Conectarse

Recuperar mi contraseña



Click en los botones para ir a los respectivos temas
La fiesta por el aniversario de los Union Saver y por los mas de 10 años de paz en la Ciudad Central, se lleva a cabo en la misma, e inunda de felicidad y alegría a todos los habitantes y turistas que llegan a formar parte de esta celebración...pero las fuerzas del caos están dispuestas a arruinar la fiesta y cuentan con un sin fin de quimeras digitales, para llevar a cabo su tarea.
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
Luego de que un grupo de Digital Inc profanara unas ruinas con su tecnología, provocando la desaparición del mismo grupo; la famosa cueva de las profecías de Shakamon, First Cave, sufrió un terremoto y una nueva profecía se escribió en su pared…pero esta poseía un gran dilema puesto estaba incompleta:
“Fue nuestro padre quien alzo los muros. Fue nuestro Señor quien cubrió la cuna con el techo. Fue el todo poderoso quien tallo las inscripciones. Fue Yggdrasil quien puso a dormir al …[parte dañada]…Hijo de…[parte dañada]… en su interior la fuerza pura del caos crece…[parte dañada]… Witchelny…[parte dañada]… Su despertar traerá un gran cambio. Su despertar traerá caos y destrucción. Su despertar traerá la destrucción de los Royal Kinghts.”
Ante esta noticia los clanes se apresuran en actuar y llegar a las ruinas lo antes posible.
Han pasado ya varias épocas dentro del mundo digital desde que los Royal Knights, los caballeros de Yggdrassil encargados de proteger y vigilar el mundo digital, desaparecieron sin dejar rastro alguno. Por muchos años, fueron buscados por sus seguidores; pero nadie obtuvo ninguna pista de ellos, ni siquiera alguna señal de que pudieran seguir con vida… simplemente, desaparecieron de un día para el otro en la nada misma. Pero aunque la presencia de estos caballeros desapareció de la faz del mundo; sus espíritus siguen vivos en los corazones de los Digimons que transmitieron las grandes hazañas de los Royal Knights como leyendas con el pasar de los años; y tal es esta vitalidad memorial que al día de hoy, se celebra un gran festival en honor a los caballeros santos.
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Hibiki Sanjō, Lena Stevens, Roku Ginshô, Scott Desaster

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
cadejo (2065)
 
Scott Desaster (1919)
 
Roku Ginshô (915)
 
Kurai (914)
 
Sigrun Vinter (869)
 
Rena Ryuugu (850)
 
Fuji Raikomaru (840)
 
Ed Elric (649)
 
Ralian (638)
 
Elith (554)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Jue Jun 09, 2016 6:29 pm

-Peones... eso esta mejor, meras distracciones si no son amigos tuyos si que es un gusto verles morir jejje, quizá no seamos tan distintos después de todo-comentó Mirtha--Eso si, lo que hable o deje de hablar con mis spirits es privado. Lo mismo tu querías ocultar el nombre por alguna cosa en cuestión por eso no pregunto en exceso, me considero cauta dentro de mis posibilidades.-dijo.

-Uy si, cauta. Permiteme que me ria. Llevo poco contigo y ya me he dado cuenta de que si no es por Lunamon o cualquier otro de nosotros te tiras de cabeza al fango. Si no llega a ser por nosotros tu ya estarías muerta hace muuuuucho tiempo.-comentó Gabumon.

"-¡Cierra el pico, Fluffy!"-contestó ella al espiritu mentalmente también, tenía al salvaje Gabumon por puro despecho pero había veces que le sacaba realmente de sus casillas, lo que fortalecía la data del pequeño digimon.

-Mirtha, intenta ignorar a Fluffy, el siempre buscará la forma de ganar poder con tus emociones negativas, no le des esa satisfacción.-se metió Lunamon.

-Y me iría muy bien si tu, pequeña liebre, no fueras tan meticosa!-dijo Fluffy discutiendo con lunamon en la mente de Mirtha.

-Y da gracias! si no Mirtha no sería capaz de controlarte! aun no se como no te ha liberado todavía...-protestó ella

-Está claro q tanto tú como ella necesitáis de mi poder para...-replicó Gabumon mientras Mirtha se echaba las manos a la cabeza aquejada del montón de voces que se agolpaban en su mente.

-¡Silencio ya los dos! Estáis aturdiendo a Mirtha!-ayudó Taomon, pero las voces de los tres a la vez en la mente de Mirtha hicieron que se hincara de rodillas al suelo aquejada de un fuerte dolor de cabeza lo que le hizo ignorar el espejo y la visión de Raidramon.

-Llévame ante esa bruja! Mis spirits tienen demasiado poder en esté lugar, pueden hablar entre ellos en mi cabeza, harán que me vuelva loca!!-dijo ella suplicante agarrándose en busca de ayuda a la túnica de Hermmon.

Luego vio como nombraba a plasma y se sentía mal porque el no nos acompañara una vez que gracias a Taomon sus dos spirits rookie se apaciguaban.

-"Gracias Taomon"...-agradeció Mirtha--Y por qué dices que no nos acompañará Plasma? Perdoname estaba algo aturdida...-se disculpó la joven mientras atravesaba el portal con Hermmon.
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Plasma Inazuma el Lun Jun 13, 2016 10:25 pm

~[ Narrador]~

Hermmon observo a la humana con bastante “lastima”; aunque la palabra correcta seria “vergüenza ajena”. Le apenaba siquiera estar junto a ella en ese instante, pero no tuvo otra opción más que responder a la duda de Mirtha. No le tomo mucho tiempo, solo repetir lo que había dicho previamente: “tu amiguito ahora debe estar siendo controlado por esa bruja. Ya no es tu aliado, solo es un títere mas de esa bruja que no dudara en usar para matarnos”. Realmente tener que repetir lo que había dicho hacia unos segundos le resultaba irritante al esqueleto, pero bueno, tenía que lidiar con una humana aparentemente descerebrada por lo que debería de tolerarlo hasta que obtuviera lo que buscaba. Fuera como fuera, tan pronto el esqueleto sintió las explosiones de fuera más fuerte, se dio prisa a abrir un portal para alejarse de la catedral… si en algo tenía razón esa humana en ese momento, era que sus poderes eran más fuertes dentro de la capital, y todo porque ahora tenía un espíritu proveniente de la misma… un espíritu que se mantendría fortalecido dentro, pero se debilitaría poco a poco fuera.

Ya una vez que ambos cruzaran el portal, se encontrarían nuevamente en el bosque, pero en una zona de aspecto quemada… claro, no había sido calcinada por ninguna clase de fuego, pero el aspecto del lugar decía lo contrario. Arboles petrificados, rocas flotantes e inclusive el mismo cielo era diferente, siendo ahora un cielo oscuro y ligeramente endemoniado… lucia como una realidad alterna, aunque no se trataba de otra cosa que el interior de una barrera.

Bienvenida seas al autentico bosque, Blacksmith Mirtha… aquí es donde la bruja se oculta y donde reúne a todos los espiritus para ganar poder… sígueme por favor –El esqueleto comenzó a caminar tranquilamente, manteniendo distancia de la humana en todo momento- te diré por donde puedes atacar y cuando quieras, podrás ir… no me tomara mucho tiempo borrar la fuente de poder de esa bruja para después arreglar todo este problema por mi cuenta… asique, no deberás hacer mucho, ¿no te parece grandioso?

Hermmon rio levemente, para continuar su camino hasta llegar a una pequeña colina. Desde ese lugar podía verse a una mujer con un báculo en su mano diestra, mientras la mano zurda estaba estirada contra una flor de color amarillo, como si tratara de alcanzarla pero a 2 metros de distancia. Claramente la mujer estaba canalizando su energía en la flor, la cual estaba rodeada por un sinfín de espíritus digitales… todo tipo de digimons estaban allí reunidos, desapareciendo uno a uno para internarse en la flor y así lograr que esta abriera poco a poco sus pétalos. Aquella mujer definitivamente era Sakuyamon, aunque claro, Hermmon no debía decirlo para que fuera algo obvio.

