí después de agradecer.

Había mentido. Tenía muchas dudas que me gustaría saber sobre el Digivice y el posible Digispirit que había ya absorbido, entre esas dudas estaba la advertencia que Mikemon me dijo en su momento pero no había alcanzado a escuchar por distraída, aunque esa pregunta me hubiese sido difícil de decir de todas formas; esperaba que no fuese nada malo. De cualquier manera, mentí porque no quería seguir retrasando el camino, me es un poco difícil estar concentrada en más de una situación a la vez, así que si voy a estar prestando atención a sus palabras sería catastrófico que siguiéramos caminando, seguro tropezaría o chocaría contra un árbol. Así de distraída soy.

Después de unos minutos logramos llegar a la casa de las hermanas Floramon. Me sorprendí al verlas detenidas justo a la entrada de su casa, ¿Se habrán estado preocupando por mi, porque no llegaba? No podía evitar sentirme mal por eso. Soy muy malagradecida.

Las hermanas Floramon, al vernos, reaccionaron muy emocionadas saludandonos de inmediato; incluso lograron reconocer fácilmente a Mikemon, a quien saludaron de abrazo. Se veía que las tres se llevaban muy bien, yo solo me limité a quedar de pie en cierta distancia no muy lejana pero tampoco lo suficientemente cerca como para quedar como... ¿Mal cuarto?. Una de las hermanas volteó a verme poco después de haber deshecho el abrazo y me sonrió con calidez.

- Ah, Mary, que bueno que has llegado. Mi hermana y yo estábamos comenzando a preocuparnos porque, normalmente, no sueles tardarte¡.
- Sabemos que este lugar es pacífico, pero como todo bosque guarda sus peligros, este tampoco es la excepción. ¿No pasó nada en el camino? ¿Te encuentras bien? -añadió la segunda hermana, en compañía de la primera.
- Eh... No, no, no pasó nada de nada. En medio del camino me encontré con Mikemon y ambas nos entretuvimos un poco hablando de... sus aventuras -sonreí. No es que quisiera ocultarles lo sucedido a las amables hermanas Floramon, pero estaba bajo presión por alguna razón en particular, y esa respuesta salió por sí sola.
- Ya veo~ Me alegro que la razón de la tardanza no haya sido nada malo.
- ¡Todo lo contrario! Mikemon, nos da alegría verte de nuevo.
- Ya que las frutillas están aquí, ¿Porque no te quedas a desayunar con nosotras? Íbamos a preparar uno de nuestros pasteles silvestres.

Las hermanas invitaban cordialmente a Mikemon, yo no sabía como reaccionar o que decir ante esto, así que improvisé.

- Los pasteles que hacen ellas son muy deliciosos, sería bueno que nos acompañases -comenté, sonriendo.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Vie Sep 05, 2014 6:09 am

despues de terminar de saludarnos me invitaron a comer, anteriormente habia probado sus comidas y a decir verdad eran de las mejores

- Gracias, creo que por esta vez podria quedarme mas tiempo - y es que generalmente siempre que las visitaba era con prisas, y debido a esto no me quedaba a comer, aun asi las hermanas no se quedaban conformes si no me llevaba aunque sea un poco de su comida para el camino

aquellas hermanas nos pasaron a una especie de comedor a esperar mientras ellas se encargaban de preparar la comida, nos insistieron que no les ayudaramos en el proceso, debido a que ya era suficiente molestia el haber traido los ingredientes y en mi caso el haber acompañado y protegido a aquella chica, despues de haber tomado mi respectivo asiento mire fijamente a Mary - Ahora que estamos mas tranquilas me gustaria preguntarte un par de cosas, si es que no es mucha molestia -

puse mis garras sobre la mesa mientras volvia a pensar mis palabras, no podia mantener mi identidad oculta por mucho tiempo, ya que el mentirle por un gran periodo de tiempo seria malo si se enteraba por ella misma - ¿Sabes regresar al mundo humano? - le mire seriamente, tenia que conocer la respuesta a esa pregunta antes de hablar de alguna otra cosa, yo habia tardado varios meses en volver y en cierta forma no queria que ella tuviera que pasar por eso, pero antes de escuchar su respuesta pude oir ciertos gritos desde afuera, sin perder el tiempo deje a aquella chica y sali corriendo a la superficie nuevamente

