Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Eventos de Verano
Ayer a las 12:47 am por Runari Wildly

» Actualizacion De Digivice
Ayer a las 12:25 am por Runari Wildly

» Un Recuerdo De Verano (♦Ryu♦)
Sáb Jul 14, 2018 1:14 am por Ryu Paradox

» Lost in Wonderland (Libre)
Vie Jul 13, 2018 9:28 pm por Roku Ginshô

» Registro de Apariencia
Vie Jul 13, 2018 8:50 am por Scott Desaster

» Regla: Digivices y Objetos
Vie Jul 13, 2018 4:57 am por Scott Desaster

» Waterproof [Priv. Diana]
Vie Jul 13, 2018 3:20 am por Diana S. Bennet

» Mercado
Vie Jul 13, 2018 12:11 am por Scott Desaster

» Diana S. Bennet
Jue Jul 12, 2018 11:02 pm por Roku Ginshô


Click en los botones para ir a los respectivos temas
El descubrimiento de las ruinas del Monasterio Draco, tallado en lo alto de una desolada montaña en el valle de los dragones, ha despertado un gran interés por todo el Digimundo. Principalmente porque según los tallados de la pared exterior dentro de las ruinas se encuentra un obre mágico que contiene en su interior la data y poder del treceavo Royal Kinght, la cual sera dada a quien reclame dicho objeto. Según la historia grabada en los murales, el obre fue dejado allí por el mismo Royal Kinght en caso de que su poder sea necesario para derrotar al mal que se alce en el futuro...por desgracia semejante premio también a llamado la atención de quienes usarían el poder para sus propias metas egoístas. Por lo que esta aventura ahora se a vuelto una carrera por ver quien consigue el gran premio.
6 meses despues de la ultima carrera, un BanchoLeomon reune al viejo equipo de organizacion para dar un nuevo espectaculo, pero en esta carrera, el misterioso patrocinador ha enviado a un "Aspirante a Campeon" con un extraño y unico Digivice. ¿Que es lo que sucedera a lo largo del evento y como funciona este nuevo digivice?.
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Miér Mayo 23, 2012 12:27 pm.




Mejores posteadores
Scott Desaster (2180)
 
cadejo (2039)
 
Roku Ginshô (1212)
 
Fuji Raikomaru (1023)
 
Sigrun Vinter (1011)
 
Kurai (909)
 
Diana S. Bennet (819)
 
Ed Elric (641)
 
Ralian (622)
 
Luna Kobayashi (580)
 





Tower Of God (TOG)One Piece Sea Crown
Road to Shinobi
Lost Soul



Crear foro

三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Dom Sep 10, 2017 12:43 am

No le respondió, en vez de eso la miró a los ojos y empezó a acercarse más. Sigrun permaneció en el sitio sin moverse, sintiendo como el corazón latía más deprisa ¿Hasta dónde se acercaría esta vez? Sintió el contacto de su nariz con la suya y eso la hizo sonrojarse más. Pensó que esta vez iba enserio, se le veía muy seguro. Cuando la rodeó con sus brazos la valquiria pensó que ya no había vuelta atrás, estaban muy cerca de ese beso. No intentó alejarse, no intentó decirle que se apartara. Sigrun, atraída por la felicidad que sentía y la mirada de Roku, sólo aguardaba a que ese beso sucediera.
Pero no llegó.

Algo ocurrió ¿Acaso dudó el último momento? Es posible, no podía afirmarlo. Tal vez, debería haber avanzado ella también, haber demostrado que ella también deseaba ese beso pero no tuvo valor para eso. Estaba demasiado nerviosa. A pesar de eso, el abrazo siguió ahí y Roku apoyó su cabeza en su hombro. No sabía cómo sentirse, ni que decir, estaba hecha un completo lío. Lo único que pudo hacer fue imitarle. Le abrazó y también apoyó su cabeza en su hombro.  No dijo nada, sólo quería disfrutar de ese momento, de su cálida presencia. Se sintió bien, era feliz así, con ese abrazo. Por desgracia, aquella era una felicidad efímera. Sigrun lo sabía. Volvió a recordar que no volvería a tener momentos así, que Aesgyr no la abrazaría con tanto cariño.

Le abrazó más fuerte como si así pudiese retenerlo pero, hiciese lo que hiciese, todas esas sensaciones se le escapaban de entre los dedos. Como el humo, aquello sería algo que no volvería a alcanzar. Y pensando en todo eso, en la felicidad que tenía prohibida, sus ojos volvieron a derramar lágrimas. Quiso llorar en silencio, él no podía ver su rostro, no debería poder verla así. Pero a medida que la tristeza se acumulaba, y sus miedos y dudas regresaban, no pudo evitar sollozar por el llanto.

Las sombras volvieron a acercarse, atraídas por todos esos sentimientos negativos de la valquiria. Volaron alrededor de ellos dos, como lobos acechando a un animal herido.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Dom Sep 10, 2017 3:15 am

Quería pensar en lo que estaba haciendo, mas las dudas, miedos y preocupaciones, merma en su espíritu, le impedían dar el paso. Siempre, como si las cadenas lo aprisionaran, se veía movido, por un poder superior, a un destino ya marcado. Existía la ilusión de que él había tomado esas decisiones, pero, ¿hasta donde era cierta esa afirmación? Poseído por ánimas ajenas, su voluntad se vio atacada en ocasiones, intentando sobreponerse y afrontar esas acciones. Luchaba contra ellos, entendiendo que era SU vida, y SUS decisiones.

Y sin embargo, sentía sus errores como suyos. La redención no era solo para él, sino para todas esas existencias que, eternamente, vivirían a través de otros, a través de Mukuro. “Roku” solo era un fragmento más de este conjunto, un Azazel más, una víctima de ese macabro juego. Entonces, ¿por qué sus deseos eran más importantes que los demás? Firmó el pacto, el Demonio debería tener el control, y no era así.

Se resistía, porque quería vivir. ¿Por qué? No lo sabía. ¿Para qué? Tampoco lo sabía. ¿Por quién? Sin respuesta, ¿Sigrun? ¿Qué la hacía distinta a los demás? Pensaba, pero no tenía palabras que permitieran un argumento sólido. La primera vez que la vio, supo cuál era su sitio, viendo el abismo existente entre ambos. Una verdadera elegida, frente a algo que no debió existir. Y aún así, aceptó su mano. Y no solo aquella vez, sino otras tantas. A su lado, se sentía útil, y fuerte, reconfortaba su presencia. ¿De dónde nacía esa sensación? De algo que pensaba ya erradicado por aquella enfermedad putrefacta.

Su corazón.

No solo el órgano palpitante, sino ese impulso vital, esa necesidad de sentirse vivo, de tomar decisiones, de evolucionar, de mejorar. Aquella vez, en el baile, quiso ayudar, y se transformó en Dracumon, ante ella. Cuando Maya estuvo en peligro, aceptó la tutela del samurai, y pasó a Gaiomon. Cada vez, menos humano, más arma, y ante esa sonrisa, quedaba desarmado.

Una calidez súbita, un abrazo. Y los recuerdos regresaban. A él, un monstruo, le dedicó una mirada, tan dulce, tan cálida, que quiso volver a ser él, volver a recuperar su humanidad. Por ello, no dejaría que esas voces, ni esas vidas, se impusieran a la suya. Había cometido errores, había conseguido victorias, pero tanto triunfos como fracasos eran SUYOS. Las sombras se arremolinaban, falsamente interpretándolo como un intento más de Azazel por quebrarle. No debía actuar, pensaría que estaba loco, y a sus ojos, quería ser normal. Simplemente eso. Quería seguir siendo Seimei.

-Sigrun, tengo que decirte una cosa -pasara lo que pasara, esa era su voz, y no otra-. Es importante.

“Gracias”, por ser quien era. En ella percibía una dualidad perfecta, una fiel guerrera a Yggdrassil, y una chica dulce. A diferencia suya, no había renunciado a sus raíces para ser lo que era. Él no conocía los sacrificios y esfuerzos de la caballera, pero a sus ojos, seguía inmaculada, idealizada. Tanta pureza, la quería, la deseaba. ¿Eran sus pensamientos? Como Fenrir devorando al Sol. ¿Era su voluntad? No, no quería dañarla. ¿O sí? Solo quería decirle la verdad, quién era, qué era. ¿Al enemigo? No, no era su enemiga. Entonces, ¿qué era?

