Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Eros Mornigstar, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2044)
 
Scott Desaster (1936)
 
Roku Ginshô (1051)
 
Fuji Raikomaru (1023)
 
Sigrun Vinter (917)
 
Kurai (909)
 
Rena Ryuugu (812)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Elith (546)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Lun Ago 12, 2013 12:45 am

Unas nefertimon te condujeron hasta aquella especie de palacio piramidal situado en un oasis muy grande donde había un gran lago. Las palmeras eran altas y otorgaban sombra, protegiendo a la corte del sofocante sol. Algunas casas eran de piedra y otras, de tela, al parecer, preparadas para ser recogidas en poco tiempo, probablemente para evitar las grandes y fieras tormentas de arena. Un poco más alejado podías ver un bazar, donde se distribuían productos de primera necesidad entre la población de aquel reino. El palacio, sin embargo de Pharaonmon estaba hecho de oro macizo, material que en el desierto no era tan caro como en cualquier otro lado. En esa zona del digimundo, lo vital eran los artículos de primera necesidad como el agua. Ése era el oro del desierto, y entre las tribus que no estaban bajo las órdenes de Pharaonmon, se mataba por ello. Las gentes del desierto eran muy duras,y las tribus tenían códigos donde en la mayoría primaba el poder para evitar ser atracados por otras tribus. A veces, un líder débil conllevaba la destrucción de un grupo. Por ello, los alineados a Pharaonmon, solían ser tribus que no podían llegar a tener un alto poder, y se contentaban; aunque le rendían devoción a un faraón que eclipsaba cualquier fuerza a la que adoraban, tenían asegurada el agua, y eso era un gran regalo. Otras, consideraban que esto era una deshonra, y aunque no recurrían al bandidaje ni tenían una mala relación con el reino de Pharaonmon, se mantenían al margen. Otras tribus eran carroñeras y raìñas, e incluso había grupos de bandidos formados por digimon exiliados de sus tribus por alguna falta.

Llegaste a una habitación cubierta pro alfombra donde insitieron que te quitases los zapatos. Era el salón del trono, un trono con forma de sarcófago donde el rey del lugar, un fiero Pharaonmon, te esperaba, junto a otro sujeto. Disfrutaban del baile de unas hermosas Persiamon... nótese que no sólo eran bailarinas de la provocativa danza de vientre sino que ademas algunas de ellas -las que curiosamente eran más dfiestras bailando- formaban parte de la guardia de Pharaonmon cosas que muchos de los enemigos de éste no sabían. Más de un enemigo, creyendo que el emperador del desierto le obsequiaba como muestra de rendición con un baile, había acabado muerto entre las garras de aquellas felinas que podían ser a la par de voluptuosas, mortíferas. Pharaonmon dejó que te sentases y una Persiamon te ofreció una bandeja con un plato dorado con dátiles - la ambrosía del desierto- y té. Al parecer querían que te sintieras cómodo para estar más predispuesto a aceptar la misión.

-Aunque muchas de las antiguas tribus ahora estén gobernadas por mí y formamos uno de los pueblos más grandes de éste desierto, aún hay millares de grupos digimon nómadas. La gran mayoría sólo desean vivir sin que les molesten, pero en el desierto la ley del fuerte es lo que funciona...así que la pelea por los recursos hace que los líderes de esas tribus se obsesionen con el poder, pues saben que si son débiles sólo traerán la muerte de los suyos
- explicó Pharaonmon - Un joven de una tribu, saltándose las normas por completo de su propia gente, decidió buscar un objeto tan preciado como enigmático  para toda nuestra comunidad. Es una esfera, que otorga el poder máximo a aquel que considere digno del poder del sol, y estoy dispuesto a otrogártela si es que te considera digno pues al fin de al cabo, sólo para él tendría una verdadera utilidad. He de advertirte que el objeto es peligroso para aquellos no-dignos y puede llegar a matarles. Los propósitos del digimon me son desconocidos, pero no sería descabellado pensar que desea derrocarme. Por mi parte, sólo tenéis que recuperar el objeto.

Un gaomon, con un parche en el ojo, marcado por muchas cicatrices tomó la palabra ahora, mirándoos. Sin duda debía ser un adulto, puesto que en su pelaje se adivinaban canas por la edad.

-Ése miembro pertenece a mi tribu, y no podemos permitir que alguien que rompió nuestras reglas milenarias siga vivo siquiera. He conseguido rastrearle, y se ha escondido en una pirámide, como una sucia rata. Quiero que me lo traigáis vivo  para que mi gente le haga pagar lo que hizo.


-Tu fama como mercenario te precede, así que espero, que sepas manejarlo. ¿Tienes alguna pregunta? Pasa aquí la noche, siempre es mejor partir de día porque en el desierto el frío durante la madrugada es tan intenso como el calor en el mediodía. Mientras, puedes preparar todo lo que creas necesario. Mis nefertimon te escoltarán a una posada cercana
- dijo Pharaonmon.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Lun Ago 12, 2013 2:53 am

El desierto digital… este es uno de mis lugares favoritos, aunque el calor sea extenuante y agobiante, me encanta venir aquí… pasar el tiempo… entrenar con labramon… aunque a él no le guste tanto venir, se que le fascina venir al lugar donde su digievolucion mega tiene un gran poder. Aunque esta vez no fuimos por placer o por razones de entrenamiento, me gustaba venir, aunque este lugar tiene sus desventajas, como la sed, muchos digimons mueren ante las grandes arenas del desierto solo por la sed que puede aparecer y consumirlos.
Fuimos recogidos por unas Nefertimons, digimons con gran parentesco a las esfinges egipcias humanas, aunque ellas eran mejores. Las alas de su espalda las volvían rápidas, la armadura de sus pechos les permitían usar ataques poderosos y sus figuras salvajes les daban cierto toque de “intimidación”. En fin, esas Nefertimons vinieron a nuestra “guarida”, me hubiera gustado saber que tenían un trabajo para mí cuando llegaron, en total creo que eran una docena… y ahora solo quedaban 4… las trampas que rodean mi “hogar” son peligrosas… ni siquiera yo y labramon podemos superarlas… por eso entramos por una entrada subterránea… es más seguro y secreto protegiendo aun mas nuestro hogar.
Al llegar a un pueblo, vimos muchas casas, algunas construidas con piedras, otras solo eran de tela con algunos tubos de hierro para ser plegables y aguantar las poderosas tormentas de arena del desierto, aunque realmente, no había muchas en esta época del año. Luego de un momento de caminar, logramos visualizar un gran palacio de oro puro, era sorprendente, aunque en este lugar, a mi parecer el verdadero oro es el agua, y seguramente es así.
Al entrar al gran y gigantesco palacio, las Nefertimons nos indicaron por dónde ir, al parecer no podían avanzar más, bueno, como gustaran, mientras supiera a donde ir, nada me molesta. Luego de un rato, logramos llegar a la sala principal, una gran habitación con grandes pilares, realmente era sorprendente, aunque algo no me gustaba, y ese algo eran las bailarinas. Un grupo de Persiamons estaban bailando con la famosa “danza de vientre”, algo que según mis estudios, usan para provocar a los digimons, sumiéndolos en una fantasía placentera que después usan para acabar con sus enemigos, y seguro las más diestras en el baile eran las peligrosas.
Finalmente vimos a Pharaonmon, estaba en su gran sarcófago que usan para momificar a los faraones una vez que mueren, era algo impresionante. Me senté junto a labramon frente al sarcófago, y en ello una de las Persiamons se acerco y me dio una bandeja con un plato finamente decorado con una taza de té, seguro querían asegurarse de que aceptaran, yo lo haría aun si me daban una piedra como regalo. Finalmente Pharaonmon nos explico por qué nos busco, aparentemente, un digimon de una tribu nómada se robo algo importante, una especie de esfera de gran poder, yo no sé para que un digimon buscaría algo así, menos cuando escuche que esa esfera solo concedía su poder a quien creyera digno, y quien fuera un “no-digno”, moría por la esfera, yo no me arriesgaría a robar algo como eso, pero cuando escuche que Pharaonmon me dejaría conservar el objeto antiguo, se dibujo una pequeña sonrisa en mi rostro, pero era tan minúscula que ni siquiera labramon pudo verla, aunque todo dependía de si la esfera me consideraba digno de su poder.

Claro que recuperaremos el objeto… señor Pharaonmon… no tiene que preocuparse por nada –dije levantándome y observando al gigantesco digimon-
No se preocupe por nada, nosotros conseguiremos el objeto sin problema alguno –dijo labramon con una gran sonrisa en el rostro, a diferencia de mi-

Luego de eso, un gaomon con un parche y cicatrices nos hablo, aparentemente el digimon que robo la esfera era de su tribu, y ese digimon había quebrantado las reglas, por lo que quería que lo trajéramos vivo, por mi parte dependía de si me excedía o no, aunque seguramente me iba a exceder con el poder que seguramente usare para destruir al ladrón.
Finalmente Pharaonmon nos dijo que deberíamos quedarnos a pasar la noche en alguna posada, por mi parte era lo mismo una posada a una tienda de campaña en un basurero, pero bueno, no desperdiciare nada que me ofrezcan, a veces labramon requiere un buen trato, aunque yo no lo acepte, tengo mis momentos en los que dejo que nos den lo que queramos.

Gracias Pharaonmon… aunque no necesito preguntar… lo hare de todas formas –dije observándolo seriamente- ¿Quién es el digimon que tengo como objetivo?... ¿y qué tan lejos se encuentra su escondite?... tengo que preparar todo y tengo poco tiempo… me resulta más satisfactorio viajar de noche… para evitar llamar la atención
Es verdad… de noche, mi etapa ultímate, cerberusmon, es menos visible –dijo labramon parándose en dos patas sonriendo- asique sería más fácil infiltrarse en la base enemiga
Oh… lamento decirle esto pero… debió haber enviado a una sola Nefertimon… de la docena que envió… solo quedan 4… -dije seriamente mientras hacia una reverencia- me disculpo pero… las trampas que se encuentran alrededor de mi casa… son mortales hasta para los digimons mega… si no fuera por la que dijo que venía en su nombre… seguramente habrían muerto todas… lo lamento mucho

Al decir eso, me di la media vuelta y me fui caminando junto a labramon, ahora si tenemos que preparar todo, agua, comida, mantas por las dudas, todo, también tenemos que investigar la pirámide donde se escondió el objetivo, estudiar al objetivo y muchas cosas más, como mercenario infernal, debo hacer de todo para cumplir mi trabajo, y cuando digo de todo, lo digo en serio, desde preparar los recursos esenciales para tener éxito hasta investigar el terreno para formular posibles estrategias o tácticas de escape, tanto mías como del enemigo.