Muy bien Mirtha… haz lo que veas necesario… yo me encargare del resto –Hermmon rio levemente, para después desaparecer en una pequeña llama de color azul-
avatar
Plasma Inazuma
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 308
Cuentas : Scott
Freddy
Ficha : Plasma Inazuma ID
NPCs : Plasmatic NPCs
Nivel On Rol : Hyper Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Mar Jun 14, 2016 6:48 pm

Mirtha respiró aliviada al librarse de ese irritante de Herrmon mientras empezaba a deleitarse con el ambiente del lugar. Los árboles quemados una extraña atmosfera a su alrededor, sentía la oscuridad de aquel lugar.

-Hay magia negra en este lugar, Mirtha.-decía Taomon en su mente.

Mirtha no escuchaba ni a taomon ni a hermon realmente estaba encantada con ese lugar sentía la magia del lugar tanto que se sentía como si ella también poseyera la magia de ese lugar, ¿acaso sería cosa de Taomon? le daba igual la oscuridad la hacía sentir exultante y feliz viendo como alguien pudo manipular la naturaleza de ese modo. Después de disfrutar de la atmosfera de aquel lugar se dio cuenta d que algo iba mal...

Decidió seguir a Hermmon antes de que desapareciese hacia la colina donde vio a Sakuyamon por vez primera.

-Asi que allí está ella! Grr y lo que decía ese hechicero era cierto! Roba los spirits! ESPÍRITU DIGITAL...!-Mirtha iba a evolucionar directamente a Kazemon para atacar a Sakuyamon pero al intentar hacerlo el digicode de su mano desaparecía y sentía como Kazemon comenzaba a ser atraída hacia esa flor.

-Mirtha detente!-girtó Taomon impidiendome completar la evolucion y que mi human spirit fuera absorbido mientras en mi cabeza oía los gritos asustados de Kazemon.

-Mirtha! estás loca! Me ibas a condenar! No ves que esa tipa atrapa los spirits!?-protestó Lunamon en su forma evolucionada en señal de protesta.

-Gallinas! no veis q yo sola no puedo con ella? Tengo que luchar con vosotras para detenerla!-dijo Mirtha

-Mirtha, escúchame... mi señora está atrayendo spirits y si evolucionas en cualquiera de tus amigos q no sea yo, los perderás y te quedarás sola, lo entiendes?-dijo Taomon.

La declaración de su nueva compañera hizo minar el ánimo de Mirtha, pues ya estaba lo suficientemente sola como para también perder sus únicos amigos, sus spirits.

-Taomon... pero no podremos detenerla si sigues diciendo que es tu señora... realmente no quieres atacarla yo lo noto, de que me sirve evolucionar en ti si no vamos a pararla?-preguntó Mirtha a la digimon sacerdotisa.

-Tengo una idea, Mir. Confía en mí déjame prestarte mi poder, soy la única que Mi Señora no absorberá!-animó Taomon.

-Está bien... confiaré en ti, pero ni se te ocurra volver a llamarme Mir!-contestó ella molesta.

Dicho esto, su mano derecha se lleno de doble línea de digicode, un poder mayor al que había experimentado jamás y lo pasó por su D-scanner.

-ESPÍRITU DIGITAL ANIMAL!!! DIGIEVOLUCIÓN!!-Mirtha sintió un intenso dolor en todo su cuerpo, de hecho gritaba de dolor por unos instantes, un dolor que luego se transformó en poder, se hizo más alta y una túnica cubrió su cuerpo. TAOMON!!

Mirtha dejó actuar líbremente a Taomon, pues era un poder mucho más allá del que le daba Sangloupmon y era igual de incontrolable para ella, al menos de momento.

Taomon enfocó su diana, la flor que atraía a los spirits, no sabía si estaba ahí realmente pero aun así no perdía nada por atacar, aunque su tiro fallara, despertaría la atención de Sakuyamon y podría hablar cara a cara con ella, pues seguía sin creerla capaz de hacer nada así, y si llegara el caso, aunque la superara en nivel, atacaría.

-BONHITSUSEN!-La digimon sacerdotisa sacó su pincel extragrande y pintó un sello en el cielo el cual se lanzó como una onda de energía hacia su objetivo: la flor.
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Plasma Inazuma el Lun Jun 27, 2016 3:32 pm

~[ Narrador]~

El ataque dio en el blanco, desestabilizando a casi todos los espíritus digitales que rodeaban la flor y forzando a Sakuyamon a mirar hacia otro lado, sin dejar de extender la mano contra la flor para canalizar los espíritus dentro de la misma. Tan pronto la sacerdotisa vio a Taomon, no pudo creerlo… una parte de ella quería gritar con furia y la otra abrazarla… pero no podía hacer ninguna en ese instante, lo único que podía hacer era continuar con su ritual para despertar la flor completamente y de allí, eliminar a su enemigo. Sakuyamon aprovecho su mano libre para liberar a los espíritus de zorro que tenia encerrados en su cinturón, dándoles la orden de inmovilizar a Taomon mientras ella continuaba con su tarea canalizando a los espíritus en la flor para que esta terminara de abrirse.

¡Taomon! ¡¿Qué crees que haces?! –Sakuyamon se mostraba molesta pero firme y dispuesta a mantener su posición- ¡Vete del bosque ahora mismo! ¡No es seguro para ti ni para tu amigo! ¡Deben huir pronto!
Como si fuéramos a creerte, bruja –Sakuyamon se volteo para ver a Hermmon apuntándole con su propio bastón- aléjate de la flor ahora mismo y no atacaremos… quizás seas nivel Mega pero no puedes bloquearnos a ambos sin dejar de proteger esa esponja de espíritus…
Tsk… ¡Taomon! ¡¿Por qué estas de su lado?! ¡¿No recuerdas las desgracias que este costal de huesos nos trajo a nosotras y al bosque?! ¡No permitas que se acerque a la flor!
¡Mentiras! ¡Quieres el poder de la flor para destruir parte del mundo digital y apoderarte de todos los espíritus de los digimons! ¡Esta es la prueba irrefutable! –Hermmon sonrió con gracia, mientras los espíritus seguían acumulándose en la flor- aléjate de la flor Sakuyamon… tus planes ya no funcionaran a este punto… ¡Y libera la mente del humano que controlaste!
¿Humano que… controle…? Tsk… no se dé que hablas, montón de huesos…
Del humano con el espíritu del perro… ¡Ese que enviaste a atacar la catedral! –Hermmon hecho fuego por los ojos mientras la flor seguía abrindose- ¡Usaste al amigo de la humana con el espíritu de Taomon como último recurso! ¡Las explosiones fuera de la catedral eran obra suya! ¡Porque tú lo enviaste!
Si es verdad que dije que fuera a buscar a Taomon pero… -Sakuyamon comenzaba a perder la discusión-
¡Lo has aceptado! ¡Manipulaste al amigo de esa humana para no solo destruir el espíritu de Taomon! ¡Si no también a la humana que ahora lo posee!

Mientras tanto, en la capital, MagnaGarurumon había terminado con todos los digimons que se interpusieron en su camino… pero seguía sin encontrar a su amiga… pero es en ese momento cuando se percato de cómo el cielo comenzaba a teñirse de negro… luces brillantes se dirigían al mismo punto… donde seguramente estaría a quien buscaba y también al responsable de que todos los espíritus estuvieran enloquecidos en el bosque. Sin más remedio, MagnaGarurumon emprendió vuelo rápidamente hacia el lugar, con sus armas preparadas para lo que fuera que se aproximada.
avatar
Plasma Inazuma
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 308
Cuentas : Scott
Freddy
Ficha : Plasma Inazuma ID
NPCs : Plasmatic NPCs
Nivel On Rol : Hyper Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Jue Jul 07, 2016 10:41 am


-AUM!-gritó taomon en un intento desesperado por protegerse del ataque de Sakuyamon creando un escudo de energía con el símbolo del ying y el yang.