No tenía respuesta. No sabía qué hacer.

La vorágine interna seguía, quedándose sin palabras. Le ardía el cerebro. Debía tomar una decisión, actuar. Ir más allá de sus limitaciones. No pensar en sus fracasos. No centrarse de sus triunfos. Olvidar el pasado. Ignorar el futuro. Vivir el presente. No era Azazel, no era un Demonio, no era una Legión. No oír las voces, escuchar solo su corazón. Era Roku. Era lo que quería hacer. Más allá de las explicaciones, más allá de las palabras. Volvió a encontrar la mirada cerúlea.

-Sigrun, quiero que sepas que yo...

Podía notar esa garra que no se ve en su cuello, como si el mismísimo Diablo quisiera asesinar su voz, impidiendo a las palabras salir de su boca. Notaba el enmudecimiento, el miedo, el dolor. Avanzó de nuevo. Intentaba decir algo. No podía. Buscaba otro modo de expresarse. Y cayó en aquel error fatal. Su mano, aún descansando en la espalda, se liberó, y aquella siniestra diestra, como poseída, se dirigió a la fatilidad. Atrapó esos rayos de sol que coronaban a la valquiria. Los dedos nadaron en ese mar dorado. Roku, consciente de ello, acariciaba sus cabellos.

Roku, inconsciente de ello, despertaba pasados miedos.


______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Dom Sep 10, 2017 8:17 pm

Sigrun no separó el abrazo en ningún momento, intentaba ahogar sus lágrimas mientras trataba de calmarse. Aun así, agradeció mentalmente el estar allí, derramando sus lágrimas sobre ese hombro, el silencio. Al menos esa compañía lograba aliviarla un poco, no lo suficiente como para recuperarse pero, al menos, la ayudaba. Deseó que el tiempo se detuviera, que aquella noche no terminara nunca. Quería seguir al lado de esa presencia cálida, quería seguir al lado de Mukuro.

Él quiso decirle algo y dijo que era importante. Ella se quedó en silencio, esperando lo que tenía que decirle Fuese lo que fuese, lo intentó en dos ocasiones pero no dijo nada. Quiso preguntarle que era, pero tenía miedo de que su voz sonara quebrada. Que el llanto se escuchara si pronunciase alguna palabra.  Cerró los ojos, estaba logrando relajarse cuando notó una caricia en su cabello. Abrió los ojos. Nerviosa y asustada, notaba como sus dedos jugaban son sus mechones y eso le hizo recordar aquella vez que fue secuestrada. Recordó como ese tipo jugueteó con su cabello, como veía en ella nada más que una pieza para su colección.

La valquiria empezó a temblar y su pulso se disparó. Su mente asoció esas caricias con una situación de peligro y ella actuó para defenderse.

- ¡Suéltame!- gritó asustada.

En un acto reflejo, retiró una mano del abrazo y la cerró en un puño, golpeando con fuerza el estómago de Roku. Con esto rompió el abrazo y retrocedió varios pasos hacia atrás, hasta quedar a varios metros de él. Observó al chico, asustada. Su cuerpo temblaba y sus ojos eran la más fiel representación del miedo.

- No…no lo toques…- dijo con temor- ¡No lo toques!

Las sombras atraídas por ese sentimiento de pánico, se dedicaron a girar alrededor de Sigrun, invisibles para ella e ignorando por completo a su acompañante.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Lun Sep 11, 2017 2:27 am

Le faltaba el aire. Como si acabara de correr una maratón, como si se hundiera en el profundo mar, podía notar como se le escapaba la vida por los labios. Los antiguos denominaban al aliento “aura”, usando la misma palabra para el alma, y en ambos sentidos, a Roku se le quebraba. La respiración entrecortada, doliente, y los pulmones al rojo vivo tras esa dolor punzante. Inconscientemente, se llevó las manos al plexo solar, intentando recomponerse, sin éxito. El alma, esa existencia intangible, compartía el mismo sino, y es que aquel golpe la redujo a nada. Fragmentos, como de un espejo roto. Chispas, como la de dos metales colisionando. Así estaba su mente ahora, pudiendo observar solo vestigios de palabras, frases e imágenes de lo que no era.

En esta confusa vorágine, no sabía qué hacer. Ella se había alejado, le había atacado. ¿Había estado jugando con él? No. Pero le tenía miedo. ¿Por qué? Una voz le susurraba al oído, le tentaba, a romper esa distancia, a engullirla, diseccionar sus miedos, y someterla. Así actuaba Azazel, explotando pasiones, miedos e inseguridades para satisfacer sus deseos. Roku quería comprender qué pasaba, qué había hecho mal, pero no así. Sería el camino fácil, solo debía dar un paso. No pudo darlo. Aunque les separaban unos metros, para él eran como kilómetros. ¿Y de qué serviría alimentar su miedo? De hacerlo, pasaría a ser suyo, como un arma con la que someterla, pero no lo suprimiría. Sigrun seguiría teniendo miedo.

-Yo... -intentaba hablar, recuperando el aire- Lo siento. Creo que me he aprovechado de la situación -al menos, él lo sentía así-. Creo que será mejor que me vay...

Lo que el chico no percibió, fue esa chispa blanca. Hace tiempo, encerró a Sven en su prisión de pesadillas, para poder saber sus orígenes por medio de sus temores. Y al hacerlo, una parte de su determinación, de Caliburn, quedó en él. Por ello, el gato fantasma, un espectro invisible, acompañaba a Roku cuando Sven se encontraba en brazos de Morfeo. Y aunque nadie pudiera verlo, el gato era animal de costumbres afianzadas. Durente el baile, y presa de su instinto animal, intentaba jugar con la caja reluciente, mas la ausencia de masa dificultaba esto.

Al dudar Roku, el bastión de su espíritu presentó fisuras, y el poder del ente-espada regresó. No es que supusiera una gran diferencia, solo que su tacto helado e intangible golpeó la máquina, sorprendiéndose el animal antes que el resto. Roku ya formulaba su disculpa, cuando Caliburn, queriendo aprovechar el artilugio, usó su talento de transmutación para modificar el ingenio, y mandar un mensaje. Con una pericia insólita en un felino, ya creyó tener la solución, apretando ese fatifico botón.

Un destello. Un flash. Un fin. Un comienzo.

Roku se giró, pensando primero en un rayo, y más tarde en un ataque enemigo, como el de aquellos dos reyes. Se equivocó. Ya no había bailarines, ni luches. Solo un gato. Etéreo, nebuloso, intentó hablar. Solo era una acumulación de energía, ahora los suficientemente potente para ser visto. Pero, ¿podría ser escuchado? Preparó su garganta, y tras un par de “miaus”, logró articular:

-¿En qué época estamos? ¿Saben qué soy? ¿Dónde está Sven?

-¿Se puede saber qué dices?

Y ese era el problema. Desconectado durante eras, Caliburn no dominaba el idioma actual, y sus palabras, aunque respetando aquella lengua antigua, no eran muy diferentes a incomprensibles maullidos para el muchacho.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Mar Sep 12, 2017 11:31 pm

Le había golpeado, le había hecho daño pero él había tocado su cabello. Su cabello era intocable, no le gustaba que nadie lo acariciara ni que jugaran con él. ¿Estaba justificada entonces esa agresión? Sigrun no lo tenía claro, estaba confusa. Por un lado sentía que sí, que era un reflejo defensivo, que si se había sentido en peligro tenía derecho a reaccionar así. Por otro lado, se sentía la persona más horrible del mundo por poner a Roku al mismo nivel que aquél tipo del tren. No, él no haría nunca nada tan horrible. Estaba segura de que jamás le haría daño.

- No… yo no quería… no quería hacerte daño…- intentaba disculparse intentando convencerse a sí misma de que Roku no era alguien de quien huir.

Aunque por ahora no pudo reducir la distancia, sus piernas no parecían tener la intención de moverse por mucho que su cabeza les dijera que avanzaran. Se sintió débil por no tener la valentía de enfrentarse a ese miedo tan irracional, de no correr hacia él y decirle, frente a frente, que lo sentía y que no quería que se marchara. De pronto un flash de luz blanca iluminó el lugar durante unos segundos y las sombras, que seguían acechando a Sigrun, retrocedieron.