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Miér Ago 14, 2013 5:11 pm

-No importa, las que puedan volverán, aunque Ciudad de Inicio queda lejos, mis queridas Nefertimon se distinguen por ser muy fieles -dijo Pharaonmon, aunque con la tranquilidad con la que se lo había tomado sí que te pareció un verdadero faraón, de esos que eran capaces de enterrarse con su tumba con sus súbditos más cercanos y apreciados. Miró hacia el Gaomon - Ese tipo de cuestiones logísticas, te correponden a ti, explícales. Y en cuanto a cuando partir, no me meteré en vuestro trabajo; si veis más acertado de noche, hacedlo, es vuestra decisión. Sólo confío en que hagáis la misión con éxito; el objeto, ha de ser devuelto a donde corresponde.

-Sin inconvenientes, deberíais tardar dos días en llegar hasta la pirámide. El día es muy duro por la calor y quizás encontréis a bandas de bandidos que no dudarán en intentar despojaros de vuestras pertenencias, pero en la noche corréis el riesgo de que digimons más grandes salgan a cazar. El único consejo que os doy es que no subestiméis el desierto, muchos han muerto por ello. Bien, volviendo a vuestras preguntas, ése digimon era un joven de la aldea un Bearmon...  digo "era" porque probablemente las durezas del desierto en soledad lo hayan hecho crecer e incluso puede que haya digievolucionado.


-En cuanto a las pirámides, es inútil buscar planos. Probablemente los que encontreis serán falsos...los faraones no queremos que un ladrón de tumbas tengan acceso a nuestro descanso eterno, así que, el plano original si no es destruido junto con el arquitecto, se queda encerrado. Puede que sea fácil entrar, pero la mejor pirámide es aquella que nadie ha visto por dentro
- advirtió Pharaonmon, sonriendo.

Abandonaste la sala del trono, aunque te fijaste que una Persiamon miraba mucho a Labramon, incluso se permitió despedirlo moviendo la mano y sonriéndole coquetamente.



Mientras preparabas todo, te dio la sensación de que alguien te seguía. Debía ser bueno escondiéndose, aprovechaba cualquier callejón o resquicio para desaparecer, pero cuando pasaste por la plaza donde no había nada de esto y te giraste no tuvo dónde esconderse; sólo se le ocurrió quedarse "petrificada"... ¿estaba intentando hacerse pasar por una estatua?Te fijaste que era la misma Persiamon y te preguntaste cómo demonios había sido seleccionada para estar entre las bailarinas del faraón con esas "dotes de ocultación".
¿Es que tenía Labramon una admiradora? Al menos, era tenaz, incluso cuando la miraste fijamente siguió queriendo pretender ser una estatua.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Miér Ago 14, 2013 10:41 pm

Al despedirme de Pharaonmon y salir del palacio, algo realmente raro sucedió antes de irnos, y cuando yo digo que algo es raro, es sumamente raro, y generalmente lo que creo raro me causa muchos problemas, y dudo que esta sea la excepción, menos cuando es algo que sobrepasa los límites de lo que yo creo raro o extraño. Lo que sucedió fue que una de las Persiamons que bailaban para Pharaonmon, no dejaba de vigilar a labramon, creo que sospechaba de él, pero descarte esa teoría cuando la misma Persiamon se despidió de él movimiento la mano gentilmente mientras, a la vez, sonreía de forma “coqueta”, y eso si fue sumamente extraño para mi, demasiado para mi gusto de lo raro y anormal.
Luego de eso labramon y yo salimos, aunque labramon estaba algo sonrojado, creo que esa sonrisa de parte de una digimon como esa le causo impresión, el naturalmente no se lleva con los digimons felinos como en este caso Persiamon, pero creo que se dejo llevar por la sonrisa y la figura de su cuerpo, cosa que no le interesa a labramon a menos que estemos descansando de tanto trabajo, asique decidí darle un recordatorio que acepto con todo gusto, porque sabe que mis recordatorios son a los golpes violentos para que reaccione.
Mientras caminábamos por el pueblo, observando suministros que podríamos necesitar, fue cuando sentí algo raro, mi sentido de la paranoia estaba activo y me decía que nos seguían, pero cada vez que me daba la vuelta, no veía nada, seguramente el espía se ocultaba entre las cajas de comida, puestos y callejones que pasábamos, admito que una táctica útil, pero no podrá ocultarse por donde caminaremos. Luego de un momento de caminata, llegamos a la plaza del pueblo, allí no había arboles ni nada, solo una fuente que aun no habíamos pasado, y cuando llegamos al punto perfecto, me di vuelta rápidamente y la vi, pero… ¿Qué intentaba hacer?, ¿y de quien hablo?, pues de la misma Persiamon que le sonrió coquetamente a labramon antes de irnos del palacio.

Haaa… ¿Qué haces aquí?... ¿Por qué nos sigues? –pregunto labramon ladeando la cabeza confundido al ver como la Persiamon trataba de fingir ser una estatua- ¿hola?... respóndeme por favor…
¿Cómo es que una digimon que trata de fingir ser algo que no es pudo entrar al grupo de guardaespaldas secretos de Pharaonmon? –Pregunte al ver como intentaba mantener su postura- ¡oye! ¡Responde! ¡¿Por qué nos sigues?! ¡¿Acaso eres una admiradora de labramon o qué?!
¡¿A… admi… admiradora?! ¡N… no hagas bromas Scott! –Me grito labramon sonrojado de vergüenza-
No hago ninguna broma… pero será mejor obligarla a hablar –al decir eso saque unas plumas y se las di a labramon- hagámosle cosquillas, si es una bailarina versátil seguramente su cuerpo es sensible
Bi… bien –dijo labramon agarrando las plumas sonrojado, creo que no le gustaba la idea pero igual debíamos hacer algo- ¿seguro que esto es lo único que podemos hacer para que se mueva y hable?... no me sentiría bien al hacerlo amigo…

Al decir eso, labramon se paro detrás de Persiamon y como ella tenía un pie levantado, le paso las plumas por el pie, mientras que yo estaba frente a ella, debo admitir que es buena para actuar si no sintió nada ante mi típica “mirada asesina”, pero como no busco moverla con la mirada, sonreí cual psicópata y le levante un brazo. Con la mano derecha le pase la pluma por la axila mientras que con mi mano izquierda le pase la pluma por el ombligo descubierto que tenia, je, si no se rei como loca y ruega piedad y que nos detengamos, juro que dejare que acose a labramon todo lo que ella quiera, claro que mientras sea labramon.

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Lun Ago 26, 2013 11:52 pm


Bastemon intentó aguantar la risa. Lo consiguió durante cinco segundos, luego empezó a reír a carcajadas. Intentaba decir que el cuerpo sensual de una bailarina no merecía aquello, pero se le entrecortaban las palabras entre la risa, que la hizo encogerse y agarrarse el vientre tratando de pararla.
Tras recomponerse, se agarró a la pierna de Labramon como si no hubiera mañana por si se os ocurría iros. Frunció el ceño:

-¡No soy su admiradora...!¡Sólo quiero ir con ustedes, llévenme a esa pirámide, llévenme!
-comenzó a decir pataleando. Todo el que pasaba os miraba un poco extrañado, Bastemon andaba haciendo tanto ruido como una niña pequeña. Tenías la sensación de que aunque Labramon comenzase a caminar, ella no se soltaría-Quiero ir, quiero ir, quiero...

Una carcajada altiva de una mujer terminó las demandas de Bastemon. Cuando giraste la cabeza viste a una figuna encapuchada, aunque de varias patas y cabello plateado. La gata se levantó, bastante seria y tomando una pose, donde pudiste apreciar que el pelaje de su brazo se había erizado un poco, como los gatos cuando se enfadan.

-¿Qué haces aquí?-preguntó-¡Estás expulsada de estas tierras, Pharaonmon lo dejó muy claro!

-Sí...su objetivo era que mi belleza se marchitase en el desierto, pero creo que me ha sentado bien
-fue lo que respondió, quitándose la capucha. Era una Arukerimon, con una piel que lucía bastante sana como para ser una mujer araña gigante, y era bastante atractiva objetivamente hablando-Pero ahora, he vuelto-tomó aire, y gritó para todo el mundo-¡He vuelto!¡Kyajajajajajajajajajajajajajajajajajaja!

Todo el que había en la plaza, comenzó a correr asustado mientras aquella risa demente resonaba. Parecía que de una manera u otra, aquella arukerimon había sido alguien que había causado muchos problemas allí, a juzgar por el miedo del que se apoderó todo el mundo. Incluso viste que llegaba la guardia, compuesta de dos Nefertimon, para luchar contra ella. Aquel Gaomon del parche, también llegó, he hizo un gesto de reconocimiento al verla.



-¡Vaya, cuanta expectación a mi regreso! He vuelto para evitar que nadie se interponga en el camino del nuevo amo y señor del desierto
- dijo, con una amplia sonrisa en su bonito rostro-¡Vengan a mí, mis niños!
El abdomen de la digimon se abrió, y de ella salieron cinco dokogumon, que esperaron órdenes.

-Te aconsejos, mercenario, que no te metas en asuntos de tierras que no te convienen-advirtió la arukerimon.

Las nefertimon hiceron el amago de atacar, pero el gaomon hizo un gesto y dijo con voz ronca:

-No ataquen
- las nefertimon se miraron extrañadas, incluso ofendidas porque alguien que no pertenecía siquiera al reino les diera órdenes.

-¿Por qué íbamos a deberte obediencia?¡Nosotras servimos a nuestro rey y a nadie más!
-gritaron.

-¿No creen que su rey querrá saber si ellos realmente puede encargarse del trabajo? Tienen la ayuda de esa bastemon, creo que si incluso con ello no pueden hacer frente a arukerimon, perecerán en un pestañeo
- razonó gaomon. Las nefertimon se miraron y viéndolo una buena idea, se sentaron.

Bastemon se puso en posición de combate al ver que la guardia no parecía estar por la labor de ayudar:

-¡Nghn, a por ellos, chicos!
- parecía que a esta Bastemonle gustaba pelear. Al ver que la otra hacía un leve, "bah...", la gata la miró-¡No me subestimes, soy gata y además, una gata que araña!