-Sabéis que os idolatro mi señora pero la canalización de esos espíritus digitales por vuestra parte hacen daño a mi tamer y a los demás tamers con digispirit. Por qué hacéis esto?-contestó tranquilamente taomon manteniendo una actitud razonable, pues intentaba arreglar las cosas con palabras antes que atacar al digimon que más admiraba.

De pronto Hermmon vino a interrumpir nuestra "charla".

-Jamás estuve de su lado, Mi Señora! El solo dijo embustes de vos, yo os conozco bien y sé que no sois una bruja ni queréis hacer daño a nadie, hay luz en vos. Dejadme ayudaros si está en mi mano pero no os puedo garantizar hacer algo q dañe a Mirtha u a otros tamers... ellos son ahora mis aliados al igual que vos-explicó Taomon.

Taomon irritada de las palabras de Hermmon se volvió hacia él y lanzó su ataque.

- Deja de decir mentiras sobre Sakuyamon! KOFUSATSU!-Taomon liberó sus sellos y los lanzó hacia Hermmon que explosionaron en cuanto se acercaron a él.

A todo esto Mirtha no sabía a quién creer ni a qué bando aliarse, desconocía a Sakuyamon y no le agradaba que controlase los spirits pues eso antes le había impedido usar bien a Kazemon y a lunamon, sin embargo también desconfiaba de Hermmon, era un ser irritante que solo deseaba hacer desaparecer y animaba a Taomon en su intentona de destruirle dandole más poder y fuerza de voluntad. Sakuyamon también le era irritante pero si Taomon confiaba en ella no tenía más remedio que confiar en las decisiones de Taomon, además era la primera vez que shinkeaba a esa forma  y el digimon sacerdotisa era más poderoso que kazemon o sangloupmon por lo que no era capaz de controlarlo bien, por eso rezaba para que la digimon supiera lo que hacer en cada momento aun usando asi su cuerpo.
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Plasma Inazuma el Mar Jul 12, 2016 7:13 am

~[Narrador]~

Una leve sonrisa se dibujo en el rostro de Hermmon al ver el ataque de Taomon. Sakuyamon por su parte intento frenar los pergaminos de su aliada, pero ya era demasiado tarde; el esqueleto uso su poder no para atacar o contraatacar, si no para intercambiar de lugares con aquella flor que estaba absorbiendo espíritus digitales, y cuando los pergaminos hicieron explosión, terminaron por quebrar aquella flor amarilla. Sakuyamon ahogo un grito de pánico al ver como la flor comenzaba a marchitarse, mientras que Hermmon reia victorioso, observando a todos los espiritus de la planta salir disparados de la misma en busca de un nuevo recipiente; recipiente que el esqueleto ya tenía preparado. El lich extendió su bastón al cielo y comenzó a absorber todos los espíritus allí estaban volando descontrolados, sintiendo su cuerpo nutrirse con el poder de todas esas almas mientras que la flor terminaba de marchitarse… así como una planta sin agua, los pétalos de aquella flor amarilla estaban por el suelo; mientras que Hermmon irradiaba poder… un poder similar al de un digimon de nivel Mega, seguramente. Una vez todo el poder se concentro en el lich, este observo con gracia a Taomon, con una sonrisa de victoria dibujada en el rostro mientras que Sakuyamon solo pudo caer de rodillas al suelo mientras el cielo comenzaba a agrietarse… como si todo estuviera a punto de colapsar en un instante.

Bueno… muchas gracias, Taomon… gracias a ti y a Mirtha… logramos detener a la bruja… jeje –el esqueleto sonrió con una clara expresión de burla- y ahora es el lich quien tiene el poder absoluto… ¡JAJAJAJAJAJA! ¡Tantos años y finalmente lo conseguí! ¡El poder de esa dichosa flor! ¡El poder de ABSORBER Y UTILIZAR A LOS ESPIRITUS!
Estamos perdidos… -Sakuyamon simplemente balbuceaba con un tono de derrota… sin esperanza- creí que podría canalizar los espíritus del bosque para destruirlo pero… falle… no solo al bosque… si no a mi gente y a este mundo… ahora ese esqueleto no tiene freno…
Exactamente bruja… por muchos años estuve buscando destruir esa dichosa flor y tener su poder pero… tu siempre estabas allí… siempre la mantenías inalcanzable… pero eso es el pasado… ahora tengo el poder absoluto –Hermmon creó varias esferas de fuego a su alrededor, y sin pensárselo 2 veces, chasqueo los dedos para que estas esferas salieran disparadas en todas direcciones- ¡AHORA VAYAN AL INFIERNO!

Aquellas esferas ígneas serian cosa sencilla de evadir a larga distancia, por lo que Taomon la tendría fácil para huir pero… Sakuyamon era un caso distinto; estando inmóvil y a tan corta distancia, el ataque la impactaría sin ningún problema y asi fue efectivamente. Tan pronto el fuego hiso contacto con la sacerdotisa, esta lanzo un grito de dolor puro, mientras era rodeada por un fuego infernal a tal punto en que perdió la conciencia. El báculo de la dama se volvió pedazos cuando esta se desmayo, aunque eso poco importaba en ese momento; Hermmon se volteo para ver a Taomon con una sonrisa llena de confianza y burla, obviamente dispuesto a atacarla para acabar con el trabajo. El lich estuvo a poco y nada de repetir aquel ataque infernal, pero antes de que pudiera lanzar las esferas de fuego que tenía preparadas, un rayo de energía azul brillante lo impacto de lleno; forzándolo a retroceder mientras su energía disminuía momentáneamente para sanar cualquier herida que tuviera en su cuerpo. El esqueleto alzo la vista para ver que había sido todo eso, y cuando se fijo claramente en el cielo, vio una figura azulada apuntándole con lo que parecía ser un gran cañón de energía. Hermmon no tardo mucho en lanzar su ataque infernal contra aquella silueta, pero esta respondió disparando lo que parecían ser misiles, los cuales al impactar con las esferas de fuego crearon una inmensa nube de humo… la cual fue aprovechada por aquella silueta para volar a toda velocidad contra el lich y sorprenderlo con un puñetazo en el cráneo. El golpe que recibió Hermmon fue lo bastante fuerte para hacerlo retroceder unos pasos y sujetarse lo que vendría a ser su rostro por el dolor… mientras que su atacante retrocedió con su cañón aun apuntando al esqueleto, hasta llegar donde Taomon.

Lamento la demora… no es fácil encontrar una hora de espíritus enloquecidos hasta que esta se decide aparecer –Comento el atacante, un MagnaGarurumon de tono serio y apagado- ¿Eres Mirtha… no? –La observo un instante, arqueando una ceja- bueno… si lo eres o no… como Taomon tenemos ventaja… después de todo, si el esqueleto no podía enfrentarse a Sakuyamon… por algo seria, ¿no?
Tsk… ¡Eso fue en el pasado! ¡Humano de pacotilla! ¡¡AHORA YO SOY EL JEFE AQUÍ!! –Hermmon hecho fuego por los ojos mientras un aura oscura emanaba de su cuerpo- ¡Me alegra que se juntaran! ¡Ahora podre matarlos a los 3 y apoderarme de sus espíritus con facilidad! ¡MUERAN! –El esqueleto creo y disparo las esferas de fuego nuevamente pero MagnaGarurumon tuvo una idea diferente-
Machinegun Destroy –El hombre lobo armado disparo cada una de sus armas en un instante, no solo destruyendo las esferas de fuego, sino que también acertando a Hermmon, quien simplemente ahogo una queja de dolor mientras su cuerpo se regeneraba de cualquier posible herida- … tengo una idea… yo lo distraigo –Desacoplando su pesada armadura sin municiones- tu averigua como matarlo

Sin esperar respuesta alguna, MagnaGarurumon tomo de los restos de su armadura un pequeño tubo, del cual emergió una espada de luz y con ella se lanzo al ataque; bloqueando cualquier cosa que Hermmon le lanzara mientras intentaba atacar, sin mucho éxito que digamos. La idea era sencilla, siendo el él más poderoso para igualar ligeramente a Hermmon, ser la distracción seria lo más eficaz… y como Taomon era cercana a Sakuyamon, alguna idea debería llegarle para acabar con Hermmon…
avatar
Plasma Inazuma
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 308
Cuentas : Scott
Freddy
Ficha : Plasma Inazuma ID
NPCs : Plasmatic NPCs
Nivel On Rol : Hyper Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Miér Jul 13, 2016 11:52 am


Taomon no cabía en si de su asombro, ¡Ese patán había desviado su propio ataque haciéndola culpable de romper la flor de su señora!