Allí había un gato, un gato blanco con cierto aspecto de “fantasma” que les miraba con atención. El felino maulló pero lo que eran maullidos para Roku, para Sigrun eran palabras claras como el agua. Se acercó al extraño animal y se agachó para ponerse un poco más a su altura. Puesto que las sombras se habían distanciado se encontraba un poco mejor. Sus ojos aún estaban llorosos pero por lo menos podía hablar con más tranquilidad.

- ¿Eres un digimon de la época antigua? Entiendo tu idioma, me lo enseñaron. Si solo hablas ese idioma debes de ser de esa era y si estas en este mundo tienes que ser un digimon, aunque… nunca vi uno como tú– le preguntó en el mismo idioma que el gato hablaba, hablando con bastante fluidez- ¿Sven? – miró a Roku, aunque apartó pronto la mirada, porque le avergonzaba haberle pegado antes- Conozco a un Spadamon llamado Sven pero no sé dónde puede estar o si es el que buscas. ¿Cuál es tu nombre por cierto?

No pudo recibir ninguna respuesta, no pudo escuchar nada. Las sombras enfurecidas por las anteriores interrupciones se cansaron de acechar y pasaron al ataque. Se abalanzaron sobre Sigrun y el extraño felino, devorando y amplificando sus miedos. Sigrun gritó, aterrada pero no por las sombras, puesto que seguía sin poder verlas, si no por las imágenes que estas le obligaban a ver. Vio a los Antiguos Royal Knights morir ante ella y a uno en especial que parecían alejarlo de su lado.

- Ulforce…. no te vayas…. no me dejes- murmuró mientras temblaba de miedo.

Sentía el miedo a quedarse sola, a que nadie la quisiese realmente si no por su poder. Miedo a ser solo una herramienta en manos de quienes incluso le prohibían hablar. Pero todos esos miedos no nacían de ella, si no del pequeño felino que tenía al lado. Todos eso temores iban acumulándose, juntándose a los que ya arrastraba. La valquiria temblaba más y su pulso iba cada vez más rápido. Al final, un pulso de digisoul oscuro emergió de ella y fue alterando el espacio que tocó, creando un espacio distinto. Ya no era una ciudad, era un inmenso bosque donde una densa niebla recorría los árboles.

Spoiler:

- Dejadme…- murmuraba la aterrada Sigrun, arrodillada y con las manos en la cabeza.

Ella no sabía que pasaba, solo sentía grandes impulsos de miedo. Seguía sin ver las sombras que ahora trataban de provocarla para que generase de nuevo esa llama oscura. Algo que ansiaban, que deseaban…


...

DigiSoul:

Notas: El espacio creado es una zona oscura que beneficia a digimons Nightmare Soldiers.

Gasto:

- Otra Dimensión - Nivel 3 - Intensidad 3 - Gasto 5

Total: 5/5

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Jue Sep 14, 2017 1:13 am

Esa desagradable situación perduraba. Nacía en el estómago, y como si ese dolor estuviera vivo, como si fuera un nido de víboras atrapado en sus entrañas, luchaban por salir. Subían por el exófago, golpeando, queriendo salir por su boca, liberando un grito visceral, desgarrado. Pero morían en la garganta, como si ellas mismas conformaran un nudo que cortaba cualquier sonido. El corazón marcaba un ritmo pesado, doloroso, que martilleaba sus sienes, arengando a esas culebras seguir con su danza. Regresaban al origen de esa ansiedad, clavando sus colmillos, inoculando su veneno. La duda, la desconfianza, el rencor, la impotencia, la cobardía. Era el mal de Roku, con las manos aún en el nacimiento de ese sufrimiento.Aún palpitaba la ardiente herida, que marcó la distancia entre ambos. Aún dolía, mas no solo en el cuerpo, también en su corazón.

Intentaba recuperar su voz, hablarle, intento ya fracasado. La irrupción de aquel cait sith, un gato fantasma, anunciaba un destino aciago. Y es que del mismo modo que la noche de su encuentro, acechaban las mentiras, pero no con máscaras. En aquel baila predominaron las dobles intenciones, pactar con diferentes fuerzas, medrar. Roku lo sabía muy bien, esas fueron sus intenciones, y esas eran las de estos monstruos. Atacaron, pero Roku solo pudo ver un gigantesco resplandor que nacía de Sigrun. Durante unos segundos, la vio como el epicentro de una azulada estrella, como la imagen central de una obra renacentista, un contraste perfecto entre el dorado de aquel tesoro prohibido, y la negrura absoluta de la noche...Y luego, la nada.

Ciego.

Necesitó unos segundos para recuperarse, y ya regresaban, poco a poco, las formas y colores, contornos que se dibujaban en el vacío. Mas Sigrun había desaparecido. En su lugar, la mitad de una esfera, cuyo origen atribuyó a la valquiria, sin entender qué poderes estaban implicados. Avanzó, paso a paso, y sus yemas tocaron aquella fuerza. No pudo evitar recordar esas historias, donde los dioses imponen una distancia a los amantes, impidiendo su conciliación. Apartó la mano, asustado. ¿Eso era Sigrun para él? Lo fuera o no, ni podía ni quería abandonarla. Una vez más, su mano se encontró con aquel muro, buscando que su voz, otrora muda, llegara.

-Sigrun, ¿estás ahí? -musitaba, en voz baja- Por favor, déjame entrar -casi era una súplica- Necesito saber si estás bien -la mano se volvió puño, castigando el orbe- ¡Sigrun!

Como si tocara una invisible puerta, comenzaba con pequeños golpes, pero ya fuera la frustración, el dolor, o su desesperación, poco a poco se tornaron golpes. ¿Quería verla? No, eso no, aún no sabría explicarlo. Pero necesitaba verla.

Caliburn no pudo responder a esas preguntas. Estaba confuso, desorientado, y necesitado. ¿Cuántos años habían pasado sin poder hablar con alguien? ¿De quién fue la última voz que pudo comprender? Eso daba igual, rostros, pero no caras, que solo le daban órdenes. El único que le comprendió, que quiso entenderle, fue él, su único amigo.

-Ulforce.

Pudo decir, antes de ver aquel azulado fuego, color que identificaba con su compañero de armas, aun sabiendo que no estaba allí, que nunca lo volvería a ver. Una víctima más de aquel juego de pesadilla, que podía notar como el Mal intentaba atraparlo. El suelo se quebró bajo sus pies, quedando atrapado en un frío lago. Intentaba aferrarse a algo, pedir auxilio, pero estaba solo. Siempre estuvo solo. Podía ver caras conocidas, y ninguna le ayudó. Se hundía, más y más, notando que las aguas gélidas apagaban su vida, y su espíritu. Sin salvación posible, solo quedaba cerrar los ojos, y descansar, tal vez por siempre.

Una palabra le despertó.


Sigrun Vinter escribió:- Ulforce…. no te vayas…. no me dejes


Abrió esos enormes ojos, y encontró que no había lago. Estaba en el mismo sitio, no, ahora era un bosque, pero notaba la misma fragancia que esa plaza. Simplemente, sintió la infinita tristeza de la chica, el saberse utilizada, sola. Como él. Aunque quería preguntarle sobre UlforceVeedramon, sobre el vínculo que los unía, antes tenía otra cosa que hacer. Se movió hasta su regazo, y se prestó a compartir su calor, como buenamente podía. No quería que se sintiera una herramienta. No quería que acabara como él.

El puño impactó, de nuevo. Otro golpe, pero distinto brazo. ¿Cuántas formas había asumido ya? Lo intentó todo. Atacó con acero, fuego, hielo, oscuridad, y con la mismísima tierra, y aquella barrera, como si simplemente fuera un mosquito, lo ignoraba. Su voz no llegaba a Sigrun, y su poder era insuficiente para recuperar esa distancia perdida. Estaba desesperado, sin saber qué pasaba en el interior. Agotado, solo quedaba una solución, una que no gustaba de usar. Pensó muy bien en las consecuencias, sabía qué podría pasar de perder el control. Sus pensamientos debían superar sus pasiones, y por ello, respiró profundamente.