-Vete a bailar, niña. Es para lo único que sirves. Por cierto, deberías cuidar esa figura reloj de arena
-le dijo, señalando las caderas de Bastemon, con una sonrisa burlona-A este paso, no vas a poder levantarte.

-Me voy a sentir bien cuando te enrrolle en una alfombra
-dijo Badstemon, que se quitó los anillos con gesto de supremo enfado.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Ago 27, 2013 1:12 am

Esto fue realmente sencillo, realmente no me esperaba que durara mas, pero supuse que al menos duraría 20 segundos, no, menos de eso, 10 como mucho, pero en lugar de eso, Bastemon solo resistió 5 míseros segundos las grandes carcajadas que tenia guardadas, en serio, ¿Cómo la eligieron como guardaespaldas secreta de Pharaonmon?, sinceramente no lo sé y creo que jamás lo sabrá, no hasta que la interrogue de la mejor forma que encuentre.
No obstante, cuando recupero el aliento, estaba por hablar cuando ella intervino con sus palabras, sinceramente, tenia linda voz, aunque a mi punto de vista, solo era una gritona que decía cosas que apenas si podía entender, menos cuando estaba aferrada a la pata de Labramon, quien intento caminar para quitársela de encima, pero no lo consiguió, supongo que ella debe ser de las gatas que se aferran hasta no conseguir lo que desean, claro que bueno, no tendría que importarme en lo mas mínimo, tengo trabajo que hacer y no dejare que ninguna gata mimada me interrumpa por algún capricho como acompañarme o llevarla a una pirámide donde habita un digimon enemigo que robo un tesoro muy importante.

… la respuesta es no, y no me importa si haces ojitos de gatito abandonado, ronroneas como si te estuviéramos mimando o nos clavas las garras –genere mi aura oscura comenzando a gruñir afilando mis colmillos- la respuesta es un –le puse el dedo en la nariz para que captara el mensaje- es un gran, firme y decidido “NO
Haaa… no tienes que ser así amigo… ella puede entender un simple no… ¿verdad? –Pregunto Labramon al aire sin darse cuenta de que la verdad era irrefutable, esta gata no aceptaría tan fácilmente un simple no-

Antes de que pudiera decir otra cosa, escuchamos todos una risa burlona, realmente era una voz realmente espantosa y molesta, sinceramente me cubrí los oídos para evitar que comenzaran a sangrar porque esa voz burlona era peor que cualquier tortura del mundo. Al poco tiempo de escuchar esa voz Bastemon se levanto más que seria, casi tanto como yo, pero no tanto, eso quitaría esa imagen de “gata entretenida” que parecía tener, aunque claro, no es de mi importancia, aunque realmente estaba seria para ser ella, bueno, lo que se hasta ahora de esta digimon bailarina es que es como una gata mimada que parece no aceptar un no por respuesta, aunque me importa una lechuga ahora. El pelaje de sus brazos delgados se erizo en un segundo, y después dijo algo sobre que “alguien” no debía estar allí y que fue exiliada por Pharaonmon para siempre, y como respuesta, esa voz chillona y realmente espantosa dijo que fue para que su belleza se marchitara y un montón de estupideces para mi gusto.
Luego de todo el parloteo entre la seria y fina voz de Bastemon con la espantosa voz de lo que sea que estaba por aquí, vi un silueta encapuchada con varias patas, entonces la misma silueta se quito la capucha revelando su identidad, y en serio dire esto de la forma mas suave e indirecta posible porque creo que estor sintiendo lastima y asco a la vez… ¡UNA ESPANTOSA MUJER ARAÑA DE TRASERO EXTREMADAMENTE GORDO ESTABA OCUPANDO MEDIA PLAZA SOLO PARA DECIR QUE ERA BELLA! ¡¿DESDE CUANDO LAS ARUKERIMONS SON BELLAS?! ¡CREIA QUE ERA ABERRACIONES DE LA NATURALEZA!

Oh dios… Labramon… siento que voy a vomitar… -me sujete el estomago y me tape la boca- dios… preferiría estar encerrado en un cuarto solo con esta Bastemon a tener que seguir viendo y escuchando a esta gorda araña rompe espejos hija de ballena
Wow… eso fue… extraño –dijo Labramon quien parecía no ser afectado por la fealdad de la mujer araña, supongo que no entender los insultos y no saber decirlos le ah dado una especie de inmunidad ante mis palabras por lo que a él no le molesta lo que a mi si- eh… disculpe anciana… no tenemos tiempo para esto… ¿por qué no toma su medicina y se va a su casa?
-suspire y sonreí acariciando la cabeza de Labramon- bien dicho Labramon… bien dicho…
Pfs… pfs… tsk… jeje… ¡JAJAJAJAJAJA! –Comenzó a reírse Bastemon llorando de alegría- ¡JAJAJAJAJA! ¡¿Ahora quien tiene figura de reloj de arena anciana loca?! ¡JAJAJA!
Comparto la opinión –dije sacando una carta de mis bolsillos- eres una anciana loca… fea… espantosa… usas demasiado maquillaje que no engañarías ni a un ciego… tu trasero es tan gordo que no podre quitarme esa imagen por semanas… evidentemente no sabes lo que es “afeitarse” y lo diré fácilmente… Bastemon es más bella que una flor del desierto en pleno verano de sequia… y tu… eres un pescado feo al sol –luego de decir eso pase la carta por el lector de mi digivice mientras generaba mi aura oscura- cambio de carta… ¡CARTA AZUL! ¡AHORA LABRAMON! ¡QUEMEMOS A ESTOS ARACNIDOS INUTILES!
¡Bien! ¡Labramon Shinka…! –comenzó a brillar y a cambiar de forma mientras mi aura lo rodeaba- ¡CERBERUSMON! –Exhalo su fuego verde y lanzo un gran rugido al aire- grrrrr… je… ¡AHORA VERAS QUE NO SOMOS MERCENARIOS ORDINARIOS!
Nosotros somos Mercenarios Infernales… -sonríe ligeramente y me di la vuelta- ahora que dije lo que tenía que decir… me daré la vuelta para que no me conviertas en piedra… araña vieja… -observe levemente a Bastemon- muéstrame lo que tienes y te diré si me acompañas…

Al decir eso, observe como Bastemon pareció sonreír felizmente mientras comenzaba a correr, realmente era rápida, aunque Cerberusmon ya estaba en medio de una pelea con dos Dokugumons, dos arañas extremadamente grandes, feas, pero aunque sea a ellas puedo verlas a la cara en lugar de a esa vieja bruja fea. Aunque eran 5 contra dos, eran simples Champion, nada que dos Ultimate no pudiera solucionar juntos, menos cuando Cerberusmon estaba cargado, con un simple Styx Killer, logro eliminar a uno de ellos cortándole la cabeza y absorbiendo sus datos. Realmente es fuerte, aunque creo que hay algo raro, está cargado pero no muestra la potencia de siempre, tal vez estar en el lugar donde su etapa mega es un dios, debe afectarle, además de que tiene que dejar algo de diversión para que Bastemon me muestre si vale realmente la pena que nos acompañe, aunque dije eso solo para que ella se moviera rápido y atacara para que Cerberusmon destruyera a Arukerimon, tengo la leve sensación de que deberé cumplir mi promesa me guste o no el resultado de esta batalla que seguramente no durara mucho.
Mientras tanto, observe a Bastemon, quien estaba haciendo la danza del vientre frente a 3 de esas arañas, en serio, ¿acaso solo sabe bailar?... aunque suponiendo su forma de combate… y que es una bailarina… es algo más o menos obvio de suponer que ella baila para hipnotizar a sus enemigos y después clavarles las garras para desgarrarlos lenta y dolorosamente, je, creo que me agrada esta digimon, solo tenía que enfocarme en su lado peligroso, aunque no permitiré que nos acompañe, no hasta que me muestre su verdadero potencial.

¡VAMPIRE DANCE! –grito felizmente mientras comenzaba a bailar alrededor de las 3 arañas para succionarles la energía vital, a las cuales tenia hipnotizadas bajo su baile seductor y figura semi-perfecta, digo “semi” porque para mis gustos, me gustan más las caninas, es decir, sufro por dentro al pensar que no encontrare nunca a una mujer lobo o a una versión femenina de WereGarurumon, juro que seré feliz ese día- ¿Qué te parece araña vieja?... tus lacayos han preferido mi figura bien marcada… je… incluso el “mercenario” ah dicho que mi belleza supera a la tuya
Oye, no exageres, realmente no tengo mucha opción –me di la vuelta para verla a la cara, para mi desgracia, también a Arukerimon- tsk… mira, también podría categorizar la belleza de ellas –señale hacia atrás a una de las Nefertimons- pero como es Armor y no Ultimate, no diré nada
Je… Scott… siempre tan Scott… -dijo Cerberusmon riéndose en voz baja nervioso, aunque lo podía escuchar perfectametne-

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Mar Ago 27, 2013 2:08 am

-Ja,ja,ja, mira mi figurita y muérete de envidia, abuelita-respondió la Bastemon poniéndose los anillos, y haciendo un bailecito. Esto irritó a la Arukerimon mucho.



-¿An...anciana?¡Tsk!¡Sujétate las faldas, niña, la próxima vez que nos veamos, será diferente!
-dijo la arukerimon  mordiéndose sus maquillados labios. Lanzó una pantalla de humo, así que Bastemon y el resto de presente se taparon la boca, sin ver nada, sólo se oyó la voz de arukerimon-Hemos sido lo suficientemente amables como para avisarte... no nos llores si no vuelves con vida de ésto.

Cuando el humo se disipó, Bastemon estaba  apegada a cerberusmon, abrazándolo y posándole sus... "atributos pectorales" en la cara.

-Oh, te juzgué mal por ser un perro pero eres taaaaaan lindo
-exclamaba, sin separarse mientras ronroneaba, incluso le pantó un beso entre la zona de las orejas.

Las nefertimon se miraron bastante impresionadas por la actuación, no por el comportamiento de la bastemon porque al parecer conocían aquel carácter peculiar .El gaomon no cambió el gesto, y se había limitado a observar con los brazos cruzados pero algo te decía que estaba preparado para intervenir a velocidad luz de no haberos podido hacer cargo.

-Me pregunto porqué hemos acabado hablando de belleza-musitó. Oír su voz hizo que Bastemon se acordarse, y soltó a Cerberusmon para apretar los puños y poner un gesto irritado en su rostro.