- No de nuevo tú - me queje al ver la escena frente a mi... de unos arbustos habia salido corriendo varios digimons en etapa bebe aún, y detras de ellos un digimon insecto color rojo que ya conocia, tenia que ser él - !KUWAGAMON! !TE DIJE QUE NO QUERIA VOLVERTE A VER EN ESTA ZONA DEL BOSQUE! - le grite para llamar su atencion, las hermanas floramon salieron tambien espantadas por los gritos de aquellos pequeños digimons, supuse que en cualquier momento saldria la chica tambien "tengo que alejarme de este lugar" pense mientras aquel digimon se acercaba a nuestra posicion - Hermanas, cuiden a Mary, yo regresare en un rato - comence a correr en mi forma gatuna directamente hacia el enemigo - Neko punch - ataque golpeandolo, el daño se multiplico por la velocidad que habia empleado al ir corriendo, el digimon retrocedio unos metros debido al impacto

- Tu no me das ordenes - dijo furioso atacandome - Scissor Arms! - trato de golpearme pero debido a mi tamaño y agilidad lo esquive facilmente, comence a correr observando de reojo que me estuviera siguiendo, mi idea era llevarlo varios metros lejos del lugar donde estabamos ahora, ahi podria usar mi digispirit para vencerlo de forma mas facil, corri deshaciendo el camino que habia tomado junto a la chica, debia llevarlo a esa zona despejada para poder volar con facilidad y poner la pelea a mi favor, pronto llegamos a la orilla del lago donde lo espere con ansias, me iba siguiendo el paso asi que no tardo mucho en salir

active mi digispirit nuevamente, cambiando de forma a Darcmon, esta vez lo haria entender por las malas que esa no era una zona donde pudiera estar haciendo destrozos, prepare mi espada para atacarlo - Shadow Sickle - oi a un lado mio, siendo golpeada por una onda de energia que me tiro al suelo, al girar hacia la direccion de donde venia el ataque pude ver a un Snimon a pocos metros, era una trampa que habian tendido ambos digimons, por eso no habian atacado a nadie, me regañe mentalmente por ser tan ingenua, pero debia ahuyentarlos a ambos si queria que dejaran de espantar a los digimons, me levante y antes de darles tiempo de volverme a atacar con ayuda de mis alas avance a toda velocidad hacia aquel digimon sacando mis armas, mis espadas chocaron contra sus afiladas hoces, formando una X que evito que mi ataque le diera de lleno - La pucelle - dije haciendo que de ambas espadas surgiera una onda de energia que le dio de lleno a aquel digimon insecto, haciendolo retroceder - Tai Atari - volvi a oir desde detras, el kuwagamon me tacleo  empujandome hasta hacer que me golpeara contra uno de los muchos arboles

Veia realmente dificil poder ganar esta pelea pero no terminaria de rendirme, ahora ataque a aquel Kuwagamon - Baptême d'Amour - comenzamos a chocar mis espadas contra sus fauces pero pronto otro ataque del Snimon me dio de lleno desde mi lado izquierdo, volvi a caer entre otros arboles, respirando con un poco de cansancio debido al impacto con el que me habia estrellado, si esto seguia asi no podria resistir mucho tiempo mas, volvi a ponerme de pie y tome una posicion defensiva con ambas espadas frente a mi formando una X tal como el Snimon lo habia echo
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Sáb Sep 06, 2014 4:22 am

Las hermanas Floramon se sintieron muy alegres cuando ''nuestra'' invitada, Mikemon, había accedido a permanecer a la hora de la comida; por mi parte, me hacía sentir bien que haya accedido, sobretodo si su estadía traía consigo la felicidad de las amigables hermanas Floramon quienes, después de invitarnos a pasar a la sala de estar, nos negaron la ayuda con buena intención de querer ser ellas las que nos servían; no pude negarme a eso, ya conocía bien su naturaleza altruista y sería grosero de mi parte no dejar que disfruten de su propia ayuda hacia los demás. Mikemon y yo permanecimos sentadas en la sala de estar en espera del delicioso pastel que nos prepararían.