No deseaba verla de nuevo, a aquellos luceros cerúleos, ese oro que danzaba por la brisa nocturna, ni esos labios que estuvieron tan cerca de él, tan tan cerca... No, aquello eran caprichos infundados. Quería salvarla de lo que asesinaba su sonrisa, sacarla de allí, que estuviera a salvo. Lejos de cualquier amenaza. Lejos de él. Inconcientemente, su diestra volvió a descansar donde el golpe. Aún dolía, mas no en la piel. Dolía en el corazón.

-Sigrun...

Dijo una vez más, cuando su puño golpeó, como un último aviso, a la barrera. Era el mismo resultado. La mano se distanció, y las llamas púrpuras conviertieron a Roku en lo que verdaderamente era. La garra cortaba el aire, como un cometa partiendo el cielo en dos. Y cuando ambas fuerzas se encontraron, azul y verde, un pilar desgarró la oscuridad nocturna. Pocos noctámbulos, desde la ciudad, se percataron de ese espectáculo. Y aunque no tenían idea alguna de qué pasaba en aquel lugar, pudieron sentir que el miedo anidaba en sus corazones.


¡¡Sigrun!!


Rugió la bestia. Y luego, silencio.


______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Vie Sep 15, 2017 12:18 am

No podía pensar en otra cosa que en aquella sensación de soledad y abandono ¿Por qué razón debía sufrir todo aquello? ¿Acaso se lo merecía? ¿Ese era el castigo por causar aquellas bajas en el Metal Empire? Sus miedos crecían pero las sombras querían más. Ansiaban sus llamas oscuras e intentaban provocarle más temores. Ese bosque oscuro que ella generó les beneficiaba y al mismo tiempo debilitaría a la valquiria debido a que era ella la que debía mantenerlo.

- ¿Por qué…? ¿Por qué me dejan sola…?- se lamentaba la nórdica.

A ese frío le siguió una sensación cálida y agradable. Al abrir los ojos vio a aquél felino acurrucarse en su regazo, intentando aliviar su dolor y su pena. Sigrun sólo lo agarró en brazos y lo abrazó. Al menos ya no se sentía sola, sentía la compañía de alguien ya que Roku había desaparecido. No podía verle. ¿La habría abandonado también? No, no podía ser pero entonces debería estar ahí. Tal vez se había enfadado con ella por pegarle, tal vez ya no quería verla nunca más.

Pero al menos no estaba sola.

- Gracias…- murmuró la joven abrazando al gato blanco, en el idioma del felino.

De repente las sombras que les rodeaban se alejaron un poco, se elevaron hasta seguir flotando entre las ramas de aquellos árboles de aspecto siniestro. Sigrun se levantó aun con el gato en brazos, no lo entendía pero se encontraba un poco mejor. Acarició la cabeza y el lomo del extraño animal como si eso le ayudara a relajarse. Escuchó unos pasos y una rama crujir.

- ¿Roku?- preguntó a la niebla.

Por desgracia no era él, de entre las brumas otro joven apareció. Su cabello rubio contrastaba con la oscuridad del ambiente y sus ojos, rojos como la sangre, estaban fijos en ella, mientras su rostro mostraba una sonrisa maliciosa. La valquiria retrocedió, no era posible ¿Qué hacia allí? Tenía que huir, tenía que salir de ahí. No quería verle. No quería tener a Aesgyr cerca. Salió corriendo, abrazando al felino con fuerza, pero al girar se lo topó de frente ¿Cómo había hecho eso? Estaba lejos, no podía ser tan rápido. Retrocedió, pero su espalda chocó con el tronco de un árbol y él se acercaba más. Estaba acorralada. Soltó al animal, quiso usar su digisoul para golpear a Aesgyr pero antes de que generara si quiera una sola llama, él le sujetó la muñeca contra el tronco, la otra mano libre la usó para sujetar el cuello de la valquiria y que esta no pudiera girar la cabeza. Aterrada e inmovilizada solo podía ver como su rostro se acercaba más y más al de ella.

- Vas a ser mía- le susurró al oído- Sólo mía.

Y la besó. A Sigrun le resultó algo desagradable, no quería eso y trató de separarse de él. Pero Aesgyr no parecía dispuesto a finalizar el beso e impedía que ambos labios se separaran. La mano libre de la joven, intentaba empujarle y quitárselo de encima pero no lo movía ni un solo centímetro.

Escuchó el poderoso rugido de una bestia gritando su nombre pero era incapaz de girar la cabeza para verlo. Aesgyr no se lo permitía, no pensaba hacerlo.


....

DigiSoul

Gasto:

- Otra Dimensión - Nivel 3 - Gasto 3 (Mantenimiento)

Total: 3/5

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Sáb Sep 16, 2017 12:42 am

Nada.

Su mente estaba en blanco, y su corazón rezumaba negro. Esa pesadilla monocromática nacía de su corazón, alimentada por sus dudas, en un macabro contraste con ese mundo onírico. Sigrun podía ver sus miedos manifestados, a flor de piel, tan cerca y tan reales como si de verdad estuvieran allí. Para todos, Aesgyr estaba allí, no como una existencia nacida del miedo, sino como un hombre más. Y este hombre, cual depredador sediento de su presa, más bestia que humano, atacó. Hizo lo que él no pudo, consiguió lo que no pudo alcanzar. La besó.


Dolor.


No podía explicar por qué. Simplemente, dolía. La misma situación de antes, como si algo oprimiera su interior, impidiéndole pensar con claridad, tomar decisiones, ser él mismo. Ese enemigo invisible e invencible. El miedo. Anidado en su corazón, cada duda, cada titubeo, añadía un leño más a ese fuego que le carcomía, amenazando con extingir su ser, y dejar solo cenizas.


Ira.


El descomunal puño se dirigía a la pareja. Él le robó lo que le pertenecía, lo que deseaba. Ella no le eligió a él, no dio el paso, y se distanció. Si no podía ser suya, no merecía ser de nadie. Que desapareciera, que desapareciera todo. Él. Ese bosque. El miedo. Las dudas. El beso. Ella. El dolor. Roku. Todo.


Roku.


La cadena, clavada en el suelo, impedía que la ira tomara el control. El incandescente puño seguía, como una bestia, gruñendo crepitante hacia la pareja. Pero un segundo bastó para que Roku pudiera pensar. En qué era él, en qué quería ser, en qué estaba haciendo. No podía seguir así, siendo una sombra de un ideal. Gritó. Como si su alma estuviera desgarrándose, gritó con todas sus fuerzas. Un año de miedos, trescientos sesenta y cinco días cuestionándose a sí mismo. Era el momento de saber quién era, de saber qué quería.


Sigrun.


Las llamas, nacidas de toda la vorágine emocional de Roku, se extendían por el bosque, queriendo liberar toda su furia. Su propio lamento quedó ensordecido por el fuego, que mordía cruelmente aquella madera. Estaba vacío. Podía pensar. No como Azazel, ni como Adam, ni Seimei, Vidar, siquiera como Roku. Basta ya de mentiras, de máscaras, de etiquetas. Por una vez, en todo este tiempo, se desprendió de los demás, y de las cadenas que él mismo se impuso. Era el momento de pensar como él.


Mukuro.


En su forma humana, libre de toda culpa, ambición, necesidad, dio el primer paso. No olvidaba ni quién era, ni quiénes fingía ser. Ni sus responsabilidades, ni sus deberes, ni su culpa. La chispa, sin embargo, prendió su corazón, que sin miedo alguno, se acercó hasta ese único árbol sano, donde los labios se encontraron. Afianzó la pierna, arqueó la espalda, y liberó toda su ira en un único puñetazo, hundiendo los nudillos en la mandíbula de ese desconocido. Para él, no era nadie. Había robado un beso de Sigrun, arrinconándola contra ese árbol. No quería explicaciones, ya no.


Un beso.


Por fin, el deseo ganó, sin asesinar a la razón. Él conocía sus responsabilidades, su deber, y su honor, y lejos de olvidarse, los sopesó. No imponía nada, no prometía nada, pero ahora, en lugar de no pensar en nada, su cabeza contemplaba todo. El rechazo, el error, la duda, todo eso, como Aesgyr, le daba igual. Solo le importaba Sigrun, y quería estar a su lado, aunque clanes, credo o procedencia anunciaran un final aciago. Le seguía dando igual.