-¡Ustedes!¿¡Por qué no nos ayudaron!?Aunque no nos hacía falta, a una señorita siempre hay que darle una mano y más a una señorita como yo. ¡No me gusta enseñar mis bailes a cualquiera!


-No digas tonterías, tú deberías estar en el palacio
-fue lo que se limitó a responder el gaomon. Bastemon se tapó la boca, con gesto de sorpresa y ahogó ujn "¿Cómo lo sabes...?" Se limitó a poner gesto pícaro.

-Sólo paseaba... y me vi envuelta en ello
-se excusó. Parecía que no la había enviado Pharaonmon.

-¡Siempre corpontándote como idiota!
-dijo una de las nefertimon-¡Sabes perfectamente que tienes que estar guardardo a nuestro señor faraón, no dando vueltas!¿Cuántas veces te lo hemos dicho, Farah?
Al ver que las nefertimon se acercaban para llevársela a la fuerza, se escondió tras la espalda del mercenario, lo cual era irónico; ella podía defenderse sola, pero parecía ser una gata que le gustaba ser mimada... aunque en cualquier momento pudiera decidir despedazar algo.

-No dejes que me lleven
-dijo con tono suuplicante y travieso mientras se frotaba con la espalda de Scott y ronroneaba.

-En mi tribu, dejamos que los jóvenes hagan locuras. Muchos han perdido un brazo, pero han vuelto con la lección más que aprendida- intervino Gaomon. Farah, que así era como se llamaba la bastemon alzó una ceja pensando en lo poco apetecible que sonaba que le cortasen su brazo, más que nada, según lo que pensaba ella, porque no tendría donde ponerse anillos.

Las nefertimon alzaron una ceja, convencidas a media.

-Vamos, ustedes sólo digan que no saben nada...
-pidió con los ojos brillantes.

Las nefertimon acabaron asintiendo, y alzaron el vuelo, sin duda a prisa para volver a su puesto de patrulla. El gaomon se alejó andando hacia el castillo.

-¡Gracias, señor del parche!
-gritó Farah, salundándolo y lanzándole un beso. Él no dijo nada, y Farah imitó la voz ronca del lobo-Oh, es un tipo duro.

Luego se giró hacia Cerberusmos y volvió a abrazarlo como si fuera un peluche en lugar de un can infernal.

-¡Disfrutaré siendo tu compañera!
-parecía que daba por sentado que la llevarías. Estaba realmente ansionsa e hiperactiva porque comenzó a lanzaros una cascada de preguntas-¿Cuándo partiremos?¿Cómo os llamáis?¿Habéis viajado mucho?¿Creeréis que será peligroso?¿En serio piensas que soy más guapa que esa abuela operada?¡Ah, soy Farah! ¿Sabíais que mi nombre significa hermosa?¡Ñaaaaaa, estoy tan impaciente!
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Ago 27, 2013 3:04 am

No sé cómo, no sé cuando, no sé ni siquiera porque, pero esta Bastemon estaba aferrada a Cerberusmon como si el fin del mundo fuera en 2 minutos, es más, incluso ronroneaba como una gata mimada, mi deducción fue acertada, no es más que una simple gata mimada, y para colmo, todo lo que dije para insultar a esa vieja, lo escucharon todos e incluso el Gaomon ah pensado que el tema de conversación era la “belleza”. Sinceramente no se qué ocurrió del todo, solo sé que en un momento Cerberusmon tenía a una gana mimada y súper afectiva que le daba un beso en la punta de las orejas a Cerberusmon, quien solo respondió con un típico sonrojo, claro que no me importaba en lo mas mínimo, Cerberusmon es Cerberusmon, fin de la historia.
En fin, mientras yo estaba hundido en mis pensamientos buscando la forma de separar a Bastemon de mi compañero, esta se separo por si sola de él, lo que me ahorro muchos intentos para lograrlo, incluso me ahorro muchos intentos vergonzosos que no revelare por que el solo hecho de que se me ocurrieran, me indica que estoy enfermo.
Finalmente todo esto termino en una discusión, ¿sobre quien debía ayudar a quien?, ¿quien se metió en problemas y porque?, ¿qué ocurrió con Bastemon?, ¿qué dijo Gaomon?, etc. Lo peor de todo fue que Bastemon al estar algo alejada de Cerberusmon, opto por la peor opción de escudo posible, yo. Tan claro como el agua, me tomo los hombros y se escondió detrás de mí, eh incluso me ronroneo frotando su rostro contra mi espalda y también uso una voz extraña, creo que quería seducirme o algo así, menos mano que no tengo orientación sexual o habría considerado protegerla, aunque realmente lo dudo mucho, yo no defiendo a nadie a menos que sea mi jefe, quien ahora es únicamente Pharaonmon, nadie más.

Oye… no tengo por qué impedir que te lleven o no, no es mi problema –dije generando mi aura oscura para que se alejada- yo soy un demonio… no tengo por qué preocuparme por una gata mimada como tu… por cierto, perdón por ese ejemplo pero eso es lo que veo al verte…
No tienes que ser tan directo amigo… es algo grosero considerando que te usa para acicalarse –se rio mi compañero quien inmediatamente se quedo callado al ver mi expresión- hay dios…
Así es Cerberusmon… “dios”… -dije gruñendo y mostrando mis colmillos mientras apretaba mis puños con fuerza hasta el punto en que se notaron mis venas y parecía estar hasta los huesos como un autentico demonio- y tu déjame ya –dije sacudiéndome para que Bastemon me dejara tranquilo-
Ah sí… mejor déjalo porque –antes de terminar la oración recibió un gran y feliz abrazo de la digimon gana que comenzó a ronronearle nuevamente como si fuera un juguete o algo así, tsk, Cerberusmon fue rebajado de “guardián del infierno” a “peluche de gata mimada”- haaa… o… oye tra… tranquila Fa… Farah

¿”Farah”?, curioso nombre para una digimon felino humanoide bailarina del desierto, lo más curioso de todo es que su nombre significa “hermosa”, lo que quiere decir que todo lo que dije hace rato… dios… no solo fue un alago, debió ser un alago extra largo, extra común y creo que hasta confesante… dios… ahora si quiero que Cerberusmon me clave sus garras y me lance al infierno… tal vez por eso ya cree que la dejare venir con nosotros… si, debe ser por todo eso que dije que cree que estoy dispuesto a llevarla con nosotros a una misión peligrosa, aunque para ser franco, ni demente lo haría, esta digimon… no… simplemente está demasiado mimada.
Luego de un momento cuando la gran tormenta de preguntas de la Bastemon ahora conocida como “Farah”, termino, me dispuse a responderle todas las preguntas de la forma más directa posible, en mi opinión, no tengo tiempo para aguantar a una gata, y menos si siempre estará abrazando a mi compañero impidiéndole pelear o defenderse, yo necesito que Cerberusmon esté listo para atacar 20 minutos antes de que siquiera planee atacarnos, y lo digo en serio, el siempre tiene que estar más que alerta, y con una digimon como Farah, será completamente imposible que se mantenga al tanto de todo lo que ocurre a su alrededor.

Farah… no me gusta destruir tus esperanzas pero… ni de chiste te llevaremos con nosotros a esta misión –dije generando mi aura oscura y separándola de Cerberusmon- escúchame, no me importa en lo mas mínimo que me gruñas, hagas algún sonido de enojo, llores, patalees o me claves las garras –comencé a gruñir enojado- necesito a Cerberusmon mas que concentrado y contigo, abrazándolo, ronroneándole y distrayéndolo, será más que imposible
Haaa… no tienes que ser tan brusco amigo… si no estoy acostumbrado a este tipo de trato pero… solo quiere divertirse… -dijo Cerberusmon intentándome hacer cambiar de opinión- vamos amigo…
No, y esa es la respuesta final del asunto –comencé a caminar molesto con Cerberusmon detrás de mí al decir eso, dejando atrás a la digimon bailarina- y no trates de convencerme que la deje venir Cerberusmon… te conozco y sé que tienes un argumento de lo útil que podría ser…
…je… no tengo un argumento… tengo unas preguntas… -me observo y respiro profundo- ¿no te recuerda a ti?... se ve que se aburre mucho en el palacio… ¿no crees que ella busca diversión como tu buscabas libertad? –Al decir eso Cerberusmon se sentó en el lugar junto a mi- ¿y bien?...
Tsk… -apreté los puños- te doy la razón… por esta vez… pero más le vale a esa gata que no moleste porque si no le arrancare las colas de un tirón -dije dándome la vuelta- ¡Farah! ¡Más te vale mover tú…! –Trague saliva- ¡Trae tu “figura” hacia aquí! ¡No podemos irnos sin el resto del equipo!

Al ver la expresión que puso, me sentí ligeramente bien, supongo que si es como yo, claro que yo no soy un gato mimado, si no un perro demoniaco abandonado, pero es verdad, ella busca diversión como yo buscaba libertad, ¿y quién soy para impedírselo?... sinceramente… no soy nadie para eso… y aunque fuera alguien… no le impediría nada… se nota que Farah tiene que divertirse, después de todo así deben ser los gatos y así serán siempre… al menos para mi punto de vista.

Bienvenida al equipo de forma temporal Farah –dijo Cerberusmon con una sonrisa en el rostro mientras movía la cola ligeramente- en primera, no tengo nombre especifico, solo llámame dependiendo de mi etapa, y en segunda, no serás mi compañera, serás nuestra compañera, aunque más específicamente, de él –dijo señalándome con la cola- él es el líder aquí
… como digas Cerberusmon –suspire y la observe detenidamente a los ojos- ahora para responder a tus preguntas… partiremos en 30 minutos, mi nombre es Scott, hemos viajado por casi todo el digimundo, solos, algunas veces con aliados, pero mayormente ah sido solos, es natural que será peligrosa esta misión –me sonroje ligeramente y trague saliva- mira… es obvio que eres más atractiva que esa araña gorda devoradora de grasa… asique no tienes por qué hacerme una pregunta tan obvia… y un gusto conocerte… Farah…

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Mar Ago 27, 2013 4:35 pm

Farah se puso firme, parodiando lo que parecía ser un diligente soldado. E incluso hizo el gestito de llevarse la mano a la cabeza:

-¡Sí, señor Scott! ¡Yo también estoy encantada de conocerle! ¡Daré mi mil por cierto en esta misión! Seguro que eres buena gente aunque seas un demonio, sólo la buena gente es capaz de apreciar la belleza...
- le dijo a Scott, guiñándole el ojo. Ahí queda reflejado el buen juicio de Farah. Se acercó al humano, con la mirada curiosa, y le miró el trasero y la cabeza-Por cierto...¿dónde está tu cola y tus cuernos?-antes de que le contestaras comenzó a montarse otra de sus...¿fantasías?-¡Oh, oh, ya sé, en una batalla épica te los arrancaros!¡Realmente eres un hombre de mi tipo, de esos interesantes!