Al principio el silencio fue algo incómodo, tal y como le había advertido la primera vez que nos encontramos; intenté pensar en algo que decir, algo que pudiera deshacer este silencio, pero ella fue quien ganó.

- ¿Eh? -no sabía que reaccionar ante esto, no me sentía muy cómoda sabiendo que iban a preguntarme cualquier cosa, ¿Y si se trataban de preguntas personales?- Claro, adelante...

La primera pregunta no fue tan mala, de hecho no lo fue ni un poco, pero si me costó un poco responderlo; normalmente solía evitar preguntas o acciones que me hicieran ver como una completa novata en este asunto del nuevo mundo, pero ante una pregunta tan cerrada como esa era difícil divagar, además de que ella me había estado respondiendo en todo momento con la verdad ante mis grandes dudas sobre el digispirit, lo menos que podía hacer era esto.

- A decir verdad... no -sonreí levemente, una sonrisa entre timidez y pena- Pero tampoco estoy apresurada en irme -concluí la respuesta, mirando hacia la alfombra que estaba bajo nuestros pies.

No sabía porque a Mikemon se le hubiese esa pregunta, no me parecía muy normal, pero quizás era porque ella si sabía la forma de volver y quería ayudarme con eso; si es así se lo agradecería pero no tengo la menor intención de regresar a la Tierra. Este mundo era algo increíble, cumplía completamente mis espectativas, era como estar viviendo un sueño despierto ¿Quien querría volver a la cruda realidad que trae consigo la Tierra? ¡Yo no!

De pronto algo llamó mi atención y me hizo mirar hacia la ventana donde se podían presenciar algunos digimon bebes botar aterrorizados, como si estuviesen huyendo de algo; al principio pensé que se trataba de algún juego -Solían jugar a que el monstruo los perseguía a estas horas de la mañana- pero cuando Mikemon salió de la sala tan deprisa seguida de las hermanas Floramon supe que no se trataba solo de un juego. Mis piernas temblaron cuando quise levantarme, no soy una persona muy valiente que digamos, y esos gritos de terror que se oían desde fuera me ponían la piel de gallina, pero aun así salí.

Una vez afuera solo pude ver el caos que se había armado. Los digimon bebés lloraban acurrucados en los brazos de sus madres que hacían un duro intento por calmarlos, habían muchos árboles que habían sido cortados brutalmente y se encontraban caídos; las hermanas Floramon presenciaban la escena con los estambres de sus manos entrelazados entre ellos, se les notaba una mirada de angustia.

- ¿Dónde está Mikemon? ¿Se encuentran bien?
- Nosotras estamos bien, querida.
- Pero Mikemon ha sido perseguida por el causante de todo este terrible caos -miró hacia un camino en especial, angustiada- Le ruego a la protectora del bosque que cuide de ella...

No podía imaginarme a Mikemon siendo perseguida por el monstruo que provocó todo este desastre en cuestión de segundos; temía lo peor, no podía esperar ningún minuto más. Di unos pasos hacia al frente, pero fui tomada por una de las hermanas Floramon del brazo.

- ¿A donde crees que vas? ¡No podemos dejarte ir, es muy peligroso!
- Mikemon podrá con él, lo sé, ella es muy fuerte.
- No dudo que lo sea, pero... No lo sé -miré hacia el mismo camino- Tengo un presentimiento que me inquieta mucho... No puedo dejar las cosas así -aún después de decir eso, noté que la fuerza que usaba Floramon para sostenerme no disminuía, así que supe que tenía que esforzarme- ¡Ella puede morir si no hacemos algo! Por favor, ¡Dejenme ir! -Ambas se miraron entre ellas con cierta angustia y duda- Les prometo que estaré bien, volveré junto con ella para comer de su delicioso pastel -les sonreí tranquilamente.