Regresó a los labios, mezclándose ambos alientos, esperando respuesta de la chica, sin querer separarse. Sin querer que el tiempo pasara de ese instante, convertido en eternidad. Las manos buscaban el abrazo, y esta vez, nada ni nadie podría romper esos segundos de placer. Solo Sigrun. No podía imponer sus caprichos, no podía doblegarla. Él la quería así, libre. Pero esperaba una respuesta.


Esperaba su respuesta.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Mar Sep 26, 2017 9:23 pm

Aquella bestia que entró rugiendo con furia provocó que el falso Aesgyr finalizara ese beso para observar al intruso. Sigrun se sintió aliviada de que hubiera parado pero no se movió de ahí ni siquiera levantó la mirada. Era como si tuviera miedo de hacer el mínimo movimiento y llamar de nuevo la atención del que le había robado un beso. Cuando lo hizo, no miró al nórdico si no al gran digimon que había entrado. Les atacó y sólo pudo cerrar los ojos esperando a aquella garra pero esta no llegó, en su lugar un desgarrador grito llenó todo el lugar. La valquiria abrió los ojos justo cuando incontables llamas verdes se extendían por el bosque, calcinándolo todo.

Tuvo miedo, no podía negarlo, pero pronto se percató que el árbol en el que tenía la espalda apoyada estaba intacto y tanto ella como Aesgyr estaban ilesos. Fue entonces cuando vio que adoptaba una forma humana.

- Roku- dijo con alivio al reconocerle.

Avanzó sin decir ni una palabra, tampoco Aesgyr hizo ningún movimiento. Ella quiso dar explicaciones, quería decirle a Roku que aquello no significaba nada para ella, que ese beso no había sido mutuo. No quería que se hiciese una idea equivocada, ella no amaba a Aesgyr jamás querría estar con alguien que ya le rompió el corazón una vez. No le salían las palabras. No conseguía dar con la respuesta adecuada y para cuando lo hizo ya fue tarde.

Como si fuese la potente garra de un tigre, el puño de Roku rompió el aire y golpeó la cara del nórdico que, sin posibilidad de reaccionar, cayó de espaldas al suelo. No se levantó para vengarse, sólo se desvaneció como humo negro en el aire. Aesgyr había desaparecido como si nunca hubiese estado allí. Sigrun no comprendía que pasaba ¿No era él? ¿Se trataba de una ilusión? Sus ojos buscaron a Roku, como si le pidiera respuestas pero halló algo bien distinto.

Un beso.

Sus labios se encontraron de nuevo con los de otra persona, pero esta vez era bien distinto. Sintió un cosquilleo agradable recorriendo su cuerpo. Aquello era bien real. Roku era real. No quería que ese beso terminara, no quería separase de él y volver a la cruel realidad. Por primera vez ya no había hueco para esas preocupaciones en su mente, sólo podía pensar en él. Sus brazos rodearon su cuello iniciando un abrazo.

Cuando el beso terminó, la valquiria se perdió en la mirada del japonés y simplemente sonrió. Sin romper el abrazo le dedicó su mejor sonrisa, acompañada por un rubor en sus mejillas por lo que acababa de pasar.

- G-gracias… - fue lo único que fue capaz de decir sin abandonar esa sonrisa.

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Sáb Sep 30, 2017 12:40 am

Una voz en su oído le instaba a apartarse, detener la osadía. La estaba ultrajando, robando el placer de sus labios, deshonra nacida de un deseo, de un instante, convertido ya en infinito, sin principio ni fin claro. ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué lo mantenía? ¿Por qué lo haría de nuevo? No lo sabía, pensamientos que envenenaban su alma, carcomiendo su ser, emponzoñando su mente, porque sabía que obraba mal, despertando un agudo dolor. ¡Ah! Pero qué dulcísima herida. De esta no manaba sangre alguna, solo deseo, incontenible, insaciable, que buscaba reposo tras la pasión nacida, y solo podía descansar en aquellos labios. El reposo eterno, eso buscaba, no en pequeña muerte, sino en gran amor. ¿Era esa la respuesta? Las llamaradas que convulsionaban en él impedían pensarlo. ¿Qué importaba? Daba igual, ninguna moneda por sus pensamientos, vorágine caótica. Una sola idea. Simple claridad. Sigrun. Y nada más.

¡No! No era excusa. Imponer sus deseos a una dama, ¿o una diosa? Ya dudaba de la identidad, solo quedaba un sentimiento, que determinaba la acción, como un camino que no quieres tomar pero debes recorrer. Prosiguiendo esta metáfora, sus manos pasaron por el contorno de Venus, reposando en la figura femenina, con descaro. Soporte del cuerpo, sopor del alma, insoportable remordimiento. Quiso alejarse, arrepentido de su acto, impulso animal, fuerza desbocada, que movió su cuerpo. Casi rompió el beso, mas algo se interpuso, un bello instante dubitativo. ¿Acaso su acto le hacía infame? Antes de poder responderse, los brazos le rodearon, notando cómo tiraban de él hacia el deseo. Y se rindió a este.

Siguió, compartiendo ánima y aliento, hasta que no pudo más. Del mismo modo que los marineros, embelesados por hermosos cantos, sucumbían a la marea lujuriosa, él necesitaba un respiro, aunque no quisiera distanciarse de la fémina. Hubo fin en aquel encuentro, se rompió lo que poetas llamaban la mariposa del amor, pues cuatro alas surgían de la suma de dos parejas de labios. Regresaba la preocupación, el arrepentimiento, la culpa, como náufrago sin sirena que le guíe, que le declare una pasión, aunque fuera falsa. Desamparado en esta marea de interrogantes, se guió por esos faros celestiales, cerúleos, flamantes e hipnóticos. No podía apartar la mirada de esas estrellas, como Ícaro no pudo huir del Sol.

Le dedicó unas palabras, y una sonrisa. Roku no dudó de nuevo. No existía poder superior, fuerza desconocida, voluntad ajena o designio de los dioses, solo su querer. Y quería eso. Afianzó los dedos, clavó la mirada, y repitió ese pecado. La mariposa volvió a volar, esta vez libre, más allá de cualquier pensamiento o culpa. Era libre de elegir. Y eligió besarla.

Más breve, más intenso, pues ya no existían titubeos en aquel acto que, como toda buena obra de teatro o duelo, esperaba réplica de ella. Por eso se detuvo, repitiendo el mirar, esperando oír aquella dulce voz, voz que le era negada, pues la suya enmudeció, ante aquella sorpresa de poder seguir a su lado, y sin palabra alguna para explicarse, solo su acción avalaría lo que él profesaba.

Caliburn, testigo mudo de la escena, había visto la misma obra con distintos actores, distintos besos, miradas, palabras y movimientos. Vio demasiadas tragedias, y pocos dramas, vio muchos amantes, pero pocas promesas. Supo qué sentía el hombre, pero con la dama, ¡ah! Con la dama no sabía qué esperar.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Vie Oct 06, 2017 12:29 am

No hubo palabras solo miradas. Miradas capaces de detener el tiempo, de hacer que, para la valquiria, no existiera otra cosa más en ese mundo. Sólo existía ese momento, sólo existía Roku. No supo qué decir, estaba completamente enmudecida pero ¿Acaso las palabras eran importantes? No, no lo eran. Un gesto valía mucho más y aquél beso le susurraba al oído mucho más que unas palabras. Le susurraba acerca de sus sentimientos, lo que ella quería y lo que le hacía feliz. Tenía bien claro lo que deseaba: estar con él, con la persona con la que podía ser feliz.

Él se acercó de nuevo, pero esta vez ella no espero a que el beso llegara. Simplemente fue a buscarlo, fue a encontrarse con ese pedacito de cielo, con esas alas que le permitía volar más alto y más lejos. Ya no estaba nerviosa, sólo quería plasmar sus sentimientos con sus acciones y, en ese caso, con aquél beso.

Fue más intenso que el primero pero, al mismo tiempo, más breve. Roku lo finalizó haciendo que ambas miradas volvieran a encontrarse y el silencio volvió a presentarse, hasta que Sigrun decidió romperlo. No sin antes volver a dedicar una sonrisa.