Sin embargo parecía que se había encaprichado de Cerberusmon, porque volvió a abrazarlo, de nuevo, con tal fuerza que podría haberlo tirado al suelo.

-¡Yaaaay!¡Y Cerberusmon es un can de lo más liiiiiindo! ¡Cerberusmon tiene razón, realmente me aburro ahí dentro, las gatas tenemos que ser libres, libres e independientes! ¡Yo necesito aventura, aventura, y dinero para poder ser libre y vivir todas las aventuras que quiera!
-al mirarte de reojo y recordar tus reacciones anteriores soltó a Cerberusmon.

Pero aún así se llevó las manos a las mejillas, muy emocionada...

-¡Será tan emocionante... y en esa pirámide habrá tantas bonitas joyas...exclusivas, tan hermosas...!-parecía que a esta gata no le iba la vida sencilla-Sería un pecado dejar que sólo esa arña fea disfrute de ellas...por supuesto tendré que vender algunas pero las más lindas las usaré como recuerdo... y cuando salga de aquí, el resto del mundo se quedará maravillado de ver una modesta pero hermosa flor del desierto!

Parecía que era experta en hacerse castillos en el aire y fantasear. Puso gesto pensativo:

-Mmmm, mercenarios infernales creo recordar que mencionaste...
-hizo una pose sensual y preguntó con ojos inocentones así que no podía adivinarse si bromeaba realmente o pensaba-¿Crees que podría serlo alguna vez?¡Suena bien, y unas chica bonita siempre hace falta en cualquier equipo! Pero... mmm, treinta minutos...-parecía que su capacidad de concentración era nula, porque saltaba de tema en tema sin pies ni cabeza-¡Eso significa que partiremos de noche! ¡Pero una bailarina como yo necesita descansos tonificantes y... y...!

Deberías enseñarle cómo era de verdad una vida de aventuras. Sorprendentemente, se cortó ella sola diciendo:

-¡Bueno, la luna sobre mi piel podría darme un innovador y extraño bronceado que será la envidia del palacio!
-sonrió. Positiva, era, al menos. Esperabas que no fuera demasiado quejica.
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Ago 27, 2013 9:23 pm

Esta gata quiere burlarse de mi… imitando el caminar de un soldado junto con su saludo… además de esa voz que intenta imitar… dios… sinceramente dudo poder resistir esto… menos cuando fui forzado por preguntas de mi compañero a dejar que esta bailarina nos acompañe… más le vale ser de utilidad por que lo repito… le arrancare esas lindas cosas que tiene de un solo tirón si llega a estropear algo. Luego de unos segundos, ella dijo algo sobre que era bueno para ser un demonio, sinceramente, es algo cierto ese hecho, eh tenido mis momentos de bondad, aunque creo que no tendré uno ahora por que aparentemente busca mis “cuernos y cola”, cosa que no me gusto para nada, menos cuando me dio la vuelta para observarme, en ese momento, genere mucha energía oscura, y realmente bastante.
Luego dijo algo de que era un “hombre de su tipo”, al escuchar eso me sujete el estomago, me dolía de la nada… y sé que ese dolor era asco, asco repugnante por escuchar esa frase que a mis odios y a mi cerebro, sonaba como una insinuación o malinterpreto de mis palabras. Sinceramente no se qué hacer con esta gata, además de que se encapricho con Cerberusmon y le dice “lindo”, “tierno” y muchas cosas que Cerberusmon es solamente cuando es Labramon, cuando es Cerberusmon… es Cerberusmon, fin de la historia, solo es un perro demoniaco que incinera a quienes sean sus enemigos… en fin, pronto Farah comenzó a hablar sobre lo que quería, sobre lo mucho que se aburría en el palacio de Pharaonmon, y considerando sus quejas, entendería si Pharaonmon quisiera regalármela también, aunque sinceramente, no necesito a una gata mimada en mi equipo, tal vez alguna otra de sus bailarinas sicarias me sería útil, pero esta no, esta no parece entender el concepto de aventura, no el concepto entero, parece que solo entiende el concepto de la parte final, donde el aventurero se queda con todos los tesoros que encuentre en su camino.

Oye… primero… una aventura no consiste solo en joyas y gemas preciosas… eso solo es la recompensa de la aventura… y ahora mismo no estoy seguro de si habrá joyas y gemas… solo sé que habrá peligro por doquier y por lo tanto habrá que tener cuidado –dije intentando bajar a Farah de su castillo de sueños y fantasías que evidentemente construye a velocidad luz-
Jeje… déjala Scott… que viva en su mundo como tu vives en el tuyo, ¿no me dirás que en sus momentos no te has quedado fantaseando con el infierno y todos los demonios que podrías asesinar allí, o si? –Me pregunto Cerberusmon con un buen punto a su favor, aunque es más fácil darle la razón con algo fácil, un puñetazo en esa cabezota que tiene- ¡Auch! ¡Eso dolió!
No te quejes, tú te lo buscaste compañero –dije dando un suspiro esperando a que Farah bajara de su castillo imaginario de sueños y caprichos-

Luego de unos segundos, Farah logro despertar de sus grandes sueños de riqueza, aventura, diversión, seguramente Cerberusmon, eso no creo que haya duda alguna, y quien sabe que mas, entonces me dispuse a tomarle la mano para que comenzara a caminar, realmente no tengo tiempo para esto, menos para que se ponga a fantasear en medio de la calle, asique mientras más rápido nos moviéramos mejor para mi, pero me detuve y solté su mano cuando ella me empujo hacia adelante y me dio la vuelta, junto a Cerberusmon, entonces dio unos pasos hacia atrás y no sé por qué, ni quiero saberlo, pero hiso una especie de pose “sensual”, como si quisiera seducirnos a mí y a Cerberusmon por alguna razón, luego le siguieron ojos suplicantes, en ese momento Cerberusmon cedió y se dio la media vuelta, supongo que es débil ante la ternura, para mi fortuna yo no.
Pronto menciono a mi grupo de mercenarios, entonces con la pose “sensual” ya definida, uso sus ojitos suplicantes conmigo, por lo que no se si hablaba en serio o no, sinceramente, dudo saber realmente si habla en serio o no, desde que me di vuelta para verla petrificada, solo eh logrado darme cuenta de pocas cosas de ella, primero, es mimada, y mucho, segundo, tiene un temperamento realmente raro, tercero, su capacidad de mantener la concentración en un tema es… simplemente nula, y cuarto, esta obsesionada con las cosas bellas como joyas y gemas, pero lo que realmente me confundió fue cuando me pregunto si alguna vez ella podría ser una mercenaria infernal.

¿Tu?… ¿mercenaria infernal?… ¿En serio?... –pregunte realmente confundido, porque, ella no tiene ni siquiera la postura de una mercenaria- realmente… el término “Mercenaria Infernal” si suena bien pero… tu ni siquiera eres mercenaria… y dudo que sepas el concepto de “trabajar para vivir
Espera… estas usando ese término… ¿no pensaras en eso? –pregunto Cerberusmon realmente confundido y algo impresionado, después observo a Farah y suspiro- Farah… prepárate para un largo… tortuoso… doloroso… insoportable y horrible entrenamiento con Scott… -dijo Cerberusmon observando a Farah que parecía prestar atención confundida-
Te hare una Mercenaria Infernal… pero primero dejaras tu lado mimado –al decir eso tome una vara que tenía cerca y le golpee el brazo haciendo que lo enderezara- párate derecho, pies juntos, mirada hacia adelante y colas hacia abajo –al decir eso la golpee en los puntos necesarios para enderezarla completamente- bien… ahora, una mercenaria se mantiene firme ante todo… no espera a nadie a menos que sea su jefe o un mercenario aliado… y como el tiempo no es un mercenario aliado, no lo esperaremos ahora –al decir eso le agarre las colas y la forcé a subirse a Cerberusmon, después me subí yo- y lo diré rápidamente Farah… si llegas a arruinar la misión… te voy a arrancar tus lindas colas de gato de un solo tirón

Al decir eso, Cerberusmon comenzó a correr por el mercado, y a medida que pasábamos por las tiendas, rápidamente agarre algunas bolsas de comida y agua, no deje que Farah tomara ninguna porque seguramente haría algo malo con ellas, como devolverlas o dejarlas caer, asique era más seguro que las tuviera yo por un tiempo, además, tenía que sobarle los brazos para que se relajara un poco, realmente no tendría que mimarla, pero así se debe entrenar a alguien, siendo rudo, frio y malo, pero también hay que cuidar al novato, dándole cosas que le gusten pero de a poco, y con el tiempo, dejan esa actitud incorrecta que tienen, asique si mimo a Farah poco y soy lo bastante duro sin excederme… podre llamarla… tal vez hermana o aliada… los mercenarios infernales son mi familia y siempre lo serán.

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Sáb Sep 14, 2013 11:32 pm


Farah bostezó sonoramente mientras Labramon la despertaba mordiéndole el pantalón...en el fondo le estaba haciendo un favor. Iban a llegar justos de tiempo junto a Scott, pero si a Farah se le ocurría llegar tarde, sería el fin de la felina.
Ella se fue quejando durante todo el camino hasta que llegaron junto con Scott, sobre el descanso que necesitaba una mujer, sobre que Scott siempre le corregía la postura, sobre que no la había dejado atiborrarse...y mil cosas más a las que la gata debería renunciar si quería ser una buena mercenaria infernal.

-¡No sabía que ser mercenaria fuera tan duro!Aunque reconozco que ya entiendo porqué la recompensa acaba sabiendo tan dulce...
-se miró las manos, imaginándoselas llena de oro y piedras preciosas tan antigüas como las pirámides y la consiguiente gloria que le reportarían. Además, serían su billete a la libertad. Pero algo raro pasaba: se extrañó ver sus manos tan desnudas... no brillaban tanto como siempre. Pronto se dio cuenta del porqué, y es que sus anillos no estaban-¡Mis...mis anillos! ¿Dónde están?