Poco a poco fui sintiendo que la fuerza que utilizaba Floramon disminuía hasta que dicha fuerza se hizo nula, aprovechando y alejandome de ambas corriendo. En mis adentros decía ''Gracias, gracias a ambas'', ahora definitivamente no podía dejar las cosas así. Sentía miedo, no puedo negarlo, pero el imaginarme a Mikemon siendo acorralada por un monstruo enorme y tenebroso... ¡No, no iba a dejarla sola! Iba a ayudarla, así como yo he estado recibiendo ayuda de los seres de aquí sin siquiera pedirsela, lo mismo haré yo por los otros.

Me di cuenta de que el camino que estaba siguiendo era el mismo que usaba para ir hacia la zona del lago, donde suelo recoger las frutillas, ¿Es que Mikemon estaba guiando al monstruo para ahí? ¿Y porque?

- Quizás tenga un plan en mente... -suspiré- Espero que mi aparición no sea inoportuna en ese plan...

Cuando llegué a dicha zona me detuve justo detrás de unos árboles, tenía que recuperar el aliento, no tengo una muy buena condición física y mi cuerpo no soporta tantas distancias corriendo pero esta ocasión me impulsó sin importar nada. Por más que busqué con la mirada no pude encontrar a Mikemon, pensé lo peor y eso hizo que mi corazón -de por sí agitado- se acelerara aún más; en lugar de ella, se encontraba una bella ángel que poseía de armas un bastón y una espada. Estaba siendo rodeada por dos insectos gigantes cuya apariencia me hacía temblar.

- Oh no... ¿Qué hago? ¿Qué puedo hacer? -empecé a golpear mi cabeza con ambas manos echas puños- ¡Vamos Mary, piensa! ¡Piensa! ... ¿Huh?

Al bajar la mirada noté que algo estaba brillando en el bolsillo donde tenía guardado mi digivice. Con curiosidad por saber de qué se estaba tratando lo saqué y observé en su pantalla un símbolo cuya forma se me hacía conocida pero no tanta como para saber de qué era o qué significaba, pero había algo que si sabía...

- Debo salir.

Tomé aire y lo dejé salir en un suspiro, necesitaba desestresarme antes de lo que estaba a punto de hacer. Antes de que los insectos mutantes prepararan un ataque hacia la ángel cuyo aspecto mostraba heridas, salí de mi escondite y empecé a llamar su atención agitando mis brazos.

- ¡Oigan ustedes! ¡Aquí estoy, mirenme!
- ¿¡Un humano!? -exclamó uno de los insectos, el más grande y de color rojo.
- No por mucho tiempo... -murmuré antes de cerrar los ojos y llevar mi mano hacia al frente- ... Vamos... ¡Digispirit, activate!

Esperaba que el circulo de datos que había mencionado Mikemon con anterioridad apareciera, después de todo estaba ahora en una ''situación de alto riesgo'' pero al abrir los ojos no vi absolutamente nada rodeando mi mano ¿Qué estaba haciendo mal? No lo sabía. De pronto, antes de que pudiese reaccionar, vi al insecto de color verde aparecer frente a mi y, con una velocidad imperceptible, golpeó mi digivice lanzandolo al lago con su hoz.

- ¡No, mi digivice...!

Me incliné para poder tomarlo en el aire pero nuevamente fui tomada por sorpresa por la segunda guadaña del insecto, golpeandome con la parte sin filo en el estómago y lanzandome de igual manera al lago al tiempo que me sacaba todo el aire por tal golpe directo.

Puedo jurar que en ese momento mi visión se nubló e incluso pensé que esto había terminado para mi, que no iba a poder volver a abrir mis ojos y que nunca experimentaría la sensación de transformarme en un digimon o de siquiera descubrir más este mundo; sin embargo, cuando creí que todo había acabado, escuché una voz.

- Mary... Mary...
- ...¿Mamá?...
- Abre los ojos, Mary...