-¿¡Cómo osas!? ¿Cómo puedes usar mi poder para tus propios fines? Eres un ser despreciable, Hermmon!?- Taomon atacó sin cesar a Hermmon después de eso pero parecía demasiado poderoso como para que sus ataques le hicieran mella. Sólo servia para destruir más la flor.

-Mirtha! Taomon! No dejéis que vuestra ira os ciegue! Eso es lo que el quiere! Sakuyamon!-intentó mediar Lunamon advirtiendo del ataque que se cernía sobre Sakuyamon.

-AUM!-Taomon se puso delante de Sakuyamon y creó su escudo con forma del ying y el yang para protegerla. Pero el poder de ese mago era de alto nivel y Taomon no llegaba ni siquiera a igualarse a el en combate, cuando se quiso dar cuenta sakuyamon estaba desmayada a su lado.

Taomon estaba dispuesta a morir por proteger a su señora y la abrazó para protegerla con su propio cuerpo de los futuros ataques, esperaba asi ganar algo de tiempo para que volviera en si.

-Qué haces idiota!? si haces eso me matarás a mi también!!!-protestó Mirtha en la mente de Taomon. -Perdóname, Mirtha...-dijo taomon simplemente dispuesta a seguir con su plan inicial.

Un rayo de energía apareció de repente surcando los cielos e impactó en hermmon, momento que aprovechó Mirtha, con gran esfuerzo y con la fuerza de voluntad de lunamon ayudándola también, tomó el control sobre el cuerpo de taomon y se apartó un poco de sakuyamon para ver que ocurría y cuál era el origen de ese ataque. Ante ella apareció un majestuoso magnagarurumon que hizo sonrojar levemente a taomon.

-Me conoces?... Espera... Plasma??-preguntó primero taomon para después hablar Mirtha tomando aun más control de su nueva forma. -Como sea, Magnagarurumon! Acaba con él! Yo no tengo poder suficiente para ello! haré lo que sea por proteger a esta Sakuyamon que es tan importante para mi spirit!-dijo Mirtha con una decisión y un honor tan poco común en ella.

Mirtha estaba maravillada de la destreza en combate de magnagarurumon, esperaba algún dia ser tan fuerte como él y que nadie dudara de su poder para así conquistar el digimundo. Sin embargo, algo le hizo salir de sus aires de grandeza que se estaba creando y ese fue Magnagarurumon al pedirle buscar una forma de acabar con él...

-De acuerdo!-contestó Taomon mientras intentaba buscar con su mente a lunamon/kazemon, que era la estratega del grupo.

-Estoy lista, chicas-dijo ella anunciando su presencia. -A ver.. recordad que ese mago robó los espiritus digitales de la flor de sakuyamon y los absorbio en su báculo... por lo que supongo que ese báculo es la fuente de su poder tan desemsurado...-observó lunamon.

-Entonces... si destruimos esa cosa, estaremos a un paso de la victoria no?-se interesó Mirtha y taomon y kazemon asintieron en su mente.

-Vale! Magnagarurumon! Su bastón! Destrúyelo!! Concentra tus ataques en él!-gritó Mirtha y Taomon al unísono para iluminar a Magnagarurumon.
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Plasma Inazuma el Miér Jul 13, 2016 3:04 pm

~[Narrador]~

El hombre lobo capto la palabra de su compañera e inmediatamente comenzó a atacar rápidamente a Hermmon, intentando siempre golpear su bastón pero el lich simplemente se hacía a un lado o contraatacaba rápidamente forzando a retroceder al guerrero lobo. Finalmente cuando MagnaGarurumon alcanzo al bastón del esqueleto, intento partirlo a la mitad con su espada, pero antes de siquiera poder realizar un corte, Hermmon apoyo su mano esquelética sobre el pecho del guerrero de luz, expulsando así una gran llamarada sobre el mismo para detenerlo. En ese instante MagnaGarurumon no solo perdió el ritmo del combate, si no que quedo lo bastante vulnerable para recibir de lleno las esferas de fuego de Hermmon, lanzándolo hacia atrás con heridas bastante severas… aunque aún no totalmente derrotado. El hombre lobo se levantó con dificultad, aun sujetando su sable de energía mientras no dejaba de gruñir como una bestia, dejándose dominar ligeramente por su lado salvaje, pero manteniendo el control de si como un humano… era una lucha semi constante donde Lobomon y Raidramon intentaban dominar, dejando de lado al humano que tenían dentro; y cuando llego la hora de decidir quien tendría el control absoluto, fue el humano quien intervino. Claramente todo lo que había hecho hasta ese momento era obra de sus 2 espíritus ayudándolo o dándole instrucciones, además de poder… pero ahora sería el quien actuaria, dejándolos como meros observadores. MagnaGarurumon respiro profundamente y se crujio el cuello levemente, incomodando un poco a Hermmon con aquel acto aunque no era la idea del humano. Una vez Plasma se acomodó ligeramente en “su cuerpo”, observo a Hermmon fijamente para después correr hacia el a toda velocidad, con su espada en mano obviamente. El esqueleto rio ligeramente y creo aquellas esferas de fuego infernal para lanzarlas sin dudar ni un instante, pero para cuando lanzo su ataque, MagnaGarurumon desapareció en un as de luz celeste brillante; y en menos de un parpadeo, el lobo reapareció frente a Hermmon, embistiéndolo a toda velocidad para repetir aquel proceso unas cuantas veces, despistando al esqueleto el tiempo suficiente como para arrebatarle su bastón y tomar distancia.

Una vez Hermmon se percató de la ausencia de su arma, comenzó a crear aquel fuego infernal con mayor frecuencia, lanzándolo contra el lobo en busca de derribarlo sin éxito alguno. Claro que MagnaGarurumon aprovecho aquellas esferas ígneas en ciertos momentos para intentar destruir el bastón, pero el lich no era tan estúpido; de modo que cuando veía que una esfera estaba por impactar con su preciada fuente de poder, la deshacía en un instante; mucho más rápido que el lobo, quien no podía alcanzar nunca a que el bastón se destruyera por obra de su propio dueño. Finalmente MagnaGarurumon decidió terminar con aquello; ya no más intentos de humillar al esqueleto haciendo que él se derrotase solo… simplemente destruiría el bastón antes de que algo malo ocurriera, por lo que sujeto el arma de Hermmon desde ambos estremos y comenzó a ejercer presión en un intento por quebrarlo... y cuando finalmente logro generar una grieta, Hermmon y Sakuyamon lanzaron un grito de dolor interno; como si una parte de ellos hubiera sido seriamente lastimada. Al ver eso, el hombre lobo se detuvo en seco, intentando comprender que ocurría exactamente… aunque no encontró una respuesta lógica ante ello.