Labramon le explicó que para que no se entretuviera mirando lo lindos que le quedaban, a vista de su falta de concentración, Scott había decidido confiscárselos temporalmente. Farah hizo una mueca de capricho, y decidió que le convencería... de una manera u otra."¡Y haré que se impresione!¡Que vea que no soy una gata consentida sino una guerrera del desierto! Aunque.... mis amadas joyitas..."

Cuando vio a Scott, Farah saludó energéticamente con un "¡Holaaaaaaaa Scotttyyyyyyyyyyyyyyy!" tratando de ser amable y ganarse un huequito en el corazón del mercenario, al cual le había caído algo, como poco, pintoresco.
***
El frío de la noche en el desierto era tan intenso como el calor del día. Muchas de las tribus nómadas solían aprovechar las noches para seguir sus eternas caminatas hacia ninguna parte. Soplaba viento, y las huellas que dejábais en la arena se tapaban con gran rapidez. Farah se tapaba como podía los ojos para evitar que la arena la cegase. El viento aumentaba a medida que se acercaba el amanecer y sonaba tan fuerte que os impedía tener una conversación preguntando confundidos "¿Qué has dicho?" a cada rato.

Farah gritó repentinamente y levantó una pata, con gesto de enfado y dolor.

-¡Auch!¡Me pinché!
-se quejó-Labramon, querido, ¿me quitarás la espina? Creo que se quedó clavada...

Al menos no eran tonterías ni cuentos suyos. Realmente tenía una espina de unos veinte centímetros clavada en la planta del pie. Farah se sentó, lejos de la zona donde se había pinchado y levantando el pie. Se quejaba de cómo podía gustarle a algunos digimon que les clavasen agujas, independientemente de sus efectos relajantes y dijo de paso que preferías baños de barro. Mientras soltaba su perorata, jugueteaba con la arena.

-¿¡Y qué demonios habrá sido lo que me pinchó!?
-acabó preguntándose enfadada por el dolor.

Repentinamente, vio un trozo de guante rojo enterrado, y se oyó una voz lamentándose del fondo de la arena, tan débil que apenas podíais descifrar sus palabras exactamente.

-¡Scott, Labramon, creo que hay alguien aquí dentro entrerrado!
-Farah, sin bajar la pata, siguió quitando arena con las manos ávidamente y con mirada de gata curiosa-¡Quizás es la voz de un tesoro, que ansía ser poseído por nosotros, dos valientes mercenarios del infierno y su hermosa y joven y espléndida aprendiz....!

El debate y la decisión estaban servidos. ¿Sacarías de allí a aquello, fuera lo que fuere? Si lo hacías, ¿qué intenciones tendría? ¿O simplemente pasarías d elargo? ¿Tendría Farah que seguir caminando con aquella espina?
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Dom Sep 15, 2013 4:59 am

Luego de que saliéramos del pueblo y de que descansáramos una noche, estuve pensando en cómo entrenar a Farah, quien no tardo mucho en dormirse, y tuve que enseñarle la primer lección después de la postura firme, hay que dormir únicamente cuando es necesario, no cuando uno siente la necesidad del sueño, un verdadero mercenario puede estar despierto una semana entera sin cerrar los ojos más que para parpadear y dormir únicamente 30 minutos para continuar otra semana sin sueño.
Finalmente después de una noche llena de quejas y de correcciones de postura para que Farah aprendiera a pasarse derecha y firme como toda una mercenaria, desperté antes que Labramon y Farah, por lo que le deje una nota a Labramon, ya que es más que obvio que el despertaría primero, y me fui, aunque claro, primero me lleve todas las joyas de Farah y las guarde en mi bufanda, sin duda, ella tiene que dejar de distraerse con estas cosas, además, si se concentra y logro entrenarla bien, tal vez entienda que estas son las únicas joyas que necesita para vivir, porque una vez que se gane el derecho de que la nombre Mercenaria Infernal oficial, no necesitara vivir en el palacio de Pharaonmon nunca más, solo por un tiempo hasta que logre transferir todas sus cosas hacia la base del desierto que tengo por ahí, je, una base en cada lugar del digimundo y uso únicamente una, realmente soy raro.
Luego de llegar al punto de vigilancia que había fijado la noche anterior, me quede observando las gigantescas pirámides que a pesar de estar a kilómetros y kilómetros de distancia, se veían muy grandes, es… simplemente hermoso a mis ojos… realmente es algo… genial… como espero que Labramon alcance su máxima etapa… seguramente sería… asombroso poder bolar por el desierto sin problemas… rigiendo a muchos digimons ya que… según escuche… los Anubismon viven en el cielo, y jamás bajan a la tierra a menos que sea una emergencia… sin duda… será genial alcanzar ese poder… pero aún queda mucho para eso, no le exigiré nada a Labramon… pero tampoco dejare que se pase todo el día jugando… tiene que entrenar… aunque sea una hora por día.
Finalmente, después de 3 horas de espera, Labramon y Farah llegaron, aunque ella parecía algo molesta, je, nada como la expresión de enojo de una mujer gata mimada hasta el cansancio para animarme el día un poco, aunque su forma de saludarme fue… molesta… “Scotty”… tsk… nada me irrita más que un diminutivo de mi nombre o un alias molesto o tierno o lo que sea… realmente lo odio… soy un demonio y ella lo sabe… espero que entienda que es malo hacer enojar a los demonios como yo… mas cuando el demonio es un mercenario que se concentra en la misión que se le fue asignada.

Jeje… -me acerque y le sujete la mano y comencé a apretársela como mucha fuerza hasta el punto en que pareció poner una expresión de dolor- vuelve a decirme “Scotty”, y te prometo que te hare una Mercenaria Infernal de elite… y eso te dolerá más que este simple saludo amistoso –genere mi aura oscura y rodee su mano mientras sonaba cualquier rastro de dolor- y veo que ya sabes pararte bien… eso me agrada… espero que sigas aprendiendo por que créeme… uno de mis mercenario… un BlackWarGreymon… apenas si aguanto el entrenamiento básico para entrar… y sé que eres más fuerte de lo que pareces Farah… espero poder llamarte “Mercenaria Infernal” pronto… ahora, andando, tenemos mucho que caminar y no podemos arriesgarnos a que Cerberusmon se agote de correr tanto –al decir eso comencé a caminar con Labramon y Farah siguiéndome detrás-
Bueno, solo ten piedad de Farah… -se acerco a mí y me miro fijo- ella no está acostumbrada a no tener sus joyas encima… seguramente le costara adaptarse… y seguro cree que agradándote se las devolverás… ten piedad amigo… es una digimon… esto… “bestia” como yo… y humana como tu… -me miro fijamente y dio un suspiro- solo intenta no pasarte… recuerda que es una chica frágil en cuanto a sentido de la orientación… y es únicamente ruda cuando se meten con su belleza o sus atributos o demás…
Lo tendré en cuenta amigo… pero aun así esta chica… no… esta niña pequeña tiene que aprender a que no todo en esta vida es un juego… que no todo le vendrá servido en bandeja de plata… que no todo es placer y diversión… aun si tengo que hacerle entender a la fuerza… lo hare… quiero a Farah pero no la quiero tanto como para tratarla como a una hermana aun… solo es una chica aspirante a Mercenaria que se metió en nuestro trabajo… nada mas –al decir eso aumente el paso para llegar más rápido a nuestro destino-

Pasaron horas de caminata extenuante y agotadora, el calor del desierto nos hiso sudar como si estuviéramos en un volcán… sin duda entiendo porque tantos digimons morían en estas arenas tan hermosas y a la vez tan peligrosas… donde digimons salvajes se esconden en la arena esperando a que sus presas estén lo bastante débiles como para atacarlas… donde el agua es el oro y el oro es un metal mas… donde el cielo nocturno está lleno de estrellas que pueden predecir el futuro y donde el futuro depende de las condiciones del desierto… donde las tormentas de arena son temidas… y las lluvias y diluvios son bendecidos por los dioses.
Finalmente llego la noche helada, y realmente era fría… supongo que se debe a que la arena absorbe el calor y lo mantiene… aunque debe ser difícil… pero seguramente este es el mejor horario para caminar y hacer un largo trayecto a cualquier parte del desierto, de noche… el frio que abunda en este horario es el mejor… aunque no sea seguro para la vista, es seguro para el calor y para el ahorro de energías, ya que en lugares como estos, guardar las energías es algo realmente necesario para la supervivencia.
Finalmente logramos caminar mucho, demasiado creo, ya que estaba comenzando el amanecer, y tuve que taparme los ojos para que el sol saliente de las orillas del mundo evitara cegarme, sin duda es algo difícil taparse la cara para por ver y caminar a la vez, aunque debo hacer lo que tengo a mi disposición, y aunque sea, puedo sentir como el frio comenzaba a disminuir, pero igualmente, los vientos fríos que hacían que la arena fuera directo hacia nuestras caras, era realmente abrumadores y sin duda insoportables si no posees el abrigo adecuado, como Farah en este caso, por lo que hace unas horas cuando anocheció le di mi bufanda para que se cubriera su pansa y cuerpo, es lo bastante larga para cubrirla bien y evitarle sentir frio, aunque claro, le quite las joyas antes para que no se las pusiera.