Pensé que al abrir los ojos estaría despertando en mi habitación con mi mamá mirándome angustiada por quién sabe cuantas horas de sueño, sería una reacción normal, pero en lugar de eso me desperté en el lago al que había sido lanzada. Justo frente a mi se encontraba una mi digivice, el cual estaba siendo iluminado por una luz que me resultaba muy conocida.

- Siempre hay una segunda oportunidad para todo, Mary... La tuya está justo frente a ti... ¿La tomarás... o la dejarás?
- Yo... ¡Ah! -me tomé la garganta, increíblemente podía hablar bajo el agua sin ahogarme.
- Mis energías se agotan, Mary... Elige rápido.
- Yo... -mi mirada dejó de mostrar miedo e inseguridad- ...Ya lo decidí.

Comencé a nadar más al fondo del lago, el cuál a estas alturas parecía interminable, estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano porque por alguna razón...

- Me está dando mucho... mucho sueño...

Mis ojos se sentían cada vez más pesados hasta que mi visión se nubló por completo en el color rosa que resplandecía del digivice. Lo ultimo que recuerdo fue que logré tomar mi digivice entre mis brazos... antes de caer dormida.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Lun Sep 08, 2014 2:40 am

Debia de admitir que hacerle frente a ambos digimons me estaba agotando, pero tenia que seguir intentandolo si asi me aseguraba que no molestarian este lugar en mucho tiempo, la fuerza de sus ataques me estaba alentando debido a mi condicion, por fortuna no habia sufrido ningun daño grave, pero ese snimon estaba complicando enormemente las cosas

me comenzaron a acorralar, pero ya estaba lista y en posicion para salir volando y atacarlos desde las alturas, seria mucho mas facil vencerlos, solo necesitaba que se acercaran un poco mas, sus enormes pinzas se cerraban y abrian en señal de advertencia mientras daba los ultimos pasos hacia atras "casi" decia mentalmente tomando posicion, pero una voz interrumpio aquel ambiente

- ¿Mary? - trate de enfocar la vista en aquella chica, !era ella!, en definitiva era ella, pero no sabia que estaba haciendo aqui, pero antes de reclamarle y pedirle que se fuera los digimons la notaron por su grito

- No no no - dije viendo como el Snimon salia corriendo hasta donde ella se encontraba mientras en kuwagamon me bloqueaba el paso, lo ataque con fuerza y ayuda de mis alas para darme mas impulso usando todo mi cuerpo para embestirlo - !deja en paz a la chica! - caimos varios metros mas adelante, quedando un poco separados por algunos metros, me levante del piso sabiendo que aquel digimon habia quedado fuera de combate al menos por un rato, gire a ver a Mary con urgencia, pero solo pude notar como caia al lago producto de un ataque del Snimon

- !Mary! - grite al ver que se perdia en el fondo del lago, y rapidamente corri con la intencion de sacarla - Shadow Sickle - volvi a oir cuando estaba a punto de entrar al agua, pude poner mi espada frente a mi muy apenas para bloquear aquel ataque, me hizo retroceder algunos metros la fuerza del impacto - Esa humana es irrelevante, la pelea es entre nosotros - dijo sin darle importancia a lo que acababa de hacer, como si la vida de esa chica le importara tan poco, eso termino por enfurecerme - Pensaba darte una advertencia, pero no pienso dejarte ir hasta que desaparezcas - le hable enfadada, tenia que terminar rapido si es que queria ir por aquella chica, solo eran cuestion de minutos si es que habia logrado tomar aire antes de caer al lago, pero eso lo veia muy poco probable

- Baptême d'Amour - lo observe fijamente, antes de desaparecer usando de nuevo la fuerza de mis alas, lo ataque por detras causandole una herida con mi espada, el digimon se giro enfurecido por mi ataque sorpresa, atacando con una de sus hoces hacia donde estaba mi cuerpo, pero detuve su ataque con mi baston, dandole otro golpe enfrente, despues de esto me retire unos metros hacia atras, solo para poner distancia entre nosotros, aquel digimon ya enardecido por mis ataques comenzo a perseguirme, lo guie un poco al centro del lugar, y cuando hubo suficiente espacio volvi a atacarlo, esta vez usando mis alas tome algo de altura, descendi con fuerza hacia su posicion, el Snimon me esperaba con sus afiladas garras abiertas, dispuesto a contrarrestar mis ataques, pero no le di tiempo para eso, en lugar de atacarlo pase por un lado de él, frenando bruscamente y dandole otro golpe con la espada, me mantuve volando en circulos a su alrededor mientras continuaba encontrando aberturas entre sus ataques que ya eran erraticos pues no podian alcanzarme, y los que lo hacian eran interceptados por mi baculo