¿Pero qué significa esto…? –Se preguntó levemente, observando el bastón confuso-
Tsk… humanos estúpidos… ese bastón… contiene más que poder… tiene todos los espíritus de este bosque… incluyendo el mío y el de esa bruja al parecer… -Hermmon rio levemente, mientras comenzaba a echar más fuego por su calavera- si lo rompes… no creo que ninguno de los 2 sobreviva… jeje… ¡JAJAJAJA! ¡Dulces noticias por fin! –Hermmon sonrió con demencia y apunto con su brazo a MagnaGarurumon, o más bien, a su bastón- ¡Si quieren matarme tendrán que enfrentarse a mi directamente y aquí no hay ningún mega que iguale mi poder!
-MagnaGarurumon guardo silencio un instante y observo a Taomon… él sabía lo que significaría para ella romper el bastón, pero aun así, debía hacer la prueba…- Taomon… habrá que arriesgar la vida de Sakuyamon si queremos librarnos de este sujeto… no hace nada porque se lo mucho que la aprecias pero… tampoco tenemos muchas opciones ahora… -Sin más que decir, MagnaGarurumon guardo el bastón de Hermmon entre las cintas de su espalda y se lanzó nuevamente al combate, tratando de encontrar algún punto débil en el esqueleto que no fuese su arma-
¡GO TO HELL! –Hermmon por su parte creo aquellas esferas de fuego y las arrojo contra MagnaGarurumon, quien solo podía usar su sable de energía para bloquearlas en aquel instante- esa tonta de Taomon nunca arriesgaría a su señora… jeje… ¡Y DE HACERLO YO ME ASEGURARE DE QUE AMBOS MUERAN ANTES!

Y así comenzó nuevamente el ciclo de combate… MagnaGarurumon se mantenía prácticamente siempre al marguen del poder de Hermmon, y ahora que tenía el bastón debía guardar más distancia para evitar que Hermmon se lo arrebatara y pudiera utilizar más aquel poder abismal. Por suerte, parecía que el esqueleto solo podía realizar un ataque sin ayuda del arma y del poder que esta le otorgaba; aunque aún así, dicho ataque era bastante poderoso… y prácticamente nada parecía pararlo. Para fortuna de los presentes allí, si el combate duraba un poco más de tiempo; MagnaGarurumon tendría la oportunidad de recargar alguna de sus armas y así poder aprovechar su potencial explosivo… ya fuera para destruir el bastón, arriesgando a Sakuyamon para destruir a Hermmon; o intentando explotar al mismo esqueleto en un intento por matarlo sin poner en juego la vida de la señora de Taomon; quien estaba comenzando a despertar… aparentemente, el daño que sufrió el bastón y que por ende sufrió ella igualmente, había sido lo bastante grande como para hacerla reaccionar, aunque fuera un poco.
avatar
Plasma Inazuma
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 308
Cuentas : Scott
Freddy
Ficha : Plasma Inazuma ID
NPCs : Plasmatic NPCs
Nivel On Rol : Hyper Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Lun Ago 08, 2016 11:58 am


Taomon observaba la batalla como mero espectador casi. La pelea entre esos dos megas se desarrollaba de una forma bastante epica,  mientras ella se mantenía en actitud protectora al lado de sakuyamon. Hasta el momento en que el gran lobo mecánico empezó a resquebrajar el bastón y sakuyamon profirió un grito de dolor.

-Sakuyamon! Magnagarurumon! pero qué haces??-espetó Taomon abrazando a Sakuyamon e intentando averiguar si su dolor venía de alguna herida o de algo más interno.

Por suerte o por desgracia ese señor de la muerte explicó lo que ocurría y Taomon razonó. "O sea que no debemos destruir el bastón, hay que destruir a ese nigromante raro..."-pensó de una manera sencilla para explicarselo a Mirtha. Taomon miró a Sakuyamon esperando respuestas pues no quería que sufriera pero si queria derrotar a Hermmon cabia una posibilidad de que ella lo pasara mal o incluso muriera.

Sakuyamon despertó y miró a Taomon con orgullo.

-Mi fiel discípula no temas por mí, lucha, si he de irme me iré con una sonrisa al ver que mi querida Taomon superó a su maestra y protegió mi amado bosque y mis espíritus en mi lugar, con la ayuda de sus amigos.-dijo Sakuyamon con un hilito de voz.

Taomon se entristeció al oir eso pero Mirtha le dio coraje diciéndole: "Taomon, déjate de sentimentalismos, yo los odio con todas mis fuerzas pues ellos nos hacen débiles y ahora mueve tu trasero y vamos a reventar a ese malnacido cabeza-hueso"-dijo mentalmente Mirtha. Tras oir eso Taomon se volteó y miró con desafío a Hermmon para luego mirar a su aliado, Magnagarurumon y dijo:

-MagnaGarurumon! Te cubriré las espaldas en esta lucha! Estoy a años luz de alcanzar tu poder pero puedo cubrirte con mi poder e intentar que los ataques de Hermmon no den a Sakuyamon. Seguiré tus instrucciones!-se ofreció la digimon sacerdotisa.

-BONHITSUSEN!-Utilizó su gran pincel para pintar un sello en el aire del cual salió una energía blanca que se propulsó hacia una de las bolas de energía que escapaban de magnagarurumon y consiguió desviarlas para que no atacaran a sakuyamon.

-ISSEN!-Cuando taomon vio que varias esferas de poder eran lanzadas por Hermmon y escapaban del ámbito de acción de Magnagarurumon ella pintó otro sello en el aire y provocó varias explosiones cerca de esas bolas de energía que las desviaban de ella y de sakuyamon. Así utilizando esos ataques cubririan la espalda a Magnagarurumon y le daba tiempo a recargarse para realizar algún ataque definitivo que destruyera a Hermmon.

OFF: sorry por manejar un poco a sakuyamon realmente lo necesitaba para poder hacer algo en este post. Gomene~
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Plasma Inazuma el Lun Ago 08, 2016 9:29 pm

~[Narrador]~

MagnaGarurumon continuo su búsqueda insana de estrategias contra Hermmon, pensando en que hacer para destruirlo de un solo golpe… pensando seriamente en cómo superar el poder de un digimon de nivel Mega… aunque había algo extraño en la mente del hombre lobo: ¿era realmente Hermmon de nivel Mega? Porque hasta el momento, sus poderes no lo delataban demasiado. El hombre lobo intento pensar en alguna ocasión donde realmente el esqueleto hubiera utilizado un poder digno de un Mega… y la única idea que podía hacerse era cuando tenía el bastón en sus manos… ¿podría ser que es el bastón realmente su fuente de poder…? ¿Una especie de “boost”? tendría cierto sentido, pero MagnaGarurumon no estaba en un momento idóneo para poner en práctica sus teorías. Durante unos instantes el guerrero de luz logro mantenerse al marguen de los ataques de Hermmon, pero todo llego a su fin cuando el esqueleto logro acorralarlo contra unos árboles… o eso pareció hasta que Taomon entro en acción. Los ataques de la sacerdotisa lograron desencadenar las explosiones de las esferas de fuego antes de que tocaran al hombre lobo, lo cual le brindo una gran ventaja para retomar el ritmo del combate, acercándose contra el esqueleto y comenzando a atacar tan rápido como le era posible sin darle tiempo para responder. Quizás Hermmon era rápido con su magia, pero físicamente era muy lento en comparación de MagnaGarurumon, quien golpeaba con toda la potencia que le era posible, sumando su velocidad para multiplicar el número de golpes; hasta que finalmente el lobo decidió dar el “puñetazo de gracia” en el centro del cráneo del nigromante, lanzándolo un par de metros hacia atrás.