Oigan… creo que podemos parar a… -fui interrumpido por el grito de dolor de Farah, que se aparto del camino y se sujeto el pie, creo que dijo que se pincho con algo pero… en serio… ¿“Labramon, querido”?... ¿no pudo pensar en algo mejor?... supongo que es Farah asique se puede ver venir algo así- dios… Farah, entiendo que tengas una púa en el pie pero… ¿”Labramon querido”?... intenta buscar mejores palabas para llamar la atención de alguien… eso sonó extremadamente raro… aun para ti… -vi como se apartaba para y levantaba el pie para que le quitáramos la púa, tsk… es algo irritante esta niña-
Tranquila Farah, te la quitaremos pronto… aunque seguro dolerá más que te la quitemos a que siga ahí enterrada… pero es mejor quitártela para evitar que te lastime algún nervio o algo así –dijo Labramon acercándose para quitarle la púa mientras escuchaba las quejas de Farah- dios… a algunos digimons les gusta… a otros no… aunque preferiblemente me gustan más los masajes o cosas así… ahora quédate quieta por favor –le tomo el pie pero antes de tocar la púa Farah se levanto y comenzó a caminar como pudo sin apoyar el píe para llegar hasta donde se había pinchado- haaa… -escucho todo lo que dijo Farah al igual que yo, pero… ¿alguien atrapado?... ¿en serio?-
Farah, realmente me disgusta un poco el ser yo quien te diga esto pero… los tesoros no hablan a menos que estén malditos –dije tranquilamente mientras la tomaba de los hombros y la empujaba para que quedara boca arriba contra la arena- ahora se una niña gata buena y quédate quieta –le tome el pie y sin esperar nada le quite la púa del pie y después se lo vende con un trozo de mi remera, tsk, ahora tengo que pedir una nueva- bien, ahora, quédate quieta como te dije, vamos a ver qué desenterraremos y para eso, necesitamos a un verdadero digimon bestia, y tengo uno en mente… mi perro demoniaco favorito –saque mi digivice, una carta y genere mi aura oscura- ¡Cambio de carta! –Pase la carta por el lector mientras mi energía era absorbida por el digivice y después expulsada contra Labramon- ¡Carta azul! ¡Hora de excavar Labramon!
¡Labramon shinka…! –Absorbió la energía y comenzó a brillar mientras aumentaba de tamaño, se alargaba su cola, una armadura negra lo cubría totalmente y le crecían las garras completamente mientras dos cascos le cubrían los hombros- ¡Cerberusmon! –observo la zona y comenzó a cavar rápidamente con sus garras lanzando hacia atrás mucha arena- veamos, un guante rojo, púa de unos 20 centímetros de largo aproximadamente, creo que sé que estoy desenterrando Scott –bueno, al menos Cerberusmon sabe que hace, asique es mejor para todos-

Bueno, ahora que Cerberusmon está cavando, solo queda asegurarme de que Farah no apoye su pie en una hora más o menos… creo que eso hay que esperar para que una herida cicatrice, je… es raro oírme hablar de cicatrización cuando yo tengo una cicatriz en mi ojo derecho y ahora estoy frente al digimon que me la hiso… y también estoy en el lugar donde me la hiso… je… el desierto siempre está lleno de sorpresas muy curiosas… por ejemplo… el perro que ahora es mi compañero… se volvió mi compañero en este lugar pero eso no importa… ahora que Cerberusmon puede controlarse y no dejarse llevar por la rabia, es más fuerte que la primera vez que lo vi alcanzar ese nivel por la rabia.

Farah… se que puedes considerar a Cerberusmon un perro tierno y lindo que puede ser cariñoso cuando quiere… pero créeme que debajo de esa armadura viva… debajo de esa “armadura biológica” del infierno… existe un monstruo sediento de sangre… que no temería en lo absoluto despedazarme a mi… o a ti… ni a nadie… -la mire levemente- y lo único que evita que ese monstruo salga a la luz del día para matar… es la cantidad de energía que le doy… y esa energía viene de mi odio… el enojo que siento me hace aumentar en energía… asique hay que tener cuidado… por que el también puede generar esa energía… y si se enoja en serio… -me reí levemente- puedes estar segura de que estas muerta, niña

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Mar Sep 17, 2013 1:19 pm


-Oh-no sabías si se había quedado impresionada, o simplemente se había perdido a la mitad de tu explicación. Hizo una pose a pata coja para no hacerse daño y luego  añadió-¡Igual, Cerberusmon es tan lindo y fuerte...! ¡El mío viene de mi belleza!

Luego guiñó un ojo. Cerberusmon seguía excavando, y supiste que Farah estaba guardándose las ganas de abrazarlo. En realidad parecía bastante interesada en lo que fuera que hubiera ahí enterrado...era la primera vez que la veías tan concentrada en algo.

Lo que desenterrásteis era nada más y nada menos que un cactus de tamaño considerable con guantes de boxeador. Oísteis cómo respiraba más fuerte cuando le quitásteis la arena de encima. Apoyó los codos y las rodillas en la arena, tosiendo y escupiendo algún que otro granito.

-¡Un tesoro maldito!¡Poseer uno debe ser interesante, como poco!
-era obvio que Farah veía interesantes cosas diferentes a lo que la gente normal lo vería. Apenas el Togemon se recuperó un poco, Farah refunfuñó, haciendo una pataleta-¡Tonto, tonto!¡Ya te vale, además de que me has clavado una espina no eres un tesoro ni normal ni maldito!

-Pero, ¿qué culpa tengo yo de no ser un tesoro?
-preguntó, temblando. Era cierto que los berrinches de Farah eran temibles para la salud auditiva, pero el rostro asustado del digimon revelaba que temía a otras cosas-¡Por favor, no me maten!

-No es para tanto... sólo pensaba pincharte con una de tus espinas, a ver si te desinflabas, pero me has dado penita
-dijo Farah abriendo los ojos mucho al ver que el togemon os suplicaba tirado en el suelo. Sorprendentemente esto no le pareció agradable a Farah, que movió las manos mientras decía-¡Vale, vale, que no te matamos!¡Pero es peligroso que estés ahí enterrado, sobre todo, si no te entierras bien!

-Yo no estaba ahí por gusto...me enterraron...


-¡Oh!¿Quién?¡Le haré daño sólo por mi herida! Si no te hubieran enterrado, yo no me habría clavado esa espina...¡me temerá por haber atentado contra mi belleza!
-apoyó sin querer el pie y volvió a tirarse al suelo y a rodar mientras gritaba y se quejaba.

-Ultimamente han pasado muchas cosas en mi tribu...
-dijo con resignación el gran cactus. A Farah se le cambió la cara.

-Uh, cosas de tribus del desierto. No sé yo si meterme en algo que tiene unas leyes tan arbitraria sea productiva...
-dijo Farah, algo más seria. Aunque seguía tirada en el suelo. El togemon hizo un gesto de desesperación al ver que Farah no estaba tan convencida.

-¡Tenéis que ayudarme, os lo ruego!
-luego añadió, dando un puñetazo en el suelo de fustración-¡Todo por ésa maldita estupidez de las pirámides...! Al menos, ustedes no parecen ser de sus hombres...me alegra saber que aún quedan verdaderas gentes del desierto que no se deja amedrentar por cuatro matones-no sabíais exactamente a qué se refería con esto.

-Yo soy gatita de un sólo hombre y por ahora, me guste o no, soy gatita de Pharaonmon
-respondió, ronroneando.

-¡Entonces!¿Nos ayudaréis?¡Al fin de al cabo, si no vivimos en el desierto, nunca ofendimos a su rey!
-dijo, completamente entusiasmado. Sin duda, a pesar de que mandase construir pirámides a sus prisioneros de guerra, Pharaonmon parecía tener buena fama incluso entre las tribus no anexionadas a su reino.

-Bueno, eso lo tiene que decidir aquí mi amigo Scott porque nos enviaron a otra cosa...
-Farah comenzó a rodar, completamente distraída pero ladeó la cabeza considerando varias opciones en voz alta-Puede que sólo nos suponga una pérdida de tiempo...  o que consigamos información sobre una pirámide que no es concretamente la que buscamos, aunque me da algo de lástima después de que nos haya suplicado. De todas maneras, no será fácil, si aceptamos, son asuntos muy escabrosos y delicados porque las tribus del desierto son muy particulares...-luego, volvió a ser la gata entusiasta que conocíais y añadió-¡Aunque seguro que es diver y nos lo pasaremos de miedo! ¡Qué disyuntiva!¡El deber contra la humildad, nuestro espíritu altruista contra el deber del mercenario, la incertidumbre contra...!

Bueno, si no querías seguir escuchando más verborrea de Farah, habría que decidirse. El togemon la miraba entre admirado y extrañado por su entusiasmado sentido de aventurera...
avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Scott Desaster el Mar Sep 17, 2013 11:24 pm

Aparentemente lo que estábamos desenterrando no era más que un digimon del desierto conocido como Togemon, ¿Qué estaría haciendo enterrado a mitad del desierto?... esto no me resulta extraño por alguna razón… pero tampoco es normal… tiene que haber una respuesta concreta… aunque… debo admitir que la expresión de Farah por ver que no era ningún tesoro oculto o maldito fue algo divertida… pero eso me recuerda que debo enseñarle a Farah la diferencia entre tesoro normal y maldito… y que el maldito es malo… aunque será difícil… esta niñita no sabe nada que mas ver las cosas que le gustan y darle un enfoque positivo a todo… realmente será algo difícil hacerle entender que nada en esta vida puede ser bueno… siempre habrá algo malo que te hará aterrizar en la realidad… y se lo hare entender un día de estos… ahora… será mejor dejar a esta gata como siempre… ingenua.
Finalmente, después de ignorar toda la charla entre la gata que se coló a nuestra misión y este… cactus gigante… escuche algo que si me llamo la atención… “me enterraron”… fueron las palabras de Togemon… ¿eso quiere decir que alguien lo enterró?... ¿pero quién?... ¿y por qué?... fuera como fuera, Farah después de todo el tiempo que llevo de conocerla, dijo algo con sentido y con seriedad… ojala pudiera quedarse así… sería más fácil tratar con ella… tsk… además sigue tirada en el suelo… entiendo que le duela el pie pero no tiene por que tirarse al suelo y actuar como si fuera una gata mascota… tsk… tengo que hacerle entender que no es una gata mascota ni nada de eso… si quiere ser una mercenaria tiene que aprender a que solo su jefe puede decirle que hacer… pero que no puede pasarse con las ordenes… a ningún mercenario se le puede ordenar algo humillante para el… ni por todo el dinero del mundo yo haría algo que me resultara humillante. En fin, Togemon pareció humillarse mucho con tal de que lo ayudáramos, siendo sincero, no lo ayudaría nunca mientras tuviera un trabajo actual pero… eh de admitir que cualquier ayuda sobre la pirámide que buscamos es útil… asique no tengo otra opción… tendré que ayudar a este cactus gigante a destruir a esos “4 matones”.