- Desearía que la noche durase más tiempo- le dijo antes de bajar la mirada y perder de vista sus ojos – Ojalá fuera posible…

Aquella era una felicidad que tenía prohibida. La sombra de la guerra la acechaba día y noche y, por desgracia, Roku no sería la persona con la que podría detenerla, con la que podría salvar todas esas vidas. Ese era el precio que ella debía pagar por el error que cometió. Sacrificar su propia felicidad y, a cambio, podría salvar decenas o tal vez cientos de vidas. Era algo difícil de aceptar y ahora lo sería aún más, porque había visto lo que se le negaba, lo que se iba a perder.

- Lo matarás – dijo una voz a su derecha.

Sigrun empalideció al mirar a un lado y ver de quien se trataba, era un chico más o menos de su edad con una gorra verde. Sabía de quien se trataba, era uno de los alumnos de Máximo, pero en aquella misión ella lo dejó caer desde lo alto de la torre de cristal. Sacrificó su vida para salvar la del maestro.

- No… no deberías estar aquí… n-no no es posible- dijo temblando- Deberías estar…
- ¿Muerto? Claro, lo estoy y por tu culpa- dijo señalándola con el dedo- ¡Por tu culpa estoy muerto!
- ¡No tenía elección! – explicó con temor.
- ¿Del mismo modo que no tuviste elección al matarnos a nosotros?

Otra voz, esta vez a su otro lado, se trataba de ShadowSeraphimon, el mismo que atacó el Mundo Humano y no estaba solo. A su lado aparecieron varios digimons del Metal Empire de los que perecieron durante su ataque al laboratorio.

- Lo…lo siento… ¡Yo no quería hacerlo! – se tapó los oídos y cerró los ojos deseando que toda aquella gente desaparecieron.
- ¿Por qué me hiciste daño, Sigrun?

Aquella voz, la voz de una niña le hizo volver a abrir los ojos. Hacía años que no la escuchaba pero no la había olvidado. La vio, su amiga de la infancia, la amiga que ella y Louise tenían en común. La niña presentaba golpes, arañazos y heridas graves pero lo peor era esa herida en la cabeza que goteaba sangre tiñendo el suelo de rojo.

- Tú me hiciste esto…- dijo la niña- ¿No éramos amigas?
- Yo… yo no pude…- dijo ya al borde del llanto, con el pulso a mil- El caballo se desbocó… yo…
- No culpes al caballo- contestó la pequeña- Todos nosotros hemos sufrido y hemos muerto por tu culpa pero no seremos los únicos, él próximo será él.

Señaló a Roku y la valquiria empezó a temblar. No podía ser cierto, ella no le haría daño, jamás se le ocurriría hacerle daño.

- Quien está a tu alrededor sufre… y muere- dijo el tipo de la gorra verde- y él no es distinto. Tú le causarás la muerte, lo matarás con tus propias manos.
- ¡¡MIENTES!! – gritó casi dejándose la voz- ¡Jamás le haría daño!
- ¿No? Ya has empezado a hacerlo- continuó ShadowSeraphimon- ¿Cómo crees que se sentirá al saber que has jugado con sus sentimientos?

Se quedó en silencio, como si fuese de piedra. Tenían razón, ya había empezado a hacerle daño, había jugado con él. Los besos fueron muy bonitos sí, pero ella no podía estar a su lado, le había estado engañando, haciéndole creer en falsas esperanzas, falsos sueños.

- Lo siento… lo siento…- derramando lágrimas, como si estas fueran sus fuerzas que se le escapaban.

Se dejó caer de rodillas en el suelo, cubriendo su rostro con las manos mientras aquellos seres producto de una mente manipulada por las sombras seguían ahí, acusándola de todos los crímenes que la valquiria cargaba en sus hombros.


DigiSoul

Gasto:

- Otra Dimensión - Nivel 3 - Gasto 3 (Mantenimiento)

Total: 3/5

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Dom Oct 08, 2017 7:20 am

La mano, inconscientemente, fue recorriendo la piel de marfil. Se detuvo unos instantes, atendiendo a la calidez del tacto, y mirando de nuevo esas estrellas que tanto le fascinaban, contempló aquella sonrisa. Entendía por qué buscaba la caricia, quería seguir estando ahí, con ella, el resto de la noche y más. Con la siniestra, asió la cadera de Sigrun, alejándola del árbol para tenerla aún más cerca, y poder ver mejor ese rostro que tanto ansiaba. Él compartía su mismo deseo, y quería iniciar un nuevo beso... "Ojalá fuera posible", fueron las palabras que lo detuvieron.

Ella ocultó su rostro, y dejó de sonreír. ¿Había hecho algo mal? Tuvo que soltar la mejilla, posando ahora la mano en el hombro. Hizo fuerza, buscando atraérla, para que le susurrara sobre ese  "ojalá", y para poder sentirla de nuevo. Pero notó sus temblores. Se detuvo, no sabía qué hacer, su mente estaba en blanco.



Sigrun Vinter escribió:-No… no deberías estar aquí… n-no no es posible.



Esas palabras dolieron. Su pulso, otrora acelerado y liviano, ahora golpeaba con una desagradable melodía. Ella habló de su elección, y entendió que el beso, aquel atrevimiento tan dulce, fue forzado. Abandonó el contacto, huyó su mirada. Dolía demasiado, aunque no la sintiera. No quería obligarla a eso, no buscaba aprovecharse de la evidente tristeza con la que la encontró. Solo quería que sonriera, que fuera la Sigrun de siempre. La muchacha se tapó los oídos y cerró los ojos. No quería ni escucharle, ni verle.

Roku retrocedió un paso. ¿Qué había hecho? Justo lo contrario a su deseo. Otro paso les distanció. Culpándose de todo, no escuchó la siguiente frase. Quería decir algo, pero no le salía la voz. El nudo del pecho palpitaba en su garganta. Dolía. Pero quería hablar con ella, aunque ocultara sus oídos. Se armó de valor para poder decirle lo que sentía. Iba a confesarle los sentimientos que le profesaba:

-Sigrun, yo te...



Sigrun Vinter escribió:- ¡¡MIENTES!!



No dijo más. No escuchó más. No pensó más. Simplemente hundió la mirada en el suelo, y quedó así, con la misma figura que un ahorcado. Esperaba que algo pasara, que algo acabara con esa atmósfera irrespirable. Por primera vez en trescientos sesenta y cinco días, Roku no sabía qué hacer.

Él ya estaba muerto.

Sabía lo que era carecer de cuerpo, existir como una consciencia indetectable. Hace años renunció a su ser para que un desconocido, un simple niño, pudiera vivir. En todo este tiempo, jamás se arrepintió de esta decisión y, de permitirle escoger de nuevo, volvería a tomar la misma decisión. Siempre había vivido bajo el estandarte de la Diligencia, y esa noche no sería una excepción.

Él podía ver esas mezquinas almas, invisibles para Roku, que perturbaban a su amada. Y su no-sangre ardió en cólera. No pudo evitar recordar su pasado como una "cosa", poco más que un objeto al que recriminaban el fallo de su existencia. Intentó atacarles, corriendo hacia ellos pretendiendo clavar sus colmillos en la carne, sin éxito alguno. Iracundo, saltaba de un lado a otro, peleando con un enemigo invisible a ojos humanos.

No sirvió de nada. A diferencia de Roku golpeando al espectro de Aesgyr, no transmitía ningún sentimiento de seguridad a Sigrun, nada que le permitiera a esta luchar Se posó en la testa de Sigrun, rugiendo con toda la fuerza disponible, buscando a la fuente de ese mal. Debía ser castigado y purgado de este mundo y de cualquier otro.

Sin éxito, captó en ella un latido ajeno al de su corazón. Una presencia similar y querida, que le dio fuerzas y esperanzas cuando, desprovisto de todo pensamiento, opinión y sentimiento, era poco más que un arma. Arengado por este recuerdo, rugió de nuevo, y tras un grito que salió de lo más profundo de su alma, transmutó lo que le conformaba, pero que no era carne.

-¡Por los Caballeros Reales! ¡¡Por UlforceVeedramon!!