El hombre lobo respiraba de forma agitada mientras observaba a su oponente tendido en el suelo, temblando de dolor mientras se sujetaba el cráneo. MagnaGarurumon observo su mano un instante y vio un trozo del cráneo de Hermmon incrustado en su nudillo… era molesto pero podía vivir con aquello; además, no tenía tiempo para quejarse o quitárselo ya que el nigromante se levanto del suelo, echando tanto fuego que un Meramon se quejaría del calor del lugar. Hermmon observo a su licántropo adversario con furia y decidió ignorar completamente la existencia de su bastón; su paciencia hacia sido sobrepasada… su orgullo aplastado y su sentido de la razón ya no era el mejor del mundo. Le daba igual si podía por destruir su propio bastón, el esqueleto solo quería ver sufrir a MagnaGarurumon aunque le costara la vida en ello. El nigromante reconstruyo su cráneo e inmediatamente utilizo aquel “ataque” (Go to Hell) de manera desesperada, sobrepasando la velocidad de reacción tanto del hombre lobo como de la sacerdotisa; derribando así a MagnaGarurumon de un golpe.

Una vez que su oponente fue derribado, el bastón de Hermmon cayó al suelo y su dueño no dudo en recuperarlo ni un instante, haciéndolo levitar hasta el mismo en un momento. Una risa de psicópata asalto al esqueleto, que observo a MagnaGarurumon aun tendido en el suelo, soportando el dolor del ataque anterior. Hermmon libero el poder de su bastón e hiso emerger 4 manos esqueléticas con trozos de armadura desde el suelo, sujetando así a MagnaGarurumon y posteriormente levantándolo en el aire para dejarlo totalmente expuesto. El nigromante rio y chasqueo los dedos para generar una infinidad de esferas de fuego, todas con un único objetivo: MagnaGarurumon. Ya mataría después a Taomon y Sakuyamon, pero ahora lo que más le interesaba era ese hombre lobo entrometido.

El próximo golpe seguramente termine de matarte… y si no, será el próximo… jeje… nunca pensé que un humano pudiera causarme tantos problemas… mucho menos uno sin orígenes como tu… o la manipulable de tu amiga… pero, ¿sabes algo…? Ya no importa… llegados a este punto… solo un milagro te salvaría y amigo mío… -El nigromante rio leve- los milagros no existen en este mundo
Tsk… entonces… porque… egh… -El hombre lobo sonrió ligeramente, con cierta burla- ¿Por qué… pisas una de mis… granadas… saco de huesos…?
¿Qué…? –Hermmon bajo la mirada y vio una granada- ¡¿EH…?! –Antes de que el esqueleto pudiera hacer nada, la granada exploto liberando al hombre lobo, aunque dejándolo sin energias para hacer nada… para su fortuna, 4 zorros de distintos colores aparecieron para alejarlo de Hermmon, quien disipo el humo causado por la explosión de la granada para ver aquella escena- ¡¿COMO ES POSIBLE?!
Egh… aun… no estoy… muerta… -alcanzo a decir Sakuyamon, cayendo arrodillada en el suelo mientras los zorros traían a MagnaGarurumon con ella y Taomon- solo mi magia puede… matarlo pero… no tengo energía… y… Taomon aunque tenga los conocimientos… no el poder… egh… estamos a la espera de un milagro…
Hack… acaso… ¿estoy con una propensa a rendirse…? –MagnaGarurumon se sujetaba el pecho, el cual estaba seriamente herido mientras observaba a Hermmon concentrar todo su fuego en un solo ataque- ¿quiere un milagro señora Sakuyamon…? Bien… yo le daré su milagro… -El hombre lobo se levanto gruñendo y enseñando sus colmillos, mientras apretaba los puños en señal de furia- Taomon… última oportunidad… usa algún sello místico o algo… yo me encargare de que tenga el poder para detener a ese saco de huesos…

Con aquella afirmación, el hombre lobo respiro profundamente y tomo carrera para dirigirse contra su equipamiento pesado. Naturalmente Hermmon no dudo en atacarlo con todo su fuego concentrado, queriendo eliminarlo de una sola vez, pero le resultaba difícil acercar el golpe por su furia descontrolada y porque tenía que mantener a raya tanto a Sakuyamon como a Taomon dedicándoles algún que otra ataque para que no interfirieran más de la cuenta. Finalmente, el hombre lobo logro llegar a su equipamiento, aunque aun tenía el fuego infernal de Hermmon a sus espaldas. Tenía que elegir rápidamente un arma. Cualquiera pensaría que habría elegido el lanza cohetes o los alerones de avión para tener la capacidad de volar a alta velocidad… pero en su lugar tomo el gran cañón que sobresalía entre las demás cosas. En el lugar de cualquier otra persona, habría sido mejor elegir otra pieza de equipamiento pero no había tiempo que perder y además de eso, MagnaGarurumon tenía una idea… idea que si funcionaba, podía garantizar la victoria de aquella pelea.

Con su arma recuperada, MagnaGarurumon se alejo de su equipamiento antes de que este explotara debido a las esferas infernales que impactaron contra el mismo por parte de Hermmon, mientras que este perdía los estribos por completo para generar una esfera de fuego más grande que todas las anteriores. Todos los presentes observaron la magnitud de la esfera, casi un “pequeño sol” por así decirlo… si Sakuyamon quería un milagro y MagnaGarurumon iba a crearlo, ese era el mejor y único momento para hacerlo. El hombre lobo respiro profundamente y se coloco su equipamiento, comenzando a cargarlo con toda la energía que aun tenia disponible mientras que Taomon dibujaba el sello necesario para acabar con Hermmon, siguiendo las instrucciones de su señora para hacerlo… y finalmente llego la hora de la verdad.

¡GO TO GRAND HELL! –Hermmon sencillamente arrojo su ataque como si del Gaia Force de un WarGreymon se tratara-
¡Ahora…! –MagnaGarurumon se apresuro a correr hacia aquella esfera de fuego gigante, mientras que Taomon terminaba de dibujar el sello- ¡TAOMON!
¡Ya escuche! ¡BONHITSUSEN! –Taomon termino de dibujar el sello y se apresuro a dispararlo con toda la energía que podía, con ayuda de Sakuyamon como respaldo-
¡MAGNA CANNON! –MagnaGarurumon por su parte se detuvo en seco y espero a que el sello lo superara en lo que podría ser una “carrera” contra la esfera, para apuntar así su cañón de energía y acto seguido disparar todo el poder que tenia acumulado- ¡Es todo o nada!

Una vez ambos ataques entraron en contacto, sus energías se combinaron y reforzaron de forma mutua. El Bonhitsusen de Taomon recibió el impulso y potencia del Magna Cannon, mientras que este a su vez se entremezclo con la energía del primero para conseguir dañar con mayor eficacia a digimons malignos. Ambos ataques habían formado uno nuevo, el cual al impactar contra la esfera de fuego de Hermmon, lograron destruirla casi sin problemas… siguiendo su curso contra el autentico objetivo: Hermmon. El nigromante al ver aquello quiso crear un campo de energía con su bastón, pero al hacerlo, toda la energía generaba se alejaba del esqueleto para sumarse al ataque de la sacerdotisa y el guerrero lobo; como si los espíritus dejaran de lado a su “dueño”. La realidad era esa, el sello que había dibujado Taomon con instrucciones de Sakuyamon era uno muy especial… uno que tomaba la energía de los espíritus para ganar mayor poder, absorbiendo la misma para después dejar a los espíritus en un estado de “descanso prolongado”, impidiendo que su energía pudiera usarse por varios años. Una vez el ataque alcanzo a Hermmon, este lanzo un grito de dolor mientras veía su cuerpo desintegrarse, y aun cuando el rayo de energía lo sobrepasaba cubriendo incluso su bastón, este no se hacía añicos como el resto de su cuerpo.