en cuestion de segundos termine por dejarlo malherido, el digimon cayo al no poder con mas heridas en su cuerpo, me detuve frente a él viendo con cierta alegria como trataba de pararse - No tengo tiempo para esto... La pucelle - mi espada se ilumino y le di un golpe final enterrandola en su espalda, me quede observando como desaparecia en una explosion de datos, no huvo huevo alguno, supuse que volvio a su lugar de origen

sin perder ni un momento mas volvi a volar hacia el lago, pero al llegar un brillo muy familiar lo ulimino desde el fondo, me quede a la orilla del lago, esperando que saliera, solo le daria el tiempo suficiente para que aquel brillo se desvaneciera y si no salia entraria rapido por ella, gire a ver a kuwagamon, el cual comenzaba a reaccionar lentamente, odiaba admitirlo pero no creia que mis energias fueran suficientes para vencer a ese digmon - Vamos Mary - le hable desde la orilla, 10 segundos y entraria por ella
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Mary Lowell el Lun Sep 08, 2014 10:04 pm

Lentamente empecé a abrir los ojos. Al principio todo se veía borroso, no podía reconocer nada de lo que veía más que el mismo color celeste rodearme completamente; todo era celeste, nada parecía cambiar, aunque cuando mi visión se fue recuperando logré notar con mayor claridad que me encontraba dentro de una burbuja. Estaba sentada, abrazando mis propias rodillas que se mantenían juntas al igual que mis piernas la una con la otra. ''¿Dónde estoy?'' Estaba a punto de pronunciar, pero noté como de mi boca escapaban algunas ''gotas de aire'' como si la burbuja en la que me encontrara estuviese, realmente, llena de agua; cubrí rápidamente mi boca y nariz con ambas manos en un intento por no ahogarme pero, después de razonarlo un poco, había estado respirando todo este tiempo sin importar que estuviese en agua o no.

- ¿Qué es este lugar?...

Miré hacia mis pies, notaba que la burbuja estaba flotando pero no lograba ver bien en qué lugar precisamente lo hacía. Era obvio que estaba tocando la burbuja, pero lo que no me parecía lógico era que a pesar de mi peso esta no llegase a explotar. Con un poco de curiosidad con el asunto, me incliné hacia delante para tocar con mis manos las superficies de la burbuja y apliqué un poco de presión pero pese a todo este esfuerzo, la burbuja nunca se rompió.

- Qué extraño...

Esta vez, cuando alcé la mirada, noté algo que me parecía familiar justo a las afueras de la burbuja. Aunque la consistencia de la burbuja no me permitiese ver bien al principio, pronto reconocí debido a las formas y colores que era lo que se encontraba afuera.

- Son esos insectos y el ángel... ¡U-Un momento! ¿Qué pasó conmigo? ¿¡Acaso morí!? -volví a aplicar presión en la burbuja- ¡No quiero morir! ¡Quiero ayudarlos! ¡¡No quiero que esto termine así!!

~

La luz desapareció tiempo después pero no parecía haber señal de vida más abajo de la superficie del lago. El lago se encontraba en un completo estado de calma donde la corriente fluía en el camino que debía ir sin alteración alguna.