Espada (1ª de la derecha):


Y en un torbellino de fuego blanco y azul, su contorno se desdibujó para dar lugar a una hoja ornamentada, con inscripciones y una cruz incrustada en el centro mismo del arma. El mango, dividido en tres secciones, permitía su uso como espada a una o dos manos, y aunque las dimensiones del arma eran titánicas, fue ajustándose a la mano de Sigrun, invitando a su empleo.

Roku, no pudiendo ignorar esta nueva luz, observó a la valquiria empuñando la espada, y con esta imagen, cerró los ojos. Incalcanzable, hiciera lo que hiciera.


______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Lun Oct 16, 2017 9:16 pm

Sus lágrimas seguían cayendo. Se sentía la persona más despreciable del mundo, sentía que en sus manos había demasiada sangre. Sangre que no podía limpiar. Luego llegó el frío y la sensación de soledad. La gente sufría a su lado, moría a su lado. Era mejor estar sola y no tener a nadie alrededor. Nadie moriría y estarían a salvo. Aunque aquello no hizo que se sintiera mejor, tenía sentimientos enfrentados. Cuando se atrevió a mirar a Roku, lo vio con la mirada baja sin hacer ningún movimiento. ¿Por qué no iba a abrazarla? ¿Por qué no iba a decirle que aquellas sombras no decían la verdad? Seguramente pensase igual que ellas, seguramente creyese que ella era una asesina.

- Yo… no….

Quiso hablar, pero su voz no podía escapar de su garganta. No podía dar ninguna excusa, pero tampoco quería negar las acusaciones de aquellos seres. ¿De que serviría? Sólo sería negar lo evidente. Dio un paso atrás, sintiendo que no merecía estar frente a Roku. Tuvo ganas de huir, de salir corriendo y alejarse de él para evitar hacerle daño, pero un destello blanco paso por su lado como un rayo. Vio al pequeño felino atacar las sombras pero no parecía servir de nada.

- Es inútil… llevan razón…

El pequeño subió sobre su cabeza y gritó. Gritó el nombre de su clan, gritó el nombre de Ulforce. ¿Lo conocía? Miró a un lado y vio formarse una espada enorme en el suelo. El felino había desaparecido. No entendía lo que pasaba pero cuando vio como aquella espada se hacía más pequeña sintió como la llamaba. La valquiria la recogió y mientras la sostenía por la empuñadura observó la hoja. Vio su reflejo y sus ojos enrojecidos por el llanto. Realmente daba una imagen lamentable y no era esa la imagen que quería dar a los demás. Ella no era débil, ya había demostrado su fuerza y valor muchas veces ¿Por qué no mostrarlo una vez más? Sintiendo como el calor que emanaba de la espada ahuyentaba el frío empezó a darse cuenta de la situación. Empezó a ver que todo aquello carecía de lógica alguna. Todos aquellos que la acusaban no podían estar realmente ahí, ninguno de ellos estaba en la Zona Imperial porque ese era el lugar donde se encontraba. El bosque había nacido de su fuego, ella era la dueña y señora de ese lugar, ella podía cambiarlo como quisiese.

- Desapareced…- dijo mirando a la copia de ShadowSeraphimon, que se encontraba tras Roku, con unos ojos que, aunque aún estaban rojos, habían cesado de derramar lágrimas- ¡¡DESAPARED TODOS!!

La mano que sostenía la espada empezó a generar llamas azules que recorrieron el arma como si la alimentara. En un abrir y cerrar de ojos, la valquiria se lanzó contra el ángel caído pasando justo al lado de Roku. Cuando la hoja se hundió en las sombras, las llamas la recorrieron revelando por unos instantes a cualquier ojo, la forma que había tenido. El falso digimon estalló y una ola de llamas celestes cubrió el lugar haciendo que el resto de sombras también ardieran revelando, de la misma manera, su forma antes de desaparecer entre gritos de agonía. Sin embargo esas llamas tan implacables no causaban ningún daño al entorno, ni siquiera Roku recibía ni una sola quemadura.

Del mismo modo que llegaron, las llamas azules se apagaron y la valquiria observó la espada. No, no era una espada. Lo había podido sentir, había podido notar el latido de un corazón. Era un ser vivo, un felino.

- Gracias- le dijo mientras dejaba la espada en el suelo.

Lo hacía con suavidad para no causarle ningún daño. Ella había encendido su DigiSoul pero era el felino quien le había dado valor, quien había encendido su fuego con su rugido. Tras esto su mirada se dirigió a Roku y no supo que hacer. Tras todo lo que dijeron aquellas sombras ¿Cómo la vería él?


DigiSoul

Gasto:

- Otra Dimensión - Nivel 3 - Gasto 3 (Mantenimiento)

Total: 3/5

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Roku Ginshô el Jue Nov 02, 2017 3:02 am

Los brazos la rodearon, cubriendo sus flancos y uniéndose en un abrazo. Pudo notar el torso contra su espalda, al tiempo que sus manos pasaban por el vientre, recorriéndolo con la punta de sus dedos,como si tañera un curvilíneo instrumento de cuerda. El abrazo se completaba, aproximando los cuerpos, e ignorando el terror antes manifestado cuando tocó las doradas hebras, sus labios empezaron a encontrarse con estos. Los besos solo duraron unos segundos, tiempo suficiente para encontrar su cuello. La blanca piel empezó a notar el aliento de Roku, que lejos de detenerse, reiteró su osadía, apresando a Sigrun, impidiéndole escapar, atenazándola a su lado. No dijo palabra, ni explicación alguna, solo se rendía a esta pasión, a esta necesidad. La quería, simplemente.

Hoja fulgurante que ahora reposaba en el suelo, hiriendo ligeramente la tierra, retornó a su forma original. Mas el gato, cuyas blancas crines contrastaban perfectamente con la cerrada noche, presentaba un cambio claro. Sus ojos, abiertos completamente, y de un color tan pálido como la luna llena, servían de espejo para ver la cara del muchacho. Algo iba mal, podía sentirlo, y es que el vello de su lomo se erizaba, su melena se disponía, como las púas de un erizo, y mostraba sus colmillos en una vana amenaza. Inútil, pues sus temblores dejaban claro su miedo ante aquel hombre.

Pero, ¿qué podía estar mal? Solo era un chico, enamorado, al encuentro de su amada. ¿Era mutuo? Era innegable que ella se alejó de él, que le pidió distancia, e incluso gritó que desaparecieran. ¿Llamaba así a la soledad? ¿Rechazaba sus atenciones amorosas? Sigrun no acudió a su encuentro, no regresó a sus brazos. Durante unos instantes, se sintió mal, con un tremendo dolor en el corazón y un gran pesar sobre sus hombros. ¿Qué estaba haciendo? Pertenecían a mundos distintos, un abismo los separaba, en todos los sentidos imaginables.

Su mano quiso alcanzarla al primer paso, cuando rehuía su contacto. Quería seguir a su lado, encontrar de nuevo su calor y sus besos. Pero sabía que eso estaba mal. Una cadena, invisible, inmovilizaba su brazo. Él sabía a quién pertenecía ese acero azabache, a la Bestia, una de las muchas fuerzas que Sigrun, y los Caballeros Santos, habían jurado erradicar: Belphemon. ¿Estarían destinados a luchar en el futuro? Se veía incapaz de barajar esa posibilidad, no tras lo que acababa de hacer. Su corazón, ahora herido, se había abierto por ella.

Con estas dudas, no pudiendo voltearse para ver a la valquiria atacar a quienes buscaban su sufrimiento con esas llamas azuladas que tanto le fascinaban, solo pudo notar el embate y el grito de Sigrun, teniendo que cerrar los ojos por el masivo fulgor. Ambos, espada y guerrera, pensaron que ninguna de esas alimañas resistió la purificación de aquel fuego santo. Y pese a esto, uno reptó, con sus escasas fuerzas, buscando sobrevivir. Su piel, carbonizada, emitía un desagradable olor a manteca mal quemada. Su voz, un débil lamento, apenas era audible, pero bastó para sacar a Roku de su ensimismamiento.