¡¿QUÉ ESTA PASANDO?! ¡MI CUERPO! ¡MI BASTON! ¡¿Q-QUÉ ESTA SUCEDIENDO…?! –Hermmon intentaba reconstruir su cuerpo con los espíritus pero no había caso, solo retrasaba lo inevitable-
El sello solo daña a los malos espíritus… y tu bastón está llena de buenas almas… solo te hará daño a ti, esqueleto… -Respondió Sakuyamon con cierto rencor, mientras una sonrisa se dibujaba en su rostro-
¡NO! ¡ES NO PUEDE SER… POSIBLE! –Hermmon aun intentaba frenar el golpe o huir del mismo, pero no había caso alguno- ¡¿QUÉ SE SUPONE QUE ES ESTO?!
Es…
El…
¡SPIRIT BLAST! –Respondieron tanto Taomon como MagnaGarurumon mientras el esqueleto terminaba de destruirse en millones de datos… los cuales eran consumidos por un extraño portal que conducía directamente al Dark Area-
Egh… -Una vez Hermmon termino de desaparecer, MagnaGarurumon dejo de liberar la energía de su cañón, cayendo al suelo exhausto mientras poco a poco, todo el campo de batalla volvía a recobrar la vida de antes- esto de crear milagros… es agotador… egh… necesito… una siesta
avatar
Plasma Inazuma
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 308
Cuentas : Scott
Freddy
Ficha : Plasma Inazuma ID
NPCs : Plasmatic NPCs
Nivel On Rol : Hyper Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Vie Ago 19, 2016 12:04 pm

Taomon cubría bastante bien a su nuevo amigo, cuando éste le arrancó un trozo de cráneo al nigromante no pudo evitar una mueca de asco la digimon mientras que su mente humana se deleitaba con lo gore del instante, una cierta controversia la verdad. Sin embargo Hermmon se rebeló y empezó a lanzar bolas de fuego mucho más rápido. Taomon se vio metida en un reto pues no tenía la agilidad de Kazemon por ejemplo para bloquear tantos y tan rápidos ataques de seguido. A duras penas su bonhitsusen y su amigo tampoco parecía preparado para ese tipo de ataques cayendo derribado enseguida.

-Oh, no! Maldición!-dijo Mirtha en la mente de Taomon.

-MagnaGaruru.....Ough!-intentó llamar Taomon a su compañero de batalla pero algunas bolas de fuego que aun volaban por los aires impactaron de lleno en la sacerdotisa derribándola justo a los pies de Sakuyamon.

-¡No! Taomon!-dijo Sakuyamon intentando incorporarse temiendo por la vida de sus fiel discípula.

-No temais Sakuyamon... creo... creo que estoy bien...Ah!-Taomon se incorporó  más o menos y vio como Hermmon se acercaba amenazadoramente al robot canino.-Magnagarurumon!-Taomon se acercó a ellos preocupada por el estado de su "salvador".

Taomon escuchó el discurso de Hermmon y su parte de Mirtha se encendió de rabia.

-Yo no soy manipulable, grandísimo imbécil! No te creí ni en un principio!!-gruñó ella sacando su pincel para un nuevo ataque pero Magnagarurumon tenía un as en la manga. Una granada que le voló por los aires, pero Magnagarurumon estaba para el arrastre y ella no era menos... y aquella granada no podría matarle de eso estaba segura, por lo menos sakuyamon les salvó de nuevo con uno de sus ataques.

-Mi señora...-Taomon se medio emocionó al ver el coraje de aquella digimon al ayudarlos pero se decepcionó al ver que esperaba un milagro divino, esa no era la legendaria digimon con la que Taomon se había criado. Al menos Magnagarurumon no quería rendirse al igual que ellas. -"Meh... cursiladas....Nosotras tampoco nos rendiremos Taomon, asique no me vengas con dramas"-animó Mirtha a su amiga desde su mente. Y además las palabras siguientes de Magnagarurumon le hicieron fortalecerse de nuevo, a Taomon y a Mirtha.

-Mi Señora, vos parece que no sois ya la legendaria digimon con la que me crié, si no podéis vos con ese digimon nosotros lo haremos aunque gaste todo mi poder en ello!-dijo Taomon a Sakuyamon. Además Magnagarurumon parecía que planeaba algo y ella estaba dispuesta a cooperar, no sabía si funcionaría pero... ¿acaso no era Mirtha ya por sí una inconsciente? Y gracias a la determinación e inconsciencia de Mirtha, Taomon logró el arrojo para fiarse de Magnagarurumon.

-¿Qué te propones?-preguntó Taomon algo preocupada a pesar de las indicaciones de Mirtha de que se fiara de Magnagarurumon.

-Ahora lo verás, tú haz tu bonhitsusen una vez más!-le dijo el digimon lobo.

Taomon aguardó a que Magnagarurumon le diera la señal mientras Hermmon se incorporaba y comenzaba a preparar su nuevo ataque. Magnagarurumon cogió su arma y creó con ella un haz de luz mientras corría hacia el ataque de aquel digimon parca.

-Ahora Taomon!!!-gritó Magnagarurumon.

-Entendido! BONHITSUSEN!!-Su ataque ya de por sí que creaba como un cañón de energía blanca hacia su enemigo, se vio reforzado por la combinación con el MagnaCanon de Magnagarurumon.

hermmon intentó protegerse pero la supernova creada por el combo de ambos ataques atrajo con ella los spirits que moraban en su bastón.

-"Wooowhhh!! Eso mola!!!"-exclamó Mirtha tan fuerte en la cabeza de Taomon, maravillada de su gran poder formado por la combinación del ataque de un mega, que hasta esas mismas palabras fueron repetidas por Taomon y escuchadas por todos los allli presentes.

Y cuando Taomon vio lo efectivo del ataque desintegrando a Hermmon, lo bautizó con un nuevo nombre de ataque combinado al unísono con Magnagarurumon:

-SPIRIT BLAST!!!-Viendo cómo aquel poderoso ataque desintegró al irritante Hermonn, Taomon cayó exhausta al lado de Magnagarurumon mientras Mirtha se adormiló dentro de ella también cansada de los esfuerzos, dejándola a solas con su amigo, se lo merecía, tan buen trabajo merecía una recompensa.

-Lo hicimos, Magnagarurumon! Lo hicimos!-dicho esto Taomon entrelazó sus zarpas con las manos de Magnagarurumon en actitud reconfortante; y asi juntos y con las manos entrelazadas se durmieron.

-Ohhh! Qué hermosa es la cooperación... gracias amigos!-dijo Sakuyamon sin más antes de también unirse a la siesta.
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Plasma Inazuma el Vie Ago 19, 2016 2:59 pm

~[Plasma]~

Todo aquello resulto sumamente agotador… pero ha valido la pena… el bosque y los espíritus están a salvo, Sakuyamon sigue con vida y… creo que hay un nuevo miembro en el equipo “sin origen”… ¿verdad, MagnaGarurumon…? Creo que te subestime un poco… pero ahora… has lo que quieras… te lo ganaste… aunque ya de por si lo merecías; según vi… tu caíste aquí mismo…

~[MagnaGarurumon]~

Todo es distinto a como lo recuerdo y a la vez es igual… siento distintas partes de mi mente colapsar mutuamente para dar origen a algo nuevo… siento las llamadas “rabias” azotar mis pensamientos para que después el pensamiento táctico de un humanoide corrija mi instinto salvaje natural. No me resulta cómodo en lo absoluto tener que depender de 2 espíritus para apaciguar el mío y así tener una forma utilizable donde mi poder ya no es el que solía… antaño, cuando Sakuyamon aún era una niña, Hermmon no habría hecho nada conmigo presente… hoy… he tenido que cooperar para matarlo… y eso es algo que me irrita. Nunca me gusto trabajar en equipo… jamás acepte trabajar en equipo… cuando morí, morí SOLO… jamás me interese en lo que pensaran los demás, yo solo hacia lo que se me encomendó: cuidar de este lugar. Por años permanecí aquí… por años me dedique a poseer digimons pequeños con la poca energía que tenía para hacer mi misión… egh… que bajo… pero no tan bajo como el tener que resurgir de una bestia y un humano… con el poder de un humano real. Debo ser sincero: me sentí humillado e inútil al saber que este sujeto… seria mi “disparador” para resurgir… y pensar que debía cooperar con la misma humana que me saco de mi cuerpo de turno, no me hacía ilusión… pero hay un pero en este cuento. Taomon. No sé porque, pero ella me hiso sentir… menos inútil de lo que pensaba. Siempre creí que los digimons de nivel Ultimate eran débiles… bueno, no tanto como etapas previas pero… aun así, cuando me toco darme cuenta de que yo ya no era el nivel Mega que fui… me sentí vacío… pero esa sacerdotisa me hiso ver lo contrario. Llena de espíritu, sin intención de rendirse ante un enemigo más poderoso… quizás si Taomon no hubiera actuado como actuó… también me habría rendido como Sakuyamon y ahora estaríamos todos muertos… supongo que es curioso, ¿no?... ¿Qué una digimon a la que nunca vi y que trabaja junto con una humana que no me agrada del todo me haya hecho darme cuenta de que el trabajo en equipo es efectivo…? Jeje… me siento como un tonto pensando en tantas cosas cuando jamás fui un pensador ni mucho menos un analista.