Kuwagamon había terminado recuperándose del ataque de D'Arcmon, comenzando su vuelo apenas pudo para poder iniciar con algunas de sus maniobras áreas y así potencializar un ataque sorpresa hacia el ángel qué, al ya no encontrarse en su 100%, sería más sencilla de aturdir y derrotar ante velocidades como las de las tenazas de tal insecto; pero en cuanto dicho monstruo pasó sobre el lago en una de sus maniobras, la calma del mismo cuerpo de agua fue brutalmente interrumpida cuando un remolino de burbujas se formó desde las profundidades, atrapando por muy cortos instantes al Kuwagamon hasta que halló la forma de alejarse sin que dichas burbujas lograran alcanzarlo. Un digimon había aprovechado dicho vortex para salir 'disparada' del agua e impulsarse hacia delante hasta quedar de pie en el suelo.

Dicho digimon portaba un vestido blanco que terminaba por cubrir completamente sus pies, tenía dos pares de largas orejas que parecían estar resguardando en su interior corrientes de agua que no dejaban de circular. Se dio la vuelta y miró al ángel pero no se detuvo mucho con ella, pues al estar pendiente tambien de las oscilaciones que provocaban el aleteo constante de Kuwagamon, sabía que el insecto se había dado la vuelta y estaba a punto de regresar a atacar con todo lo que tenía a quien recientemente lo había intentado agredir.

Aquel digimon con apariencia de conejo elevó sus manos hacia al frente y posicionandolas juntas, comenzando a alejarlas lentamente ambas formando una corriente de energía oscura entre la posición de ambas, la cual terminó solidifcandose en la forma de una lanza que irradiaba electricidad negra. Tomo dicha lanza recién creada con una de sus manos y esperó al momento indicado en el que el Kuwagamon se acercó lo suficiente a ella para lanzarle la lanza, sin embargo esta chocó con una de sus tenazas y se deshizo al instante ante tal dureza. El conejo aspiró aire con sorpresa y se hizo a un lado para evitar cualquier ataque siguiente, pero la misma fuerza de las alas al rozar a su lado la hicieron levantar vuelo y caer de lleno contra el suelo sin oportunidad de optar una buena posición de aterrizaje antes.

Aún tenía fuerzas para luchar, por lo que volvió a levantarse aunque con algo de dificultad. Sabía que la defensa de Kuwagamon jamás permitiría que su estrategia funcione, por suerte, ella tenía un plan B. Pasó su mano izquierda delante suyo, de derecha a izquierda, generando primeramente cuatro burbujas acomodadas en posición de media luna; pero al pasar su segunda mano en una dirección contraria, las burbujas comenzaron a explotar revelando que en su interior se encontraban cuatro jeringas. Ella se dio el tiempo de apuntar esperando que D'Arcmon pudiese entretener al Kuwagamon y mantenerlo quieto un momento; cuando llegó el momento indicado, disparó las cuatro jeringas en las áreas del cuerpo que no estaban cubierta por caparazón alguno.

Cómo era obvio, un ataque como ese no le haría ni cosquillas a un digimon Champion como lo era su enemigo, pero la función de esas jeringas era hacer funcionar el virus que traían dentro, debilitando las defensas y vitalidad del digimon gradualmente como si de un veneno se tratase. Con las defensas reducidas, volvió a formar la misma lanza de antes para hacer un segundo intento por lanzarla, esta vez, a la sona del abdomen. Apenas esta lanza hizo contacto con el gran monstruo rojo, todo su cuerpo se envolvió en la misma electricidad oscura que la misma lanza irradiaba en un comienzo, imposibilitandole el movimiento fluido. Kuwagamon había sido paralizado. El digimon conejo fijó sus ojos hacia los de D'Arcmon, con el fin de darle a entender que esta era una perfecta oportunidad para propinar un golpe certero.
avatar
Mary Lowell
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 44
Nivel On Rol : Rookie Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Yuuki Kimura el Mar Sep 09, 2014 4:11 am

- Ya es hora - dije cerrando mis alas para entrar al agua pero al poner un pie dentro de aquel lago un remolino conformado por burbujas emergio desde el fondo, sonrei a sabiendas de lo que habia pasado, aunque no podia estar del todo segura, como podia ser eso podria ser otro digimon que vivia en ese lugar y habia salido junto con Mary, pero eso cambio cuando vi que estaba parada a pocos metros de mi posicion