Bueno… te ayudaremos Togemon… aunque necesitaremos ayuda… eh viajado por casi todo el desierto en el lomo de Cerberusmon… pero nunca eh entrado en muchas pirámides… asique tendrás que ser nuestro guía por el desierto mientras nos guías a esa pirámide donde esos matones esperan… sinceramente por mí, te habría dejado enterrado pero como Farah es una niñita mimada que tendré que entrenar seriamente… –tome de nuevo la vara y la golpee en los puntos para que se parara firmemente- ahora… mis reglas para viajar… va igual para ti Farah… si nos retrasan a mí y a Cerberusmon, los mataremos… Togemon, si nos engañas, Cerberusmon te incinerara con una simple llamarada… y Farah… agradece que no te encontramos, si no diría que Cerberusmon te despedazaría, pero por ahora la mayor amenaza que puedo darte es esta –le agarre de las orejas para que me viera a los ojos- retrásanos o impídenos ganar una batalla… y te voy a arrancar esas bonitas colas tuyas de un solo tirón, y no voy a tirar de ellas rápidamente, te las voy a arrancar lenta, dolorosa y horriblemente
Y sepan que él está siendo piadoso con esa amenaza ligera… bueno, era mejor que nos guíes Togemon… por que como dijo Scott… -puso una mirada horrible y totalmente maligna mientras mostraba sus colmillos- retrásanos o envíanos al lugar incorrecto y con gusto de rebanare e incinerare con mis propias garras y colmillos, ahora… Farah, a mi espalda, no puedes caminar aun con esa mini-herida en tu pie –Cerberusmon sujeto a Farah de la cintura con la cola y la subió a su lomo mientras comenzaba a caminar- vamos, Scott no tiene todo el día

Luego de eso, comenzamos a caminar todos, Farah montando a Cerberusmon, Cerberusmon caminando como si nada, yo a su lado, y Togemon, bueno, no creo que tenga más opción que guiarnos por que dudo que un cactus quiera ser incinerado por las llamas de un perro infernal que con una simple carga de odio puro, puede volverse un verdadero monstruo incontrolable que a simple vista, no descansara hasta asesinar a todo el mundo o todo lo que tenga en frente… je… realmente dudo que Cerberusmon algún día tenga que recurrir a ese lado de él… es simplemente ridículo…
Luego, pasaron unas cuantas horas y ya era de noche, je, un día entero caminando, yo solo dormí una hora del día anterior y Cerberusmon sigue con mucha energía, supongo que él no tiene que consumir mucha energía demoniaca si no pelea, asique puede mantener su etapa Ultimate por mucho tiempo, creo que si le diera una buena carga y no una vaga, podría estar años en nivel Ultimate sin pelear ni una sola vez, pero como el destino me odia, siempre me lanzara a un enemigo nuevo que me molestara y me hará pelear… pero nada que no solucione con algo de carga extra… siempre podre pelear tranquilamente… aunque… no sé si algún día pueda estar tranquilamente… pero eso lo averiguare con el tiempo. En fin, finalmente todos nos detuvimos a descansar, aunque creo que Farah se da ese lujo siempre, ya le enseñare a no dormirse antes de tiempo, eso puede resultar una desventaja a la hora de sobrevivir en lugares como este, aunque claro, seguramente no le importa en lo mas mínimo.

Cerberusmon… ¿crees que algún día consigamos la libertad total?... digo… ahora somos libres y decidimos por nuestras propias cuentas pero… ¿crees que algún día podremos hacer todo lo que queramos sin que importe nada más que nosotros?... si te soy sincero… lo dudo mucho viejo amigo… -es raro que diga cosas así… pero una vez que pienso en cosas así… tengo que hablar con Cerberusmon para quitármelas de una vez- ¿tú qué opinas amigo?...
Je… no te preocupes… lo conseguiremos… solo tenemos que alcanzar mi mayor nivel para hacerlo… solo tenemos que encontrar la forma de despertar ese poder… aunque si te soy sincero… también lo dudo… pero esa es una duda vaga… siempre podremos conseguirlo todo… y cuando se trata de libertad… nuestra propia y gran libertad… estoy más que seguro que lo conseguiremos totalmente… después de todo somos un demonio y un perro… el mejor equipo que pueda haber, ¿no? –jeje, Cerberusmon si que sabe como quitarme las dudas de este tipo de la cabeza- en fin… intenta dormir, o no, como quieras… Farah y Togemon seguramente ya se durmieron por el cansancio de caminar todo el dia

______________________




/ /


Regalos


avatar
Scott Desaster
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 810
Cuentas :



Ficha :

Relaciones :

Cronologia : (En Actualizacion)

NPCs :

Nivel On Rol : DNA Evolution (Super Ultimate)
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Nova: Mega

BR: Mega
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Scott Shadowest Musahrahjy
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

Labramon
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans
Rango y Unidad Digi Aliado : Nova (BlackWarGreymon)
Rango: Hades Knight
División: Hades Titans
Unidad/Sub-division: Titans

BR (Renamon)
Rango: Soldado
División: D-Brigade
Unidad/Sub-division: Shadow Lizard
Inventario :


Ver perfil de usuario http://scott-desaster.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Yatterwa el Miér Dic 04, 2013 11:29 am

El togemon asintió, algo intimidado por tus formas, pero a pesar de eso y de que agarraste a Farah para hacerle llegar tu advertencia ella seguía con su expresión alegre y dicharachera de siempre a pesar de haberse puesto firme.

-¡Oh, querido, qué hombre tan rudo...!
-Farah ronroneó ruborizada, como si hubiera visto algo lindo en lugar de una amenaza. Luego, añadió para el Togemon-Ale, que te vamos a ayudar. ¡Estás de suerte, somos unos mercenarios de gran calibre! ¡El rudo Scott, el lindo Labramon y la hermosa Farah!-presumió ella, con una amplia sonrisa y haciendo una pose coqueta.

-¡Oh, gracias, gracias!
-exclamó muy aliviado, aunque al oírte, añadió-Yo no sé nada de pirámides... pero alguien que está allí, sí, parecía ser un gran entendido. Si sigue vivo, haremos que te lleve.

Farah no dijo nada, pero frunció el ceño al oír eso de "si es que está vivo". Se preguntó si quizás no sería peligroso todo aquello pero luego añadió para sí misma que sería divertido. Tras una noche en la que Farah se tomó la libertad de usar el lomo en el que la había llevado Cerberusmon de almohada, mientras le hablabas de tus inquitudes a Cerberusmon y Togemon dormía, llegásteis a un oasis.

-Me los imaginaba más silenciosos
-dijo Farah, al oír jaleo incluso desde lejos de aquel vergel en mitad de la arena-¡Es la primera vez que veo un oasis!¡Es taaaaaaaaaan paradisíaco...!¡Pagarán por perturbarlo así!-añadió, moviendo las garras. Hasta ahora la gata había demostrado emocionarse con todo o casi todo.

-Allí vive mi tribu. Ahora, debemos ser sigilosos y aprovechar la floresta para escondernos como podamos
-a pesar e lo ridículo que sonaba que un cactus así pudiera ocultarse, lo consiguió gateando y por el detalle de que en aquel oasis todas las plantas eran colosalmente grandes, tanto que parecía otro mundo comparado con el desierto con su propia atmósfera. Os escodísteis entre unos matorrales de varios metros de altitud, intentando entrever entre las hojitas algo. El jaleo era una fiesta muy animada, en contraste con muchas Aruramon y Palmon llevando como podían frutos del tamaño de un digimon rookie y amontonándolas en un saco, ayudándose con las enredaderas de sus brazos. La música era una canción de mariachis que entonaban unos ponchomon a la par de que tocaban haciendo que dos Ogremon bailasen con las armas en alto y haciendo que a Farah le invadiera un tic nervioso en la pata por contener sus ganas de unirse al baile. Ahí tenías a dos, pero no lograbas ver aún al resto.

Moviendo un poco la cabeza, encontraste al tercero, un Deputymon que estaba echado sobre un tronco como si fuera una tumbona, comiendo dátiles del tamaño de balones de ténis que le daba una auraumon. Era extraño verlo comer, simplemente metía el alimento bajo el pañuelo rojo que le tapaba la boca y sólo dejaba ver sus ojos brillante. Alrededor había varias telas de lona montadas, probablemente de ellos y un fangmon durmiendo. Con éste eran cuatro.

-¡Ande´ má´rápido!
-escucharlo era extraño, su acento era una mezcla muy extraña entre muchas cosas que sonaban de todo menos elegantes. Por lo pronto parecía incapaz de pronunciar la "s"-¡Mio compadre´y yo no tenemo´ tol día!

Y tampoco parecía saber hablar muy correctamente. Luego dirigió su ira hacia los mariachis: "¡Y u´tede´ a canta más animaico y alegrote!". Ellos obedecieron. Tercero.

Algo salió de una, agachado y un gallo se les escapó a los mariochis como una nota discordante al ver a aquel boltmon salía de una de las tiendas. Sin embargo, éste era bajito, sólo se había tenido que agachar un poco para esquivar la lona de su tienda, pero no por ello era menos amenazante; era una mole, más musculosa que un boltmon normal, una mole pequeñita de puro músculo con brazos como troncos que podían estrangular a un toro con facilidad. Ése parecía ser el cuarto. Farah te miró con cara de "¿qué se supone que hagamos? No vi tanto músculo junto en mi vida...".

-Platicando de canta´...¿e´cupió algo el monigoto?

-Dice que no sabe. Le di golpiza, pero no sabe.


-Estos chicos deberían leer más...y... ¡menudo quinto!
-susurró Farah al ver que el musculoso no se quedaba atrás en su "correcto" saber idiomático. El Togemon hizo un gesto de silencio.

-¡Viriví, que el chancho me hará per´onarme ahí alante!¡´E va a enterar!
-se levantó de la improvisada hamaca con una mirada autoritaria que hizo que la música de los mariachis parase. Puede que por su manera de hablar no pareciera que hubiera que tomarlo en serio, pero por la reacción de todos, supiste que probablemente sus pistolas hablaban mejor que él-¡De Rosarito Rumialdo Fernánde´de los Santos no ´e burla ningunito!

Lo viste caminar hacia una de las tiendas, la misma de la que había salido el tal "Torito", pero se paró a mitad de camino cuando el fangmon que lo acompañaba comenzó a gruñir con los ojos fijos en el arbusto.

-¿Qué pa´a Julito, oliste algo?-
el fangmon asintió y llevó el morro hacia los arbustos señalandolo. El tal Rosarito sacó su pistola y apuntó con ella hacia los arbustos, osea, habia vosotros.

-Huelo a gato, perro y... otra cosa extraña...

-´Algan lentito de ahí
-movió la pistola indicándoos y volvió a apuntar-Me da curio´idad ver a nue´stro´ invitado´ e´peciale´...

avatar
Yatterwa

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 180
Nivel On Rol : Beast Spirit
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El calor del sol del desierto, los bailes sinuosos en la noche oriental y situaciones rábicas[Misión Scott]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.