Incluso ahora que siento sus zarpas con mis manos me siento bien… je… no entiendo muy bien que ocurre pero bueno, no seré yo quien se queje… creo que mi espíritu finalmente encontró su lugar y razón de permanecer en este mundo… no por querer proteger el bosque… si no, para luchar más allá de él y de paso, aprender a cooperar con otros digimons e inclusive con humanos.

~[Narrador]~

Pasadas unas pocas horas de una buena siesta, la noche ya había llegado al bosque. Un día largo, en efecto, aunque la noche podría ser mucho más larga, aunque claro, no había porque aventurarse en ella en principio. Sakuyamon fue la primera en despertar, aun agotada y herida pero con la fuerza suficiente para poder ponerse de pie y apreciar la escena de su bosque lleno de espíritus libres nuevamente… además de su aprendiza y su nuevo amigo, aun con las manos entrelazadas y con una leve sonrisa en el rostro de ambos. La dama rio levemente y se acercó para despertarlos; no para arruinar la escena aunque sabía que hacia eso, si no para tratar de que fueran a un lugar menos árido y rocoso como lo era el suelo. Tan pronto como la sacerdotisa se aproximó, el hombre lobo abrió los ojos casi al instante y se quedó observando el cielo mientras intentaba comprender que ocurría a su alrededor exactamente. Le llevo su momento, pero al final cayo en que sucedía, y francamente, no tenía muchas ganas de que el momento se cortara… más allá de que le resultara agradable, tampoco tenía muchas ganas de levantarse.

Creo que es hora de levantarse y moverse a un sitio menos arido… MagnaGarurumon, ¿cierto…? No pareces el humano que estaba dentro hace algunas horas… -Comento Sakuyamon mientras veía al hombre lobo sentarse, sin soltar la zarpa de Taomon-
Digamos que hubo un cambio administrativo en mitad de la pelea… ¿Qué paso con el bastón ese…? Y con los espíritus que contenía… -MagnaGarurumon ni siquiera se molestaba en ver a Sakuyamon, solo mantenía su mirada perdida en el bosque, aunque prestando atención a todo-
Todos fueron liberados… quienes se volvieron espíritus se quedaran así porque no existe una forma de revertirlo… pero aun así, todos son libres… incluso yo de esa flor –Sakuyamon observo al hombre lobo, quien seguía disperso- ¿Sucede algo?
No… solo divago un poco en mis pensamientos –MagnaGarurumon dio un gran bostezo y se acercó a Taomon para sacudirle la cabeza un poco- hey, despierta… no quiero irme sin despedirme… venga, que a este paso el sueño me va a ganar y me quedare dormido de nuevo
Para ser alguien que parece no tener interés en relaciones te encariñaste con mi discípula… je…
… sigues herida y yo tengo la fuerza suficiente para matarte, no me des razones –Comento el lobo bastante molesto, por no querer reconocer que realmente se había encariñado con Taomon-
avatar
Plasma Inazuma
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 308
Cuentas : Scott
Freddy
Ficha : Plasma Inazuma ID
NPCs : Plasmatic NPCs
Nivel On Rol : Hyper Spirit
Inventario :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Mirtha Blacksmith el Miér Ago 24, 2016 5:47 pm


Taomon aun no comprendía cómo había sabido enfrentarse a ese nigromante, si no hubiera sido por Mirtha ahora ese digimon nos hubiera matado a todos, aunque bueno yo ya estoy muerta, ¿qué más puedo pedir?-pensaba Taomon mientras disfrutaba de la compañía de Magnagarurumon y sabía que con Mirtha en su mente jamás perdería de nuevo. Disfrutaba de un reconfortante sueño pero sabía que la felicidad no duraría mucho, pues su energía se estaba agotando y era hora de que la verdadera dueña de ese cuerpo lo recobrara. Mientras sentía la cálida mano de Sakuyamon en la mejilla intentando despertarla su spirit se desvaneció y volvió al D-scanner de Mirtha dando paso a la joven humana no sin antes de que ésta recobrara la conciencia decirle: "Gracias por todo, Mirtha. A partir de ahora jamás me separaré de ti, seremos grandes amigas.".

Mirtha despertó  y lo primero que vió fue su mano entrelazada con un lobo metálico.

-Wagh! qué diantres haces!? Pervertido!!-exclamó Mirtha levantándose de un salto y huyendo del contacto con Magnagarurumon.

Había escuchado la conversación entre Sakuyamon y magnagarurumon antes de despertar.

-Asi que... todo volvió a la normalidad... En fin Magnagarurumon al margen de lo que mi compañera taomon sienta por ti  y del buen trabajo que hicimos juntos intenta no sobrepasarte, ante todo es mi cuerpo, pulgoso... y la digifilia no está en mis planes...-comentó Mirtha.

-En fin me alegro de que puedas volver a recuperarte Sakuyamon y Magna, espero volver a vernos alguna vez, si no es por mi por lo menos por Taomon, creo que ella se alegrará de verte de nuevo y esas cosas... Me he de retirar, mi madre estará que trina al haberme escapado de casa por... cuantas van, Luna?-dije, esto último solo lo pregunté a mi primera compañera lunamon. "Creo que con esa van ... unas 57 veces, Mir"-me contestó ella. -Pos eso unas 57 veces de las que me escapé de casa... En fin ya nos veremos.-se despidió Mirtha sin más.
Ya que Mirtha no era muy cortés y educada, Taomon realizó una oración para los espíritus cercanos a ellos de forma que pudieran transmitirle su mensaje a Magnagarurumon y a Sakuyamon.

-Mirtha es demasiado orgullosa como para poder agradecer todo lo que habéis hecho por nosotros, mi Señora y Magnagarurumon... si no hubieramos unido nuestras fuerzas, estos espiritus no volverian a estar en paz. Ansiaré el momento de vernos de nuevo magna y Mi Señora, cuidáos, me gustaría volver a veros radiante de nuevo pronto. Hasta pronto!!-dijo Taomon en forma de ecos a nuestro alrededor.

-Maldita Taomon! Cómo hiciste eso?-protestó Mirtha al oir la oracion de taomon. Dio un último vistazo atrás, sonrío levemente al ver los nuevos amigos que había hecho y después continuo su camino hacia el Palacio Oscuro de Lilithmon sin volver a mirar atrás.
avatar
Mirtha Blacksmith
Tamer
Tamer

Digi Puntos : 164
Cuentas :
Ficha :
NPCs :
Nivel On Rol : Beast Spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Rookie
Icono : Chaos Empire: Organización criminal con ideales indecisos y cuya única meta podría decirse que sembrar el caos, ayudando a cumplir las metas egoístas de sus miembros
Rango y Unidad : Mirtha Mònique Blacksmith
Rango: Sub-oficial
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: The Unfari Scythe of Indifference

Rango y Unidad Digi Aliado : Meikuu o Meikuu-chan (Meikuumon)
Rango: Soldado
División: Dark Angels
Unidad/Sub-division: Damm Wings of Injustice
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Yellow Spirit Flower [Priv: Mirtha]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.