"un lunamon" pense viendola, en verdad ese digmon con apariencia gentil iba perfectamente con su personalidad, aquel digimon ataco a Kuwagamon con una especie de lanza electrica, la cual desafortunadamente no tenian ningun efecto real en él, la lanza choco contra su caparazon y el digimon simplemente paso por un lado haciendo que Mary cayera al piso debido al impacto, aunque yo no pensaba quedarme quieta ni un momento mas

volvi a hacer uso de mis alas para acercarme a la posicion del insecto y chocar mi espada contra sus tenazas antes de que pensara en atacar a aquella chica, sabia que no lo golpearia directamente pero al ver a Mary invocando un ataque especial me dio una idea, comence a golpearle continuamente dejandolo de espaldas a aquella chica, segui atrayendo su atencion solo hacia mi el tiempo necesario para que ella pensara en algo mas, seguia usando mi baculo como escudo ante sus ataques que habian bajado de intensidad tambien

en cierto punto di una estocada que termino entre sus tenazas, emplee la fuerza suficiente para dejarlo quieto cuando Lunamon me miro fijamente, al parecer lo que sea que estaba haciendo ya estaba listo, lo mantuve en esa posicion aunque trato de resistirse, pronto vi su expresion de dolor al recibir aquel impacto, el digimon se movio de manera brusca hacia abajo y luego hacia arriba lanzandome lejos como reaccion al dolor, yo cai unos metros delante, pude ver como Mary volvia a acercarse con aquella lanza que no supe identificar de que estaba echa, kuwagamon habia volteado con un poco de dificultad hacia su posicion pero antes de avanzar para atacar a Mary esta lanzo la flecha, estaban cerca asi que no hubo tiempo para que el Kuwagamon la esquivara, dio de lleno contra su pecho, aquel digimon emitio un grito agudo de dolor y cayo al suelo en un golpe seco, en su cuerpo se podian ver rayos oscuros emergiendo desde donde habia recibido aquel golpe

- ¿Paralisis? - me pregunte en voz baja levantandome de mi lugar, me acerque lentamente y al estar al lado de Lunamon me volteo a ver, su mirada me lo dijo todo, asi que me limite a asentir y subi mi espada sujetandola con ambas manos un poco mas arriba de mi cuerpo - Esto es por todos los habitantes de esta zona del bosque - baje mi arma con fuerza sin importarme aquel digimon paralizado, pude oir claramente como su armadura de insecto que cubria su espalda se quebraba bajo el poder de mi espada y pasaba de un lado a otro de su cuerpo, de pronto este digimon exploto dejando solo chispas conformadas de sus datos, respire hondo dejandome caer hacia atras, quedando rendida cabeza arriba en aquel pasto

- Vaya dia, y yo que pense que podia pasarmela pintando - le confese a aquella digimon mientras giraba mi cabeza para verla, sonrei tranquilamente

- Supongo que no quiero ocultarlo mas - mi cuerpo comenzo a iluminarse y mi forma cambio para volver a mi apariencia humana, me sente en el pasto apoyandome en mis brazos mientras respiraba hondo - Entiendo si quieres huir u odiarme por ocultarlo, pero me es dificil ignorar a las personas en apuros - deje de verla y gire a ver al cielo

- Mi nombre real es Yuuki, y es tu desicion si te quedas o no, prometo no seguirte nuevamente, aunque espero que puedas salir de esa etapa por tu cuenta - me levante del pasto sacudiendo mi falda un poco para luego avanzar hacia donde se encontraba mary extendiendo mi mano de manera cautelosa, aun no sabia cual seria su reaccion ante mi, pero algo en el fondo queria que me aceptara, aunque nunca terminaria de admitirlo "una nueva amiga" decia mi subconsciente tratando de darme animos para continuar, me quede extendiendo mi mano hacia abajo debido a su nuevo tamaño, aun no sabia si podria volver a su forma humana asi que debia guardar mis reservas y soportar cualquier reaccion o reclamo
avatar
Yuuki Kimura
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 204
Nivel On Rol : Hybrid (Fusion Form) / Doble Spirit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rocio de la mañana (Mary y Yuuki)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.