Ambos cruzaron las miradas. Rápidamente, se identificaron. Para el humano, esa cosa era la responsable de que Sigrun viviera aquella pesadilla, ese beso con aquel muchacho sin nombre. Para la criatura, nuevos miedos de los que alimentarse, como un último intento de aferrarse a la vida. Los dedos de ambos se extendieron, encontrándose, y ninguno de los dos estaba preparado para lo que vivieron. Años, cientos de años, de sufrimiento, pánico, horror, de un mal que escapaba a toda lógica, de una indefensión plena. Roku se sorprendió de la absoluta claridad de esas memorias, pero aquel ser no daba crédito a que un simple humana guardara todo eso dentro de él.

No solo eran sus temores. Roku era él, y todas las almas en penas devoradas por el Demonio. Los vestigios de vidas pasadas, los malditos y los desafortunados, él había decidido cargar con todos, revivir en sus carnes sus más profundos temores, sus muertes y pesadillas, y hacerlas suyas, luchar contra ellas, superarlas. No había indicio por el cual atormentarle, su mente estaba preparada para el dolor y el pánico, iba a morir allí, cuando estaba tan cerca, tan cerca de su objetivo...

-No...

Fue lo que pudo decir, antes de rendirse. La mano se alejaba, mas Roku la agarró con fuerza. Su mirada, afilada, dejaba claras sus intenciones. “Va a devorarme”, fue lo que sintió por su más primario instinto. Y así era, Roku iba a alimentarse de su carne, sangre y psique, asimilando sus temores, incorporándolos a su experiencia. Le interesaba el uso de esas dimensiones que estas “cosas” usaban para acechar, para atormentar. Abrió sus fauces, sentenciando el destino de la criatura.

La cual, tal vez por este nuevo miedo, el de ser devorado, pudo encontrar un miedo. Y por supuesto, lo manipuló. Apenas quedaba tiempo o fuerza, debía forzar sus energías al límite. Habitó el interior de Roku, adentándose en sus entrañas, agarrando con fuerza ese profundo miedo, tan fresco, tan nuevo. Y la mirada del chico cambió. Quería hacerlo, y no quería. Necesitaba tiempo para vencer a ese oponente, pero este sabía cómo manipularlo.

No pudo evitar acechar a Sigrun, sorprenderla con caricias. Él disfrutaba, pero el miedo iba a más. No quería hacerle daño. Y lo estaba haciendo. Debía romper el abrazo, dejarla escapar. No rendirse a esos placeres. Los besos empezaron. Tenía que ponerle fin. Y no lo hizo. Los colmillos se hundieron en la blanca piel.

-Sigrun...

Fue lo último que pudo decir, antes de rendirse.

______________________



Méritos:
Avatar: Sigrun Vinter
Firma 1: Elluka Clockworker
Firma 2: Lena Stevens 
Firma 3: Hibiki Sanjo
avatar
Roku Ginshô
Tamer
Tamer

Faltas : Una por cada double.
Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 1042
Ficha : Mi origen
NPCs : Viejas historias
Nivel On Rol : Ancient spirit
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Sven-Hyper Spirit
Icono : Union Saver: Organizacion mundial e interdimencional destinada a proteger, mantener el orden y justicia en ambos mundos
Rango y Unidad : Roku Ginshô (Adam Odysseum)
Rango: Holy General
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Rango y Unidad Digi Aliado : Sven
Rango: Teniente
División: Four Holy Beast
Unidad/Sub-division: North Shield Turtle
Inventario :


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Sigrun Vinter el Miér Nov 22, 2017 9:00 pm

No sabía bien lo que hacer ahora, las sombras dijeron cosas horribles, pero ciertas, sobre ella. Pensó que Roku huiría de ella y que también la llamaría asesina. No se lo reprocharía, porque eso es lo que era. Sigrun había tenido que tomar decisiones difíciles y a veces, esas decisiones se cobraron vidas, vidas que ahora manchaban sus manos. No era fácil sobrellevar todo eso y menos cuando hay fantasmas que la perseguían y atormentaban.

Algo la sacó de esos pensamientos. Una sombra agonizaba en el suelo, herida de muerte por las llamas de la valquiria. Sigrun retrocedió asustada, a pesar del estado endeble de aquél ser. Ella no veía eso, solo sentía la amenaza pero la sombra apenas tuvo tiempo de hacer nada. Pero gracias a Yggdrassil, Roku sujetó y empezó a devorar la amenaza, literalmente. La Royal Knight no sabía que pensar, ¿debía sentir miedo por tal acto? ¿Debía sentirse aliviada porque eliminara su temor? Sí, no debía dudar sobre eso. Era Roku, podía confiar en él y esa era la mejor prueba. Había hecho desaparecer la sombra, su miedo. Estaba segura de que él no pensaba como esos seres, que no debía de creer que era una asesina ¿Por qué lo habría devorado si no?

El joven se acercó y, sorprendiéndola con caricias, siguieron los besos. Ella correspondió, no notó el peligro, de hecho se sentía muy segura. Sentía que no podría pasarle nada malo estando a su lado. Incluso tras sentir su mordisco en el cuello seguía sintiendo seguridad. En vez de una amenaza, casi lo veía como un juego. Pero era un juego peligroso.

Pronto empezó a encontrarse mal, notó que sus fuerzas le fallaban ¿Qué ocurría? Se percató del bosque que ella había generado y se preguntó si era eso lo que le consumía sus energías. No era lo que ella creía. Los árboles empezaron a desaparecer, el bosque ya no tenía energía con la que mantenerse. Cuando el bosque se desvaneció, siguió encontrándose mal. Había otra cosa que le estaba minando sus fuerzas.

- ¿Roku…? – murmuró con voz débil.

Lo notó, sentía como aquél chico con el que se estaba sintiendo segura era el responsable. No sólo había devorado a la sombra, ahora devoraba sus llamas, su fuerza.

- ¿Qué... haces…?

Quiso apartarlo pero notó que ya no tenía fuerzas ni siquiera para eso, entonces empezó a preocuparse. ¿Por qué lo hacía? ¿Qué pretendía? Por instinto usó sus llamas para liberarse, pero a medida que generaba las llamas estas eran devoradas, empeorando su situación. De repente un destello azul apareció de la nada y en un abrir y cerrar de ojos notó que algo grande empujaba a Roku, alejándolo de ella. Sigrun cayó al suelo, agotada y sin fuerzas para mantenerse si quiera de pie.

- ¡¡Bastardo!! ¡¿Cómo te atreves?!- exclamó con furia el recién llegado.

Reconocía la voz, era Ulforce. El caballero alado había llegado como un relámpago y ahora, con su espada ya en el V-Bracelet derecho, ya estaba con cada músculo en tensión, entre su compañera y el humano. Atento al menor movimiento sospechoso para sentenciarle a muerte. No iba a perdonar a quien había intentado asesinar a Sigrun.


...

DigiSoul

Gasto:

- Otra Dimensión - Nivel 3 - Gasto 3 (Último mantenimiento)

Total: 3/5

______________________
Tu nombre clama:
“runa de la victoria”,
para lo que amas.

~Gracias por el haiku, Roku~



Sigrun Theme | Ulforce Theme | Draco Theme | Kara Theme
Battle Theme | Lost Theme


Agrégame:

avatar
Sigrun Vinter
Tamer & Digimon
Tamer & Digimon

Prueba de Rol : A
Digi Puntos : 642
Cuentas : Irina Giorgatos
Ficha : Ficha de Sigrun Vinter
Relaciones : Relaciones de Sigrun Vinter
Cronologia : Diario de Sigrun
NPCs : NPC's de Sigrun Vinter
Nivel On Rol : Burst Mode/Future Mode
Nivel On Rol de los Digi Aliados : Draco: Ultimate [BlackMetalGreymon]
Kara: Rookie [Dorumon]
Icono : Royal Knight: Guardianes del universo digital. Con fe ciega obedecen las ordenes de Yggdrasil y realizan cualquier acto para proteger su mundo.
Rango y Unidad : Sigrun Vinter
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)

Ulforce
Rango: Hand of the King y Holy Knight
Unidad: Todo el clan (Blue Thunder Dragons)
Rango y Unidad Digi Aliado : Draco
Rango: Knight
Unidad: Dragons Destroyers
Inventario :


Ver perfil de usuario http://ladyrk.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 三六五 (Trescientos sesenta y cinco) [Priv: Sigrun Vinter]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.